Las caras y nombres de los 202 diputados que convalidaron la supremacía del FMI

COMPARTIR LA NOTA

Con un debate pobrísimo, que muestra la degradación del Parlamento, con hasta menos de  20 diputados escuchando la parla de sus colegas, y una ausencia de quórum que antes debía mantenerse permanentemente, y ahora solo en el inicio de la sesión y en la votación,  la Cámara de Diputados aprobó el convenio con el FMI. De los 202 votos afirmativos obtenidos, Juntos por el Cambio o Juntos por el FMI, aportó el 51 % de ellos (104 votos afirmativos y 4 ausentes) o sea equivalente al 96 % de esa bancada. Sus rostros y nombres, partidos al que pertenecen, y de donde son oriundos, figuran al final de esta nota, para el recuerdo que seguramente se suscitará.

Supremacía FMI, diputados, Juntos por el Cambio, Frente de Todos

Por su parte el Frente de Todos o Frente de Todos por el FMI, aportó otro 38 % (76 afirmativos, 14 abstenciones, y 28 negativos) o sea el 64 % de esa bancada. Los partidos provinciales aportaron el restante 11 % (10 votos afirmativos) o sea el 100 % de esas bancadas.  Sus rostros y nombres, partidos al que pertenecen, y de donde son oriundos, también figuran al final de esta nota, para el recuerdo que seguramente se suscitará. Y finalmente los partidos de izquierda y derecha unívocamente votaron un 100 % en contra del acuerdo (9 negativos) o sea el 100 % de esas bancas.

Supremacía FMI, diputados, Juntos por el Cambio, Frente de Todos

Los circunloquios de la ley y el otorgamiento de la supremacía al FMI

Esmerándose en los circunloquios y eufemismos, la ley que se votó finalmente dice textualmente en su único artículo: Apruébanse… las operaciones de crédito público contenidas en el “Programa de Facilidades Extendidas” a celebrarse entre el Poder Ejecutivo Nacional y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para la cancelación de los vencimientos del “Acuerdo Stand By” celebrado oportunamente en 2018 y para apoyo presupuestario.”

Por su parte la ley 27.612 del año 2021, que dispuso que ese trámite pasara por el Congreso, dice: Dispónese que todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI, así como también cualquier ampliación de los montos de esos programas u operaciones, requerirá de una  ley… que lo apruebe expresamente.”

Sirupíticamente, el oficialismo y la oposición llegaron a una solución de compromiso, tratando de escindir lo que es inescindible, como la cabeza del cuerpo, al deslindar el “programa de financiamiento” de la “operación de crédito público”. Ante la postura de la oposición de que no compartía en absoluto el “programa de financiamiento”.

Siendo el “programa de financiamiento” una parte inescindible de la “operación de crédito”, esto equivale a decir que subrepticiamente, sin declamarlo, lo que hizo en realidad la Cámara de Diputados, fue modificar la mencionada ley 27.612. A los efectos de poder arribar a un acuerdo y sancionar la ley pedida por el FMI, quién requirió que el acuerdo tenga la más alta aceptación social y política posible.

Fue una gambeta legal, que además le vino muy bien a muchos integrantes de distintas bancadas, para eludir las responsabilidades que les impone el artículo 29 de la Constitución Nacional a los integrantes del Congreso, que otorguen “sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna.”  

Ver FMI: el obsceno pacto Guzmán – Georgieva es peor que el Roca –Runciman      

Pero eso es concretamente lo que han hecho quienes votaron a favor de la ley, mal que les pese o se escabullan de ello, al aceptar instalar tácitamente en un despacho del Banco Central a una especie de virrey económico. Representado nada menos que con la figura del economista inglés y funcionario del Fondo, Ben Kamelson, como una cacheta adicional dada a los argentinos por parte del FMI.

La modificación de ley tiene también otra picardía, con resultado abierto, porque no obstante que supuestamente solo se votaba por si o por no, implica una modificación al Memorándum de Entendimiento pactado entre el ministro Guzmán y la gerente del FMI Kristalina Goergieva. Consistente en que la ampliación del préstamo en alrededor de 5.000 millones de dólares, que -congelado en la cuenta del FMI- debía destinarse a reforzar las reservas, ahora la ley dice que irá a “apoyo presupuestario”.

Esto representa que mediante una bicicleta de compraventa con el Banco Central, esto le permitirá al Gobierno contar con 500 mil millones de pesos adicionales, equivalentes el 1,2 % del PBI. Lo cual, alterando lo pactado en el Memorándum con el FMI, le ayudara sustancialmente a cumplir con la meta de disminución del déficit prevista en él.

Los discursos de los diputados

El discurso de los integrantes de Juntos por el Cambio, se basó esencialmente de que no eran el partido del default. No obstante haber sido quienes reintrodujeron al FMI en Argentina en el 2018, con un programa que fracasó, por eso el FMI lo discontinúo en la cuarta revisión, con descomunales vencimientos para el 2022 y 2023. Como para que el gobierno que viniera después quedara atrapado sin salida aparente dentro de los cánones del establishment.

Y conscientemente o no -más probablemente lo primero, sin confesarlo- lo que hicieron fue ponerle ahora una soga al cuello al gobierno, que quedo así atrapado con el default pendiendo de un hilo como la espada de Damocles sobre su cabeza, si se desvía de las metas comprometidas. Con las que además sembrara penuria en su base electoral, como ya lo hizo durante la pandemia, para que llegue manco a las elecciones del 2023. Y se imponga nuevamente en el gobierno alguien irrestrictamente subordinado a los EEUU, como Mauricio Macri.

Quedará asi la decisión del default no en manos del Gobierno sino del FMI, en base los informes del amigo ingles Kamelson. Y además la soga al cuello servirá como un torniquete, para sacarle más medidas por parte del FMI y EEUU. Ya sea contra su misma base electoral, o a favor de los intereses concentrados amigos. E incluso arrancarle decisiones de política exterior que nada tienen que ver con la economía, como se pudo ver recientemente en relación con las cuestiones de Venezuela, Nicaragua, Ucrania, etc.

El default fue descripto por estos legisladores algo así como si nos atacara Rusia como lo está sucediendo a Ucrania, enumerando escenarios dantescos. Ignorando el hecho de que en abril del año pasado se entró en default con la deuda externa privada, que parece subsistir ante la carencia total de crédito privado, y la tasa de riesgo país con bonos al mismo precio que cuando estaban en default.

A lo que se puede contraponer que la economía de Argentina creció o rebotó como nunca en su historia entre el 2003 y el 2005, al 9 % anual, mientras estaba en default. Tras haber prorrogado los vencimientos con el FMI, en base a una dura negociación por parte del presidente Néstor Kirchner y el ministro de Economía Roberto Lavagna en el 2003, con incluso incumplimientos de pagos al FMI, para forzar esa apuesta, y llevar el pago del Stand By al máximo con mínimas condicionalidades.

Supremacía FMI, diputados, Juntos por el Cambio, Frente de Todos

Lo que nada tiene que ver con la blonda negociación llevada adelante por el actual gobierno, que parece haberse dedicado a lavar las corresponsabilidades del FMI en el mega préstamo del 2018, para concentrarlas en Macri. A cambio de hacer un simulacro de un programa de Facilidades Extendidas, que haga supuestamente digerible una deuda cinco veces mayor. Y por ello como mínimo,  además de una quita por la corresponsabilidad, debería haber tenido un plazo cinco veces mayor..

Ver La pésima negociación del Gobierno con el FMI lindante con la traición

Por el lado del Frente de Todos, poniéndose mansamente y sin imaginación alguna la soga al cuello, abundaron los discursos posibilistas, del mal menor ante el abismo. Con citas a la ética de la responsabilidad versus la ética de las convicciones, y al famoso teorema de Raúl Baglini al respecto. Desconociendo que este diputado lo emitió en el año 1985, en el primer y único debate que hubo respecto la deuda externa heredada de la dictadura, cuya aceptación exigía el FMI durante la presidencia de Ricardo Alfonsín. Y cuatro años después su gobierno se hundió, por culpa de esa deuda que se puso al hombro, y tuvo que abandonar anticipadamente el poder.

También al teorema de Baglini se lo usó ampliamente durante la presidencia de Carlos Menem, en la cual bajo la tutela del FMI y el Banco Mundial, se rifaron todos los bienes colectivos de Argentina, a cambio de incobrables papeles de la deuda externa. Y luego también se abusó de su cita durante el gobierno de Fernando de la Rúa, quien también tuvo que abandonar anticipadamente el gobierno tumbado por la deuda, cuando el FMI discontinuó con su préstamo en el 2001, como hizo luego con Macri en el 2019. El que mira el pasado el futuro advierte.-

Las caras y nombres de los 202 diputados vasallos que convalidaron la supremacía del FMI y la sumisión de Argentina

(En algunos navegadores no se visualizan las imágenes, pero si bajas la nota en pdf la podrás tener para el recuerdo)

Ver también:
Las malas praxis del FMI (1) 1976 – 2006 Resumen  
Las malas praxis del FMI (2) Introducción y Dictadura Militar 
Las malas praxis del FMI (3) – Alfonsín la deuda y la década perdida 
Las malas praxis del FMI (4) – Menem y la ejecución de Argentina por la deuda externa impagable 
Las malas praxis del FMI (5): su defección criminal respecto la convertibilidad 1 $ = 1 u$s
Las malas praxis del FMI 6: De la Rúa y el Blindaje, el boquete para el vaciamiento de los bancos
Las malas praxis del FMI 7: su complicidad con el vaciamiento financiero del 2001 para pagar la deuda
Las malas praxis del FMI 8: el déficit cero para alimentar la fuga y la cobertura que aportó Carrió
Las malas praxis del FMI 9: sus engaños en 2002 para brindar impunidad a los banqueros vaciadores
Las malas praxis del FMI 10: el fraude en las leyes que exigió de Quiebras y Subversión Económica

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Imagen por defecto
Redacción STDP

Redacción de Striptease del Poder: Colaboradores, Periodistas, Investigadores Especialistas en Economía y Política, Nacional e Internacional, Invitados Especiales, Cartas de los lectores.

Artículos: 163

Recibí las ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

2 comentarios

Deja un comentario