GUERRA MALVINAS Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez (6) – Preparando Georgias

En este capítulo 6 se detalla los dos mensajes convencionales elípicos encriptados que receptó el topo de la OTAN, canciller Nicanor Costa Méndez, preparándolo para el estallido del incidente de las islas Georgias, que desencadenó la decisión de la Junta Militar para recuperar las islas Malvinas, denominado por CAERCAS (Informe Rattembach) como el "Sarajevo del Atlántico Sur".
Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias

Ver GUERRA MALVINAS Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – Resumen capítulos publicados

En vísperas del estallido del incidente Georgias, al que CAERCAS (Informe Rattembach) denominó “el Sarajevo del Atlántico Sur”, en referencia al incidente que provocó el estallido de la 1ra Guerra Mundial, el topo de la OTAN canciller Nicanor Costa Méndez, receptó dos mensajes convencionales encriptados elípticamente en la página OP-ED (Opuesta Editorial) del diario LA NACION.

A la par todo el contenido manifiesto del diario, estaba encaminado de diversas maneras, internas y externas, a que la Junta Militar como consecuencia de ese incidente, tomara la decisión de recuperar las islas Malvinas. En base al envenenado plan diplomático militar “Ocupar para negociar”, sin prever la defensa posterior de las islas.Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias

CAERCAS agrega en los párrafos siguientes: “Una vez completada la toma de los archipiélagos, la Junta Militar se vio sorprendida por tres hechos trascendentales para la obtención del objetivo político que había planificado:

  1. La Resolución 502 del Consejo de Seguridad, adversa a las aspiraciones propias. [Obtenida en base a la traición del topo Costa Méndez, ver capítulo 2]
  2. La reacción de Gran Bretaña, en contraposición de lo previsto, enviando una poderosa fuerza de tareas anfibia a recuperar las islas.
  3. La facilidad otorgada por EE.UU. a Gran Bretaña, sustentada en acuerdos existentes, para la utilización de las instalaciones militares de la Isla ASCENSION.

Y apunta seguidamente la decisiva importancia que tuvo la euforización de la población, concretada por LA NACION, CLARIN, y la flamante agencia DYN, creada y controlada por estos dos diarios. Para extraviar ese plan diplomático militar, y cambiarlo por el de “Reforzar para obligar a negociar”.

“Asimismo, la emotiva reacción popular que se produjo a lo largo y ancho de todo el país, le hizo sentir al Gobierno Nacional un fuerte respaldo a sus acciones, lo cual indujo a que el Presidente de la Nación hiciera pública manifestaciones de compromiso con el pueblo, que a la postre significaron la pérdida del margen de negociación de que se disponía inicialmente, y que era -por otra parte- el objetivo expresado de “OCUPAR, PARA NEGOCIAR”. (pgf 153)

Quedó así la resolución del conflicto en manos del presunto mediador, el secretario de Estado y ex comandante en jefe de la OTAN, Alexander Haig. Quien la única alternativa que brindó ante una guerra sin esperanza de victoria, fue el reconocimiento de la autodeterminación de los isleños, para disolver para siempre ese conflicto que aún sigue vivo.

Y por eso el mismo tuvo una enorme incidencia en la debacle argentina que sucedió posteriormente. Dado que se afirma recurrentemente, que podríamos recuperar Malvinas cuando seamos poderosos, y por ello el interés de la OTAN liderado por EEUU y el Reino Unido, es que eso no suceda. Tratándose de la única base de la OTAN en el Atlántico Sur, en el corredor que comunica este océano con el Océano Pacífico. Máxime en circunstancias donde el poder se definirá en este último escenario, ante al avance de las potencias asiáticas lideradas por China.

Esta es la verdadera razón de la debacle argentina. Y no el abandono de un trasnochado liberalismo decimonónico, como sostiene el flamante presidente Javier Milei, accionando en consecuencia en forma lamentable en ese sentido internamente. Y también externamente, con la nueva pretensión de ser “aliado extra OTAN”, como en la época del menemismo, en el que el poderío de Argentina, como si fuera parte de la rendición de Malvinas, fue anulado o extranjerizado.

Esa debacle fue inducida principalmente por el FMI y Banco Mundial, que reaparecieron tras la caída de la dictadura militar, y la instauración de una democracia renga, condicionada por la deuda externa. Organismos que han injerido internamente, desvirtuando la autodeterminación y democracia, a lo largo de 27 años en los 40 años que ella acaba de cumplir. Acompañados por LA NACION, CLARIN, y DYN, que responden a esos intereses, que igual que durante la Guerra de Malvinas, siguieron dañando notablemente la conversación colectiva, y el libre juego de la democracia en Argentina.

Ver La deuda externa sucia que apareció entre el conato de guerra con Chile y la guerra de Malvinas

Casualmente, la agencia DYN comenzó a funcionar el martes –dios de la guerra- 16 de marzo de 1982. LA NACION de ese día anunciaba en su página 5:  Mensaje de DYN “Se complace en abrir su trasmisión con un saludo a la prensa argentina, mucho de cuyos más prominentes impulsores y de sus más caracterizados exponentes figuran también en los orígenes de esta agencia privada de noticias… que eximen y tornan grandilocuente cualquier otra presentación”. También el mes anterior se había registrado un abrupto pase de manos de Clarín, con la expulsión del “desarrollismo” y el encaramamiento de Héctor Horacio Magnetto.

DYN, que cerró a fines de 2017 por decisión de CLARIN y LA NACION, tenía una estructura cooperativizada, cuyos costos eran solventados en proporción al tiraje de cada socio. De esa forma esos dos grandes diarios porteños soportaban el grueso de los costos, obteniendo a cambio el manejo operativo de la agencia. Habiendo obtenido previamente su influencia sobre los restantes diarios nacionales y provinciales,  a traves de la provisión monopólica de papel, como dueños de PAPEL PRENSA, teniendo como única alternativa su importación con un 40 % de recargo arancelario.

Dominaban así el cuello por donde pasaba el flujo informativo interno, manipulándolo a voluntad, mediante un simple control pasa-no pasa, suministrando así a sus asociados información barata, y mutilada. Por intermedio de DYN, la inteligencia anglo norteamericana de la OTAN, que controlaba LA NACION, CLARIN y LA PRENSA (desde donde el columnista español José Iglesias Rouco clamaba todas las semanas por la recuperación de Malvinas) pasó a controlar indirectamente a la prensa escrita, formadora de opinión; y a los medios electrónicos, creadores de estados de ánimo colectivos.

Preparando al topo Costa Méndez para el incidente

La autenticidad de los mensajes convencionales elípticos encriptados dirigidos al topo Costa Méndez a través de la página OP-ED de LANACION, no solo se verifica por las respuestas de comportamiento brindadas por este, como se vio en capítulos anteriores. Sino también por la modulación de esa conversación unilateral.

Al responder sin excepción todos y cada uno de los mensajes encriptados, que se distinguían por su recuadro con un filete negro o de luto, al contexto de los hechos que se desarrollaban paralelamente, como se verá seguidamente. Sin que se registren interrupciones, ni ambigüedades, ni espacios vacíos, siendo unívocas en su lenguaje convencional elíptico, si uno conoce las claves únicas e invariables para poder interpretarlos. Por lo que resulta imposible atribuirlos a meras casualidades.

El miércoles 17 de marzo, la página 9 OP-ED de LA NACION la encabezaba la nota La denuncia del tratado argentino-chileno de 1855, del experto en Malvinas Domingo Sabaté Lichtschein, vocablo este último que en alemán es “brillo de luz”. Adornada con un mapa de argentina austral lleno de “costas”, la misma se refería en esencia al “uti possidetis juris”.

O sea el principio de la tradición en la posesión de un territorio, a los efectos de deslindar su soberanía. Tal como ocurre con las islas Malvinas que integraban el Virreinato del Río de la Plata, y por contrario, es el defecto que tenía (y tiene) la postura argentina respecto su pretensión sobre las islas Georgias. Siendo este el núcleo perverso, que iba a precipitar el denominado por CAERCAS, “Sarajevo del Atlántico Sur”.

Sabaté Lichtschein era integrante del Instituto de las Islas Malvinas y Tierras Australes Argentinas, que en forma privada sucedió al Instituto Nacional de las Islas Malvinas y Adyacencias creado por el presidente Arturo Illia a principios de 1966. Que fue disuelto por el topo Costa Méndez como canciller del dictador Gral. Juan Carlos Onganía al año siguiente. Así la nota tocaba una fibra especial al nuevamente canciller.

Abajo venía la nota El estilo Brigadas Rojas, que en realidad se refería a esta solo al principio, recordando su impronta de terrorismo salvaje, que en 1978 había culminado con el secuestro y asesinato del ex primer ministro italiano Aldo Moro. Su desconocido autor Hans Neurbourg, portaba un apellido que en alemán significa “nuevo burgo”. Aludiendo así al nuevo territorio al que se pretendía extender el conflicto de Malvinas, las islas Georgias, tal como se expuso en el capítulo 4.

La nota hacia referencias a mansiones de magnates, de “mármol” o sea rocas, ubicadas en “playas”, o “junto al lago”, o de nombre “Bellerive” (Hermosa costa), o “con vista al lago” aludiendo así varias veces a costas, vocablo que también aparecía con todas sus letras. También luego aparecía “rocas”, que no solo aludía a la intimidad del topo con su cómplice, el designado representante en la ONU Eduardo Roca (ver capítulo 2) sino que además el nombre original de las islas Georgias era “islas Roche”.

Al haber sido avistadas por primera vez en 1675, por el comerciante  marítimo inglés  Anthony de la Roché, aunque otras fuentes lo sindican como español, con el nombre de Antonio de La Roca. Ese cúmulo de marcas semánticas se completaba con la alusión a “un representante de una empresa norteamericana”, condición en la que se encontraba el topo Costa Méndez como socio de Westec y otras.

Rodeada por esa nota, aparecía a pie de la página OP-ED, el característico recuadro con filete negro o luto, que le indicaba al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje encriptado, Mínima   Del conocimiento de los gatos diversos de Nemo:

“Otras urgencias que lo asaltarían a uno súbitamente le impedirían admirar de cerca los ojos de los grandes felinos, en caso de que a la vuelta de la esquina se encontrase uno con un tigre, un león, un leopardo o un chita. Por lo común esos gatos no andan por la calle de buen talante y uno prefiere enterarse de sus características anatómicas y estéticas a través de la autoridad de los zoólogos antes que mirar cara a cara a las fieras con la proximidad y el ocio necesarios para hacerse una idea personal, basada en una experiencia propia.

Sobre el final refiriéndose a los felinos domésticos Nemo decía: “Pero son los ojos del gato el espejo de su alma. Allí, como bien apunta Tobías Morrel en “The Illustrated Cat”, se lee el orgullo y la determinación que le permiten escapar a “las trampas y carnadas de la devoción, la protección y la fidelidad”. Son ojos de solitario inconquistable, de soltero errante librado al azar de los techos vecinos y de las noches de luna, de personaje ambiguo con largo prestigio satánico y con antigua liga con la divinidad del Egipto legendario. NEMO“.

El primer párrafo del mensaje encriptado aludía a otro anterior, cursado el 13 de enero en la misma página OP-ED, también de Nemo, Mínima De las modalidades de la ferocidad. Con el cual, como se verá en próximos capítulos, se extorsionaba al topo Costa Méndez con el “affaire de las naftas”. Ante su reluctancia a considerar y elevar el Memorándum secreto Nº 11, emitido por el director de Antártida y Malvinas. Donde se esbozaba el plan envenenado de “Ocupar para negociar”, detallado en los capítulos 1 y 2.

En ese mensaje encriptado, también se mencionaban a las Brigadas Rojas, que da el título a la nota que enmarcaba este nuevo mensaje, diciendo: “Ni la resistencia de los afganos, ni la Brigate Rosse, ni El Salvador, ni la traición de los polacos a los polacos, ni las carnicerías a que, con saña no conocida en el mundo animal, se entregan los hombres sapientes”. Y refiriéndose a los felinos encerrados en el zoológico agregaba: “La de los grandes gatos es una mansedumbre impuesta, triste y carcelaria.”

El segundo párrafo del nuevo mensaje, era tan sustancial como el primero. Dado que Morrel en inglés, es mochila, bolso que se lleva en la espalda. Y la portada del libro “The Illustrated Cat”, que seguramente el topo Costa Méndez tendría en su biblioteca, es un gato en la costa del mar, como se puede apreciar en la siguiente imagen, confirmando de esta manera la importancia del mensaje.  

Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias

Además, cat en inglés, significa aventurero, explorador, incitándolo a esto. En tal sentido en el estado de Georgia, famoso por sus “islas barreras” sobre la costa atlántica, hay un famoso recordatorio a un gato que murió en el bombardeo a un cuartel confederado, durante la guerra de secesión, cuya imagen se reproduce seguidamente.

Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias

Concretamente, el mensaje encriptado le anticipaba al topo Costa Méndez que debía comportarse salvajemente, a lo Brigada Roja, en el incidente de las islas Georgias que se estaba por precipitar, dejando enteramente de lado sus lealtades y fidelidades. Y precisamente ese día comenzó el “Sarajevo del Atlantico Sur”.

En la noche del 16 de marzo de 1982, el Bahía Buen Suceso había llegado a destino. El operario contratado por Montelmec – Constantino Davidoff, Mariano Lochi, lo testimonió así: “El viaje fue normal y se nos trató muy bien. Con el correr de los días nos dimos cuenta que lo que menos había era organización, que todos querían mandar y había más jefes que obreros.  Pero lo más extraño de todo es que cuando llegamos a Puerto Stromers, el buque comienza a hacer ejercicio de oscurecimiento. Todas las luces eran apagadas y nosotros no sabíamos por qué. Nadie nos explicó nada sobre eso y finalmente desembarcamos el día 17”. .”(Revista GENTE Nro. 922 – 24 marzo 1983, página 6 y 8).

Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias

Su compañero Carlos Mileti, apuntó en su diario personal manuscrito: “…llegamos a las islas el martes 16 de marzo a las once de la noche y se esperó al otro día para entrar”. MIERCOLES  17 de MARZO “A la mañana entramos en la Bahia Stromers. Un grupo de los nuestros bajó a tierra… Primero fueron a Stromers donde se fijaron como eran las condiciones de trabajo… Luego se dirigieron a Puerto Leith y en esa factoría las condiciones de trabajo eran mejores que en Stromers.”

En relación al movimiento inglés, sucedió lo siguiente: “En el diario de la British Antartic Survey (de Grytviken), capturado el 3 de abril -por los argentinos- la entrada del 17 de marzo indica que los británicos decidieron izar un pabellón británico en las islas… y pone de manifiesto que el 17 de marzo el “Endurance” abandonaba las islas rumbo a Puerto Argentino a pesar de que los “científicos” del B.A.S. salieron, de acuerdo a la entrada del diario del 18 de marzo, a “buscar argentinos a Leith”. (“El peón de laReina”, Virginia Gamba, p. 133/4).

Pero esos remotos parajes deshabitados, estaban esos días más concurridos que una taberna inglesa. El mismo diario del BAS, apuntó: “Al fin se va el “Isatis”… yate francés comandado por el productor de cine profesional Sergie Brez, que el 21 de marzo cayó como de casualidad a Puerto Leith, y quien el 25 de marzo filmó subrepticiamente, en vivo y en directo, el desembarco de tropas y equipos del ARA Bahía Paraíso, documento que dio la vuelta al mundo mostrando la “agresión” argentina.” (La Guerra de las Malvinas, Eddy,Linklater y Gillman, Hyspamérica, p. 101-108).

El mensaje anunciándole al topo el comienzo de la acción

El jueves 18 de marzo en la página 8 editorial, en su “tribuna de doctrina”, LA NACION se indignaba de lo que hasta ese momento había consentido y apoyado, refiriéndose a la amenaza al periodista publicada días antes:  El lenguaje policial “Camina o te reviento… el lenguaje es el espíritu de un pueblo. No es propio de un país civilizado y culto que -uno- sea conminado a circular bajo la amenaza de ser “reventado” por el arma que la sociedad ha puesto en manos de los custodios de la ley.”

En la parte superior de la página 9 OP-ED de enfrente, aparecía la insidiosa nota  Que pensaría hoy James Monroe de James Reston (Para LA NACION). Ilustrada con una caricatura de Monroe con cara de Quijote, escudo con leyenda “DOCTRINA,” y una goteante pluma por arma, Reston teorizaba y garantizaba pérfidamente la solidez de la alianza “paramilitar”argentina-estadounidense:

“Cuando Reagan y Miterrand se reunieron hace unos días en la Casa Blanca para discutir los problemas de América Central, lo hicieron al pie de un retrato de Monroe… Nos preguntamos qué habría pensado Monroe de la conversación.  Quizás se hubiera sentido satisfecho al ver que su espíritu sigue presente en los anhelos de Reagan… como Monroe, el actual presidente piensa que América debe ser defendida ante conquistas o doctrinas ajenas, aunque Reagan eso no lo sabe expresar tan claramente. Cuando en 1821 los rusos pretendieron imponer su soberanía sobre la costa noroeste norteamericana, y, dos años después, las potencias europeas amenazaron el proceso de independencia de las colonias españolas, Monroe les dijo que se fueran al diablo…”

La doctrina Monroe “Monroe dijo que el pueblo de los Estados Unidos “abriga los más amistosos sentimientos” hacia las naciones europeas.  Pero añadía… hemos de declarar que consideraríamos cualquier intento de su parte por extender sus sistemas a cualquier parte de este hemisferio como un peligro para nuestra paz y seguridad… Reagan, obviamente, está de acuerdo, pero las diferencias existentes entre aquella época son enormes. Monroe sabía expresarse pero carecía del poder para imponer sus puntos de vista. Reagan tiene el poder, pero carece del apoyo de los aliados del hemisferio o del Atlántico para hacer uso de él, y no tiene capacidad para expresar su dilema. Reagan esta enredado en una maraña de contradicciones; la mayoría de ellas le han sido impuestas por la historia…”

La versión “reaganiana “… fiel al compromiso de la nación con la solidaridad panamericana y con el principio de no intervención ha proclamado que, pese a existir actualmente en América Central un peligro estratégico grande para la seguridad de Estados Unidos, no enviará fuerzas norteamericanas para resolver la cuestión. Así, pues, tenemos la versión “reaganiana” de la doctrina Monroe. Se trata de enfrentar la amenaza por medios indirectos… pidió -y probablemente obtenga- la aprobación del Congreso no solamente para proporcionar más armamento a las fuerzas anticomunistas, sino también un presupuesto secreto con el fin de que la financie, entrene y arme mercenarios anticomunistas: una especie de “Legión Extranjera” norteamericana…”

Distinto enfoque “Monroe posiblemente hubiese estado de acuerdo con los objetivos de Reagan, pero el presidente Miterrand y López Portillo disienten enfáticamente con este enfoque militar del problema. Consideran que más vale intentar un arreglo político y diplomático. Creen que es posible poner fin a la crisis si se dialoga, aun indirectamente, con Castro, las partes beligerantes y con los demás Estados del hemisferio sobre seguridad colectiva y soluciones políticas. Monroe, en la pared, al parecer se abstuvo de tomar parte en la discusión.”

Abajo en la misma página OP-ED, venía la nota Las dos cartas de Jamaica de Roy Bartholomew (Para LA Nación). Como Jamaica es una isla, aludía así al incidente de Georgias que se estaba por desencadenar, con sus dos cartas o posturas. Las “tarjetas blancas” validas solamente para las islas Malvinas, emitidas por la cancillería conforme la orden recibida a través de la página OP-ED por el topo Costa Méndez, relatada en el capítulo anterior. O los pasaportes que iba a exigir el Reino Unido.

Más abajo, rodeados por esa nota, al pie de página, estaban dos recuadros pegados con sus característicos filetes negros o luto, que le indicaban al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje encriptado. El primero, Cosas de Porteños Cuando el tiempo sobra… de P.M. le indicaba desde el título con sus puntos suspensivos, que el mensaje proseguía más abajo.

En este se repetía varias veces “comidas para llevar”, aludiendo al artículo de la parte superior de la página, referido a la doctrina Monroe, que supuestamente ratificaba la alianza argentino – estadounidense en Centroamérica, por sobre cualquier pretensión europea. Como otro argumento decisivo para inducir a la Junta Militar a la recuperación de Malvinas.

Y proseguía con un burlesco y procaz lenguaje, con doble sentido: “La afición porteña a los helados es impresionante. Pero los helados ¿se comen? Mas bien se lamen o se chupan. Funciones secundarias y complementarias a la boca. Se sospecha que las heladerías son fomentadas por los gobiernos porque mientras lamen o chupan, los porteños no hablan. En cambio habría que imponer medidas de represión sobre las comidas para llevar, y es lógico. En tanto no cocinen, las amas de casas tienen tiempo para hablar de Economía, y es sabido que el ocio es la madre de todos los vicios. P.M.

El mensaje se completaba en el recuadro contiguo de más abajo, que le anticipaba que tras haber recibido las instrucciones, iba a comenzar la acción:  Otros días Sabe usted que es la “pedagogía de E.M.M. El que se refería a la falta de profesores tras la Reforma Universitaria de 1918, en el Instituto del Profesorado Secundario, al que habría estado ligado Costa Méndez, y seguidamente aparecía en la anécdota el ex subdirector de LA NACION, Juan Valmaggia:

La intervención de un docente y militante político facilitó el acceso de los estudiantes al despacho del presidente de la República. El magistrado los recibió amablemente, los hizo sentar en torno de una larga mesa y se dispuso a escucharlos. Tomó la palabra el joven Juan Santos Valmaggia, dotado de una singular y convincente oratoria… Después llegó el turno del Presidente.  Miró a todos de hito en hito y en seguida dio la razón de tanta dilación: “Jóvenes -les dijo-por ser la “Pedagogia” (como se decía por entonces) una suma de elementos éticos y metafísicos, la designación de un profesor nos sume en las más hondas cavilaciones. Y como ya estaba satisfecho el tiempo de la meditación, prontamente se pasó a la acción y se hicieron los nombramientos. E.M.M.

Concomitantemente, en la nota Las dos cartas de Jamaica, en el texto vecino al mensaje encriptado, se refería primero al cuarto y último viaje de Colón, donde tenía prohibido por los reyes de España desembarcar en isla La Española (por los crímenes que allí había cometido). Estableciendo así una alegoría con la prohibición de desembarco en las Georgias, que iba a provenir del Reino Unido.

Y seguidamente tras referirse a piedra mármol, o sea roca, en el doble sentido de su intimidad con Roca, y el antiguo nombre de las islas Georgias, y aludir al topo diciendo que “no tiene pelo en la cabeza que no sea cano”, se refiere a la carta de Colón a los reyes, que “Diego Méndez”, tras desembarcar en La Española, llevó a España.

A continuación, la nota se refiere a la carta que Simón Bolívar escribió, “Contestación de un Americano Meridional a un caballero de esta isla”, diciendo entre otras cosas que el referido prócer, “analiza la historia y el presente continentales, hace sus predicciones sobre el futuro político de os pueblos sudamericanos. Todo está perdido; todo se recuperará”.

Tras encomiar a Chile, “si alguna permanece largo tiempo en América, me inclino a pensar que será la chilena”, continuaba haciendo una trágica prognosis respecto Argentina: “En Buenos Aires habrá un gobierno central, en que los militares se llevan la primacía por consecuencia de sus divisiones internas y guerra externas. Esta constitución degenerará necesariamente en una oligarquía, o una monocracia con más o menos restricciones, cuya división nadie puede adivinar. Sería dolorosa que tal cosa sucediese, porque aquellos habitantes son acreedores a la más esplendida gloria”.

Ese mismo jueves 18 de marzo comenzó a desarrollarse el “incidente” de los chatarreros de Davidoff. El mencionado Mileti escribió en su diario personal: Jueves 18 de marzo: “Aproximadamente a las 10 de la mañana se decidió izar la bandera. Se colocó en un mástil que se fabricó con un remo roto y fue atado a una torre en donde se encontraba un transformador de electricidad. El mástil fue atado en una de las crucetas que tenía la torre junto con la bandera. Todo se hizo sin ninguna pompa y sin ninguna manifestación. Solo fue colocada en ese sitio por Horacio Lochi y Carrizo.”

Guerra Malvinas 6, mensajes secretos a traves de LA NACION al topo OTAN Costa Méndez, incidente Georgias
Revista GENTE Nro. 922 – 24 marzo 1983, página 6

Viernes 19: “Hoy a las diez de la mañana tuvimos la visita de cuatro ingleses. Después de decirnos que bajáramos la bandera, nos pidieron que abandonáramos las islas. No entendíamos porque ya que teníamos toda la documentación en regla, incluso una visa inglesa… fueron a hablar con el capitán del barco -Bahia Buen Suceso- y le pidieron usar la radio. La bandera la bajamos mi compañero Ruiz Diaz y yo, con una bronca terrible… la orden se la habían dado a mi compañero Manolo, el que se negó rotundamente, aludiendo que no podía ser que cuatro gringos de miércoles puedan con treinta y nueve argentinos…”

Lunes 22: “Hoy nos enteramos que una radio alemana informó que Inglaterra se sentía ofendida porque un grupo de civiles argentinos habían invadido las islas Georgias y además izado el pabellón y cantado el himno. Lo de la invasión no es cierto, nosotros teníamos permiso para estar en las islas y lo del Himno también fue un invento de ellos. Lo único cierto era lo del izamiento de nuestra bandera.”

