El conductor de C5N, con el objeto de opacar los cacerolazos, difundió un viejo video de la RAI, señalando que el coronavirus es un franquestein de laboratorio financiado y liberado por  empresarios “nacidos en EEUU, Israel, y Europa”. Su denuncia motivó la inmediata reacción de la comunidad judía que lo llamó “imbécil” y “antisemita”. Y un posterior pedido de disculpas públicas de C5N y Méndez. Más allá de la veracidad de la información de la RAI, el episodio ilustra como el conductor, tal como lo hizo en Córdoba donde fue echado de la TV, más que un periodista, es un traficante de información. Que salvando las distancias, nada tiene que envidiarle a Héctor Magnetto. Acá un recontó de sus principales y más polémicas operaciones.

Por Redacción – 4/4/2020

Tomás Méndez es un periodista-político oriundo de la ciudad de Córdoba. Su exilio se dio luego de un frustrado intento de llegar intendente de “La Docta” por la “Alianza Movimiento ADN”, financiado subrepticiamente en forma múltiple por el ex gobernador José Manuel De la Sota, el ex intendente Ramón Mestre, y un sector del kirchnerismo que respondía a Daniel Scioli.

El fracaso en esa aventura política, no obstante que obtuvo bastantes votos, y le dio una banca como concejal, seguido de un nuevo intento de figurar como candidato a diputado nacional por Córdoba por el Frente para la Victoria, siendo bajado de la lista por la vehemente oposición que despertó, fue consecuencia de una filtración de cámaras ocultas que había concretado él mismo.

Donde se lo veía en reuniones secretas con altos empresarios y políticos cordobeses, acordando  pagos de coimas encubiertas como pautas publicitarias, a cambio del cese denuncias de corrupción en su programa, que también se llamaba ADN, contra el gobierno de De la Sota. Cese que efectivamente sucedió.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Afiche de Tomas Méndez como intendente

Su pasado lo condena

La circulación de esos videos, que mostraban crudamente la corrupción periodística de Méndez, hizo que fuera expulsado en el 2014 del Canal 10 de la Universidad Nacional Córdoba (UNC) por exigencia de sus propios colegas.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Carta de los colegas de Canal 10 pidiendo la salida de Méndez

Ver Trailer que muestra la obscena corrupción existente en Córdoba

A ello se sumó el revés en sendas demandas en la justicia por las calumnias que dijo y nunca pudo probar. Entabladas por el abogado Marcelo Touriño y el empresario René Fritzler, por las falsedades vertidas en su programa ADN.

Además está imputado en la justicia provincial por defraudación calificada, porque le hizo otorgar un puesto de ñoqui a un informante de su programa. Y en la justicia federal se encuentra imputado por cohecho, al haber obtenido ´del jefe de policía la lista sábana de llamados telefónicos de Touriño, a cambio de mejorar la imagen del titular de la fuerza.

Su programa ADN cordobés, basado en cámaras ocultas editadas, contaba con una alta audiencia. Y en él, su conductor Méndez, se presentaba como un fiscal del pueblo en contra de la corrupción, con denuncias explosivas de alto impacto mediático, sin dar derecho a réplica. A pesar que luego los videos filtrados demostraron que era todo lo contrario.

Más allá del periodismo, Méndez en realidad es un comunicador, que no carece de talentos. De esa estirpe argentina que abunda últimamente, con los leuco, majul, wiñazki, moralesola, con mucho mas adjetivos que sustantivos, y una mezcla de predicador en el púlpito tratando de emocionar a sus audiencias, con alguna información obtenida muchas veces de forma tortuosa. O de las cloacas de la sociedad, como lo hace Daniel Santoro, el empleado de Héctor Magneto, y tantos otros.

En sus andanzas seudo periodísticas y políticas, Méndez contó con el apoyo del operador todo terreno y actual secretario con rango de ministro de Juan Schiaretti, Jorge “Zurdo” Montoya.  Sindicado de tener negocios en común con la “patota de la ESMA”.

Quien a través de su esposa Nora Cingolani,  también funcionaria de Schiaretti, mediante la firma Long Regent SA está vinculado con Cristóbal López, dueño de C5N, con motivo de los Casinos de Puerto Madero. Siendo este empresario K, el facilitador del meteórico ascenso de Méndez en la televisión porteña, cuyas audiencias no conocen nada de su pasado.

Gracias a esa rosca, basada en el tráfico de información, Méndez pasó a ser el conductor de programa “ADN Periodismo Federal”, que se transmite diariamente por el canal de noticias C5N. Donde acorde con el canal, hace kirchnerismo explicito, a pesar que en Córdoba sostuvo en  reiteradas ocasiones, que no es kirchnerista.

Así su imagen iba en ascenso. En especial, porque había tenido reiteradas entrevistas exclusivas con el actual presidente Alberto Fernández, con quien se jacta de tener línea directa. También por la visita, a micrófono suelto, en sus estudios, de cada uno de los ministros que componen el gabinete nacional, sin que haya algún tipo de preguntas incómodas.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA

El percance del comunicador

En ese marco de impronta seudo periodística estaba el comunicador de C5N, cuando el miércoles 1 de abril pasado, a la par que se producían los cacerolazos nocturnos que reclaman al Gobierno un ajuste de la política, Méndez, para acallarlos –seguramente por encargo- se despachó con un explosivo programa denunciando que la pandemia era una confabulación de los ricos del mundo, que con el coronavirus habían creado un frankestein de laboratorio para lanzarlo sobre él.

Ver SARS Coronavirus 2 de la Covid 19 ¿Un frankestein que salió del laboratorio? (I)

El mismo estaba basado en un viejo informe de la televisión italiana  del 2015 (RAI) que circula actualmente en la web, que decía que laboratorios chinos financiados por EEUU estaban modificando genéticamente a coronavirus animales para que atacaran a humanos.

En base a él, emitiendo una andanada de adjetivos, a la par que interpelaba a los caceroleros, diciéndoles que quería señalarles quienes eran sus reales enemigos, Méndez afirmó que el coronavirus fue financiado  por Bill Gates y otros empresario millonarios “nacidos en Estados Unido, Israel y Europa… Son los dueños de tu vida y generaron esto. Son unos garcas y mierdas de personas“, adjetivó el locuaz Méndez sin medir lo que decía.

Esta denuncia, con muy magros fundamentos y muchos adjetivos, motivó la inmediata reacción de la comunidad judía argentina, a través de sus distintas entidades y representantes, que lo tildaron de “imbécil” y “antisemita”. Y el posterior y zalamero pedido de disculpas por parte de C5N y del conductor de ADN, actitud que nunca había asumido en Córdoba.Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA

No obstante que la información del video de la RAI, si bien tenía algunas imprecisiones, era verídica, cuestión de la Méndez ni se molestó en investigar. Dado que tal como lo contó Stripteasedelpoder, EEUU no estaba financiando a un laboratorio chino a esos efectos, sino al Erasmus Medical Center, radicado en Holanda y dirigido por el científico Ron Fouchier.

Pero ante la queja manifestada por 300 y pico de científicos estadounidenses agrupados en el “Grupo de Trabajo Cambridge sobre la creación de Potenciales Patógenos Pandémicos (PPP)”, que advertían que con esas investigaciones había mucho mas riesgos que beneficios, EEUU suspendió en el 2015 ese financiamiento. Pero no obstante luego en el 2018 lo habría reanudado, lo que motivó las quejas públicas de algunos de esos científicos.

Ver SARS Coronavirus 2 ¿producto de la naturaleza, un error humano, o “terrorismo biológico”? (II)

Traficante de información

Este episodio de Méndez con su informe de la Covid-19, es otra muestra de la absoluta desaprensión periodística del conductor de ADN, que con objetivos ocultos, muchos por encargo, es capaz de maltratar y quemar cualquier tema. Por trascendente que sea. En este caso como es el saber si coronavirus que hoy aterra al planeta, saltó naturalmente al humano de algún animal, como se empeña en asegurar la historia oficial. Con muy mala suerte para los chinos ¡que mala pata!  justo cuando querían lucirse con Wuhan y su autopista digital 5G, y los Juegos Mundiales Militares.

O si se escapó de un laboratorio. O si peor aún,  fue liberado intencionalmente por algún humano a los efectos de provocar la actual pandemia. Hipótesis que no puede ser descartada en este mundo lleno de sociópatas. Y menos aún maltratada como lo hizo Méndez, como un tira bombas, para acallar los caceroleos que molestaban a su ¿amigo? el presidente Fernández. Quien  personalmente lo había promovido para su fracasada candidatura a diputado por Córdoba, desconociendo el prontuario cordobés que porta.

Si uno repasa sus antecedentes cordobeses, entenderá realmente quien es Tomas Méndez. Como se dijo, proviene de la televisión cordobesa, donde produjo y condujo, durante más de una década su programa ADN. Una versión local del programa actual. Salvo que éste se emitía una vez por semana y se basada principalmente en cámaras ocultas a empresarios, funcionarios y sindicalistas, que luego terminaban escrachados sin derecho a réplica en su programa. Y muchos de ellos no iban más allá de la categoría de “pirinchos” de poca monta.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Méndez y su anterior programa ADN

Para “reunir información”, el astuto Méndez colocaba un teléfono celular en la pantalla para que cualquier hijo del vecino lo llame y haga la denuncia. La que fuera contra quien fuera. Invitación que el actual conductor de C5N hacía de manera reiterativa a lo largo de todo su programa. Una vez obtenida la merca, el conductor en persona se encontraba con el denunciado, y sin que este supiese nada, con una cámara oculta en la ropa o reloj lo filmaba. Así llegó a filmar, en un audaz acto, al mismísimo gobernador De la Sota.

Una vez obtenida la cámara oculta, el bruto de la misma era guardado por su productor Marcelo Castro, a quien Méndez tenía precarizado. En cuanto al denunciado tenía dos caminos: o llegaba a algún tipo de acuerdo económico con el periodista, o era escrachado y tirado a las hienas. Y así la ex  esposa de De la Sota Olga Riutort dijo de él, es “alguien que hizo de la extorsión un negocio. Y yo personalmente puedo dar fe de esa afirmación.”

Como siempre pasa en el periodismo, la primera propuesta era la que optaban los más poderosos. Así el programa de investigación ADN, comenzó a estar lleno de pautas de los gobiernos provinciales y municipales de todos los partidos, sindicatos y empresas contratistas del Estado como Roggio, Electroingeniería, Kolektor, dedicada a la recaudación de los tributos y multas provinciales, etc.

Por su parte los pirinchos de poca monta, que no podían o no querían arreglar con “Tomas” sufrían el escarnio. Que muchas veces terminaba con una denuncia penal en la justicia. Periodismo patrullero como se dice. Todo por Canal 10, que pertenece a la Universidad Nacional de Córdoba, con el respaldo por una razón u otra, incluida el temor, de altos funcionarios del gobierno nacional y provincial.

Con este método de la denuncia delivery y la “cámara oculta”, el programa ADN cosechó altos índices de audiencia. Pasó a ser el más visto de la pantalla cordobesa, cuya audiencia cada semana veía como “Tomas”, como todo el mundo le decía, se presentaba como el fiscal del pueblo, y denunciaba algún ilícito con una impactante cámara oculta. Siempre editada y sin derecho a réplica.

Su poder mediático, acompañado con una buena edición y producción, fue en acenso, al igual que sus auspiciantes y su cuenta bancaria. Se mudó a una lujosa casa con cancha de futbol y piscina, en un country camino a Alta Gracia, donde viven altos funcionarios del actual gobierno de Córdoba. Y comenzó a desplazarse en autos de alta gama.

Ver El candidato Tomas Méndez ¿periodista, extorsionador, e impostor? Entrevista exclusiva a su ex productor Marcelo Castro

El “narcoescándalo”que lo suicidó

En el año 2013 su programa ADN, con la cámara oculta como principal y única fuente, desató un maremoto en el escenario mediático-institucional en Córdoba, con el llamado, “Narco escandalo”. Donde con una serie de informes, involucró a oficiales de la policía de Córdoba con el narcotráfico.

Hecho que lastimaba al gobierno de De la Sota, quien se vio obligado a pedir la renuncia de la cúpula del ministerio de Seguridad y de la policía. Mientras que los denunciados a su vez denunciaban que el escándalo era impulsado desde Casa Rosada por el kirchnerismo, enfrentado frontalmente en ese entonces con el caudillo cordobés.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Fuente La Voz del Interior

Este informe, basado en una cámara oculta editada, denunciado luego como una operación, llevó al suicidio de uno de los integrantes de la fuerza. El oficial Juan Alós, al que Méndez escrachó sin piedad presentándolo como un narcopolicía. Quien con una carta suicida, se pegó un tiro en la cien.

Suicidio al que luego el conductor de ADN, para salvar quizás la responsabilidad de haberlo inducido, pretendió mostrar a toda su ferviente audiencia como un homicidio. Apelando para ello a todo tipo de artimañas, igual que hizo luego el grupo Clarín con el caso Nisman.

Como la de exhibir el cadáver desnudo de Alós en su programa, con una foto blanco y negro, señalando un punto negro en costado de su cuerpo como un  puntazo. Pero que luego al ampliarse la foto en color HD, se demostró que solo se trataba de una mosca.

Aun así, el actual comunicador de C5N, insistió y llegó a presentar en su programa, un ¡testigo arrepentido encapuchado con voz distorsionada! Con traje de policía, que decía ser uno de los que había participado en el asesinato de Alós. Testimonio que luego su propio productor Marcelo Castro denunció que era falso y que se había montado en un hotel céntrico de la ciudad de Córdoba.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
El testigo encapuchado de Tomas Méndez

El triste final de todo esta trágica cobertura de ADN Méndez, fueron las sentencias de la justicia de Córdoba y Federal que dictaminaron que Alós se había suicidado. Y la absolución por parte de la justicia federal de casi todos los supuestos narcopolicías colegas de Alós, siendo condenado el resto por el delito menor de violación a sus deberes.

Con una sentencia firmada por los jueces Vaca Narvaja, Garzón, y Herrera ,que se despachó con duros conceptos contra del seudo periodista y comunicador, ordenando remitir a la fiscalía de turno, por la posible comisión de delitos, “los antecedentes sobre la conducta del testigo Tomás Méndez de conformidad a los considerandos de la presente.”

Ver http://www.pensamientopenal.com.ar/system/files/2016/05/fallos43410.pdf

La ruta de Méndez hacia las coimas

Pocos meses antes que estallara el narco escándalo, a mediados de abril del 2013, el programa PPT –Periodismo Para Todos-, conducido por Jorge Lanata, lanzó su primer informe sobre “La Ruta del Dinero K”. Involucrando al empresario contratista Lázaro Báez sobre viajes a paraísos fiscales para ocultar fondos públicos, para el supuesto beneficio a Néstor Kirchner. Desde entonces, quedó instalado desde la televisión porteña, sobre el entramado de testaferros y vuelos internacionales que involucran a funcionarios públicos.

Una semana después de emitido este informe, Tomás Méndez aprovechó ese contexto para realizar un informe émulo al de Lanata, en su programa ADN, involucrando al gobernador De la Sota. Informando sobre vuelos de un avión privado, contratado por la gobernación de Córdoba, hacía países como Brasil. Que De la Sota habría realizado en compañía del ex alto funcionario devenido en empresario Horacio Miró, sindicado de ser su “testaferro”. Así, la televisión cordobesa, con Méndez a la cabeza instaló su versión local del “Lázaro Báez”.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Izquierda:Fragmento de PPT sobre los vuelos de Lázaro Báez. Derecha: Fragmento de ADN versión Córdoba sobre los vuelos de De la Sota con su supuesto testaferro.

Ver El Lanata cordobés Tomás Méndez da otra muestra de la corrupción del periodismo

Desde la prensa porteña con líneas editoriales a favor del kirchnerismo, sacaron provecho del programa de Méndez para criticar al gobernador De la Sota. Dado que en ese entonces el dirigente cordobés le había declarado la guerra a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner,  por el tema de las garantías para los fallidos gasoductos troncales. Donde además de empresas brasileñas, participaban como socios Britos SA, la constructora que había adquirido el ex alto funcionario  Miró, y IECSA de los Macri.

Tras la publicación de ese informe, desde Buenos Aires, Miró, titular de la constructora Britos, que ahora opera bajo el ala del gobernador de Santa Fe Omar Perotti, llamó por teléfono a Herman Karsten, dueño de la empresa Kolektor, para acordar con Méndez algún subrepticio arreglo para que dejara de difundir este  material.

Con ese fin, a partir de mayo de 2013, se realizaron una serie de encuentros y negociaciones entre Méndez y el empresario Karsten, para establecer un arreglo económico mediante la entrega de pauta oficial, o mediante la triangulación de publicidades privadas.

Si embargo, mientras se daba una amena charla entre ambos, discutiendo el monto de la coima, sus alcances, si era con IVA o sin IVA, y el modo de canalizarlas en su programa ADN, Karsten ni se imaginaba que estaba siendo filmado ocultamente por Méndez con una cámara oculta. Tal como se puede apreciar en el siguiente video.

Un año y medio después, a finales de 2014, esos registros audiovisuales, fueron expuesta en las redes sociales, por el abogado Marcelo Touriño. Señalando a Méndez como un periodista corrompido. Ya que después de esas reuniones, el caso De la Sota-Miró no volvió a ser tocado en su programa ADN. Y menos el gobernador Juan Schiaretti, sobre el cual el conductor de ADN nunca dijo una palabra, y por contrario lograba que como retribución a sus “informantes”, el gobierno provincial los designara como ñoquis .

El siguiente video se explaya el proceso de extorsión que llevó adelante el comunicador Médez mediante su programa cordobés ADN, para arribar a la tranza con el gobierno cordobés, A los efectos que Miró, el operador en las sombras de De la Sota sindicado  de ser su testaferro,  no apareciera como el “Lázaro Baez” cordobés.

Ver Horacio Miró, el “Lázaro Baéz” de De la Sota acosador de periodistas, ahora quiere censurar a ¡Google!

Quien filtró esos videos, donde había decenas de cámaras ocultas,  hasta con el propio De la Sota y el ex intendente Ramón Mestre, fue el ex productor de su programa ADN, Marcelo Castro, encargado de guardarlas.

Quien luego  en una entrevista exclusiva a Striptease del Poder, detalló además que Méndez, recaudaba millones, pero precarizaba a sus trabajadores; y que extorsionaba con esos materiales a sus víctimas, para obtener réditos económico.  Cuyo cobro se hacía mediante dineros en “negro” entregado en bolsos que se entregaban al padre del comunicador; y que en realidad este, que luego apareció como candidato a intendente, siempre estuvo interesado en llegar a la política.

El ex productor, además, reveló que en el caso Alós, el oficial de policía que se hacía suicidado tras el “Narcoescándalo”, Méndez intentó desde un principio imponer la idea que había sido asesinado, para afianzar su imagen ante la sociedad. Como un caso Nisman según la versión de Clarín y Héctor Magnetto. Y para eso amañó el testimonio de un policía trucho encapuchado.

Semejante escándalo llevó a la renuncia de Karsten a Kolektor, el mediador entre Miró y Méndez. Quien a la par también estuvo involucrado en vuelos internacionales bastante particulares a Guatemala, para obtener el suculento negocio de recolección privada de impuestos que promueve, y se frustró por los casos de corrupción que involucraron al presidente guatemalteco de entonces.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA

Ver La intriga internacional de Kolektor
La empresa cordobesa Kolektor acusada de corrupción en Guatemala

La enemistad y disputa entre Méndez y Touriño, provenía de un programa especial de ADN, que con cámaras ocultas editadas, acusó al abogado Touriño, que por entonces había fundado un partido y tenía aspiraciones políticas, de ser un operador con oscuros intereses, que asesoraba a una banda que robaba tierras, con el objeto entre otros de armar supuestas pistas de aterrizaje clandestinas,  al servicio de narcotraficantes. Quedando involucrado en esas denuncias el empresario Fritzler.

Touriño siempre sostuvo que Méndez había sido retribuido por hacer esa falsa denuncia contra él, por rivales políticos y magistrados judiciales a los que había denunciado y habían sido condenados por la justicia. Y por eso demandó al periodista por daños a su honor, y lo mismo hizo Fritzler. Casos que terminaron en el Tribunal Superior de Justicia, que falló a favor de ambos, al declarar que el periodista difundió información inexacta.

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Fuente La Voz del Interior

Su padrino

Inmediatamente después de este acuerdo con Miró, en junio del 2013, el programa ADN reveló el  mencionado “narcoescándalo” que acabó con el suicidio de Alós. El caso obligó al gobierno provincial a la deposición del jefe de policía y el ministro de seguridad de ese entonces. Y motivó, que en el mes de octubre de ese año, Méndez recibiera una invitación del mismísimo gobernador José Manuel de la Sota, para una entrevista en privado.

Nuevamente, el periodista aprovechó la ocasión para también filmarlo con una cámara oculta. Ese material el comunicador Méndez jamás lo expuso en televisión, y apareció en las redes sociales a finales del 2014, con las filtraciones de Castro y Touriño.

En dicho video se observa que el conductor de ADN le suplica al entonces gobernador De la Sota, que le creyera que el “narco-escándalo”, no se trató de ninguna operación en su contra. Y se ofrece incluso para que ADN operara en conjunción con la policía provincial, como una manera de obtener material para sus programas.

Según relató su ex productor Castro, el arreglo entre De la Sota y Méndez se dio a comienzos del 2014, a los efectos de proteger la candidatura presidencial del primero. A cambio de ello, Méndez se lanzaría como candidato a intendente, disputándole la reelección al radical Ramón Mestre. Por eso, durante todo el ciclo 2014, las emisiones de ADN se dedicaron a atacar al jefe municipal de la Unión Cívica Radical, en 30 de las 36 emisiones.

A la vez que maquiavélicamente, Méndez recibía recursos aportados por Mestre, para sus aspiraciones de llegar a la intendencia. Como una manera de dividir a los votantes del ex intendente Luis Juez, quien llevaba como compañera de fórmula a la ex de De la Sota, Olga Riutort. Las intrigas florentinas tenían émulos a su altura en la Docta Córdoba, entre ellos el conductor de ADN disfrazado de periodista.

Ver Grave error encuesta de Doxa confirma la sucia trama en elecciones cordobesas

Quien organizó ese encuentro fraternal, e incluso ofreciendo sus aposentos para esa reunión, fue un personaje enigmático dentro de la política cordobesa: Jorge “Zurdo” Montoya. Eterno funcionario público de estrechos lazos con el kirchnerismo. Por entonces operador N°1 del fallecido ex gobernador, y actual secretario de Integración Regional de Schiaretti.

Ver El plan del gobernador Schiaretti para enfrentar a Alberto y Cristina

El fallecido ex gobernador se encargó muy bien de recalcar la íntima relación que mantenía con este inefable personaje, al declarar ante esa cámara oculta de Méndez, en el minuto 5:38, que “Schiaretti no es mi amigo íntimo, yo tengo una relación con él política, no tengo una relación familiar, con el Zurdo tengo una relación familiar”. Frase que resuena en el sentido que la mafia le da a la palabra “famiglia”.

Ver “LAS ESPALDAS MAFIOSAS DE TOMAS MENDEZ”

Montoya, la espalda política de Méndez,  acumula antecedentes como legislador provincial por el peronismo cordobés, subsecretario de Agricultura de Carlos Menem, presidente de Lotería de Córdoba, ministro de gobierno durante la gestión de De la Sota, senador y diputado nacional por Córdoba. Y hasta se desempeñó como funcionario del gobierno de Macri, integrando el directorio de  Nación Bursátil S.A.. Cargo que en realidad oficiaba de nexo con el fallecido ex-gobernador José Manuel De la Sota, ex abogado del Grupo Macri.

A su vez, “el Zurdo” está casado con Nora Beatriz Cingolani. Una abogada que al igual que su marido es una eterna funcionaria pública. Junto con su esposo tienen un abultado patrimonio con campos, casas, departamentos, terrenos, empresas, hasta una firma offshore radicada en Brasil. País predilecto de De la Sota, quien en su momento trabajó representando a empresarios cariocas cobrando suculentos salarios en dólares.

Ver El millonario patrimonio y offshores del “Zurdo” Montoya, operador de De la Sota y Schiaretti

Tomás Méndez, C5N, Periodista, cacerolazo, RAI, Coronavirus, EEUU, Israel, Europa, antisemita, Héctor Magnetto, conductor, Córdoba, José Manuel De la Sota, Ramón Mestre, Kolector, Daniel Scioli, Frente para la Victoria, Clarin, La Nacion, Judios, Marcelo Touriño, ADN Federal, DAIA
Nora Cingolani

De esta manera, a través de Cingolani, también hoy funcionaria de Schiaretti, Montoya, el padrino político de Méndez, está involucrado con compañías dedicadas a legalizar los bienes incautados a los desaparecidos durante la última dictadura militar por “la patota de la ESMA”.

Dado que Cingolani figura como directora de empresas, cuyos socios fueron nada menos que los marinos Ricardo Cavallo y Jorge Radice, ambos condenados por delitos de Lesa Humanidad en la mega causa ESMA, y los hermanos Alberto y Miguel Ángel “Colorado” Egea. Este último, un temible represor y oscuro personaje, vinculado a las 3A y D2 de Córdoba.

En estos negocios, incluso, está metido el actual joven vicegobernador de Córdoba Manuel Calvo, ex subordinado del “Zurdo” Montoya. Denunciado ante la justicia por haber favorecido desde anteriores puestos públicos a su íntimo amigo de la infancia, Diego Vitali, con contrataciones directas que habrían trepado a más de 340 millones de pesos e hicieron de éste un próspero empresario. Vitali es socio de Montoya, en una empresa offshore, dedicada a desarrollos inmobiliarios, en Brasil denominada VIMON Ltda.

Ver El millonario patrimonio y offshores del “Zurdo” Montoya, operador de De la Sota y Schiaretti

Esta lúgubre trenza económica y política, terminó beneficiando al comunicador cordobés Tomás Méndez. Dado que el “Zurdo” y su esposa, al igual que el colorado Egea, mediante la consultora Long Regent SA, estaban vinculados con el empresario K Cristóbal López, dueño de C5N, con motivo del negocio de los Casinos Flotantes de Puerto Madero, rebalsados de tragamonedas.

Y a su vez el actual presidente Alberto Fernández era abogado de Cristóbal López, razón por la que corre  peligro de que su “amigo”, el comunicador traficante de información Tomás Méndez, se lo cargue como hizo en Córdoba audazmente, con Dela Sota, Mestre, Schiaretti. Y otros políticos menores como Olga Riutort y Luis Juez.

Al respecto existen denuncias ante la Unidad de Información Financiera (UIF) que a través de la macabra empresa Long Regent, bajo los servicios de una supuesta asesoría,  se habrían canalizado el pago de coimas por 70 millones de dólares, con motivo de la autorización de esos casinos por parte del ex presidente Carlos Menem.

Ver ESCANDALO: altos funcionarios de Schiaretti asociados con la “patota de la ESMA”

Gracias a estos vínculos subrepticios, tras el escándalo de las filtraciones de sus cámaras ocultas que mostraron en Córdoba la otra cara de Tomás Méndez, y tras fracasar en su intento de llegar a la intendencia de Córdoba en el 2015, Méndez logró refugiarse en la televisión de Buenos Aires.

Trasladando de manera for export su programa ADN al alcance nacional. Sin cámara oculta hasta ahora, pero si con un teléfono instando al vecino a denunciar cualquier cosa, para así “reunir información” tarea propia de los servicios de inteligencia.

Hoy en día, su programa ADN logra mantener altos picos de rating, con la misma modalidad que tenía en Córdoba, con un periodismo vertiginoso, subrayativo, y reiterativo, que menosprecia al espectador. Con contenidos explosivos de alto impacto, llenos de inexactitudes, al borde del fake news, que luego se revierten en su contra, o quedan en la nada, pero que de una manera u otra interesan al poder. Nada distinto, salvando las distancias, de Jorge Lanata, o del traficante de noticias Héctor Magnetto del grupo Clarín.-

Ver Trailer que muestra la obscena corrupción existente en Córdoba

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Covid la “estafa del siglo”: alerta internacional de profesionales de la salud

En change.org hasta ahora más de 1.600 profesionales