El economista cordobés José María Rinaldi explica cómo reaccionaron los principales países del mundo para responder al desafío económico que supone la pandemia. Sostiene que el gobierno de Alberto Fernández tomó el rumbo adecuado pero que por el momento sus medidas son tímidas y conservadoras, y dice que debe emitir mucho más. Mientras señala que está confirmado el quiebre del paradigma neoliberal y el auge del modelo keynesiano, castiga a la administración provincial de Schiaretti por su amenaza de sacar bonos y el anuncio de una rebaja salarial.

Por Redacción – 7/4/2020

José María Rinaldi responde su teléfono después de corta una reunión por metting zoom por una de sus variadas y numerosas actividades docentes. Siempre activo y entusiasta, se queja que la cuarentena no le deja mirar series y películas como le gustaría. “Estoy trabajando un montón”, explica. Y abunda que más aun en su estudio contable, donde el parate económico obligó a redoblar la atención de sus clientes.

Rinaldi es doctor en Economía y materia de consulta mediática hace mucho tiempo en Córdoba, porque es de los pocos que se posiciona crítico del establishment económico, embanderado en la línea neoliberal muy impuesta a nivel provincial. Desde comienzos del 2000 integró el famoso Grupo Fénix que se organizó alrededor de profesionales de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Da clases hace años en la Faculta de Ciencias Económicas de la UNC, en la Facultad de Ciencias de la Información. Su estilo desacartonado suma para explicar los procesos económicos de manera didáctica.

Córdoba, Coronavirus, Economía, Emisión, José Maria Rinaldi, Keynes, schiaretti
Dr en Economía José Maria Rinaldi PH: Enrique Llorens

 ¿Cuál tu lectura del panorama mundial que genera el Coronavirus, donde Argentina debe buscar una causa para salir del pantano que produce el parate de la actividad económica por la cuarentena?

Esta es la gran crisis del siglo 21 y no sé si no será más grande que la Crisis del 30. Es un momento típicamente keynesiano, como dice la premio Nobel de Economía Esther Duflo (del renombrado Instituto Tecnológico de Massachusetts, MIT según su sigla en Inglés). El marco es, para empezar a analizar, aquel donde no hay dicotomía de la salud y la economía, donde está fuera de debate la necesidad de expandir la masa monetaria, de generar gasto público y una red de seguridad proteja el tejido social ante la pandemia. Este es un tema que no se discute en los países desarrollados ni en ninguna parte. Estados Unidos, Europa y China, paradigmas del capitalismo en sus distintas variantes, lo están aplicando de este modo. Hoy te diría que todos somos populistas.

En EE.UU. están suspendidos todos los pagos (impuestos, alquileres y servicios) hasta el 17 de abril y seguro que lo van a prorrogar. No solo eso, realizaron una expansión monetaria de dos trillones de dólares y, a su vez, sacaron una especie de ingreso universal para la población en riesgo económico que otorga 1200 dólares por persona por mes (para los que cobran hasta 75 mil dólares al año, NdR) y 500 dólares por hijo.

https://www.latimes.com/espanol/california/articulo/2020-03-28/quien-califica-para-los-pagos-de-estimulo-por-coronavirus

En esa misma línea Italia dará estímulos económicos por 350 mil millones de euros; y España en 200 mil millones. Además, Europa anunció un programa de subsidios para la gente sin trabajo de 100 mil millones de euros.

En todos lados se prende la máquina para el gasto social. La OIT (Organización Internacional del Trabajo) calculó que la pandemia va a dejar un tendal de 25 millones de desocupados, un ítem que crece dramáticamente en España, Italia y en EEUU también. Hay que suplir el financiamiento de los recursos genuinos de los tributarios. Por eso el momento keynesiano de Duflo.

¿Cómo se desenvuelve la gestión del gobierno argentino ante este cuadro?

La política del gobierno fue muy acertada en términos sanitarios, pero en la cuestión económica es tímida, lenta y conservadora. Creo que están funcionando a poco gas y tienen que meterle una inyección de intensidad, con la expansión monetaria para generar movimiento de dinero ya. Fijate que algunos más tarde, otros más temprano, pero todos actúan igual.

Porque acá hay una cuestión de plazos, de tiempos, que están determinados por los modelos matemáticos que pronostican cómo va a evolucionar la pandemia. En el caso argentino el modelo matemático pone el tope de infectados para el 25 de mayo, recién ahí se va a amesetar. Estamos hablando de dos meses.

Por eso es una pavada hablar de mediados de abril en términos económicos, como viene haciendo el gobierno hasta ahora: (enumera) la suspensión de la obligación del pago de las tarjetas para el 13 o de los anticipos (del impuesto a las ganancias) hasta el 6 de mayo… No existen esos plazos.

Las proyecciones que hace Inglaterra es que solo para llegar al amesetamiento son 12 semanas, que no está tan lejos del modelo matemático nuestro. Para volver una vida normal son seis meses.

Esto da un parámetro para saber la cantidad de tiempo en que van a tener que utilizar políticas públicas en términos de brindar subsidios, eliminación de impuestos, suspensión de tarifas y del pago de créditos. Todo eso que todavía no se está haciendo en algún momento se va a tener que poner en marcha. Porque hay riesgo de romper el tejido social, se pueden generar saqueos. No podes mantener de manera permanente el estado policiaco que se ha instalado.

Entonces ves al gobierno lento en economía para reaccionar aun cuando rápido para actuar en lo sanitario…

Si, lento y temeroso. Y veo a los medios repitiendo a pronosticadores que hablan de hiperinflación si se produce la expansión monetaria. Tipos como Cavallo, Giacomini o el cómico Milei, solo citándolos sabemos que no va a pasar. Es decir, la ortodoxia está muy arraigada en el Estado, influenciado por estos nostradamus, y tiene un efecto de freno en las decisiones que hay que tomar hoy.

Pero tanto acá con el macrismo como en el mundo ha fracasado la postura ortodoxa: nunca se pudo demostrar que la expansión monetaria y el déficit sean las causas de la inflación. Los trabajos econométricos de técnicos del FMI nunca pudieron demostrarlo. Entre 2008 y 2010 EEUU tuvo un déficit fiscal del 13% del PBI e Inglaterra -cuna del liberalismo- 10,5%. Fijate la inflación que tuvieron.

¿En este contexto qué opinas sobre la posibilidad de que las provincias impriman cuasi monedas? Córdoba alertó hace 10 días de esa posibilidad y la semana pasada anunció una rebaja salarial de los empleados públicos.

Lo de los bonos de Schiaretti es una chicana para Alberto, no tiene sentido. Para qué ‘cuasi’ si tenemos moneda. Eso no va a ocurrir, es lo mismo que los pronosticadores de hiperinflación. Cada vez que Alberto hace una cadena nacional se acompaña de todos los gobernadores. No se va a llegar a esa instancia, antes van a expandir moneda que es lo que hace falta para asistir a las provincias. Todo para cuidar el tejido social y atender a la gente y las empresas durante el pico de la pandemia, nada más.

Por supuesto que para lanzar la economía después de estos seis meses – en que las pandemia alcanza el pico, se ameseta y empieza a caer- van a hacer falta otras herramientas económicas.

En cuanto a bajar los sueldos es probable porque Córdoba tiene uno de los gobiernos más neoliberales del país. La difusión de los datos de pobreza del Indec muestra que Córdoba tiene niveles superiores a la media. Claro que bajar los sueldos no va a mejorar esos números sino lo contrario. Pero Córdoba tiene una tradición donde entre el 80 y el 83% de los impuestos se recaudan con lo que tributa el consumo, un esquema muy regresivo. Como la economía se enfrió con Macri y se aniquiló el consumo con la pandemia, están totalmente desfinanciados. Por eso le piden a la Nación que les mande plata.

Ver 20 años cordobesismo: el desplome del empleo en Córdoba explica el crecimiento de la pobreza

¿Pero tiene margen la Provincia de recaudar impuestos directos propios, fuera de los que impactan en el consumo?

Primero, que acá la recaudación está privatizada. Eso es el sumun del neoliberalismo. Por eso está muy preocupada la empresa, ya que es posible que se les caiga el porcentaje que cobran por recaudación. A la Provincia le preocupa el déficit cuando lo único que debería preocuparle es la situación sanitaria y el tejido social, que eso si amerita las medidas económicas rápidas. Pero Córdoba hace al revés de lo que hace el mundo y la Nación, aun con su timidez.

Ver Trailer que muestra la obscena corrupción existente en Córdoba

Todos estamos expectantes que Pesce (Miguel, presidente del Banco Central de la República Argentina) prenda la máquina porque la situación es de urgencia

Cómo haces para que esa inyección financiera que proponés en los sectores más pobres no se vea licuada por la escalada de precios que hay en la actualidad, sobre todo de productos frescos que son tan necesarios de consumir en estos tiempos.

La única forma es a través de los mecanismos de regulación de precios. Aplicar el poder de policía. Si podés implementar un sistema policíaco para que la gente no salga de la casa, o para que te metan dentro cuando estás en la puerta, también debés tenerlo para controlar, a partir de la normativa, a los sectores concentrados.

Que me explique sino por qué el sector de la carne aumenta el precio si se destruyó la venta al exterior y se destruyó también el mercado interno. Eso sucede porque son sectores monopolizados u oligopolizados, son carteles que se ponen de acuerdo para cobrar esos precios, para que los aumentos suplan la caída de las ventas.

Además, si la inflación no se produce por cuestiones monetarias, ni fiscales ni por demanda -está visto que el consumo está destruido-, la explicación es que se produce por cuestiones estructurales, porque son sectores concentrados sin mecanismos de regulación.

Deuda, bancos e impuestos a los ricos

La crisis que disparó la pandemia profundizó en el caso argentino muchos de los mecanismos económicos que ya se venían arrastrando de la gestión macrista y que tienen envergadura estructural en la realidad económica y financiera nacional. Por caso, la irrupción del coronavirus impacta en el tratamiento que el gobierno de Alberto Fernández venía dando a negociación sobre los pagos de la deuda, incumplibles dado el cronograma de cumplimientos a los que se comprometió Macri.

Ver Porqué no arranca ni arrancará la economía, e incluso retrocederá peligrosamente

Además, después de realizar esta entrevista se supo que el Frente de Todos presentará en la Cámara de Diputados un proyecto de ley para cobrar impuestos a los ricos que blanquearon dinero en negro durante el gobierno de Cambiemos.

Para Rinaldi estos temas son clave para avanzar en un camino de recuperación económica cuando se reanude la actividad tras la cuarentena.

La deuda externa fue el principal tema de gobierno durante los dos meses posteriores a la asunción de Alberto Fernández ¿La pandemia beneficia la negociación con los acreedores?

Claro. Tenés un sistema financiero que estaba burbujeado (sobrevaluado o inflado con activos financieros que no tienen respaldo en la economía real, NdR), la crisis va a hacer un ajuste de hecho que te para en otro lugar para la negociación. (Los economistas ortodoxos) decían que si los títulos de la deuda caían por debajo del 30% los iban a comprar los buitres. Pero nadie compró nada ¿Por qué?

Olvidate de la deuda. Hay que llamarlos a los tenedores de títulos y decirles ‘en el 21 te llamo y vemos si en el 22 o 23 nos juntamos’. Y no nos pueden correr con el default porque ya está vigente desde septiembre del año pasado, cuando Macri declaró con el reperfilamiento.

Por su parte, el FMI habló de un descuento de 85 mil millones para la deuda. ¿Vos ves esa cifra como un techo o un piso de la negociación?

Nosotros conocemos bastante el tema en el Fénix, porque esa es una propuesta que surgió del Grupo en Buenos Aires en el 2002, antes de la negociación de Lavagna. Entonces propusimos una rebaja del 50% pero la negociación posterior alcanzó rebajas del 70 o 75%. Yo creo que esta vez la quita puede ser mayor a lo que dice el Fondo y los funcionarios, si se hace bien la negociación.

Ver El plan estúpido del FMI y Macri enfrentando un embrollo de u$s 245 mil millones con u$s 33 mil millones, y la dolarización

¿Pero para eso tendría que hacerse rápido o dejarla correr para que se defina en función de cómo queda el mercado después de la pandemia?

No, hoy no hay que hablar nada. Tenemos que atender la pandemia y sus consecuencias. Nada más.

Uno de los temas a tratar respecto a los ingresos del Estado, entre otras cosas para pagar deuda, es cómo intervenir fiscalmente con los sectores más adinerados, que históricamente pagan poco en relación a la generalidad de la población.

Bueno, este impasse que genera la crisis puede dar un hándicap para diseñar una reforma tributaria progresiva que haga que los ricos y los de mayores patrimonios sean los que banquen el sistema tributario y no los consumidores. Los más ricos en EEUU, que son los más ricos del mundo, están proponiendo hacer un esfuerzo adicional para cuidar el tejido social.

¿Eso significaría aumentar la presión tributaria o mantenerla y redistribuirla?

Nosotros tenemos una presión tributaria que es la segunda más alta de Latinoamérica, después de Brasil, pero bastante más baja que la de los países de la OCDE, los más desarrollados. Lo importante acá no es el porcentaje de la carga tributaria, si es el 30-32 o 26%, como en la actualidad, sino quién paga los impuestos. Si vos tenés que en Argentina alcanzamos durante el macrismo que el 80% de los impuestos los paga el consumo, y tienen efecto precio porque lo trasladan, estamos en problemas.

Sin embargo los economistas ortodoxos dicen que la presión tributaria es mucha en Argentina.

Es un latiguillo, pero no es real. Mis clientes me preguntan ahora si no se va a suspender la liquidación del IVA. Pero ellos ya lo cobraron, se lo cobraron a la gente. Por qué les condonarían el pago. No pagan adelantado. En todo caso que se suspendan los vencimientos de ganancias, de bienes personales, pero ¿de IVA?

Por último, cómo ves la actuación de los bancos en el marco de la crisis. Hay muchas críticas que los privados no están prestando con tasas del 24% como ordenó el Banco Central, a pesar de estar muy líquidos.

Tal cual, a día de hoy no están prestando. Los bancos están acostumbrados a hacer negocios con el Estado, no con el sector privado. Los que se estudia en la universidad, que el ahorro canaliza la inversión, que es el negocio es la intermediación del sistema financiero, es un verso. Acá los bancos se llenan de guita, ayudando a la política monetaria del Banco Central a absorber dinero y cobrando tasas siderales por eso.

Ahora van a tener que suspender los pagos de todos los créditos hasta septiembre y las tarjetas de crédito. Es decir, hay que pegarle al que ganó durante por lo menos los últimos cuatro años de macrismo, y que también le fue bastante bien durante los tres periodos kirchneristas.-

Comentarios de Facebook

1 Comentario

  1. Pingback: El puente que une los dólares con los virus – FM 99.3 – RADIO PANAMERICANA

Dejar un Comentario

También se puede ver

DEUDA: carta al Presidente de la Nación, otro camino es posible e indispensable

El miércoles pasado 29 de julio los estudiosos