Biografía no autorizada de Javier Milei “No vengo a guiar corderos. Vengo a despertar leones”

Javier Milei es calificado como el Cisne Negro impredecible parido por la absurda grieta, pero se presenta como un león, y es la muestra mas palpable de la imparable debacle de la dirigencia política argentina. Al respecto citando al poeta se podría decir: "Solo hay un paso entre el genio y la locura, en la aciaga hora oscura, ambos bajan al pozo y uno solo sube arriba". Pero esa también podría ser la hora mas oscura de los argentinos.
Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

No vengo a guiar corderos. Vengo a despertar leones”.

Su frase, de tono épico, la entona crujiendo los dientes, con altura grave, y un espesor juvenil, masculino, efusivo, resaltado en negro sobre amarillo. Esa épica, frente a un desaforado público en reclamo de revancha, se despegó de la política que todos conocemos. Javier Milei había cambiado la historia contemporánea nacional.

De ahora en más, se verá cómo se llegó a esto. De cómo La Libertad Avanza generó un temporal electoral, eyectado de la realidad porteña, hasta ganar gran parte de las provincias del país, con geografías totalmente distintas y distantes.

Por lo pronto, solo nos resta repasar su historia, de cómo pasó de tener una niñez conflictiva, a quedar sorpresivamente como la figura más comentada en la agenda, que promete cambiar nuestras vidas a costa de la casta política.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

Javier Gerardo Milei nació el 22 de octubre de 1970 en Palermo. Se crio en la localidad de Sáenz Peña, en el partido de Tres de Febrero, junto a su hermana menor Karina, y su padre Norberto Milei, chofer de colectivo y luego empresario del rubro, y su mamá, Alicia Luján Lucich, empleada doméstica. El apellido Milei es de origen húngaro, magiar, que eran feroces guerreros, y de allí quizás también le viene su afición por la música. Mientras que los Lucich además de en Hungría, se encuentran un poco mas al este europeo, en Croacia, y las costas norte del mar Adriático.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza
https://es.geneanet.org/apellidos/MILEI

La convivencia hogareña fue bastante dura en sus tiempos de infancia. Públicamente, rememora la fecha del desembarco de las tropas argentinas en las islas Malvinas, el 2 de abril de 1982. Con tan solo 11 años de edad, cuando se anunciaba el acontecimiento por televisión, dijo que eso “iba a terminar mal”. A pesar de su certero pronóstico, el chauvinismo de su padre no lo toleró y le dio una bofetada.

La violencia no fue solo paterna. Según escribió Juan Luis González, autor del libro El loco: La vida desconocida de Javier Milei y su irrupción en la política argentina, el cual será mencionado un par de veces más en este informe, la violencia familiar fue tal, que su hermana quedó conmocionada, sufrió un desmayo y fue atendida en un hospital. Su propia madre lo llamó por teléfono a Javier desde el nosocomio y le dijo: “Tu hermana está así por culpa tuya. Si se muere es culpa tuya”.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

En sus años juveniles en la década del ochenta, Javier jugaba como arquero en las inferiores del Club Atlético Chacarita Juniors. Y era vocalista de la banda Everest, donde hacía covers de clásicos de los Rolling Stones. Pero fue en esa misma década donde se interesó en la macroeconomía.

En el inicio de ese período, en edad temprana empezó a curiosear lo que era la “tablita” de José Martínez de Hoz, abandonada en 1981. Pero sobre todo su interés se centró en los momentos finales de la presidencia de Raúl Alfonsín, cuando llegó la hiperinflación. En compañía de su madre, cuando ingresaban en los supermercados, veía cómo los empleados cambian continuamente los precios de las góndolas. Fue así que a los 20 años publicó su primer paper titulado, “La hiperinflación y la distorsión de los mercados”.

En 1993, se recibió como licenciado en Economía en la Universidad de Belgrano. Desde allí, ejerció la docencia, mientras realizaba posgrados en el Instituto de Desarrollo Económico y Social y en la Universidad Torcuato Di Tella.

Al año siguiente, aceptó un puesto como asesor del diputado nacional, y años después condenado por crímenes de lesa humanidad, el ex Gral Antonio Bussi, época en la cual lo ayudó a redactar un proyecto de ley sobre la producción de azúcar y otro sobre la del limón. Casi treinta años después, tras forjar el frente La Libertad Avanza, Milei dio su beneplácito para que uno de sus hijos, Ricardo Bussi, disputará la gobernación en 2023 con su sello. Sacó menos del 4% de los votos. Actualmente, es uno de sus candidatos para ocupar una banca en la Cámara de Diputados de la Nación.

Su encuentro con Conan

En el año 2004, Javier realizó una visita a la UNC (Universidad Nacional de Córdoba), ámbito donde se formaron varios de los economistas de la Fundación Mediterránea. Creada por Domingo Cavallo durante la dictadura tras participar en un cursillo de verano en Harvard, bajo la batuta de la Fundación Rockefeller.

Así se originó una tink thank que funcionaba en el piso superior del dos veces intervenido y liquidado Banco Hipotecario y Edificador de Córdoba, del que eran accionistas Cavallo y la familia Pagani de Arcor. La que luego tuvo una actuación descollante en las políticas económicas y monetarias, con la creación de la convertibilidad, por parte del presidente Carlos Menem, cuya primera presidencia es elogiada por el propio Milei.

Ver Imputaron a Nadín Argañaraz el economista del Cordobesismo
Ver Bio no autorizada de Luis Juez:  de Cavallo a Lousteau, pasando por De la Sota, Magnetto, Kirchner, y Macri, etc

Hasta allí fue nuestro protagonista para publicar un nuevo paper, en la Revista De Economía y Estadística, con el siguiente título: “Real Exchange Rate Targeting: ¿Trilema Monetario o Control de Capitales? La Política Fiscal”. Donde concluye que “ante la disyuntiva de elegir entre la política fiscal contracíclica y el control de capitales deberíamos inclinarnos por la primera, al margen de lo poco razonable que sería el control de capitales si la economía mostrara un bajo nivel de capitalización”.

Proponía así una expansión del gasto público, que ahora promete recortar con motosierra,  para enfrentar la recesión económica. Dejándola lista para publicarse, en el último mes del año partió rumbo de regreso a su casa. Pero en el medio del camino, algo pasó. Arribó a Buenos Aires con un cachorro mastín inglés. Lo bautizó Conan. Desde entonces, será en ese pichicho en el que depositaría todo su cariño durante 13 años. “Conan es cordobés”, rememoró emocionado un Miel un año y medio atrás, en un acto que realizó en la capital cordobesa.

La dura escuela austríaca

Su interés en la hiperinflación alfonsinista, que justificó la instauración de la convertibilidad de Cavallo en 1991, más el respeto que le inspiró a la comunidad académica economicista cordobesa, parecería que llevó a Javier Milei a interesarse más por la orientación ortodoxa monetarista.

En particular, por los postulados de la Escuela Austríaca, de la talla de Ludwig von Mises y su discípulo Friedrich von Hayek, cuyas obras desde Viena se publicaban cuestionando la aplicación del New Deal en Estados Unidos, para paliar la gran depresión económica del ‘30. Desde allí donde se publican tratados en contra de la intervención estatal y a favor del laissez-faire, dejar hacer, dejar pasar. Es decir, la libre competencia del mercado absoluta como garantía para lograr un bienestar asegurado.

Los tratados de estos autores estan aferrados a la teoría más pura, desprendidas de toda verificación empírica. Lo inédito de esto es que, a la vez, son de la teoría subjetiva del valor, donde sostienen que los objetos adquieren valor por cuestiones culturales o de escasez.   A diferencia de la teoría objetiva, que afirma que es la medida de todo el trabajo que se requirió obtenerlo, como lo postulan las escuelas clásicas, incluyendo los primeros pensamientos liberales.

Es decir, qué si estos requieren análisis matemáticos para medir ese valor, la teoría subjetiva se orienta más por las dinámicas sociales. Sin embargo, los “austríacos” subjetivistas, se aferran al uso de la más pura matemática y, por ende, consideran a la economía como una ciencia dura.

El reconocido científico argentino Mario Bunge, en su libro Las ciencias sociales en discusión: una perspectiva filosófica, hizo una mirada crítica de esa escuela, a la que calificó como un “pedazo oxidado de la armadura conservadora”. Planteando que en estos tiempos la física relativista de Albert Einstein, puso en jaque que la geometría euclidiana pueda ser utilizada para describir los grandes comportamientos del universo.

Y cierra Bunge con la siguiente oración cuasi-profética: “Este fracaso intelectual debería servir como advertencia: es fútil escribir sobre la acción sin estudiar acciones reales ni abordar algunos genuinos problemas abiertos de la acción —y la inacción— individual y colectiva”. Más todavía si pretenden convertirse en políticas públicas.

El dúo dinámico de la economía

En 2005, siendo aún un personaje introvertido, Milei se codeaba en algunos ámbitos académicos interesados en la discusión de esos conceptos. Es ahí donde conoció a una de las pocas amistades que tuvo, y que en la actualidad ya no tiene: Diego Giacomini. Así como ambos se interesaron en los postulados austríacos, fue Giacomini quien le inculcó a Javier la filosofía anarcocapitalista, pautada en los libros del pensador neoyorquino Murray Rothbard.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

Rothbard es el autor del libro La ética de la libertad, publicado en 1982. En ella parte de una tesis que todo derecho humano, es un derecho a la propiedad, porque la propiedad es lo que nos diferencia del resto de los animales. Y que el derecho sobre nuestro cuerpo “es tanto un derecho de propiedad sobre su persona como un ‘derecho humano’”.

En sus páginas, Rothbard asevera que si el hijo o hija es “propiedad” del padre y/o de la madre, entonces en “una sociedad absolutamente libre puede haber un floreciente mercado libre de niños (sic)”. Y que en lugar de que la administración pública se encargue de ejercer programas de adopción, será el juego de la oferta y demanda que decidirá quién puede vender y quién comprar a los menores de edad, y a qué precio.

Esto suena a primera vista a cosa monstruosa e inhumana. -reconoce Rothbard-. Pero una mirada más atenta descubre que este mercado posee un humanismo más elevado”. Será ese el germen donde Milei reconocería, a nivel televisivo, que “filosóficamente” está de acuerdo con la venta de bebés y órganos. E imitativamente de Rothbard también Milei, plagió los conceptos de “casta”, “política delincuencial”, y empresarios prebendarios compinches con el Estado.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

Giacomini ayudó a Milei a conseguir trabajo, compartieron un techo por un tiempo, le dio una mano para escribir columnas de opinión en medios gráficos, se los veía juntos en conferencias, programas de televisión, y publicaron, por lo menos, tres libros.

El archivo televisivo más antiguo que se conoce de Javier Milei fue en abril 2015, cuando fue invitado junto a su par en el programa Hora clave, conducido por Mariano Grondona acompañado por Pablo Rossi. La imagen televisiva es elocuente. Grondona ha sido uno de los mayores voceros del pensamiento liberal conservador de las últimas décadas. Actualmente está alejado de los medios, debido a su avanzada edad y problemas de salud.

La temporada 2015 de su programa insignia fue la última, y en el archivo siguiente se lo ve en un estado deplorable y con una voz balbuceante. La llegada de Milei al estudio, presentado como “alguien nuevo” en el pensamiento económico, expone una especie de cambio intergeneracional por quienes manejan la batuta en el pensamiento liberal argentino.

Milei y Eurnekian

La relación entre Javier Milei y Eduardo Eurnekian es de las más comentadas, y poco se sabe al respecto. El economista de melena leonina comenzó a trabajar para el magnate en el año 2008 en Aeropuertos Argentina 2000, donde el empresario de raíces armenia maneja las concesiones de distintos aeropuertos en el país. Su trabajo era calcular los riesgos en materia de inversión.

Su superior en el organigrama era Guillermo Francos, quien luego fue director del Banco Provincia, en el segundo mandato del gobernador bonaerense Daniel Scioli. Quien a su vez detentaba la Fundación Acordar, donde también se desempeñaban Milei y Francos. Actualmente Francos acaba de renunciar como director del BID, aduciendo que ante la eventual presidencia de Milei, a la que da por segura, pasaría a desempeñarse como ministro del Interior.

En 2016, un año después de su presencia en el programa Hora clave de Grondona, Milei tuvo su segunda aparición televisiva. Fue invitado en Animales sueltos, emitido por Canal América, conducido por Alejandro Fantino. Según este conductor, su llegada fue pura casualidad: fue por propuesta de Guillermo Nielsen, el ex secretario de Finanzas que junto con el ministro de Economía Roberto Lavagna, concretaron el canje de deuda de 2005 durante la presidencia de Néstor Kirchner.

Ver Nielsen el creador de los buitres, candidato a múltiples cargos

En la mesa, por primera vez, el verborrágico dejó suelto su espíritu animal, y empezó a gritar contra el keynesianismo, el desarrollismo, y el marxismo (básicamente, las teorías clásicas y modernas apegadas a la teoría objetiva del valor) afirmando incluso que Argentina nunca tuvo un referente verdadero del liberalismo. Todo, ante la mirada atónita de periodistas conservadores como Eduardo Feinmann y Daniel Santoro, y del periodista especializado en economía más al centro izquierda, Ismael Bermúdez.

A partir de entonces, en ese ese mismo canal propiedad de los peronistas Daniel Vila y José Luis Manzano, el ministro de Interior de Menem que “robaba para la Corona”, otros programas estuvieron interesados en invitarlo para que hiciera su performance histriónica. Uno de ellos era Intratables, donde se volvió muy recurrente su presencia.

Existentes miradas dispares sobre la llegada y exposición de Milei al ámbito mediático. El propio Fantino insiste en que fue pura casualidad, ya que lo terminaron convocando, porque en una mesa tenían una silla de más. Pero aparecen otras sospechas.

Se señala en El loco, del mencionado periodista Juan Luis González, que Animales sueltos, al igual que otros programas del canal América TV, se filmaba en un estudio ubicado en Palermo, cuya propiedad estaba a nombre de la empresa Estudio Niceto SRL. Uno de sus accionistas era el abogado Sebastián Ricardo Lombardi, sospechado de estar involucrado en los asesinatos de Mariano Sianzi (2001) y Gonzalo Acro (2007), por su conexión con los hermanos asesinos Alan y William Schlenker.

El móvil del primero sería por un ajuste de cuentas en una tranza narco, y el segundo por disputas internas entre barrabravas. Lombardi funcionaba como amigo, chofer y matón de los hermanos Schlenker, y ambos fueron condenados por esos crímenes en el 2011. Y desde el año siguiente, Lombardi viene creado distintas empresas de diversos rubros.

Como el mencionado espacio televisivo, pero también una de nombre robótico: JLYS SA. Firma que fue contratada por La Libertad Avanza, el frente electoral de Javier Milei, para qué a su vez, contratara el emblemático estadio de Luna Park, para las campañas electorales legislativas del 2021. Lo extraño es que esa empresa no tiene empleados, y no se entiende por qué recurrieron al mismo como intermediario para alquilar el espacio.

Además, Eurnekian era accionista minoritario del canal América. Durante la presidencia de Mauricio Macri, el mega empresario armenio tenía la sospecha que el gobierno de entonces le iba a quitar las concesiones de los aeropuertos. De ahí que apareció el economista mediático, diciendo que el presidente MM era un “desarrollista, con bases marxistas”. Pasando sin embargo ahora a tener fluidas relaciones con él, que siembran inquietud en Juntos por el Cambio. Milei mantuvo su trabajo con Eurnekian hasta diciembre del 2021, un día antes de asumir como diputado nacional.

El salto a la política

El último libro que escribieron Giacomini y Milei, editado en el 2019, se llamó Libertad, libertad, libertad. En su introducción, dice lo siguiente: “No somos políticos. Creemos que nuestra decadencia tiene su origen en la propia forma de pensar de los argentinos, así que trabajamos sobre esa forma de pensar. Si nos metiéramos en la política institucional, como actualmente lo hacen otros liberales, el sistema nos comería crudo en seis meses. Sería tirar nuestro trabajo a la basura. La política no cambia nada; apenas legítima o legaliza algo que fue impuesto a la sociedad hace mucho tiempo y que ahora, a su vez, emana de la sociedad. Por supuesto, los políticos, son unos mentirosos profesionales, sostienen que la realidad se transforma desde la política. Es falso”.

En realidad, en ese mismo año, ambos ya se habían metido en la política partidaria. Fue en febrero, donde decidieron unirse al Partido Libertario, que se creó un año antes, según la versión oficial, por la voluntad de jóvenes que consumían los contenidos multimedia de ambos economistas por los canales de YouTube. Tanto Milei como Giacomini veían con buenos ojos la creación de una línea partidaria que fuera por la banquina respecto los partidos tradicionales.

De hecho, en un acto Giacomini tuvo el honor de pronunciar el discurso donde se nombró a su amigo como presidente honorífico: “No hay que alquilar el voto a nadie. Porque es lo que hicieron en el pasado y terminaron aliándose los liberales clásicos con los conservadores, y terminaron matando a las ideas libertarias”. Esto era en referencia a la alianza que se produjo durante el menemismo entre la UCEDE con el PJ, reprochando que a partir de los problemas que hubo durante el segundo mandato del menemismo, se forjó el discurso anti neoliberalismo impulsado por el progresismo.

Cuando compartió en Twitter el video de su exposición, un seguidor le replicó: “Pero Diego, ¿van a terminar convirtiéndose en políticos? ¿Se pasan al lado oscuro?”. Y le respondió: “Ni de casualidad”.

Biografia no autorizada Javier Milei, La Libertad Avanza

Sin embargo, la casualidad había llegado. Y hubo un nombre que generó quiebres y frustraciones: José Luis Espert. En el libro El loco, se señala que fue Eurnekian quien convenció al otro mediático monetarista con calvicie pronunciada, a que convocara a Javier Milei para la actividad político partidario. Giacomini no le perdonó que haya aceptado.

Para justificarse, Milei sostiene que su filosofía sigue siendo el anarquismo del libre mercado, pero que desde la praxis política se requería ser minarquista. Una categoría inferior a la liberalización total, que pregona que la presencia estatal sólo debe reducirse a puntuales ámbitos, como el manejo de las fuerzas de seguridad o las instituciones judiciales.

“Se acabó la batalla cultural para mí. Tengo que dar la pelea de cara a cara contra estos tipos”, declaró eufóricamente en el programa de Viviana Canosa. No obstante hubo un apoyo menguado a la candidatura presidencial de Espert en el 2019. Salió sexto lugar. Con acusaciones incluso de que era financiada por narcotraficantes.

Mientras que la amistad con Giacomoni, su mentor, se quebró. A tal punto que este economista que le inculcó el anarcocapitalismo, no tuvo empacho en acusarlo de hacer lo mismo que Hitler, Mussolini y Stalin. En la actualidad, considera que el programa de gobierno presidencial de La Libertad Avanza, se asemeja al plan económico de un rey. Es decir que solo podría funcionar, si Milei ejerce una monarquía donde el Estado sea él.

Luego en julio 2021, se oficializó el frente La Libertad Avanza, una coalición donde además del Partido Libertario, están el Partido Demócrata, la Unión Celeste y Blanca, el Partido Fe, y el Partido Frente Renovador, entre otros. En ella, se propuso a Javier Milei y Victoria Villarruel, como primeros candidatos a diputados nacionales. Victoria es hija del teniente coronel Eduardo Villarruel​, participé en el sangriento Operativo Independencia de 1975, comandada por Antonio Bussi. A la vez, apareció como tercera figura Ramiro Marra, candidato a legislador porteño, conocido influencer financiero.

Las razones del salto a la política

¿Por qué Javier Milei decidió introducirse en la política que denostaba, y lanzarse como candidato presidencial? Se barajan distintas hipótesis, que pueden complementarse. Una de ellas fueron las secuelas que generó los encierros de la cuarentena. Previo a ello, por su afán anarcocapitalista, consideraba que la sociedad como tal no estaba preparada para iniciar esa transición que brindaba Rothbard.

Sin embargo, el tiempo se habría acelerado ante la sensación física y mental de ausencia de libertad, que gran parte de las familias en el país padecieron para tratar de evitar la propagación del coronavirus. Es decir, vivieron en carne la necesidad de proclamar la libertad.

A eso se suma lo que declaraba públicamente, señalando que sus ideas sobre la libertad en época de cuarentena, implicaba un freno a la expansión de sus ideas. Lo que podía resolverse dando un salto a la arena electoral, como modo de continuar en la disputa del sentido común.

Otras explicaciones aparecen en las páginas de El loco. Una de ellas, es la cuestión económica personal. Aparentemente, Milei se encontraba en una situación económica estancada, al haber hecho una inversión muy fuerte luego de la muerte de Conan, ocurrida en el año 2017.

Al resultarle intolerable ella, decidió hacer una inversión en un laboratorio de Estados Unidos para clonar el ADN de Conan y, por algún motivo, tener cinco ejemplares de ellos. Él asevera que son los cuatro hijos “o nietos” de Conan, de los que se niega a decir qué edad tienen. El gasto que implicó, sumado a la adquisición de una vivienda de gran tamaño para poder habitar con los canes que llegan a pesar hasta 120 kilos, que lo habría llevado a tener una fuerte deuda con el fisco. Con lo cual, ser candidato le permitiría tener un manejo de recursos que lo mantendría estable económicamente.

La otra cuestión es más psicoanalítica, con parecido con la de Mauricio Macri. Que es el efecto demostración consistente en generar un notable ascendiente social, ante la mirada del propio padre que lo defenestró. Y con ello perpetrar un virtual parricidio, por la subvaloración que le ejercía desde niño.

Finalmente, está la causa más difundida mediáticamente, que es la esotérica. Al morir su perro Conan en el 2017, siendo quizás el ser viviente que más amaba entonces, se abrió a posibilidades que le prometían alcanzar un retorno con su “hijo de cuatro patas”, por fuera del engendro biotecnológico antes comentado.

El trabajo de una reconocida médium, llamada Celia Melamed, lo habría convencido de que uno de los perros clonados, era su contacto directo con el ser de su amado perro fallecido. Lo que a la vez le generó una suerte de “comunicación” con lo supraterrenal, adquiriendo una conexión con las para él, las más destacadas figuras de la ciencia económica mundial. Tal es así, que cada uno de los cuatro perros que tiene actualmente, llevan el nombre de Murray (nombre de pila de Rothbard), Milton (por Friedman), Robert, y Lucas (ambos por Robert Lucas).

No solo que cada perro lo conectaba con determinados pensadores, sino que incluso ante el mismísimo Dios. Asegurando que en la intimidad, recibió una misión mesiánica: ser el presidente de la Argentina.

Así lo explica Juan Luis González, en su libro mencionado: “El detalle de la comunicación es poco claro, pero lo que es seguro es que de ese ida y vuelta el economista sacó la idea de “la misión”. Eso fue algo que empezó a comentarle a sus allegados con cada vez mayor insistencia. Según creía, este trabajo divino incluía a varios de ellos. “Vos sos parte de ‘la misión’. El UNO me dijo que tenés que venir conmigo”, les decía a los que quería sumar a su aventura política. Esa “misión” no era otra cosa que el plan que Dios le había encomendado. Que, como en un texto bíblico, tenía que luchar contra las fuerzas “del Maligno”, como el socialismo. Y que para eso tenía un desafío clave. Tenía que llegar a ser Presidente. Dios y Conan así se lo demandaban.”

¿La nueva era?

En las elecciones primarias PASO del 2021, La Libertad Avanza acumuló en la ciudad de Buenos Aires para ocupar bancas en la Cámara de Diputados, 242.839 votos, un 13,90 % de los sufragios. Se convirtió en la tercera fuerza del distrito. Y en las elecciones generales, subió a 313.808 votos, un 17,04%.

Así, Javier Milei y Victoria Villarruel se convirtieron en diputado y diputada nacional, en cuyos puestos que continúan hasta hoy. Los resultados fueron celebrados en el Estadio Luna Park, en un evento recordado por un custodio que casi desenfundó su arma contra los militantes que estaban abajo del escenario.

Como se dijo, la organización de ese festejo se realizó mediante la intermediación de una empresa sin empleados. Quien estaba detrás de escena, el abogado Carlos Maslatón, reconoció públicamente que casi todo el sostenimiento financiero se hizo “en negro”, sin factura de nada, “100% barrani”, como dice él. Actualmente Maslatón abandonó el frente, debido a que observó que los militantes estaban aferrándose a lineamientos cercanos al fascismo. Razón por lo que ratifica que todos los males que tiene el frente son ciertos.

Hasta el 17 de agosto, como diputado nacional, Javier Milei encaró 115 sesiones. Pero se ausentó en casi la mitad de ellas: 51 sesiones. Realizó solo 21 votos positivos, entre los cuales se encuentran:

  1. Modificación sobre Boleta Única de Papel para el sufragio.
  2. Habilitar entrada de tropas extranjeras y salidas de las fuerzas nacionales.
  3. Exención de impuestos a las ganancias al personal de salud.
  4. Plan Federal de Capacitación en derechos de niños, niñas y adolescentes.
  5. Modificación al Certificado Único de Discapacidad.
  6. Protocolo para la Protección de las Personas con respecto al Tratamiento Automatizado de Datos Personales.
  7. Convención Interamericana sobre Protección de Derechos Humanos de las Personas Mayores.
  8. Reconocimiento a la Lengua de Señas Argentina (LSA) como natural y originaria.
  9. Ley de Procedimientos Médico-Asistenciales para la Atención de Mujeres y Personas Gestantes ante la Muerte Perinatal.
  10.  Sistema judicial penal federal en Santa Fe.
  11. Modificación a la Ley 22.990 sobre sangre humana.
  12. Crear cargos de cónsules y vicecónsules honorarios a ciudadanos/as argentinos/as propuestos por gobiernos extranjeros.
  13. Acuerdo sobre Transporte Aéreo entre Argentina y Portugal.

A la vez, efectuó 43 votos en contra, en donde los rechazos más importantes fueron respecto:

  1. Creación de la Ley Nacional de Respuesta Integral al VIH, Hepatitis Virales, otras infecciones sexuales y Tuberculosis.
  2. Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial.
  3. Régimen de Promoción de la Industria Automotriz-Autopartista y su cadena de valor.
  4. Ley de Promoción del Desarrollo y Producción de la Biotecnología Moderna y la Nanotecnología.
  5. Registro Nacional de Deudores/as Alimentarios/as Morosos/as.
  6. Cesión de jurisdicción de diversos inmuebles de Tucumán para integrar el Parque Nacional Aconquija.
  7. Adhesión al Fondo Multilateral de Inversiones.
  8. Sistema Integral de Igualdad y Paridad de Género en el Deporte
  9. Protocolo de violencia de género y/o de discriminación en el deporte.
  10.  Modificación a la Ley de Alcoholemia Cero.
  11. Otorgar título gratuito a la Municipalidad de Paraná sobre el dominio de un terreno.
  12. Plan Nacional de Cardiopatías Congénitas.
  13. Actualizar sanciones en la Ley 24.051 de Residuos Peligrosos.
  14. Actualizar Ley 27.399, de Establecimiento de Feriados y Fines de Semana Largos.
  15. Digitalización de las historias clínicas.
  16. Monotributo tecnológico.
  17. Reserva Nacional Laguna El Palmar.
  18. Ley de Regulación del Ejercicio Profesional del Acompañamiento Terapéutico.
  19. Declarar monumento histórico al Parque de la Constitución Nacional.
  20. Promulgar sobre violencia digital en la Ley 26.485, sobre Protección Integral a las Mujeres.
  21. Sistema integral de Cobertura y Promoción de Créditos Hipotecarios.
  22. Promoción de la Elaboración de Productos Orgánicos.

Dos años después, en las recientes PASO, La Libertad Avanza con la fórmula presidencial Javier Milei – Victoria Villaruel, acumuló 7.116.352 votos en todo el país, cosechando más del 30% de los sufragios. Triunfó en 16 provincias argentinas, en la región Centro, el Norte, y la Patagonia, abriendo un escenario inédito en la historia del país.

Todo tiene un final abierto, ante un panorama difícil de describir para su posible presidencia. En donde las propuestas de eliminar el peso argentino y quedar aferrados al dólar, mediante un proceso que duraría ocho meses, es lo que más se comenta. Se trata de propuestas con carpetas cerradas, basadas en un paquete de medidas no bien explicadas, con los siguientes objetivos descriptos en su plataforma electoral:

  • privatización de empresas públicas;
  • eliminación del Banco Central “en una tercera etapa” (mediáticamente, dijo que llevará nueve meses);
  • dolarización de la economía;
  • liberación inmediata de todos los cepos cambiarios;
  • eliminación de las retenciones y derechos de importación;
  • unificación de todos los tipos de cambio;
  • eliminación de las indemnizaciones por despido sin causa para sustituirlas por un sistema de seguro de desempleo;
  • reemplazar la Ley de Riesgos de Trabajo por “una legislación acorde al contexto internacional”;
  • achicar el Estado con ofertas de retiros voluntarios, jubilaciones anticipadas, revisión de contratos locación y de servicios;
  • eliminación de los impuestos inmobiliarios rurales;
  • reforma laboral para la libre contratación, la reducción de costos laborales y el cese a “la industria del juicio”;
  • derogación de la Ley de Tierras (Nro. 26.737), que pone un freno a su extranjerización;
  • arancelamiento de las prestaciones sanitarias y autogestión de la salud pública mediante trabajos compartidos con la salud privada;
  • implementación de vouchers en educación;
  • descentralización de la educación, cuyo presupuesto es otorgado a los padres;
  • generación de la competencia entre instituciones educativas;
  • eliminación de la obligatoriedad de la educación sexual integral;
  • modificación del estatuto docente, con posibilidad de despido;
  • construcción de cárceles mediante gestión público-privada;
  • eliminación de los salarios de los reclusos;
  • factibilidad para reducir la edad de imputabilidad;
  • desregulación del mercado legal de la tenencia de armas.

Mediante una iracunda exposición mediática, se sumó la eliminación de la mitad de los ministerios, que pasarían a ser solo ocho: Relaciones Exteriores, Infraestructura, Justicia, Seguridad Interior, Defensa Nacional, Economía, Interior, y Capital Humano. Englobando en este último, como si se tratara de una empresa, aquellos actividades que bajarían su rango ministerial (Ambiente; Salud; Educación; Desarrollo Social; Turismo y Deportes; Cultura, entre otros).

También señaló que dejará de existir la obra pública, y que se aplicarán planes de iniciativa privada, con la financiación a cargo del privado, pero con avales estatales. Experiencia que ya ha sido calamitosa en argentina, como el caso del gasoducto de Cogasco. También anunció desde los estudios de televisión, que con todos los recortes prometidos, logrará la proeza de reducir el gasto del gobierno nacional en 15 puntos del PBI. O sea en una tercera parte, si se consideran las jubilaciones incluidas.

A esto se agrega la falta de precisión de cómo llevar a cabo las osadas políticas macroeconómicas, que van desde el proceso de dolarización, a la lenta desaparición del Banco Central. Hasta ahora se contemplan ventas de empresas estatales, y la creación de fideicomisos en el extranjero, adonde irían a parar los activos y pasivos del Banco Central, para nutrir al país de la montaña de billetes estadounidenses necesarios que se requerirían para tamaña osadía. Y también se menciona la posibilidad de lograr con más endeudamiento, que a esta altura se puede decir que es lo que menos falta en esta Argentina de penurias.

O sea, teoría pura, como buen alumno de la escuela austriaca. Teoría pura, sin práctica alguna que la avale. Un rugido difícil de entender para la sociedad, que puede terminar en la carcajada insana de un loco, infligiendo a la sociedad argentina un daño adicional terminal.-

Como lo pudiste constatar, nuestras investigaciones, son fundadas, independientes, con datos públicos y verificables y siempre sobre el poder real. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad, sin injerencia de empresas o gobiernos.

Colaborar

x

Comentar con Facebook

Otras investigaciones relacionadas