Sábado 27: “El señor Patané nos dijo que si nosotros teníamos que abandonar las islas por causas ajenas a nuestro trabajo cobraremos los cuatro meses… esto me tiene preocupado porque cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía. Viernes 2 de abril: Si toda esta explosión fue provocada por una chispa formada por una bandera celeste y blanca enarbolada por un grupo de 39 trabajadores, podemos sentirnos orgullosos de haber servido a la patria de alguna manera…”(revista GENTE citada, p. 6 y 10).

En el reportaje realizado a Mileti y Lochi en esa nota, (p. 8 y 9), el periodista Jorge Palomar acotó: “ni Lochi, que fue el operario que hizo la bandera. Ni Mileti, que fue el encargado de arriarla, se resignan a creer que “todo fue casualidad”… hoy estos dos hombres no tienen temor en decir, “creemos que a nosotros nos llevaron a Georgias con un objetivo que no era el establecido en el contrato”.

Respecto al izamiento, Lochi declaró: “Realmente fue una cosa así nomás… sin ninguna mala intención.  Cuando la puse me emocioné muchísimo… Yo no la llevé. El que la tenía, y de esto me enteré cuando desembarcamos en Puerto Leith era el jefe nuestro. En realidad tenía dos banderas, yo se las vi. En un portafolios tenía una bandera argentina, pero en otra valija tenía también una bandera inglesa. Usted me pregunta porqué llevaba una bandera inglesa… y yo que sé.  Me parece que habría que preguntárselo al señor Patané ¿no?

Mileti declaró: “Nos engañaron a todos, nos usaron como a los chicos, nos hicieron creer cosas que nunca existieron. Mire, yo quiero que usted publique esto: a nosotros nos usaron como carne de cañón. No se sí fuimos usados al salir de Buenos Aires, pero me queda la duda, una gran duda.”

Al respecto, Antonio Jorge Felipe Patane y Carlos Marcelo Patane, figuran como veteranos de guerra de la Armada Argentina. Y acorde con sus declaraciones públicas, todavía parecen ignorar que fueron usados como carnada, por parte de la inteligencia angloestadounidense al servicio de la OTAN.,

La sustancia maligna del “Sarajevo del Atlántico Sur”, la expuso el mismo Galtieri a la misma revista (GENTE Nro. 959, 8 diciembre 1983): “El tema Georgias precipitó los acontecimientos… los ingleses exigían, apartándose del acuerdo del año 1971, las firmas de las tarjetas -emitidas criminalmente por Costa Méndez- en Grytviken o iban a sacarlos con el “Endurance” o con otros buques, etcétera, eso afectaba la dignidad y el honor nacional.  Y obligó así con los hechos…”.

Como una muestra clásica de los que es un mensaje convencional elíptico, sin la profundidad, sutileza, y calidad cultural, literaria, y enigmática  de los cursados al topo Costa Méndez a través de la página OP-ED de LA NACION, el mismo Mileti narra en ese reportaje: “El 25 de abril recibimos información que los ingleses atacan Grytviken. Fue cuando “pescamos” la última comunicación por radio. Decía, en clave: “mamá agoniza, cerrá el colegió y cuidá a los chicos. Claro, los “chicos” éramos nosotros.”

El contenido explícito de LA NACION en consonancia con sus mensajes encriptados

En cuanto al contenido explícito de LA NACION en esos días, 16, 17, y 18 de marzo, que contribuyó directamente a que Galtieri y los restantes integrantes de la Junta Militar, tomaran esa decisión, estaban referidos magnificadamente a:

La caída del producto bruto interno; la crisis económica; la suba del dólar; a la supuesta alianza estratégica con EEUU por la insurrección comunista en Centroamérica; a tranquilizar el conflicto con Chile; a la posibilidad de una salida cívico militar a lo “Elpenor” (El Perón en 1946); a los desaparecidos y la posibilidad de un “libro blanco” al respecto; a los despidos fabriles masivos; a la inquietud política; al refresco del éxito de la estrategia diplomática militar de Egipto en la guerra de Yom Kippur, que se había introyectado en la cúpula militar argentina con las memorias de Kissinger, publicadas en LA NACION en febrero anterior; a la corrupción; al arma del petróleo como otro naipe para la negociación, etc.

Ver Extracto capítulo 15 – LA NACION 16 al 18 de marzo 1982 – Preparando el incidente de Georgias

Un ejemplo de ello es la diagramación de la pagina 10 de la NACION, en ese 18 de marzo en que comenzó el planificado incidente de las Georgias, por parte de la inteligencia anglo estadounidense al servicio de la OTAN:

Arriba de página proseguía promocionando la supuestamente estratégica “arma” del petróleo:  Aumentará la inversión de capitales Arabes “El ministro de Planeamiento de Arabia Saudita que concluyó ayer su visita, destaco el interés de su gobierno… Nazer manifestó que existe la posibilidad de incrementar inversiones árabes en las áreas mineras… negó que se hubiera analizado la posibilidad de invertir capitales árabes en la extracción de petróleo y de intercambiar armamentos y tecnología misilística”.

Interés de Galtieri “…dijo que Galtieri se mostró “muy interesado” en la cooperación” Coincidencia plena “…Miret – secretario de Planeamiento- remarcó que se había obtenido “coincidencia plena” en la cooperación entre ambos países… Nazer se entrevistó con Galtieri y los ministros de Economía, Relaciones Exteriores y Obras y Servicios Públicos.”

Al lado LA NACION introducía una cuña con el mismo palo: Massera examina con miembros del clero la situación social  “El ex integrante de la Junta Militar habría analizado con sus interlocutores la grave situación social a la luz de las movilizaciones en preparación por organizaciones políticas y gremiales -su- Partido para la Democracia Social difundió ayer un comunicado, en el que expresa la “total coincidencia con las expresiones del cardenal Primatesta condenando la usura, la indexación y la desvalorización moral.”

Abajo LA NACION traslucía su énfasis desinformativo: Reiteran que la ayuda a El Salvador no se traduce en tropas “El embajador de El Salvador reiteró ayer que los gobiernos de Buenos Aires y Caracas suministran ayuda militar a su país, pero negó presencia de tropas. Acusó a los medios de prensa “que le dan un vuelo mayor que el que debe tener la actual ofensiva guerrillera”.

Al lado de la carnada de El Salvador, LA NACION y DYN ponían el anzuelo: Malvinas El gobierno apelará a todos los medios para recuperarlas” (DYN) “El comandante del II Cuerpo de Ejército, general Trimarco, afirmó ayer que el gobierno está dispuesto a lograr la soberanía argentina sobre las islas “de todas formas y por todos los medios. Se conoce -dijo- la nueva tónica impresa a la política exterior en tal sentido: tratar de lograr el objetivo lo más rápidamente posible… ponerle punto final al asunto de las islas. Nosotros -agrego- decimos que son nuestras y que la devuelvan.  Que los ingleses se decidan”. Sin embargo, aclaró que la Argentina “va a agotar los medios legales y pacíficos para obtenerlas. Creo que vamos a obtener buenos resultados, Dios mediante… el Gobierno ha puesto mayor énfasis en esto, como una decisión de lograr una decisión del gobierno inglés.”

Aviesamente LA NACION contorneaba esa nota-anzuelo, con un marco de mugre: Roth  Nos encaminamos a una convulsión social “El ex secretario Técnico de la presidencia de Onganía, opinó que “nos encaminamos a una convulsión social de proporciones sin la estructura política para contenerla, reservas económicas para paliarla, ni conducción prestigiada para hacerle frente… en una carta al diario La Nueva Provincia afirmó “la alarmante erosión de la actividad… la energía puesta en reprimir a la subversión no ha sido ejercida para reprimir la corrupción” y recuerda que ha realizado denuncias de este tipo a la Junta Militar “sin lograr el cese de las prácticas delictivas cuestionadas…”

“Watergate, donde está en juego la honorabilidad del presidente de los EE.UU., fue televisada al mundo desde el principio al fin, si lo mismo se hiciera aquí se comprobaría que los pecadores son pocos y que el daño que han hecho es mucho”…  Roth expresó que la Casa Rosada no ha tenido aún un ocupante con las agallas suficientes para decirles a las pobres mujeres que pasean abajo: señoras, bien o mal hemos muerto a sus hijos y no vamos a reavivar las pasiones de una década sangrienta meneando sus hechos.”

Arriba de esa página insidiosamente armada, LA NACION atizaba “el complejo de Elpenor” o El Perón:  De la Rua Dar al pueblo “el poder de resolver su futuro” “…en una charla remarcó la “urgencia” de un cambio en el país que debe consistir en salir de la actual situación para volver al marco de la Constitución. Su vigencia debiera ser la regla… el tiempo de las palabras ha concluido”.-

VerGUERRA MALVINAS: Las comunicaciones secretas a través de LN con el topo Costa Méndez (7) – Escalar Georgias 

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook