Amnesty International: El Nobel de la Paz Obama habría suministrado armas por u$S 1.000 millones al ISIS y Al Qaeda

Amnesty International: El Nobel de la Paz Obama habría suministrado armas por u$S 1.000 millones al ISIS y Al Qaeda

La siguiente nota de Jay Greenberg publicada  en el sitio de noticias alternativas Neonnettle, afirma en base a un informe de Amnesty International, que en el año 2016 el Premio Noble de la Paz y ex presidente de EEUU Barack Obama, habría transferido mil millones dólares al ISIS y Al Qaeda, los dos grupos fundamentalistas que han sembrado el caos en Siria.

Por Redacción

En realidad la nota se compone de tres fuentes. Una es de Amnesty International, que en base a una auditoría de información reservada, constató que el cuantioso armamento que EEUU entrega a Irak, no se sabe en realidad a donde va. La otra es una entrevista que hizo la CNN a la representante de Hawaii por el Partido Demócrata, Tulsi Gabbard, quién concreto un viaje de incógnito a Damasco y Aleppo. Y a su vuelta afirmó que esas armas aparecen en manos de los integrantes ISIS y Al Qaeda, quienes son los que realmente protagonizan la insurgencia en ese país. Y la tercera es una nota del Washington Post sobre Gabbard, tras a su regreso de Siria.

Esa información revela que el Premio Nobel de la Paz y presidente de EEUU Barack Obama, sucesor del belicista presidente George W. Bush (hijo) no dejó de hacer la guerra, sino solamente dejo de lanzar guerras simétricas o seudo simétricas entre Estados. Para sustituirlas con guerras asimétricas o “proxy”, a través de interpósitas personas o bandas, como Al Qaeda e ISIS.

El motivo de esta guerra asimétrica en Siria, bien podría llamarse la cruz siria. Ya que por un lado su línea vertical Norte Sur, lo protagoniza Qatar y los emiratos del Golfo, que tratan de hacer pasar por Siria un gasoducto, para venderle sus cuantiosas reservas de gas a Europa: En las que tiene como socios a poderosas megacompañías petroleras, como EXXON, SHELL, TOTAL, etc.

Ver La demencial guerra de los gasoductos pasa por Siria, atizada desde Qatar y por Occidente

Ante el desgaste de la guerra sin resultados, Qatar últimamente ha concretado acercamientos hacia Irán, con vistas a aprovechar dicho megayacimiento gasífero en común con este país. Pese haber sido uno de los principales financistas de la insurgencia siria. Lo cual acarreó el enojo de Arabia Saudí, y otras petromonarquías del Golfo, que pretenden aislar a Qatar, acusándola de fomentar el terrorismo y desestabikizar países, pese que la tarea la hicieron en conjunto.

Lo cual despertó también gran alegría en Israel, porque este país junto con el “estado profundo” de EEUU, son los que impulsan la línea horizontal de la cruz guerrera, Este Oeste. Fomentando la insurgencia en Siria, para cortar el “arco chiita”, o sea la expansión de Irán hacía el Líbano, a través del sur de Irak y Siria. Que fue posibilitada por el caos que introdujo en la región la demencial invasión a Irak -o guerra simétrica- protagonizada por el ex presidente Bush.

Ese “arco chiita” envuelve la frontera norte de Israel, cosa que este país no puede tolerar, y por eso se opone terminantemente al aniquilamiento del AL Qaeda y el ISIS. Que no casualmente se ha desplegado a lo largo de la frontera entre Irak y Siria, cumpliendo objetivamente la tarea de cortar el “arco chiita” iraní.  Y en consecencia, Israel también se opone terminantemente a un acuerdo entre EEUU y Rusia, que estabilice esa región baja la batuta de este país aliado de Irán.

Y esto explica también el durísimo embate que soporta el flamante presidente de EEUU Donald Trump desde su asunción, acusado ferozmente por el “circulo rojo” pro israelí, de haber llegado al poder con el apoyo de Rusia, y haber mantenido inadecuados intercambios con los diplomáticos de este país. Siendo además muy rentable para Israel fomentar el antagonismo étnico persa árabe, y el religioso islámico sunita chiita, como para tener a sus adversarios muy ocupados entre sí.

Dos distinguidos academicos conservadores de EEUU, cultivadores del realismo, Stephen Waltz y John Mearsheimer, publicaron hace unos años un polémico libro titulado “El lobby israelí y la política exterior estadounidense“, en la que crudamente planteaban si “el perro mueve la cola, o la cola mueve al perro“- Cuestionado que la política exterior de Estados Unidos hacia Israel, esté al servicio de los intereses de Israel y no de los de Estados Unidos.

Ver Estados Unidos: el “estado profundo” retomó plenamente el mando

Amnistía Internacional confirma dio a ISIS 1 mil millones de dólares en armas en 2016

Ejército de Estados Unidos dio armas y equipos a Estado Islámico con Obama

Por Jay Greenberg  @NeonNettle

26 de mayo 2017

Los EE.UU. dimos 1 mil millones de dólares de dólares en armas en 2016.  Amnistía Internacional ha confirmado que el Ejército de Estados Unidos dio ISIS $ 1 mil millones en armas y equipos en Irak durante el último año del presidente Obama en el cargo, de acuerdo con un informe. Los datos fueron obtenidos por el grupo de derechos humanos, a raíz de la liberación de información de una auditoría gubernamental efectuada en 2016.

“Esta auditoría proporciona una visión preocupante y viciosa del Ejército de EE.UU., potencialmente peligrosa para el control de millones de dólares en transferencias de armas de dólares a una región sumamente volátil”.

Patrick Wilcken, investigador de Amnistía sobre el control internacional de armas, dijo en un  comunicado.

“Es una lectura especialmente preocupante dada la larga historia de la fuga de armas de Estados Unidos a varios grupos armados que cometen atrocidades en Irak, incluyendo el grupo armado autodenominado Estado Islámico”.

En 2015, los EE.UU. dieron 1.570 millones de dólares de equipos a Irak, para ayudar a combatir ISIS a través del Fondo Entrenar y Equipar a Irak (Train and Equip Fund, TEF).

Ahora se ha puesto de manifiesto que también financió el enemigo, proporcionándoles armas. El Comando de Mantenimiento 1ro del Ejército “no tenía, registros precisos en marcha hasta la fecha sobre la cantidad y ubicación de [Irak TEF] equipo en Kuwait e Irak”, escribió el inspector general del Pentágono en la auditoría.

Decenas de miles de rifles de asalto, cientos de proyectiles de mortero y Humvees blindados estaban entre el equipo dado a ISIS en Irak, dijo Amnistía. Según Amnistía, la falta de control sobre las armas del ejército de Estados Unidos también se expone en una auditoría de 2015. La auditoría 2015 impulsó al Congreso a comprometerse a mantener un control más estricto de sus armas.

Representante Tulsi Gabbard

La representante de Hawaii por el Partido Demócrata Tulsi Gabbard fue a Siria en una misión secreta de investigación para tratar de evitar las mentiras y la propaganda, y averiguar lo que realmente está ocurriendo sobre el terreno. Inmediatamente después de su regreso dio a CNN una entrevista “exclusiva”, y Gabbard dijo en ella exactamente lo que CNN no quiere oír: que tiene pruebas de que la administración Obama estaba financiando ISIS y Al-Qaeda.

Gabbard le explicó a Jake Tapper que conoció a personas de todos los ámbitos de la vida en Aleppo y Damasco, y dijo que “los sirios expresaron la felicidad y alegría al ver a un americano caminar sus calles.” Pero también querían saber “por qué es que los Estados Unidos, sus aliados y otros países, están proporcionando apoyo, están proporcionando armas a grupos terroristas como Al-Nusra, Al-Qaeda, ISIS, que se encuentran en su territorio, violando, secuestrando, torturando y matando al pueblo sirio? Me preguntaron por qué es Estados Unidos da apoyo a estos grupos terroristas que están destruyendo Siria, cuando era Al-Qaeda que atacó a los Estados Unidos en el 9/11, no Siria. Yo no tenía una respuesta para eso.”

Eso fue más de lo que el entrevistador de la CNN Jake Tapper, que era hostil desde el principio de la entrevista, podría manejar. Con su rostro crispado, Tapper atacó diciendo: “Es evidente que el gobierno de Estados Unidos niega proporcionar cualquier tipo de ayuda a los grupos terroristas de los que Ud. está hablando, dice que provee ayuda para los grupos rebeldes.”

Si Tapper suponía que eso era un golpe de gracia, Gabbard lo vio venir una milla de distancia. Sin perder el ritmo, ella con calma deconstruyó sus puntos ideológicos y salvajemente equivocadas, hablando. “La realidad es, Jake -y me alegro de que insista en ese punto – a todos los lugares que fui, cada persona que hablé, me hicieron esa pregunta. Y sin dudar, me dijeron “no hay rebeldes moderados ¿qué son estos rebeldes moderados de que la gente sigue hablando?”

“Sin importar el nombre de estos grupos, la fuerza de combate más fuerte sobre el terreno en Siria es Al-Nusra o Al-Qaeda e ISIS. Eso es un hecho. Hay un número de diferentes otros grupos, todos ellos están luchando al lado, con o bajo el mando del grupo más fuerte en el suelo que está tratando de derrocar a Assad “

Ver más en: http://www.neonnettle.com/news/2211-amnesty-international-confirms-us-gave-isis-1-billion-of-weapons-in-2016

Washington Post

Seguridad nacional

Representante Tulsi Gabbard hace viaje no anunciado a Siria

Rep. Tulsi Gabbard, que respaldó el senador Bernie Sanders en las primarias de 2016,
habla en la Convención Nacional Democrática en Filadelfia. (J. Scott Applewhite / AP)

Por Karen DeYoung

18 de enero de 2107

La representante Demócrata de Hawaii Tulsi Gabbard, que ha acusado a la administración de Obama con canalizar dinero al Estado islámico y grupos vinculados a Al Qaeda en Siria, Damasco concretó esta semana lo que en su oficina llaman un “viaje de investigación. . . para promover y trabajar por la paz”. La oficina de Gabbard, que no anunció el viaje por razones de seguridad, dijo que hoy daría detalles sobre el viaje, incluyendo si se reunió con el presidente sirio, Bashar al-Assad.

“Ella pensó que era importante para cumplir con un número de individuos y grupos, incluyendo líderes religiosos, trabajadores humanitarios, los refugiados y los líderes del gobierno y de la comunidad” dijo la portavoz de Gabbard Emily Latimer en un comunicado.

 Gabbard: El demócrata que los republicanos y demócratas no pueden controlar]

Como miembro de Asuntos Exteriores de la Cámara y del comité de Servicios Armados, Gabbard ha hecho un llamamiento a la administración para que abandone toda asistencia a los grupos armados, y para que deje de buscar el derrocamiento de Assad, diciendo que el esfuerzo socava la lucha contra el Estado islámico allí.

Los puntos de vista coinciden con las del presidente electo Donald Trump, quien ha dicho que la lucha contra los la insurgencia fundamentalista debe tener prioridad, y ha llamado a la cooperación con Rusia, el principal respaldo exterior de Assad.

Gabbard, una veterana de la guerra de Irak, visitó Trump en Nueva York después de la elección. Con quién mantuvo una “conversación franca y positiva en la que hablamos de una variedad de cuestiones de política exterior en profundidad”, dijo a CNN.

Ella dijo Trump había solicitado la reunión para hablar de Siria y contra el terrorismo.

El viaje de Gabbard a Siria fue reportado por motivos de política exterior.

Respaldando al senador Bernie Sanders, durante la primaria presidencial demócrata, Gabbard introdujo el mes pasado la Ley para cesar el suministro de armas a terroristas. Que impedirían el gobierno de Estados Unidos proporcionar dinero u otro tipo de apoyo al Estado Islámico, o Jabhat Fatah al-Sham, el grupo al Qaeda antes conocido como Jabhat al-Nusra, o a cualquiera de sus aliados, ni a países que los apoyan directa o indirectamente.

“Si usted o yo diéramos dinero, armas o apoyo a Al Qaeda o ISIS, estaríamos a la cárcel”, dijo al anunciar la legislación. “Sin embargo, el gobierno de Estados Unidos ha estado violando esta ley durante años, apoyando en silencio aliados y socios de al-Qaeda, ISIL. . . y otros grupos terroristas con dinero, armas y apoyo de inteligencia, en su lucha para derrocar al gobierno sirio”.

Citando informes de prensa que detallan CIA y otras formas de apoyo a los grupos que luchan contra Assad – algunos de los cuales han formado alianzas en el campo de batalla con Al-Nusra – y de cooperación de Estados Unidos con Arabia Saudita, Turquía, Qatar y otros, Gabbard comparó el actual esfuerzo de Estados Unidos, a la financiación secreta de la administración Reagan de rebeldes nicaragüenses que trataron de derrocar al gobierno de ese país en la década de 1980, a pesar de una prohibición del Congreso.

Aunque Trump ha acusado a Obama de “fundador” Estado Islámico con la retirada de las fuerzas estadounidenses de Irak en 2011, no se ha hecho eco del cargo de Gabbard, que Estados Unidos y aliados están financiando los fundamentalistas islámicos. Rusia y Siria han etiquetado como “terroristas” a todos los que luchan contra Assad en Siria.

Aunque el apoyo para la administración de los militantes ha sido limitado, Obama ha dicho en repetidas ocasiones que la lucha contra el Estado islámico en Siria no se puede ganar, mientras que Assad se mantiene en el poder.

https://www.washingtonpost.com/world/national-security/rep-tulsi-gabbard-makes-unannounced-trip-to-syria/2017/01/18/8db49c08-dda8-11e6-acdf-14da832ae861_story.html?utm_term=.787c3632730f

 

AMNESTY INTERNATIONAL

Irak: Ejército de Estados Unidos admite fallos para supervisar más de $ 1 mil millones del valor de las transferencias de armas

24 de mayo de 2017

El ejército de Estados Unidos no pudo mantener control sobre más de mil millones de dólares en armas y otros equipos militares en Irak y Kuwait, de acuerdo con un departamento de auditoría de Defensa (DOD), ahora desclasificado, obtenida por Amnistía Internacional tras liberar esa información.

La auditoría gubernamental , a partir de septiembre de 2016, revela que el Departamento de Defensa “no dispone de datos precisos, ni registros actualizados sobre la cantidad y la ubicación” de una gran cantidad de equipos entregados a Kuwait e Irak para aprovisionar el ejército iraquí”.

“Esta auditoría proporciona una visión preocupante del Ejército de Estados Unidos, en el vicioso  -y potencialmente peligroso- sistema de control de millones de dólares en transferencias de armas de dólares a una región sumamente volátil”, dijo Patrick Wilcken, investigador de Amnistía Internacional de Control de Armas y Derechos Humanos.

“Su lectura es especialmente preocupante dada la larga historia de la fuga de armas de Estados Unidos a varios grupos armados que cometen atrocidades en Irak, incluyendo el grupo armado autodenominado Estado Islámico”.

Las transferencias militares quedaron bajo el Fondo Irak Entrenar y Equipar (ITEF), una pieza clave de la cooperación de seguridad estadounidense-iraquí. En 2015, el Congreso de Estados Unidos asignó USD $ 1.6 mil millones para el programa de lucha contra el avance de la SI.
Las transferencias, que incluyen decenas de miles de rifles de asalto, cientos de proyectiles de mortero y cientos de vehículos blindados Humvee , estaban destinados para su uso por el ejército iraquí, incluyendo el predominantemente chiíta Unidades Movilización Popular, como así como las fuerzas Peshmerga kurdas.

  • La auditoría DOD encontró serias deficiencias cómo el ITEF estaba monitorizado desde el punto de entrega en adelante, incluyendo:
  • Mantenimiento fragmentario de registros en depósitos de armas en Kuwait e Irak. Información registrada a través de múltiples hojas de cálculo, bases de datos e incluso en los recibos escritos a mano.
  • Grandes cantidades de equipos introducidos manualmente en múltiples hojas de cálculo, lo que aumenta el riesgo de error humano.
  • Registros incompletos que significa que los responsables de los equipos fueron incapaces de determinar su ubicación o estado.
  • La auditoría también afirmó que el Departamento de Defensa no tenía responsabilidad para el seguimiento de las transferencias ITEF inmediatamente tras el paso a las autoridades iraquíes, a pesar del hecho de que el programa Sentry del departamento de Defensa, tiene el mandato de realizar controles posteriores a la entrega.

Una auditoría del Departamento de Defensa anterior en el 2015,  señaló un monitoreo de existencias más laxos fueron seguidos por las fuerzas armadas iraquíes. En algunos casos, el ejército iraquí no estaba al tanto de lo que estaba almacenado en sus propios almacenes, mientras que otros equipos militares -que nunca había sido abierto o inventariado- fue almacenado a la intemperie en contenedores de transporte.

“La necesidad de chequeos después de la entrega es de vital importancia. Cualquier fragilidad lo largo de la cadena de transferencia, aumenta en gran medida el riesgo de que se ha desviado en una región donde los grupos armados han causado estragos y causó un inmenso sufrimiento humano”, dijo Patrick Wilcken.

Las transferencias de armas que alimentan atrocidades

La investigación de Amnistía Internacional ha documentado sistemáticamente controles laxos y el mal mantenimiento de registros dentro de la cadena de mando iraquí. Esto ha resultado que armamentos fabricados en los EE.UU. y otros países, hayan caído en manos de grupos armados que se sabe que han cometido crímenes de guerra y otras atrocidades, tales como ISI, así como paramilitares ahora incorporados en el ejército iraquí.

En respuesta a la auditoría, el ejército de Estados Unidos se ha comprometido a reforzar sus sistemas de seguimiento y monitoreo de las futuras transferencias a Irak. Sin embargo, el Departamento de Defensa hizo compromisos casi idénticos en respuesta a un informe para el Congreso en el año 2007, que planteó preocupaciones similares.

“Después de todo este tiempo y todas estas advertencias, los mismos problemas se mantienen y ocurren de nuevo. Esto debería ser un llamado de atención urgente para los EE.UU., y todos los países que suministran armas a Irak, para reforzar urgentemente comprobaciones y controles. El envío de millones de dólares en armas en un agujero negro, y esperando lo mejor, no es una estrategia viable en la lucha contra el terrorismo, es más que imprudente”, dijo Patrick Wilcken.

“Cualquier estado vendiendo armas a Iraq debe demostrar que existen medidas estrictas para asegurarse de que las armas no serán utilizadas para violar los derechos. Sin estas medidas de seguridad, ninguna transferencia debería tener lugar”.

Amnistía Internacional insta a los EE.UU. para cumplir con la Ley Leahy, que prohíbe el suministro de ayuda militar y formación de unidades extranjeras de seguridad, militares y de policía, acusadas creíblemente de haber cometido “violaciones graves de los derechos humanos”.

EE.UU. e Irak también deberían contar con un Tratado Comercial, que tiene reglas estrictas, para evitar la transferencia de armas o el desvío de armas que podría alimentar atrocidades bélicas internacionales.

https://www.amnesty.org/en/latest/news/2017/05/us-military-admits-failures-to-monitor-over-1-billion-worth-of-arms-transfers/

 

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Un Gobierno de Imbéciles

En la siguiente nota publicada por el analista