Cuatro años y medio catastróficos con el FMI ¿¡HASTA CUANDO!?

COMPARTIR LA NOTA

El Indice de Precios al Consumidor (IPC) es una entelequia que mide la evolución del costo de una canasta de bienes que consume una familia tipo de clase media, cada vez más escasa en Argentina. La que nada tiene que ver con el consumo de hogares a medida que descienden los ingresos de estos hundiéndose en la pobreza, donde los sectores de menores ingresos gastan dos terceras partes de ellos en alimentos. Hasta llegar al límite de la indigencia, donde la canasta de bienes es exclusivamente la alimentaria, y ni siquiera es la del INDEC, porque los alimentos que se consumen en esta situación, nada tienen que ver con los que este contempla.

En la portada se puede ver una aproximación a esta cuestión, en donde la pérdida del poder adquisitivo de los Alimentos a partir del acuerdo con el FMI en abril de 2018, fue hasta octubre pasado, a lo largo de cuatro años y medio, de un -26 %, o sea más de una cuarta parte, en el caso de los Empleados Registrados Privados.

La misma trepa a -29 % en el caso de los Empleados Públicos, a –33 % en el caso del Salario Mínimo Vital y Movil (SMVM), a -34 % en el caso de los Jubilados (sin tener en cuenta los bonos con sumas fijas otorgados de vez en cuando) y a nada menos que -44 % en el caso de los trabajadores no Registrados, que incluyen a lo que actualmente se denomina Economía Popular. Cuya proporción supera el 40 % de la población ocupada, y que paradojalmente se había convertido en la base electoral del partido de los trabajadores registrados y sindicalizados que era el peronismo.

La infografía muestra con el área amarilla, la responsabilidad que le cabe al gobierno de Cambiemos encabezado por el presidente Mauricio Macri. Y con el área azul, la que le cabe al gobierno del Frente de Todos encabezado por el presidente Alberto Fernández.  Siendo notable la preponderancia de Cambiemos en la desmejora de la situación, que alcanza a un 75% en el caso del Empleo Privado Registrado, un 69% % en el caso del Empleo Público, un 51% en el caso del SMVM, un 62% en el caso de las Jubilaciones, y un 70% en el caso de los Trabajadores No Registrados, donde la adquisición de alimentos es la parte principal del gasto de sus ingresos. No habiendo atinado el actual gobierno ni siquiera a exponer esa situación, vinculada con los acuerdo con el FMI y la aparición de la pandemia.

Ver 4 años de programas IMFlacionarios e IMFortunados 2018-2022: alerta roja para la casta política

Esa infografía y el sub siguiente gráfico, referido a la evolución del costo de los Alimentos a lo largo de esos 4 años y medio, tiene la virtud de mostrar las causas de los sorpresivos resultados que arrojaron las dos últimas elecciones. Las de agosto y octubre de 2019, que llevaron a un resonante triunfo del Frente de Todos, y las de septiembre y noviembre del 2021, que llevaron a una resonante derrota de este mismo. Con la pérdida de 5,1 millones de votos entre las PASO 2019 y 2021, y de 3,7 millones entre las presidenciales de 2019 y las generales del 2021.

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Ver Elecciones: Frente de Todos se impuso sobre Juntos por el Cambio, dura advertencia para ambos

A la par que los electores que dejaron de votar en las PASO fueron 3,4 millones. Mientras que Juntos por el Cambio, en un ambiente de indignación exacerbado por sus líderes con motivo de la pandemia, no pudo retener los 10,3 millones de votos que obtuvo en el 2019, disminuyéndolos a 9,9 millones, que solo representa el 29 % del padrón.

Como se puede apreciar en el siguiente gráfico, en las elecciones del 2019 entre agosto y octubre de ese año, la merma en el poder adquisitivo de los alimentos para los trabajadores No Registrados tras el acuerdo con el FMI, osciló en -30 %. Por parte de un gobierno que había seducido a ese sector electoral en el 2015, con la promesa duranbarbista “pobreza cero” y “podés estar mejor”.

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Y esta tremenda desilusión electoral explica la resonante derrota electoral de Juntos por el Cambio en el 2019. Y también la resonante derrota electoral en el 2021del Frente de Todos, que había prometido revertir esa situación, y por contrario la agravó sustancialmente. Llevando la caída del poder adquisitivo de los Alimentos por parte de los trabajadores No Registrados, entre septiembre y noviembre 2021, 10 puntos más abajo, hasta rozar – 40 %.

Como consecuencia de la mezcla de efectos adversos del acuerdo con el FMI y la pandemia, sin tener ni siquiera la mínima habilidad, ni para contrarrestar esos efectos en su base electoral, ni tampoco para explicárselos. Caída que incluso superó luego, al llegar en octubre 2022 esa merma del poder adquisitivo de los Alimentos a – 44%. Mientras que en el caso del Empleo Registrado llegó a –26 %, con una caída adicional de 10 puntos respecto a Macri; el Empleo Público – 29 %, con un caída de 9 puntos ídem; el SMVM con – 33 % y una caída de 13 puntos ídem; y las Jubilaciones con – 33 %, registraron una caída de 17 puntos respecto a Macri.

Como balance en términos acumulados, los Empleados Privados Registrados, a lo largo de 54 meses, perdieron 11 meses de poder adquisitivo de Alimentos; los Empleados Públicos, perdieron 12 meses, o sea un año completo; los Jubilados, 11 meses; el SMVM, 14 meses; y los trabajadores No Registrados, 16 meses. Y no obstante el FMI requiere limitar los subsidios gubernamentales que se vuelcan sobre este sector, para reducir el déficit fiscal, con lo cual seguramente alimentará el hambre y desesperación social, que hoy se refleja en los innumerables piquetes que transitan día a día en la CABA.

Poder adquisitivo de Carnes

Un reciente artículo de dos catedráticos de la Universidad de San Andrés, plantea que la abundancia de cracs futbolísticos que surgen en Argentina, Brasil, y Uruguay, se debe a que los niños pobres se alimentan con carne, por ser barata en esos países, lo que les permite el desarrollo de las funciones cognitivas necesarias para sobresalir en el fútbol.

Pero conforme el siguiente gráfico, en la era de los presidentes Macri y Fernández en Argentina, esto ha dejado de ser así. En el mismo se observa que en la era Macri el poder adquisitivo de Carnes fue similar al de Alimentos, en relación con las cinco categorías de ingresos analizadas, en el orden de entre -16 % y -29 %. Pero con Fernández, a partir de la salida de la fase estricta de la pandemia a fines del 2020, la situación cambió radicalmente para peor, al caer el poder adquisitivo de carnes de todos los sectores de ingresos por debajo del 30 %. Acercándose el de los Empleados Públicos y Jubilados a -40 %, mientras que el de los trabajadores No registrados llegó hasta -46 % en junio 2021.

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Seguidamente es merma de poder adquisitivo del principal ingrediente alimentario argentino, se recuperó un poco durante las elecciones de ese año, aunque estuvo lejos de volver a los niveles previos durante el primer semestre del 2020. Y a continuación hubo una nueva caída que llevó la merma de poder adquisitivo de Carne a -41 % en el caso de los Jubilados, – 45 % en el caso del SMVM, y -49 % en el caso de los trabajadores No Registrados. O sea solo la mitad de lo registrado antes de la nueva aparición del FMI en Argentina. Para actualmente ubicarse en los mismos niveles de pérdida de poder adquisitivo de Alimentos en general.

Como balance en términos acumulativos, la pérdida de poder adquisitivo de Carnes, representó a lo largo de 54 meses para el Empleo Privado Registrado y para los Jubilados, 12 meses o sea un año completo. Para el Empleo Público, 13 meses; para el SMVM, 15 meses; y para los trabajadores No Registrados 17 meses. O sea que la cantidad de carne que antes consumían en dos días, con los acuerdos con el FMI como promedio se estiró a tres.

Poder adquisitivo de Verduras

Según los expertos en alimentación, una dieta rica en verduras es indispensable para gozar de buena salud y llegar a la longevidad, y bajar los gastos en sanidad. El que a su vez es el rubro alimentario que inexplicablemente se vio más lesionado en su evolución, tras los acuerdos con el FMI. No obstante que el mismo no está directamente relacionado con los precios de exportación, como sucede con Alimentos en general, y Carnes en particular.

En el siguiente gráfico se aprecia primero la notable perdida de poder adquisitivo de Verduras que registraron durante la era Macri tras el acuerdo con el FMI, todos los sectores de ingresos, en forma oscilante por su estacionalidad, confluyendo puntualmente hasta -30 %. Para luego recomponerse parcialmente al final del gobierno de Macri.

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Pero a continuación en la era de Fernández durante la pandemia, el hundimiento del poder adquisitivo de Verduras por parte de todos los sectores adquirió rasgos notables, llegando a un mínimo de -45 % y un máximo de -54 % en octubre 2020. El cual ante un derrumbe tan súbito, sería una manifestación de que hay algo podrido en la comercialización de la verdura, que no sería enteramente achacable a la pandemia, lo cual se ve confirmado con lo que sucedió a continuación.

En el año 2021 se produjo una fuerte recuperación del poder adquisitivo de Verduras por parte de todos los sectores de ingresos, que llegaron puntualmente a un máximo en diciembre 2021, volviendo así a niveles registrados en la era Macri. Pero seguidamente se registró un nuevo desplome del poder adquisitivo de Verduras, para todos los sectores de ingresos, que superó incluso al de octubre 2020.

Seguida de una nueva recuperación, aunque no tan notable como la anterior, que llegó a su punto máximo en mayo 2022. Registrándose a continuación un nuevo desplome del poder adquisitivo de Verduras, confirmando que hay algo podrido en Dinamarca, más allá de la estacionalidad de esos productos. Llegó así a octubre pasado la merma de su poder adquisitivo para el Empleo Privado Registrado a -43 %; para el Empleo Público, -46 %; para el SMVM, -49 %; para los Jubilados, -50 %; y para trabajadores No Registrados, -57 %.

Como balance en términos acumulados, para el Empleo Privado Registrado, la pérdida del poder adquisitivo de Verduras a lo largo de los 54 meses con acuerdos con el FMI, fue equivalente a 14 meses de consumo; para el Empleo Público y Jubilados, equivale a 15 meses; para el SMVM equivale a 17 meses; y para los trabajadores No Registrados, 19 meses.

Ver RENDICIÓN INCONDICIONAL ANTE EL FMI

Lo que revela la evolución del IPC

La merma de poder adquisitivo según el IPC (Indice Precios  Consumidor) general, confirma groso modo que Juntos por el Cambio y el Frente de Todos perdieron las elecciones del 2019 y 2021 respectivamente, por haber decepcionado profundamente al cada vez mas extenso sector de la Economía Popular y laburantes en negro, integrado por los trabajadores de Ingresos No Registrados.

En el siguiente gráfico se observa que al finalizar la era Macri, tras su derrota en las elecciones del 2019, los Jubilados habían disminuido -11 % su poder adquisitivo. Mientras que el Empleo Privado Registrado, el Empleo Público, y el SMVM, lo habían hecho en -14 %. Niveles que se mantenían más o menos desde un año anterior, salvo las oscilaciones del SMVM. Pero por su parte los trabajadores No registrados siguieron soportando a todo lo largo de ese periodo, una sucesiva caída en sus ingresos, hasta caer a un piso de -25 %, o sea una pérdida de una cuarta parte de sus ingresos.

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

A continuación en la era Fernández, a lo largo del 2020 durante la pandemia, se nota un esfuerzo por parte del gobierno en tratar de mejorar los ingresos de Jubilados y trabajadores No Registrados. E inicialmente también del Empleo privado Registrado, pero no así del Empleo Público ni del SMVM. Pero ese esfuerzo se derrumba a comienzos del 2021, tras el comienzo de las tratativas con el FMI.

Y a la inversa, a la par que se estabiliza la caída del poder adquisitivo del Empleo Privado Registrado, se advierte una mejora del poder adquisitivo del Empleo Público y el SMVM; un estancamiento en las Jubilaciones; y una fuerte merma adicional en el poder adquisitivo de los trabajadores No registrados. Que cayó a -31 % en la PASO de septiembre de ese año, lo que explica la huelga de votantes que soportó el Frente de Todos, con una leve recuperación posterior a – 28 %, cuatro puntos por debajo de Macri, en las elecciones generales de noviembre de ese año.

A ello se agregó una fuerte caída posterior, ubicándose en octubre de este año el poder adquisitivo de los trabajadores No Registrados en el Gran Buenos Aires en – 35 %, once puntos por debajo de la era Macri. Mientras que en otras regiones del país, como se verá seguidamente, llegó a caer hasta -41 %.

A la par el poder adquisitivo del Empleo Privado Registrado se mantiene actualmente en -14 %, al mismo nivel del fin de la era Macri, mientras que el Empleo Público se ubica en – 17 %, solo tres puntos por debajo al fin de la era Macri. Por su parte las Jubilaciones y el SMVM, con -22 %, registran una merma de once puntos adicionales respecto el fin de la era Macri el primero, y de ocho puntosa adicionales el segundo.

En esencia la infografía y los gráficos revelan que el Frente de Todos castigó y decepcionó duramente a su base electoral de los trabajadores No Registrados en negro y de la Economía Popular, que previamente había sido seducida y decepcionada por parte de Cambiemos. Y ahora con el nuevo acuerdo con el FMI, está decidido a seguir castigándola duramente, con el recorte de los subsidios gubernamentales dirigidos hacia ella.

No obstante el enorme deterioro de sus ingresos registrados desde el 2018, bajo las políticas del FMI. Fincando además el plan económico en obtener supuestamente una mejora, mediante la reducción de la inflación, lo que en el mejor de los casos, solo lograría congelar la situación en el inaceptable nivel de ingresos que tienen actualmente los trabajadores No Registrados, y también los Jubilados, y el SMVM.

Sin advertir así que se ha llegado a un límite, que por razones sociales sería prudente no sobrepasar. Y la misma advertencia cabe respecto los planes de shock que elabora la oposición, que instancias de Javier Milei y Patricia Bullrich, parece dispuesta a arrojarse desde el trampolín mas alto de todos, a una pileta que se encuentra vacía, sin una gota de agua.

Ver Guzmán el flautista de Hamelin del FMI con su plan inflacionario llevó el Congreso al abismo

Las imágenes de la penuria por los convenios con el FMI

Seguidamente se grafican, en relación con los ingresos de los trabajadores No Registrados y para las distintas regiones con que se elabora el IPC, la merma en el poder adquisitivo de estos registrada durante los convenios con el FMI, respecto las distintas “aperturas” o insumos con los que el INDEC elabora dicho índice, y las responsabilidades que caben a los gobiernos de Macri y Fernández.

Una constante que surge de esos gráficos, es por un lado la evidente torpeza política del actual gobierno, que no ha sabido comunicar que además del efecto de la pandemia, el deterioro del nivel de vida de todos los argentinos es responsabilidad doble por parte del gobierno de Macri. Una por haber reintroducido al FMI como tutor de la economía argentina, y la otra porque la mayor parte del deterioro de su poder adquisitivo se produjo durante su gobierno, como se verá seguidamente.

Por otro lado resulta notable que las mejoras puntuales con que el actual gobierno logro revertir ese deterioro, fue en “entradas” o insumos propios de la clase media. Tales como vivienda, agua, electricidad, combustibles, transporte, comunicación, telefonía, e internet. Rubros que son marginales o directamente no existen en el gasto de los trabajadores No Registrados en negro o de la economía popular. Cuyas entradas o insumos que realmente consumen por contrario desmejoró notablemente.

Región Gran Buenos Aires caída IPC -35 % Macri -24 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Región Pampeana caída IPC -37 % Macri – 25 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Región Noroeste caída IPC -39 % Macri – 26 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Región Noreste caída IPC – 41 % Macri – 27 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Región Cuyo caída IPC – 38 % Macri – 26 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Región Patagonia caída -36 % Macri – 26 %

Cuatro años y medio catastroficos, FMI, perdida poder adquisitivo Alimentos, trabajadores No Registrados, Jubilados

Ver también:
Las malas praxis del FMI 1 1976 – 2006 Resumen
Las malas praxis del FMI 2 Introducción y Dictadura Militar
Las malas praxis del FMI 3 – Alfonsín la deuda y la década perdida
Las malas praxis del FMI 4 – Menem y la ejecución de Argentina por la deuda externa impagable
Las malas praxis del FMI 5: su defección criminal respecto la convertibilidad 1 $ = 1 u$s
Las malas praxis del FMI 6: De la Rúa y el Blindaje, el boquete para el vaciamiento de los bancos
Las malas praxis del FMI 7: su complicidad con el vaciamiento financiero del 2001 para pagar la deuda
Las malas praxis del FMI 8: el déficit cero para alimentar la fuga y la cobertura que aportó Carrió
Las malas praxis del FMI 9: sus engaños en 2002 para brindar impunidad a los banqueros vaciadores
Las malas praxis del FMI 10: el fraude en las leyes que exigió de Quiebras y Subversión Económica
Las malas praxis del FMI 11: la culminación en el Senado y PE del fraude en la ley de Subversión Económicaº

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Javier Llorens
Javier Llorens

Investigador en temas económicos y jurídicos |
Asesor de la Comisión de Investigaciones del Senado de la Nación |
Asesor Legislativo |
Co-autor del libro: «La Argentina Robada»

Artículos: 241

Recibí las ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Deja un comentario