Los responsables de la Deuda pública externa y Fuga de divisas según el INDEC

COMPARTIR LA NOTA

En septiembre pasado Stripteasedelpoder.com publicó la nota con título Los responsables de la deuda externa y la fuga de divisas según el INDEC, referida sustancialmente, tal  como lo expresa su título, a la deuda externa total (público y privada) y la fuga de divisas (Formación de Activos Externos según su denominación eufemística).

Una revisión de esa nota lleva a la conclusión de que la referencia a la Deuda externa total, no revela claramente la responsabilidad de los sucesivos gobernantes, tanto como lo haría si se la refiriera a la Deuda pública externa (deuda del Gobierno Nacional y Banco Central) que está directamente bajo la potestad de ellos. Además existen diferencias en los diferentes informes brindados por el INDEC al respecto (“Cuentas Internacionales”, “Balanza de pagos, posición de inversión internacional y deuda externa”) optando en consecuencia por optar por los datos consignados en los informes más recientes.

https://www.indec.gob.ar/indec/web/Nivel3-Tema-3-35

Estos son los motivos de la confección de la presente nota, que es una readecuación de la anterior, y pone más crudamente en resalto la responsabilidad individual que le cabe a los últimos cinco gobiernos con mandato concluido, desde Carlos Menem hasta Mauricio Macri, respecto estos dos cruciales aspectos que aquejan duramente la socio economía de nuestro país: deuda externa pública y fuga de divisas.    

Deuda externa pública y fuga de divisas

En cuanto a la Deuda pública externa, si se analizan las cifras del INDEC al final de cada mandato presidencial, surge claramente que el primer gran responsable en cuanto al crecimiento durante su mandato es Mauricio Macri, con 96 millardos (miles de millones) de dólares.  A continuación viene Carlos Menem, con 35 millardos, no obstante que con «Mingo» Cavallo habían prometido que con las privatizaciones y el Plan Brady, el problema de la deuda externa había desaparecido para siempre. Seguido por Eduardo Duhalde con 10 millardos, Néstor Kirchner con 4 millardos, Fernando De la Rúa con 3 millardos, mientras  que Cristina Fernández de Kirchner con su batalla con los fondos buitres, luce un crecimiento cero de ella.

La otra cara de la Deuda externa, es la Fuga de divisas al exterior, o de la economía formal local. Y en este caso encabeza nuevamente el ranking Macri, con la Fuga en sus cuatro años de gobierno de 90 millardos de dólares. Poniendo así claramente en evidencia el hecho histórico desde que en 1820 se instauro el imperio de las finanzas con la libra esterlina, que en los países periféricos la fuga es la contracara del endeudamiento externo,

Macri es seguido casi inmediatamente por Cristina Fernández, con 86 millardos fugados durante sus ocho años de gobierno. Pero en este caso la Fuga no se alimentó con Deuda externa, sino con el milagro de las exportaciones de soja, que dejaron un saldo en la balanza de pagos durante ese periodo, de más de 150 millardos de dólares. De los cuales groso modo una tercera parte se destinó a pago de Deuda externa, y dos terceras partes a la Fuga.

Proceso que se inició a partir del 2006 con el total desmantelamiento que hizo  el presidente del BCRA Martín Redrado, de los controles de las operaciones con divisas establecidos a la salida de la convertibilidad. Quien incluso llegó a afirmar estólidamente que la fuga de divisas era buena, para que el peso no se apreciara, pero no obstante ahora se presenta como el gurú de la economía, con su libro “Argentina primero”. Medida que en todo caso debería haber tenido en cuenta por entonces, antes de rifar la reservas que ingresaban al BCRA.

Ver Redrado el vaciador del Banco Central, candidato a ministro de Economía

Dicho proceso de fuga recién se apaciguó con la instauración del cepo cambiario a fines del 2011, tras la resonante victoria electoral que tuvo el kirchnerismo ese año con la reelección de Fernández de Kirchner. Luego reapareció con fuerza tras la remoción del cepo cambiario que hizo Macri apenas asumió, y por ello finalmente se vio obligado a restablecerlo en la finalización de su mandado en el 2019.

Ver El desesperado arreglo con los fondos buitres, para evitar la bancarrota del Banco Central provocada por la salida del cepo

En el ranking de Fuga como se puede ver en el gráfico de la portada, luego aparece Menem, con 47 millardos, Kirchner con 28 millardos, Duhalde con 17 millardos, y De la Rúa con 4 millardos. En total durante los tres gobiernos kirchneristas, se fugaron 114 millardos de dólares según el INDEC.

Se suele repetir el dicho de que en el mundo hay cuatro tipo de países; los desarrollados, los subdesarrollados; Japón, que con nada hizo todo; y Argentina, que teniendo todo no hizo nada. Y la diferencia entre Japón y Argentina es muy simple. Japón tuvo una altísima tasa de ahorro formal, que permitió altas tasas de inversión en su economía, que multiplicaron sus empleos.

Por contrario en Argentina su población atesora estérilmente divisas bajo el colchón o en cajas de seguridad, y los más pudientes invierten ellas afuera. De esa manera en lugar de invertir y crear empleo en el país, es el Estado el que a partir del 2008 al compás de la fuga de divisas, el que multiplicó sus subsidios para contener a una población menesterosa y evitar así el estallido social.

La velocidad del crecimiento de la deuda externa y la fuga

En el siguiente grafico se puede apreciar el crecimiento promedio anual que tuvieron la deuda externa pública, la fuga de divisas, y la deuda externa total en cada mandato presidencial. En esos tres aspectos encabeza holgadamente nuevamente el ranking Macri. Qué parejamente incrementó la Deuda externa pública a un promedio de 24 millardos de dólares anuales; la Fuga de divisas a un promedio de 22 millardos anuales; y la Deuda externa total a un promedio de 27 millardos anuales.

Deuda externa pública, Fuga,divisas, Menem, De la Rua, Duhalde, Kirchner, Fernández, Macri

En cuanto a esos tres factores se puede ver en el gráfico que Macri es seguido por Duhalde, quién en su corto interregno de un año y medio de gobierno, aumento la  Deuda externa pública a un ritmo de 7 millardos anuales, y la Deuda externa total y Fuga de divisas en 12 millardos de dólares. Luego respecto esos tres factores aparece Menem, que desde 1991 en ocho años de gobierno, aumentó la Deuda externa pública a razón de 4 millardos anuales, la Deuda externa total en 6 millardos de dólares, y la Fuga de divisas en 10 millardos de dólares anuales.

Los restantes presidentes tienen actuaciones desparejas. De la Rúa en dos años de gobierno, solo hizo crecer la Deuda externa pública y la Fuga de divisas en 2 millardos anuales, y redujo otro tanto la Deuda externa total. Kirchner por su parte registró un crecimiento de la Deuda externa pública de 1 millardo anual, de la Fuga de divisas de 6 millardos anuales, mientras que la Deuda externa total se redujo a un ritmo de 3 millardos al año. Por su parte su esposa Fernández de Kirchner, no registro crecimiento de la Deuda pública externa, pero si un crecimiento de la Fuga de divisas de 11 millardos anuales, y de la Deuda externa total de 3 millardos de dólares.

La Posición de Inversión Internacional

En el siguiente gráfico se insertan los tres grandes rubros mencionados previamente, en el marco de la Posición de Inversión Internacional, y su evolución a través de los distintos mandatos. El cual es el resultado del balance de los Activos y Pasivos externos, que detentan los Residentes y No Residentes en el país. Y donde paradojalmente el rubro Fuga y Otros, pasa a engrosar los activos externos del mismo. Y su diferencia respecto la Deuda externa total, determina la Posición de Inversión Internacional Neta (PIIN).

Deuda externa pública, Fuga,divisas, Menem, De la Rua, Duhalde, Kirchner, Fernández, Macri

Sintéticamente en el gráfico se observan cuatro rupturas. Una es la del fin del mandato de  Menen respeto la situación en el comienzo del mismo, en 1991. Donde los cinco parámetros cambian abruptamente, duplicándose prácticamente los Activos Externos, la Deuda externa total y la Fuga. Mientras que la Deuda externa pública creció un 70 %, y la Posición Neta (columna amarilla) se hizo fuertemente negativa, en menos 69 millardos de dólares.

O sea que el país paso a deber mucho más de lo que tenía como Activos externos. Esa situación siguió casi sin cambios al final del mandato de De la Rua y seguidamente al finalizar el gobierno de Duhalde, se produjeron algunos moderados cambios a esos parámetros, que hizo que la Posición Neta Internacional sea casi igual a cero. O sea que nuestro país debía lo mismo que tenía como acreencia o activo.

Seguidamente a la finalización del mandato de Kirchner esos cambios moderados se acentuaron, especialmente los Activos externos y Fuga, y de esa manera la Posición neta se hizo positiva en 18 millardos. Comenzando así a exponerse crudamente el problema que tiene Argentina y los argentinos, que tienen saldo a su favor respecto lo que deben, pero no obstante están agobiados por la deuda externa.

Lo mismo sucede al final del mandato de Fernández de Kirchner, donde la Fuga trepó casi un 60 % reflejándose esto en los Activos externos, y de tal manera la Posición neta del país subió a 44 millardos de dólares positiva. Seguidamente al final del mandato de Macri, se registra otro cambio abrupto con semejanza al de Menem, los Activos externos subieron un 42 %, la Deuda externa pública un 93 %, la Deuda externa total un 62 %, la Fuga de divisas un 39 %, y la Posición Neta internacional un 163 %, alcanzando los 116 millardos.

O sea que no solo el país contaba con un saldo a favor de ese importe, sino que además el rubro Fuga y otros, que son las inversiones de argentinos en el exterior, es superior en un 63 % a la Deuda externa pública, y un 16 % sobre la Deuda externa total. Los argentinos somos así ricos y solventes, pero esa riqueza está muy bien escondida dentro del país o afuera de él.

Evolución Posición Internacional por rubros

En el siguiente gráfico se puede ver la misma información, pero agrupada por rubros, no por mandatos presidenciales. Pudiéndose observar que los Activos Externos pegan un salto de 67 a 150 millardos al finalizar el mandato de Menen, luego se mantienen más o menos en ese nivel al final de los mandatos de De la Rua y Duhalde, para comenzar a escalar al final de los mandatos de Kirchner y Fernández   de Kirchner, hasta llegar a los 387 millardos al final del mandato de Macri.

Deuda externa pública, Fuga,divisas, Menem, De la Rua, Duhalde, Kirchner, Fernández, Macri

En cuanto la Deuda pública externa esta pega un salto de un 70 % al final del mandato de Menem respecto la correspondiente a 1991, trepando a los 85 millardos. Luego va subiendo levemente hasta llegar a los 102 millardos al final del mandato de Fernández de Kirchner, para pegar un salto a 197 millones al finalizar el mandato de Macri.

Respecto la Deuda externa total, sucede algo similar, se duplica al final del mandato de Menem hasta los 153 millardos, y luego se ameseta llegando a 172 millardos al final del mandato de Fernández de Kirchner. Para aumentar seguidamente 106 millardos de dólares al final del mandato de Macri, trepando así a los 278 millardos.

La Fuga por su parte muestra un panorama más escalonado, siendo los escalones más importantes en orden ascendente el de Kirchner con 28 millardos, el de Menem con 47 millardos, el de Fernández de Kirchner  con 86 millardos, y el de Macri con 90 millardos. Finalmente con respecto la Posición Neta Internacional, se puede apreciar que gracias a la Fuga, esta pasó de menos 69 millardos al final del mandato de Menem, a 116 millardos al final del mandato de Macri, con  una variación total de 185 millardos.

La criminal tijera de deuda gubernamental y fuga

Recientemente el INDEC comenzó a brindar datos desagregados de esos grandes rubros referidos a la Posición de Inversión Internacional, compilados a partir del año 2006. En base a los cuales se confeccionó el siguiente gráfico, que aporta otra luz a los ante expuesto. Al aparecer el Gobierno general, que es el que detenta la Deuda externa pública, tomada por la Nación, provincias, y algunos municipios importantes, en una posición notablemente negativa en relación con otros sectores.

Deuda externa pública, Fuga,divisas, Menem, De la Rua, Duhalde, Kirchner, Fernández, Macri

En esencia el gráfico expone quién gana y quien pierde en la Posición de Inversión Internacional. El que está centrado esencialmente en el análisis en los mandatos de Fernández (fondo celeste) y Macri (fondo amarillo). Flanqueados a ambos lados por el final del mandato de Kirchner y el comienzo del de Alberto Fernández (fondos azules).

Claramente el gran ganador son “Otros sectores” (línea violeta) o sea los Residentes que tienen la capacidad de expatriar o atesorar formal o informalmente divisas. Que en el marco del milagro de la soja y el superávit de la balanza de pagos, durante el gobierno de Fernández pasaron de 48 millardos de dólares, a 118 millardos, o sea un aumento de 70 millardos.

Cifra que seguidamente, aumentando la pendiente de crecimiento, trepó a 219 millardos de dólares durante el gobierno de Macri, con un aumento de 93 millardos en solo cuatro años. Siendo este mecanismo de fuga y expatriación o atesoramiento informal de divisas, sumamente destructivo para la economía del país, tal como se expresó previamente con la comparación entre Argentina y Japón.

Ver DÓLAR: la locura autodestructiva de los argentinos y su solución

E incluso es una de las causas de inflación crónica que nuestro país padece desde décadas atrás, al desaparecer del mercado un bien que es moneda y mercadería al mismo tiempo, obtenido de las exportaciones de bienes. Acorde con la Ley de Gresham, la moneda mala circula, la moneda buena se atesora. Dejando así este bimonetarismo implícito y subrepticio, mas mala moneda y menos bienes en el mercado.

Más abajo se puede ver el irregular desempeño del Banco Central, que cayó 30 millardos de dólares -de 42 millardos a 12 millardos- durante el gobierno de Fernández de Kirchner.  Y seguidamente tras volver momentáneamente a los niveles previos, quedó en 20 millardos al final del gobierno de Macri.

Como contraste de ello, abajo con números negativos se encuentra el Gobierno general, que detenta las deudas externas públicas oficiales. Cuyo nivel se mantuvo en el orden de menos 65 millardos de dólares desde el 2006 hasta el 2015, e incluso bajó a menos 31 millardos en el año 2008.

Pero al arribo del gobierno de Macri, comenzó a crecer inusitadamente, hasta llegar a menos 139 millardos en el 2018, menos 113 millardos en el 2019, pasando a menos 102 millardos en el 2021. Disminución que no tiene mucha explicación en las estadísticas del INDEC, que estaría relacionada con la deuda «clandestina» no registrada oficialmente con las operaciones de «administración de pasivos» mediante operaciones de REPO (Venta de bonos con pacto de retroventa) que es el último escalón de un endeudamiento desesperado.

Ver La costosa deuda pública clandestina por u$s 8.000 millones del ministro “Toto” Caputo es una bola de nieve 
Ver Magia negra financiera de Caputo y Macri: recompran deuda pero la deuda no baja 

A su vez la tijera que hace en el 2008 el notable crecimiento de Otros sectores, seguido del notable aumento de la deuda del Gobierno general desde 2015, pone de relieve patéticamente el criminal mecanismo de privatización de las divisas obtenidas por el país, acaparadas  por parte de un sector de la sociedad con capacidad de ahorro. Y lo que es aún más grave, el criminal mecanismo de endeudamiento público externo para satisfacer esa insaciable voracidad en el acaparamiento de divisas.

Mecanismos que viene asolando la economía argentina desde los inicios de nuestro país, con la deuda de Baring, que se volvió a potenciar notablemente desde la última dictadura militar, y que ahora con el gobierno de Macri volvió a repetirse, como si nada hubiésemos aprendido de nuestra historia. Respecto el cual remedando al poeta Atahualpa Yupanqui, se podría decir “las deudas son de nosotros, las divisas son ajenas”.

Pero las deudas además, como si fueran un lazo puesto al cuello de las autoridades, dejan condicionamientos económicos y geopolíticos, que repercuten directamente no solo en el bienestar de los habitantes del país, sino cómo se comporta el país en el ámbito internacional. Tal como se puede observar actualmente con el programa acordado con el FMI, centrado exclusivamente en el pago de la Deuda Externa Financiera, y no de la Deuda Interna Social, y la zigzagueante política exterior que lleva adelante el actual Gobierno.

Ver FMI: el obsceno pacto Guzmán & Georgieva es peor que el Roca –Runciman

Con creces, quizás ya haya llegado la hora de que “truene el escarmiento”, y el gobierno de Macri, los altos funcionarios que intervinieron en ese demencial mecanismo, con el ex ministro – secretario de Finanzas Luis “Toto” Caputo a la cabeza, y la complicidad del FMI, sean juzgados como se debe, para que nunca más esa destructiva y criminal tijera financiera vuelva a operar en nuestro país.

Ver Deuda: Caputo pagó comisiones fraudulentas a los bancos por $ 12.000 millones y sus ganancias no acaban allí

Siendo además los otros gobernantes responsables de la fuga divisas, quienes deberían buscar soluciones políticas para que ello no sea un mecanismo destructivo de la economía argentina. Al destruir el ahorro que permite poner en marcha el ciclo virtuoso de la inversión y creación de empleo. Al que se pretende sustituir fomentando la Inversión Extranjera Directa (IED) otorgándole canonjías a actividades extractivas con su consecuente riesgo ambiental, la que paradojalmente es otra variante de la dañina Deuda externa.-

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Javier Llorens
Javier Llorens

Investigador en temas económicos y jurídicos |
Asesor de la Comisión de Investigaciones del Senado de la Nación |
Asesor Legislativo |
Co-autor del libro: «La Argentina Robada»

Artículos: 234

Recibí las ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario