Las malas praxis del FMI 9: sus engaños en 2002 para brindar impunidad a los banqueros vaciadores

COMPARTIR LA NOTA

En esta novena entrega de “Las malas praxis del FMI”, se reproduce el capítulo séptimo del informe confeccionado en el 2005 por el entonces diputado hoy fallecido Mario Cafiero y Javier Llorens titulado, “El trasfondo de la  debacle argentina  – La responsabilidad que le cabe al FMI y a los sucesivos gobernantes democráticos que se sucedieron”.

Ver Las malas praxis del FMI (1) 1976 – 2006 Resumen  
Ver 
Las malas praxis del FMI (2) Introducción y Dictadura Militar 
Ver 
Las malas praxis del FMI (3) – Alfonsín la deuda y la década perdida 
Ver 
Las malas praxis del FMI (4) – Menem y la ejecución de Argentina por la deuda externa impagable 
Ver 
Las malas praxis del FMI (5): su defección criminal respecto la convertibilidad 1 $ = 1 u$s
Ver 
Las malas praxis del FMI 6: De la Rúa y el Blindaje, el boquete para el vaciamiento de los bancos
Ver Las malas praxis del FMI 7: su complicidad con el vaciamiento financiero del 2001 para pagar la deuda
Ver Las malas praxis del FMI 8: el déficit cero para alimentar la fuga y la cobertura que aportó Carrió

En esta entrega se describe las enormes presiones de diversa índole que ejerció descaradamente el FMI, para lograr que el Congreso enmendara las modificaciones que había introducido en la ley de quiebras al declarar la emergencia económica en enero del 2002, para impedir que los acreedores financieros se hicieran fácilmente de las empresas en concursos y quiebras.

Y para que derogara la llamada ley de subversión económica, sancionada por el gobierno peronista en diciembre de 1974. Cuyas figuras penales atrapaban directamente a los banqueros que habían perpetrado el vaciamiento de sus bancos, mediante hacer desaparecer las reservas que pertenecían a sus ahorristas, lo cual finalmente derivó en la instalación del “corralito bancario” que indignó a la sociedad argentina.

El FMI tuvo como notable colaborador en esa faena a Eduardo Amadeo, un hombre del riñón de EEUU, quien se había desempeñado junto con los banqueros Rohm como anfitrión de la delegación de mega banqueros encabezados por el difundo David Rockefeller, que visitó a Buenos Aires en marzo del 2001. Para asegurarse el nuevo arribo de Domingo Cavallo al ministerio de Economía, munido de súper poderes.

Ver Eduardo AMADEO, el delegado del Tío Sam

Y dar así inicio a la maniobra de vaciamiento de los bancos, mediante sustituir sus elevadísimas reservas en efectivo, por títulos públicos basura de la deuda que iban al default. Lo que posibilitó la salida del país de 30 mil millones de dólares, que dejaron como secuela la destrucción del sistema financiero argentino, la paralización de su economía monetaria, y la elevación de la pobreza estructural de los argentinos a un escalón más arriba.

No obstante, o quizás por ello, al asumir Eduardo Duhalde la presidencia a principios del 2002, Amadeo reapareció como vocero presidencial. Y desbordando largamente este rol tuvo una actuación estelar durante el proceso con el cual el FMI embocó al presidente Duhalde y a todos los argentinos. Mediante el canto de sirena y la exhibición de la zanahoria de una posible asistencia financiera masiva, cuyas cifras iban de los 13 mil a los 29 millones, para que el Argentina pudiera zafar de la varadura en que se encontraba, y que nunca llegó, a cambio de la modificación y/o derogación de esas leyes.

Ver Recuerdos del 2001: la ficha sucia de los candidatos Prat Gay, Amadeo, Heller, y Olivera en 2009

La intervención de Amadeo fue tan decisiva, que incluso aparece mencionado en la documentación del FMI, como se verá seguidamente. E incluso llegó a hacer de traductor de Duhalde con sus autoridades, lo que hacer recordar el dicho de “traduttore, traditore”. Y de esa manera tras la sanción de las leyes exigidas por el FMI, primero se ganó el puesto de sub jefe de Gabinete, y luego de embajador en EEUU.

Las evidencias del deliberado engaño llevado adelante por el FMI con esa finalidad, surge de la misma documentación del Fondo, como se podrá apreciar seguidamente, en los extractos obtenida de ella. La cual además de mostrar como un gobierno y un país puede ser engañado como a un niño al que se le muestra un chupetín, enrostra actualmente a la degradada elite argentina. Dado que en ella se puede apreciar que los problemas que hoy soporta, son los mismos que tenía 20, 30, y 40 años atrás. Inflación, déficit fiscal, ausencia de anclas monetarias y cambiarias, falta de reservas, fuga de divisas, pobreza, etc.

Ver El plan estúpido del FMI y Macri que causó un enorme estrago en la economía

La peligrosa ley de Subversión Económica

El artículo 6 de la ley de “Subversión económica” (Nº 20.840) establecía que: Será reprimido con prisión de dos a seis años y multa de diez mil a un millón de pesos, si no resultare un delito más severamente penado, el que, con ánimo de lucro o maliciosamente, con riesgo para el normal desenvolvimiento de un establecimiento o explotación comercial, industrial, agropecuaria, minero o destinado a la prestación de servicios, enajenare indebidamente, destruyere, dañare, hiciere desaparecer, ocultare o fraudulentamente disminuyere el valor de materias primas, productos de cualquier naturaleza, máquinas, equipos u otros bienes de capital, o comprometiere injustificadamente su patrimonio.

Las penas señaladas se agravarán en un tercio:
a) Si el hecho afectare el normal suministro o abastecimiento de bienes o servicios de uso común;
b) Si condujere al cierre, liquidación o quiebra del establecimiento o explotación.
Las penas se elevarán en la mitad:
a) Si el hecho causare perjuicio a la economía nacional;
b) Si pusiere en peligro la seguridad del Estado.

Es claro que este artículo atrapaba directamente a las autoridades de los bancos, cuyas reservas habían desaparecido como consecuencias de las maniobras narradas en las notas 6, 7, y 8 de esta serie. Cuya parte principal había ido a parar a manos de los megabancos de EEUU, a cambio de títulos basura de la deuda argentina, de la que anticipaban su default.

Y otra parte se había escurrido en manos de inescrupulosos banqueros, que explotando la maniobra que habían facilitado José Luís Machinea con el Blindaje del año 2000, y Domingo Cavallo, y Daniel Marx con el Megacanje y los Préstamos Garantizados a favor de esos megabancos, empapelaron a su vez a sus bancos con títulos de esa misma deuda camino al default.

Los cantos de sirena del FMI

Tras la asunción como presidente de Eduardo Duhalde el 2 de enero de 2002, mientras que una multitud de indignados ahorristas golpeaban las rejas y chapas con que se habían blindado lo que antes eran elegantes bancos y financieras, el FMI comenzó desde Washington sus cantos de sirena. Basados en esencia en mostrarle al burro la zanahoria de un posible financiamiento masivo, para que Argentina pudiera salir del pozo en que se había hundido, con la destrucción de su sistema financiero bimonetario, el que luego nunca llegó.

https://www.imf.org/en/Countries/ARG#whatsnew

11 de enero

El 11 de enero de 2002 la subdirector Gerente del FMI Anne O. Krueger, en una rueda de prensa manifestó: “Todos, aquí en el Fondo, estamos muy preocupados por la situación en Argentina… estamos dispuestos a ayudar a Argentina en este momento extremadamente difícil. Hemos estado en estrecho contacto y seguiremos estando en estrecho contacto con las autoridades. Como probablemente sepa, ya hemos tenido a algunos de nuestros empleados allí”. 

Apuntó además entre otras cosas que las nuevas autoridades argentinas “han reconocido correctamente que tienen que hacer algo para salvaguardar el sistema bancario”. Y finalizó la rueda diciendo: “Permítanme enfatizar una vez más que esto es un trabajo en progreso. No es algo que se complete. Hay un diálogo continuo, una excelente cooperación hasta ahora.

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Anne O. Krueger

16 de enero

Seguidamente el 16 de enero del 2002, el Directorio Ejecutivo del Fondo aprobó una solicitud de Argentina para prorrogar por un año el reembolso 933 millones de dólares que vencía al día siguiente, que había sido comprometido por Machinea el año anterior. En el comunicado de prensa al respecto expresó además siguiendo con su canto de sirena:

«La decisión del Directorio muestra el deseo del Fondo de ayudar a Argentina a superar su difícil situación económica y social. El Directorio acogió con satisfacción el compromiso de las autoridades argentinas de trabajar en estrecha colaboración con el FMI y desarrollar una estrategia integral para restaurar el crecimiento sostenido. El FMI está listo, en cooperación con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo, para ayudar en el desarrollo de dicha estrategia. El Fondo se concentrará en áreas centrales como el régimen cambiario, el sistema bancario, el marco de política fiscal y el régimen de política monetaria.»

17 de enero

Al día siguiente 17 de enero de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI Thomas C. Dawson, en una conferencia de prensa, ante la pregunta respecto el crédito de alrededor del 500 % de la cuota recibido por Argentina, puso la zanahoria delante del burro, diciendo: un tercio del programa original aún no se ha desembolsado, por lo que hay dinero que se puede reprogramar en el contexto del nuevo programa, si las autoridades lo preguntan y si va en esa dirección”.

“Lo que se podría hacer adicionalmente lo veríamos en ese momento. Ahora bien, ciertamente parece haber un gran interés por parte de la comunidad internacional por apoyar a Argentina en este punto en el desarrollo de una nueva estrategia integral, como señaló anoche el Director Gerente en su comunicado. Y estamos en contacto con otras instituciones multilaterales y, por supuesto, varios gobiernos han expresado interés y apoyo a Argentina.”

Y agrego más adelante: “También quiero señalar que ha habido un cambio en la gestión en el Banco Central de Argentina esta mañana con Mario Blejer asumiendo la presidencia. Mario es, por supuesto, alguien muy conocido en el Fondo. Lo felicitamos por su nombramiento y esperamos trabajar con él”.

Recalcando más adelante respecto un posible apoyo financiero: “muy a menudo, en realidad, parte del dinero que se destina a ese programa era dinero que se había anticipado en el otro programa. Entonces no son exactamente aditivos. En cierto sentido, son complementarios.”

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Thomas C. Dawson

25 de enero

El 25 de enero de 2002, en una conferencia de prensa, la directora Krueger dijo respecto Argentina: “durante toda la semana, y tal vez incluso parte de la semana pasada, hemos tenido una misión monetaria allí que analiza algunos de los problemas del sistema bancario financiero y trabaja con las autoridades para tratar de comprender mejor lo que está involucrado allí.” 

“Hasta ahora hay muchas discusiones, tanto en Argentina entre nuestros equipos y las autoridades argentinas, como también de ida y vuelta con Washington. Estamos ansiosos por trabajar con ellos, ansiosos por poder apoyarlos y, por supuesto, queremos ver una salida lo más rápida posible de su difícil situación actual.”

28 de enero

El 28 de enero de 2002, el Director Gerente del FMI Horst Köhler, en la “Conferencia sobre la humanización de la economía mundial”, organizada por los Consejos Espicopales canadiense, latinoamericano, y estadounidense, echándole la culpa a Argentina por sus males, expresó:

“En el FMI estamos profundamente preocupados por la agitación social y las dificultades en Argentina. Aumentamos nuestro apoyo financiero para Argentina dos veces en menos de 12 meses. A fines del año pasado, sin embargo, quedó claro que no había la unidad política necesaria en Argentina para implementar la estrategia que ellos mismos habían elegido. Estoy dispuesto a discutir el papel del FMI en esta tragedia.”

“Pero debemos tener cuidado: el problema central, y por lo tanto la clave para una solución, está claramente dentro de la propia Argentina. Durante la última década, hubo importantes reformas y logros. Pero las reformas no se llevaron a cabo de manera coherente ni integral. En particular, no existía una política fiscal sólida y el marco institucional del Estado y la sociedad seguía siendo demasiado débil.”

Seguidamente agregó: “Confío en que el presidente Duhalde reconozca las causas de la crisis. Su intención de pasar a un tipo de cambio flotante unificado, respaldado por políticas monetarias y fiscales sólidas, es una buena noticia. Al mismo tiempo, ha habido otras señales que confunden a los inversionistas y al pueblo argentino. Es evidente que es necesario un plan integral y coherente para superar la crisis económica y social, aunque también debemos ser conscientes de que no todo se puede remediar en unas pocas semanas.”

“Mi conclusión de esto es que las autoridades argentinas deberían trabajar aún más de cerca con la comunidad internacional. Para el FMI, no hace falta decir que queremos ayudar a Argentina a encontrar la salida de esta crisis. Dentro de nuestro mandato, estamos listos para el diálogo, la asistencia técnica y también el apoyo financiero.”.

Ese mismo día el Fondo emitió un comunicado diciendo: “El FMI, el BM y el BID están colaborando estrechamente para ayudar a Argentina. En este contexto, el director gerente del FMI, Horst Köhler, el presidente del Banco Mundial, James D. Wolfensohn, y el presidente del BID, Enrique Iglesias, se reunieron hoy en la sede del FMI en Washington, DC para discutir sobre Argentina. Después de su reunión, emitieron el siguiente comunicado:

“Deseamos expresar nuestra profunda preocupación por la continua angustia económica y social en Argentina y reiterar la disposición del FMI, el Banco Mundial y el BID para ayudar al pueblo argentino a superar los enormes desafíos que enfrenta.”

«El FMI seguirá trabajando rápidamente con las autoridades argentinas en la definición y formulación de un plan económico sólido y completo para superar la crisis. Los objetivos del plan, que el FMI podría apoyar con asistencia financiera, son reactivar la actividad, preservar la estabilidad macroeconómica y sentar las bases para el crecimiento. En este contexto, el FMI ya está brindando asistencia técnica en la gestión bancaria, presupuestaria y de deuda, y el personal del Fondo viajará nuevamente a Argentina esta semana.”

“El FMI se coordinará con otros esfuerzos en esta área. El Banco Mundial y el BID están listos para acelerar los préstamos actuales a Argentina para brindar asistencia inmediata a fin de abordar las necesidades sociales más urgentes, en áreas como educación, salud y nutrición».

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Horst Köhler

31 de enero

El 31 de enero de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI Dawson,  dio cuenta de la labor del equipo del FMI liderado por Claudio Loser, Thomas Reichman, y John Thornton que estaban en Argentina, y tomó nota de noticias periodísticas que anunciaban un posible apoyo financiero a Argentina por 15.000 / 20.000 mil millones de dólares, diciendo:

“.. las discusiones van bien… para trabajar con las autoridades, para ver qué asistencia podemos brindarles en la elaboración de un programa integral y sostenible… . Estamos analizando con ellos la naturaleza de su programa y luego, después de eso, hablaremos con ellos sobre cómo podríamos apoyarlo financieramente.”

Ciertamente es prematuro hablar sobre la naturaleza del apoyo financiero del Fondo, pero obviamente esa es la vía en la que estamos operando y que puede finalizar en términos de apoyo financiero. He notado en la prensa de esta mañana algunos comentarios sobre posibles tamaños de paquetes; eso todavía es prematuro.” 

8 de febrero

El 8 de febrero de 2002, Horst Köhler, Director Gerente del FMI, dijo: «Doy la bienvenida y espero con interés la visita del ministro Jorge Remes Lenicov el próximo martes. La reapertura de los bancos y los mercados cambiarios será un buen paso adelante. El Fondo continúa trabajando en estrecha colaboración con las autoridades en sus esfuerzos por formular un Programa económico integral y sostenible».

13 de febrero

El 13 de febrero de 2002, mientras la delegación argentina encabezada por el ministro de Economía Remes Lenicov seguía aun en Washington, el Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI  Dawson, en una conferencia de prensa hizo una serie de declaraciones sugestivas. Comenzado por las reiteradas citas que hizo del vocero presidencial Eduardo Amadeo, que parecía ocupar un lugar estelar por sobre el mencionado ministro. Entre otras cosas dijo al respecto:

“Creo que el vocero presidencial, Sr. Amadeo, hizo un trabajo bastante efectivo antes de salir de Buenos Aires, así como cuando llegó aquí a Washington, de indicar que este es un proceso que va a tomar algún tiempo y que el propósito de este viaje no es llegar a acuerdos dramáticos de ningún tipo, y esa no debe ser la expectativa”.

Al ser interrogado respecto como marchaban las negociaciones Dawson, evidenciado lo que se conoce como las “pre condicionalidades” del FMI, respondió: “no la hay. No tenemos una fecha para la misión en este momento… oficialmente, las negociaciones no han comenzado porque ese no es el estado, pero obviamente de lo que estamos hablando es de un proceso que llevaría a tener una misión negociadora, por ejemplo. Pero no tenemos fecha ni nada en este momento. Entonces eso no quiere decir que no estén discutiendo temas, pero creo que negociar no es lo que está sucediendo.”

Por su parte el interrogador, poniendo el dedo en la llaga, insistió: “¿Puede explicar un poco más la diferencia entre lo que están discutiendo y lo que discutiría una misión? Porque si están discutiendo el programa de alguna manera. Entonces, ¿por qué no es formalmente una negociación?

Tras el enredo por parte de Dawson para tratar de explicar eso, el interrogador señaló: “El Viceministro de Economía de Argentina mencionó esta mañana que Argentina necesita entre $ 22 y $ 23 mil millones. ¿Es demasiado prematuro hablar de cantidades de dinero y ha habido alguna discusión?”

Ante lo cual Dawson dijo: “Sí, ciertamente es prematuro hablar de números. No hay ningún paquete o conjunto de números sobre la mesa… entiendo que esa es también la opinión de la delegación argentina que está aquí arriba. No estamos en el punto de discutir paquetes o números.” Pero seguidamente, aprovechando una nueva pregunta del interrogador dejo la zanahoria del burro puesta ante la nariz de Duhalde, diciendo:

“Quedan aproximadamente $ 8 mil millones por desembolsar, aproximadamente $ 8 mil millones con el programa anterior… Para que eso esté disponible, se requiere que el programa sea modificado o que se instituya un nuevo programa, con el dinero, de una manera u otra, incorporado a un nuevo programa. Pensé que eran $ 8, pero está más cerca de los $ 9 mil millones restantes.” 

Por su parte el interrogador, insistiendo en poner el dedo en la llaga, dijo: “Amadeo reconoció ayer que Argentina tiene un problema de credibilidad. Dijo que la tarea aquí es reconstruir la credibilidad. A medida que avanza en esa discusión y avanza en las negociaciones, ¿es razonable esperar que Argentina no solo tendrá que adoptar, sino también implementar previamente algunas políticas para que todo este proceso llegue a una conclusión positiva?”

