Marx: el HOMBRE-DEUDA del círculo rojo y Blackrock, y su sobreseimiento trucho en el Megacanje

COMPARTIR LA NOTA

Apenas asumió Sergio Massa como “superministro” de economía lo primero que hizo fue designar a Daniel Marx, el “hombre de la deuda” durante la dictadura, Raúl Alfonsín (UCR), Carlos Menem (PJ) y Fernando de La Rua (Alianza) como miembro del “comité para el desarrollo del mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública”. En forma parecida el ex ministro Martín Guzmán también lo hizo al asumir en el 2019, pero se encontró con fuertes rechazos en sectores integrantes del Frente de Todos, que hoy parecen haber cedido.

Y Marx, uno de los cerebros del Megacanje, que ninguna familiaridad tiene que ver con el viejo Carls, lo primero que hizo, apenas asumió, fue hacer un “mega canje” de deuda de 2 billones de pesos  -equivalente a más de 15.000 mil  millones de dólares- que vencían en los próximos tres meses, por otra a pagar en un año, con intereses atados al dólar, que si se toman su valor futuro hoy según el mercado Roflex, implica 2,1 billones de pesos más en intereses. O sea, 4,1 billones en total.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Daniel Marx

¿Pero por qué el líder del Frente Renovador eligió a este viejo negociador de la deuda externa argentina, ex compinche del inefable Domingo Cavallo, ambos procesados por el famoso  Megacanje? ¿Y porque este saca canjes de la galera como si nada?

Ver Las malas praxis del FMI 11: la culminación en el Senado y PE del fraude en la ley de Subversión Económica

 Muy simple: Daniel Marx, ex CEO de los Banco Tornquist, Río y Citibank, socio de Nicholas Brady, tiene estrechos vínculos no solo con el “Círculo Rojo” local, sino con lo más selecto de la comunidad financiera internacional. Entre ellos Blackrock. El fondo de inversión más grande del mundo capitaneado por Larry Fink. Uno de los principales acreedores de la deuda externa argentina.

A tal punto que en 1994, luego de que Marx y Cavallo, con total hermetismo firmaran el famoso y fracasado Plan Brady, el primer “megacanje” argentino, ideado por el secretario del Tesoro de Estados Unidos y presidente de la banca de inversión Dillon Read & Co, Nicholas Brady, el flamante funcionario de Massa abrió en Inglaterra la offshore “Templeton Latín America Investment Trust Sociedad Pública Limitada”, que tenía como principal socio al banquero y alto funcionario norteamericano Nicholas Brady. Cuyo objetivo principal era invertir en activos en países de Latino América.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Fuente Opencorporates

Asesor del gran capital

Toda esta red de relaciones de Marx con el “Círculo Rojo” y la “comunidad financiera internacional” es pública. Está en el sitio web de su consultora “Quantum Finanzashttp://www.qf.com.ar/ fundada y dirigida por él. Allí, en su lista de clientes, figuran 130 asesorías de “Valuaciones y Opiniones Profesionales”, “Obtención de financiamiento”, “Fusiones y adquisiciones”, “Reestructuración y Refinanciación”, “Administración y Asesoramiento”, que él realizó para empresas locales y multinacionales, bancos, petroleras. mineras, entidades financieras internacionales, gobiernos provinciales y países latinoamericanos.

Entre otros figuran: Pampa Energía de Marcelo Mindlin; Aeropuertos Argentina 2000 de Eduardo Eurnekian; la minera Yamana Gold de Peter Marrone; Caputo Construcciones y Servicios, de Nicolas Caputo, fundador del PRO, “amigo del alma” de Mauricio Macri, y tildado de ser el “Lázaro Báez” de este; Telecom-Cablevisión del Grupo Clarín; HSBC Argentina, cuyos principales accionistas son Goldman Sachs, JP Morgan y Blackrock; la cerealera Cargill de la familia homónima; la canadiense Methanex, el principal productor y comercializador mundial de metanol del mundo; Tecpetrol, del grupo Techint de Paolo Rocca; AEA, Asociación Empresaria Argentina; Axión, de la familia Bulgheroni; Banco Interamericano de Desarrollo (BID); las provincias de Neuquén, Mendoza, Tucumán, Chaco, Buenos Aires; y los países Uruguay y Perú.

Ver “NIKY” CAPUTO, EL LAZARO BAEZ DE MACRI

Asimismo, en su presentación como director ejecutivo de “Quantum Finanzas”, Marx destaca tener una “alianza estratégica internacional con Evercore Partners”. Banco de inversión estadounidense fundado por Roger Altman, ex socio  del desaparecido banco de inversión Lehman Brothers, principal responsable de la crisis financiera del 2008. Y ex subsecretario del Tesoro de Estados Unidos en 1993 en momentos en que su actual socio Marx cerró el acuerdo por el plan Brady.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Schlosstein y Altman socios estratégicos de Daniel Marx

El vicepresidente emérito de Evercore, a su vez, es el financistas super estrella Ralph Schlosstein (ver foto de arriba). Integrante del influyente think thank Council on Foreign Relations (CFR) y ex CEO de Lehman Brothers. Además, desde 1988 a 1999, Schlosstein fue director y presidente del poderoso fondo de inversión Blackrock. Principal acreedor de la deuda externa Argentina. Y a comienzos de los ochenta subsecretario adjunto del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, requisito indispensable para ser amigo de Marx.

Ver BlackRock vs Argentina: del buitre Paul Singer al águila imperial Larry Fink   

A su vez, los principales accionistas institucionales hoy de Evercore, socios estratégicos de “Quantum Finanzas”, según su información financiera, son: Vanguard Group con el 10% de las acciones; Blackrock 9,15%; JP Morgan de la familia Rockefeller 3,5%; Morgan Stanley 1,82%; y Goldman Sachs, ex socio de Clarín. Es decir, los principales acreedores de la deuda externa argentina que contribuyó a generar, encubrió, canjeo, y re-canjeó el HOMBRE-DEUDA Daniel Marx.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Fuente: Yahoo finanzas.

El HOMBRE-DEUDA

Según su currículum, siendo licenciado en Economía, Marx comenzó su carrera, a fines de 1970, en el área de Tesorería y Planeamiento del Banco Tornquist. Entidad ya desaparecida históricamente relacionada con la deuda externa Argentina. De allí, en 1982 saltó a la gerencia del Banco Río de la Plata de la familia Perez Companc, socio a su vez del Citibank de EEUU, en el banco “Citicorp y Río Banco de Inversiones S.A.”, donde se desempeñó como responsable de cuentas corporativas, relaciones comerciales y crediticias. Y de allí al Citibank donde fue el encargado hasta 1986 de capitalización de la deuda externa argentina, léase privatizaciones.

Ver Pérez Companc: de parasitar al Estado con el petróleo y las finanzas a zar de los alimentos (I)

Al respecto, el fallo del juez Ballesteros, en la famosa causa de Alejandro Olmos, describe que gracias a Cavallo y sus “seguros de cambio”, durante los últimos años de la dictadura militar, estos tres bancos donde se desempeñó  Marx, fueron los principales responsables, junto a otras entidades financiera y grupos económicos, del endeudamiento fraudulento de 1982 que elevó la deuda externa en 23 mil millones de dólares.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Fallo Ballesteros

Concretamente, según el fallo, mediante ese endeudamiento fraudulento, el Banco Río de La Plata de los Perez Companz, le endosó al Banco Central, 520 millones de dólares; el Citibank 213 millones; y el Tornquist, luego absorbido por el Banco Río, 134 millones. En total 867 millones que de un santiamén, gracias a la muñeca de Cavallo, pasaron a ser deuda pública, teniendo como principal acreedor al Citibank. Banco para el cual Marx trabajó y cuyo CEO principal era Guillermo Stanley, padre de la ex funcionaria de Mauricio Macri, Carolina Stanley.

Ver Las mentiras del INDEC (II): cómo el Gobierno hizo desaparecer 2,7 millones de pobres

De generador de la deuda a encubridor.

Luego de ser uno de los artífices de la deuda durante la dictadura, en 1986, durante el gobierno de Raul Alfonsín y su giro a la derecha con el “Plan Austral”, Daniel Marx saltó del mostrador e ingresó al directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA). Entidad donde estaba toda la cartera de préstamos fraudulentos de 1982, entre ellos los relacionados con Marx.

Por eso, hasta la llegada del actual funcionario de Massa, a través de un cuerpo de Inspectores creado por Enrique García Vázquez mediante la resolución 340, el BCRA estaba llevando adelante una auditoría de los 23 mil millones de dólares registrados como deuda externa, que ni bien comenzó había detectado gruesas irregularidades.

Ver Las malas praxis del FMI (3) – Alfonsín la deuda y la década perdida

Esta auditoría se frenó por obra y gracia del recién ingresado Marx. Quien junto a un joven Carlos Melconían, por entonces Jefe de la Deuda externa argentina en el BCRA, lo primero que hicieron fue, contrariando un dictamen del Cuerpo de Inspectores de Vázquez, reconocerle al banco Amro Bank de Holanda, una deuda de mil millones de dólares a la firma COGASCO (Constructora del Gasoducto Centro-Oeste) que según la denuncia de Olmos era la principal empresa que había generado deuda fraudulenta, y se la enchufaron al Estado. Importe que figura en el fallo de Ballesteros en el documento de arriba.

Tras cartón, para cortar la cosa de raíz, la segunda gran labor de Marx y  Melconian durante el gobierno de Alfonsín, consintió en anular, mediante la Resolución 480/161, la Resolución 340 de Vázquez, haciendo que el BCRA no investigara más la deuda externa que el propio Marx había generado en los bancos Tornquist, Río y Citibank, trasladando a los auditores a otra áreas del banco. Dando por terminada así la posibilidad de investigar el multimillonario fraude que hasta el día de hoy estamos pagando.

Todas las observaciones realizadas por el cuerpo de inspectores encontraron fuertes discrepancias con la gerencia de Deuda Externa, es decir con quien tenía su cargo la decisión final de lo que sucedía con una deuda, esto dio lugar a que dicha gerencia elaborará el informe Nº 480/161 del 4 de diciembre de 1986, firmado por Carlos A. Melconian Jefe del departamento de Deuda Externa y materializado por expediente 105323/86 firmado por Daniel Marx entonces Director del BCRA y por Roberto Eilbaum vicepresidente 2º, que modificó la resolución 340 de directorio del BCRA aclarando que a esa fecha el Dr. García Vázquez promotor e impulsor de la investigación y de las normas de la resolución nro. 340 ya no era presidente del BCRA, sino el Dr. José Luis Machinea. Dicha nueva resolución dejó reducida la investigación a que únicamente sería dada de baja una deuda cuando no se encontrara acreditada (punto d de la resolución 340), acerca de los cuatro parámetros en los cuales se basó el trabajo investigativo quedó reducido a investigar uno sólo; bastaba prácticamente conque las divisas hayan ingresado al país para dar por registrable a una deuda” declaró Omar N. Miliano, uno de los auditores  desplazado por Melconian y Marx que pasó de generador de la deuda  a encubridor.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Carlos Melconian, compañero en el BCRA de Marx.

De encubridor a renegociador

Por la crisis de la deuda que no investigó y de la que se hizo cargo, Alfonsín debió abandonar la Casa Rosada de manera anticipada a mediados de 1989. El gobierno quedó en manos de Carlos Menem, ganador de las elecciones en mayo de ese mismo año, quien apenas asumió, lo primero que hizo fue nombrar a Marx como “representante Financiero Especial” y luego como “Subsecretario Jefe de Negociación de Deuda Soberana en el Ministerio de Economía de la República Argentina”.

De esta manera, el ex banquero del Citibank y Río, pasó de artífice y encubridor de la fraudulenta deuda externa argentina a flamante renegociador. Cosas desopilantes que sólo pasan en este país. Estando en este nuevo cargo público, de la mano de Cavallo, otro principal artífice  de la deuda, entre gallos y medianoche, en 1992 Marx hizo adherir al Gobierno nacional al famoso “Plan Brady”, ideado por el banquero que luego sería su socio. Primer megacanje de deuda de la historia Argentina, cuyos resultados, a las postres, serían nuevamente funestos, que en esencia consistió en cambiar parte de la deuda con los bancos por deuda en bonos. Y la otra parte de la deuda con los bancos por empresas y bienes públicos.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Tapa Clarín 8 de abril del 1992

El plan, diseñado por  Nicholas Brady, luego socio de Marx, a pedido de los bancos Citibank y el JP Morgan, fue presentado por los grandes medios como el sanalotodo. Y mediante él, no solo se cambió la deuda externa bancaria fraudulenta de 1982, por bonos que cotizaban en el mercado, diseminados por el mundo, borrando todos los rastros del mega robo, sino que a su vez condicionó al Estado argentino a implementar las llamadas políticas del “Consenso de Washington”. Esto es: capitalización de la deuda con las privatizaciones de los bienes colectivos, desregulaciones, anclaje cambiario, reforma jubilatoria, etc. Políticas que tenían un solo propósito: pagar los servicios de la deuda que acaba de renegociar Marx.

Ver Las malas praxis del FMI (4) – Menem y la ejecución de Argentina por la deuda externa impagable

Menem volvió a tener una segunda oportunidad (de investigar la deuda) en 1989, con el país prácticamente en cesación de pagos, no mediante una declaración formal en este sentido pero sí de hecho; pero con Cavallo, Daniel Marx nuevamente y el plan Brady, reconoce legítimo lo ilegítimo” dijo, ante la Cámara de Diputados de la Nación, Mario Cafiero, coautor del libro La Argentina Robada.

En el medio también anduvo Daniel Marx de un lado del mostrador y del otro, a veces representando a los bancos y otras, formalmente, al país. En realidad, nunca dejó de estar de un lado o del otro del mostrador ni de los intereses que defendía, que eran los de los bancos, pero siempre estuvo con los acreedores” añadió el fallecido legislador que siempre veló por el interés nacional.

Por eso, inmediatamente después de que Menem firmó el Plan Brady en 1993, Marx renunció a su cargo de Subsecretario Jefe de Negociación de Deuda Soberana, y como lo indicó Cafiero, sin vergüenza alguna, en 1994 volvió a saltar del otro lado del mostrador y abrió junto a Nicholas Brady la offshore “Templeton Latín America Investment Trust Sociedad Pública Limitada” en Inglaterra, con el fin de invertir en activos en países de Latinoamérica, pasando a desempeñar como director ejecutivo del fondo de inversiones Darby Overseas, creado por el propio Brady.

No me pasé del otro lado del mostrador” se defendió el actual asesor de la deuda de Massa, arguyendo que el ex secretario del Tesoro de Estados Unidos y socio, “no era un acreedor de la deuda Argentina” y que el “objetivo de Darby Overseas era invertir en América latina”.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Nicholas Brady, Carlos Menem, y Domingo Cavallo

El “Megacanje” 2001

La sociedad de Marx con Nicholas Brady, duró hasta el 10 de diciembre de 1999. Ese día, según figura en los registros financieros de Opencorporates, el argentino se desvinculó de la offshore inglesa “Templeton Latín America Investment Trust Sociedad Pública Limitada” y apenas tres días después, el 13 de diciembre, fue nombrado por el entonces presidente de Fernando de la Rua,  mediante el decreto 23/1999, como Secretario de Finanzas.

Este nuevo salto del mostrador, no fue casual, ni improvisado. A esa altura, nada de lo que prometía su famoso Plan Brady se cumplió. Según las proyecciones de ese entonces, para el 2000 la deuda externa iba a ser de 38 mil millones de dólares. Sin embargo, cuando llegó el cambio de milenio esta trepaba a los 140 mil millones. Una cifra impagable.

A eso se le añadía que la famosa “Convertibilidad” de un peso un dólar, por su bajo tipo de cambio, estaba chau. Dado que Argentina no podía generar los dólares para pagar lo que entonces el Banco Mundial definió como “la deuda más grande del planeta”.

Por eso junto con su viejo compinche Cavallo, Marx nuevamente tuvo una changa fundamental: salvar a los bancos, que estaban empapelados con los bonos de la deuda, de la debacle que se venía, mediante internalizar estos bonos en el mercado argentino, llevándose a cambio 28 mil millones de dólares provenientes de las reservas del sistema financiero argentino y sus Requisitos Mínimos de Liquidez (RML) y las del Banco Central obtenidas con un nuevo crédito del FMI. Ese fue el origen del famoso “corralito” que hizo estallar el país por los aires a fines del 2001.

Así lo denunció, con nombre y apellido Mario Cafiero, ante el fiscal Federico Delgado. “Los grandes bancos extranjeros y los operadores de Nueva York, gracias a la gestión del ex banquero Cavallo, hicieron una salida anticipada de la convertibilidad, que en consecuencia impidió hacer una salida ordenada de ella. Gracias a la asistencia del FMI, por un lado se llevaron los grandes depósitos bancarios que tenían aquí, y por el otro internalizaron deuda externa argentina que tenían en su poder, transfiriendo bonos desde las casas matrices de los bancos extranjeros y sus empresas vinculadas a las filiales locales y sus empresas vinculadas, llevándose a cambio su equivalente en dólares billetes” explicó Cafiero.

Quien tras denunciar ante la justicia esta mega maniobra, logró el procesamiento de Cavallo y Marx. Y además amplio la denuncia diciendo que esa mega maniobra perpetrada por Cavallo y Marx, había hecho caer el seguro de pases contingentes por iliquidez por 6.000 mil millones de dólares, que el BCRA había contratado con un grupo de bancos encabezados por el JP Morgan – Chase, por el que había pagado fuertes primas. Para cuya ejecución eran necesario disponer de los bonos Brady, que Cavallo y Marx habían esterilizado con el Megacanje y otras operaciones de canje.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Daniel Marx junto a De la Rúa y López Murphy

Con ese fin, lo primero que hizo Marx estando frente de este nuevo cargo, junto al entonces ministro de Economía José Luis Machinea, colega suyo en el BCRA durante el alfonsinismo en la etapa del encubrimiento, fue obtener el famoso “Blindaje”. Que supuestamente fue un nuevo préstamo del FMI por 40 mil millones de dólares, del que apenas llegaron 9.000 mil millones. El que en realidad escondía que con él se preveía la salida del país de 20 mil millones de dólares, correspondiente a las reservas de los bancos para el pago de la deuda, maniobra que en forma subrepticia con la ayuda del Megacanje, Cavallo y Marx perpetraron poco después.

En ese marco, mientras este nuevo crédito del FMI, con más condicionalidades de ajuste se formalizaba, estalló el “Escándalo de las coimas del Senado”. Un clásico caso de corrupción mediática que destapó el diario La Nación, a través de su editorialista estrella Joaquín Morales Solá, también periodista de Clarín, con frases llenas de potenciales en su columna dominical, que derivó en la renuncia del frepasista Carlos Chacho Álvarez a la vicepresidencia y la ruptura de la Alianza.

Esta dimisión motivó un “giro a la derecha” del presidente De la Rúa, originando la renuncia de Machinea y la llegada, en marzo del 2001, de un viejo amigo de Marx: el cordobés Domingo Cavallo como “Superministro de Economía”. Mismo mote que ahora le endilgan a Massa.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Daniel Marx y Domingo Cavallo

Y ambos, estando nuevamente al mando de la economía y las finanzas nacionales, lo primero que hicieron fue hacerle un boquete al Banco Central, previo hacer volar a su presidente Pedro Pou, que había creado y defendía los RML (Requisitos Mínimos de Liquidez) que estaban depositados en los mismos mega bancos extranjeros que eran acreedores de la deuda. Tras suplantar a Pou por el CEO del Banco Rio y ex patrón  de Marx, Roque Macarrone, para legalizar la mega maniobra,  aprovechando los superpoderes que había exigido para asumir, Cavallo con un decreto modificó la carta orgánica del BCRA, permitiendo que los RML fueran sustituidos por títulos de la deuda que detentaban esos mismos megabancos.

Tras tomar el control del BCRA, en junio del 2001, Marx y Cavallo llevaron adelante el controvertido y famoso “Megacanje”, mediante el cual los mega bancos extranjeros dejaron en los bancos locales los bonos argentinos basura que iban al default que tenían en su poder, a cambio de quedarse con los RML, que también estaban en su poder. Con el agregado del cobro de una comisión de 150 millones de dólares, que se la llevo puesta el banquero David Mulford, que encabezaba el pool del mega bancos que además de beneficiarse con esa maniobra, eran también agentes de colocación del Megacanje. Es decir se trató de un canje del canje que ellos mismos, Cavallo y Marx habían canjeado. Y que terminó, junto con ellos, en la justicia con acusaciones de fraude.

Ver Prat Gay, el gran encubridor del vaciamiento del sistema financiero en el 2001
Ver Amadeo, Bein, Blejer, Pignanelli, Prat Gay, y Sturzenegger, los responsables de la catástrofe del 2001, están de nuevo al frente

Esta mega operación, por un lado implicó una postergación de los vencimientos por tres años a cambio de un aumento de 55 mil millones de dólares de la deuda externa en intereses y capital. Y a su vez fue la instancia donde introdujeron físicamente los bonos externos en el sistema financiero local, y se trocaron por los Requisitos Mínimos de liquidez. Quedando atrapados, en el corralito y sin los dólares, los pequeños y medianos ahorristas que luego estallaron su furia contra los bancos.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Tapa Clarín: 2/6/2001

Sobreseimiento trucho

Concretado este megacanje del megacanje Brady, que otra vez salvó a los banqueros extranjeros, el 17 de diciembre 2001, mientras Cavallo anunciaba el corralito, dado que los dólares  no estaban, Marx renunció a la secretaría de Finanza. Y comenzó a prepararse para trabajar del otro lado del mostrador en su consultora “Quantum Finanzas”.

Pero, apenas dos días después de su renuncia, estallaron los trágicos hechos del 19 y 20 de diciembre que terminaron con saqueos, represión, veintenas de manifestantes muertos, y la renuncia de Cavallo y De la Rúa al gobierno que quedó acéfalo.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Domingo Cavallo y Fernando De la Rua

Este fue el fin de la convertibilidad. Que a su vez determinó, luego de haber seguido al pie de la letra todos los consejos del FMI y los mega canjes y re-megacanjes de Marx y Cavallo, una nueva cesación de pagos de la deuda externa argentina, que a esa altura alcanzaba la friolera de 144 mil millones de dólares.

Claro que esta vez, por lo ruinoso que fue este nuevo “megacanje”, que solo de intereses implicó 37 mil millones de dólares más de deuda, ambos funcionarios fueron denunciados a fines del 2001, por el entonces diputado del ARI Mario Cafiero, ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 2 a cargo del juez Jorge Ballesteros (causa 6420/2001) quien procesó a Marx y Cavallo por el delito de fraude agravado.

Cualquier persona común con un mínimo de razonamiento financiero sabe que canjear una deuda que tenía el 6 por ciento promedio al 18 por ciento, cuando las tasas del mercado internacional eran extremadamente bajas, era una locura o un gran robo» explicó Cafiero.

Y como las pruebas eran contundentes, los números irrefutables, y estaba a cargo de la investigación el fiscal Federico Delgado, por este expediente, Marx estuvo procesado casi 10 años. Hasta el 22 de junio del 2010, cuando de manera espuria logró zafar gracias a una burda maniobra de la cuestionada justicia de Comodoro Py.  Experta en sobreseer a poderosos retorciendo el código y la ley.  Similar a la utilizada por el ex presidente Mauricio Macri, para zafar de la causa de contrabando de automóviles con Fiat-Sevel. Expediente en el que el ex presidente estaba “hasta las verija” como se dice en el campo.

Ver Macri y Schiaretti: unidos por el contrabando

La llevó adelante el abogado Carlos Beraldi, hoy más conocido como el “abogado de Cristina” Kirchner. Ella comenzó el 7 de enero de 2003, tras que el embajador Miguel Angel Espeche Gil presentó otra denuncia contra Marx por incompatibilidades con la función pública, ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal Nº 10.

Carlos Beraldi, abogado de Marx y Cristina Fernández de Kircner

En ella cuestionaba el doble rol de Marx en el Megacanje, al haber prestados “servicios en forma simultánea, en la actividad pública como Secretario de Finanzas de la Nación y en la privada, como director de Darby Overseas Investments (Brady) y del MBA Banco de Inversiones, entre cuyos socios minoritarios se encontraba Salomón Brothers, entidades interesadas en el canje de la deuda argentina”.

Gracias a las habilidades de Beraldi, por esta nueva denuncia, Marx fue rápidamente sobreseído el 9 de febrero del 2004 por el fiscal titular de esa fiscalía, Eduardo Taiano, el mismo que ahora investiga la muerte de Nisman tratando de probar un homicidio sin tener prueba alguna que lo acredite, salvo una pericia trucha de Gendarmería Nacional.

Ver LAGOMARSINO: “La pericia de Gendarmería es tan endeble que no pueden mover un papel porque se cae”
Ver La prueba concluyente de que Nisman se suicidó con ambas manos, y la explicación de la ausencia de pólvora en ellas

Este textualmente alegó “que si bien estaba corroborado que entre el 13 de diciembre de 1999 y el 17 de diciembre de 2001 Daniel Marx fue Secretario de Finanzas del Ministerio de Economía y que en junio de 2001 fue el representante del Estado Nacional en las negociaciones llevadas a cabo con los acreedores extranjeros del erario; el 10 de diciembre de 1999 había renunciado a ser Presidente de MBA y Director de MBA SA, sin embargo no estaba acreditado qué decisión tomó respecto de su participación en Templeton Funds, sus controlantes, afiliadas, vinculadas o subsidiarias.”

O sea el fiscal Taiano, sin buscar mucho, alegó que no podía saber si habían existido en esta operatoria conflicto de intereses, dado que no podía determinar cuando Marx había dejado de trabajar  para el fondo “Templeton Latín America Investment Trust Sociedad Pública Limitada” de Brady. Y que fue, como vimos, de apenas tres días antes. Cuando la ley de Ética Pública, que en su artículo 15, establece en 1 año el tiempo que el funcionario debe abstenerse a actuar, antes de tomar decisiones sobre firmas o empresas con las que había trabajado previamente.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Fuente: opencoporates.com

Este sobreseimiento trucho propuesto por el fiscal, fue ratificado en agosto del 2005 por el polémico juez federal Julián Ercolini, que recién ingresaba al fuero, y también interviene en la tortuosa investigación del supuesto asesinato de Nisman, y junto con Taiano han sido los vehementes impulsores de distintas causas en contra del kirchnerismo, como la de Vialidad, y Hotesur – Los Sauces.

Tras esa confirmación, el pícaro Beraldi presentó un recurso de casación -reclamo- ante la Cámara de Casación Penal, solicitando el sobreseimiento de su defendido Marx, en la primera causa del Megacanje del 2001, donde seguía procesado por el pésimo resultado financiero de la operación, basado en el aforismo latino “non bis in idem”. Esto es “nadie podrá ser procesado, ni sancionado más de una vez por un mismo hecho”.

Así fue como, en base a un fallo trucho, el 22 de agosto del 2010, los camaristas  Angela Ledesma, Liliana Elena Catucci y Eduardo Riggi, aceptaron el planteo de “cosa juzgada” de Beraldi, y decidieron sobreseer a Marx, sin costas, en la causa iniciada por Cafiero en el 2001, a pesar que ambos expedientes no tenían nada que ver. Dado que el del 2001, objetó los catastróficos resultados financieros del canje. Mientras que el 2003, supuestamente se investigó los vínculos de Marx con los bancos beneficiados del mismo.

Daniel Marx, hombre-deuda, Banco Rio, Citicorp, Templeten, Darby Overseas, Blackrock, Megacanjes
Fallo del Tribunal De Casación 22/8/2010

Gracias a este nuevo sobreseimiento trucho, basado en otro fallo trucho, Marx quedó libre de toda culpa y cargo de la causa del Megacanje, mucho antes que su amigo Cavallo. Así pudo poner todos sus bríos en su consultora “Quantum Finanzas”. En la cual, además de asesora al Círculo Rojo local y tener una alianza estratégica con los ex Blackrock de Evercore Partners, entre 2020 y 2021 fue “asesor financiero” y “facilitador” en los proceso de restructuración de deuda pública en las provincias de Chacho, Neuquen, Mendoza, Rio Negro y Provincia de Buenos Aires a cargo del kirchnerista Axel Kiciloff.

A eso se dedicaba hasta que el primero de agosto pasado, apenas desembarcó en el gobierno Sergio Massa como “superministro”, lo nombró como otra vez miembro del “comité para el desarrollo del mercado de capitales y seguimiento de la deuda pública”. Cuya primera medida fue, como no podía ser de otra manera, canjear la deuda en pesos, difiriendolá apenas un año, pagando… ¡2 billones de pesos! en intereses. Con seguro de cambio incluido, dado que el bono Dual que colocó, promete pagar lo mejor que resulte de la cláusula dólar o del ajuste por CER, despreocupándose enteramente del riesgo que supuestamente legitima la ganancia del prestamista  especulador .

Daniel Marx es y ha sido uno de los principales responsables de mantener la lógica del endeudamiento perpetuo y la subordinación a esta lógica por parte de la economía argentina prácticamente desde el comienzo de la democracia hasta aquí” dijo, el economista Claudio Lozano, ex director del Banco Nación, integrante del Frente de Todos, cuando se enteró de su nombramiento.-

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Lázaro Llorens
Lázaro Llorens

Trabaja como PERIODISTA | Lic. Ciencias de la Comunicación (UNC)
Anterior: Revista 23 | Crítica | Umbrales |
Estudió Periodismo en Universidad Nacional de Córdoba |
Anteriores: Universidad Nacional de Córdoba y Saúl A. Taborda |
Vive en Ciudad de Córdoba |
Fecha de Nacimiento 31 de Octubre de 1973

Artículos: 116

Recibí las ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario