GUERRA MALVINAS: Las comunicaciones secretas a través de LN con el topo Costa Méndez (7) – Escalar Georgias

En este capítulo 7 se revelan los mensajes encriptados elípticamente que recibió el topo canciller Nicanor Costa Méndez a través de la página OP-ED del diario LA NACION, en forma prevía a la Guerra de Malvinas, ordenándole que escalara el incidente de las islas Georgias, y colaborara con la guerra psicológica descargada sobre la Junta Militar a traves de la misma prensa, para que asumiera la decisión de recuperar las islas con el absurdo plan "Ocupar para negociar" sin prever
Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias

Los mensajes convencionales encriptados elípticamente insertos en la página opuesta editorial (OP-ED) en el diario LA NACION de los días 17 y 18 de marzo, tuvieron por objeto por parte de la inteligencia anglo norteamericana al servicio de la OTAN, como se vio en el capítulo anterior, preparar al topo canciller Costa Méndez para el incidente de las islas Georgias que estaba por estallar.

Con el cual se precipitó la decisión de la Junta Militar de recuperar improvisadamente las islas Malvinas, razón por la CAERCAS (Informe Rattembach) lo denominó “El Sarajevo del Atlántico Sur”. El que fue deliberadamente inducido, al haber ordenado al topo canciller la entrega de las “tarjetas blancas”, que solo eran válidas para Malvinas. Y en consecuencia precipitaron el incidente, al requerir el personal militar británico destacado allí los respectivos pasaportes.

Los mensajes posteriores, previos al de la fecha nefasta argentina del 24 de marzo, en el que se le ordenó al topo canciller la fecha en que debía concretarse la invasión (detallado en el capítulo 3) tuvieron tres objetivos, que se detallarán seguidamente:

  1. Ordenarle al topo Costa Méndez que colaborara en la guerra psicológica contra la Junta Militar, inserta en el restante contenido del diario LA NACION, para compelerla a que tomara la decisión de recuperar las islas.
  2. Vetar la candidatura de Santiago de Estrada, vástago de una familia con profundos lazos con el Vaticano, como candidato a embajador allí. Se trataba de un asunto de alta sensibilidad, al haber el Vaticano hecho fracasar la estratagema previa de llevarnos a la guerra contra Chile, tal como se detalló en el capítulo 5.
  3. Ordenarle que exacerbara el incidente de la Georgias, para condicionar a la Junta Militar a que acometiera esa trágica aventura, que el topo canciller Costa Méndez cumplió al pie de la letra.

Pero la narración de esos trascendentales hechos resultaría incompleta, si no se aprecia en toda su dimensión, que el arma periodística de LA NACION era de doble acción, y que ambas operaban sincronizadamente. Por un lado, con las instrucciones secretas cursadas al topo Costa Méndez a través de la página OP-ED, y para sostenerlo en su misión. Y por el otro lado, con el mismo contenido del diario, con el cual en forma concordante, se introyectaba en la mente de los decididores argentinos, un marco conceptual afín no obstante ser absolutamente falso.

Por esa razón, aunque resulte algo farragoso y extenso, se muestra en este capítulo como operó ese doble accionar de LA NACION. En días claves en el que la cúpula militar argentina arribó a la errada decisión de ejecutar la recuperación de las islas Malvinas, en base al absurdo plan diplomático militar de “Ocupar para negociar”, sin prever la defensa posterior de ellas.

La quinta columna periodística empuja hacia Malvinas

El viernes 19 de marzo, a la par que comenzaba el “incidente” Georgias, el trust de medios de comunicación controlados por CLARIN y LA NACION, abrieron las compuertas del aluvión destinado a arrastrar a los militares argentinos hacia Malvinas. LA NACION de ese día machacaba los puntos claves, con sus títulos de tapa: El Salvador: cuatro periodistas muertos.

Y a la par del gancho externo, venía el revulsivo interno:  Futuras normas para el estatuto político El proyecto que prepara la COMIPOL contiene una cláusula que veda la revisión de la lucha contra la subversión  No serán reconocidos los partidos que la propicien a través de su doctrina o su acción.

Abajo proseguía revolviendo lo que hasta ese momento había ocultado:  Desaparecidos: entregóse un memorial al gobierno   Se realizó una concentración en Plaza de Mayo La reacción oficial ante una aseveración de Washington, animándose hasta con una fotografía a 4 columnas, comentada: “Manifestantes muestran las fotografías de familiares desaparecidos hace unos años”. Al lado, tensionaba la cuestión socio-económica:  La situación de Ford preocupa a las autoridades “por las consecuencias sociales que podrían derivar”.

En página 2 proseguía enfatizando pactos que luego no funcionaron: Fuerza naval interamericana “El presidente -colombiano- Turbay Ayala instó a la formación de una fuerza naval interamericana… la fuerza debería ser creada por la OEA en cumplimiento del Tratado de Rio de Janeiro de 1947 que exhorta a la defensa mutua del hemisferio contra la agresión exterior”

Al lado, emulaba:  Estratégica base de Brasil en el Atlántico, ubicándola en un mapa a tres columnas: “Brasil proyecta instalar una base aeronaval en la isla Trinidad [Islas Georgias]… el ministro, al ser consultado por una visita hecha a la isla por oficiales norteamericanos, dijo que estos militares fueron a la isla como técnicos y aprobaron los estudios brasileños”.

Abajo insistía con el vital objetivo de la alianza “paramilitar” argentino-estadounidense:  EE.UU. no admitirá misiles rusos en Cuba “Si existe alguna amenaza de este tipo supongo que actuaremos de la misma manera que en la década de 1960”, dijo Weinberger”.

Y en ese día clave reapareció ominoso el “affaire de las naftas”, en página 7, después de un largo silencio, el cual como se verá en próximos capítulos, tuvo una importancia decisiva, al estar involucrados en el mismo tanto el topo Costa Méndez como Galtieri:  El caso de las naftas   El juez habría citado a comparecer a un coronel  “el juez federal ha retomado las actuaciones sobre el caso mientras la Cámara Federal de Apelaciones analiza la totalidad del expediente y los recursos interpuestos”.

Realzando al topo Costa Méndez y engrupiendo a Galtieri

Al día siguiente 20 marzo, al lado del conflicto social interno, que hasta ese momento también había acallado, LA NACION comenzó a poner el externo en el tapete:  Conflicto Austral   Costa Méndez señaló que cree en medios pacíficos , con fotografía a 3 columnas de él: “Costa Méndez formula declaraciones, luego de la reunión con el Presidente… Galtieri reunióse ayer a la mañana, durante más de una hora, con Costa Mendez y los ministros de Economía, Alemann, y de Obras y Servicios Públicos, Martini.”

“Según indico Costa Méndez, fueron analizados aspectos vinculados con la represa de Yacyreta, el conflicto del Beagle, las negociaciones por Malvinas, una protesta contra Chile por la detención de ciudadanos argentinos, y la relación con El Salvador, entre otros temas…. asistieron también el secretario de la Presidencia, Gral. Iglesias, el jefe de la Casa Militar, contraalmirante Moya… despachos cablegráficos procedentes de Roma indicaron que el jefe de la delegación argentina Ortiz de Rozas, será recibido hoy en audiencia por el Papa… Por su parte, el representante chileno ante la mediación, Bernstein, se entrevistó con el cardenal Samoré”.

El reportaje continuaba en página 9, donde LA NACION dedicaba amplio espacio a realzar la figura del topo canciller, cuya actuación en esos momentos se tornaba decisiva: Los medios pacíficos “Costa Méndez aludió a las negociaciones para superar el conflicto austral y señaló “un ministro de Relaciones Exteriores debe creer en los medios pacíficos”… sostuvo que las negociaciones son más intensas y más cordiales, dentro del marco de la mediación, que consideramos lo más apto y prácticamente único“.

