¿Foradori estaba borracho o se hacía? con su declaración que apesta a petróleo

COMPARTIR LA NOTA

Por Lea Ross

En el mismo mes que se cumplió el 40 aniversario del desembargo de las tropas argentinas, las islas Malvinas volvieron a ser noticia por un escándalo internacional que involucra a la gestión presidencial de Mauricio Macri. Relacionado con la Declaración  firmada entre vicecanciller argentino Carlos Foradori, y el subsecretario de Estado para Europa y las Américas del Reino Unido, Sir Alan Duncan, en el año 2016. Debido a la publicación de un libro escrito por el caballero inglés, donde aseguró que su par sudamericano estaba “totalmente borracho” cuando la firmaron.

Ella se trata de un supuesto acuerdo, del cual su contenido sólo se conoce por un comunicado escrito entre ambas partes, donde se proponía «remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas», entre los que se incluye «comercio, pesca, navegación e hidrocarburos».

Ese mismo año Rockhopper Exploration PLC, una de las compañías inglesas que desde el 2004 estaba explorando la existencia de hidrocarburos en las islas, absorbió a otra de esas compañías, Falkland Oil and Gas Limited, extendiendo así las áreas que pretendía explotar. A su vez el gobierno británico, ante la obstaculización de los vuelos directos desde Londres a Malvinas, por la inhabilitación del aeropuerto de Ascensión por efecto de sucesivos terremotos, demandó más vuelos internacionales desde el continente a Malvinas, y una nueva ruta, San Pablo – Malvinas, con escala en Córdoba.

Carlos Foradori, ebrio o dormido, Duncan, Cancillería, Malvinas, Vuelos, Hidrocarburos
Areas de explotación hidrocarburos Islas Malvinas

La novedad, la destapó el sitio Declassified UK, donde publicó fragmentos del libro In the Thick of It, una suerte de memorias del propio Duncan. Donde comenta que ese acuerdo fue pactado a las dos de la mañana, en la bodega de la embajada inglesa en Buenos Aires. Y asegura que cuando Foradori despertó, ni recordaba lo que había firmado.

Carlos Foradori, ebrio o dormido, Duncan, Cancillería, Malvinas, Vuelos, Hidrocarburos

https://declassifieduk.org/argentine-minister-was-pissed-when-he-agreed-controversial-falklands-deal-with-uk/

Al respecto, esa Declaración ya había sido duramente cuestionada en nuestro país, por haber permitido que Inglaterra pudiera ejercer distintas actividades sobre el espacio marítimo nacional, en particular para la explotación del petróleo. El propio Congreso Nacional lo citó para ser interpelado de manera tajante, y se presentaron diferentes proyectos para declararla nula. Dos meses después, en noviembre, la Cancillería anunció su renuncia.

https://www.senado.gob.ar/parlamentario/comisiones/verExp/823.19/S/PL
https://www.hcdn.gob.ar/proyectos/textoCompleto.jsp?exp=6343-D-2016&tipo=RESOLUCION

El crudo y la crudeza de la Corona

Para la corona inglesa, las islas Malvinas apestan a petróleo, siendo este el verdadero motivo de su postura de reconocer la soberanía argentina, bajo el argumento de la autodeterminación o los “deseos” de sus 1.500 habitantes. De hecho, la Convención sobre el Derecho del Mar, sancionada por la ONU el 30 de abril de 1982, justo en el primer mes de la guerra de Malvinas, luego de nueve años de discusión, estableció que a cualquier punto de tierra que emerja del mar, la soberanía sobre los recursos económicos marítimos es sobre 370 kilómetros a la redonda.

Explicando esto el enorme interés no confesado que tiene el Reino Unido por la zona. Tras haber logrado detener su debacle como potencia de primer orden, con la puesta en explotación en 1975 de los yacimientos del Mar del Norte, cuyas áreas ya se han agotado y sus plataformas petroleras off shore fueron transformadas en molinos eólicos. Sumado esto a la necesidad perentoria de EEUU y la OTAN de contar con una base aeronaval en el Atlántico Sur, ante la amenaza de la expansión en el Atlántico Sur por parte de la disuelta Unión Soviética.

Ver La intriga en la Guerra de Malvinas: polémica entre el editor de Clarín y de StripteasedelPoder
Ver MALVINAS 1982: la guerra planificada por EEUU y la OTAN y ejecutada por el Reino Unido

Los protagonistas firmantes

Carlos Foradori, ebrio o dormido, Duncan, Cancillería, Malvinas, Vuelos, Hidrocarburos
Alan Duncan y Carlos Foradori.

Sir Alan Duncan es un graduado en Oxford y Harvard, que inició su carrera como ejecutivo de la Royal Dtuch Shell entre 1979 y 1981, y luego desde 1982 hasta 1988 pasó a desempeñarse en la traficante de petróleo Marc Rich and Co. Seguidamente entre 1988 y 1992, fue consultor independiente y asesor de gobiernos extranjeros, especializado en suministros de petróleo, envíos, y refinación. A esos efectos, creó Consultores Harcourt, especializándose particularmente respecto ese negocio en el Medio Oriente durante 30 años. Un verdadero lobbysta de los intereses hidrocarburíferos.

De hecho, Duncan tuvo también una notable actuación en el 2011 en el bloqueo petrolero a Libia, para forzar la cruenta caída de Muhamar el Gadafi. Quién tenía la pretensión de otorgar concesiones petroleras a compañías chinas, lo cual fue inaceptable para las potencias de la OTAN, y terminó asesinado por manifestantes opositores.

En el 2010 fue nombrado como subsecretario de Estado para el Desarrollo Internacional, y el 15 de julio de 2016 subsecretario de Estado para Europa y las Américas. En el primer año mencionado, fue designado miembro del exclusivo del “Consejo Privado más Honorable de Su Majestad”, que asesora al gobierno británico en las cuestiones estratégicas, pasando a ser distinguido con el título de “Muy Honorable Alan James Carter Duncan MP”. Y en el 2014 fue nombrado caballero de “La orden más distinguida de San Miguel y San Jorge”.

Mientras que el menos caballeroso Carlos “Botella” Foradori, es licenciado en Relaciones Internacionales, con masters en Harvard y Johns Hopkins. Fue consejero político en la embajada argentina en Washington, y luego embajador en Zimbabwe y Guatemala. Bajo el gobierno de Carlos Menem, coordinó la escandalosa “Unidad de Trabajo del Atlántico Sur”, que llevó a 1999 al nefasto acuerdo con el Reino Unido, ratificado nuevamente con la Declaración de 2016 que se detalla seguidamente.

Con la cual, resumidamente, con una declaración diplomática “borracha”, en esencia se pretendió derogar la ley 26.659 sancionada por el Congreso argentino en el 2011, que estableció diversas sanciones a quienes pretendan explotar hidrocarburos en la Plataforma Continental de Argentina, sin permiso de Argentina. Y a la par se trató de facilitar las comunicaciones aéreas con las islas, que resultan indispensables para poder sostener esa compleja actividad.

Y a la cual subsidiariamente la entonces canciller Susana Malcorra, le dio vía libre, en procura de ganarse el estratégico voto inglés, en su fallida candidatura para ser secretaria General de la ONU. Lo cual pone en evidencia que durante el gobierno de Cambiemos, la Cancillería se había transformado en un bazar persa, con remates al mejor postor.

Foradori también participó del controvertido tratado por los Hielos Continentales con Chile, firmado en 1991, rechazado por el propio Congreso argentino y también por el chileno, lo que obligó a la firma de uno nuevo en 1998. El apuro en la firma de la versión de 1991 tenía por objeto que Chile se aviniera al polémico tratado de “Integración y complementación minera”, para hacer factible la explotación del fallido emprendimiento binacional Pascua – Lama, de la Barrick Gold, poniéndo así los intereses de esta multinacional por sobre la soberanía argentina.

Ver Foradori, vicecanciller de Macri, y sus entregas a favor de Chile e Inglaterra

El comunicado “borracho”

La famosa declaración Duncan – Foradoni, firmada según Duncan con botella en mano en plena madrugada, no se encuentra registrado en la Biblioteca de Tratados del Ministerio de Relaciones Exteriores, como se puede ver en la siguiente imagen. Es como si ante el descuido de una noche de juerga, hubiese sido borrada, y careciera de todo valor diplomático. Por lo que habría sido solo un inusitado non papers a los fines de tratar de fijar una agenda, o una hoja de ruta informal, para ir preparando a la opinión respecto lo que se venía.

Carlos Foradori, ebrio o dormido, Duncan, Cancillería, Malvinas, Vuelos, Hidrocarburos
Biblioteca Tratados Cancillería

Pero sí existe un comunicado conjunto, redactado entre las partes y publicado por la Cancillería Argentina, que fue más que suficiente para desencadenar el más que justificado rechazo a ese pacto a oscuras, entre gallos, botellas, y medianoche. A continuación se transcribe el mismo de manera completa con letra azul, incluida la Declaración acordada entre Duncan y Foradori. Señalando las partes del texto que revelan claramente que este lo habría firmado, “ebrio o dormido”, según la famosa frase de Mariano Moreno. O al menos y peor aún, como si lo estuviera.

https://www.mrecic.gov.ar/comunicado-conjunto-10

Comunicado Conjunto – Martes 13 septiembre 2016 – Información para la Prensa N°: 304/16

El Ministro de Estado para Europa y las Américas de la Secretaría de Relaciones Exteriores y Commonwealth  británica, Sir Alan Duncan realizó una visita a la Argentina los días 12 y 13 de septiembre para mantener reuniones con autoridades nacionales y participar en el Foro de Inversiones y Negocios, organizado por el gobierno argentino.

Como se puede observar, el acuerdo se firmó en el marco de la participación de Sir Duncan de un evento de negocios e inversiones. Lo cual eso era indicativo que todo estaba orientado por intereses empresariales, que es lo que puja el Reino Unido sobre el archipiélago. En particular por la habilitación de vuelos aéreos, y exploraciones marítimas offshore.

La Canciller Susana Malcorra concedió una audiencia a Sir Duncan, en la que es su primera misión oficial a América Latina a poco menos de dos meses de haber asumido como Ministro de Estado.

El subrayado sobre el poco tiempo transcurrido entre la asunción de Duncan y su visita a Buenos Aires, teniendo además presente el historial del caballero que operó para el lobby hidrocarburífero, incrementa la sospecha de porqué el gobierno inglés puso sus fichas a este personaje. Poco después de la asunción de Mauricio Macri como presidente, dispuesto a “abrirse al mundo”. Tanto como para entregar las Malvinas y las costas offshore.

Ver ¿Qué trae Macri bajo el poncho respecto Malvinas y el petróleo?

La visita de Sir Alan Duncan refleja el mejoramiento de las relaciones entre la Argentina y el Reino Unido. Durante su visita ambas partes se comprometieron a poner énfasis en la agenda positiva de las relaciones con el objetivo de estrechar aún más los vínculos bilaterales, desarrollar lazos más cercanos y una sólida cooperación en beneficio de los pueblos de ambos países.

El comunicado afirma que la visita reflejaba el “mejoramiento de las relaciones” entre países, en particular de los “vínculos bilaterales”. En general, cuando se habla de vínculos bilaterales, se refieren a intercambios provechosos entre países sobre cuestiones parecidas. Sin embargo como se verá seguidamente, en esencia este acuerdo consistió en la habilitación del ejercicio de negocios de un país sobre un determinado terreno del otro, a cambio de, como si se tratara de un chantaje, permitirle al otro ejercer acciones de índole humanitaria.

El Vicecanciller Foradori y el Ministro Duncan mantuvieron una reunión de trabajo donde se pasó revista a los principales temas de la agenda bilateral, que se detallan más adelante. La reunión bilateral sirvió para que ambos funcionarios pudieran continuar impulsando una agenda omnicomprensiva, multidimensional y multisectorial, basada  en la complementariedad entre ambas naciones, orientada al fortalecimiento de la relación bilateral y a la búsqueda de soluciones de los problemas globales dentro de los marcos multilaterales que correspondan.

La Declaración no se condice con ser una “agenda omnicomprensiva, multidimensional y multisectorial”, ya que como dijimos arriba, uno recibió beneficios comerciales, mientras que el otro solo para realizar acciones estrictamente humanitarias, en detrimento de lo anterior.

Consultas Políticas de Alto Nivel

Se acordó trabajar en conjunto para identificar áreas nuevas de colaboración, y en dicho contexto, se resolvió reactivar las Consultas Políticas Bilaterales de Alto Nivel iniciadas en 2002, otorgándoles carácter temático integral y periodicidad anual. Las Consultas Políticas buscarán ampliar la relación bilateral en torno a una agenda positiva que aborde los desafíos globales en el mediano y largo plazo, en áreas como democracia, derechos humanos, cooperación en paz y seguridad internacionales, no-proliferación, medio ambiente y cambio climático, energías limpias,  comercio e inversión, ciencia, tecnología e innovación, turismo y deporte.

El Vicecanciller Foradori y el Ministro Duncan acordaron establecer e institucionalizar un mecanismo de diálogo de pensamiento y reflexión estratégica, para abordar la relación bilateral a futuro sobre la base del fortalecimiento de valores, intereses y principios comunes, cuyo seguimiento estará a cargo de los respectivos equipos sobre la base de reuniones formales de regularidad anual.

Se subrayó la labor conjunta en materia de no proliferación de armas de destrucción masiva; las posibilidades de trabajar en el ámbito multilateral en la lucha contra el crimen organizado, el flagelo de las drogas, el terrorismo; las posibilidades de cooperación para cumplimentar las contribuciones del Acuerdo de París en el marco de la Convención de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático; la labor parlamentaria bilateral a través de los grupos de amistad constituidos por ambos países, y multilateral dentro del marco de la Unión Internacional Parlamentaria; la colaboración entre los gobiernos regionales, provinciales y entre ciudades, así como los intercambios culturales y educativos.

Como se ve, se trata de un fárrago de buenas intenciones de “políticas de alto nivel”, referidas entre otras a “no proliferación de armas de destrucción masiva”. Las  que irónicamente el Reino Unido tiene instaladas en Malvinas, llegando incluso hasta armamento nuclear. Acompañadas también de  la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, y el cambio climático, bla, bla, bla, entre otras cuestiones loables. Pero dejando todo “a futuro”, sin más precisiones. Cuya enumeración claramente tienen por objeto funcionar como hojarasca, para disimular el tortuoso tronco de la Declaración, propia de un “borracho o dormido” en el caso del firmante argentino.

https://www.telam.com.ar/notas/202201/579800-reino-unido-envio-31-armas-nucleares-guerra-de-malvinas.html

Lucha contra la corrupción y el crimen organizado

Se reafirmó el compromiso de la República Argentina y el Reino Unido con la agenda global anticorrupción. El Reino Unido agradeció a la Argentina por su permanente apoyo contra el crimen organizado especialmente en el área del narcotráfico, trata de personas y lavado de dinero. El Reino Unido elogió los esfuerzos de la Argentina para enfrentar la corrupción y construir la confianza en el sistema regulatorio apuntalando el programa de reforma económica. El Reino Unido ofreció asistencia para enfrentar la corrupción, promover la transparencia y apoyar las prácticas abiertas de gobierno.

Ciencia y Tecnología, Derechos Humanos y Cuestiones de Género

Se analizaron las oportunidades de cooperación en materia de ciencia y tecnología, innovación, desarrollo y formación de recursos humanos con resultados en los sectores productivos; derechos humanos y cuestiones de género.

Además de guiños inconducentes sobre el supuesto fortalecimiento en la igualdad de género y de derechos humanos, también resulta notorio el reconocimiento a “los esfuerzos de la Argentina para enfrentar la corrupción”. La cual, lamentablemente bastardeada, tiene como contra relato el “Lawfare”, o sea su uso como arma política en manos de dudosos jueces y fiscales, para atacar y escrachar al adversario. Sobre todo aquellos tildados de populistas, con carencia de afinidad respecto la hegemonía angloestadounidense, tal como se pudo ver en Brasil, Argentina, y Ecuador. Y en causas como la del Dólar Futuro y el Memorandum con Irán, instruidas sesgadamente por el mismo juez fallecido, Claudio Bonadio, además de otras.

Ver LAWFARE versus CORRUPCION ¿Qué tanto hay de uno y otro?
Ver Los trucos judiciales del difunto juez de la Embajada Bonadio

“Esfuerzos” que además en el caso argentino, proviene de un gobierno cuyo presidente se jactaba de ser parte de la llamada “patria contratista”. Cuyo accionar delictual se vio brutalmente reflejado en las causas Cuadernos y  Odebrecht, empresa que era socia de IECSA, la firma familiar del presidente. El que finalmente, igual que el anterior gobierno, terminó manchado con múltiples causas de corrupción radicadas en la justicia federal. Desde el espionaje a los familiares de las víctimas del ARA San Juan, hasta las cuentas offshores que involucraban al presidente Macri, y el blanqueo de capitales de familiares de este.

Ver Video: Mauricio Macri en 1990 confesó integrar la patria contratista, «asociación de la burocracia con algunas empresas»
Ver La cartelización en el concurso petrolífero Costa Afuera (II) y la sombra del ARA San Juan

En materia de Ciencia y Tecnología se coincidió en que la Argentina y el Reino Unido tienen fuertes lazos históricos. Ambas Partes acogieron con beneplácito el incremento de los vínculos bilaterales, incluyendo el establecimiento de áreas potenciales para intercambio científico como tecnología agrícola, materiales avanzados y nanotecnología, ICT, ciencias vivas y desarrollo de oportunidades para estudiantes a través de BEC.AR en conjunto con universidades británicas y CONICET en colaboración con la Royal Society. Se reafirmó el compromiso de ambas partes con el «Diálogo Científico» bilateral a nivel ministerial.

Asimismo, se evaluaron las áreas de posible cooperación en materia antártica, incluyendo intercambios, actividades conjuntas y acuerdos entre los programas científicos del  Instituto Antártico Argentino (IAA) y el British Antarctic Survey (BAS), así como también el desarrollo de actividades científicas conjuntas en el área de la Convención sobre Conservación de Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA).

Arte, Cultura, Educación y Deportes

Se coincidió en que la Argentina y el Reino Unido comparten lazos culturales fuertes y duraderos. En ese espíritu de cooperación y amistad, ambos países se han comprometido a estrechar estos lazos y a continuar identificando áreas nuevas de colaboración. Se dio la bienvenida al incremento del intercambio de estudiantes, incluyendo el reciente aumento de las becas Chevening y el ofrecimiento del British Council en la Argentina para promover programas de instrucción en inglés y galés. El Reino Unido destaca a la Argentina por organizar la 3° Edición de los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires 2018 y ofrece compartir el conocimiento y la experiencia británica obtenidos en esta clase de eventos de gran escala.

Comercio e inversiones

Se destacó que la Argentina y el Reino Unido han acordado trabajar para incrementar significativamente el comercio bilateral entre ambos países como lo demuestran las recientes visitas enfocadas en el comercio y el apoyo a las empresas e inversiones para capitalizar oportunidades comerciales e inversiones, lo cual incluye compartir asesoramiento y experiencia en Asociaciones Público- Privadas.

Se manifestó el compromiso de trabajar conjuntamente para estrechar los vínculos de cooperación entre los gobiernos y el sector privado en materia de inversiones, promoviendo la inversión extranjera directa en ambas direcciones y fomentando los lazos comerciales; para identificar las oportunidades de inversión en ambos países, con particular acento en las áreas de infraestructura, energía y minería. El Reino Unido destaca la iniciativa del Presidente Macri respecto de llevar adelante el Foro de Inversión y Negocios donde asisten más de mil representantes de compañías locales y extranjeras, incluyendo las  británicas BP, BT, HSBC y GSK.

G-20

Se ha expresado el deseo de continuar colaborando activamente con los esfuerzos realizados en el G20, dando la bienvenida a la elección de la Argentina para presidir el grupo en el año 2018.

Asimismo se acordó que ambos países trabajarán en conjunto -incluyendo una cooperación más amplia en los foros internacionales como el G20- para promover el diálogo económico, incrementar el comercio, inversión e innovación entre las dos naciones.

OCDE

El Reino Unido apoya la aspiración de la República Argentina a una relación más cercana con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y ofrece su asesoramiento y experiencia para asistir en la implementación de las reformas requeridas parar obtener la membresía.

Seguridad Internacional y Defensa

Ambas partes acordaron que para enfrentar las amenazas a la paz y seguridad internacionales se  requiere una cooperación y coordinación internacional más estrecha. Ambos países están explorando oportunidades de ampliar sus campos de cooperación; la visita al Reino Unido del buque escuela ARA Libertad ha sido bienvenida. Ambas partes acordaron fortalecer la relación entre las dos Fuerzas Armadas. El Reino Unido acoge con beneplácito el compromiso de la República Argentina con el mantenimiento de la paz y seguridad internacionales a través del apoyo a las Operaciones para el Mantenimiento de La Paz de las Naciones Unidas. Al respecto, se hizo mención a la significativa cooperación que llevan a cabo los contingentes argentino y británico que participan en la Fuerza de las Naciones Unidas para el Mantenimiento de la Paz en Chipre (UNFICYP) y se ponderaron los resultados de la reunión ministerial de Defensa sobre Operaciones de  Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas celebrada en Londres los días 7 y 8 de setiembre pasados.

Crisis de los refugiados

El Reino Unido elogió la decisión del Gobierno argentino de establecer el programa para recibir a 3.000 refugiados sirios, recalcando la responsabilidad global compartida para cooperar en la resolución del problema, que incluye la asistencia financiera de la comunidad internacional.

Finalmente, luego de esta extensa sarasa de puntos “políticamente correctos” e inconducentes, que parece ser el producto de una jarana de borrachos compitiendo a ver quién agregaba más temas tontamente declamativos, llegamos al último punto, que sigue a continuación, que tiene por título “Atlántico Sur”, en referencia a los espacios isleños y marítimos existentes en el sur del planeta.

Atlántico Sur

En un espíritu positivo, ambas Partes acordaron establecer un diálogo para mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco. Ambos Gobiernos acordaron que la fórmula de soberanía del párrafo 2 de la Declaración Conjunta del 19 de octubre de 1989, se aplica a este Comunicado Conjunto y a todas sus consecuencias. En este contexto se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos. Ambas Partes enfatizaron los beneficios de la cooperación y de un compromiso positivo de todos los involucrados.

Como se puede observar la tercera frase: “remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos”, deja finalmente explícita el quid de la cuestión de este acuerdo. Propio de un borracho en el caso argentino, porque desmantela toda la política previa tendiente a recuperar la soberanía sobre esos territorios, y por contrario procura afianzar inusitadamente la soberanía ajena sobre ellos.

Respecto a la mención de los “hidrocarburos”, es obvio que no existe dentro de la economía de los isleños, la experiencia y el capital necesario para su extracción. Razón por la cual sus inversiones, bajo el aval del “desarrollo sustentable de las islas Malvinas”, atiende en realidad a abrir las puertas a las inversiones británicas, dispuestas a saciar la demanda de la Corona por los recursos alojados en el fondo del océano.

De conformidad con los principios establecidos en la Declaración Conjunta del 14 de julio de 1999 y el Acuerdo por Canje de Notas, ambas Partes acordaron que serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países. En este contexto acordaron el establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección. Los detalles específicos serán definidos.

La Declaración Conjunta de 1999 se refiere a un acuerdo de la diplomacia argentina en el marco de la suspensión de los vuelos por parte de LAM (la empresa de aviones chilena) a las islas Malvinas desde Punta Arenas, con escalas periódicas en Río Gallegos. Motivada por la detención y enjuiciamiento del ex dictador Augusto Pinochet en Londres.

Argentina se comprometió a interceder ante Chile para la reanudación de los vuelos por parte de LAM, a cambio de que los argentinos pudieran ingresar a las Malvinas con pasaporte argentino, lo cual en los hechos implicó una cuota de cesión de soberanía; y permitir la construcción de “un monumento a la memoria de los miembros de las Fuerzas Armadas argentinas muertos en acción en 1982”, en el cementerio de Darwin. Un detalle humanitario, parecido al convenido en esta Declaración del 2016.

El punto 3 del acuerdo 1996, expresaba la “satisfacción con la posibilidad de vuelos entre las Islas Malvinas y terceros países con la opción, desde el 16 de octubre de 1999, de realizar escalas en el territorio continental argentino”. O sea que en caso de que los vuelos partieran desde Chile, Argentina mantenía el control sobre los mismos, porque obligadamente tenían que realizarse sobre espacio aéreo propio.

Dado que en el caso que Argentina no autorice su sobrevuelo, tendrían que hacer un largo periplo hacia la Antártida, para luego retomar rumbo a Malvinas, sin aeropuertos alternativos. Lo que en la práctica hacía inviables los vuelos comerciales hacia Malvinas. Ese punto 3 con su resguardo implícito de soberanía, fue lo que permitió hacer operativos los vuelos autorizados desde Punta Arenas.

Pero ahora con el acuerdo estipulado en 2018, en base a la Declaración “borracha” de 2016, ese resguardo de permiso de sobrevuelo desapareció, al originarse los vuelos desde San Pablo, Brasil. Con el agravante de que los vuelos directos a Malvinas desde Londres, se vieron notablemente entorpecidos por los terremotos que se sucedieron en la isla volcánica de Ascensión. Casualmente el primero de ellos el 29 de agosto del 2016, 15 días antes de la Declaración “borracha” en cuestión. Siendo solo posibles realizarlos actualmente con aviones nodrizas militares de gran porte. Demandando generalmente en su reemplazo los vuelos de Londres – Santiago – Punta Arenas varios días de viaje, dependiendo de la sincronización de ellos.

Ver  Vuelos a Malvinas: la diplomacia perdularia de Macri, Faure, Pompeo, y Foradori

Al respecto, para poder concretar el Reino Unido la compleja operación de explotar el petróleo submarino de Malvinas, mediante plataformas offshore, que requieren de una sofisticada logística industrial y personal especializado, y no puede proveer la pastoril economía de las islas, le resulta indispensable contar conexiones aéreas seguras y veloces, no solo con el Reino Unido, sino también con Sudamérica.

.Ver Vuelos a Malvinas: La entrega en cuotas de soberanía por parte del actual gobierno

Ambas Partes expresaron su pleno apoyo al proceso de identificación de ADN con relación a los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin. Las conversaciones sobre esta delicada cuestión humanitaria serán llevadas adelante en Ginebra sobre la base de una evaluación del Comité Internacional de la Cruz Roja, complementada por las conversaciones bilaterales que sean necesarias. Ambas Partes acordaron que los deseos de las familias involucradas son de la mayor importancia. Ambas Partes acordaron establecer una fecha para una reunión más amplia a la mayor brevedad posible.

Este último párrafo de la Declaración, pone de total manifiesto la borrachera de Foradori. O lo que es aún peor, su actuación diplomática deliberadamente perjudicial, frente la sutil habilidad de la diplomacia británica. Al puntualizar que “los  deseos de las familias involucradas son de la mayor importancia”.

Siendo precisamente esa palabra “deseos”, contrapuesta con la de “intereses”, la esencia del conflicto de Malvinas. Y el motivo concreto de la guerra de 1982, al no aceptar la Junta Militar reconocer los “deseos” de los isleños, que era la única salida pacífica que le brindaba la tortuosa mediación del secretario de Estado de EEUU, Alexander Haig.-

Ver MALVINAS: cómo EEUU embocó a Galtieri y emboscó a Argentina

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Imagen por defecto
Leandro Rosso

Periodista freelance |
Estudió Ciencias de la Información en Universidad Nacional de Córdoba |
Anterior: Comunicación Social (Sitio Oficial ECI - UNC) |
Fecha de Nacimiento: 25 de Agosto de 1987

Artículos: 114

Recibí las ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario