Banco Central o Buitre Central: cuanto más devaluaciones más gana, a costa del bienestar de los argentinos

Banco Central o Buitre Central: cuanto más devaluaciones más gana, a costa del bienestar de los argentinos

Banco Central, Patrimonio Neto, Peso Argentino, Dólar, Dolarización, Macri, Devaluacion, Inflación, Reseción, Fondo Buitres

Desde el 7 de diciembre pasado, cuando llego a un mínimo de 28 mil millones de pesos, su Patrimonio Neto se multiplicó 30 veces, llegando el 15 de junio a 835 mil millones de pesos, como producto de las devaluaciones, las que a su vez le permiten hacer frente al pago de las Lebac. Por lo que se puede decir que el Banco Central ha extraviado enteramente su misión esencial de defender el valor de la moneda, ya que gana mucho más cuando menos defiende el valor de ella, a costa de la penuria de los argentinos.

Por Javier Llorens – 7/7/2018

Pasados seis meses del cierre de su ejercicio anual al 31 de diciembre, el Banco Central no ha hecho público su balance correspondiente al año 2017. Si cotizara en la bolsa, estaría en una grave infracción, al no haber presentado sus balance anual 70 días después de esa fecha, o sea a más tardar en marzo. Y si fuera una sociedad comercial, que debe presentar sus balances dentro de los cuatro meses, ya tendría una multa encima.

Pero esta intransparencia de quien debería ser el órgano más transparente de todos para infundir confianza en la economía, los ahorristas, y los depositantes en los bancos, se ve agravada por la enorme disfuncionalidad que revela en sus resultados. Dado que cuanto más devaluaciones más gana, como si en vez de un  banco central fuera un fondo buitre que apuesta contra el peso. AL tener su activo esencialmente en dudosos papeles de dólares, que se revalúan con cada devaluación del peso. Y al tener su pasivo esencialmente en pesos, que cada vez valen menos con cada devaluación.

El 7 de diciembre pasado, el Banco Central registró un patrimonio neto mínimo histórico de $ 28.004 millones, con un dólar a $ 17,3. Y ahora al 30 de junio, con un dólar a 28,86, su patrimonio neto trepo a $ 834.785 millones. O sea que aumentó el mismo nada menos que en $ 806.780 millones, o sea casi 30 veces más. Mostrando el gráfico de la portada el extraordinario paralelismo existente entre ambas magnitudes, la del patrimonio neto (eje izquierdo) y la devaluación (eje derecho).

http://www.bcra.gov.ar/PublicacionesEstadisticas/balances_semanales.asp

Estas notables ganancias contables en pesos, no solo provienen del cambio del valor en pesos de las reservas del banco en divisas, por efecto de la devaluación. Sino por la tenencia de títulos del Tesoro nacional en dólares, entre ellos las denominadas Letras Intransferibles en dólares.

Que recibió del Tesoro, a cambio de haber cedido parte de sus reservas en divisas, para el pago de la deuda externa por el anterior gobierno, comenzando con el pago al FMI en el 2005. Cuyo monto a esta altura trepan a los 49 mil millones de dólares, una cifra mayor a las reservas actuales del banco, si se les descuenta el préstamo de u$s 15 mil millones recibidos del FMI. Tras haber llegado a un monto de casi 65 mil millones a la finalización del anterior gobierno, habiendo el gobierno actual convertido en bonos, la cuarta parte de dichas Letras Intransferibles.

Las que en realidad se trata de papeles “pagadios”, expresados en dólares. Que no obstante, como si se trataran de las reservas líquidas por las que se cambiaron, revalúan su monto en pesos, ante cada devaluación del peso frente al dólar. Lo que le ha permitido incluso al Banco Central o Buitre Central, transferirles los montos de esos revalúos contables al Tesoro, como si se trataran de ganancias líquidas y realizadas. Y ahora el acuerdo con el FMI lo obliga al Tesoro al pago en tres años del 50 % de ellas, a cambio de que el Tesoro se endeude en manera parecida.

Las devaluaciones para afrontar las Lebac

Estas enormes ganancias cambiarias obtenidas con las devaluaciones, como consecuencia de tener un enorme activo de papeles en dólares, como apostando al dólar, y un pasivo en pesos, le han permitido al Banco Central o Buitre Central, afrontar el pago de las enormes sumas de intereses por las Lebac. Por un monto acumulado desde su creación en el año 2002 hasta la fecha, equivalente a  60.705 millones de dólares, conforme se puede apreciar en el siguiente gráfico.Banco Central, Patrimonio Neto, Peso Argentino, Dólar, Dolarización, Macri, Devaluacion, Inflación, Reseción, Fondo Buitres

Monto que actualmente equivale a 1,75 billones de pesos, o sea que es más de un 50 % superior al actual stock de Lebacs, de 1,15 billones de pesos. El que a su vez es más de un 50 % superior al circulante monetario, que alcanza a los 755 mil millones de pesos. Habiéndose estimado en el gráfico los montos de intereses correspondientes al 2017 y 2018, atento la total falta de información del Banco Central o Banco Buitre.

O sea que de no haber contado con esas ganancias “figurativas” provenientes del revalúo de las letras pagadios, títulos del Tesoro, y de las reservas, hace rato que el Banco Central habría registrado un  patrimonio neto negativo, que lo hubiese obligado a su quiebra o liquidación. Advirtiéndose en el primer gráfico de la evolución del dólar versus el patrimonio neto, el efecto del pago de las Lebac, en las caídas del patrimonio neto que se observan, a la par que el valor del dólar se mantiene estable o sube levemente. Necesitando así periódicamente, mayores dosis de devaluación para sostener el pago de las Lebac.

Ver El Banco Central a punto de estallar, obligado a devaluar e inflacionar

Ver Para cerrar su balance anual el Banco Central tiene que llevar a fin de año el dólar a $ 19

Si la cuenta del Patrimonio Neto se hace en equivalente en dólares, el Banco Central pasó de un patrimonio neto de 1.618 millones de dólares el 7 de diciembre pasado, a 28.924 millones de dólares el 30 de junio. O sea que se incrementó en 27.305 millones de dólares, representando un aumento de casi 18 veces en solo seis meses.

Siendo también notable en este caso, el paralelismo que existe entre la evolución del patrimonio y la evolución del precio del dólar, como se puede apreciar en el siguiente gráfico. Y también los baches que se advierten en el patrimonio neto, por efecto del pago de las Lebac, mientras que el valor del dólar se mantiene estable. Requiriendo por ende mayores devaluaciones, para atender el pago de estas.  Habiendo estado así el Banco Central tironeado a lo largo del 2016 y 2017, entre la tensión del dólar usado como ancla de precios, y la necesidad de devaluar para pagar las Lebac.

Banco Central, Patrimonio Neto, Peso Argentino, Dólar, Dolarización, Macri, Devaluacion, Inflación, Reseción, Fondo Buitres

A la par las reservas del Banco Central cayeron desde el 15 de enero de 2018, desde u$s 63.746 millones, a solo u$s 46.880 millones al 30 de junio, descontando los 15 mil millones prestados por el FMI. O sea que se sufrieron una merma de u$s 16.865 millones, en menos de seis meses. Sin que ello perjudicara el notable crecimiento de su patrimonio neto, que habría crecido aún más por efecto de la devaluación, si esa merma de reservas no hubiese sucedido.

En un rango más amplio, el peso se devalúo frente al dólar un 90 % desde el 15 de abril de 2017, al pasar el dólar mayorista desde $ 15,17 a $ 28,86 al 30 de junio, lo que implica una devaluación anualizada del 67 % anual. Y si la cuenta se hace desde el 7 de diciembre de 2017, en el que el dólar estaba a $ 17,31, la devaluación en poco más de seis meses trepó al 30 de junio a un 67 %, representando esto una devaluación anualizada del 119 % anual.

En términos políticos, el anterior Gobierno a lo largo de 12 años y medio de gestión, devalúo 3,45 veces el valor del peso, al pasarlo de $ 2,84 a $ 9,81 por dólar, reportando esto una tasa de devaluación anualizada del 10,4 % anual. Por su parte el actual Gobierno en solo dos años y medio de gestión, devalúo 2,94 veces el valor del peso, pasándolo de $ 9,81 a $ 28,86 por dólar. Reportando esto una tasa de devaluación anualizada del 54 % anual, cinco veces superior a la del anterior gobierno.

En el siguiente gráfico se reproduce la evolución del patrimonio neto y del precio del dólar, desde el año 2002 hasta la fecha. Poniendo en evidencia que en los últimos siete meses, a la par del ascenso a los tumbos del precio del dólar, el patrimonio neto del Banco Central o Buitre Central llegó a su nivel más bajo y más alto en la historia. En diciembre pasado con solo 1.618 millones de dólares,  y en junio de este año con 28.924 millones de dólares respectivamente.

Los anteriores picos de patrimonio neto productos de la devaluación se alcanzaron en febrero del 2104, con 23.300 millones de dólares, y febrero de 2016. con 18.498 millones. Despeñándose seguidamente los mismo, por efecto de los siderales pago de intereses de las Lebacs, y el giro de esas supuestas utilidades contables al Tesoro.

Quién así resultó otros de los grandes beneficiados con estas las macro devaluaciones, como si se tratara de otro buitre junto con el Buitre Central. A la par que ellas hundían a muchos argentinos aún más en la pobreza, castigaban duramente el bienestar de la clase media, y detenían al aparato productivo, hundiéndolo en la recesión.

Parafraseando a Hamlet, evidentemente hay algo extraordinariamente podrido, no en Flandes, sino en el Banco Central o Buitre Central. El que desde hace décadas solo viene deparando tremendos infortunios a los argentinos, tales como:

  • La creación exuberante de entidades financieras con la cuenta de regulación monetaria en los `70, remunerada por el Banco Central.
  • La deuda externa que se generó a través de él, entre 1978 y 1982.
  • La quiebra masiva de bancos y financieras en 1980, que tenían la garantía irrestricta del Banco Central. Por la que emitió una enorme cantidad de moneda, que facilitó la fuga de las divisas obtenidas mediante el endeudamiento externo.
  • La estatización de las deudas externas privadas, y la licuación de las acreencias en pesos que tenían como
  • Las sucesivas hiperinflaciones, que en 23 años llevaron a la creación de cinco monedas distintas, y le quitaron trece ceros al peso moneda nacional creado en el siglo anterior.
  • La inoculación en los argentinos de la psicopatía por el valor del dólar para defender sus ahorros, por el efecto combinado de las quiebras bancarias a granel, y las sucesivas hiperinflaciones.
  • El plan Bonex de 1990
  • La crisis bancaria de 1995.
  • El corralito bancario del 2001
  • El corralito cambiario del 2011
  • La bomba de las Lebac, que costaron un monto similar a las actuales reservas.
  • Y el hecho actual que es el Banco Central o Buitre Central, quién más gana con la pérdida de  valor del peso, al que está obligado a defender.

Ser o no ser era la cuestión y el dilema de Hamlet, contemplando una calavera. Y evidentemente el Banco Central ha dejado de ser un banco central, para pasar a ser un  Buitre Central, que ha llevado reiteradas veces a la ruina a los argentinos. Y ya sería hora prudente de ponerle fin a ello.

Pero no obstante estas catástrofes que lesionaron enormemente el tejido social y productivo de Argentina, en la Carta Intención enviada al FMI, el actual Gobierno se compromete  a darle mayor autonomía al Buitre Central o Banco Central, y limitar las causales por las que puedan ser removidos sus autoridades. Dotándolas así de aun mayor indemnidad para que sigan haciendo un ingente daño.-

Ver también:

El desesperado arreglo con los fondos buitres, para evitar la bancarrota del Banco Central provocada por la salida del cepo

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Pichetto y Bossio, los líderes opoficialistas en el Congreso carpeteados por el PRO

Miguel Pichetto y Diego Bossio, los líderes de