GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 9 – El TAU Galtieri

En este capítulo 9 de la serie referida al desempeño del canciller argentino Costa Méndez como topo de la OTAN, se continua revelando el proceso de aproximación que se hizo con su persona a través de la página OP-ED del diario LA NACION, para enrolarlo en esa tarea entre fines del año 1979 y abril de 1980. Que culminó con el señalamiento el 8 de abril de 1980, que su líder en relación con las Malvinas sería el Gral. Galtieri.
Guerra Malvinas mensajes secretos a traves LA NACION con topo OTAN Costa Méndez, TAU Galtieri

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – Resumen capítulos publicados

En el anterior capítulo 8 se reveló la prognosis hecha a fines de septiembre de 1979 al topo Costa Méndez, a través de la página OP-ED (Opuesta Editorial) de LA NACION, de que el 8 de abril de 1980 aparecería el TAU, el emblema, liderazgo, compromiso, o misión que debía seguir como topo de la OTAN.

Luego, el sábado 5 de abril, como un anticipo de esa revelación, en la tapa de LA NACION hizo su aparición Enrique Ros. Quien pasó a desempeñarse como subsecretario de Relaciones Exteriores, y tuvo un rol esencial durante el conflicto de Malvinas en 1982. Habiendo sido uno de los impulsores del absurdo plan diplomático militar “Ocupar para negociar”, sin prever la verdadera reacción del Reino Unido, ni su defensa posterior. Habiendo también intervenido en las negociaciones desarrolladas antes y durante la trágica guerra de ese año.

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 8 – El TAU Ros

Ese mismo 5 de abril, se le anticipó a Costa Méndez que debía remitirse a sendas notas que aparecerían en él Suplemento Literario dominical (Sección 4º) del día siguiente. Mensaje que además se completó elípticamente, con diversas alusiones a su condición de espía, y su íntima relación con Eduardo Alberto Roca.

Quien luego en 1982, se desempeñó como embajador ante la ONU, y fue un cómplice esencial del topo Costa Méndez, junto con su cuñado Gustavo Figueroa, en el desastre diplomático de la resolución 502 del Consejo de Seguridad la ONU. Con la cual al día siguiente de la recuperación de las islas, el 2 de abril de 1982, se condenó a la Argentina por haber amenazado y empleado el uso de la fuerza, legalizando con ella la impensada reacción militar británica.

En este capítulo 9, continuando con la revelación de esos mensajes anticipatorios, en primer lugar, se revela el contenido encriptado en las notas en el Suplemento Literario dominical, que dos años antes de los sucesos de Malvinas, insinuaban lo que trágicamente iba a suceder. Preparando así la aparición del líder en esa aventura, anunciada para el martes 8 de abril de 1980.

Las fronteras territoriales

La nota de tapa del Suplemente Literario del domingo 6 de abril de 1980, con título Acerca de las fronteras territoriales, de Néstor Homero Palma, tenía un contenido que se refería claramente a las islas Malvinas. Destacándose como “llamadores” de la existencia de un mensaje encriptado elípticamente, la ilustración que encabeza la nota con su epígrafe, “La costa argentina desde Fray Bentos”, y otra ilustración inserta más abajo, de la costa del Canal de Beagle.

Lo nota en cuestión sostiene doctoralmente la tesis a lo largo de ella, de la existencia de las fronteras culturales o ideológicas, que van más mucho más allá de las fronteras naturales. Planteando entre otras variadas alusiones, que “aquellos espacios compartidos por dos Estados a treves de fronteras comunes, plantean un problema de soberanía cuando uno de ellos no tiene resuelta la incorporación del territorio que le corresponden de esa unida cultural, a la unidad superior representada por el estado como singular concepción política y filosófica.

También sobre el final afirma respecto la frustración que puede provocar ello, afirmando: “el Estado que advierta como una realidad irreversible el fenómeno histórico producido debe instrumentar una estrategia que lo corrija. Para ello debe exaltar los valores de su reciente historia, en un territorio que geográfica, étnica y culturalmente resulta siempre extremadamente heterogéneo, lo que define diversas regiones culturales”

“Su ideología debe ahora ser racionalmente concebida. Sus arquetipos deben ser aprendidos; ellos son los que forjaron la historia reciente del espacio territorial que identifica al Estado. Esto implica proponer a sus hombres modelos válidos que no reconozcan la antinomia de los falsos arquetipos, que poco o nada tiene que ver con ideales que alienta un pueblo cualquiera. Una nación trastoca sus valores y dificulta su encuentro cuando en ella se alienta modelos publicitados a veces por el mismo estado, por virtudes intrascendentes para la preservación de sus propios ideales.”

Malvoisine y la condición de la mujer

En la contratapa del Suplemento Literario de ese día de LA NACION, que tenía continuidad física con la tapa al ser la misma sábana de papel, aparecían como Anticipos de libros, dos notas con contenidos elípticos en relación con Costa Méndez. Una En épocas de las Cruzadas – La balada de la Torre Maldita, tenía como a uno de sus autores a Pierre Barret, que traducido del francés puede entenderse como Pedro, piedra, roca, y “lengüeta”.

Haciendo así una alusión a las relaciones íntimas entre Costa Méndez y Roca. Que se veía completada con la nota contigua del pensador español Julián Marías, La mujer en el siglo XX – La realidad histórica de la mujer. Donde se hacía una reiterada alusión al rol desempeñado por Costa Méndez en esa relación.

También en la primera nota se hacía mención de entrada, qué en la Cruzadas el Rey inglés Ricardo, metía en su cama a “cualquiera, a judías y hasta hombres”, aludiendo al origen judío y el rol femenino de Costa Méndez. Pero la esencia de ella esta referida a Malvoisine, una clara alusión a las islas Malvinas, cuyo nombre proviene del francés “Maulines”, en honor de los habitantes de Saint Maló.

Con ese nombre se refiere a una máquina medieval de asedio, pero la alusión a las Malvinas se ve completada al mencionar seguidamente que el rey Ricardo dispuso “conquistar de paso la isla de Chipre, por un mal gesto que le hicieran los griegos del lugar. Las que luego “vendió al Temple por cien mil besantes”. Y la ocupación de ella la concretó un militar templario, de nombre Guilhem, con las mismas iniciales de Galtieri. Que silábicamente del inglés puede entenderse como “dobladillo Guil” o gil, y también orilla o costa.

La alusión a Malvinas tomando a Chipre como metáfora, se profundiza notablemente seguidamente, al mencionar la prolijidad de sus construcciones; lo reducido de su dotación militar para su recuperación; la mención del militar y corsario argentino Bouchard; el rechazo de los pobladores a Guilhem, y el cambio de sus toponimias, etc.

Guilhem “fue designado para formar parte del contingente de templarios que partían para constituir una guarnición en Chipre. Aldeas de casas blancas bien alineadas… flores, fuentes, canto de campanas, juegos de niños… Bouchard comandaba la pequeña tropa: quince caballeros de capas blancas, treinta sargentos, setenta y cinco escuderos y turcopolos, que venían a tomar posesión de la isla.”

Tras mencionar a la amante del patriarca Heraclio, Pascua de Riverí, o de la rivera o costa, continuaba la alusión malvinera: “Guilhem, recorriendo a Chipre a lo largo y lo ancho, aguardaba que lo llamaran. Le habían encomendado, con algunos otros, ir al encuentro de la gente del lugar, tratar de ganar su confianza. Pero pronto comprendió que lo evitaban.”

“Por más que saludara cortésmente a aquellos con quienes se cruzaba, por más que ofreciese su ayuda, al azar de los encuentros, a un pastor o un leñador, le agradecían con una amabilidad distante y se alejaban. A veces, para respetar le ofrecían uvas o higos, daban agua a su caballo. “Kopiasté, kopiasté”, le decían, “Sirvase”… Pero no añadían nada más, y las miradas eran como muros. En griego kopiasté, no es sírvase, sino trabajo duro. Pero fonéticamente copiaste, en comunicaciones radiales, es si se entendió el mensaje.

“Después de dos siglos de libertad, los habitantes de la isla aceptaban de mala gana la autoridad de esos templarios que se decían monjes, pero que llevaban espadas y percibía impuestos como señores. Se establecían en sus tierras, deformando ya el nombre de las ciudades: de Leucosia hicieron Nicosia (alusión al Nicanor de Costa Méndez), decían Famagusta por Ammochostos y Limasol por Lemesos. Se comportaban como si ellos mismos hubiesen conquistado la isla, siendo que solo la habían comprado, con sus montañas, sus futuras cosechas, sus mujeres encintas…”·

Por su lado la nota del verborrágico escritor español Marías, La mujer en el siglo XX, es una reiteración de conceptos tales como “singularmente, hay una cuestión previa: ¿Qué quiere decir ser mujer? ¿Qué significación tiene? Ahora, precisamente ahora, en esta época en que vivimos. Pero esta cuestión de la mujer, esta pregunta de la mujer, no es exclusiva de ella, porque el hombre esta referido a la mujer, en eso consiste ser hombre, lo mismo que ser mujer consiste en estar referida al varón”.

Apareciendo incluso de por medio lo que hoy, cuarenta años después, se denomina identidad de género: “Suele pensarse que la mujer es una realidad natural, o que existen mujeres en la naturaleza, como hay hombres. Se piensa primariamente en la condición biológica. Hay una diferencia anatómica entre hombres y mujeres. Cuando nace un niño, el tocólogo o la comadrona, el padre y un poco después la madre, hacen una inspección ocular, y dice: “Es un niño” o Es una niña”.

“Esto se funda en un reconocimiento sumario de la estructura anatómica… Parece que esto es lo sustancial, primario, fundamental. Sí, esto es hasta cierto punto cierto; no creo que sea lo más importante, pero es decisivo. Pues bien, la mujer en el siglo XX ha cambiado profundamente desde el punto de vista biológico. Nada Menos. La condición biológica de la mujer ha cambiado decisivamente en el siglo XX.”

Y en relación a la estrecha e indisoluble complicidad entre Costa Méndez y Roca, quienes en 1982 se desempeñaron como canciller y embajador ante la ONU, respectivamente, más adelante alude: “Es la única igualdad que probablemente existe entre los dos sexos: la esencial dependencia que el uno tiene respecto del otro.”

El arte operístico

Ese mismo día en la página 9 OP-ED de LA NACION, se veían ratificados esos mensajes. Por un lado, con su característico recuadro, la Mínima de Nemo ubicada al final de página, se refería a El arte operístico, con ingeniosas opiniones referidas a la Opera y el Teatro Colón. Que venía acompañado a su derecha con otro recuadro, con propaganda turística con distintos destinos de playas y “costas”, en el país y en el exterior, como “llamadores” de la existencia del mensaje encriptado elípticamente.

El texto de Nemo decía: “Hay, por un lado, los que sostienen que no hay mejor manera de oír una ópera que dormir profundamente durante su ejecución. Desde luego existen posiciones intermedias, como la de aquel que decía: “Me encanta la ópera, con tal que sea cantada en una lengua que yo desconozca absolutamente...”

Mas adelante, estimulando el libido de Costa Méndez, apuntaba: “Toda pasión amatoria en la ópera se convierte en “une affaire a trois”, en un triángulo en el que una punta la ocupa la orquesta azuzada por el director”. Nos decía otro: El canto espanta al drama, cuya intensidad mayor se da en el silencio.”

La alusión a su íntima relación con Roca, se veía completada en la finalización de la nota dispuesta en la parte superior de la página OP-ED, Un mundo sin árboles, de Teófilo Tabanera. Un ingeniero nacido en Mendoza, que fue miembro de la Sociedad Británica Interplanetaria, y de la Sociedad Americana de Cohetes, y le dió al nombre al Central Espacial ubicado en Falda del Carmen en Córdoba.

Quien también fue usado, como se vio en el capítulo anterior, y se vera en próximos capítulos, para trasmitirle mensajes encriptados al topo Costa Méndez. En esta ocasión, la nota hacía hincapié en el especial cuidado que se le da a los árboles en Mendoza. Y al final, bajo el subtítulo Unicamente Cupido, recalcaba la estrecha relación y complicidad que debían mantener Costa Méndez y Roca:

“No podemos tolerar que se ataque al árbol ni con el más mínimo rasguño injustificable. Solo a los enamorados en nombre de ese encanto que sienten y ese impulso de continuidad constructiva, se les podrá tolerar dejar en él el símbolo de lo que sienten: amor”.

En concreto, la esencia del mensaje en esa página OP-ED está en la palabra operístico”, palabra relacionada también con “operación”, típica de la jerga de inteligencia. Cuyo objetivo Malvinas, se le acababa de insinuar a Costa Méndez con las notas insertas en el Suplemento Literario dominical, ratificando así plenamente el contenido de estas. La traducción de operístico al inglés, es operatic, íntimamente relacionada con operation, operator, operating, y sus sinónimos, etc

Las fronteras móviles y el general Chavango

Al día siguiente, lunes 7 de abril, en víspera de la anunciada aparición del TAU el 8 de abril, la página 9 OP-ED de LA NACION se encargó de ratificar los importantes mensajes encriptados elípticamente, recibidos en los días previos. En la parte superior esa página, aparecía la nota Las fronteras móviles de Guido Guidi.

Que era una versión humorística de la nota Acerca las fronteras territoriales, y la nota sobre Malvoisine del día anterior. Haciendo una metáfora de la invasión de argentinos a Brasil en la época estival, y las olas de calor y frio que van y vienen desde uno a otro país. Pero la esencia del mensaje se encuentra en la ilustración de la nota, con un mapa rudimentario del subcontinente Sudamericano, y sus amplísimas costas.

Pero en lugar de un intercambio de meteoros de norte a sur, que describía el texto de la nota, aparece en la ilustración una poderosa fuerza desencadenada hacia el sureste. Que borra del mapa las islas Malvinas, arrasando las supuestas fronteras móviles, y llevándose con ella símbolos propios de la Argentina y Brasil, como es el mate, la pava, las maracas, etc. Claramente la ilustración ratificaba, por si quedaba alguna duda, el sentido de los mensajes previos, de que la operación para que se lo solicitaba estaba referida a las islas Malvinas… y su desaparición.

Mas abajo venía la nota Los que creen ser lo que simplemente representan, de James Reston, referida al pobre desempeño del gobierno del presidente de EEUU James Carter. Que además de su título alusivo, referido a un juego dúplice típico de un doble agente o topo, al final señalaba: “algunas veces uno tiene que arriesgar su alma para poder salvarla”.

Finalizaba la comunicación de ese día, ratificatoria a la de los días previos, y anticipatoria a la ansiada revelación prometida al topo Costa Méndez para el día siguiente, con el recuadro Otros días, El misterioso señor Chavango, de E.M.M.. Donde tomando humorísticamente la expectativa de Costa Méndez, narraba la broma que le gastó el político y periodista Lucio Vicente López, nieto del autor del Himno nacional, al intendente Torcuato de Alvear, cuando este cambio el nombre de la calle Chavango, por la del Gral. Las Heras.

López fraguó una queja ante el intendente, por parte supuestamente la viuda y sus hijos, por el deshonor que representaba quitarle a la calle el nombre del “General Chavango”. Lo cual preocupó seriamente a Alvear, hasta que fue anoticiado que todo era una charada, desconociéndose en la práctica porque esa calle llevaba el nombre de Chavango.

Como para ratificar claramente que la pagina contenía un mensaje, que debía tener especialmente en cuenta, en el lado izquierdo de ese recuadro había un “llamador” con la propaganda de MEL Inmuebles, cuyo logo era una M. Y en el lado derecho lucía otro “llamador”, con una propaganda de la publicación Carta Política, de Mariano Grondona, donde figuraba con todas las letras “Costa Méndez”.

El TAU Galtieri y Los inmortales

Llegó así el 8 de abril de 1980, anunciado a Costa Méndez siete meses atrás, el 29 de septiembre de 1979. Y tal como se puede ver en la portada, en la tapa lucía una nota referida al Teniente Gral. Leopoldo Fortunato Galtieri, quien dos años casi exactos después, fue el principal responsable de la trágica aventura de Malvinas.

En diciembre de 1979, Galtieri había sido designado comandante en Jefe del Ejército, en reemplazo del Gral. Roberto Viola. Quien luego en marzo de 1981, fue designado por la Junta Militar presidente de LA NACION. Puesto del que fue desplazado por el mismo Galtieri al final de ese año, teniendo como principal objetivo en su mente, la recuperación de las islas Malvinas, para tratar de revivir a una alicaída dictadura militar.

Que enfrentaba serios problemas económicos financieros, y un enorme desprestigio externo, por la brutal violación a los derechos humanos que había llevado a cabo, en la lucha contra la subversión armada y cultural.

La nota de tapa de LA NACION, reproducía palabras de Galtieri mencionadas previamente en el programa Tiempo Nuevo, de Mariano Grondona y Bernardo Neustad: “Para que haya grandeza nacional tiene que haber vocación política de los habitantes de la Nación. Yo creo que uno de nuestros grandes problemas es que no se ha despertado la vocación por el bien común que implica preocuparse por el bien de todos: destinar parte del tiempo a la comunidad… si hay alguno que ha pensado que el año que viene vamos a sacar las urnas y distribuirlas a lo largo y a lo ancho del país, para volver a la salida que alguna vez tuvimos, están totalmente equivocados”.

“… se tuvo que tomar el poder para poner orden “e instrumentar el sistema de ideas que implemente una República que se desenvuelva democráticamente por 100 años más y cada paso del Proceso y de las Fuerzas Armadas tienen que tener la firmeza suficiente… El dialogo, la libertad existente, la paz argentina ¿eso no es una realidad? ¿Quienes lo consiguieron? ¿Nosotros? ¿Yo comandante en Jefe? No. Esto lo consiguieron los 26 millones de argentinos.”

Andadas y revolcones“los cuatro años transcurridos habían sido un éxito de la Nación, no del Ejército ni de las Fuerzas Armadas de la Nación Argentina. Y creo que en estos próximos diez años, la Nación Argentina, los 26 millones de protagonistas de la Nación Argentina, construiremos la República que buscamos, en 1990… recordó asimismo que el próximo presidente será un militar elegido por la Junta y afirmó que “de ahí en más, seguiremos avanzando en dirección a la República y a la democracia que buscamos los argentinos con estabilidad, porque yo creo que sería funesto acelerar un tránsito a las urnas, so peligro que volvamos a las andadas y a los revolcones en el orden nacional”.

Esa ansiada revelación al topo Costa Méndez, fue completada en la página 9 OP-ED, que contenía sendas notas referidas al fracaso de gobiernos autoritarios y policiacos, como el de Argentina. Principalmente la titulada La utopía importada, por Víctor Luis Funes, que narraba el fracaso con rumbo al caos y al aumento de endeudamiento externo, producido supuestamente por la reforma agraria en El Salvador, impulsada por la Junta Militar que gobernaba allí, y por EEUU.

Como advirtiéndole al topo Costa Méndez, que no iba a participar de algo especialmente exitoso bajo el liderazgo de Galtieri, con la mención de su apellido Costa al final de la nota. Y enmarcada por esta, aparecía el recuadro Otros días, Del café a la inmortalidad, de E.M.M., que discurría sobre el origen del nombre del famoso café porteño Los inmortales. Atribuyéndoselo a Ruben Dario que le habría dicho a su acompañante: “Entremos que este es el cafe de los inmortales, y por ello, estaremos en nuestro elemento”.

Y era una especie de aplauso y congratulación, por el ingreso a ese círculo selecto del topo Costa Méndez, tras revelarle el TAU que debía seguir. A quien se nombraba entre Los inmortales como “Evar Méndez”, que podría interpretarse como el masculino de Eva. Mencionando a la par a un tal Soussens, qué del francés al español, significa subsentido o bajosentido.

Mas abajo aparecía una propaganda de la financiera Finank, cerrada poco después por el Banco Central, que le aseguraba al topo futuro canciller: Mas que una financiera su socio en finanzas. “Un socio sólido, seguro, con gran respaldo y profesionalismo. Un socio que responde siempre. Un socio confiable. Que trabaja rápido, y ágil en la gestión. Un socio humano en el trato, directo y cordial”.-

Proximamente: GUERRA MALVINAS Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 10 – El crimen del Belgrano

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook

Con tu aporte vos nos haces libres

Suscripción Mensual

Aporte Opcional

donacion libre

Alias: aportesstripdelpoder