GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez (5) Vaticano y otros

A mediados de marzo de 1982 el topo de la OTAN canciller Nicanor Costa Méndez, receptó tres mensajes encriptados elípticamente en la página OP-ED del diario LA NACION, referidos a la importancia de la documentación que estaba emitiendo y recibiendo; a la “Operación Alfa” paralela a la “Operación Davidoff” en curso hacia las Georgias; y especialmente a las relaciones diplomáticas con el Vaticano.
Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,

Ver GUERRA MALVINAS Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez – Resumen capítulos publicados

GUERRA MALVINAS: Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez (5) – Vaticano, Alfa, y advertencias

En los idus de marzo de 1982, entre el espacio de tiempo registrado desde la partida del ARA Buen Suceso el 11 de ese mes, a los efectos de generar el incidente de las islas Georgias, “el Sarajevo del Atlántico Sur” según el informe Rattembach (CAERCAS), y su aproximación a las islas el 16 de ese mes, el topo de la OTAN canciller Nicanor Costa Méndez, recibió tres mensajes convencionales elípticos insertos en la página OP-ED (Opuesta Editorial) del diario LA NACION.

La esencia de esos tres mensajes encriptados elípticamente, como se verá seguidamente, estaban referidos a la importancia de la documentación que estaba emitiendo y recibiendo; a la “Operación Alfa”, paralela a la “Operación Davidoff” en curso hacia las Georgias; y sobre todo, a las relaciones diplomáticas con el Vaticano.

Un asunto de enorme importancia estratégica para la inteligencia anglo norteamericana que conducía al topo Costa Méndez. Dado que la intervención del Vaticano, con la mediación papal desarrollada por el cardenal Samoré, había hecho fracasar la estratagema anterior desarrollada por ella misma.

Consistente en llevarnos en 1978 a una demencial guerra contra Chile, mediante invadir el sur de este país, lo que habría derivado en una guerra regional, y seguramente la disolución de Argentina. Resolviendo así sin esfuerzo propio el conflicto de las islas Malvinas, para poder instalar allí una base de la OTAN, a los efectos de contrarrestar la expansión de la Unión Soviética en el Atlántico Sur.

Para neutralizar una posible injerencia vaticana en esta nueva estratagema preparada desde mediados de 1979, consistente en llevar a la Juntar Militar a recuperar momentáneamente las islas Malvinas, y atraparla militarmente allí para obligarla a reconocer la autodeterminación de los isleños, dejando como única alternativa la guerra, la inteligencia anglo estadounidense al servicio de la OTAN, tomó dos astutas medidas.

Una fue la inusitada invitación a la Iglesia Católica por parte de la Iglesia Anglicana, para que visitara Inglaterra a fines de mayo y principios de junio de 1982, cuando la guerra de Malvinas estaba llegando a su desenlace. Enlazando así al Papa católico Juan Pablo II, en un vínculo que aspiraba  a construir desde siglos atrás, en búsqueda de la unificación del cristianismo.

Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,
El Papa Juan Pablo II y la Reina en su visita a Inglaterra entre el 28 mayo y 2 junio 1982

La otra fue el restablecimiento el 16 de enero de 1982, cuando se estaba incubando la recuperación de las islas por parte de Argentina, de las relaciones diplomáticas plenas entre el Vaticano y el Reino Unido, interrumpidas desde 1534. Cuando Enrique VIII tras no poder obtener la anulación de su matrimonio con Catalina de Aragón por parte del Papa Clemente VII, fundó la Iglesia Anglicana para poder casarse con Ana Bolena. Erigiendo al rey inglés como autoridad religiosa suprema, en el marco de la reforma protestante que se desarrollaba en el continente europeo. A partir de allí hubo un distanciamiento religioso y diplomático que duró exactamente 448 años, hasta 1982.

Ese objetivo religioso evidentemente prevaleció por sobre cualquier inquietud proveniente de estos lares, sin contar el desgaste vaticano que suponía su intermediación a último momento, para evitar la guerra con Chile. Por eso, pocos días después de su visita a Inglaterra, Juan Pablo II viajó a Argentina, no para impedir la guerra, sino para que cundiera la resignación ante una derrota que era inminente, y se produjo pocos días después de la partida del Papa de Buenos Aires.

Advertencia respecto el valor de los documentos que emite y recibe

El sábado 13 de marzo, en la página 6 editorial “tribuna de doctrina”, en su columna del día, LA NACION decía engañosamente en Búsqueda de una concertación, en relación con el fin del colonialismo, la importancia de los conflictos en Centro América, y los entendimientos entre EEUU y Europa:

“…la inestabilidad creciente y aguda de la situación mundial requiere imperiosamente que Occidente encuentre para sí mismo y todos sus integrantes una fórmula adecuada en relación a su defensa y consiguiente persistencia. No es correcto suponer que los EE.UU. y Europa se contradigan en los medios defensivos para conseguir su objetivo vital. Si así sucediera sería fatal. El colonialismo ha muerto hace ya décadas en sus manifestaciones más contrarias a la comprensión de los gobiernos. Esto es así aunque las viejas potencias coloniales no estén todavía dispuestas a conformar sus políticas económicas con los productores de materias primas sin caer en rebrotes imperialistas o en soslayamientos erróneos de regiones como América latina.”

“Los Estados Unidos no están hoy en la huella de aquellos tiempos en los cuales empresas y “marines” coaligaban sus esfuerzos… Sus críticos culpan a Washington de injerencia o intervencionismo en su intento de resguardar las zonas consideradas por la Casa Blanca o el Pentágono como vitales… Centroamérica es el tablado en el cual si los actores cometen un yerro, verán cómo se transforma en el escenario donde están alistándose los combates finales del gran enfrentamiento…

Es este último el que sobresalta a Europa… elude compromisos por la venenosa gestión infiltrada de cándidos pacifistas, cínicos militantes o mentes obcecadas que no entienden las lecciones de la historia… sin embargo, pese a notorias brechas entre los gobiernos europeos y de los EE.UU., hay un continuado cambio de opiniones, así como una búsqueda incesante para estructurar coincidencias y encarar la situación…”

En consonancia con ello, en la mitad superior de la página 7 de enfrente, OP-ED (Opuesta editorial), bajo la apariencia de una crítica, en El maniqueísmo: una técnica para alcanzar el poder con la firma de Luis García Martínez, se hacía una larga exposición del documento que acababa de publicar la Multipartidaria, Antes que sea tarde”, con fotos de los dirigentes de ella, y la multitud que se había congregado para su lectura.

Comenzó así el proceso mediático, completado con Clarín y DYN, que acababa de ponerse en funcionamiento, de crearle a la dictadura militar una atmosfera de asfixia interna, para cuando estallara el incidente de Georgias, se decidiera a lanzarse a la aventura de buscar oxigeno externo. Esto se insinuaba además en la nota de Flora Lewis inserta en la mitad inferior de dicha página OP-ED, Que se arreglen o que se callen, que parecía referirse a los conciliábulos de la Junta Militar en relación con Malvinas.

En la que se refería a la “búsqueda de autorrealización en un mundo convulsionado… La gente exige mas “autorrealización… sea cual fuere el sentido que le dan al término”. Bajo No es posible volver atrás continuaba, refiriéndose al presidente de EEUU Ronald Reagan : “se buscaba un líder que no permitiera que nos manoseara y echara a un lado quienquiera que se propusiera. Uno se pregunta si no existía por debajo alguna intuición sobre la pérdida de armonía entre las necesidades personales y las sociales, una demanda tácita de metas capaces de integrarlas.

Las crisis a menudo imponen estas metas, aunque a un costo terrible. ¿No será la postura agresiva que estamos adoptando en el exterior un recurso involuntario para simplificar el problema de encontrar un propósito nacional en un mundo confundido?  Tras mencionar a Centroamérica, bajo Sentido de futuro agregaba: “que se arreglen o que se callen: nosotros nos ocupamos de lo nuestro” pero ni siquiera resultaría estimulante. Nos dejaría sin una meta atractiva por limitada que fuere.”

En el medio de esa nota, lucía un recuadro con filete negro o luto que le indicaba al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje encriptado, Miniaturas americanas Precio actual de papeles viejos, de R.B., que le advertía de los valioso que podrían resultar en el futuro los papeles firmados:

“Bolívar fue corresponsal copioso y continuamente aparecen documentos suyos, desconocidos o que se creían perdidos. En mayo se subastó en Nueva York una carta en 40.000 dólares, suma que habría dejado perplejo al Libertador, quien empezó rico y murió pobre. En la misma subasta salieron ciento dos cartas de Sucre. Pertenecen al periodo que presidió Bolivia y su base fue de 50.000 dólares. Aluden a las dificultades para gobernar y sus deseos de retirarse de la política, pues él, aunque insigne, es solo un militar.

En agosto de 1826 dice, “Usted sabe que las cosas en Colombia no están bien. La Argentina es un caos. Bolivia pues debe envolverse en esta confusión; yo no pienso tener talento para salvarla de este incendio”. Las comparaciones no siempre son odiosas; a veces devuelven a la saludable realidad. En Marburgo se acaban de vender una partitura autógrafa y desconocida de Stravinsky, 1999, en 71.000 dólares, una carta de Mozart a su hermana en 26.600; dos manuscritos de Brahms en 22.200 y 26.660, y una carta de Goethe al pintor y grabador suizo Johann Henrich Lipsen: 13.330. R.B.”

La carta de Goethe en realidad fue dirigida a Johann Henrich Ramberg, un famosos ilustrador satírico y erótico alemán (1763-1840), que también ilustró su Fausto. Cuyo ejemplo se puede apreciar en la siguiente imagen, donde se burla de la fábula de La Fontaine “El asno y los ladrones”, mediante ilustrar el cuento sicalíptico de El Decamerón de Boccaccio, “El jumento del compadre Pedro”.

Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,
La Jument du compère Pierre después del poema de Jean de La Fontaine, 1800 https://www.meisterdrucke.es/artista/Johann-Heinrich-Ramberg.html

El supuesto apellido Lipsen introducido al final en el mensaje encubierto, tanto en alemán, inglés, y francés es labios (lips), sinónimo de borde, orilla, costa. El apellido del topo Costa Méndez, que antes de asumir como canciller funcionaba, junto con otros de su intimidad, como llamador de los mensajes encriptados.

Por eso las ilustraciones satíricas eróticas de Ramberg, muy conocidas en Europa, se denominan Lips, en el borde (lips-en). Y su parónimo slips, que también se refiere a la prenda íntima masculina, en inglés es resbalón, desliz, combinación. De esta manera, con ese sentido oculto, confirmaba la existencia e importancia del mensaje, en relación al valor que podía tener en el futuro la documentación que recibía y emitía. A la par que estimulaba el libido de Costa Méndez, y su íntima relación con su amigo de la infancia Eduardo Roca.

Tal como se expuso en el capítulo 3, CAERCAS expresa al respecto: “es deber de esta, señalar la responsabilidad que le cabe al personal superior del Ministerio de Relaciones Exteriores en su quehacer específico, toda vez que se advierte una limitada competencia en su asesoramiento especializado y en su labor profesional… El expediente CM VI/38/83 incluye los asesoramientos producidos por el Ministerio, que fueron reunidos y remitidos a requerimiento de la Comisión. Prácticamente en la mitad de los escasos documentos emitidos, se expresa “no se registra quien lo ha producido y, eventualmente, no se conoce la fecha de su elaboración”… son simples “papeles de trabajo” carentes, en general, de toda idea novedosa u original.” (pgfs 796-97).

Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,

La explicación que brinda por su parte la cancillería argentina, ante la absurda circunstancia de que no haya ninguna documentación fehaciente firmada por el canciller Costa Méndez, en relación con el único conflicto bélico que tuvo Argentina a lo largo de más de un siglo, ´se basa en que este retiró toda la documentación que había emitido, a los efectos de escribir su anodino libro, “MALVINAS Esta es la historia”. Publicado más de diez años después, en 1993, después de su fallecimiento en 1992. Documentación que nunca reintegro a la cancillería, ni esta se preocupó en rescatarla.

La operación Alfa y exacerbación del complejo de “El Perón”

El día siguiente, domingo 14 de marzo, en la página 8 editorial, el comentarista de La semana política, bajo el título El anfitrión de los martes, se dedicaba maquiavelicamente a cultivar “el complejo de Elpenor” o “El Perón”, señalado en el mensaje del miércoles 7 previo, y revelado en el capítulo anterior.

Era evidente que sí Galtieri volvía triunfante de Malvinas, con el reconocimiento de su soberanía, iba obtener un redito político interno que podría catapultarlo a perpetuarse en el poder, pero ahora mediante el sufragio popular. Mágicamente, el Proceso Militar pasaría de la ilegitimidad de facto a una legitimidadde derecho, repitiendo la historia de “el Perón”.

Pero esa búsqueda de réditos políticos en Malvinas a cualquier costo, también impulsó la alteración del plan militar de “Ocupar para negociar”, para transformarlo en “Reforzar para defender y obligar a negociar”, que arrojó a Argentina en los brazos de EE.UU. como mediador.  Quien, como parte del plan, esperaba ello, para ofertar una única salida a esa emboscada diplomática-militar: aceptar la autodeterminación de los isleños, o la alternativa de un enfrentamiento bélico sin esperanza de victoria.

De allí la prognosis del mensaje del miércoles, de qué tras la “caída del tren”, el “alcoholico presidente Dechanel” (Galtieri), como víctima política de una forma u otra de esa celada, iba a renunciar. Como efectivamente sucedió. Siendo la otra metáfora empleada al respecto en el mismo mensaje, la del asesinado presidente Ga..rfield, que solo duró seis meses en su mandato, igual que Galtieri.

Por eso LA NACION exacerbaba “el complejo de Elpenor”, ilustrándolo en ese artículo con la caricatura de Galtieri acumulando una montaña de ¿votos?, mientras el peronista Raúl Matera se resignaba con una montañita de ellos. A la par que Alejandro Orfila, el ex embajador peronista en EEUU que continuó en ese puesto tras el golpe militar, y pasó luego a ser secretario de la OEA, atisbaba detrás de la montaña empuñando una alegórica carretilla, como si hubiese sido el propiciador de ese resultado.

Tempranamente, un mes antes del último golpe de estado, en febrero de 1976, la revista de inteligencia militar Cabildo – Restauración, había señalado la existencia de petróleo en Malvinas, con reservas “para mil años”. Convertido este recurso en un señuelo para disfrazar los intereses de la OTAN que estaban por detrás. Apuntaba al respecto:

“Por supuesto, semejante riqueza no pasó inadvertida para los grandes inversores internacionales, que han propuesto diversas fórmulas para asociarse a la Argentina para la explotación de unos yacimientos de petróleo que, literalmente hablando, pueden cambiar su estructura económica y política, su equilibrio de poderes reales y las constantes de su política exterior. En el fondo del problema reside la gran cuestión de la soberanía nacional en la región comprometida y en la Antártida aledaña.

Las fórmulas de colaboración propuestas son opuestas y responden más al interés del proponente que el nacional, si bien lo contemplan. Así por ejemplo, Inglaterra y Holanda, por intermedio de la Shell-Royal Dutch, ofrecen a cambio de la exclusividad de la explotación por un periodo de treinta o cuarenta años, la devolución de las islas.

El grupo Rockefeller ofrece, por la misma prestación, a través de la EXXON, el apoyo diplomático y militar de los Estados Unidos para recuperar las Malvinas. El primero de estos planes contaría con el apoyo de la Marina, pues se complementaría con la adquisición de naves de guerra; el segundo por Vignes en su oportunidad, y actualmente dos grupos: el de Vignes (López Rega) y el del Secretario de la OEA -Orfila- representado en el gobierno por el canciller Quijano, ambos con el apoyo de Kissinger.

Ver Malvinas y petróleo: el barco petrolero que halló el ARA San Juan sigue husmeando allí

Refiriéndose a la reunión que mantuvo Galtieri y Matera la tarde del martes, después de la que la Junta Militar pusiera en operaciones el plan de recuperación de las islas, la nota decía: “Galtieri acogió con su proverbial entusiasmo la propuesta de un entendimiento amplio entre todos los sectores del país “real”… Algún día todos estos factores de poder deberán sentarse en una misma mesa -rubricó el presidente- y no levantarse hasta llegar a un acuerdo”.

“Aún descontando la comprensible carga emocional de la circunstancia, la afirmación no deja de ser sugerente. Parece dar razón a quienes creen que de ahora en más el país asistirá a una esgrima política intensa, tal vez con una ocasional estocada a fondo, pero siempre dentro de un campo perfectamente delineado por los contrincantes. Parece razonable otorgar la más alta significación política al curioso hecho de que haya sido precisamente un hombre del movimiento desalojado del poder en 1976, el circunstancial vocero del pensamiento íntimo y actualizado del presidente. Esta simple consideración parece suficiente prueba de la determinación militar de ir a una confrontación franca con las fuerzas políticas de todo signo.”

“La política en la fuente del poder: Matera entró en la sede del Ejército. Dentro de ella habló cinco horas del modo más descarnado… Galtieri desea dejar bien en claro que no es solo el presidente el que dialoga con los partidos, sino el comandante en Jefe del Ejército, y a través de él, la propia fuerza… El tema del momento La decisión del comandante tiene un alto grado de audacia. Especialmente si se tiene en cuenta que debe generar un consenso monolítico que haga posible la continuación de su doble mandato al frente del Ejército y del Poder Ejecutivo… la consideración de tan delicada cuestión -el “único y principal tema político del momento”- no podrá demorarse más allá de los próximos sesenta días… ha de ser tema ineludible en la próxima reunión de altos mandos prevista para el mes de abril.”

A continuación el artículo daba otra insidiosa vuelta de tuerca: “…a esta circunstancia estuvo referida la traviesa respuesta de un dirigente de la UCR cuando LA NACION lo consultó sobre la actitud que tomaría el partido frente a una invitación como la aceptada por el Justicialismo. “Sería muy poco inteligente de nuestra parte ir ahora -dijo- cuando falta poco para saber si Galtieri va a seguir siendo comandante y presidente al mismo tiempo. Si es confirmado en ambos cargos -añadió- la cosa tiene más color…”

Abajo, LA NACION proseguía manipulando sus Cartas de lectores, publicando bajo el título Debate saludable y patriótico una extensa carta del abogado y político Alberto Aseff: “…perdimos las Malvinas, aunque las recuperaremos, la boca de Magallanes, el Chaco boreal, Tarija, parte de Misiones, parte de la Puna, valles de la Patagonia desde el Bio Bio hasta el cabo de Hornos. ¿Porque retrocedimos siempre? Esta pregunta se formulan treinta millones de argentinos… Por la paz, cedimos una y otra vez.  Empero, la paz siempre estuvo en peligro, con cada arreglo, cosechamos perjuicio y solo la ilusión de la paz. Algunos prefieren eludir el peligro de un resultado adverso mediante el expediente de aceptar lo inaceptable… Esta generación argentina no se ilusiona con “la paz a cualquier precio”.”

En la página 9 OP-ED de enfrente, en su parte superior, una extensa nota de Raymon Aron, amenazaba:  Dominó Americano   Si la ola revolucionaria llega a Mexico, el mapa geopolítico del mundo se alterará. Ilustrada con una gran fotografía de guerrilleros, con el epígrafe, “Nicaragua: los nietos de Lenín”, en ella se presentaba a Centro América, con la situación en Nicaragua y la insurrección en El Salvador, como el eje del conflicto Este Oeste. Magnificando así la supuesta alianza estratégica de Argentina, que colaboraba con la guerra sucia allí. Que permitiría el avance sobre Malvinas sin una reacción militar británica, o a la que en todo caso EEUU impediría.

Mas abajo continuaba en la página OP-ED, la nota El anfitrión de los martes y la chachara sobre el peronista Matera. Y entre ambas nota estaba el recuadro con su filete negro o luto, que indicaba al topo Costa Méndez la existencia de un mensaje encriptado, Mínima  Variaciones en torno a la marcha del tiempo, donde entre otras cosas decía:

“Si el tiempo no existiera, no envejeceríamos… Por su parte, el metafísico McTaggart realizó una buena labor contra la indiscreta duración. Decir que un hecho presente lo es equivale a sostener que en lo pasado fue futuro y que en lo futuro será pasado. Con lo cual un hecho sería simultáneamente presente, futuro y pasado. O, mejor dicho, se podría decir de él que reúne en el mismo instante tres características incompatibles…

Si existieran unas partículas hipotéticas llamadas tachiones, que se moverían con una mayor velocidad de la luz, el tiempo no avanzaría sino retrocedería, una contramarcha interesante porque sería el índice evidente que el rejuvenecimiento es posible… quizá se pueda secularizar y ampliar a escala humana ese tiempo retrogradante… De momento, lo único que queda por hacer es el uso de los tintes capilares o el bisturí de Pitanguy, o atrasar el calendario, según los métodos habituales. NEMO.

El metafísico McTaggart, tiene las iniciales invertidas de Méndez Costa, y además tag en inglés es etiqueta, sinónimo de señal, marca, rótulo o marbete. Y gart, en alemán jardín, llevan las iniciales de Galtieri. Por su parte los tachiones son partículas subatómicas, igual que las alfa. Y ALFA era el operativo paralelo al de Davidoff, que se vio en capítulos anteriores, con la supuesta misión de instalar una base científico-militar argentina en las islas Georgias, similar a la instalada en Thule en 1976.

Este era el paso previsto por los estrategas argentinos para acentuar el tensionamiento diplomático, a continuación del izamiento del pabellón en Georgias, y así justificar la recuperación de las Malvinas.  Pero los estrategas británicos sabían que las “tarjetas blancas” emitidas aviesamente Costa Méndez, tenían suficiente entidad para un incidente mayor, como el que ocurrió, acordándoles además el factorsorpresa.

Como para que no quedara dudas que se refería a ese operativo, en la frase de arriba perteneciente al artículo de Arón, Dominó americano, refiriéndose al sandinismo interrogaba ¿No enseñará a leer y escribir a los campesinos? Frase que se puede etiquetar sintéticamente como ALFAbetizar.

Señala al respecto CAERCAS, evidenciado la respuesta de comportamiento dada por el topo Costa Méndez a esa orden encriptada: “El 15-Mar, el canciller y el jefe del Estado mayor Conjunto  -convinieron- que la operación “Alfa” debía suspenderse. Esto fue ratificado el 16-Mar por el COMIL. (Comité Militar, pgf 190).

Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,

Pero es el mismo Costa Méndez, en su libro MALVINAS Esta es la historia, el que describe la respuesta de comportamiento que el mismo dio ante esa orden de la inteligencia anglo norteamericana de la OTAN. En el capítulo 17 DAVIDOFF, páginas 106/107, confirma la fecha 15 de marzo, al día siguiente de le recepción del mensaje encriptado; señala “mi opinión claramente contraria a la realización del operativo”; y afirma que “el almirante Suarez del Cerro coincidió plenamente con mi posición. Salió convencido de mi despacho”. Por ello la Junta de Comandantes “resolvió suspender el “operativo Alfa” hasta tanto el Ministerio de Relaciones Exteriores estableciera que la situación diplomática permitía o aconsejaba llevarla a cabo.“

Mensajes elipticos encriptados, LA NACION, topo Costa Méndez, Guerra Malvinas, Vaticano, Alfa,
MALVINAS – Esta es la verdad – Nicanor Costa Méndez
La cuestión estratégica de las relaciones con el Vaticano y anticipo del fracaso

Al día siguiente 15 de marzo, en la página 8 editorial, en Cartas de Lectores, bajo el título Malvinas e Imperio, un tal Walter Klein Litz, auguraba: “Las glorias pretéritas de Inglaterra no escaparon a la erosión del tiempo. Asiste al ocaso de un pasado glorioso… es comprensible la desesperación de un pueblo que cumplió con sus ideales. Nuestro futuro comienza a vislumbrarse con un promisorio amanecer de siglos… el desesperado intento de los ingleses de aferrarse al resto del rompecabezas, tratando de conservar reductos insulares… poseen todavía el reino efímero de algunas islas mal habidas. De la Inglaterra que fue el imperio de una isla, queda tan solo el imperio de unas islas… la fuerza de la circunstancia obligará al orgullo británico a ceder sus últimas posesiones a su legítimo poseedor. De lo contrario, el ridículo de su desplante cubrirá el final de tamaña jactancia”.

En la parte superior de la página 9 OP-ED de enfrente, venía una única y extensa nota, Compañía de Jesús – La legión que debe obedecer todas las órdenes, de Alian de Penanster. Apellido que separando sus silabas pen-an-ster, en inglés se puede entender como una pluma estrella. La misma se refería a la crisis en dicha orden religiosa, por la enfermedad del denominado Papa Negro, Pedro Arrupe, y la virtual intervención en ella por parte del Papa Juan Pablo II.

Señalaba también diversas características de esa orden, además de su obediencia; su discernimiento “entre las exigencias del mundo y del Evangelio”; su relativismo en relación la sexualidad, la contracepción, la homosexualidad; el bautismo de niños; la aceptación del marxismo; su visión de largo plazo, etc. O sea señalaba su adaptabilidad y pragmatismo, cualidades que debía cultivar el topo de la OTAN.

El Vaticano

Mas abajo aparecían no uno, sino dos recuadros con sus filetes negros o luto, que señalaba la existencia de un mensaje encriptado elípticamente para el topo Costa Méndez, pegados uno al otro. En  Raíz e historia de las palabras  Hoy como ayer L.N.T decía:

“Harpyia (no confundir con arpista…) era el nombre que se daba en los años áureos de nuestra inocencia histórica (¿inocencia?) a seres alados sobrenaturales, aparentemente vientos en su origen que “atrapaban” y se llevaban personas y cosas.. tenían características fantasmales… quizá fuera más correctos decir que eran vientos-espíritus. Aello, Ocypete y Celeano -asi se llamaban- debieron ser tres muchachas inquietas de su tiempo… que luego pasaron a designar con sus nombres genéricos -en los idiomas que frecuentamos– a mujeres y hombres no tan alados y menos volátiles pero igualmente rapaces y voraces.

No podían escapar las arpías a la ley de la evolución y hoy han cambiado tanto en todo el mundo su postura, su habla, su gesto, que cuesta reconocerlas. Si las arpías de otrora vieran a sus descendientes de acá y acullá en el planeta, se asombrarían hasta dudar de sus propios ojos: grandes atavíos, dominio de las lenguas (¡Como para dudar!), saber mundano y Dios sabe cuantas cosas más.

Por el poder inmenso de todo lo extra terráqueo, las arpías también cambiaron de sexo, según las conveniencias dictadas por ciertas y determinadas circunstancias (la arpía y su circunstancia).  Por eso aplicamos el término a modo de adjetivo “la vieja arpía”, o el “viejo arpía”. Mas he aquí que no es preciso ser vieja o viejo, con el sentido despectivo que de cuando en cuando damos al vocablo, para ser arpías en todos los cabales. Hay jovencitas y jovencitos que se las traen y podrían hacer sonrojar Aello, Ocypete, y Celeano. ¿Alguien lo duda? .L.N.T.

Harpía o arpía es un ave gigante de rapiña mitológica griega, con cabellera y/o cara de mujer, que castigaba para los dioses el crimen. Las harpías eran en principio dos: Aelo, ‘viento tempestuoso’, y Ocípete, ‘vuelo rápido’. Posteriormente los romanos añadieron a Celeano, ‘la oscura’, la más malvada de todas. El mensaje con los cambios de sexo, e insinuaciones de falta de inocencia, también aludía a la sexualidad de Costa Méndez, como una forma de movilizar su libido.

El término arpía también se refiere a una mujer malvada, o una persona codiciosa que con arte o maña consigue cuanto puede. Y acorde a “los idiomas que frecuentamos” y otra insinuación al respecto, harp en inglés es arpa. El instrumento que según la religión tocan los ángeles para alabar a Dios, cuyo ejecutante arpista es mencionado en el mensaje.

Y por su parte la terminación pia significa en latín piadoso, también relacionado con la religión. A la que también alude cuando se refiere a grandes atavíos, dominio de las lenguas, saber mundano, Dios, poder inmenso de todo lo extra terráqueo, etc. Esta alusión se confirma con la nota única de arriba, referida al Papa negro Arrupe, en la cual la frase ubicada exactamente sobre el recuadro del mensaje oculto, se refiere a Juan Pablo II.

Pero la esencia del mensaje esta en los nombres de las arpías, que se mencionan en el texto, e insistiendo, se repiten al final de este, especialmente el último, Celeano. En la Eneida Virgilio narra que en el penoso viaje de Eneas y sus compañeros desde Troya a Italia, capturaron novillos y cabras para alimentarse, y las harpías se lanzaron sobre ellos para impedirles comer, y estos por su parte se defendieron atacándolas con sus armas. Celeano les profetizó que llegarían a Italia, pero no sin pasar antes una gran hambre.

El conducirse como una arpía por parte del topo Costa Méndez, en ese tema de alta sensibilidad estratégica, se debía que por un lado la mediación vaticana debía garantizar mantener la frontera del Oeste con Chile tranquila, para poder avanzar hacia el Este, Malvinas. En cuyo desarrollo hasta el final, en manera alguna debía interferir nuevamente el Vaticano, salvo como consuelo final, tal como sucedió. Este mensaje fue completado más adelante, como se verá en un próximo capitulo, para impedir que un embajador en el Vaticano por su cuenta, por su estrecha cercanía con este, incumpliera con esta premisa.

Ese mismo lunes 15 de marzo, además de reunirse con Galtieri, Costa Méndez almorzó en el edificio Condor, con el comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Basilio Lami Dozo, y con el hombre de Dios y el Papa, el cardenal Primatesta. Los temas tratados estuvieron relacionados con la mediación papal y la representación ante el Vaticano. (LA NACION 16 marzo 1982, p. 4).

El anticipo del fracaso

Al lado, colindante con la malvinera carta de Klein Litz inserta en la página editorial, estaba el otro recuadro con su filete negro o luto, Cosas de Porteños Jardines Colgantes, que aludía “al complejo de Elpenor” o “el Perón”, y al balcón de la Casa Rosada:

“El balcón le ofrece la ventaja de que puede andar en chancletas sin que nadie lo note. Pero la obliga a componerse el peinado y a darse algún retoque de cosmética… El balcón vegetal traduce el alma de la dueña de casa. los hay con plantas colgantes que descienden en chorrera graciosa… Y hay quien ha plantado un gomero invasor, que muy pronto habrá que quitar por su desarrollo excesivo: hay quienes sueñan desde el dormitorio con aventuras en la jungla y con imposibles cocodrilos. Los balcones son jardines colgantes, de Semiramis urbanas, ofrecidos al pasante y burlados a las hormigas. P.M.

El gomero (Ficus elástica) es una planta de interior caracterizada por sus grandes hojas de color verde oscuro, el color del Ejército de entonces. Aludía así a las aspiraciones de balcón de Galtieri en la Rosada, a la inminente invasión de Malvinas, y su muy pronto fracaso, burlándose de esa aventura. Por su parte Semiramis enviudo del rey de Babilonia Nino, y se desempeñó como regente de su hijo durante 42 años, incluso disfrazándose de él. Además de su impronta masculina, como la del topo Costa Méndez, se le atribuía gran inteligencia, y capacidad estratégica.

En cuanto al contenido manifiesto de LA NACION durante esos días, concomitante con sus mensajes elípticos encriptados, ellos están referidos a la mediación papal; la tranquilidad de la frontera con Chile, con la bendición de EEUU; la visita del secretario de la OEA Orfila, y la posibilidad de una salida política militar como la del golpe de 1943-46; el petróleo, con la visita de autoridades saudíes; la cuestión de América Central, y la supuesta alianza argentina estadounidense, etc. Pero también aparecía la movilización de los partidos políticos y la CGT, e inquietantemente la cuestión de los desaparecidos, de quienes la gran prensa ahora recién se atrevía a hablar, con la finalidad de arrinconar mediáticamente al régimen militar, e impulsarlo a recuperar momentáneamente las Malvinas.-

Ver Extracto capítulo 14 – LA NACION 12 al 15 de marzo 1982 – El Vaticano, ALFA, y advertencias

Ver GUERRA MALVINAS Los mensajes secretos a través de LN con el topo Costa Méndez (6) – Preparando Georgias

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook