“NIKY” CAPUTO, EL LAZARO BAEZ DE MACRI

“NIKY” CAPUTO, EL LAZARO BAEZ DE MACRI

El empresario es “íntimo amigo” de Macri e integra la mesa chica del PRO. Durante su gestión embolsó más de 1200 millones de pesos mediante contrataciones públicas. Su principal trabajos limpiar edificios, reparar escuelas y cortar el césped.

Por Lázaro Llorens.

El otorgamiento de millonarios contratos de obra pública a empresarios “amigos” no es una característica exclusiva del gobierno nacional, como Clarín lo ha instalado con el célebre caso de Lázaro Báez. Desde el 2007 a la fecha, durante los años de gobierno macrista, el empresario Nicolás Caputo, “amigo del alma” del Jefe de Gobierno Mauricio Macri, miembro de la mesa chica del PRO, embolsó más de 1.191 millones de pesos mediante contratos públicos con el gobierno de la ciudad. Decimos “mas”, porque hay una veintena de resoluciones firmadas aprobando, en algunos casos reajustes de precios superiores al 60%, cuyos montos específicos no figuran.

La información surge de unos 80 decretos y resoluciones firmados por el propio Macri y sus ministros y publicados en el Boletín Oficial de la Ciudad de Buenos Aires http://boletinoficial.buenosaires.gob.ar/. En ellos se puede observar también que en estas dos gestiones del PRO, el empresario “Niky” Caputo, con su empresa SES S.A. pasó a ser un contratista privilegiado del gobierno de la ciudad, adjudicándose catorce licitaciones para realizar trabajos tan diversos como difusos. Esto es: limpiar hospitales, cortar el césped, arreglar edificios. Siempre con contratos millonarios que trepan, los más recientes, hasta los 185 millones de pesos.

¿QUIEN ES CAPUTO? Dueño de una millonaria fortuna, a través de las empresas Caputo S.A., Caputo SAICYF, SES S.A., “Niky” Caputo, es un eterno contratista del gobierno porteño. Conoce a Macri desde los seis años cuando ambos ingresaron al selecto colegio Cardenal Newman. Desde allí se hicieron “amigos del alma”. Título que quedó refrendado cuando Niky pagó en persona el rescate del actual Jefe de Gobierno en 1991.

Juntos fundador la empresa de aire acondicionado Mirgor S.A. en 1983 y el partido Propuesta Republicana (PRO) en el 2003, del cual Macri es presidente y Caputo vice. Por esta razón, a fines del 2007, ni bien arribó a la jefatura de gobierno, mediante el decreto 2144/7, el líder del PRO intentó nombrarlo como su “asesor ad honorem”. Nombramiento que poco tiempo después, en lo que fue su primer traspié político, Macri debió dar marcha atrás, luego de una denuncia de la entonces diputada Gabriela Cerruti, donde apuntaba “posible conflicto de interés entre el ejercicio de la función pública y su parte en empresas contratistas”.

Aun así, “Niky”, nunca se alejó ni de su amigo Macri, ni de sus negocios con el gobierno de la ciudad. Siguió integrando mesa chica” del PRO. Así lo deschavó, sin querer Gabriela Michetti, actual precandidata a vicepresidenta de Macri, quien no cultiva, dicen, una buena relación con el empresario. “Caputo es muy amigo de Mauricio. Hablamos de todos los temas. Es asesor, pero no está formalmente como asesor, pero es una persona de mucha cercanía a Mauricio” dijo Michetti, suelta de boca, en una entrevista ante el periodista Reinaldo Sietecases.

Precisamente, por este asesoramiento en las sombras, en el 2013, la diputada Elisa Carrió de la Coalición Cívica, actual aliada política de Macri, pidió ante la justica que se investigue a Caputo, sindicándolo de haber sido el autor de la polémica adenda al contrato del juego a favor del empresario Cristóbal López aprobada, en medio de polémicas, por el macrismo.

En este marco, sus contratos con el gobierno porteño, que hasta diciembre del 2007 apenas alcanzaban los 120 millones de pesos, se multiplicaron casi por diez bajo le gestión de Macri, trepando a los 971 millones. Todo gracias a la adjudicación de catorce onerosas licitaciones, para ejecutar trabajos de difícil de verificación o control como: limpieza de hospitales, reparación de escuelas y mantenimiento de espacios verdes.

Estos son:

  • Adecuación” de 21 edificios escolares con la UTE Mig S.A.-SES S.A. por $ 30.235.365 (Licitación 581/10).

  • Mantenimiento” de edificios escolares “con valor patrimonial” con la UTE Mig S.A.-SES S.A.” por $12.941.741 (Licitación 2841/10).

  • Mantenimiento” y “ejecución de trabajos menores” en “establecimientos de valor patrimonial pertenecientes a las Comunas 1 y 2” con la empresa SES S.A. por $32.794.859 (Licitación 2664/10).

  • Mantenimiento” de los espacios verdes zona 7 y 8” con la UTE Mantelectric ICISA-SES S.A. por $145.955.126 (Licitación 248/11).

  • Proyecto y construcción del cruce Bajo Nivel de Donado con vías del TBA Ramal J.L. Suarez” con la UTE SES S.A.-CONSTRUERE INGENIERIA SA por $21.882.000 (Licitación 2.508/11).

  • Limpieza y mantenimiento” centro de salud mental Arturo Ameghino con la empresa SES S.A. por $ 10.809.596 (Licitación 91/14).

  • Limpieza y mantenimiento” de las estaciones de los corredores del Metrobús con la UTE SES S.A.-PLANOBRA S.A. por $15.446.667 (Licitación Pública 465/14).

  • Limpieza y mantenimiento” del hospital de odontología José Dueñas con la empresa SES S.A. por $ 21.531.707 (Licitación N° 64/14).

  • Remodelación” “Palacio Lezama” con la empresa SES S.A. por $52.831.053 (Licitación 1816/14).

  • Limpieza y mantenimiento” del hospital neuropsiquiátrico Braulio Moyano con la empresa SES S.A. por $81.487.606 (Licitación N° 90/14).

  • Trabajos de pintura, tareas previas y de mantenimiento en los establecimientos escolares pertenecientes a las Comunas 4 y 8” con la UTE Mig S.A.–SES S.A. por $ 94.830.844 (Licitación N° 139/15).

  • Limpieza y mantenimiento” del hospital Dr. Enrique Tornú con la empresa SES S.A. por $115.287.373 (Licitación N° 85/14).

  • Mantenimiento” de los espacios verdes zona B y A a la UTE SES S.A.- MANTELECTRIC I.C.I.S.A. por un monto de $ 149.751.000 (Licitación 1463).

  • Limpieza y mantenimiento” del hospital Dr. José M. Ramos Mejía” con la empresa SES S.A. por $185.336.710 (Licitación 78/14).

De estas catorce licitaciones a favor de Caputo, seis (2.508/11, 85/14, 90/14, 91/14, 78/14,1463/14) por un monto total de 564 millones de pesos, fueron autorizadas, decreto mediante, por su “amigo del alma” Macri y el ministro de Hacienda Néstor Grindetti, ex ejecutivo de la constructora IECSA, también de estrecha relación con “Niky”. Otra, la de los espacios verdes por 145 millones de pesos (248/11), por el actual vicegobernador electo Diego Santilli. Uno de los pocos funcionarios macrista que visitan la casa del empresario en su country Cardenal Newman en Benavidez. Otra, de 52 millones, por el ministro de Desarrollo Urbano Daniel Chaín (1816/14), ex ejecutivo del Grupo Macri, también de estrecha relación con el empresario contratistas. Y otras tres (581/10, 2664/10 y 2841/10), de un monto total de 75 millones de pesos, por Grindetti.

Por este contubernio entre el Jefe de Gobierno y el empresario, los contratos de la limpieza de los hospitales Ramos MejíaDueñasMoyanoTornú y Ameghino, por un monto total de 414 millones de pesos, todos adjudicados este año electoral, terminaron en la justicia, por una denuncia del dirigente kirchnerista Carlos Oviedo. También fueron cuestionados por el Sindicato de Obreros de Maestranza (S.O.M), quienes hace un tiempo vienen acusando a Caputo y las empresas de “sobreprecios” y tercerización de contrato. “Es una licitación manejada por estas empresas y el propio Caputo. Casi todas las compañías tienen relación directa o indirecta con este empresario, que parece un monje negro” disparó Oscar Rojas, secretario general del S.O.M..

MÁS DINERO. A las anteriores adjudicaciones que no escandalizan como las de Lázaro Báez, hay que sumarle más de 100 millones de pesos, en reactualizaciones de precios, demasías, y adicionales a la obra otorgados a las empresas de Caputo. Todas fueron aprobadas de manera exprés, mediante simples resoluciones ministeriales, y su mayoría llevan la firma de su amigo el ministro Chaín.

0119_nicolas_caputo_memorial_g2.jpg_1853027552La más elocuente, las relacionadas con el contrato para la remodelación de la nueva sede de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad, adjudica a la empresa Caputo SAICYF en abril del 2007. Esta obra arrancó con un costo de 54 millones de pesos, pero luego de seis reactualizaciones y modificación al contrato, todas firmadas por Chaín, terminó costando 98 millones de pesos, con enormes atrasos en su finalización, que se prolongaron hasta diciembre del 2013.

Además, hay una veintena de resoluciones, algunas aprobando reactualizaciones de precios superiores a al 60% que no se especifican sus montos, solo los porcentajes. Estos están escondidos en anexos. Al respecto, un informe de la Auditoría General de la Ciudad de Buenos Aires, titulado “Espacios Verdes”, dio cuenta que durante el 2013, el servicio que brindo la UTE SES S.A.-Mantelectric de Caputo para mantener 144 espacios verdes, arrancó con un costo de 5,2 millones de pesos en enero, y por las sucesivas redeterminaciones, terminó costando en diciembre de ese año 17,9 millones. Casi tres veces más.
MARCO LEGAL. Cabe destacar, que el esquema legal para que todas estas redeterminaciones y contrataciones se cristalicen, y del cual participan además de Caputo un pool de empresas que licitación tras litación se repiten, como Rivas S.A., Mejores Hospitales S.A., Mantelectric, Salvatori S.A., Mig S.A., Vidogar Construcciones S.A., etc., fue diseñado por el actual jefe de gobierno y candidato a presidente Macri y su sucesor electo Héctor Rodríguez Larreta.

Ambos, al poco tiempo de asumir, firmaron los decretos 948/08 y 1123/08. Mediante ellos facultaron a ministros, secretarios y titulares de las distintas reparticiones, a aprobar modificaciones a los contratos de obras y servicios públicos; a aprobar redeterminaciones de precios “cualquiera haya sido el monto de la adjudicación”; y a aprobar en todos los contratos públicos “un pago especial a cuenta del precio total de la obra, de hasta el 30%” sin necesidad de certificar nada a cambio.

Ya no necesitarían capital propio inicial para comenzar la obra, porque el gobierno financiaría a las mismas en forma gratuita y adelantada hasta el 30 por ciento de la obra, lo que repercutiría en que una mayor cantidad de empresas podrían presentarse o subcontratar a otras sin ningún tipo de respaldo” advirtió, por ese entonces, el legislador Gonzalo Ruanova.

De esta manera, Macri y Larreta, quitándose sus responsabilidades de encima, delegaron en sus subordinados la tarea de renegociar todos los contratos de obras y servicios públicos, y de otorgar los siempre polémicos adelantos financieros. Así generaron un dulce clima para los grandes contratistas, entre los cuales, en primera fila estaba su amigo Caputo. Estos, luego de obtener la licitación, ya tenían garantizado mucho dinero fresco en la mano, y reactualizaciones de precios y modificaciones al contrato exprés como las que obtuvo el “amigo del alma” de Macri durante todos estos años.

 

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Macri y CFK: enemigos políticos, amigos en los negocios

El paso de la ex presidenta Cristina Kirchner,