¿Qué busca realmente el gobierno israelí de Netanyahu? ¿Un nueva Nakba y el gas de Gaza?

Un documento emitido por Amir Weitman, gerente de inversiones e investigador del Instituto Meshgav para la Seguridad Nacional y la Estrategia Sionista, con título “Un plan para el reasentamiento y la rehabilitación final en Egipto de toda la población de Gaza”, plantea expulsar a los palestinos de allí, y quedarse con sus recursos hidrocarburíferos..
Que busca realmente gobierno Netanyahu, nueva Nabka gas de Gaza

La notable evidencia de que el gobierno israelí de Benjamín Netanyahu habría dejado hacer el 7/10 de Hamas, la constituye la acusación que hizo contra los grandes medios del mundo, que habrían sabido con anticipación del ataque, y dispusieron su cobertura previamente. A la par de que los servicios de inteligencia de Israel, reputados como los mejores del mundo, parecían estar en babia.

Ver PALESTINA: No hay nada sorprendente en la operación de Hamas, la huida hacia delante de Netanyahu

El motivo para hacerlo es evidente. La búsqueda de oxígeno externo, por parte de un gobierno asfixiado internamente al punto del colapso, con enormes manifestaciones que cuestionaban las antidemocráticas reformas que pretendía hacer en los procedimientos de la justicia. Para ponerse a salvo Netanyahu y algunos de sus ministros, de la persecución de esta, y con la intención de detentar la suma del poder público.

Por eso incluso el gobierno de Netanyahu magnificó los daños y muertes perpetradas por el ataque de los milicianos de Hamas, mediante una represión indiscriminada con tanques y helicópteros. Que costó la vida de cientos de sus ciudadanos, y causo enormes daños a la infraestructura edilicia, de una magnitud imposible de realizar con el armamento liviano que ellos portaban.

Ver Las atrocidades atribuidas a Hamas perpetradas por Israel para justificar las suyas

Cuyo principal objetivo era el ataque por sorpresa a las fuerzas de defensa israelíes (IDF), y la toma masiva de rehenes para canjearlos por los diez mil rehenes palestinos que Israel tiene encarcelados. Muchos de ellos sin intervención de la justicia, y sometidos a torturas tal como lo acredita el Comité contra la Tortura de la ONU.

En ese marco resulta obvio que esa huida hacia delante de Netanyahu, solo tendría una salida exitosa sí como prometió el mismo Netanyahu, “cambiará a Medio Oriente”. Insinuando así una “solución final” al problema palestino, que no consistiría precisamente en un estado palestino, sino en una nueva Nakba.

O sea una limpieza étnica de Palestina como la concretada en 1948, solamente que esta abarcaría a todo el territorio de Palestina. Para así concretar el sueño del sionismo fundamentalista al que pertenece Netanyahu, del Eretz Israel, el Gran Israel, desde el Rio Litani en el Líbano, hasta el Mar Rojo.

Y esto no es una conjetura dado que está plasmado en el documento emitido pocos días después del 7/10 por Amir Weitman, gerente de inversiones e investigador visitante en el Instituto Meshgav para la Seguridad Nacional y la Estrategia Sionista, con título en hebreo“Un plan para el reasentamiento y la rehabilitación final en Egipto de toda la población de Gaza”.

Kit Klarenberg, un periodista de investigación que explora el papel de los servicios de inteligencia en la configuración de la política y las percepciones, se encargó de revelar recientemente esto en una nota publicada en el portal Grayzone, que Stripteasdedelpoder.com traduce y publica a continuación.

Afirmando al respecto: “Mientras el bombardeo israelí de Gaza entraba en su tercera semana, dejando más de 5.000 muertos y al menos un millón de residentes desplazados, un grupo de expertos con sede en Tel Aviv publicó un plan para la solución final del autoproclamado Estado judío.”

Ver ISRAEL: El apartheid reconocido por la ONU y ONG que muchos ocultan es la causa de la violencia allí

Esto explicaría las conductas altamente agresivas que paralelamente siguen contra los palestinos las fuerzas de Israel y los colonos en Cisjordania, asesinándolos, y arruinando sus propiedades, y cosechas, haciendo recordar los aciagos años de la Nakba. Con la pretensión de que en base al terror abandonen Cisjordania hacia Jordania, tal como dan cuenta incluso medios israelíes como Haaretz.

También explicaría la agresión por parte de Israel a los hospitales de Gaza y su entorno, donde se refugian decenas de miles de palestinos, para mostrarles que no hay ningún lugar seguro y obligarlos a huir de allí rumbo al sur, hacia Egipto. Que comenzó con el ataque gris al hospital  Al-Ahli, en que primero partió un información confusa de Israel que si que no, que no había cráter, etc, ante la dura condena mundial.

Pero luego se verificó un cráter compatible no con una bomba, pero si con un proyectil de artillería inteligente de los que dispone Israel, cuya forma y su alto poder explosivo señalaba que provenía desde este país. Dejando así en duda su autoría ante la opinión mundial, pero no ante los atemorizados palestinos residentes en Gaza.

Y ahora esos ataques y cercos a los hospitales se han hecho ostensibles por parte de Israel, con la acusación que debajo de ellos existen túneles de Hamas. Dejando así sin refugio seguro a centenares de miles de palestinos refugiados en su entorno, bajo la premisa que es un crimen de guerra el ataque a un hospital, y no dándoles otra opción que huir hacia el sur, camino hacia Egipto. A la par que, concomitantemente, Netanyahu aseguró que Israel tendrá en el futuro una presencia “indefinida” en esa martirizada área.

Pero además tal como se expone en el referido documento, habría otra conquista de por medio, que serían las riquezas hidrocarburíferas existentes en Gaza y su ZEE (Zona Económica Exclusiva). Como el yacimiento de gas natural Gaza Marine, situado a 19 kilómetros de la costa de Gaza, descubierto en 1999 y concesionado por la Autoridad Palestina a British Gas, pero que Israel ha impedido su explotación hasta hoy. A la par que lo explota indirectamente, con sus  con sus plataformas vecinas Tamar Rig y Tethys Sea. Habiendo últimamente llegado a acuerdos con Egipto, para pasar a explotarlo directamente en el 2024, en el marco de la carencia de gas en Occidente como resultado de la guerra ruso ucraniana.

Que busca realmente gobierno Netanyahu, nueva Nabka gas de Gaza

Pero a la par hay mas recursos hidrocarburíeros en la costa de Gaza, y también en Cisjordania, como consecuencia del descubrimiento en el 2010 del yacimiento Giant Leviathan. Tal como da cuenta en una reciente nota, relacionándolo directamente con la situación en Gaza Michel Chossudovsky.

Que busca realmente gobierno Netanyahu, nueva Nabka gas de Gaza

Chossudovsky es un economista canadiense de origen judío, profesor en la Universidad de Ottawa; fundador y director del Centro de Investigación sobre la Globalización (CRG); editor de Global Research; y autor de 13 libros. De esa manera, además de quedarse con el territorio palestino, Israel también se haría de los ingentes recursos existentes en ellos, actualmente muy valiosos.

Un grupo de expertos sionista publica un plan para el genocidio palestino

Que busca realmente gobierno Netanyahu, nueva Nabka gas de Gaza
Una ciudad de tiendas de campaña en Khan Younis, Gaza, para los palestinos obligados a huir de las zonas del norte de la sitiada franja.

KIT KLARENBERG – 24 DE OCTUBRE DE 2023

Mientras el bombardeo israelí de Gaza entraba en su tercera semana, dejando más de 5.000 muertos y al menos un millón de residentes desplazados, un grupo de expertos con sede en Tel Aviv publicó un plan para la solución final del autoproclamado Estado judío.

En un libro blanco publicado más de una semana después del ataque sorpresa liderado por Hamas contra bases militares y kibutzes israelíes, el Instituto para la Seguridad Nacional y la Estrategia Sionista esbozó “un plan para el reasentamiento y la rehabilitación final en Egipto de toda la población de Gaza”, basado en sobre la “oportunidad única y poco común de evacuar toda la Franja de Gaza” que brindó el último ataque de Israel al asediado enclave costero.

Publicado en hebreo en el sitio web de la organización, el artículo fue escrito por Amir Weitman, “un administrador de inversiones e investigador visitante” en el Instituto que también dirige el grupo libertario del gobernante Partido Likud de Israel. El documento comenzaba señalando que hay 10 millones de viviendas vacías en el vecino Egipto que podrían ser ocupadas “inmediatamente” con palestinos. Luego, Weitman aseguró a los lectores que el “plan sostenible… se alinea bien con los intereses económicos y geopolíticos del Estado de Israel, Egipto, Estados Unidos y Arabia Saudita”.

La propuesta de limpieza étnica de Weitman se hace eco de los planes de traslado forzoso propuestos en los últimos días por ex funcionarios israelíes mientras aprovechaban las órdenes de evacuación entregadas a toda la población civil del norte de Gaza por el ejército israelí.

El siniestro plan de Weitman imaginaba que Israel compraría estas propiedades a un costo de 5 a 8 mil millones de dólares, un precio enorme que refleja sólo entre el 1 y el 1,5 por ciento del PIB de Israel.

“Estas sumas de dinero [necesarias para limpiar Gaza] en relación con la economía israelí son mínimas”, postula Weitman. “Invertir miles de millones de dólares individuales para resolver este difícil problema es una solución innovadora, barata y sostenible”.

Weitman reconoció que su plan prácticamente equivale a que Israel “compre la Franja de Gaza”, argumentando que la medida sería “una inversión muy valiosa” para los sionistas porque “añadiría mucho valor con el tiempo”. Afirmó que las “condiciones de la tierra” locales en el área proporcionarían a “muchos” colonos israelíes un alto nivel de vida, permitiendo así una expansión de los asentamientos en Gush Dan, cerca de la frontera con Egipto, dando “un tremendo impulso a los asentamientos en el Negev”.

En diciembre de 2021, Tel Aviv aprobó planes para establecer cuatro asentamientos en el Néguev para albergar a 3.000 familias de colonos.

Una guerra genocida para poner fin a todas las guerras

Aunque hasta ahora Egipto ha rechazado la presión israelí para un éxodo masivo de residentes de Gaza a través del cruce sur de Rafah, Weitman argumentó que El Cairo acogerá con agrado el éxodo masivo de refugiados palestinos como “un estímulo inmediato” que “proporcionará un beneficio tremendo e inmediato a todos” y “al régimen de Sisi”.

Weitman afirmó que los principales acreedores de El Cairo –incluidos Francia, Alemania y Arabia Saudita– probablemente darán la bienvenida a una economía egipcia revitalizada, cortesía de la “inversión israelí” en la expulsión permanente de los palestinos. Supone que Europa occidental acogerá con agrado “el traslado de toda la población de Gaza a Egipto”, porque “reducirá significativamente el riesgo de inmigración ilegal… una ventaja tremenda”. Mientras tanto, espera que Riad acepte la medida porque la “evacuación de la Franja de Gaza significa la eliminación de un aliado importante de Irán”.

La limpieza étnica de Gaza significaría el fin de “incesantes y repetidas rondas de combates, que inflaman el fuego del odio contra Israel”. Además, “cerrar la cuestión de Gaza garantizará un suministro estable y mayor de gas israelí a Egipto y su licuefacción”, procedente de las vastas reservas confiscadas por Israel cerca de las costas de Gaza.

A su vez, se espera que los palestinos aprovechen la oportunidad de ser trasladados por la fuerza desde sus hogares en lugar de “vivir en la pobreza bajo el gobierno de Hamás”. Por lo tanto, es necesario que Israel “cree las condiciones adecuadas” para “inmigrar” de Gaza a El Cairo. Weitman señaló que los dos millones de habitantes de Gaza “constituyen menos del 2% de la población egipcia total, que hoy incluye ya 9 millones de refugiados. Una gota en el océano.”

El documento concluía ominosamente: “No hay duda de que para que este plan llegue a buen término, deben existir muchas condiciones al mismo tiempo. Actualmente, estas condiciones se cumplen y no está claro cuándo volverá a surgir esa oportunidad, si es que alguna vez surge. Este es el momento de actuar. Ahora.”

“Si queremos seguir vivos, tendremos que matar y matar y matar”

Por más bárbaras que puedan parecer estas propuestas, reflejan lo que muchos funcionarios israelíes parecen estar murmurando en privado, y lo que al menos un ex experto del gobierno ha promovido abiertamente como una solución altruista al “problema” palestino.

“Hay una enorme extensión, un espacio casi infinito en el desierto del Sinaí, justo al otro lado de Gaza”, el ex viceministro de Asuntos Exteriores de Israel, Danny Ayalon, se hizo eco de la lógica genocida sionista detrás de la propuesta de Weitman en una entrevista con Marc Lamont de Al Jazeera. “La idea es, y no es la primera vez que se hará, que salgan a las áreas abiertas donde nosotros y la comunidad internacional prepararemos la infraestructura, ya sabes, 10 ciudades con alimentos y agua, tal como para los refugiados de Siria”.

En 2004, el demógrafo sionista Arnon Sofer, de la Universidad de Haifa, expuso planes detallados respecto el aislamiento de Gaza directamente al gobierno de Ariel Sharon. Esto implicó retirar completamente las fuerzas israelíes de la zona y construir un estricto sistema de vigilancia y seguridad para garantizar que nada ni nadie entrara o saliera sin una condición sionista. Predijo un baño de sangre perpetuo:

“Cuando 2,5 millones de personas vivan en una Gaza cerrada, será una catástrofe humana. Esas personas se convertirán en animales aún más grandes de lo que son hoy… La presión en la frontera será terrible. Va a ser una guerra terrible. Entonces, si queremos seguir vivos, tendremos que matar, matar y matar. Todo el día, todos los días… lo único que me preocupa es cómo garantizar que los niños y hombres que van a tener que matar puedan regresar a sus hogares con sus familias y ser seres humanos normales”.

El Instituto ha planteado una fantasía clara y fácil de lograr el mismo objetivo propuesto por Sofer. Para que tenga éxito, todo lo que los palestinos tienen que hacer es dejar las armas y dirigirse hacia el desierto del exilio permanente.-

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook

Con tu aporte vos nos haces libres

Suscripción Mensual

Aporte Opcional

donacion libre

Alias: aportesstripdelpoder