La intriga internacional de Kolektor

La intriga internacional de Kolektor

En un país extranjero, se vive una fuerte repercusión de escándalos de corrupción. Mientras que la famosa empresa cordobesa está metida en el ojo de la tormenta.

Flyer editado por Prensa Latina (Guatemala) donde hace referencia las acotaciones de Tomás Méndez sobre Kolektor y el país centroamericano.
Flyer editado por Prensa Latina (Guatemala) donde hace referencia las acotaciones de Tomás Méndez sobre Kolektor y el país centroamericano.

Por Lea Ross | @LeandroRoss

A veces aparecen noticias de otras partes del mundo que los notamos como ajenas. Y lo ajeno, a veces se queda en lo prescindible para la opinión pública y cae en la soledad. Sin embargo, lo prescindible a veces se toma su tiempo para pararse y ponerse de frente.

Todos recordaran el famoso escándalo del Kolektor-Gate. Aquel suceso que se ventiló a partir de la filtración de cámaras ocultas realizadas por el periodista Tomás Méndez al empresario Hermann Karsten, director de la recolectora de rentas Kolektor. Según el mismo material, Karsten organizó una serie de reuniones con Méndez, debido a que el programa televisivo ADN venía realizando informes sobre los misteriosos vuelos que realizaba el gobernador José Manuel de la Sota y que, en algunos tramos de la emisión, se mencionó a Horacio Miró. “Ahí me llama Horacio y me decía: ‘che ahí me pegó tu protegido’, comentaba Karsten entre-risas, refiriéndose a la pauta publicitaria que Kolektor le entregaba a ADN.

Según el material, los temores de Miró de emparentárselo con el “Làzaro Baez” de De la Sota fue lo que le impulsó a Karsten a mantener las reuniones en privado con Méndez para luego acordar posibles coimas con fondos públicos para no seguir tratando el tema. Y que el propio director de Kolektor se encargaría de actuar como una especie de intermediario.

Sin embargo, Hermann Karsten tenía también sus propios intereses para que en Córdoba no se ventilara nada que tenga que ver con vuelos extraños. Algo que la propia prensa cordobesa no se percataba demasiado en aquel entonces.

Todo lo que leerán a continuación fue extraída en gran parte por la prensa extranjera. Y es que mientras Kolektor padece un gran bochorno a partir del escándalo de los videos, filtrados en diciembre de 2014, unos pocos meses antes, la empresa cordobesa estuvo salpicada de otro escándalo de corrupción. Solo que con tintes más internacionales.

Esta historia transcurre en el país de Guatemala. A unos seis mil kilómetros de la ciudad de Córdoba.

El actual presidente de Guatemala es el ex general Otto Pérez Molina, quien ganó las elecciones a fines de 2011 y asumió su actual cargo en enero de 2012. Se trataría del primer presidente electo que ejerció un rango militar. De hecho, algunas entidades internacionales sospechan que Pérez Molina participó de crímenes políticos en los años ochenta y noventa, al estilo de César Milani. Su llegada al poder vino de la mano de su propio “Duran Barba”: el asesor español Antonio Solá, quien también ofreció sus servicios a Felipe Calderón en México y a Michel Martelly en Haití. Con Pérez Molina, creó el slogan “Mano dura, cabeza y corazón”.

Uno de los temas a tratar de parte de Pérez Molina fue el lanzamiento de una reforma tributaria que pudiera alimentar las finanzas de la nación.

Para 2012, se ventila la posibilidad de tercerizar los servicios de la Superintendecia de Administración Tributaria de Guatemala, conocida como SAT. Se trata de una entidad autónoma del estado nacional, creada en 1997, encargada de la recolección de impuestos a nivel nacional. Según señala su página institucional: “(En aquel entonces) El objetivo general del proyecto consistió en crear, diseñar y poner en funcionamiento una institución autónoma y descentralizada, moderna, eficiente y eficaz, que se hiciera cargo de la administración tributaria y aduanera, y que fuera capaz de incrementar los ingresos tributarios en forma sostenida, honesta y transparente”.

Sin embargo, según la CEPAL, Guatemala es uno de los países con más baja recaudación fiscal en toda América Latina. Mientras que el promedio general ronda el 20% en relación al PBI, el país centroamericano tiene ingresos tributarios que equivalen al 12% de su Producto Bruto Interno. Actualmente, se considera a la gestión actual del SAT como deficitaria y responsable de no realizar un trabajo acorde a facilitar las finanzas del país. De ahí la propuesta de Pérez Molina de tercerizar el servicio.

Según constatan los archivos periodísticos de los medios de comunicación de Guatemala, los directivos del SAT realizaron viajes a la ciudad de Córdoba para conocer el trabajo de Kolektor. Su funcionalidad consistía en descubrir la performance de la empresa a cargo de Hermann Karsten para saber si podía ser acorde o no con la administración de servicios adecuados a los que buscaba el Estado.

No solo eso, sino que el propio Karsten y otros directivos de Kolektor también realizaron sus vuelos rumbo al país de Pérez Molina. Según una noticia del periódico La Noticia de Guatemala, fechado el 24 de junio de 2014: “Existe registros de viajes a Guatemala de Hermann Karsten, director ejecutivo de la empresa y Luis María Balbuena, gerente de sistemas de Kolektor. (..) Por su lado, directores de la SAT admitieron que se reunieron con personal de Kolektor durante su visita a Argentina, en los años 2012 y 2013. Según informes del SAT, desde agosto de 2012 el entonces superintendente, Miguel Gutierrez, viajó a Córdoba seguido de 11 personas más, entre directores, funcionarios y gerentes del ente recaudador y finalmente, el actual jefe de esta institución, Carlos Muñoz”.

Según se constata, los vuelos realizados por empresarios y funcionarios guatemaltecos a Córdoba se comprendieron dentro del rango temporal de entre agosto de 2012 y julio de 2013.

Nota de archivo de InfoNegocios (medio de Córdoba) donde adelante el negocio de Kolektor en Guatemala.
Nota de archivo de InfoNegocios (medio de Córdoba) donde adelante el negocio de Kolektor en Guatemala.

El 29 de mayo del año 2014, SAT recibe un presupuesto adicional de 80 millones de quetzales para poder llevar a cabo la licitación de los servicios de recolección de rentas. Sin embargo, con el pasar de las semanas, todo indicaría que, bajo las sospechas de tráfico de influencias, la empresa cordobesa se quedaría con el premio mayor. Y así fue. Pero después, no.

El 12 de junio de 2014, el SAT lanza el dictamen 045-14, que otorga la contratación directa de los servicios tercerizados. Pero las polémicas otorgarían un próspero freno a este negocio.

Según el diputado opositor Carlos Barreda, en diálogo con La Noticia: “En total se tiene información de que hubo 13 viajes a Guatemala, entre Karsten y Lucía María Balbuena, gerente de sistemas de Kolektor”. Aunque relevamientos periodísticos de dicho país confirmaron en total tres viajes. Allí, se juntaron con el ministro de finanzas, María Castro, y su vice Dorval Carías. Todo indicaría que el ganador de la oferta sería Kolektor, aun cuando el dictamen no menciona a la empresa.

SAT
Fragmento del dictamen 045-2014 del SAT donde declara la tercerización de sus servicios. En ningún lado menciona a Kolektor.

La propia SAT, o más bien el Estado, habría ofrecido a Karsten y compañía para sus vuelos a Guatemala toda una serie de servicios peculiares: un vehículo blindado para los recorridos, hospedaje completo con todo pago, incluyendo la comida. Hasta se sospecha la entrega de servicios de guardaespaldas para su protecciòn. Todos estos beneficios de un supuesto oferente en competencia para un viaje de negocios al país centroamericano realizada entre el 19 y 22 de mayo de 2014. Es decir, a tan solo tres semanas de ganarse la contratación.

El negocio de esta tercerización consiste en una comisión que comprendiera el 30% del exceso de recaudación a lo establecido por las instituciones financieras estatales. Se trataría de un promedio anual de 274 millones de quetzales. Precisamente, la comisión de Kolektor sería casi la tercera parte del excedente que se recauda según las metas establecidas. Eso se estimaría alrededor de 35,7 millones de dólares, si tomamos las cotizaciones actuales. Pero claro, el negocio no prosperó.

No vemos conveniente la contratación de una empresa. La SAT puede hacer el trabajo, y esa decisión no solo afectará a la institución, sino a todos los guatemaltecos”, expresó Anthony Segura, líder sindical de los trabajadores del SAT, según Prensa Latina.

Bajo este caudal de recolección, más las sospechas por tráfico de influencias, compuesta por viajes pagos, hotelería, y hasta todo tipo de servicios de seguridad, desde blindados hasta guardaespaldas, más la presión de los medios de comunicación, el SAT no tuvo más remedio que anular el dictamen 045 y cancelar el acuerdo con Kolektor. Y a tan solo una semana de haberlo lanzado: el 20 de junio de 2014.

Esto desató la furia del presidente Otto Pérez Molina y ordenó sacar de borrón a toda la parte del directorio del SAT que decidió tomar esa decisión, luego de que se filtrara en los medios. Dicho anuncio desató otro escándalo debido a que las leyes guatemaltecas no avalarían la intervención del estado a partir de una entidad autónoma como es la SAT. Por ende, dicha decisión pasó con pena y sin gloria.

Finalmente, Pérez Molina pasa a retiro Carlos Muñiz, titular del SAT, el 5 de enero de este año. Ya cuando toda Guatemala se enteró del Kolektor-Gate.

Hoy, Guatemala vive momentos de enorme tensión en plena épocas electorales y de más escándalos de corrupción. A partir del 16 de abril pasado, la Comisión Internacional contra la Corrupción en Guatemala ordenó la detención de varios funcionarios y empresarios portuarios del país, acusados de haber armado una red de beneficios para empresas que ingresan sus productos al puerto a cambio de coimas a determinados empleados públicos. El caso llamado “La Línea”, en referencia a una supuesta línea telefónica donde se realizaron los llamados de negocios en secreto, generó un maremoto que llevó hace un mes a la renuncia de la vicepresidenta del país, Roxana Baldettí, ocurrida el 8 de mayo, más la fuga de su secretario privado Juan Carlos Monzón, y el arresto de funcionarios, entre ellos, directores del SAT. También renunció hace pocos días el secretario privado del presidente, Gustavo Martínez, el 2 de junio, por otras denuncias de corrupción particulares.

Al caso “La Línea”, que ventiló los negociados de los puertos en manos de entidades privadas, se le suma las distintas movilizaciones en contra de Pérez Molina, quien aun así ya adelantó que las elecciones presidenciales para este año se realizarán luego de terminar su gestión, es decir, en diciembre de este año.

Mientras tanto, Kolektor no solo ha perdido la posibilidad de obtener un gran negociado y de llegar a niveles dignos de una multinacional, sino que además debe padecer en su país natal la pérdida de confianza por parte de sus clientes y la opinión pública.

Una empresa cuyo surgir vino de la mano del candidato presidencialista José Manuel De la Sota, mediante la ley de Reforma de Estado cordobés, lanzada a principios del año 2000, con un paquete de leyes basadas en la tercerización de los servicios estatales para lograr una mayor “modernización”. Sobre el caso específico de la recolección de impuestos, se crearía la Dirección General de Rentas, a cargo de la empresa privada Tecsa y que, en el año 2004, se re-licitó la misma y la ganó Kolektor, manejada por la familia Karsten y compañía.

Hoy, Hermann Karsten ya no es más el director en papeles de Kolektor. Aunque su hermano, Cristian Karsten, sigue trabajando allí. Aun, cuando en una de las cámaras ocultas, filtradas por el abogado Marcelo Touriño, aparece él al lado de su hermano Hermann, mientras éste realizaba las tratativas para la coordinación de las coimas a la prensa.

Karsten
En el material en bruto que subió el programa ADN, para contestar los materiales editados por Marcelo Touriño, aparece el hermano de Hermann, Cristian Karsten. Quien todavía mantiene su cargo en Kolektor, aun cuando fue testigo directo de la propuesta de las coimas.

Dichas cámaras ocultas se desarrollaron en las oficinas de Kolektor en abril de 2013. Como se puede constatar en los medios guatemaltecos, fue en ese periodo en donde distintos funcionarios de Pérez Molina viajaban a Córdoba para llegar sus acuerdos con la empresa cordobesa.

Todo indicaría que Karsten -un especialista en el manejo de los sistemas de seguridad aeroportuaria y un conocedor de algunos trucos sobre cómo evadir los distintos pases de seguridad para realizar contrabandos- no solo se preocupaba que los medios reflejaran los negociados de Horacio Miró. Sino también de su propio negocio con Guatemala. Sobre todo en un panorama mediático, en donde los medios masivos de Buenos Aires hablaban de los vuelos de “La Ruta del Dinero K” a paraísos fiscales, mientras que la televisión cordobesa reflejaba ventilaba los vuelos realizados por De la Sota al exterior junto con Miró.

De hecho, en una de las cámaras ocultas realizadas a Tomás Méndez, por parte del productor que le robó el material, Marcelo Castro, el ex conductor de ADN aseveró lo siguiente: “Karsten me puede llevar a Guatemala para ver cómo funcionan los skaners para ver cómo detectan la droga. Él maneja la Aduana de Guatemala”. La filmación, que transcurre adentro de un coche en movimiento, habría sido realizada en octubre de 2014. Seis meses antes que se desatara el escándalo de “La Línea”, a partir de investigaciones sobre los negocios ilegales en la aduana.

Obviamente, no es digno de ser una prueba real la palabra de un periodista cordobés sobre cómo se maneja la corrupción aduanera en Guatemala dentro de una charla suelta. Pero sí podría ser un indicio de ver hasta dónde puede llegar la Comisión Internacional contra la Corrupción de Guatemala en esta investigación. Si esto prospera, Córdoba deberá tener los ojos abiertos, y los oídos bien puestos, para poder saber si se confirma o no los negocios internacionales ocultos de parte de los empresarios y funcionarios que permanecen en las sombras de Córdoba.

Conocer la extensión de los tentáculos de Hermannn Karsten puede llegar a ser las mismas extensiones que las de Horacio Miró. Y si son los tentáculos de Horacio Miró, ya sabemos de quién estamos hablando.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

La “indignidad moral” del diputado Tonelli, representante de Correo Argentino y Grupo Macri

El diputado de PRO – Cambiemos Pablo Tonelli