GASODUCTOS PARA TODOS Y TODAS, Y EN ESPECIAL PARA PARIENTES Y AMIGOS

GASODUCTOS PARA TODOS Y TODAS, Y EN ESPECIAL PARA PARIENTES Y AMIGOS

El gobernador de Córdoba Juan Schiaretti, de estrecha relación con el presidente Mauricio Macri y actual aliado político, le adjudicó a un pool de empresas la construcción de 2.330 kilómetros gasoductos troncales, que se extenderán por toda la provincia mediterránea. Entre la nómina de empresas ganadoras figuran la IECSA, la ex constructora del presidente Macri ahora en manos de su primo Calcaterra, la constructora K Electroingeniería, y Odebrecht actualmente investigada por graves hechos de corrupción en Brasil, en el escándalo de Petrobras.

Por Lázaro Llorens

El 17 de febrero pasado, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, de estrecha relación con el presidente Mauricio Macri y actual aliado político, adjudicó a un pool de empresas la construcción de 2.330 kilómetros gasoductos troncales, que se extenderán por toda la provincia. Según propias palabras del gobernador, “será la mayor obra pública encarada por algún gobierno provincial en todos los tiempos”, costará unos 840 millones de dólares, llegará a unas 160 localidades, y beneficiará a unos 700 mil cordobeses.

El punto es que entre la nómina de empresas ganadoras de esta licitación figuran la ex constructora del presidente Macri, que financiará parte de las obras, y otras muy cercanas al poder, investigadas por graves hechos de corrupción en Brasil, en el escándalo de Petrobras.

A lo anterior se le suman los costos de las obras y sus antecedentes, donde hay muertes en el medio y denuncias de corrupción nunca investigadas, que ya provocaron, en la Legislatura cordobesa, el reparo de varios legisladores de la oposición.

La primera beneficiada por estas obras es IECSA, la ex constructora de Macri, vendida en el 2007 a su primo Ángelo Calcaterra, antes de lanzar su candidatura como jefe de gobierno porteño, con millonarios contratos con el Gobierno de la Ciudad en el medio. IECSA, asociada con la compañía China Communications Construction Company Ltd., se adjudicó dos contratos por un total 3.660 millones de pesos para el tendido de los ductos Este y Centro.

Lo sigue la constructora cordobesa Electroingeniería, capitaneada por Gerardo Ferreyra y Osvaldo Acosta, de estrechos lazos con el kirchnerismo, pero también con el peronismo cordobés, bajo cuyos gobiernos se adjudicaron millonarios contratos de obra pública en estos últimos 16 años. Algunos, incluso, en sociedad con la constructora IECSA.

En la actualidad, Electroingeniería tiene a su cargo la construcción las represas Kirchner y Cepernic, por casi 20 mil millones de pesos, obra cuyo futuro aún es incierto. Además, en Brasil está siendo investigada por el posible pago de coimas en el marco del escándalo de Petrobras, donde hay más de una veintena de poderosos empresarios y funcionarios detenidos por pago de sobornos y lavado de dinero en la operación “Lava Jato”.

En Córdoba, en la obra de los gasoductos, en sociedad con la empresa China Petroleum Pipeline Burea, Electroingeniería se adjudicó dos contratos por un total de 2.745 millones de pesos, para el tendido de los caños en el Norte y Sur.

Por último, la otra empresa que se quedó con una parte de los gasoductos cordobeses es la brasilera Odebrecht, la constructora más grande de Latinoamérica, cuyo presidente Marcelo Odebrecht actualmente está preso en Brasil, también por el escándalo de Petrobras.

Relacionado con esta constructora también está tras las rejas en el país vecino, por este mismo caso, Joao Santana, el histórico publicista del ex gobernador José Manuel de la Sota, asesor en las últimas PASO, junto a su esposa Mónica Maura, a quien se lo investiga por un depósito de tres millones de dólares pagados por Odebrecht. De hecho, el lunes pasado Maura, la esposa de Santana, en sus primeras declaraciones ante la Justicia reconoció que su esposo recibía pagos por todos sus trabajos en el exterior en una cuenta en el banco suizo Heritage, a nombre de la empresa offshore Shellbill, y que esa cuenta había sido abierta en 1998 para cobrar el asesoramiento por la campaña del ex gobernador De la Sota, y sus honorarios fueron de 70 mil dólares.

En la obra de los gasoductos, Odebrecht, sin socio local alguno, a pesar que el pliego de licitaciones taxativamente exige uno, se quedó con seis contratos: para el tendido de los gasoductos Oeste, Punilla II, Centro, Ruta 2, Suroeste, y anillo Córdoba, por un monto total de 2.231 millones de pesos.

Estas grandes licitaciones para lo único que sirven es para grandes negocios. Estamos muy atentos a esto porque Córdoba no está en condiciones de endeudarse en semejante cantidad de dinero porque a alguien le interese hacer negocios. Ese es el tema central. También nos preocupa que siempre aparezcan las empresas del poder. Aparece Electroingeniería, Odebrecht, y empresas del gobierno nacional como IECSA”, cuestionó el legislador cordobés Aurelio García Elorrio.

Por su parte, el legislador de Cambiemos Juan Pablo Quinteros, quien desde hace años viene poniendo la lupa a los gasoductos troncales, añade: “Nosotros cuestionamos los antecedentes de la firma Odebrecht. En el año 2012, Odebrecht ya tenía antecedentes de ser era una empresa con altos índices de corrupción. Y hoy, todos los días nos levantamos y desde hace varios meses vemos un montón de empresarios que han caído presos por el famoso escándalo de Petrobras con la operación Lava Jato, entre estos el presidente de Odebrecht”.

Además de los antecedentes de las constructoras, otro punto en que los legisladores de la oposición ponen el ojo es en los oscuros antecedentes de esta licitación, que nada tiene que envidiarle a un policial negro. Las obras se licitaron y adjudicaron por primera vez en el 2008, durante el primer gobierno de Schiaretti. Eran por un contrato de 257 millones de dólares para el tendido de 1.770 kilómetros de gasoductos. Iba a ser financiada por el banco BNDES de Brasil y su endeudamiento fue avalado por la Legislatura de Córdoba. Las empresas ganadoras fueron una UTE conformada por las constructoras Andrade Gutierrez de Brasil, también involucrada en el escándalo de Petrobras; Britos, propiedad del ex funcionario y operador delasotista Horacio Miro, y IECSA, la ex constructora de Macri que este acababa de vender a su primo Calcaterra.

Esta primera licitación nunca pudo llevarse a cabo. Eso se debió a una serie de denuncias de corrupción locales e internacionales que llegaron hasta Brasil y a una muerte: el misterioso crimen del ingeniero Marcelo Arias, relacionado con las obras, que apareció flotando en el río Suquía, a metros del despacho del gobernador, sin su maletín, molido a palos, y cuya causa fue archivada como suicidio.

Sin que la Justicia cordobesa pueda investigar absolutamente nada, en marzo del año pasado la licitación fue anulada por el gobernador De la Sota, mientras lanzaba su precandidatura presidencial, aduciendo que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner le había negado los avales para la toma del crédito con el BNDES, mientras que desde todo el arco opositor, entre ellos algunos legisladores de Cambiemos, denunciaban impunidad y desvío de fondos destinados a esta obra.

En 2008 se sancionó la Ley de Infraestructura Rural y Gasoductos, cuyo objetivo era hacer los gasoductos troncales. A partir de ahí adosaron un fondo específico al impuesto inmobiliario rural, que en seis años subió mil por ciento. La tasa fija se fue aumentando, porque la ponía el gobierno. Arrancamos con 10 pesos por hectárea, ahora estamos cerca de 100. Eso hace una recaudación extraordinaria: de 90 millones de pesos que pagábamos en 2009, ahora pagamos casi 600 millones”, precisó en ese entonces Néstor Roulet, actual secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria, dejando claro que el dinero para hacer los gasoductos estaba.

Los gasoductos eran una de las tantas obras con crédito extranjero que José Manuel de la Sota consiguió por su vinculación con el gobierno de Brasil. Pero eran tan excesivos los montos por los que se iba a ejecutar la obra, que no se llevó adelante. Nadie de la Nación se animó a firmar la garantía por la coparticipación”, dijo por su parte en ese entonces el ex senador de Cambiemos y actual embajador en Ecuador, Luis Juez.

No bien anuló la licitación del 2008, De la Sota, también de estrechas relaciones con Macri, con un presupuesto elevado en dólares (840 millones), volvió al licitar el tendido de los ductos que se extendieron a 2.333 kilómetros, sin que la Justicia pueda explicar nada. Por eso la oposición denuncia impunidad.

En Brasil está detenido un financista, Youssef, que da información sobre una serie de coimas que se les habrían pagado a las empresas, entre ellas unas que estaban en la provincia de Córdoba en los gasoductos. Por eso, con otros legisladores, fuimos a la fiscalía anticorrupción a cargo del fiscal Marcelo Hidalgo para pedir un exhorto a Brasil a los efectos de que tuviésemos prioridad. Sin embargo, a partir de eso, el fiscal anticorrupción de Córdoba, como es su costumbre, archivó la causa después de haber mandado nosotros nueve escritos solicitándole que siga la investigación vía el exhorto mandado a Brasil”, relató a esta revista la legisladora del bloque Córdoba Podemos, Liliana Montero. “Es evidente que la provincia necesitaba cerrar esa investigación, porque algunas empresas se repiten en el actual proceso y hubiera sido muy desprolijo seguir así. Se ha tendido un manto de impunidad”, añadió.

El otro punto que está bajo la lupa es el precio y la financiación que tiene esta nueva obra de los gasoductos troncales, donde nuevamente está la constructora IECSA. Al igual que la anterior, la obra será financiada mediante crédito externo en dólares con una tasa de entre el 7% y 9% anual. Tendrá como garantía de pago la coparticipación de impuestos y el fondo para los gasoductos troncales que cuestionaba el ahora funcionario de Macri, Roulet. Esto es lo que debe aprobar la Legislatura en breve.

Al respecto, el 15 de enero pasado, cuando se preadjudicaron las obras, el propio presidente Macri en persona viajó a Córdoba, y no sólo le dio el aval del gobierno nacional para endeudarse, sino que además firmó un acta comprometiéndose a aportar un tercio de los 9 mil millones de pesos, para financiar la construcción de los gasoductos que hará su primo Calcaterra.

La noticia la dio el propio gobernador Schiaretti, quien dijo que en Córdoba no solo tienen “el respaldo del gobierno nacional” que los “acompaña y autoriza” sino que además está “el compromiso del Presidente de la República de hacerse cargo, por parte de la Nación, del 33% de lo que sale la obra”.

Por último, en relación con su precio, esta nueva obra de los gasoductos es un 148% más cara en dólares que la del 2009, a pesar de ser proyectos muy similares. La anterior contemplaba un tendido de 1.770 kilómetros con un presupuesto de 257 millones de dólares. Es decir, unos 145 mil dólares el kilómetro. Esta, que incluye el tendido de una red óptica, es por 2.336 kilómetros y por 840 millones de dólares. Es decir, unos 350 mil dólares por kilómetro.

Mientras Córdoba paga el equivalente metro/pulgada 58 dólares, en la obra del gasoducto del NEA que la Nación licitó hace un tiempo pagan 103 dólares el metro/pulgada”, alardeó el gobernador Schiaretti cuando se firmaban los contratos.

Sin embargo, al respecto, el Banco Mundial tiene un índice llamado “Rule of Thumb” (regla del pulgar) con el cual estima el costo medio de un gasoducto. Según este índice, el costo de un gasoducto es de entre 15 y 30 dólares/metro pulgada, dependiendo de las condiciones del terreno”, que actualizados hoy pueden llegar a los 35 dólares el metro pulgada promedio. En el caso de Córdoba, los nuevos gasoductos troncales tienen un costo mínimo de 52 dólares el metro pulgada, y llega hasta los 80 dólares en algunos tramos. Justo en los que está a cargo de IECSA.

Acá lo que ha ingresado a la Legislatura, hasta ahora, es un pedido de endeudamiento para hacer unos gasoductos troncales, por unos 9 mil millones de pesos. Con lo cual parece ser que llamaron a licitación, abrieron los sobres, adjudicaron las obras, se fueron a China, firmaron los papeles, y por último convocaron a la Legislatura, pero para que solo autorice el endeudamiento de 9 mil millones de pesos, poniendo como garantía la coparticipación. Por lo cual, una vez más, lo que hace el gobierno es usarnos como una escribanía de lujo”, concluyó la legisladora Montero, del bloque Córdoba Podemos.

Este medio intentó hablar con el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de Córdoba, Fabián López, a cargo de las obras. Pero desde Prensa de la provincia informaron que estaba de viaje en China cerrando los contratos y que volvía el jueves. Se le envió un mail, pidiendo aclaración sobre ciertos puntos y hasta el cierre de esta nota no había respondido.

Nota escrita para Revista Ventitrés

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Macri, Schiaretti y Caputo traspasaron 260 millones de dólares del ANSES a Odebrecht

Es para una obra de gasoductos en Córdoba