CONFLICTO DOCENTE: no se cumple con el 6 % del PBI y Buenos Aires tiene el presupuesto más bajo

CONFLICTO DOCENTE: no se cumple con el 6 % del PBI y Buenos Aires tiene el presupuesto más bajo

El presuesto educativo del pais  para el 2017 solo llega al 5,5 del PBI, y en Buenos Aires a solo el 4,7 % del PBG, siendo además su monto por habitante el mas bajo

La ley de Financiamiento Educativo establece que se debe destinar a Educación, Ciencia, y Técnica, por lo menos el 6 % del PBI proyectado para el año próximo. Pero conforme lo presupuestado para el año 2017, no superaría el 5,5 % del PBI, después de haber llegado al 6,9 % en el año 2015, desconociéndose los datos del 2016. Por su parte la provincia de Buenos Aires, donde se registra actualmente en forma más aguda el conflicto docente, solo destinara un 4,7 % de su PBG (Producto Bruto Geográfico). Que arroja el monto más bajo por habitante del país, un 21 % bajo el promedio nacional, por debajo de provincias consideradas pobres como Chaco y Tucumán, no obstante ser la provincia argentina mas rica.

Por Javier Llorens y Luca Llorens

El relevamiento de los presupuestos destinados a la Educación, Ciencia y Técnica, para el año 2017 aprobados por parte de las provincias y la CABA, arroja un total de 416.513 millones de pesos, conforme el siguiente detalle. El mismo está encabezado por la provincia de Buenos Aires, triplicando holgadamente los presupuestos subsiguientes, lo cual es solo una apariencia, como se verá más adelante. Estando incorporado además en varios de esos presupuestos los gastos de cultura y otros, que no se corresponden con los rubros, Educación, Ciencia, y Técnica, fijados en la ley de Financiamiento Educativo.

Si a ello se le suma el monto de 123.597 millones correspondiente al presupuesto para el 2017 del ministerio de Educación nacional, al que el actual gobierno le sumó el área Deportes, al que se le ha restado un monto de 21.400 millones de pesos previstos para enviar a las provincias (Fondo Nacional de Incentivo Docentes y Compensaciones Salariales) que se encontrarían incorporados en los presupuestos de estas (ascendiendo el total de ese ministerio a 144.907 millones de pesos) el monto total destinado a Educación, Ciencia, Tecnología, por parte de las provincias, CABA, y Nación, treparía a los 540.020 millones de pesos.

A su vez el Presupuesto Nacional prevé un PBI para el año que viene, de 9,75 billones de pesos. Lo cual arroja que el monto destinado a Educación, Ciencia, Tecnología, según el umbral mínimo del 6 % del PBI fijado en ley de Financiamiento Educativo (art 3) debería trepar por lo menos a 585.000 millones de pesos. Existiendo así un déficit respecto ese umbral de 45 mil millones de pesos, y representado lo asignado a esos rubros solo el 5,5 % del PBI previsto para el 2017.

La importancia de ese déficit puede calibrarse en que con solo un tercio del mismo, se solucionaría el conflicto docente existente en la provincia de Buenos Aires. En el cual el 35 % demandado por los docentes, y el 18,5 % ofertado por el Gobierno, con una partida prevista por este para el 2017 de 109 mil millones de pesos, representa una diferencia de solo 15 mil millones de pesos. Pero la defección de esta provincia en relación a la educación, es muchísimo más grave, como se verá más adelante.

Conforme la información brindada por la subsecretaria de Programación Económica, el gasto en Educación, Ciencia y Técnica, llegó a un 6,1 % del PBI en el 2009, seguidamente en el 2010 bajó a 5,6, en el 2012 trepó al 6 %, y a partir de allí fue subiendo paulatinamente hasta alcanzar el 6,9 % en el año 2015, como se aprecia en el siguiente gráfico.

No existiendo más datos desde entonces, cayendo al 5,5 % del PBI según las previsiones para el 2017. No obstante que el Gobierno alega que la educación es el instrumento estratégico para cumplir con la promesa electoral de “pobreza cero”, que luego del triunfo electoral pasó a ser “pobreza cero dentro de 20 años”. Corriendo así el horizonte de gente que vive al día y lo había votado, para el largo plazo, el 2036. Apuntando el famoso economista John Keynes al respecto, que en el largo plazo todos estaremos muertos.

Si se toma el antedicho 6,9 % del PBI como criterio, el gasto en Educación, Ciencia y Técnica debería trepar en el 2017 a 673 mil millones de pesos. Con lo cual el déficit respecto la cifra prevista actualmente treparía a 133 mil millones de pesos, un monto parecido al previsto en el Presupuesto nacional del 2017 para los subsidios a la energía, a favor de las grandes compañías.

Se trataría así de un recorte presupuestario real notable, que explicaría no solo la conflictividad con los docentes primarios y secundarios, sino tambien con los universitarios, y con las mismas universidades que han expresado sus reclamos.

A título de ejemplo, si se distribuyera ese monto en el millón y pico (1.057.136) de docentes existentes en el país según el último censo, ello representaría una mejora anual en sus remuneraciones brutas para cada uno de ellos, de 125 mil pesos, que dividiéndola por doce meses y aguinaldo, arroja una cifra 9.600 pesos mensuales, equivalente a 600 dólares. La cual dejaría lejos del umbral de la pobreza a los docentes, en los que supuestamente se confía la tarea de sacar en un futuro lejano a un tercio de los argentinos de la pobreza.

Malos aires educativos en Buenos Aires

La última información correspondiente al PBG (Producto Bruto Geográfico) de la provincia de Buenos Aires data del 2015, y asciende a 1,63 billones de pesos. Si se actualiza al mismo con el registrado por el PBI nacional en el 2015, y la meta del 2017 de 9,75 billones de pesos, el PBG de Buenos Aires para el 2017 debería trepar a 2,72 billones de pesos.

Lo cual obligaría a dicha provincia, conforme la ley de Financiamiento Educativo, a destinar a Educación, Ciencia, y Técnica 163,4 mil millones de pesos contra los 127,6 millones previstos actualmente. Defendido empecinadamente por su gobernadora María Eugenia Vidal, como si se tratara de un objetivo irrenunciable y trascendente.

No obstante que esos guarismos reportan que la provincia de Buenos Aires, lejos del 6 %, solo dedicará un 4,7 % de su PBG a Educación, Ciencia, y Técnica. Cuyo monto representa una diferencia de 36 mil millones de pesos, más del doble del monto de 15 mil millones de pesos que evitaría continuar con el conflicto en esa provincia.

Exigiendo no obstante Vidal ahora, que los docentes renuncien a la huelga, para reanudar una discusión paritaria de incierto final, pretendiendo así dar una absurda vuelta a la dinámica laboral. En la cual las huelgas se abandonan tras llegar a un arreglo, y no para tentar llegar a un arreglo. Lo cual revela una inusitada postura propia de una maestra autoritaria con sus alumnos, al pretender que la otra parte renuncie a sus mecanismos de presión, a cambio de nada, o de promesas vagas.

Y nuevamente a título de ejemplo, si ese monto del 36 mil millones se distribuyen en los 375 mil docentes existentes en esa provincia según el último censo, esto reportaría una mejora en sus ingresos per cápita de 95 mil pesos anuales, o 7.300 mensuales. Incentivo con el cual la gobernadora podría mejorar sustancialmente el entusiasmo educativo en esa provincia, y bajar el ausentismo, o premiar el presentiamo. En lugar de hacer mezquinos números propios de un contador y no un político, proponiendo insustanciales mejoras, si se mejora la concurrencia de los docentes a las aulas.

Pero hay otro notable indicador de la mezquindad inexplicable a la que esta aferrada la gobernadora Vidal en su enfrentamiento con los docentes, y es el monto por habitante dedicado a la Educación, Ciencia, y Tecnología. Como se puede ver en el siguiente gráfico, la provincia de Buenos Aires tiene un reprobado absoluto, al figurar en el último puesto de la tabla, por pretender dedicarle solo 8.186 pesos a esos rubros en el 2017. Que es un 21 % inferior al promedio nacional, que asciende a 10.318 pesos.

Por debajo de provincias consideradas pobres, como Corrientes, Chaco, y Tucumán, que tienen un gasto por habitante por debajo de los nueve mil pesos. Y muy por debajo de otras provincias consideradas pobres, como Misiones, Catamarca, Formosa, La Rioja, Jujuy, cuyos montos oscilan alrededor del promedio. Y ello sin compararla con otras provincias pobres de la Patagonia, que tienen un costo de vida más elevado y población escasa, llegando así Tierra del Fuego a un monto por habitante de 40.766 pesos.

La diferencia entre las pretensiones de los docentes respecto la oferta de Vidal, representa solo un 14 % más. Porcentaje que se encuentra a mitad del camino del aumento del 27 % que debería concretar dicha provincia, para llegar al promedio nacional de 10.318 pesos por habitante.

Las razones de la batalla sucia emprendida por la gobernadora Vidal

Equívocamente, la gobernadora y el presidente Mauricio Macri se han referido al conflicto docente en la provincia de Buenos Aires, como una batalla o una guerra a librar. Llegándola a compararla incluso con la batalla contra el narcotráfico y la mafia de la policía bonaerense.

¿Pero cuál es la razón de esta inusitada perdida de objetividad y equitatividad, que ponen en evidencia las cifras anteriores? Que los medios afines al oficialismo no solo ocultan o ignoran, sino que además se dedican a presentar a Vidal como si estuviera dando la batalla del Bien contra el Mal.

Al que por su facha personalizan en el dirigente Roberto Baradel, que ha pasado a ser el blanco de una sucia campaña mediática, que lamentablemente los argentinos hemos naturalizado. Y no es propia de un periodismo muckcraker, que remueve la basura del poderoso, sino de un periodismo basura, que remueve basuras marginales al servicio del poderoso.

La respuesta a ese interrogante se encuentra en el mensaje de la ley de presupuesto para el año 2017, que envió el Poder Ejecutivo Nacional al Congreso, con la firma el ex ministro de Hacienda y Finanzas Alfonso Prat Gay, y del Jefe de Gabinete Marcos Peña. En la que brilla por su ausencia toda consideración respecto el cumplimiento de la ley de Financiamiento Docente, que aparecía en los mensajes de los años anteriores, durante el kirchnerismo.

No figurando en él ni siquiera una sola vez los vocablos “Financiamiento Educativo”. Cuando por contrario en los mensajes anteriores, como el correspondiente al Presupuesto del año 2016, dichos vocablos aparecen media docena de veces. Figurando incluso cuadros que dan cuenta en detalle de su cumplimiento, como el que se observa a continuación. En el cual el Gobierno anterior, acorde con su relato, se esmeraba en detallar lo dedicado a Educación, Ciencia, y Técnica, por parte de los distintos ministerios.

La clave de esta ausencia u omisión, parece ser muy sencilla. Consistente que en el acuerdo que la Nación y las provincias firmaron a mediados del 2016, para la devolución del 15 % de la coparticipación federal retenida con destino a la ANSES, se habría pactado la cláusula no escrita, que el Gobierno nacional se desentendía del Financiamiento Educativo.

Y que ello sería soportado esencialmente por las provincias, a la medida de su antojo o posibilidades, derogando así en los hechos la ley de Financiamiento Educativo. Por esta razón ni los gobernadores de provincias ni el jefe de Gobierno de la CABA dicen nada. Y esperan expectantes para ver como Vidal doma a los docentes en Buenos Aires, para hacer ellos lo suyo.

A ello luego, por exigencia de los banqueros internacionales, se sumó la aparición del Sr Tijeras o Lápiz Rojo, Nicolas Dujovne, empeñado en bajar el déficit fiscal a cualquier costa. Fijando en consecuencia el Gobierno la siguiente postura que hizo trascender el diario Clarín, en su nota de principios de febrero “El Gobierno se endurece con los maestros” (11/2/17):

No vamos a acceder a una paritaria nacional, mientras Mauricio Macri sea gobierno, no habrá paritaria docente nacional”, se endureció ayer uno de los hombres más cercanos al Presidente. Pero van más allá: “El número es 18%, no hay recursos para más que eso. Así como la Nación tiene un déficit que debe reducir, las provincias están en la misma situación. No hay recursos. Los mercados nos miran con atención, tenemos que mostrar qué estamos haciendo para reducir el déficit. No es momento para recomposición del salario real en el Estado”.

http://www.clarin.com/politica/gobierno-endurece-frente-docentes-descarta-paro_0_SkzlJCj_l.html

Esta es la batalla sucia que están librando Macri y Vidal, echando por la borda la ley de Financiamiento Docente, sin sincerar ante la sociedad su verdadera razón, pese al eslogan presidencial de “decirnos la verdad es el punto de partida”. Consistente, lejos de toda consideración por la educación como supuesta herramienta fundamental para erradicar la pobreza, en demostrarle a los mercados que tienen autoridad suficiente como para disciplinar a la sociedad, conforme las aspiraciones de los megabanqueros.

Para que estos nos sigan prestando, y permitiendo que el Gobierno nacional y los provinciales se sigan endeudando, en momentos en que la deuda está llegando a un ratio preocupante. Y así en Argentina, nuevamente la política ha sido substituida por la política de la deuda.-

Ver también CONFLICTO DOCENTE: Vidal y Bullrich incumplen con las leyes para cumplir con los banqueros

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Porqué la deuda a 100 años de Macri es ruinosa e ilegal

Los bonos a cien años emitidos por el