Una respuesta británica: Al abordar el tema de las negociaciones por Malvinas, dijo “No hay nada nuevo después de la reunión de Nueva York y a la declaración que formulamos. Aguardamos la respuesta británica y esperamos que sea positiva, para continuar las negociaciones. De lo contrario, recurriremos a la Carta de las Naciones Unidas…” Los desaparecidos…. “Costa Méndez aludió a la declaración del vocero presidencial norteamericano “se cuida muy bien de decir que no quiere intervenir en los asuntos internos de Argentina… después se desdice un poco al señalar que <<alienta>>. Sobre este tema nosotros no necesitamos que nadie nos aliente y diría que cuando alguien quiere alentarnos, nos desalienta”.

El Salvador: Al referirse a las declaraciones de Haig sobre la ayuda argentina a El Salvador -que LA NACION omitió informar- indicó que “no las consideraba agraviantes, deben ser producto de alguna mala trasmisión de agencia. No estoy seguro de que haya sido dicho por Haig”. Afirmó que “Argentina otorga a Latinoamérica primera prioridad, y El Salvador es un país latinoamericano. El Salvador tiene hoy ciertos requerimientos de alimentos y bienes. Y la Argentina está dispuesta a darle alimentos en forma gratuita”.

En el medio de ese convulso fárrago, LA NACION parecía indicar la salida, con su nombre en clave:  Analizóse el tema de Yacyreta “la decisión respecto del futuro sería adoptada el martes durante la reunión de la Junta Militar… Costa Méndez dijo: “Esta reunión se concentró sobre este tema, pero obviamente no puedo adelantar nada. Solo que requerirá una o dos reuniones más, por lo menos… se trata de un asunto internacional que puede alcanzar repercusión…  “Por lo tanto el presidente me pidió opinión…”.-

Instando al conflicto

En página 6 editorial “tribuna de doctrina”, al lado de esta, en El campo empresario Posiciones definidas, en su última columna, que terminaba a la par de la página OP-ED, se hacía una larga mención de la esperada reunión con el presidente Galtieri por parte de las autoridades de la UIA (Unión Industrial Argentina).

Y abajo en Cartas de lectores, reaparecía el insidioso lector-escritor y abogado Luis Tulasne, el mismo que había insertado su oportuna carta ¿La única alternativa? bajo la caricatura de Galtieri interrogándose ante el espejo, el domingo 21 de febrero. Cuando LA NACION comenzó la seriada de Las memorias de Kissinger inéditas en la misma página OP-ED, que dieron pábulo al envenenado plan diplomático militar “Ocupar para negociar”, en base al cual se decidió la recuperación de las islas.

En este día clave, en que el incidente Georgias aún no había trascendido al público, el oportuno Tulasne se anticipaba, replanteando su dilema, con una larga carta que terminaba a la par de la página OP-ED: Pacifismo y disuasión “Una cosa es el “secreto diplomático” y otra muy distinta la “diplomacia secreta”… Colocar al país ante el hecho consumado de una propuesta aceptada y precipitadamente vertida en un tratado, es propio de la diplomacia secreta…. Está en juego una parte del territorio nacional y -nadie- tiene derecho a disponer de él como si fuera su estancia…”

“Se plantea la aceptación de la propuesta papal…. “como la única alternativa a la salida violenta para el problema”… o propuesta papal, o guerra. Frente e este dilema, opté -y lo sigo haciendo- por la guerra… no es producto de un “irreflexivo patriotismo”… Mi pensamiento responde a una meditada decisión política de hacer frente al agresor aún en el campo de batalla, si pretendiera arrastrarnos a la guerra… a una potencia expansionista como es Chile, de una férrea vocación imperial… no se la detiene con la abyecta diplomacia del apaciguamiento… que nos ha hecho perder gran parte de nuestra heredad territorial… Dentro de poco, Chile nos propondrá discutir la posesión de la boca oriental del estrecho, la mina Julia, y hasta las propias islas Malvinas (Chile es el único vecino que siempre se negó a reconocer nuestros derechos sobre ellas)…”

“El dilema pierde validez si modificamos la perspectiva de nuestra política exterior… para ello debemos sustentar nuestra gestión no solo en la reclamación intransigente del derecho que nos asiste, si no en una efectiva política de poder, tanto en términos de superioridad militar… como de recursos de toda índole, que también poseemos. Que no deje dudas en el ánimo de nuestro agresor eventual de nuestra decisión de responder a la provocación en forma inmediata, total. Este es el único medio efectivamente disuasivo. Los argentinos deben responder este interrogante, “Hasta donde estamos dispuestos a llegar y que riesgos estamos dispuestos a correr para defender la integridad del territorio que nos legaron los padres fundadores de la Nación”?

Engrupiendo a Galtieri

En la página de enfrente OP-ED, en forma contigua con dicha nota y esa carta, había un extenso recuadro con filete negro luto, con sus extremos redondeados, y con autoría no escondida detrás de alias o iniciales, señalándole así al topo canciller que se trataba de material para compartir. Su extenso contenido a todo lo largo de la sábana, consistía en una pérfida apología de media página, qué bajo la caricatura de un rostro de San Martin, con mentón, nariz y sienes de Galtieri, y atrás una sombra con semejanza con las islas Malvinas, adulaba:

Evocación Mendocina Aquí, San Martin hizo la Historia, Por Jorge Ortiz Barili (Para LA NACION), quién no obstante ser un redactor de ese mismo diario nacido en España, decía: “No morirá su nombre, ni dejará de resonar un día su grito de batalla… Lo siente uno como un estremecimiento interior, como un remordimiento de vergüenza porque hayamos puesto tanto de nuestra parte por desteñir la roja memoria de su hazaña… si hay en la historia… un hombre cuya memoria no necesita de la reivindicación ese hombre es el general San Martín.”

“Nadie antes que él ni después de él, ha demostrado a lo largo de tres mil años de historia de la civilización la dimensión del guerrero – humanista que permitió a San Martin sobreponerse a dificultades inexpugnables, físicas y políticas, materiales y espirituales, internas y externas. San Martín trabajaba sigilosamente, sin descanso, para hacer realidad la independencia sudamericana…”

“A todas las cualidades que distinguieron al Libertador por antonomasia de América del Sur, hay que agregarle ese don de ubicuidad que suelen tener los grandes capitanes… San Martín lo previó todo porque se multiplicó pródigamente. Fue intrínsicamente suya la victoria sobre el aguerrido ejército enemigo, al otro lado del obstáculo inaudito.  Porque había infundido, había transfundido a su ejército toda la virtud dinámica de su tenacidad, de su temerario valor y de su fe, que si no mueve montañas, permite franquearlas.”

“Esa condición de humanista, esa espontanea afinidad sicológica con el hombre civil, esa inhalación mesmeriana de dominio de los resortes de valor y emulación, hicieron posible el milagro… que los críticos de los anales en vano seguirán tratando de explicar mientras no se detengan en la amalgama de hierro y espíritu, sedienta de libertad, que fueron los granaderos de este poeta de la guerra…”

“Aunque inertes la roca y el metal, con un fondo esplendente de nieves eternas, “hablan” sin palabras al corazón y al espíritu de los argentinos… como peregrinos de una religión imprescriptible. Y las estrofas de Andrade adquieren acento votivo de la profesión de fe de una nación que siempre se hará respetar por sus hermanos mayores y menores. De una nación que no olvida a sus héroes. Mientras haya en los Andes una roca, mientras el cóndor vigile el infinito, mientras la ingratitud y la inconsciencia no nos lleven, insensiblemente, por inercia o cobardía, a la disolución de nuestra identidad nacional, el ejemplo de San Martin inspirará nuestra conducta. Por encima de toda otra consideración política, diplomática o económica.-”

Al lado de esa nota venía otra, Los niños y el monstruo por Florencio Escardó, donde hablaba repetidamente de la “matriz de influencia” que ejerce dañinamente la televisión en los niños. La que a su vez envolvía el recuadro con filete negro o luto y esquinas agudas, que le advertía al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje. Con título Variaciones sobre los ojitos Por Angel Mazei, el crítico de arte de ese mismo diario, que entre otras cosas decía:

“Margit Frank Alatorre señala el uso de ojitos como “mote irónico de una persona con ojos saltones”. “Ojitos de pulga” como ojos pequeños no es desconocido en el Río de la Plata… En otra vertiente, de ojito significa gratuitamente. Es muy habitual la acción de leer de ojito las noticias del periódico que tiene el pasajero vecino en los medios de transporte, etc. La academia ha incorporado una frase, ser uno el ojito derecho de otro como ponderativo de predilección… Juan Alfonso Carrizo no omite un buen ejemplo de matiz acariciante… tírame con tus ojitos y me vas a enamorar.”

Los “ojos saltones” se refieren a la semblanza de San Martín con su deformada caricatura contigua. Y los “ojitos de pulga” se refieren a Galtieri, como se puede apreciar en la siguiente imagen. Ordenándole concretamente al topo Costa Méndez, que opere como el “ojito derecho” de este, y lo adule compartiendo dicha semblanza, para completar la “matriz de influencia” equívoca sobre él, como si se tratara de un niño.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
Ex Gral. Leopoldo Fortunato Galtieri

Ver Extracto capítulo 16 – 19 y 20 de marzo 1982- La quinta columna periodística empuja hacia Malvinas

Costa Méndez colabora con la quinta columna periodística

Al día siguiente domingo 21 marzo, el comentarista de La semana política era igualmente avieso. En página 8 editorial, lucia una editorial de la “tribuna de doctrina”, Factores de la crisis política nacional, referido a la apertura política por parte de la dictadura. Y al lado bajo el título Un ancho “intervalo de confianza”, ahondaba el “complejo de Elpenor” (Ver capítulo 4). O sea la salida para la dictadura militar con la continuidad de “el Perón” de 1943/46:

Tres ideas centrales “El gobierno de las Fuerzas Armadas ha de entrar el miércoles próximo en su séptimo año de gestión ininterrumpida rodeado de algunas certezas estratégicas y un sinnúmero de indefiniciones tácticas. En las primeras deben computarse tres ideas centrales… a) el tercer turno en curso debe ser inevitablemente el último del Proceso, b) el período debe concluir con la concertación de un presidente que satisfaga los intereses vitales de ambos poderes -el poder civil y el poder militar- c) el lapso tiene sus límites definidos, como máximo hasta marzo de 1984”.

El estatuto no se adelanta “…no se puede esperar que en las actuales circunstancias -confió una alta fuente castrense a LA NACION– la Junta de un simple mensaje de circunstancias”. Habrá novedades y algunas entrelineas… Todo este encadenamiento de circunstancias, actitudes y previsiones… ha terminado de generar un clima de euforia acuerdista. En el campo de la actividad partidaria sin duda lo más relevante ha sido la propuesta del P.D.P. (Partido Demócrata Progresista) de buscar un acuerdo de todas las fuerzas “concordando en un presidente y con un gabinete de unión en lo que podríamos denominar la etapa de transición”.

Ese tortuoso comentario, que terminaba en la parte inferior de la página 9 OP-ED, mencionaba las dificultades que enfrentaba la dictadura militar. Entre ellas las críticas provenientes de ex funcionario del dictador Gral. Juan Carlos Onganía, Roberto Roth, y del Alte. Emilio Massera, con subtítulos El gambito de Onganía y Los riesgos de designación.

Los que, como se verá, tenían relación con los dos mensajes encubiertos insertos en ella, en ambos márgenes de esa página. Que lucían el característico recuadro con su filete negro o luto, que advertía al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje.

Ambos estaban dispuestos sobre la nota antedicha, y separados por la nota que comenzaba arriba de la página El tiempo de las pasiones Por Raymon Aron (Para LA NACION). Ilustrado con una imagen de represión de la policía francesa, como la que sucedería pocos días después en Buenos Aires. En cuyo epígrafe se decía que era “frente a las verjas del Palacio de Justicia de París” o sea en la calle o strada en italiano. Y los manifestantes “exigían la liberación de todos los presos políticos”.

El artículo se refería a las diferencias existentes entre los partidos Comunista y Socialista del país galo, y a las políticas de bienestar social desarrollada por el premier francés Pierre Mauroy. Cuyo nombre de pila en español es Pedro, el primer Papa, enterrado en el Vaticano en la Basílica de San Pedro. Señalándose entre esas políticas de bienestar, en un párrafo contiguo al mensaje encubierto de lado derecho, “la administración de la seguridad social”, cuyas implicancias se verán seguidamente.

El mensaje del lado izquierdo, colindante con la página editorial, Mínima De las avispas que colaboraron con la prensa decía: “…la sensibilidad térmica de las víboras crotaline, ha sido aprovechada por la industria bélica para detectar el enemigo en la oscuridad. La que es menos conocida es la relación entre ciertas avispas y el papel para diarios… el francés Reaumur descubrió la posibilidad de hacer papel a partir de la pulpa de madera, luego de observar una especie de avispa que mascaba materia vegetal hasta convertirla en una pasta… que endurece cuando está expuesta al aire y se transforma en un papel liviano y resistente”

“La aplicación industrial del descubrimiento de Réaumur pudo realizarse el año 1852, cuando un especialista alemán Frederic Keller, inventó una máquina que pulverizaba la madera húmeda. El producto así obtenido se usó como papel para diarios, luego de someterlos a otros procesos de elaboración. Esopo, Fedro, Samaniego, Kilov, Trilussa emplearon en sus fábulas a los animales para extraer en sus moralejas ejemplos de comportamiento ético que aleccionará acerca de los vicios y virtudes. En la época industrial y posindustrial, la biónica los emplea para impartir a los seres humanos conocimientos tecnológicos. NEMO”

El mensaje encriptado elípticamente, le ordenaba desde su mismo título al topo Costa Méndez, que acorde con el del día anterior, colaborara con la guerra psicológica descargada sobre los integrantes de la Junta Militar. Con el objetivo qué tras el estallido del incidente de las Georgias, adoptaran improvisadamente la decisión de recuperar las islas Malvinas. Lo cual quedaba plenamente confirmado con la imagen que a la misma altura del mensaje elíptico, adornaba en la página contigua editorial, la antes referida nota Un ancho “intervalo de confianza”.

Que tenía inserta una ilustración con los tres integrantes de la Junta Militar, Anaya, Galtieri, y Lami Dozo, poniendo estos dos últimos sus votos en una urna, que se reproduce seguidamente. La que bien podía ser entendida políticamente, pero más aún en relación con el topo Costa Méndez, con la toma de decisión por parte de los dos últimos, de recuperar las islas. Siendo por lo tanto los blancos a persuadir. No siendo necesaria la decisión de Anaya, al haber sido el firme promotor de esa acción desde que arribó al gobierno. Mensaje que venía reforzado con el subtítulo en negrita vecino, Tres candidatos para tres alianzas.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
Página editorial y opuesta editorial LA NACION 21 marzo 1982
Veto de Santiago de Estrada como embajador vaticano

A su vez la mención de Trilussa en este mensaje encriptado, que es el anagrama del apellido de Calos Alberto Salustri, considerado el “poeta de la Roma eterna”, donde está el Vaticano, y una de sus más conocidas poesías es La Mia Strada, hacía alusión al contenido del otro mensaje inserto en el lado derecho de la página OP-ED. Cuya separación era una indicación de que se trataba de dos mensajes diferentes.

De nombres y apellidos   Títulos de nobleza que hubo en la Argentina “…El más antiguo era el marquesado de Valle de Tojo concedido al santanderino Juan José Fernández Campero en 1708 y del cual era cuarto titular Juan José Martiarena del Barranco, muerto en Jamaica en 1820.  El más moderno era el condado de Buenos Aires, concedido a Liniers en 1809 por su valor demostrado en las Invasiones Inglesas, trocado en 1816 por el título “de la Lealtad” y retomado en 1862 en forma original. La rama Liniers que paso a España siguió usando el título (hoy vacante) pero de Liniers desciende la familia Estrada… Hubo títulos pretendidos y otros dados como apodos a grandes señorones que no los usaron en su tiempo. También hubo, en algún caso, personas importantes a quienes le fue denegada su concesión. N.B.C.

Las marcas sémicas relacionadas con el sustantivo costa, como Campero (de campo) y Barranco, reforzaban el mensaje en su parte superior. También están relacionadas con el origen del apellido Méndez, que provendría del vasco “mendo” o el latín “montis” significando ambos “monte”. Y arriba del mismo terminaba la nota El tiempo de las pasiones, diciendo en su último párrafo: ¡Será bueno que se reserve para el futuro el segundo término de la alternativa! Y en la propaganda de turismo que estaba debajo del mensaje encriptado, de EVES, se ofrecían “prolongadas estadías en Roma”.

Este mensaje, que concretamente vetaba la candidatura de Santiago de Estrada como embajador en el Vaticano, venía completado como para que no quedaran dudas, con los dos subtítulos antes mencionados, en la continuidad de la nota que provenía de la página editorial: El gambito de Onganía, y Los riesgos de una designación.

La referencia en el primer caso, era la declaración del ex dictador Onganía, negando compartir las incendiarias declaraciones de su secretario General de la Presidencia, Roth. Quien denunciaba la corrupción del gobierno, y el estruendoso fracaso del plan económico de Martínez de Hoz, cuya remontada en términos políticos, era otra de las razones que motivaban la aventura de Malvinas.

Pero a la vez para el topo canciller, aludía elípticamente al desempeño de Santiago de Estrada como secretario de Promoción y Asistencia a la Comunidad, durante esa dictadura, cargo al que renunció tras el desplazamiento de Onganía a principios de junio de 1970. Quién además luego, durante la dictadura del Gral. Rafael Videla, se desempeñó como secretario de Seguridad Social, y luego pasó a presidir el PAMI.

Y el mencionado gambito ocurrió entonces, cuando en los últimos días de su gobierno, en mayo de 1970, Onganía designó al padre de Santiago, Alberto de Estrada, por segunda vez como embajador en el Vaticano (1958 – 1961 y 1970 – 1973). Y por su parte Santiago, como se dijo, pocos días después renunció a su cargo.

Habiendo además dos tíos de este, y tíos abuelos de Santiago, Angel de Estrada (1911 – 1914) y Carlos de Estrada (1931 – 1939) desempeñado esas mismas funciones. A su vez Santiago fue luego nombrado por el presidente Raúl Alfonsín como embajador allí (1984 – 1989). Habiendo así en poco más de 70 años, los de Estrada ocupado cinco veces ese cargo. Lo que muestra los estrechos lazos que esa tradicional familia católica había cultivado con el Vaticano, razón por la cual Santiago es denominado “el Obispo”.

La disputa por el Papa comodín

Respecto el subtítulo Los riesgos de una designación, se refería respecto a una candidatura para intendente de Buenos Aires, promovida por el comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Br. Basilio Lami Dozo. Y aludía así a la candidatura de Estrada como embajador en el Vaticano, apoyada por este mismo y por el cardenal Primatesta, en el almuerzo que habían mantenido con Costa Méndez el lunes anterior.

Con la intención seguramente por parte de Lami Dozo, de tener un hombre fuerte propio en el Vaticano, ante el caso de que el absurdo plan diplomático militar “Ocupar para negociar”, tuviera una deriva militar inaceptable. Para qué en tal caso, el Vaticano interviniera nuevamente con una mediación que la impidiera, tal como había sucedido en el conflicto con Chile a fines de 1978. Tal como lo dio a entender el mismo brigadier Lami Dozo en su declaración ante CAERCAS, al aceptar haber desplegado “una acción diplomática privada, paralela, lo que no habla muy bien de su confianza en la gestión del canciller”.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
CAERCAS Foja 859 – Declaraciones – Tomo IV

Pero como se vio en el capítulo 5, está derivación fue visualizada y preventivamente impedida por la inteligencia anglo norteamericana al servicio de la OTAN. Con el acercamiento de la iglesia Anglicana a la Católica, la reposición de embajadores entre el Vaticano y el Reino Unido, tras 400 años de cisma, y la invitación al Papa Juan Pablo II a visitar Londres.

Por su parte en Argentina, en julio de 1981, el presidente Gral. Roberto Viola, designó como embajador en el Vaticano, a José María García Alvarez de Toledo Gowland. Cuyo apellido García ocultaba, y era pariente de los Gowland Mitre, accionistas de LA NACION, que aumentaron su participación a la par de la creación de la página OP-ED en 1979. Hijo a su vez del ex embajador en Francia, Federico García Álvarez de Toledo Faix, y de Delia Gowland Buttner, y casado con Enriqueta de Anchorena Salas.

Luego durante la presidencia de Alfonsín, este dejo la representación en el Vaticano, sustituido por de Estrada, y pasó a desempeñarse como embajador en Chile. Y fue uno de los artífices del dudoso acuerdo allegado con ese país en el conflicto por el Beagle, que en base al avieso fallo de Su Majestad británica, precipitó el conato de guerra con Chile en 1978.

Así la inteligencia anglo estadounidense al servicio de la OTAN, si es que no propulsó el nombramiento de Alvarez de Toledo pocos meses antes de la Guerra de Malvinas, al menos parecía estar muy conforme, con que ese representante de la vieja oligarquía contaminada con intereses británicos, se desempeñara en ese estratégico puesto en relación con las operaciones en curso.

Así el poderoso “comodín” en disputa, el Papa Juan Pablo II, tras concretar su viaje a Londres a fines de mayo y principios de junio 1982, vino pocos días después a Buenos Aires. Pero no como mediador para evitar la guerra, sino como consuelo ante la inminente derrota militar de Argentina. Que se concretó con la rendición de Puerto Argentino, dos días después que el Papa terminara su visita a Argentina.

Ver Extracto capítulo 17 – LA NACION 21 marzo 1982 – Costa Méndez colabora con la quinta columna periodística

La orden de “jugar brusco” en el incidente de las Georgias

En la madrugada del lunes 22 de marzo, día en que el incidente de las Georgias se encaminó irreversiblemente hacia el conflicto, Costa Méndez recibió en la página 7 OP-Ed de LA NACION, la instrucción de “jugar brusco”. Además, en un sostenido crescendo, esta traía más material para que el topo Costa Méndez “colaborara con la prensa”, en su empellón para que la Junta Militar decidiera la recuperación de las islas.

En la página 6 editorial, desde la “tribuna de doctrina”, LA NACION se dedicaba a quitar “aire interno”, para a obligar a la Junta Militar a buscar “oxígeno externo”. Decía su influyente columna del día:  Un año de depresión económica “…se han pagado muy altos costos por ajustes que eran necesarios, pero no han producido rédito alguno, como surge de las cifras oficiales. Sería ingenuo suponer que transformaciones importantes puedan ser encaradas sin costo, de modo que no debe sorprender que la recesión se prolongue todavía más como consecuencia de las decisiones adoptadas en los últimos tres meses. Pero la comunidad espera -es su derecho- ver los frutos de un esfuerzo que se prolonga ya demasiado… las cifras difundidas dicen que ese nivel de bienestar ha decrecido a lo largo de la última década”.

En el campo laboral, el comentario Conjeturas acerca de la concertación , soliviantaba: En la plaza de Mayo: “La CGT decidió realizar el 30 del actual una concentración en Plaza de Mayo… Culminará así la primera etapa de la movilización organizada por la Central Obrera.  Diversas Conjeturas “…la consigna de la CGT es “expresar el rechazo del pueblo al gobierno militar” a través de una reunión masiva en la plaza histórica… No se oculta el fastidio que provoca en altos funcionarios las repetidas y violentas declaraciones del titular Ubaldini contra la acción oficial.En la CNT-20 “…Serrano declaró que es propósito del gobierno dejar cesantes a medio millón de agentes estatales.”

El caso Ford y otros asuntos: “Este asunto -reconoció una calificada fuente gubernamental- es más que preocupante”… en el primer trimestre del año el índice de desocupación trepo al 6 % y hay indicios de que puede ir en aumento. Ford ha despedido a 3.000 integrantes de su plantel… Antes del anunció -de Ford el- Ministerio de Trabajo expresó que “se vería con un profundo desagrado cualquier actitud de la empresa que implicase un alto costo social”, pero esta inquietud no prosperó en los hechos.”

“El presidente de Ford ratificó la decisión sobre los despidos, de acuerdo con lo resuelto por la central de la empresa en Detroit… Volkswagen habría dispuesto la cesantía de 800 operarios y tras las gestiones del -Ministro de Trabajo- esa cifra se redujo considerablemente… Con Ford no resultó posible el acuerdo y lo que se teme es que se presenten situaciones parecidas en otros establecimientos“.

El mensaje encriptado de jugar brusco y algo mas

La página 7 OP-ED, también venía preparada para que Costa Méndez “colaborara con la prensa”, además de lucir el recuadro con filete negro o luto, que le advertía al topo canciller la existencia de un mensaje oculto. En su parte superior estaba la nota La Argentina y los recursos antárticos Por Jorge Alberto Fraga (Para LA NACION) que aludía así a la Dirección de Antártida y Malvinas, a cargo de esos asuntos.

Pero además bajo el subtítulo Caza de ballenas, se refería al krill de las islas Georgias “que el país reivindica”´. Y también se refería al “arma del petróleo” diciendo:   “Mas complejo es, sin duda, el tema de los hidrocarburos, pues su trabajo requiere un(a) exploración previa, que por su carácterística puede resultar tan peligrosa desde el punto de vista ecológico, como desde la posterior extracción”. 

Tecnología de Exploración  “…si bien el país posee a través de YPF tecnología y capacidad para realizar exploraciones, no la posee para una acción masiva… hay quienes opinan que hasta tanto se resuelva el problema político del continente podrían encontrarse fórmulas de participación conjunta, con una distribución asimétrica, de modo de asegurar una proporción en el producto que guarde debida relación con el carácter reclamante, los indiscutibles títulos que el país esgrime, y los derechos que su larga actividad le confieren.”

Sobre el final de la nota, terminaba diciendo: “creo que la República Argentina buscará fórmulas que le posibiliten sin desentenderse del interés común de la humanidad, obtener los beneficios políticos y económicos que le confieren sus precedentes títulos y privilegiada posición geopolítica… Para ello no cesará de esgrimir y defender dichos derechos en toda oportunidad posible.”

Exactamente debajo de ese párrafo, se encontraba el recuadro con su mensaje encubierto Cosas de Porteños Veranear, donde, comentando el cambio de estación, decía: “Los negocios ostentan carteles “Cerrados por vacaciones”, pero es mentira. El propietario tiene otro en Mar del Plata, porque el ansia de ganar no descansa. Como lo demuestra la ruleta. Y el juego brusco en el futbol. Que es una sistematización de la patada… Y las mujeres a pintar sobre sus cuerpos un negativo pudendo cada a vez más reducido. Que la ropa de baño está en el extremo de la desaparición. Como la palabra de honor y el presupuesto de salud pública. P.M.

Completando el mensaje y algo mas

Abajo del recuadro, venía otro, con la propaganda de Motorola, Radiomensaje hay uno solo, confirmando que debía “jugar brusco” en el incidente de Georgias que acababa de comenzar. Pero además debajo de la nota superior, y al lado del recuadro, venía otra nota Cuando un presidente tiene problemas viaja y ataca a la prensa Por James Reston (Para LA NACION).

El mismo autor de la pérfida nota sobre la doctrina Monroe de días antes, suministraba ahora por un lado, una ingeniosa anestesia para aplacar las reacciones que estaba provocando esa turbadora manipulación periodística de incentivos negativos y positivos en la mente de Galtieri. A la par pronosticaba insidiosamente una nueva política de Reagan para Centroamérica; y una orden para el topo canciller, completando dicho mensaje, que “deberá hablar de una manera diferente, y que muy pronto comenzará a hacerlo”.

Ilustrada con una fotografía a 3 columnas, decía en el epígrafe; “Edwin Meese, el principal asesor del presidente, sostiene, en privado, que Ronald Reagan comenzará a hablar de otra manera”. Refiriéndose en su esencia, a la oposición pública que se había generado en EEUU y Europa por la carrera armamentística nuclear anunciada por Reagan, decía en el texto: “Un gobierno anda con problemas cuando comienza a atribuirle a la prensa la causa de sus dificultades…  Haciendo oír su protesta por las informaciones aparecidas en los diarios y TV sobre la guerra en El Salvador, el presidente señaló que “ha habido una especie de enfoque editorial que tiene algo del síndrome de Vietnam, lo cual pone en duda nuestra acción allí…”

A buen puerto Instó a los periodistas diciendo: “confíen en nosotros y pónganse en nuestras manos”, respecto de informaciones muy delicadas, que, en caso de ser publicadas, podrían colocar al Gobierno en una situación muy embarazosa. Ante esto la prensa no reveló una actitud demasiado entusiasta…  cuando Meese fue interrumpido respecto de la posibilidad de que la CIA estuviera implicada en una guerra subversiva contra Nicaragua, una acción de la cual EE.UU. no debe participar, según lo establecido en un tratado, el asesor presidencial respondió que él no hablaba de esas cosas… Esa actitud se acentúa aún más al aumentar la oposición en los EE.UU. respecto las medidas militares de Reagan (y) las desconcertantes declaraciones del Secretario de Estado Haig, sobre la política centroamericana…”

“El presidente no está tratando de inculcar al pueblo norteamericano las nociones sobre esos temas tan complicados ni tampoco está tratando de convencer a sus críticos… juega al enfrentamiento político interno y externo, y elude las cuestiones filosóficas mediante respuestas breves muy risueñas pero poco sinceras… El problema es que ese esquema no funciona. No hace disminuir la oposición a las medidas adoptadas sino que la incrementa, e inclusive el propio Meese admite, en privado, que Reagan deberá hablar de una manera diferente, y que muy pronto comenzará a hacerlo.”

Las evidencias de la escalada del incidente por el topo Costa Méndez

Al respecto, CAERCAS llegó a las siguientes conclusiones, ampliamente condenatorias del accionar del topo Costa Méndez en relación con el incidente de las Georgias: “La reacción que se produjo en ambos países fue la siguiente: a. Desde el 20 al 23- MAR inclusive:

1) Argentina procedió en forma mesurada y sorprendida ante la reacción británica de un hecho considerado como intrascendente. 2) Gran Bretaña actuó en forma violenta a través del Parlamento y la prensa, pero mesuradamente por intermedio del “Foreign Office”, si bien se observó que éste no dio un tratamiento objetivo a la cuestión, al omitir, en un comunicado de prensa, el incidente en las oficinas de LADE en Puerto Stanley. Ello puede interpretarse como una intención dual de dicha Cartera de Estado, o bien como una acción con fines ulteriores que no es posible determinar.

 b . Desde el 23 de marzo en adelante: 1) Argentina cambió su postura mesurada por una actitud más firme y agresiva, producida por la decisión de la Junta Militar de aprovechar el incidente para adelantar la operación “Azul”, hecho que se visualizó a partir del día 24 – MAR-82 . 2) Gran Bretaña, por su parte, mantuvo una actitud dura en el Parlamento y en la prensa, pero se observó una intención de morigerar los efectos del incidente por parte del Foreign Office, al comprobar que el hecho podía agravarse y descontrolarse. (pgf 276)

Las negociaciones para superar el problema fracasaron, en parte debido a la discordante reacción mutua, que impidió llegar a un acuerdo respecto del trámite a realizar para legalizar la permanencia de los obreros en la isla. (pgf 277)

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
CAERCAS parágrafos 276 -277

En esta tesitura, por un momento, se estuvo a punto de lograr un entendimiento, pero éste se malogró por la intransigencia de nuestra Cancillería ante un Foreiqn Office que hacía esfuerzos por dirimir la cuestión sin pasar a mayores, pero con fuertes condicionamientos especiales. (pgf 278)

En un momento dado, nuestro Canciller complicó las gestiones al exigir que, para poder solucionar diplomáticamente el incidente, se debía incluir en las tratativas la negociación de la soberanía argentina sobre todos los archipiélagos en disputa. (pgf 279)

Se cometieron errores en lo referente al alcance de los certificados de viajes y del convenio de comunicaciones de 1971, tema respecto del cual el Canciller no asesoró debidamente a la Junta Militar. Por otra parte, aquél debió aceptar la propuesta de Lord Carrington acerca de que los obreros fuesen a Grytviken a sellar dichos documentos, pues esto, implícitamente, favorecía la posición Argentina, ya que las Islas Georgias del Sur quedaban incluidas “de Facto”, por una decisión británica, en el Acuerdo de Comunicaciones de 1971.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
CAERCAS parágrafos 278 – 280

Para finalmente en las Conclusiones reprocharle entre otras cosas al topo Costa Méndez (en mayúsculas en el original): CONDUCIR INADECUADAMENTE LA CRISIS DE LAS ISLAS GEORGIAS Y, CONTRARIAMENTE A LO QUE EN ESE MOMENTO CONVENIA -COMO ERA MINIMIZAR EL CONFLICTO- CONTRIBUIR A PRECIPITAR LOS EFECTOS DE AQUELLA EN PERJUICIO DEL OBJETIVO DE RECUPERAR LAS ISLAS MALVINAS. EL INCIDENTE PUDO HABER SIDO SUPERADO POR LAS VIAS DIPLOMATICAS, SIN COMPLICACIONES QUE PUDIESEN AFECTAR LA DIGNIDAD NACIONAL, A DIFERENCIA DE LO QUE SE PRETENDIO AFIRMAR EN SU MOMENTO. (pgf 795.d)

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
CAERCAS parágrafo 795 página 245 Informe Final
La versión de Lami Dozo

Por su parte el Br. Lami Dozo en sus declaraciones ante CAERCAS, también se encargó de expresar sus dudas en relación con el desempeño del topo canciller Costa Méndez. Expresando entre otras cosas: “a lo mejor ahí la Cancillería no tuvo en cuenta otros elementos de juicio”. Es la única cosa en la que yo tengo mis dudas; y soy sincero: tengo mis dudas… su información, sus elementos de juicio, a lo mejor no fueron tan completos como para decir: “Este es el momento que puede ser el más adecuado. Por el tema Georgias estoy hablando; por el tema Georgias y todo un entorno”.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
CAERCAS Foja 858 – Declaraciones – Tomo IV
La versión de Anaya

El Alte. Anaya, que se había desempeñado como agregado naval en Londres, y hacia un hincapié especial en el petróleo como factor de negociación, fue desde el inicio el gran impulsor de la recuperación de las islas Malvinas. Pero en un reciente reportaje otorgado a Infobae, reconoció que fue una trampa, en cuya caída según él, también intervino directamente el topo Costa Méndez.

Preguntado por el cronista cuando se decidió recuperar las islas, se suscitó el siguiente dialogo, en el que se advierte un severo desconocimiento de los entresijos de la cuestión de las Georgias, al afirmar falsamente que una resolución de la ONU habla de “Malvinas, Georgias y Sandwich”.

—El día que tomamos la decisión, que fue el 26 de marzo, analizamos la situación con el canciller Costa Méndez. Y él dijo: “Para mí, la única solución que existe es la militar”.
—Y usted coincidió, claro.
—Absolutamente
—¿Por qué?
—[El jefe del Foreign Office] Lord Carrington le dijo a Costa Méndez que debíamos aceptar que le firmaran los pasaportes a la gente de Davidoff. Si accedíamos, estábamos reconociendo de jure que las Georgias eran británicas. Y como la resolución de las Naciones Unidas habla de “Malvinas, Georgias y Sandwich”, ¡patapúfete!, también perdíamos las otras islas. En ese momento, dije: “No hay más remedio”.
—Después de tantos años, ¿piensa que fue un error?
—Pienso que fue una maniobra tramada por Gran Bretaña. Ellos forzaron la guerra. Nos pusieron en un callejón sin salida. Al tiempo que advirtieron que el conflicto era inevitable si no retirábamos a los obreros de las Georgias, zarparon submarinos y buques logísticos de Gibraltar. No me dejaron otra opción.
—¿Se arrepiente?
—Ahora que la historia ya está escrita y sé que fue una trampa inglesa, asumo que tendría que haber retirado a los obreros. Y patapúfete. Se acababa. Los ingleses son los tipos más ruines que usted se pueda imaginar en cuestión de política.
—Entonces, usted admite…
—Asumo que tenía elementos suficientes para darme cuenta. Y lo que tendría que haber hecho, a lo sumo, es una nota de protesta por el pedido de Inglaterra de evacuar a los obreros. Y patapúfete. Nada más.
—Pero en cambio, nos mandaron a la guerra y murieron más de 700 argentinos. Y perdimos.
—Yo realmente no capté el asunto. Hoy confieso que caí en una trampa.

Ver Extracto capítulo 18 – LA NACION 22 marzo 1982- Costa Méndez exaspera el incidente de GeorgiasGEORGIAS

El periodismo de doble acción prosiguió con su tarea

Con esos antecedentes descriptos previamente, se llegó al día crucial 23 de marzo de 1982, martes, dios de la guerra, y día habitual de reunión de la Junta Militar. En el cual el incidente Georgias ya estaba en las tapas de los diarios. LA NACION anunciaba a 5 columnas, con títulos catástrofe   Fue rechazada una protesta británica Citan al embajador inglés.  Desmanes en las Malvinas.  La Cancillería desestimó el reclamo del Foreing Office que consideró violada la soberanía que Gran Bretaña se atribuye en las islas Georgias del Sur.

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
Tapa LA NACION 23 marzo 1982

En recuadro contiguo a dos columnas, con letras expandidas, completaba:  En Gran Bretaña piden el envío de una nave de guerra “en el Parlamento británico se calificaba al hecho como una “invasión al territorio británico” Vastos recursos “Los recursos potenciales son vastos y es vital mantener allí la soberanía británica“.

Luego de reproducir el comunicado de la Cancillería del día anterior, en página 10 proseguía LA NACION, magnificando: Ataque “Turbas de isleños enfurecidos atacaron el último fin de semana las instalaciones que LADE posee en Puerto Stanley, fueron afectadas varias dependencias… Del Foering Office (UPI) Un grupo de argentinos desembarcó en una de las islas Malvinas e izó la bandera de su país allí, informó el Foreign Office… el incidente ocurrió en la isla de South Georgia, que forma parte de las Malvinas.

Arriba de esa página, informaba de la reunión del día anterior sobre Malvinas, con su nombre en clave:  Continuará el estudio de Yacyreta en el P.E. “…se supo que el tema no había quedado agotado y que demandará otra reunión más por lo menos. Sin embargo la cuestión será estudiada hoy en el seno de la Junta Militar, durante la reunión del órgano Supremo del Estado, que tendrá lugar en el edificio Libertad”.

A vuelta de página, en la página 8 editorial, el letal periodismo de doble acción de LA NACION, con sus mensajes encubiertos dirigidos al topo canciller, y sus mensajes abiertos apuntando a la mente de la cúpula militar, instaba pérfidamente a mantener la “iniciativa”, azuzando “el complejo de Elpenor” o “el Perón” y aportando más aliados externos:

Política Nacional, “Al comenzar la semana el interrogante ineludible concierne a lo que el Gobierno ha de hacer para mantener la iniciativa frente a una sucesión de hechos que la oposición ha logrado producir o está por concretar. Es probable que la respuesta tenga por destino a ese gran espectro de opinión pública que observa los acontecimientos sin participar en ellos y que en algún momento deberá dictar su juicio inapelable. Si las autoridades se pusieran nerviosas, seguramente optarían por enfrentar a sus adversarios, lo cual constituiría un error de bulto difícilmente reparable. Si hay algún tipo de enfrentamiento político, deberá darse en otros terrenos más propicios o adecuados…”

Políticos por TV “Meses atrás, siendo Viola presidente, no ocultaba las dificultades en el frente interno militar si los políticos opositores de cierta magnitud se asomaban a las cámaras de televisión. Este era uno de los tantos problemas que la Casa Rosada tenía entonces cuando no pasaba por ella el mismo poder que ahora. Esto no quiere decir que Bittel podrá disponer mañana, del canal que solicita para hacer su defensa del gobierno caído hace seis años…”

La presencia de Calvani  “Por tercera vez en los últimos seis años ha llegado al país el ex canciller de Venezuela. Mas allá de la invitación del CARI, los amigos locales del distinguido viajero, el segundo político venezolano de significación en escasos días, le asignan, no ya un especial afecto por Argentina, sino una vieja inquietud geopolítica, promotora de una relación estrecha entre las dos naciones ante la creciente realidad brasileña.”

Abajo, en Cartas de lectores, reaparecía otro oportuno lector- polemista, Luis Centeno, quien ingeniosamente, aparentando retrucar al lector Asseff, alentaba la embestida hacia el este, y revalorizaba la mediación papal en el oeste: El litigio austral “Coincido en que los intereses nacionales permanentes deben primar sobre los coyunturales… Y por supuesto, en que no debemos aceptar lo inaceptable ni ilusionarnos con “la paz a cualquier precio”

“…Asseff señala que “perdimos”, “se esfumaron”, “se nos privo”, “se ofrendaron”, refiriéndose a distintas zonas, pareciera que hubiera ocurrido por un sino cruel explicable por malévolas conjuras o culpables abandonos, siendo cierto, en cambio, que sucedió en virtud de fallos, laudos o tratados… evitar el seguir hablando equivocada y quejumbrosamente de las tristes mutilaciones que viene sufriendo nuestro territorio, como constante histórica; y el seguir insistiendo en que quienes aceptan la sugerencia del Papa lo hacen incondicionalmente, y por su jerarquía espiritual, colocando la fe y la disciplina por encima de la razón y el derecho.”

La página 9 de enfrente OP-ED no estaba NEMO o sus adláteres, pero si el conmilitón de Costa Méndez en el CARI, Jorge Aja Espil, quien enfatizaba la alianza “paramilitar” argentino-estadounidense en Centroamérica, teorizaba sobre un nexo entre ella y el exacerbado “complejo de Elpenor” o “el Perón”, y revalidaba de paso a Enders y su supuesta promesa de hands off:  El Salvador y las dos caras de Jano (para LA NACION)

“… la profunda controversia que suscita en estos días la mención de la crisis centroamericana y en particular El Salvador está mostrando que este vocablo significa algo más que el país mentado, despertado fuertes y encontrados sentimientos en quienes lo lee o lo oyen”…El Salvador vale hoy tanto como la confrontación Este-Oeste en América, es decir, otro capítulo por el renovado conflicto para socializar el Oeste o liberalizar el Este, que no perdona lugar alguno del globo…”

Thomas Enders: vía democrática y apoyo militar “Con una esmerada formación intelectual… posee títulos de Harvard y de París y frío razonador de la realidad internacional… tiene la dura experiencia de haber vivido, como encargado de negocios de Camboya el colapso de las fuerzas norteamericanas en el sudeste asiático. Enders no tiene dudas de que en El Salvador se libra una lucha decisiva para el futuro de América Central y que la superioridad en el campo de batalla es el requisito indispensable para lograr la paz.”

“Pero también cree que una solución militar por sí sola no es suficiente, por lo cual apoya decididamente el programa político que desarrolla el presidente de la Junta cívico-militar salvadoreña, quien se ha propuesto llevar adelante “aunque sea en medio de las balas y la sangre” las elecciones destinadas a integrar una asamblea constituyente… La estrategia del Departamento de Estado es pues, incentivar una dinámica política y militar que permita la solución democrática.”

La repercusión en los Estados Unidos “…más que una proyección hacia el exterior del conflicto salvadoreño, lo que resulta es una total y desusada penetración de lo internacional sobre lo doméstico. La creciente polarización de las fuerzas en pugna en El Salvador se ha reflejado fuertemente en la opinión pública norteamericana… la lucha no se libra solo en los montes y ciudades salvadoreños, sino también en el Congreso de los Estados Unidos, en los centros académicos y en las páginas de los grandes diarios… No deja de haber una cierta tentación suicida en aquellos sinceros defensores de la democracia autentica, pero que, llenos de esa rabia sañuda que caracteriza al pacifista norteamericano, protegen a la violencia subversiva con curiosos argumentos… en el plano teórico son muchos los que padecen de una singular estrechez de visión.”

Como se puede apreciar en la siguiente imagen, en esa página 5 OP-ED, había una nota adjunta a la anterior, junto la fotografía con el rostro de Enders mirando hacia ella, con un contenido humorístico y título en latín “Sic vos non vobis” . La famosa frase del poeta romano Virgilio cuya traducción es “así vosotros, no para vosotros; hacéis la miel las abejas” etc.

La que actualmente es el lema de bibliotecarios y archivadores. Y le insinuaba al topo canciller que el contenido de la nota adjunta “Las dos caras de Jano” no era para él, sino para la empleara en su tarea de colaborar con la prensa como las avispas, según el mensaje anterior, haciéndola llegar a los integrantes de la cúpula militar.

Mensajes secretos traves LA NACION topo canciller Costa Méndez
LA NACION, 23 marrzo 1982 página 9

Su autor era Jack Engelhard. Jack en inglés además de Jacobo, es la sota en el juego de naipes franceses, por debajo del Rey y la Reina, la posición que ocupaba el topo Costa Méndez. Y también significa “enchufe”. Y por su parte el apellido Engelhard en alemán, puede traducirse como ángel duro.  Y como para que no quedaran dudas de la existencia del mensaje, abajo aparecía un recuadro con solo medio filete negro o luto, con un gran título, Tel. Abreviatura de teléfono o telegrama, con un párrafo que terminaba diciendo: “Es una manera más de comunicarnos mejor”.

Ver Extracto capítulo 19 – LA NACION 23 marzo 1982 – La Junta Militar decide la recuperación antes de lo previsto

La Junta Militar decide la recuperación de las islas antes de lo previsto

Según CAERCAS “El mismo día 23, por la mañana, el embajador Williams hizo entrega a nuestra Cancillería de una nota comunicando que el HMS “Endurance” llegaría a Puerto Leith el 24-MAR A FIN DE DESALOJAR A LOS ARGENTINOS que continuaban allí, y trasladarlos a la Argentina…” (pgf 209). Su redacción inusualmente amenazadora, fue interpretada como un virtual ultimátum. Decía entre otros conceptos:

“Los ministros han acordado que el HMS Endurance continue hacia Georgias del Sur para retirar a los argentinos que permanecen allí… El grupo de trabajo argentino está en Leith ilegalmente y no les podemos permitir permanecer allí… Lamentamos profundamente que se nos haya forzado a tomar esta acción. Habíamos deseado que las previsiones argentinas formuladas con anterioridad, según las cuales la nave y el grupo partirían, hubieran permitido que este incidente fuera superado con el menor costo político posible. Pero debe quedar bien claro que nosotros no hemos buscado esta situación: ha sido la acción irresponsable de Davidoff y la aparente inhabilidad del gobierno argentino para apelar al remedio necesario lo que la ha producido.” (MALVINAS La Trama secreta, Cardoso, Kirschbaum, van der Kooy, página 84 y 326).

También según CERCAS “El 23-MAR, el Comité Militar se reunió a partir de las 9.30 en el edificio Libertad. Estuvieron presentes además de los miembros de la Junta Militar, el Jefe del Estado Mayor Conjunto. Ulteriormente arribó el Canciller.” (pgf 216). Allí “Costa Méndez habría dado cuenta de la entrevista que mantuvo por la mañana con el embajador de Gran Bretaña Williams.” (LA NACION 24 marzo, p. 1).

La entrada de Costa Méndez, con esa “nota verbal” en la mano, en la reunión en que la Junta Militar estaba analizando la evolución del conflicto, y su afirmación de que “difícilmente se presente otra excusa como esta para reaccionar y lanzar la recuperación de las Malvinas” (LA NACION, 24 junio 1982, página 14), puso una nota dramática que precipitó decisiones, anticipándose a los tiempos previstos por los planificadores.

La ingeniería de la determinación inducida, en reemplazo a la autodeterminada, depara resultados semi determinados: “Durante -esa- reunión se dio el nombre de “Azul” a la futura operación para la toma de Malvinas y se trató el tema de las islas Georgias… al arribar el canciller a la reunión, se llegó a la siguiente decisión: Enviar inmediatamente el “Bahía Paraíso” a Pto. Leith tratando de que llegara antes de cualquier evacuación y la impidiera. Si los trabajadores ya habían sido evacuados por el HMS “Endurance”, no efectuar ninguna acción de interceptación para no dar pie a un incidente bélico.” (CAERCAS 217-219).

La versión inglesa

Previamente, “El 19 de marzo el lugarteniente Keith Mills de la Marina Real estaba cenando en Stanley cuando recibió órdenes de reunir a sus hombres y hacerlos subir al <<Endurance>>. El patrón, Nick Barker, debió enterarse de esta repentina llamada de acción con una mueca de satisfacción. Desde que se había anunciado la decisión de desguazar al <<Endurance>> [otro engaño para inducir a la recuperación de las islas] estaba hecho una pelma, contándole a cualquiera que tuviera bien a oírle que los argentinos interpretarían esto como una falta de interés británico en el futuro de las Malvinas. Finalmente, después que Barker hubiera llegado hasta el Ministerio de Asuntos Exteriores -en noviembre de 1981- dedicado a su campaña, sus superiores le dijeron en un tono que no dejaba lugar a dudas que estaba resultando molesto <<en altas esferas>> y que era mejor que lo dejara.”

“El <<Endurance>> zarpó de Stanley el día 20 de marzo a las 8.30 a.m. Pero si Barker y el lugarteniente Mills esperaban tomar parte de alguna acción punitiva, sufrieron una decepción. El 23 de marzo, cuando el <<Endurance>> estaba solo a cuatro horas de navegación de Leith, recibieron instrucciones de Londres de poner runbo a Grytviken y aguardar allí hasta nueva orden.” (La guerra de las Malvinas; Eddy, Linklater y Gillman, Hyspamérica, p.110).

Al respecto, los estrategas británico estadounidenses, planificadores del conflicto al servicio de la OTAN, no habrían previsto una decisión tan temprana por parte de la Junta Militar de recuperar las islas. Lo cual podría acarrearles graves inconvenientes en el flanco jurídico – diplomático del conflicto: el Consejo de Seguridad de la ONU. Al desempeñarse durante marzo como presidente del mismo, la estadounidense Jeane Kirkpatrick, declarada amiga de los gobiernos de facto sudamericanos. Mientras que por su parte tenían asegurada la colaboración de su sucesor en abril, Kamanda wa Kamanda del Zaire.

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez 3 – La fecha de recuperación

Ello explica el interrogante que se plantea CAERCAS, señalado previamente (pgf 276) respecto el cambio de actitud por parte del Reino Unido, qué a partir del 23 de marzo, trató de “morigerar los efectos del incidente por parte del Foreign Office”. La potencia de los elementos de psico persuasión puestos en juego, por parte de laboriosos psicomanipuladores a través de LA NACION, Clarín, y DYN, habría precipitado decisiones antes de lo previsto. Y para acompasarlas, hubo que apelar nuevamente al topo Costa Méndez.

Ese cúmulo de impresiones mentales falaces, descargadas en las mentes de los integrantes de la cúpula militar, sumada al accionar encubierto del topo Costa Méndez, dirigido a través de los mensajes elípticos encubiertos insertos en la página OP-ED, produjo la temprana decisión de la Junta Militar de recuperar las islas Malvinas con el absurdo plan “Ocupar para negociar”.

En el cual la fecha de recuperación más favorable al enemigo, según testimonió del Alte. Anaya ante el CAERCAS, también fue propuesta por el topo Costa Méndez, al señalar que debía ser entre el 1 y 3 de abril. Cumpliendo así la orden recibida en el mensaje encriptado elípticamente del día siguiente, 24 de marzo de 1982, sexto aniversario de esa nefasta dictadura militar.-

Guerra Malvinas, comunicaciones secretas a través LA NACION, topo de la OTAN, Nicanor Costa Méndez, Escalar incidente Georgias
Declaración Alte Anaya CAERCAS Tomo IV página 749

Ver GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – Resumen capítulos publicados

Proximamente: Guerra Malvinas: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – El Tau Galtieri

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook