Los responsables de la deuda externa y la fuga de divisas según el INDEC

Al calor de una campaña electoral cada vez más exaltada, entre el oficialismo y la oposición se cruzan reproches relacionados con la cuestión de la deuda pública, la deuda externa, y la fuga de divisas. Del análisis de los datos del INDEC referidos a las Cuentas Internacionales – Posición de Inversión Internacional, surge claramente que hay una responsabilidad compartida en cuanto a la fuga de divisas por parte del kirchnerismo y el macrismo.

Pero la que se ve notablemente agravada por parte de este ultimo, porque la fuga a un ritmo anual el doble del kirchnerismo, no la financió con el despilfarro del saldo positivo de la balanza de pagos, como hizo este. Sino con un frenético reendeudamiento externo, a un ritmo similar al del menemismo.

Hasta llevar al país al colapso económico y la impotencia financiera en que se encuentra actualmente. Sin solución a la vista dentro de los cánones de ortodoxos, por la pérdida absoluta del crédito internacional, que se refleja en su tasa de riesgo país. Dejándolo así en las peores condiciones posibles para enfrentar la pandemia que sobrevino seguidamente.

https://www.indec.gob.ar/indec/web/Nivel3-Tema-3-35

Respecto la deuda externa total, tanto publica como privada o proveniente de la inversión extranjera, si se analizan las cifras al final de cada mandato presidencial, surge claramente que el primer gran responsable del crecimiento durante su mandato es Carlos Menem con 144 millardos (miles de millones) de dólares.  A continuación viene Mauricio Macri, con 43 millardos; seguido casi inmediatamente por Néstor Kirchner con 42 millardos, y Cristina Fernández con 41 millardos.

Rezagadamente aparecen como grandes desendeudadores externos, pero no por su voluntad, sino arrastrados por la crisis del 2001 – 2002, Fernando De la Rua, con  menos 27 millardos de dólares, como consecuencia del vaciamiento de las reservas de los bancos, que fueron subrepticiamente a pagar la deuda externa. Y Eduardo Duhalde, con menos 46 millardos, como consecuencia del default de las deudas públicas nacionales y provinciales, el derrumbe de las deudas privadas, y el cese de las importaciones.

Ver Amadeo, Bein, Blejer, Pignanelli, Prat Gay, y Sturzenegger, los responsables de la catástrofe del 2001, están de nuevo al frente

La otra cara de la deuda externa, es la fuga de divisas al exterior, o de la economía formal local. Y en este caso encabeza el ranking Macri, con la fuga en sus cuatro años de gobierno de 90 millardos de dólares. Seguido inmediatamente por Cristina Fernández, con 86 millardos fugados durante sus ocho años de gobierno. Luego aparece Menem, con 47 millardos, Kirchner con 28 millardos, Duhalde con 17 millardos, y De la Rúa con 4 millardos.

La velocidad del crecimiento de la deuda externa y la fuga

En el siguiente grafico se puede ver la evolución promedio anual que tuvieron la deuda externa y la fuga de divisas, en cada mandato presidencial. En relación con la deuda nuevamente encabeza el ranking Menem, que la incrementó a un promedio de 14 millardos de dólares anuales. Seguido de cerca por Macri con 11 millardos anuales. Luego viene Kirchner con 9 millardos, seguido de su esposa Fernández con 5 millardos anuales.

Deuda externa, fuga de divisas, posición inversión internacional, INDEC

Y por otro lado los enormes montos negativos, de menos 13 millardos anuales de De la Rua y menos 32 millardos anuales de Duhalde, revelan la magnitud de la crisis que sucedió en esos cortos mandatos. Signados   por el vaciamiento de los bancos, el  corralito cambiario, y el default público y privado.

En cuanto a la fuga de divisas, aparece como el gran campeón Macri, con 22 millardos de dólares anuales. Seguido por Duhalde con 12 millardos anuales. Luego aparece Fernández con 11 millardos anuales, Kirchner con 6 millardos anuales, Menem con 4 millardos anuales, y De la Rua con 2 millardos al año.

La Posición de Inversión Internacional

En el siguiente gráfico se insertan los dos grandes rubros mencionados previamente, en el marco de la Posición de Inversión Internacional, y su evolución a través de los distintos mandatos. El que es el resultado del balance de los activos y pasivos externos, que detentan los residentes y No residentes en el país. Y donde paradojalmente el rubro Fuga y Otros, pasa a engrosar los activos externos del mismo. Y su diferencia respecto la Deuda externa, determina la Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN).

Deuda externa, fuga de divisas, posición inversión internacional, INDEC

Se observa en primer lugar en el gráfico que al finalizar el gobierno de Menem, no obstante haber incrementado los Activos Externos hasta un total de 150 millardos de dólares (columnas verdes) con la Fuga y otros por 97 millardos (columnas violetas) la PIIN (columnas celestes) o sea la diferencia respecto la Deuda externa (columnas rojas) resultaba negativa en 69 millardos. O sea que residentes de Argentina de distinta índole, debían a No residentes de distinta índole, 69 millardos más de los que contaban a su favor.

Seguidamente al finalizar el gobierno de De la Rua, los Activos externos disminuyeron a 132 millardos; la deuda externa a 192 millardos; la Fuga y otros aumentó levemente a 101 millardos, y de esa manera la PIIM negativa disminuyó levemente, a menos 60 millardos.

A continuación al finalizar el gobierno de Duhalde, la PIIN aparece casi en cero (-2 millardos de dólares). Como consecuencia de que los Activos externos subieron a 144 millones, producto de un aumento de la Fuga y otros hasta 118 millardos, mientras que la Deuda externa se derrumbó a 146 millardos, como consecuencia de la crisis, el default, y el cierre de las importaciones.

Al finalizar el gobierno de Kirchner, como consecuencia de que la Fuga y otros trepó a 146 millardos de dólares, llevando los Activos externos a 206 millardos, la PIIN por primera vez se hizo positiva en 18 millardos de dólares. Comenzando así a exponerse crudamente el problema que tiene Argentina y los argentinos, que tienen saldo a su favor respecto lo que deben, pero no obstante están agobiados por la deuda externa, siendo este un problema que arrastra desde hace siglos.

Ver Altas autoridades de EEUU reconocen que la deuda es un instrumento de dominio

Al finalizar el gobierno de Fernández de Kirchner, la Fuga y otros subió sensiblemente, a 232 millardos de dólares, llevando los Activos externos a los 273 millardos. Y así, no obstante que la Deuda externa también subió sensiblemente a 229 millardos, la PIIN aumentó a 44 millardos positivos.

Finalmente, al finalizar el gobierno de Macri, la Fuga y otros pegó en solo cuatro años el mayor de los saltos, 90 millardos de dólares, trepando a 322 millardos, y llevando los Activos externos a 387 millardos. Y así, no obstante que la Deuda externa aumentó sensiblemente a 272 millardos, la PIIN también lo hizo, pasando a ser 116 millardos positiva.

En el siguiente gráfico se puede ver la misma información, pero agrupada por rubros, no por mandatos presidenciales. Pudiéndose observar que los Activos Externos, partiendo de los 150 millardos de Menen (columna bordó), tras el traspié de De la Rua y Duhalde, crecen notablemente hasta llegar a los 387 millardos con Macri (columna amarilla) veinte años después.

Deuda externa, fuga de divisas, posición inversión internacional, INDEC

Siendo este el efecto del continuo e ininterrumpido crecimiento de la Fuga y otros, que de los 97 millardos de dólares Menem, trepó hasta los 322 millardos de Macri. Mientras que la Deuda Externa partiendo de los 219 millardos de Menem, durante los mandatos de De la Rua, Duhalde y Kirchner, registraron un bajón. Que se recuperó durante el mandato de Fernández, trepando a 229 millardos. Para llegar a su cúspide con el mandato de Macri, con 272 millardos.

De esa manera la PIIN o Posición Neta, de los 69 millardos de dólares negativos de Menem, queda prácticamente equilibrada en el mandato de Duhalde. Para pasar a ser nada menos que 116 millardos de dólares positiva en el mandato de Macri. O sea una diferencia de nada menos 185 millardos de dólares.

La criminal tijera de deuda gubernamental y fuga

Recién recientemente el INDEC comenzó a brindar datos desagregados de esos grandes rubros referidos a la Posición de Inversión Internacional, compilados a partir del año 2006. En base a los cuales se confeccionó el siguiente gráfico, que aporta una gran luz a los ante expuesto. Al aparecer el Gobierno general, que es el que detenta la deuda externa pública, tomada por la Nación, provincias, y algunos municipios importantes.

Deuda externa, fuga de divisas, posición inversión internacional, INDEC

En esencia el gráfico expone quién gana y quien pierde en la Posición de Inversión Internacional. Que está centrado esencialmente en el análisis en los mandatos de Fernández (fondo celeste) y Macri (fondo amarillo. Flanqueados por el final del mandato de Kirchner, y el comienzo del de Alberto Fernández (fondos azules).

Claramente el gran ganador son “Otros sectores” (línea violeta) o sea los residentes que tienen la capacidad de expatriar o atesorar formal o informalmente divisas. Que en el marco del milagro de la soja y el superávit de la balanza de pagos, durante el gobierno de Fernández pasaron de 48 millardos de dólares, a 118 millardos, o sea un aumento de 70 millardos.

Cifra que seguidamente, aumentando la pendiente de crecimiento, trepó a 219 millardos de dólares durante el gobierno de Macri, con un aumento de 93 millardos en solo cuatro años. Siendo este mecanismo de fuga y expatriación o atesoramiento informal de divisas, sumamente destructivo para la economía del país.

E incluso es una de las causas de inflación crónica que padece desde décadas atrás, al desaparecer del mercado un bien que es moneda y mercadería al mismo tiempo, obtenido de las exportaciones de bienes. Ya que acorde con la Ley de Gresham, la moneda mala circula, la moneda buena se atesora; dejando así este bimonetarismo implícito y subrepticio, mas mala moneda y menos bienes en el mercado.

Ver DÓLAR: la locura autodestructiva de los argentinos y su solución

Más abajo se puede ver el irregular desempeño del Banco Central, que cayó 30 millardos de dólares, de 42 millardos a 12 millardos, durante el gobierno de Fernández.  Y seguidamente quedó en 20 millardos al final del gobierno de Macri.

Como contraste de ello, abajo con números negativos se encuentra el Gobierno general, que detenta las deudas externas públicas oficiales. Cuyo nivel se mantuvo en el orden de los menos 65 millardos de dólares desde el 2006 hasta el 2015, e incluso bajó a menos 31 millardos en el año 2008. Pero la que al arribo del gobierno de Macri, comenzó a crecer frenéticamente  hasta llegar a menos 139 millardos en el 2019, y supuestamente 113 millardos en el 2019.

Monto que resulta irreal, dado que las estadísticas del INDEC se basan en títulos en manos de No residentes, y por ello no computa como deuda la correspondiente al FMI y organismos bilaterales de créditos, con lo cual la deuda supera con creces los 160 millardos.

La tijera que hace en este periodo el notable crecimiento de Otros sectores y el notable aumento de la deuda del Gobierno general, pone de relieve patéticamente el criminal mecanismo de endeudamiento público, y privatización de las divisas así obtenidas, acaparadas  por parte de un selecto sector de la sociedad.

Lo cual se refleja claramente, en la Posición Neta – PIIN (línea azul) que durante el gobierno de Macri pasó de 56 a 115 millardos de dólares, con un bache momentáneo en el año 2017. Habiendo pasado previamente de 21 a 56 millardos de dólares durante el gobierno de Fernández.

Este destructor mecanismo de deuda publica y fuga privada, viene asolando la economía argentina desde los inicios de nuestro país, con la deuda de Baring, y se volvió a potenciar notablemente desde la última dictadura militar. Respecto el cual remedando al poeta Atahualpa Yupanqui, se podría decir “la deuda y la fuga de divisas se van por la misma senda, la deudas es de nosotros, las divisas son ajenas”.

Con creces, quizás ya haya llegado la hora de que “truene el escarmiento”, y el gobierno de Macri, los altos funcionarios que intervinieron en ese demencial mecanismo, con el ex ministro – secretario de Finanzas Luis “Toto” Caputo a la cabeza, y la complicidad del FMI, sean juzgados como se debe, para que nunca más esa destructiva y criminal tijera financiera vuelva a operar en nuestro país.-

Ver La deuda de Macri rumbo al default, un mono con un puñal

Ver El plan estúpido del FMI y Macri que causó un enorme estrago en la economía

Ver La costosa deuda pública clandestina por u$s 8.000 millones del ministro “Toto” Caputo es una bola de nieve

 

Comentar con Facebook
Compartir la nota
Imagen por defecto
Javier Llorens
Investigador en temas económicos y jurídicos | Asesor de la Comisión de Investigaciones del Senado de la Nación | Asesor Legislativo | Co-autor del libro: «La Argentina Robada»
Artículos: 211

Ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario