LA RUTA DEL DINERO DLS?

LA RUTA DEL DINERO DLS?

“Caso Arias”

El retiro silencioso de la constructora Andrade Gutiérrez, otras millonarias obras adjudicadas a Britos S. A., y la aparición de dos sociedades “off shore” de Horacio Miró y Rubén Poplawski, aparecen detrás del asesinato del ingeniero Marcelo Arias. Clarín sigue casi sin hablar del caso.
Por Lázaro Llorens.

Con la muletilla de “La ruta del dinero K”, desde sus trincheras de Buenos Aires, el Grupo Clarín viene llevando adelante una iracunda campaña mediática, poniendo en el centro de la escena la corrupción del kirchnerismo, como una manera de socavar su poder político de cara a las elecciones de octubre. Sobreprecios en la obra pública, valijeros que llevan y traen bolsos repletos de dinero, viajes y cuentas en paraísos fiscales, son algunos de los cañonazos que casi a diario dispara la “Corpo” y cuyo principal artillero es Jorge Lanata.

Lo paradójico es que mientras en Buenos Aires, blandiendo la bandera del “periodismo independiente”, Clarín se encarga de destapar toda la corrupción K, en Córdoba, a través de su flota mediática La Voz del Interior-Radio Mitre-Canal 12, se encarga de lo contrario. De tapar, a cambio de una millonaria pauta oficial que llega hasta el programa Periodismo Para Todos de Lanata, toda corrupción del delasotismo, a pesar que en ella también hay valijeros, sobreprecios, cuentas en el exterior, y muertos.

Una prueba evidente de esto es lo que está sucediendo con el enigmático asesinato del ingeniero Marcelo Arias, presidente de Newen S.A., una consultora cuyo verdadero dueño es Roberto Martín, ex secretario de Transporte y Servicios Públicos de Juan Schiaretti, quien apareció flotando sobre el Río Suquía, luego de ser molido a palos, a metros de la Casa de Gobierno “El Panal”. Este crimen, el diario La Voz del Interior de Clarín lo viene cubriendo manera esporádica y mutilada, exclusivamente en las secciones policiales del diario, a pesar que nadie duda de que sea un asesinato político.

En ese sentido, la semana pasada Veintitrés reveló dos hechos importantes sobre el “Caso Arias”, que puede ser el “Caso Madres” del peronismo cordobés. Uno fue el macabro asesinato en Temperley, provincia de Buenos Aires, de Susana Leiva, empleada doméstica de Carmen Poplawski, ex secretaria de gobierno de De la Sota. El otro, las evidentes relaciones que hay entre Britos S.A., una constructora cordobesa que estaba encargada de la millonaria obra de los gasoductos, y cuyo dueño es el ex funcionario delasotista Horacio Miró, señalado de ser un “valijero”.

Al respecto, una nueva investigación de esta revista da cuenta de otros importantes hechos que llevan a inferir que detrás del asesinato de Arias parece estar, parafraseando a Clarín, “La ruta de dinero DLS (De la Sota)”. Estos son: el retiro silencioso de la constructora Andrade Gutiérrez y por ende el ocaso del mentado proyecto de los gasoductos; otras millonarias obras adjudicadas por la provincia a Britos S.A. de Miro; y dos sociedades Off Shore que Miró y Rubén Poplawski (vicepresidente de Britos S.A.) tienen en Uruguay, un país considerado como paraíso fiscal.

RETIRADA SILENCIOSA. “Andrade Gutiérrez se fue de Córdoba. Hace un mes que levantamos las oficinas no quedó nada” dice desde el otro lado del teléfono Ricardo Mazzoli, ex representante técnicos de la UTE Andrade Gutiérrez–Iecsa-Britos encargada de los gasoductos y cuyas oficinas estaban en la Avenida Rafael Núñez 5220 en el edificio de Euromayor. Su retiro de Córdoba fue hace un mes, justo cuando apareció flotando en Río Suquía el ingeniero Arias empleado de Martín.

En este contexto electoral, la primicia que arroja Mazzoli, caerá como una bomba en el bunker de campaña del PJ cordobés. La prometida obra de los gasoductos, que iba a beneficiar a 400 mil cordobeses, y estaba licitada desde el 2009, era el buque insignia de la obra pública provincial. “Estos gasoductos troncales serán una de las vigas maestras del progreso y del desarrollo de la Córdoba de las próximas décadas”, dijo sin titubear el candidato a diputado Juan Schiaretti hace un tiempo.

Nada de eso pasará. Los gasoductos, por la retirada de la constructora brasilera, quedaran fuera de juego, dado que su salida a su vez implica la caída del crédito que el Banco Nacional de Desarrollo de Brasil (Bndes) le iba a otorgar a la provincia para financiar el 75% de la obra que hoy trepaba a los 2 mil millones de pesos.

El legislador radical Rodrigo De Loredo, ante el grabador de Veintitrés, confirmó la retirada de Andrade Gutiérrez y la caída del proyecto de los gasoductos, aunque atribuyó sus culpas al gobierno provincial. “Entre el 4 de mayo de 2011 y el 12 de noviembre de 2012 ha sido el gobierno de la Provincia el responsable de la falta de ejecución de aquella operación crediticia” explicó el legislador, quien para asesorarse sobre este tema viajó especialmente a Buenos Aires y se entrevistó con las autoridades del Banco Nación.

“El gobierno de Córdoba debía solamente aportar el informe técnico de cómo sería el cronograma de vencimientos del pago que la provincia iba acordar con el Bndes de Brasil. Pero recién en el mes de noviembre de 2012, el gobierno de Córdoba envió a la Nación el cronograma. Con lo cual, esta tardía presentación involucró importantes cambios en los montos parciales de las cartas de crédito que componen la estructura de la operación financiera, que a su vez conllevó a la necesidad de volver a ser autorizados por el Banco Nación” añadió.

Asimismo, por otra parte, De Loredo denunció irregularidades en el manejo de un crédito público de 250 millones de dólares (bonos “Boncor”), cuyo destino, una parte debían destinarse a financiar el tendido de los gasoductos, pero que sin embargó se habría esfumado. “En el año 2009 la provincia emitió títulos de deuda, denominado Boncor I, por 150 millones de dólares. De ese total, se debían extraer 90 millones de dólares para cubrir el 25% de la obra que le correspondía afrontar al gobierno provincial. Pasaron los años, la obra nunca se inició y los montos cambiaron” disparó De Loredo.

MÁS NEGOCIOS. Una de las tres empresas a cargo de los millonarios gasoductos, donde se habrían destinado unos 100 millones de dólares a pesar que la obra está parada, era Britos S.A. del operador delasotista Miró. Esta constructora cordobesa, cuyas oficinas son más que modestas, estuvo al frente de esta licitación junto a Andrade Gutiérrez y Iecsa hasta mayo del 2012. Se retiró luego de una denuncia penal del legislador Ricardo Fonseca que involucraba a Schiaretti, Atilio Testa -ministro de obras y servicios públicos-, y Martín jefe de Arias.

Desde fines del 2007, luego de la asunción de Schiaretti como gobernador, esta contratista del Estado estuvo copada por Miró y el peronismo cordobés. En el ejercicio 2008 el vicepresidente de Britos S. A. fue María Pilar Raffo, socia Roberto Poplawski en las empresas “Villamora S.A.” y “Ultradiagnósticos S.A.”. Y su director titular Luis Gustavo del Bene, ex síndico del Banco de Córdoba designado por De la Sota.

En el 2009 el vicepresidente fue nuevamente María Pilar Raffo y su director Luis Bene.
En el ejercicio 2010 el presidente de Britos fue Héctor Enrique Valfre, actual sindico de la Lotería de la Provincia de Córdoba, y su vicepresidente, Roberto Poplawski, hermano de Carmen Poplawski, y socio de Horacio Miró en las firmas Pilcher S.A., Anfirmar S.A. y Paquitex S.A.

En el 2011 y 2012 el vicepresidente de Britos S.A. fue nuevamente Roberto Poplawski, socio de Miro, mientras que su síndico suplente fue Enrique Cabiati Rodríguez, socio Poplawski en la empresa “11 de Noviembre S. A.”.
Finalmente, en el ejercicio 2013 el síndico titular fue Enrique Cabiati Rodríguez socio de Poplawski, este a su vez socio de Miro.
El tema con Britos S. A., es que el gobierno provincial además de adjudicarle a esta constructora la millonaria obra de los gasoductos, desde el 2008 en adelante también le adjudicó otros millonarios contratos, algunos regados de corrupción, que incluso aparecen en su página web http://www.britossa.com.ar.

Uno de estos fue la “Pavimentación Camino Secundario S-271 tramo Secundario Potrero de Garay – San Clemente”. Una obra vial adjudicada originalmente a la empresa “Luis G Bosch Empresa Constructora S. A.” cuyos derechos fueron transferidos a Britos S.A. en el 2011, mediante el decreto 132/11, firmado por Schiaretti y Testa.

Esta obra fue adjudicada en 38,8 millones de pesos. Sin embargo, luego de sucesivas renegociaciones, su costo trepó a 60 millones. Su último reajuste al contrato fue convalidado el 22 de abril pasado, mediante el decreto 440/13, firmado por De la Sota y Testa donde se aprobó un reajuste de 13 millones de pesos a favor de la empresa de Miro.

La otra licitación que se quedó Britos S.A., durante las gestiones de Schiaretti y De la Sota, fue el “Camino del Cuadrado” (Ruta E57). Esta obra vial que conecta sierras chicas con la ruta 38, a pesar de haber sido pagada en su totalidad no solo no está concluida sino que cada tanto debe clausurarse por desmoronamientos. “La responsabilidad la tiene la empresa Britos S.A, que es la que elaboró el proyecto” recalcó el ingeniero Mario Espada, actual jefe de la División Técnica Económica del Departamento Gestión Económica de Obras de Vialidad Provincial. “La obra la diseño Britos S. A. no Vialidad, y no se hicieron los estudios geológicos, geotécnicos, morfológicos exhaustivos y pertinentes para no dañar tanto las sierras. A la vez, tengo entendido que alguien direccionó la traza original para tener un rédito y creo que ha sido un alto funcionario de este gobierno” añadió.

Sus denuncias fueron ratificadas por el legislador De Loredo quien explicó: “el Camino del Cuadrado es una obra que se hizo en dos tramos. El primer lo hizo la empresa Boetto y Butigliengo, y que al margen de algunas críticas no registra mayores inconvenientes. El segundo tramo la verdad es un escándalo. La obra se adjudicó a la empresa Britos. Era de 11,9 kilómetros y pese a que fue abonada en su totalidad, se ejecutaron solo 8,6 kilómetros. Es decir faltan 3,3 kilómetros que además son los tramos más costos porque es una obra en altura”.

Asimismo, el legislador radical cuestionó el montó que la Provincia le pagó a Britos S.A. pro esta obra aun inconclusa que arrancó en 47 millones de pesos y terminó en 80 millones. “Pese a que se licitó y se adjudicó por un precio de 47 millones de pesos y se pagó en su totalidad, se aumentó luego en 14 millones más, posteriormente en 19 millones, luego en 1,5 millones y se le sigue ingresando recursos, con lo que la obra ya supera los $80 millones” detalló De Loredo.
PRAISOS FISCALES. Por último, se completa con dos sociedades “off shore” que Miró y su socio Roberto Poplawski (vicepresidente de Britos S.A) tienen en Uruguay, un país considerado como un paraíso fiscal, y hasta donde parece llegar “La ruta del dinero DLS”. Se trata de la sociedades Closer S.A. y Anfirmar S.A. que figuran en el listado de “Registro de titulares de participaciones patrimoniales” del Banco Central del Uruguay.
Closer S.A. fue creada en el 2008. Tiene como socios a Horacio Miro y su esposa Nélida Adriana Medaglia. Su objeto social, entre otras cosas es, “dedicarse por cuenta propia, de terceros o asociada a terceros, ya sea con personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, o mediante la constitución y/o adquisición de personas jurídicas, en cualquier parte de la República o en el exterior (…) a la participación activa, directa o indirecta, en negocios a través de empresas o sociedades o personas físicas, ya sea mediante participaciones accionarias directas, sociedades controladas, acuerdos sociales, asociaciones o uniones de empresas”.

La otra sociedad off shore de Miró, por las cuales se puede movilizar dinero espurio sin mayores controles, es Anfirmar S.A. Esta empresa la integran Miró, su esposa Medaglia y Poplawski. Respecto a la posibilidades de que estas firmas radicadas en el Uruguay, cabe recordar que en abril de este año, el senador Luis Juez, del Frente Amplio Progresista (FAP), presentó una denuncia ante la Justicia para que se investigue la contratación de un Lear Jet a la empresa Baires Fly S.A. por 3.6 millones de pesos, que registraba varias salidas del país. “Hay viajes a Río de Janeiro, unos cuántos vuelos a Punta del Este, particularmente al Uruguay y a otros paraísos fiscales como Suiza, Caimán y las Islas Seychelles” reveló en esa oportunidad Juez, ante el mutismo absoluto de los medios de Clarín. “Estamos seguros, y esto es el dato más importante, de que De la Sota fue quien compró el avión a través del testaferro Horacio Miró, un personaje siniestro que desde hace 14 años maneja toda la obra pública de Córdoba” completó.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Macri le dio mil millones al Lázaro Baéz de De la Sota a cambio de favores electorales

Según el Presupuesto Nacional 2017, es la cifra