GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 8 – El TAU Ros

En este capítulo 8 de la serie referida al desempeño del canciller argentino Nicanor Costa Méndez como topo de la OTAN, liderada por EEUU y el Reino Unido, se describe el sutil proceso de aproximación que se hizo con su persona para enrolarlo en esa tarea, entre fines del año 1979 y principios de 1980. A través de las páginas OP- ED (Opuesta Editorial) del diario LA NACION, sin mantener ningún contacto humano o físico con él.
Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 8

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – Resumen capítulos publicados

La inteligencia angfo estadounidense al servicio de la OTAN, concretó una proeza comunicativa en la delicada operación que los organismos de inteligencia de esos países denominan “approach and engagement”, aproximación y compromiso, para lograr enrolar entre 1979 y 1980 al futuro canciller Nicanor Costa Méndez como topo al servicio de la OTAN, sin mantener ningún contacto físico con él.

Lo concretó a través de la flamante página OP-ED del diario LA NACION, mediante la inserción de marcas semánticas que aludían a su identidad y entorno, y enigmáticas alegorías, metáforas, y metonimias. Procurando dejar el menor rastro posible, ante un posible rechazo y denuncia, e incluso a veces con contenido casi subliminal, como para ir introyectando las ideas dentro de la mente del futuro agente. Pero cuyo cúmulo a lo largo de días, semanas, meses y años, las pone en evidencia como se verá seguidamente.

El capítulo tiene además un notable matiz siniestro, dado que para enrolarlo en esa tarea al futuro canciller, en abril de 1980, dos años antes de que se precipitaran los hechos de la reocupación argentina de las islas Malvinas y la trágica posterior guerra, se le señaló nada menos a quienes iban a liderar esos acontecimientos. El Gral. Leopoldo Fortunato Galtieri, que a fines de 1981 llegó a la presidencia de la Nación, y el subsecretario de Relaciones Exteriores de la Cancillería Enrique Jorge Ros, que llegó a ese puesto en 1980.

Quien fue el que le dio curso al Memorándum Secreto Nº 11, emitido por el Director de Antártida y Malvinas, Carlos Blanco, a principios de enero de 1982 (ver capítulo 1) que puso el numen del envenenado plan diplomático militar “Ocupar para Negociar”. Al que finalmente el topo Costa Méndez, reticente, recién dio curso tras ser sometido a un duro chantaje durante enero y parte de febrero, por su participación en el affaire de la “nafta adulterada”, como se verá en próximos capítulos.

La injerencia externa

De esta manera se abre el enorme interrogante de como grandes potencias pueden injerir en nuestros asuntos internos, preparando trágicos acontecimientos que nos van a conmocionar años después. Utilizando para esa maligna conspiración, basada en este caso esencialmente en la alta traición del topo Costa Méndez como canciller, nada menos que el “diario de registro” argentino, como lo denomina la embajada de EEUU, que porta el nombre LA NACION.

Lo cual trae a cuento el artículo que escribió Carlos Pellegrini Bevans, educado en Inglaterra por su ascendencia inglesa vía materna. De quien Sarmiento decía que hablaba mal el castellano, pero la Reina Victoria quedo impresionada por la perfección de su inglés, similar a la del topo Costa Méndez, y de los profundos conocimientos que tenía de los intereses británicos en América.

Con título “Treinta años después”, publicado en la Revista de Derecho, Historia y Letras, refiriéndose a la trágica guerra con el Paraguay, decía: “Los hechos, cuando se producen, se atribuyen casi siempre a una acción personal inmediata, porque cedemos a la necesidad de personalizarlos para explicarlos más fácilmente, y nuestra inteligencia no tiene el poder bastante para penetrar el pasado y seguir el misterioso desarrollo de las causas lejanas.

Hay fuerzas superiores que combinan los sucesos, que mueven a los hombres y las cosas, según su varia índole, en el inmenso tablero de la vida, y preparan para una hora dada las soluciones definitivas; y los hombres que se hallan en la escena en ese momento, son los que generalmente asumen la responsabilidad o la gloria de los acontecimientos, a cuyas causas superiores o anteriores fueron ajenos. No es un mero fatalismo que suprime la acción humana por inútil, sino un principio de justicia, que la hace solidaria a través del tiempo y que nos enseña que nuestro esfuerzo actual solo prepara la historia del día siguiente, pues la de hoy ya fue hecha por actos pasados.

Fácil tarea es criticarlos, cuando tenemos a la vista los antecedentes conocidos y desconocidos por los actores, las consecuencias previstas e imprevistas, y marcada la influencia del azar, de la fortuna, de esa fuerza misteriosa y desconocida que se mezcla invisible a todos nuestros actos, y que, caprichosa o traviesa, adversa o amiga, contribuye secretamente a preparar los sucesos, a introducir elementos que decidan del resultado final, que abate o exalta a un hombre con una desgracia inmerecida o una gloria inconsciente.”·

 El inicio de la aproximación

En el capítulo 1 se exhibió la nota de Nicanor  Costa Méndez, publicada el 16 de agosto de 1979, en la página 9 OP-ED (El Parlamento europeo: La mujer a la cabeza). La que iba acompañada de otra nota (Salvador de Bahía, el límite entre dos Brasiles) por el supuesto autor, Nicasio Brezal del Campo.

Siendo este una parodia del nombre y apellido de Costa Méndez, al coincidir las dos primeras sílabas de su nombre de pila; ser el “brezal” un arbusto que crece en las “costas” de Europa; y ser “monte” la raíz del apellido Méndez. Proveniente del vasco “mendo” y/o del latín “montis”, contrapuesto con “campo”.

Brevemente, citando solo las más relevantes, a partir de allí en la misma página OP-ED se sucedieron una serie de alusiones del mismo estilo, cada vez más recargadas. Al día siguiente 17, en una nota de Sara Gallardo Drago Mitre, se refería a que el “sabor” de la noticias esta entre “los pliegues de los diarios”, a la “Costa Brava”, y a la “maldad humana”, entre otras alusiones. Mientras que al lado Nemo en su recuadro susurraba sobre “los chistes sajones y la buena diplomacia”.

El día siguiente 18, una nota se refería a “un nuevo aparato de radio capaz de trasmitir mensajes cifrados a través del espectro de las ondas radioeléctricas ocultos en los ruidos de los mismos aparatos bloqueadores del enemigo. Solo un receptor que disponga de la clave apropiada podrá extraer el mensaje de la maraña estática”. Este sistema no solo impedirá que el oponente confunda las comunicaciones norteamericanas, sino que podrá ocultar la presencia de fuerzas norteamericanas en la zona.”

El cual estaría listo en 1982, el año de la Guerra de Malvinas”. Al lado Nemo en su recuadro susurraba: “Mas se investiga y menos se sabe. La realidad no se sabe muy bien si existe en realidad, a medida que se investiga más a fondo, se va destruyendo lo que se investiga.

El 23 de agosto siguiente, al lado de un par de notas referidas a la URSS y EEUU, y de una propaganda del Banco Delta, sustantivo que alude a “costas”, Nemo en su recuadro decía Búscanse espías con buenas referencias. Y en la columna vecina se señalaba, A veces hay candidatos cándidos. Y al día siguiente 24, la página OP-ED se refería a Los dos Sobre Monte, con su fama de traidor y la asociación con su apellido. Mientras que Nemo al lado de una alusión a “Costa Brava”, insinuaba que la misión no sería vitalicia sino transitoria.

El sábado 25 la cosa vino más pesada y explícita. La nota Status de Ramón Oliveira César, con el mismo apellido de la amante del general y expresidente Julio Roca, aludía a su íntima relación con su amigo Eduardo Alberto Roca. Y en ella se refería al suicidio del playboy dominicano Rubí Robirosa, de intensa vida sexual, que portaba el mismo apellido de la esposa de Costa Méndez, María Mercedes Robirosa Ocampo.

Mientras que al lado Nemo insinuaba “No todo el presente es mejor”, contigua a una nota referida al “suicido vasco”, y la duplicidad de la ETA. Mientras que al lado de ella en la página 8 editorial, una nota se refería a la plataforma continental argentina y la soberanía sobre Malvinas. Y al pie de la página OP-ED, la propaganda con la leyenda “Maneje con cuidado”, lo remitía a la sección Clasificados de Automóviles, encabezada con una concesionaria ubicada en Avda Libertador, de la que el domicilio del topo Costa Méndez estaba a media cuadra, en Cnel. Díaz esq. Zenteno, Al lado de avisos sobre veleros, relacionados con “costas”.

Septiembre 1979

El 1 de septiembre, con alusiones a las “costas argentinas”, la mujer, y Gustavo Figueroa, el cuñado de su íntimo amigo Roca, Nemo en la “Dignidad del teléfono silencioso” le informa que la cosa no iba por ahí. Y al día siguiente domingo, estimulando su libido, Nemo le insinúa que como “mujer” tenía superioridad sobre su amigo íntimo Roca, siendo “infractores”.

La comunicación elíptica continuaba en la tapa del Suplemento Literario dominical, con un Borges portando un bastón, como el que él usaba. Y en la contratapa de este, se refería a “Los servicios y la diplomacia”, mencionando la “máquina enigma” con qué “el Estado Mayor Aliado jugó a la guerra sin ignorar en absoluto los ataques y defensas de su adversario”.

El 4 de septiembre, le advierten que “En el intelecto está el campo de lucha” y en un entorno militar, y Nemo le señala que será Un varón contra el resto del universo. Relacionando la comunicación con las islas Malvinas, en una nota contigua en la página 8 editorial, firmada por Teófilo Tabanera. Autor que luego también reaparecerá como parte de la comunicación elíptica enigmática. Al día siguiente 5, mediante unos enigmáticos mensajes múltiples insertos en la página 9 OP-ED y en la página 8 editorial, habla de “inversiones”, y que “el camino está abierto para proseguir la marcha”.

El día siguiente 6, reapareció deslumbrante el autor con el apellido de la amante de Roca, Oliveira César, estimulando el libido de Costa Méndez con la nota “Venus paleolíticas y matrimonio”. Y la alusión en un recuadro de E.M.M en triple sentido, a que “tenía tres piernas”, que va más allá de su bastón. A la par en otro recuadro Nemo susurraba “¿Es la diplomacia el arte de la mentira?”. Mientras la nota vecina afirmaba metafóricamente que era una comunicación invisible, que “no tiene contactos directos”.

La comunicación con contenido sexual continuó al día siguiente 7, diciéndole multilingualmente que “puliera el falo”. Apuntando además que un “grupo popular y poderoso de abogados que gozan de la mayor confianza pueden ejercer considerable influencia sobre la sociedad”. Y al lado Nemo en su recuadro, le indicaba que no debía decir de esto nada a nadie.

El 8 en forma casi subliminal, insinúa que la aventura es ir hacia el Este mediante “Entrar, permanecer, transitar y salir”, como una semilla del plan “Ocupar para negociar”. Y a la par Nemo insinúa el negocio de la nafta adulterada, “el jugo que produce fuego”, adonde Costa Méndez estaba siendo introducido.

Complementación con el Suplemento Literario

Siguiendo con ello, el domingo 9, metafóricamente respecto Malvinas, se refiere al apoderamiento de la marina británica de la isla de Cuba, mientras que Nemo en su recuadro le insinuaba “Hay que alinearse para no alinearse”. Y en la tapa del Suplemento Literario, enmarcada en una nota dedicada al escritor alemán Thomas Mann, que la traducción al español sería “tomás hombres” refriéndose a las “fuerzas supremas de la vida”, Eros y Hermes, estaba la poseía “María de la Costa”, con profusas alegorías sexuales en su relación con Eduardo Roca.

“… en las rocas, los gallináceos inmóviles. Antro de cosas que el tiempo irisa y vuelven con sensuales leyendas, o el gemido de tortura o alcoba, nunca estables… Eduarda la Dormida, de pesados cabellos… dispensador de dichas desdeñosas y ladronas, fascinación y sueño, María de la Costa, una divinidad ignorante, con el hechizo de la corrupción… una gracia eternamente misteriosa y estéril, casi dolorosa, más allá de los besos y la desgarradura de toda posesión… Y el perro ladrando al pie del banano, en la arena mojada”.

Y en referencia a los relatos de Thomas Mann o “tomás hombres”, señala que “serían una estupenda creación psicológica sino fueran algo literariamente más importante todavía: una estructura polivalente, un entrecruzamiento de planos literales y simbólicos, un contrapunto de temas. Y lo notable es que el juego y recurrencia de motivos están disimulados en modo tan magistral que su relación no es visible para el protagonista del relato, y a menudo tampoco para el lector poco atento.”

Abajo de la página, en Cosas del oficio entre otras alusiones se decía con triple sentido: “¡Oh sinalefa! Cuantas cojeras se escriben en tu nombre ¡Poesía hermética! Sí, ¡por que no? Pero siempre que quiebre su hermetismo cuando el sésamo de la comprensión lo reclama. Desconfía de la que resiste con éxito el más afilado abrelatas”. Y en la contratapa, siguiendo con la nota del domingo anterior, se refiere a la ciudad libre de Danzing, que desencadenó la 2da Guerra Mundial. Con su situación parecida a la de Malvinas, asegurando que “Inglaterra no cometerá el error de lanzarse a una guerra que durará años”.

El lunes 10, en un mensaje confirmado remitiéndose nuevamente a los avisos clasificados de automóviles, habla que en las labores periodísticas “no existe en la actualidad respiro alguno”; de la condición de la mujer en Cuba con doble sentido, y del desgaste del gobierno. Señalando por su parte Nemo que “los amigos íntimos se llaman NN”.

Mensajes y OVNIS: mito y realidad

Con ese asedio de mensajes enigmáticos, que despertaban el narcisismo de Costa Méndez al sospechar o interpretar que el diario de registro de Argentina estaba empeñado en comunicarse con su persona, se llega al jalón comunicativo del 11 de septiembre de 1979 en la página 9 OP-ED. En donde en OVNI: Mito y realidad, se hace una parábola entre los Objetos  Voladores No Identificados y los mensajes no identificados receptados por Costa Méndez en la misma página. Contraponiendo la teoría si son proyecciones imaginarias de los avistadores, o realidades físicas.

El autor de la nota es Jerome Dumoulin, o “del molino” del francés al español, que suelen estar en las “costas” de los ríos. Citando también a Jean-Claud Ribes, del francés al español “costilla”, diminutivo de “costa”. Quien comienza diciendo que hubo un avistaje extraordinario el 13 de julio de 1979. Habiendo inaugurado LA NACION la página OP-ED, con la concurrencia de Costa Méndez incluida, el 13 de agosto.

Y termina diciendo en relación a OVNIs o mensajes avistados: “En el estado actual de los conocimientos, los que reducen el fenómeno a una proyección de lo imaginario no hacen sino exteriorizar una creencia, con el mismo asidero que los que pretenden demostrar la realidad física mediante la mera acumulación de testimonios.” 

La esencia del mensaje aparece en la ilustración, donde se ve un platillo volador circular, o sea con una doble C de costa, dibujando además una M los brazos del supuesto alienígena. El cual dando brincos salta hacia el vacío, de lo que sería un acantilado, borde, o costa. Y con su habitual recuadro estaba la Mínima de Nemo, En Rusia el lector sabe las primicias, quien tras mencionar a la CIA, de igual manera que se hace en la nota contigua, lo alentaba: “¿Hay algún avance tecnológico que pueda superar este, que consiste en que el lector sabe de antemano lo que su diario va a decir?”

Mas abajo, la nota Castigos incomprensibles para los niños, de Florencio Escardó, o “es cardo”, arbusto que compite con el brezal que abunda en las “costas” de Europa (usado en el parónimo de su nombre y apellido, Nicasio Brezal del Campo), lo alentaba: “El niño nos enseña que su presente viene de su futuro… es lo que será y por lo tanto el contenido de todos los sucesos posibles, y eso es el Cosmos, la ordenación del Caos en el que estaban contenidas todas las probabilidades.”

Seguidamente a lo largo de septiembre 1979 los mensajes alusivos continuaran más o menos con el mismo tono y parecido, pudiendo destacarse entre ellos la comunicación del domingo siguiente 16 de septiembre, en donde Nemo lo mandaba a la cola del diario, o sea a la Sección 4, Suplemento Literario.

Donde como zaga de María de la Costa del domingo anterior, la poesía Complicidad de la Víctima de María Elena Walsh, que contenía alusiones críticas a la dictadura militar, también aludía a lo que sucedía “tras de los diarios, más allá del mar”. Y entre otras cosas en la cola de la cola, página 7, además de comentar el “Arte siniestro” que “no se deja eliminar y reducir. Es una energía enigmática de la vida y de la muerte”; a un “príncipe” Super Agente de la CIA; promocionaba el libro “Malvinas: cómo EE.UU. provocó la usurpación inglesa”.

Mensajes y OVNIS: mito y realidad II

Así se llegó al 29 de septiembre, donde debajo de una nota con la firma de Costa Méndez, La “nueva derecha” francesa, reaparecía Dumoulin, el del molino, con la segunda parte de la nota OVNI: Mito y realidad (II).  El texto de la nota de Costa Méndez, coincidía plenamente con el pensamiento de la dictadura militar, condenando de entrada la subversión y sosteniendo un cristianismo conservador, criticando por ello la “nueva derecha” en Francia. Como para ganarse en el futuro el puesto de canciller.

Pero imprevistamente, con solo una letra, comunicacionalmente la misma cambiaba enteramente para su autor. Al citar en sus últimos párrafos a Limpset, como autor de “Political Man” (Hombre político). Apellido cuya traducción sería “cojera” aludiendo así a la que aquejaba a Costa Méndez con su bastón. Que con la silaba inglesa “set” puede entenderse también como el “juego del cojo”. Mientras que el verdadero autor de esa obra mal citado, fue el sociólogo estadounidense Seymour Martin Lipset, apellido traducible del inglés como labios o bordes, afines a “costas”.

Y en la nota inferior Dumoulin profundizaba el “juego del cojo”, ante el planteo si los avistajes de mensajes u OVNIS eran un mito o una realidad. Señalando de entrada, que “sería fructífero hacer “como si” los testimonios sobre esos objetos reflejaran una realidad física”. Apuntando luego que el “16 de agosto” pasado, día en que Costa Méndez publicó su primera nota en la página OP-ED de La Nación, hubo una reunión “bajo la bandera del SETI” (Search Extra Terrestrial intelligence) de la NASA; para explorar la existencia de otras civilizaciones galácticas. Y a su vez SETI del inglés, también puede entenderse como “Yo juego”. O juego yo.

A continuación, como confirmando el mensaje aparece Albert Ducrock, traducible del francés e inglés como Alberto Duque Roca. O sea su íntimo amigo Eduardo Alberto Roca Hunter. Y plantea seguidamente A la escucha del TAU CETI, el que astronómicamente es un sol cercano con sus planetas, “una historia que tiene veinte años”, que habría comenzado en “septiembre de 1959”. Afirmando que el “8 de abril de 1960, el astrofísico Frank Drake asestó el radiotelescopio” sobre el TAU CETI.

Ante lo cual, si la historia tiene 20 años, la pregunta es qué sucederá el 8 de abril de 1980 próximo, con el TAU CETIi. A su vez CETI  (“Communication Extra Terrestrial Intellingence”) en astronomía es sinónimo de SETI, y traducible en “yo juego”. Por lo que la síntesis del interrogante enigmático es cual es el TAU en el que “yo juego”.

El Tau es un emblema, que en matemática es un numero áureo equivalente a dos pi; en religión según la orden Franciscana es la Cruz; en hebreo es la última letra del abecedario, que representaba el cumplimiento de las palabras de Yahvé, por ello la usaban en sus estandartes; y según el salmo 119 de David, es la expresión de la devoción y el compromiso con él.

La nota continuaba mencionando a Ducrock, sinónimo de Eduardo Roca, quien descarta la posibilidad “del encuentro” físico con los “Otros seres”. Plateando “O bien estamos solos…  en este caso el SETI es inútil… O bien no estamos solos en cuyo caso SETI debe ser revisado en función de la presencia de los “otros” en el cercano suburbio”.

Apuntando además metafóricamente, que “toda investigación acerca de una civilización tecnológica extraterrestre debe fundarse en la idea premisa de la galaxia a sido colonizada”. Señalando así la superioridad de los “otros”. Y plantea el interrogante: “por qué no establecen estas entidades un contacto manifiesto con el hombre”.

“Entre las hipótesis explicativas hay una que sorprende por su elegancia: Al inmiscuirse prematuramente en desarrollo natural, los miembros de una civilización extraterrestre podría menoscabar el único recurso que a largo plazo esperan de nuestro planeta: la cultura y el genio de los Terricolas”. Míticos, los OVNI (léase mensajes a través de la página OP-ED) serían mensajeros demasiado inquietos del inconsciente. O reales, mensajeros muy discretos del universo. La ciencia tiene pocos temas tan dignos de interés”.

En el centro de esa nota estaba el consabido recuadro, con la Mínima En el diván de la angustia circulante de Nemo. Quien poniendo a Costa Méndez en el rol de psicoanalista de los mensajes percibidos en la página OP-ED, se refiere a la ansiedad y angustia que le provocan, además de estimular su líbido y narcisismo, diciendo irónicamente:

“Nada más excitante que ver a un psicoanalista angustiado. El nuestro lo está. Según hemos podido entender tiene una situación conflictiva con su psicoanalista que, a su vez, la tiene con el suyo. La angustia está recorriendo la extensa cadena freudiana de arriba abajo. Abajo estamos nosotros. Hemos tratado de levantarle el ánimo al pobre, que en cada sesión se desploma en su propio diván y empieza a decir cosas ininteligibles, en medio de sudores y sollozos sofocados.”

“Hasta ahora nosotros -que hemos tomado el control de la situación- no hemos logrado saber que le pasa”. Y esperanzadoramente, poniendo la fecha del 8 de abril por delante en la nota anexa, culminó “Queremos descorcharle el Edipo para que las tensiones se aflojen y podamos volver al diván que frecuentamos como pacientes desde hace décadas, pero se niega.”

EL TAU Ros

A continuación los mensajes elípticos siguieron adquiriendo más volumen y certeza. Y además en noviembre de 1979 Costa Méndez fue introducido en el negociado de las naftas adulteradas, como se verá en próximos capítulos. Al pasar a presidir la Compañía General de Combustibles del grupo supuestamente suizo Soldati, que contaba con instalaciones a la vera de las de YPF en el Dock Sur.

También pasó a presidir la financiera Arfina, del mismo grupo. Siendo esta zanahoria económica, que a la vez como se verá luego se convirtió en palo, los instrumentos duros que se emplearon para lograr que el topo canciller cumpliera con su traicionera misión. Y a la par en el mismo mes, en Edimburgo el chatarrero Constantino Davidoff, firmó el contrato para el desguace de instalaciones balleneras en las islas Georgias.

El cual luego según CAERCAS, desencadenó el “Sarajevo del Atlántico Sur” en marzo de 1982, del que se dio cuenta en anteriores capítulos. Mientras que el informe Franks inglés al respecto, ponderando esa anticipación de más de dos años, descartó que haya sido producto de una conspiración. Que evidentemente ya estaba en plena marcha.

Costa Méndez luego también viajó a Londres, el cual como un anticipo del TAU del 8 de abril, se vio reflejada en una nota con su firma Diez días en Oxford, publicada en la página OP-ED el 26 de marzo de 1980. En la que manifestaba su admiración por los “dandies sofisticados y aparentemente frívolos y superficiales, quienes lucharon y murieron por el imperio”, en una secuencia de mensajes enigmáticos, que se publicarán en una próxima nota.  A la par que Nemo le insistía en su recuadro, que por teléfono no iba la cosa.

Así las cosas, en vísperas del 8 de abril de 1980, anunciado en la nota del TAU CETI, el sábado 5 de abril apareció en la tapa de LA NACION, como se puede ver en la portada, el designado director General de Políticas de la cancillería, el mas alto cargo técnico de ella. Quien luego durante la gestión del topo Costa Méndez, se desempeñó como subsecretario de Relaciones Exteriores.

Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 8
Enrique Jorge Ros

Oportunidad en que convalido el Memorándum Secreto Nº 11 del 8 de enero de 1982, emitido por el director General de Antártida y Malvinas, Carlos Lucas Blanco. Cuyo texto propiciando concretar hechos consumados, fue el núcleo del envenenado plan “Ocupar para negociar”, sin prever adecuadamente la reacción británica, ni la defensa posterior de las islas.

Ros también dirigió las negociaciones previas por Malvinas, en febrero de 1982, en base a ese Memorándum. Y asistió luego al topo canciller a todas las negociaciones que se precipitaron tras la recuperación de las islas. Lo que muestra el grado profundo de penetración de la inteligencia anglo estadounidense en nuestra cancillería.

Durante la anterior gestión de Costa Méndez como canciller, entre 1966 y 1969, Ros se había desempeñado como encargado de negocios en Londres. Estando así implicado en la pérdida de oportunidad para solucionar el conflicto de Malvinas, con la oferta de su devolución concretada por el gobierno laborista. Que se frustró por la enorme demora en contestar por nuestra cancillería (Ver capítulo 1), razón por la que era un funcionario de estrecho conocimiento del topo canciller.

La nota sobre Ros en la tapa de LA NACION de ese día, enmarcada en dos notas inquietantes de asesinatos en El Salvador y liberación de rehenes en Bogotá, como insinuando a Costa Méndez que no se le ocurriera hacer un doble juego, señalaba que Ros venía de cubrir la reunión sobre Derechos Humanos en Ginebra, un tema caro para la sangrienta dictadura militar. Y momentáneamente desempeñaría una gestión en la ONU, en el Consejo Económico Social. Apuntando ambiguamente que también un político y jurista, como Costa Méndez, había sido propiciado para ese cargo.

La clave en el Suplemento Literario

La nota mencionaba también al canciller Carlos Washington Pastor. Y el sustantivo de ese apellido se repetía arriba a la izquierda, en el epígrafe de la ilustración que allí había: “La manifestación de fe llega a la catedral de Buenos Aires para escuchar al pastor de Buenos Aires”. Y la imagen sesgada de la Catedral, mostraba la Diagonal Norte, denominada también Roque Sáenz Peña.

Siendo el significado del nombre Roque en francés, “fuerte como roca”, y Peña piedra, roca, aludiendo así a su íntimo amigo Roca. Lo cual simétricamente se veía confirmado por el nacimiento de la Diagonal Sur en el mismo lugar, denominada también Julio Argentino Roca, con quien estaba directamente emparentado Roca Hunter.

En el texto de esta noticia, se hablaba de la Misa Crismal, palabra esta última que es sinónimo de “cabeza” que puede interpretarse como el TAU anunciado el pasado 29 de septiembre. Y a ello se suma que en la última parte del texto estaba monseñor Leaden, que del inglés en español puede interpretarse como “de plomo”, pero cuya primera silaba Lea es el imperativo de leer, y además Lead es cabeza, dirigir, y la raíz de leader, líder en español. Finalizando el texto en la tapa con la remisión a “Cont. en página 12”.

Como se puede ver, en esta página aparece nuevas imágenes portando la TAU, la Cruz. Al lado del anticipo del Suplemento Literario que se iba a publicar el día siguiente domingo 6. En cuya tapa en primer término esta la nota Fronteras territoriales, anticipando “nuestros límites territoriales no son simples señalamientos físicos: circunscriben un espacio espiritual y señalan una conciencia de grupo”. Aludiendo así al irredento conflicto de las Islas Malvinas con Inglaterra. Y al final del suplemento, marcado con el nombre Pierre, pedro, piedra, roca, se señalaba la nota Los torneos de Dios.

El acompañamiento de la página OP-ED

Finalmente, para acabar este capítulo que tendrá su continuación seguidamente con el análisis de los textos literarios recomendados a Costa Méndez en el Suplemento Literario, y la llegada del TAU Galtieri el 8 de abril, en la página 9 OP-ED de ese sábado, reaparecía el autor del mismo apellido de la amante de Roca, Oliveira Cesar, con la nota Bertie o la frivolidad tomada en serio. Siendo dicho apodo el mismo del íntimo amigo de Costa Méndez, Eduardo Alberto Roca.

La nota concretaba diversas alusiones a la relación oculta que mantenían entre sí, “Gay Sixties”, (gay sesenta, aludiendo a sus edades) para terminar diciendo alegóricamente que su misión iba estar estrechamente asociada con su amigo íntimo Roca. Quien como representante en la ONU, participó junto con Costa Méndez en el desastre de la resolución 502 del Consejo de Seguridad (ver capítulo 2).

La nota terminaba diciendo con la G de Galtieri: Bertie “invirtió la tradicional alianza germano-británica, trocándola por la de Francia… Guillermo II, el paranoico y megalómano Kaiser de Alemania, quiso llevarse el mundo por delante y ahí fue donde los “bons vivants”, amantes de otro tipo de valores, estuvieron anímicamente listos para detenerlo… Por ende concluimos que la frivolidad circunstancialmente, constituye una fructuosa base de entendimiento para los partidarios de la libertad.”

Mas abajo estaba la nota con su título obvio, Los espías y terroristas viajan con su pasaporte diplomático; los que tienen dificultades son los viajeros comunes. Cuyo autor era Henry Gottlieb, apellido cuya traducción del alemán al español es Dios querido o Dios amor. Confirmando así el mensaje.

A la par en el habitual recuadro, había una tercera nota Raíz e historia de las palabras Las dietas y las comidas de L.N.T. Señalando que originalmente era “género de vida” como la de Roca Costa Méndez, y luego pasó a ser “régimen de comidas”, que podría entenderse que son las notas que lo asediaban. Y ser también una “retribución” de funcionarios, médicos y legisladores”. Llegando así al Parlamento alemán, Landtag, que en inglés puede entenderse como “etiqueta tierra”. Afirmando así la importancia de la nota anunciada en el Suplemento Literario, Fronteras territoriales.

Y en cuanto a la palabra Diatriba aludiendo quizás a algún entredicho con Ros en sus tiempos de canciller, también señalaba que en un tiempo significaba “acción de pasar el tiempo”, discurrir, charlar”. A la espera de la llegada del Suplemento Literario dominical, y el TAU Galtieri el próximo martes 8 de abril.-

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 9 – El TAU Galtieri

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook

Con tu aporte vos nos haces libres

Suscripción Mensual

Aporte Opcional

donacion libre

Alias: aportesstripdelpoder