Ante lo cual Dawson precisó: “¿La pregunta será si habrá acciones previas?”. Y ante la respuesta de “sí” por parte del interrogador, no pudo menos que reconocer respecto las mentadas “pre condicionalidades” del FMI, diciendo:

“Hay muy pocos programas en los que no haya acciones previas. Así que no puedo imaginar que habría un programa sin acciones previas, pero no creo que nadie haya llegado al punto en el que digan que esto debe hacerse, ya sabes, antes de la «X» fecha o antes de » X «punto en el proceso, y esto puede esperar 3 meses y puede esperar 8 meses. No estamos en ese punto.”

Ese mismo día el director gerente del FMI, Horst Köhler, se mostró sumamente empático con Argentina, diciendo: «La gerencia y el personal técnico del FMI han mantenido conversaciones muy positivas y cordiales con el ministro de Economía de Argentina, Jorge Remes Lenicov, y sus colegas durante los últimos dos días. Este fue un buen comienzo para una nueva relación y hubo un amplio acuerdo sobre el análisis de la situación económica y económica social.”

“Revisamos las gestiones realizadas hasta el momento por las autoridades, incluida la bienvenida reapertura de los mercados financieros. Coincidimos en la necesidad de que Argentina cuente con un programa integral y consistente que promueva el crecimiento sostenible. Seguiremos en estrecho contacto con el ministro Remes y el equipo argentino, y continuaremos  brindando asesoría y apoyo.”

25 de febrero

El 25 de febrero de 2002, el Director del  Departamento de Relaciones Externas del FMI Dawson, le envió un carta al editor del periódico japonés The Daily Yomiuri, que había publicado una nota del economista Makoto Utsumi con título «El FMI debe ayudar a guiar a Argentina hacia la recuperación», donde afirmaba que el FMI «se negó a extender una mano de ayuda a Argentina”.

En su carta Dawson señaló que “durante gran parte de la década de 1990, Argentina implementó políticas locales, con el apoyo y el asesoramiento del FMI, y logró superar la casi hiperinflación y hacer crecer una economía estancada. Su instrumento de elección fue la caja de conversión, un régimen que exige políticas presupuestarias excepcionalmente disciplinadas. Argentina luchó continuamente con este desafío.”

“Cuando se tomaron nuevas medidas fiscales en agosto de 2001, muchos instaron al FMI a retener cualquier apoyo adicional. De hecho, el FMI —y la comunidad internacional— decidieron que se trataba de un paquete suficientemente creíble y prosiguieron sus préstamos. La experiencia de Argentina muestra que, independientemente del régimen cambiario que se adopte, no importa cuánto apoyo externo reciba y no importa cuán fuertes sean las personalidades, en última instancia, es la confianza de la gente y los mercados en la fortaleza subyacente de las políticas nacionales lo que realmente cuenta.”

Señalando finalmente: “Lejos de adoptar una «actitud de esperar y ver qué pasa», el FMI está en contacto continuo con las autoridades argentinas durante estos días excepcionalmente difíciles mientras las nuevas autoridades consideran el curso de acción correcto.”

28 de febrero de 2002

El 28 de febrero de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas Fondo Monetario Internacional Dawson, en un nueva una conferencia de prensa, ante la pregunta de la opinión del FMI por el acuerdo fiscal llegado por parte del gobierno de Argentina con las provincias, respondió:

“Hemos recibido el texto y demás del acuerdo, y también hemos tomado nota esta mañana de la indicación del ministro Remes Lenicov de que esperaba que una misión del Fondo viajara en un futuro próximo. De hecho, desde nuestro punto de vista, esta es una señal muy bienvenida ya que hemos estado esperando una señal de las autoridades para que una misión descienda. Hemos estado esperando esa invitación de las autoridades. Así que, con suerte, esto va por buen camino.”

Seguidamente agregó: “quiero enfatizar que queda una cantidad considerable de trabajo por hacer, no solo en términos de comprensión total este acuerdo particular con las provincias, pero también la situación fiscal general, la situación del sector bancario, cuestiones relativas al trato de los inversores tanto nacionales como extranjeros.”

“Así que queda mucho trabajo por hacer. Sigue siendo un desafío muy importante. Esto va a requerir mucho trabajo y nos ha preocupado que haya estado pasando el tiempo. Sin embargo, ahora creo que es una buena señal de que podremos iniciar las negociaciones en Buenos Aires en un futuro próximo.

A continuación Dawson dio cuenta de la creación del “Departamento de Operaciones Especiales”, dependiente de la subdirectora General Anne Krueger, encabezado por Anoop Singh, que iba a liderar la misión en Argentina. Explicó que dicho departamento estaba destinado “para casos de países críticos, como Argentina”, porque “el enfoque tradicional de los equipos dirigidos por departamentos de área han demostrado ser algo que no ha funcionado tan bien como desearíamos”.

Seguidamente un interrogador pregunto: “Mencionaste a los bancos como uno de los temas críticos. ¿Podrías dar más detalles sobre eso? Y, específicamente, ¿es bastante concebible que el dinero del Fondo se utilice en un ejercicio de recapitalización?” A lo que Dawson respondió:

“obre la recapitalización, creo que es demasiado pronto para responder a la pregunta de si el apoyo del Fondo, si hay algún apoyo del Fondo, cómo se utilizaría. Esa es una pregunta que, obviamente, surge en los casos de países, y ciertamente es un caso que surgirá en el caso de Argentina. Pero la recapitalización del sector bancario es obviamente un tema importante allí.”

Dawson finalizó su exposición respecto a Argentina, aceptando, ante la insistencia del interrogador, que habían estado esperando una invitación por parte de Argentina para enviar una misión, desde la visita de Remes Lenicov dos semanas atrás. “En ese momento estábamos listos para enviar una misión, y la indicación era que, ya sabes, nos invitarían cuando estuvieran listos para invitarnos”.  Asegurando al respecto: “Yo mismo lo hablé con el Sr. Amadeo, así que había quedado muy claro.”

4 de marzo de 2002

El 4 de marzo de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas Dawson, en una carta al editor enviada a Steve Forbes en relación a lo afirmado en la revista «Fact and Comment» (21 de enero, p. 22) de que el FMI sirve como «aliado involuntario de Al Qaeda», afirmó que esa afirmación “es una tontería. También es un ataque a los 183 países propietarios del Fondo y son la columna vertebral de la respuesta internacional al 11 de septiembre”.

Defensivamente, en relación a la convertibilidad y su catastrófico final, Dawson prosiguió diciendo: “Al igual que en Turquía y Argentina, el FMI apoya reformas internas destinadas a resolver una crisis económica. El régimen cambiario es la elección del país. El FMI apoya esa elección, ya sean tipos de cambio flotantes, tipos de cambio fijos, o dolarización. En cada caso, sin embargo, el país debe implementar políticas económicas que hagan que la elección funcione, porque los mercados, en última instancia, serán los que juzguen”.

Ese mismo día Dawson anunció que FMI “enviará una misión a Argentina para realizar una evaluación integral de la situación económica actual del país y ayudar a las autoridades a desarrollar un programa sostenible. El Sr. Anoop Singh, quien ha sido nombrado Director de Operaciones Especiales del FMI, encabezará la misión y partirá el martes 5 de marzo hacia Buenos Aires.”

“El propósito de la visita es hacer una evaluación integral de los avances de Argentina en todas las áreas principales de su programa económico.  Esta será la primera vez bajo el actual gobierno argentino que un equipo del FMI examinará de manera integrada todas las áreas de la economía. Anticipamos que la misión regresará a Washington para compartir su evaluación con la Administración y la Junta Ejecutiva antes de continuar las discusiones sobre un programa respaldado por el Fondo», agregó el Sr. Dawson.

13 de marzo de 2002

El 13 de marzo de 2002 el director del Departamento de Relaciones Externas del FMI Dawson, dio en Londres una conferencia de prensa, donde primó el tema de Argentina. En la que confirmo que el director del FMI se iba a entrevistar con el presidente de Argentina Duhalde en Monterrey, en la Conferencia de la ONU sobre Financiamiento.

Ante la pregunta de un interrogador: “El presidente Cardoso criticó duramente al FMI hace un par de días en relación a la crisis en Argentina, y el ministro argentino, dijo que este gobierno era la última oportunidad para una transición al próximo gobierno electo. Entonces mi pregunta es por qué el apoyó a Argentina durante mucho tiempo ha fallado, y ahora el FMI se resistes a apoyar.” A lo que Dawson respondió, moviendo la zanahoria delante de las narices del presidente Duhalde:

“Tenemos una misión de fondos, una misión de fondos grandes en Buenos Aires en este momento. Con respecto a la historia reciente del Fondo en apoyo de Argentina, el Fondo sí apoyó el sistema de caja de conversión argentino desde el período de 1989 hasta el otoño pasado. Fue un período en el que hubo un grado sustancial de éxito. El período 1991-1997 fue un período de crecimiento real en Argentina; se congeló al 7%, la inflación se mató.” 

“Claramente hubo un punto en el que el sistema comenzó a tener problemas, hace un par de años, hace tres años. El Fondo continuó trabajando con las autoridades para tratar de ayudarlas a ajustar sus políticas, pero fueron y son sus políticas. La elección de la caja de conversión, la elección de cualquier régimen monetario, es la elección soberana de un país.” 

“…Con respecto a la situación actual con el gobierno argentino, como dije, estamos trabajando muy de cerca con ellos. Es una situación muy difícil. No pasamos por alto ni subestimamos las dificultades sociales a las que se refirió en su pregunta y, de hecho, son muy, muy graves. Como he dicho en ocasiones anteriores, es más importante lograr que las políticas se adopten correctamente que necesariamente hacerlo rápidamente.” 

Más adelante, en forma desordenada por efecto de los problemas de audio que afectaban a quienes interrogaban, Dawson se despachó diciendo: “La dificultad en Argentina fue la incapacidad de cumplir, por ejemplo, con la denominada legislación de déficit cero que fue una propuesta argentina… El actual programa turco, el ajuste positivo, en la dirección del superávit ha sido algo del orden del 6 o 7% del PIB, donde en la situación argentina apenas era del 1%… eso no quiere decir que estemos pidiendo un ajuste fiscal de esa naturaleza en Argentina.”

“Reconocemos las dificultades sociales, reconocemos los problemas allí, pero la idea de que hay un enfoque diferencial, creo que hay que tener en cuenta cuáles son las diferencias entre los países y las situaciones de los países y adaptamos nuestro asesoramiento a las circunstancias. del país individual, La situación argentina es diferente.. La situación argentina es extremadamente difícil y todos estamos tratando de trabajar juntos para encontrar la manera de ayudarlos…”

“No se espera que ocurran milagros de la noche a la mañana en términos de opción completa de un programa. Por otro lado, es necesario hacer un progreso sustancial para poder demostrar, no solo al FMI sino a los mercados y, de hecho, al pueblo argentino, que el programa avanza de manera sostenible. Entonces no se trata de exigir la adopción de un programa amplio y arrollador, en una situación tan difícil como la de Argentina.”

Seguidamente en términos eufemísticos, se despachó respecto la “pre condicionalidad” de la derogación de la ley de subversión económica: “Quiero decir que no sabremos cuál sería la naturaleza de un nuevo acuerdo en términos de referencia hasta que lleguemos a ese punto… esta iba a ser una misión inicial de tamaño y alcance sustanciales, no formalmente una misión de negociación. El siguiente paso podría ser una misión de negociación y es un proceso de fase.”

“Ha habido tensiones graves y el corralito es uno de los aspectos del mismo. Creo que la necesidad de retener o recuperar la confianza de los inversores, tanto nacionales como internacionales, es un factor importante. Creemos que continuar con la confianza de la inversión extranjera y nacional tiene mucho que ver con que Argentina vuelva a una especie de proceso de crecimiento. Y creo que está claro tanto a nivel nacional como internacional que hay algo de crisis de confianza que proceden de las estructuras legales, que han afectado negativamente la confianza, no solo de los inversionistas internacionales, sino del pueblo argentino”.

“Entonces es un tema muy complicado. Estas otras cuestiones no son en sentido estricto macroeconómicas, pero son de suma importancia. Algunas de las preguntas anteriores aquí han sido “¿El Fondo tiene en cuenta situaciones sociales?”, Claramente lo hacemos en Argentina. Y la preocupación por las estructuras legales regulatorias es otro ejemplo, algo que no está estrictamente en nuestro mandato, pero que debemos tener en cuenta.”

“Entonces no puedo darte a elegir entre el corralito y la situación provincial. De hecho, creo que estoy dejando claro que es mucho más amplio que eso. Incluso la situación fiscal, simplemente no es un problema provincial. Me refiero a que se ha avanzado. La apertura del mercado cambiario ha sido menor de lo que muchos esperaban, se ha procedido a la reapertura parcial del sistema financiero. Es un sistema flotante y la moneda… en la situación actual, un régimen de tipo de cambio flotante es el adecuado.” 

“No tienen la capacidad de utilizar grandes cantidades de reservas para defender una moneda. Entonces, creo que un régimen de tipo de cambio flotante es apropiado en el tipo de situación que enfrentan. La capacidad de funcionar sin ese sistema se vería reforzada, si logran avanzar en todas las otras áreas que estaba discutiendo con la pregunta anterior.”

Finalmente al ser interrogado por las “investigaciones sobre corrupción en Argentina”, Dawson se lavó las manos diciendo: “Bueno, lo hacemos, somos parte de la fuerza laboral internacional, por así decirlo, en temas de terrorismo y lavado de dinero y brindamos asistencia técnica sustancial a los países en términos de fortalecer sus sistemas financieros, estándares y códigos, etc. No somos una agencia de aplicación de la ley.”

“Por otro lado, el efecto de nuestro asesoramiento y asistencia técnica, etc., es ayudar a fortalecer y hacer más transparentes los sistemas. No estoy seguro de que tengamos ninguna experiencia en particular en las áreas que se están investigando, pero es evidente que las cuestiones de gobernanza siempre son importantes.”

15 de marzo

El 15 de marzo de 2002, Anoop Singh, Director de Operaciones Especiales y jefe de la misión del FMI en Argentina, emitió ese día en Buenos Aires un comunicado donde decía entre otras cosas: «Durante los últimos 10 días, un equipo de la misión del FMI ha estado en Buenos Aires para evaluar la situación económica y discutir con el gobierno los elementos de un programa económico integral para resolver las dificultades actuales que enfrenta Argentina y allanar el camino para un crecimiento sostenido.”

«Tal programa tiene como objetivo estabilizar la situación financiera de Argentina y sentar las bases para reanudar el crecimiento. Las discusiones se centraron en establecer completamente un marco macroeconómico realista, políticas fiscales y monetarias consistentes, reformas estructurales e institucionales fundamentales para restaurar la confianza en el sistema bancario, y pasos para establecer un ambiente de negocios ordenado y justo.”

«Una de las principales preocupaciones de la misión fue abordar el tema de la sustentabilidad fiscal mientras se protege a los miembros más pobres de la sociedad… La aprobación del presupuesto 2002 por parte del Congreso, así como el reciente acuerdo entre el Gobierno y los Gobernadores Provinciales, son pasos importantes en esa dirección…”.

«Las reformas estructurales e institucionales previstas incluyen medidas para recuperar la confianza en los sectores bancario y empresarial… El gobierno y el Banco Central están trabajando en medidas adicionales para restaurar la confianza de los depositantes e inversores. Esto incluye la creación de un régimen de insolvencia reconocido internacionalmente. El gobierno también tiene la intención de actuar rápidamente para establecer contactos estrechos con sus acreedores externos destinados en la normalización de las relaciones y el restablecimiento de la financiación del comercio.”

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Anoop Singh

21 de marzo

El 21 de marzo de 2002, la Subdirectora Gerente del FMI Anne O. Krueger, dio una conferencia de prensa sobre Rusia, en la que fue preguntada diciendo: “Hay algún tipo de declaración del Secretario del Tesoro anticipando que la economía argentina está básicamente en condiciones de obtener el apoyo del FMI… ¿qué debe hacer Argentina para obtener nuevos préstamos y si cree que podrá hacerlo y el tamaño de los préstamos que puede obtener?

A lo que Krueger respondió: “en cuanto a lo que Argentina debe hacer, hay una respuesta muy corta, pero esa respuesta corta esconde más de lo que dice. Y la respuesta breve es que lo que tendrían que hacer las autoridades argentinas sería elaborar un programa de políticas económicas que prometiera una salida a sus dificultades económicas actuales que fuera sostenible o, dicho de otro modo, que básicamente, lo que tendría que pasar sería que las autoridades argentinas tendrían que elaborar un programa en conjunto con el Fondo bajo el cual, sí, podrían necesitar algún apoyo nuestro ahora, pero dentro de un período de tiempo muy corto, su propia economía estaría generando los ingresos y otros recursos que necesitan para su propia reanudación del crecimiento económico.”

“Eso, por supuesto, implicaría cambios en algunos aspectos de la política fiscal para que su déficit fiscal, prospectivamente, se reduzca, y la adopción de un conjunto de políticas monetarias que conduzcan a una gran estabilidad lo antes posible, algunas medidas dentro del mercado cambiario, y en relación con a la reprogramación de la deuda. Y, además, hay algunas otras cosas dentro del sistema que, a nuestro juicio, casi tendrían que cambiar, de las cuales la más notable es su ley de quiebras.”

“…tuvimos una misión yendo a Argentina para trabajar con las autoridades argentinas que regresaron a Washington el viernes pasado, y las autoridades argentinas y nuestra misión están de acuerdo en lo que debe salir de esto, y el esquema general de lo que habría que hacer, y ahora están trabajando muy duro, al igual que nuestra gente, trabajando en algunos de los aspectos técnicos para ver qué se puede hacer… esperamos que dentro de un par de semanas se haya trabajado lo suficiente a nivel técnico para que podamos comenzar las negociaciones.”

“En cuanto a la última parte de su pregunta, que es cuánto costaría el programa, todavía no estamos en una etapa para haber mencionado ningún número, y creo que en un momento hubo algunos números mencionados por las autoridades argentinas, pero creo se han retractado de eso y han dicho que en realidad no eran oficiales en ningún sentido. Entonces, a partir de ahora, ni siquiera hay un número indicativo de lo que podría ser un programa.”

28 de marzo

El 28 de marzo de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas de FMI, Dawson, dio una conferencia de prensa donde fue preguntado “sobre la supuesta reunión del lunes aquí de un grupo de expertos para hablar informalmente sobre Argentina”. A lo que contestó que eso “es parte de nuestro esfuerzo general tratar de obtener los mejores consejos y las mejores opiniones de un círculo lo más amplio posible… Eso no es inusual, pero dada la oportunidad y el interés en Argentina, creo que esto probablemente atrajo una atención particular, y eso es perfectamente comprensible.”

Ante la pregunta si se esto sería una indicación de que el FMI podría estar contaminado con otros intereses, Dawson respondió: “No. Creo que indica que somos una institución de aprendizaje abierta, como ha dicho el Director Gerente, y solicitamos y alentamos tantos consejos, aportes, solicitados o no solicitados, como podamos obtener. En este caso, se nos ocurrió solicitarlo. No solemos tener problemas con los consejos no solicitados porque parece que llegan de todos modos.”

Ante la pregunta “¿Cuál es el estado de las conversaciones con Argentina para establecer un nuevo programa en este momento? ¿Cuál es la perspectiva de enviar otra misión? ¿Cómo describiría el progreso general en el avance hacia un programa económico sostenible?” Dawson respondió:

“En cuanto a la misión, como acordaron el Presidente Duhalde y el Director General Köhler el viernes pasado en su reunión en Monterrey, estaremos enviando una misión a principios de abril. Se trata, en efecto, como señalaron los argentinos en la declaración del viernes pasado -con la que coincidimos- de una misión negociadora…”

“No cabría esperar que esta misión negociadora condujera a un acuerdo. De hecho, la expectativa sería que identificaría mejor los problemas, indicaría los problemas que deben resolverse, de modo que, nuevamente, si las cosas van bien, poco después irá una misión que tendría el potencial de trabajar en un borrador de Carta de intención.” 

Tras la pregunta: “El FMI parece decidido a ser más duro con Argentina después de haber sido demasiado indulgente en el pasado. ¿Cree que el FMI es más duro con Argentina que con otros países para evitar cometer más errores?” Dawson contestó: “hemos establecido, creo, una buena relación con el gobierno. El Director Gerente y el Presidente tuvieron una muy buena reunión el viernes pasado, y estamos trabajando para encontrar las formas en que podamos apoyar al gobierno en lo que sigue siendo una situación muy difícil”.

“Tomo nota que anoche el Banco Interamericano de Desarrollo anunció la reprogramación y rápido desembolso de cerca de mil millones de dólares de asistencia para apoyar la red de seguridad social y programas relacionados en Argentina. Este es exactamente el tipo de medida que creemos que los bancos de desarrollo deberían estar tomando en este momento, mientras continuamos trabajando con ellos en el desarrollo de un programa integral y sostenible, como indicó el presidente del BID, Iglesias.”

31 de marzo

El 31 de marzo de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas Dawson le envió una carta al editor de The New York Times, con motivo de una nota publicada por este con título “La efectividad de los Prestamistas Globales”, tratando de explicar el enredo en que había caído Argentina:

El artículo presentaba una imagen obsoleta y unilateral del Fondo Monetario Internacional… Finalmente, el artículo afirma que el fondo tendrá mucho que responder en Argentina y que está echando la culpa de la crisis a los argentinos.  En Argentina, el FMI apoyó un programa económico que durante la última década gozó de un amplio apoyo popular. Ciertamente había razones para creer que podría tener éxito. Haber socavado la confianza en esas políticas sin duda nos habría dejado con mucho más por lo que responder.”

10 de abril

El 10 de abril de 2002, el Director del Departamento de Relaciones Externas, FMI Dawson, envió una carta The Wall Street Journal con el asunto “El FMI alienta las reformas argentinas”, con motivo de una nota de Mary O’Grady con título «Cavallo recibe la factura del FMI y el despilfarro argentino» de fecha 5 de abril, en la que decía:

“Podría sorprender a la Sra. O’Grady saber que el Fondo también está preocupado por el estado de derecho en Argentina. Antes de que se reanuden los préstamos, se espera que Argentina actúe para establecer un régimen de insolvencia reconocido internacionalmente y se ocupe de la ley de subversión económica, que permite acciones oficiales arbitrarias contra las empresas.” 

“… Hasta la fecha, estas y otras reformas necesarias no se han implementado, por lo que Sra. O’Grady, tome nota: no se ha ofrecido asistencia financiera. El FMI no puede darse el lujo de simplemente despotricar sobre los problemas de Argentina. Debe trabajar con el gobierno para ayudar a resolver una tragedia que ha causado graves dificultades a su pueblo.”

Ese mismo día el enviado del FMI y Director de Operaciones Especiales, Singh, brindó una conferencia de prensa en Buenos Aires referida el papel de la Misión del FMI en Argentina, en la que entre otras tantas cosas expresó:

“Permítanme, en primer lugar, enfatizar nuestro claro reconocimiento de que Argentina enfrenta una situación económica y social muy difícil… Les doy estos antecedentes detallados de lo que hemos estado haciendo estas últimas semanas para enfatizar que el FMI está totalmente comprometido a ayudar a Argentina a salir de esta crisis y volver a un crecimiento sostenido…”

“Nuestro papel es ayudar en todo lo que podamos en este proceso con el asesoramiento, el compartir la experiencia de otras situaciones de crisis, la asistencia técnica y, una vez que se haya elaborado el programa completo, con el apoyo financiero. Debo agregar que dicho acuerdo con el Fondo es clave para desbloquear el apoyo internacional más amplio que se necesitará para el programa…”

“Muchas de las personas con las que nos hemos reunido nos han recalcado que la gravedad de la crisis actual refleja una profunda pérdida de confianza del pueblo argentino en sus propias instituciones. Lidiar con esta situación, por lo tanto, requiere un programa que sea lo suficientemente sólido y completo para recuperar esta confianza. La confianza debe, ante todo, ser reconstruida dentro de Argentina, lo más importante quizás en el sistema bancario pero, también, en otras instituciones económicas.” 

“Este es el desafío central. Al mismo tiempo, necesitamos reconstruir la confianza de la comunidad internacional -la comunidad oficial y el sector privado- para que nuevos recursos puedan estar disponibles para Argentina y ayudar a minimizar tanto como sea posible los costos de enfrentar la crisis actual. Sería muy difícil, y ciertamente mucho más oneroso para la población nacional, tratar de resolver la situación actual sin el fuerte apoyo de la comunidad internacional. Un programa apoyado por el FMI es una condición esencial para este fin.”

Tras a referirse a la “política fiscal” de las provincias y nacional; a la necesidad de una “red de seguridad social para los pobres”; a una “política monetaria fuerte que busque evitar una inflación alta”; a la necesidad de “restaurar la confianza en el sistema bancario”; “el resentimiento contra el Corralito”; y la obligación de “recapitalizar adecuadamente el sistema bancario, que ha estado sujeto a grandes pérdidas por sus tenencias de deuda pública, así como por la conversión asimétrica de activos y pasivos externos a pesos”, Singh continuó diciendo:

“En este contexto, un requisito clave es que Argentina debe tener un marco reconocido internacionalmente para el proceso de insolvencia. La ley actual no proporciona dicho marco y no se puede esperar que la comunidad internacional apoye a Argentina sin la pronta adopción de un marco que proporcione un equilibrio adecuado entre los intereses de los acreedores y los deudores. El gobierno es plenamente consciente de esta necesidad y está trabajando con el Congreso para modificar la ley actual.”

 A continuación destacó la necesidad de que hubiera un “trato justo” en la reestructuración de la deuda soberana y remató sus exigencias diciendo: “Otras reformas legales que inhiben el compromiso de la comunidad internacional también deben emprenderse lo antes posible, como la ley de subversión económica.”

Para dejar claro que estas eran “pre condicionalidades” para poder seguir avanzando, Singh acabó su conferencia mostrándole nuevamente la zanahoria al burro: “Después de esta visita, regresaremos a Washington y exploraremos el financiamiento internacional que podría estar disponible para el programa. Mientras tanto, el gobierno deberá finalizar su programa en todas las áreas anteriores. Con un buen progreso, volveremos a tratar de finalizar un programa que pueda ser apoyado por la comunidad internacional.”

12 de abril

El 12 de abril de 2002 el Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI Dawson, dio una conferencia de prensa referida a la Reunión de Primavera del FMI, en la que entre otras cosas recibió la siguiente pregunta: Mike Mussa, ex economista jefe aquí, ha escrito un informe para un grupo de expertos en el que es algo crítico con el manejo del caso argentino por parte del FMI, especialmente con la decisión de agosto de otorgar dinero cuando eso ya era un error. ¿Tienes alguna reacción a eso, a esa valoración que ha hecho? Y, además, ¿se puede discutir la situación de Argentina en estas reuniones?”

Tras evadir contestar lo afirmado por Mussa, la siguiente pregunta a Dawson estuvo referida si “hay alguna esperanza de que durante el transcurso de las reuniones haya una declaración del Director Gerente sobre Argentina, que al menos deje la impresión de si se podría llegar a un acuerdo pronto, si habría dinero adjunto o lo que sea, pero solo para decir, ya sabes, con la misión de vuelta, creemos que podemos apoyar un programa. ¿Es esa una posibilidad durante el fin de semana?”.

A lo que Dawson respondió “no estamos en condiciones de decirlo”. Y respecto a la pregunta de qué significaba “llevar al siguiente nivel con Argentina”, Dawson ratificando las “pre condicionalidades” dijo:

“El siguiente nivel sería una misión adicional para posiblemente comenzar a trabajar en una carta de intención real y eso, quiero decir, nos estamos apegando al escenario preciso que habíamos esbozado hace varias semanas, que esta misión, que es una misión de negociación, luego se interrumpiría y regresaría y habría consultas en varias direcciones y niveles en el momento de las Reuniones de Primavera, y luego, suponiendo que todo saliera bien, el siguiente paso, el siguiente nivel sería otra misión de negociación que con suerte… con suerte, no hay nada garantizado en esto, que podría comenzar a negociar un borrador de carta de intención real.” 

17 de abril

El 17 de abril de 2002, la misión del FMI en Buenos Aires emitió una “Declaración de la Misión del FMI en Argentina”, en la cual, tras referirse al marco fiscal del programa… para mantener el déficit consolidado en línea con el financiamiento disponible”; al “fortalecimiento de la red de seguridad social y al aumento de la protección de los pobres”, continuaba diciendo:

“La misión ha discutido con el gobierno los elementos de una estrategia integral para comenzar a restaurar la confianza en el sistema bancario… En este contexto, el gobierno le ha dicho a la misión que sigue decidido a trabajar con el Congreso y el Poder Judicial para establecer un marco legal propicio para mantener la confianza de los depositantes, alentar la reestructuración empresarial y restaurar la confianza de los inversionistas.”

“Dicho marco es esencial para ayudar a reactivar la inversión y el crecimiento en Argentina. Un paso crucial en este proceso es establecer un marco reconocido internacionalmente para el proceso de insolvencia, uno que proporcione un equilibrio adecuado entre los intereses del acreedor y el deudor, y emprender otras reformas de las leyes que inhiben la participación de la comunidad internacional.”

“El gobierno tiene la intención de avanzar rápidamente en todas estas áreas en las próximas semanas. Luego, la misión espera regresar y trabajar con el gobierno para completar todos los elementos de un programa económico integral lo antes posible. Por lo tanto, como mencionamos en nuestros comentarios de la semana pasada, no debe haber dudas sobre el compromiso del FMI de ayudar a Argentina, y que esta ayuda esté anclada en un programa que ofrezca una promesa genuina de abordar las dificultades actuales de manera duradera y allanar el camino. para el crecimiento.”

17 de abril

El 17 de abril de 2002, el Director Gerente del FMI, Horst Köhler, como una introducción a la Reunión de Primavera del FMI y del CMFI (Comité Monetario y Financiero Internacional)  dio un discurso en el Club Nacional de Prensa titulado “Mejor globalización: más equilibrio entre la deuda y la expansión comercial”.

En el cual tras referirse a que el FMI ya ha experimentado una revolución en materia de transparencia y apertura”, y está “aprendiendo de la experiencia… y espero que aprenda aún más rápido en el futuro gracias al trabajo de la Oficina de Evaluación Independiente (OEI)”, respecto Argentina dijo:

“Pero la crisis en Argentina y las persistentes vulnerabilidades en varios países no dejan lugar a la complacencia. Argentina en particular ha demostrado que el endeudamiento externo prolongado para financiar el consumo público, sin generar suficientes ingresos externos, genera desastres…. Estoy profundamente preocupado por los acontecimientos en Argentina y, en particular, por las dificultades sociales de una gran parte de la población.”

“El Fondo quiere ayudar a Argentina. Como saben, una misión del FMI ha estado en Buenos Aires durante 10 días para explorar la mejor manera de hacerlo… El FMI no está pidiendo lo imposible. Pero es de fundamental importancia que el gobierno federal, el Congreso, y los gobiernos provinciales enfrenten la realidad, se unan y acuerden un programa de reformas económicas que devuelva la confianza al pueblo argentino, y a los inversionistas nacionales y extranjeros. También hay acuerdo con el gobierno en que se debe hacer todo lo posible para ayudar a amortiguar el impacto de la crisis en los pobres.” 

Tras ese discurso se desarrolló una conferencia de prensa, en la cual su presentador John Aubuchon dijo: “Cuando Horst Köhler habló aquí en agosto de 2000, y ese fue su primer discurso importante en los Estados Unidos, lo presenté como el jefe de la brigada financiera internacional contra incendios. Bueno, los bomberos han estado ocupados desde entonces, ¿no es así, Sr. Köhler? El incendio más reciente en sus manos está en Argentina, donde Köhler exige reformas más profundas mientras se compromete a trabajar con el gobierno para sacar a Argentina de su crisis de incumplimiento.”

Por su parte Köhler expresó: “ya dije en mi discurso que la situación argentina es una situación muy, muy compleja. Para contribuir a saber cómo podemos ayudar a la Argentina, sí creo que, de entrada, nadie debería sentirse cómodo con lo que pasó en Argentina, y me incluyo a mí y al FMI en ese sentimiento…”

“Creo que no se discute que los problemas centrales de Argentina son internos y, por lo tanto, la clave para encontrar una salida a la crisis será un esfuerzo argentino. Usted también quiere la unidad política para encontrar el camino correcto, pero el camino correcto ciertamente no será un camino que le facilite las cosas a la gente, y lo digo nuevamente con mucha preocupación, pero no tengo un mejor consejo. Eso significa que hay una necesidad de corrección para adaptarse a menos prosperidad, menos riqueza en este país, y eso significa que también tendrá un impacto en los trabajadores.”

“Habrá, no lo excluyo, habrá despidos, pero no hay otra opción, y creo que si los argentinos podemos unirnos, como creo que se necesita, y las autoridades pueden ponerse de acuerdo con nosotros en algo que sea integral y allana el camino para salir de la crisis, los trabajadores, los pobres, las personas menos ricas también, después de algún tiempo, se beneficiarán de esto.”

“Porque cuando vuelva el crecimiento, si vuelve a haber confianza en las instituciones, en su parlamento, en su poder judicial, en su marco legal, no tengo ninguna duda de que la inversión volverá a Argentina porque, en principio, Argentina es un país rico. Tiene muchos recursos naturales. ¿Por qué no debería salir de este lío? ¿Por qué no debería tener el potencial para entrar en un desarrollo como Canadá? Estoy aquí absolutamente optimista.”

“Y a los argentinos, señora de Clarín, le tengo que decir, no creo que sean menos inteligentes que los alemanes o los norteamericanos. Entonces deberían unirse, tratar de tragar algún tipo de medicina amarga. No tengo ninguna duda, al final, valdrá la pena para el pueblo argentino…”

“Hay un pacto entre las provincias y el Gobierno Federal. Lo que el FMI está diciendo es que este acuerdo, este pacto, debe implementarse. No voy a entrar en detalles ahora sobre las conversaciones, pero creo que si las provincias pueden estar de acuerdo en ser parte de la solución, soy optimista de que también podemos estar de acuerdo en que al final el Fondo llegará con su apoyo.”

18 de abril

El 18 de abril de 2002, el Consejero Económico y Director de Investigaciones, FMI Kenneth Rogoff, dio una conferencia de prensa respecto el Informe del FMI sobre Perspectivas de la economía mundial a abril de 2002. Tras referirse a que Argentina soportaría una caída del PBI de entre 10 y el 15 %, aportó un dato muy elocuente respecto la naturaleza de sus crisis, al explicar que “la contención del contagio desde Argentina… es que se anticipó en gran medida, de modo que, en cierta medida, el contagio ya se había producido de antemano.”

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Kenneth Rogoff

19 de abril

El 19 de abril de 2002 se concretó Washington una rueda de prensa con los ministros del G-24, en la cual, a la pregunta “¿El G-24 ha tomado una posición corporativa sobre Argentina? Si no, ¿cómo cree usted, que se va a solucionar la crisis argentina?” A lo que el Alain Bifani representante del Libano  en el G-24 respondió:

“Sólo quería referirme a lo que dijo el Sr. Koehler esta mañana al dirigirse al Grupo. Dijo, por supuesto, que el Fondo estaba dispuesto a seguir apoyando a la Argentina y a tratar de encontrar soluciones siempre que el Fondo sienta «que se está haciendo lo suficiente dentro de la Argentina para asegurarse de que los esfuerzos internos, estén en camino de tener una definición y mostrar muy claramente que hay una intención de salir de la crisis».

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Alain Bifani

20 de abril

El 20 de abril de 2002, Nicolás Eyzaguirre, Ministro de Hacienda de Chile, en nombre del Comité Monetario y Financiero Internacional de los Países del Cono Sur, circunscripción integrada por Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú, y Uruguay, expresó: “La confianza de los inversionistas en las economías de mercados emergentes y en la región no ha mejorado, o lo hace de manera muy limitada, en parte debido a la crisis argentina.” 

“Argentina ha sido aislada de todo crédito internacional y doméstico, lo que ha llevado a su declaración de default. En tales condiciones ningún país puede funcionar con normalidad sino que estará condenado a una espiral descendente de crecimiento, aumentando el riesgo de un mayor deterioro político y social. La pronta restauración del crédito y del sistema de pagos es fundamental para iniciar el proceso de recuperación. Sería conveniente que el Fondo asumiera un papel más activo en la búsqueda de una solución al problema argentino y sus ramificaciones.”

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Nicolás Eyzaguirre

20 de abril

El 20 de abril de 2002, el Director Gerente del FMI, Köhler, y Gordon Brown, Ministro de Hacienda del Reino Unido y Presidente del CMFI, dieron una conferencia de prensa en Washington, donde recibieron la siguiente pregunta:

“El Sr. Remes Lenicov hizo una presentación al Comité y a usted, en los últimos días, y a otros miembros del FMI, la gerencia y el personal. La situación se está volviendo un poco más desesperada allí incluso más que antes. Tu declaración de hoy indica que no estás particularmente cerca ni cerca de retomar un programa con Argentina. ¿Puedes decirnos cómo  están las cosas?”

A lo que Köhler contestó: “Le reiteré enérgicamente al Ministro que el FMI está comprometido a concluir un programa, de eso no debe haber duda, pero, por supuesto, que esta conclusión debe basarse en un enfoque sostenible de los problemas”.

A lo que Brown para que quedara claro, agregó: “También tuve una discusión como parte de la reunión del G-7 esta mañana, y pueden ver en el comunicado del G-7 que apoyamos al FMI en el trabajo que está haciendo, y dijimos que la situación en Argentina es motivo de gran preocupación.

“Las reformas del marco fiscal que abarca a las provincias, el establecimiento de un ancla monetaria y la mejora de las leyes de quiebra y subversión económica ayudarán a restaurar la inversión y el crecimiento, elevando así el nivel de vida de los argentinos. Entonces, toda la base de esta discusión fue cómo las organizaciones internacionales y los países individuales pueden ponerse en una posición para ayudar a Argentina a restaurar sus niveles de vida y, de hecho, la estabilidad y el crecimiento de la economía.”

30 de abril

El 30 de abril de 2002, Dawson, Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI dio una conferencia de prensa en donde ante la pregunta “¿Alguna novedad sobre Argentina? ¿Krueger habló con Lavagna ayer, o ella planea hacerlo hoy? ¿Y Köhler habló con él ayer, o planea hacerlo hoy o en algún momento?”, Dawson respondió:

“Bien. Bueno. Nos alienta que el plan de 14 puntos firmado por el presidente y los gobernadores provinciales las semanas pasadas haya demostrado un amplio apoyo político a nuestro enfoque integral para enfrentar la difícil situación económica de Argentina. El lunes, ayer, el Ministro Lavagna habló extensamente con la Primera Subdirectora Gerente Anne Krueger y le aseguró su firme compromiso de avanzar rápidamente para convertir este plan en un programa consistente y sostenible.”

“Esperamos trabajar con el Ministro Lavagna en el desarrollo de un programa económico sólido. Estamos listos para enviar equipos técnicos a Buenos Aires en el momento oportuno. Suponiendo que se logre un buen progreso en la implementación de los elementos clave de un programa, una misión completa podría regresar a Buenos Aires para continuar las negociaciones. Por supuesto, la situación sigue siendo volátil, los riesgos son grandes y es esencial que el nuevo equipo se mueva rápido y con decisión para sentar las bases del programa.”

Ante la pregunta “¿Cuándo crees que va a ser ese momento apropiado? Usted había dicho que se iba a enviar una misión negociadora a Buenos Aires después de las Reuniones de Primavera, y luego dijo que tal vez en mayo. ¿Tiene alguna fecha calculada?” Dawson respondió:

“Bueno, por supuesto, desde ese momento tenemos un nuevo Ministro y este nuevo plan de 14 puntos. Creo que en este punto la acción es mucho más con las autoridades en el desarrollo de la implementación de este plan, que, como señalé, tiene algunos elementos muy alentadores.”

“Estamos en contacto con ellos. Como digo, es probable que la secuencia sea una o dos misiones técnicas previas y luego una misión de negociación. No puedo darle una estimación de cuándo será porque, por supuesto, depende del progreso que hagan, pidiéndonos que bajemos y así sucesivamente. Pero es algo que creo que va muy encaminado. No puedo decir que la misión negociadora será en mayo, pero aún es posible.”

Mostrando la voluble postura del FMI seguidamente se desarrolló el siguiente dialogo: “Pregunta: Tal como lo entendí, antes, solo iba a haber una misión de negociación que iba a ser la siguiente, y ahora…” Dawson: “No, no”. Pregunta: ¿Hay dos misiones técnicas que se agregaron?. Dawson contestó trastabillando:

“No es cierto en absoluto. Las misiones de negociación van y vienen todo el tiempo; quiero decir, las misiones técnicas van y vienen todo el tiempo. Así que ese no es necesariamente el caso. Puede enviar uno con o sin. Pero creo, supongo que lo que debería decir, y, francamente, hay algunos indicios de que pueden querer algunas misiones técnicas. Esa en gran medida depende de su llamada. También depende de su llamada para indicar cuándo están listos para una misión de negociación. Así que no se trata de que levantemos barreras ni nada por el estilo. Es solo una cuestión de qué trabajo útil se puede hacer.”

Seguidamente ante la pregunta: “Argentina no podría pagarle al Banco Mundial y al FMI a menos que hubiera un nuevo programa del Fondo para ellos… Argentina está hablando de préstamos puente para que puedan hacer los pagos”, evasivamente Dawson respondió que no estaba al tanto. Y ante la pregunta ¿Cuánto deben? Dawson dijo: “El saldo pendiente es de aproximadamente 11.950 millones de DEG. Lo multiplicas por 1,27… ese es el total pendiente… “sobre un paquete del FMI de $ 20 mil millones”.

7 de mayo

El 7 de mayo de 2002, la Subdirectora Gerente del FMI Anne Krueger, pronunció un discurso titulado “Perspectivas económicas de las Américas” en el cual en relación a Argentina dijo: “En Argentina, el desafío político es claramente de un orden de magnitud diferente. La economía se contrajo casi un 5 por ciento el año pasado y se contraerá aún más este año. Es esencial que las autoridades actúen con rapidez y decisión para sentar las bases de un programa económico convincente que pueda restaurar la estabilidad y el crecimiento.”

Respecto “Por qué el contagio desde Argentina ha sido tan limitado”, Krueger dijo el contagio fue limitado porque se esperaba en gran medida el default argentino. [Aunque no por  parte de los engañados argentinos].  De hecho, la crisis pareció desarrollarse casi en cámara lenta. Como resultado, los inversores tuvieron amplias oportunidades para reestructurar sus carteras por adelantado.”

“Con la excepción de Uruguay, la mayoría de los bancos latinoamericanos han mantenido solo una pequeña exposición a Argentina… La participación de Argentina en el índice de bonos de mercados emergentes EMBI-Plus ha caído de un pico de casi 30 por ciento a fines de 1998, a 15 por ciento a fines de octubre pasado, a apenas 2 por ciento ahora”.

“Antes de concluir, permítanme decir brevemente algo sobre los desafíos políticos únicos que enfrenta Argentina y cómo estamos trabajando con las autoridades para abordar estos desafíos, de modo que Argentina pueda salir lo más rápido posible de la crisis actual y sentar las bases para regresar al crecimiento sostenido.”

“Debe tener en cuenta que, al ayudar a desarrollar un programa de este tipo para Argentina, hemos hablado con una amplia gama de personas en Argentina y también hemos consultado con varios expertos de otros países. No puede haber duda del compromiso de la comunidad internacional para ayudar a Argentina a salir de la crisis actual, pero este apoyo debe ser para un programa que sea lo suficientemente fuerte y completo para recuperar la confianza del pueblo argentino… Con ese fin, los pasos clave que deben tomarse incluyen:”

“Primero, restablecer el orden en el sistema bancario, el sistema de pagos y el mercado de divisas. Un marco sólido de política macroeconómica es, por supuesto, esencial. Debe ser una parte central de un paquete integral para restaurar la confianza en los bancos.”

“En segundo lugar, modificar la legislación concursal y derogar la ley antisubversión, para brindar un marco legal acorde con los estándares internacionales. Esto es fundamental para que el crédito vuelva a fluir y recuperar la confianza de los inversores nacionales y extranjeros, sin los cuales será muy difícil reactivar la inversión y el crecimiento en Argentina. Las autoridades argentinas esperan que estos importantes cambios legales sean aprobados por el Congreso esta semana.”

“Esperamos trabajar con el Ministro Lavagna y su equipo en el desarrollo de un programa sólido que incorpore estos elementos. Tenemos un equipo técnico ya en Buenos Aires y otro listo para partir en breve. Suponiendo que se logre un progreso adecuado en el programa, una misión completa podría regresar para continuar con las negociaciones. La situación claramente sigue siendo volátil y los riesgos son significativos. Por lo tanto, es esencial que el nuevo equipo de economía se mueva con rapidez y decisión”.

16 de mayo

El 16 de mayo de 2002, Dawson, Director, Departamento de Relaciones Externas, FMI, brindo una nueva conferencia de prensa, en la cual ante la pregunta respecto el viaje de Lavagna allí: “¿Cuál es la expectativa? ¿Cree que esto podría significar el inicio o al menos la discusión de una nueva misión a la Argentina? Y segundo, ¿la posición del FMI sobre la ley de quiebras que se ha aprobado en Buenos Aires? Y tercero, ¿aparentemente el FMI está postergando uno de los pagos por $160 millones?”, Dawson respondió:

“Creo que es 130, creo. Con respecto al viaje del Ministro, esta es, por supuesto, la primera oportunidad para que el Ministro se reúna con la administración del Fondo… En cuanto a las misiones, de hecho tenemos una asistencia técnica, o una misión técnica, creo que deberíamos llamarla… Sí, notamos la aprobación de la ley de quiebras. Ahora tenemos el texto y lo estamos revisando. Ciertamente parecería ser un paso adelante, y eso es algo que acogemos con satisfacción, pero como digo, de hecho necesitamos leer el texto para ver qué hay realmente en él, pero todo indica que es un paso en la dirección correcta.”

“Hay una cuota de, creo que son 106 millones DEG, lo que se traduce en aproximadamente $130 millones, que vence la próxima semana bajo el SRF [Supplemental Reserve Facility – Facilitacion de Reservas Suplementarias]. La SRF es una facilidad que prevé en ella la posibilidad de postergación de obligaciones. Por lo general, las obligaciones iniciales son de un año, pero el programa SRF incluye la posibilidad de una extensión a un segundo año. De hecho, eso debe ser aprobado por la Junta Ejecutiva y la administración así lo ha recomendado a la Junta Ejecutiva”.

Ante la pregunta “la misión que bajará la próxima semana a Argentina, es la tercera misión, ¿verdad?”, Dawson dijo “es una misión fiscal”, y ante la insistencia del interrogador “¿La tercera misión técnica?, Dawson evitando trastabillar dijo: “Oh, no creo que debamos entrar en esos juegos porque podría ser, dependiendo de lo que constituya una misión, probablemente podrías incluso tener más que eso.”

Ante la pregunta “¿puede decir en este momento qué tan cerca está el FMI de enviar una misión de negociación a Argentina que podría establecer una carta de intención? Dawson respondió: “Ah, está bien. Sí, hemos indicado claramente que hay tres áreas de interés, de importancia que deben abordarse, y las autoridades están totalmente de acuerdo con esto, si echa un vistazo a su plan de 14 puntos al que me referiré nuevamente en un minuto, contempla cada una de estas áreas.”

“Claramente, ha habido avances en la ley de quiebras. Echaremos un vistazo a eso. También está la ley de subversión económica, que también es un tema que hay que abordar. Y finalmente, está la implementación de los acuerdos con las provincias. Eso también está contemplado en el programa de 14 puntos.” 

“Tengo entendido que se están logrando progresos en cada una de esas áreas. En última instancia, depende de las autoridades indicar cuándo desean tener una misión para bajar, pero lo entienden, lo comparten, comparten estas prioridades, porque como digo, esos tres temas están integrados en el plan de 14 puntos. Así que no puedo indicar en este momento una fecha ni nada por el estilo.”

Seguidamente Dawson se esmeró en tratar de responder la pregunta “me gustaría conocer su reacción ante un destacado economista ganador del premio Nobel [Joseph Stiglitz] quien expuso una opinión el fin de semana pasado, diciendo que la insistencia del FMI en el endurecimiento fiscal en Argentina empeoró las cosas, y que las altas tasas de interés en Argentina fueron en gran medida una función de factores externos, como la crisis financiera asiática, y que el enfoque del FMI y de otros han equivalido a culpar a la víctima.”

Finalmente ante la pregunta asertiva: En Argentina ustedes tienen una especie de estrategia dilatoria, y que al final no les interesa, que siga el gobierno de Duhalde. ¿Qué crees que Duhalde es, parte de la solución del problema o parte del problema mismo?”, Dawson contestó: “De hecho, hemos estado trabajando muy de cerca con este gobierno, continuamos haciéndolo y esperamos poder llegar a un acuerdo con ellos lo antes posible, y creo que ese es su objetivo, es nuestro objetivo, es un objetivo compartido , y no creo que haya ningún problema de retraso.”

21 de mayo

El 21 de mayo de 2002 el FMI emitió una noticia breve con título: “El director gerente del FMI se reunió  con el ministro de Economía de Argentina, el Directorio prorroga el reembolso del SRF”, donde se decía: Tras la reunión, el Director General hizo las siguientes declaraciones”:

«El FMI sigue totalmente comprometido a hacer todo lo que esté a su alcance para ayudar a Argentina a armar el sólido programa necesario para estabilizar su economía y sentar las bases para volver a un crecimiento sostenido. La tarea es imponente, pero puede lograrse, mediante acciones decisivas del gobierno, apoyadas por el pueblo argentino. La comunidad internacional está dispuesta a colaborar en tal esfuerzo…”

«Como demostración del apoyo del Fondo, el Directorio Ejecutivo aprobó hoy la prórroga por un año de una expectativa de recompra de DEG 106 millones (alrededor de US$136 millones)», dijo Köhler.”

6 de junio

El 6 de junio de 2002 Dawson, Director del Departamento de Relaciones Externas del FMI, brindo otra conferencia de prensa, cuya primera pregunta fue: ¿Tienen una fecha exacta para que la misión negociadora viaje a Argentina?”, a la que Dawson respondió: “Esperamos que la misión de avance se lleve a cabo muy probablemente la próxima semana. Se espera que el Ministro Lavagna y Anne Krueger hablen más tarde hoy.”

La siguiente pregunta fue: “No me queda claro qué pasó con las tres condiciones para Argentina. Aparentemente, el gobierno está diciendo que ha cumplido con los tres y considera que la misión debe ser una de negociación y no un equipo de avanzada, pero el Fondo aparentemente tiene algunas objeciones con algunos de ellos. Quisiera saber en qué estado se encuentra exactamente.”

A la que Dawson respondió: “Bueno, antes que nada, esa es una distinción falsa, entre un equipo avanzado y las negociaciones. Un equipo de avanzada es parte del equipo de negociación. Es muy común que enviemos misiones por etapas y, muy a menudo, el jefe de la misión llega unos días después de que llega la misión. Esa es una práctica bastante común en el Fondo…”

“Con respecto a los tres elementos, para luego pasar a cada uno de ellos, fueron la ley de quiebras, la ley de subversión económica, y el tema de la situación fiscal provincial. Para repasar brevemente cada uno de ellos, la ley de quiebras fue una ley que se adoptó a principios de este año que tenía una disposición que incluía que si una empresa se acercaba a la quiebra y los deudores y acreedores no podían llegar a un acuerdo después de 30 días, los deudores ganaban.”

“Ese no es un enfoque muy amigable hacia la inversión internacional o nacional, por lo que claramente era una preocupación no solo del Fondo sino, creo, del gobierno, así como de los inversores internacionales y otras organizaciones y países internacionales. Así que ese fue un problema que claramente se ha tratado.”

“La ley antisubversiva, que según tengo entendido es una ley que existía hace tiempo -creo que fue aprobada durante el régimen militar- y tenía una disposición que básicamente decía que si un gerente de una empresa aportaba a la pérdida de activos de la empresa, esto era esencialmente un delito punible con cárcel. Básicamente, eso significaría que si compras una acción y la acción baja, podrías ir a la cárcel. Eso, una vez más, no es propicio para un entorno empresarial internacional favorable.”

“Y esa es la pieza más reciente de legislación básica que fue derogada, pero hubo algunas sanciones que fueron transferidos al código penal, y necesitamos echar un vistazo para ver exactamente qué sucedió. Eso no es algo que se pueda hacer instantáneamente. Pero quisiera recalcar que, sin perjuicio de que aún nos quede la duda de tener que entenderlo mejor, esa disposición no nos impide seguir adelante con las negociaciones.”

“Debo agregar, en el programa de gobierno de 14 puntos de fines de abril, los dos primeros elementos que acabo de mencionar estaban en el programa del propio gobierno, como lo fue el tercer elemento, en cuanto a las relaciones con las provincias, donde creo que estamos hasta 16 o más provincias que han firmado y creo que se esperan algunas más a finales de esta semana.”

“Ante la irónica pregunta “¿Piensan pedir más condiciones a los argentinos?”, Dawson evasivamente respondió: “Bueno, un programa del Fondo tradicionalmente tiene una serie de elementos. Tiene programa monetario, tiene arreglo fiscal, tiene arreglo cambiario. De eso se tratan las negociaciones. Las negociaciones son sobre eso.”

“A una posterior pregunta “Dado que esta ley de subversión económica ha estado vigente desde 1974, ¿por qué se ha convertido en un problema ahora?”, Dawson respondió: “Por la aplicación. No se había aplicado de esta manera anteriormente. Esta es la preocupación, se estaba aplicando en el transcurso de este año y quizás también a fines del año pasado. Estaba comenzando a aplicarse de una manera que no se había aplicado anteriormente y que no creemos que fuera compatible con las prácticas internacionales generalmente aceptadas. No tengo conocimiento de ningún otro país en el mundo que tenga tal disposición.”

28 de junio

El 28 de junio de 2002 un resumen de noticias del FMI con título “Köhler del FMI celebra avances en conversaciones con Argentina”, decía: “Horst Köhler, Director Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), hizo la siguiente declaración en Washington hoy después de las discusiones del 27 y 28 de junio entre la gerencia y el personal del FMI y funcionarios argentinos visitantes, encabezados por el Ministro de Economía Roberto Lavagna”:

“La gerencia y el personal del FMI, y los funcionarios argentinos visitantes, encabezados por el Ministro de Economía Roberto Lavagna, han sostenido productivas reuniones. Se han resuelto satisfactoriamente dos asuntos legales, relacionados con la reforma de la Ley de Insolvencia y la derogación de la Ley de Subversión Económica; y el Ministro Lavagna nos ha asegurado que se esperan avances sustanciales la próxima semana en los temas pendientes de los acuerdos fiscales del gobierno central con las provincias, por lo que Argentina y el FMI están entrando en una relación activa de negociación, enfocándose en cuatro áreas:”

“Finalización del marco fiscal; Abordar los problemas críticos con el sector bancario; Desarrollar un ancla monetaria efectiva para el programa económico de las autoridades. Las autoridades argentinas y nosotros mismos estamos considerando identificar un grupo de formuladores de políticas experimentados que puedan ayudar a Argentina y al Fondo en el diseño de un marco monetario; y Reforzar la independencia del Banco Central.”

“Continuaremos las discusiones activamente en todas estas áreas, incluso a través de misiones del personal a Argentina para acelerar el impulso hacia un programa respaldado por el Fondo».

FMI, malas praxis, 2002, Duhalde, Amadeo, Remes Lenicov
Tapa Clarín 15 noviembre 2002

En enero del 2003 el ministro Lavagna forzó la aprobación por parte del FMI de un programa “minimalista” por un año, hasta la transición al próximo gobierno elegido electoralmente, comprometiéndose a pagar solo los intereses del préstamo del FMI. Tras no haber pagado un vencimiento con el Banco Mundial en noviembre, excepto sus intereses, y tras amenazar en enero con no pagar un vencimiento con el BID. Y la supuesta ayuda masiva financiera insinuada reiteradas veces por el FMI, como acicate para la modificación de la ley de quiebras y derogación de la ley de subversión económica, nunca llegó.-

Proximamente: “Las malas praxis del FMI 10: la fraudulenta derogación de la ley de subversión económica”

Como pudiste ver, nuestras investigaciones sobre el poder real,  son fundadas, independientes, y con datos públicos y verificables. Su producción lleva días, semanas, hasta meses de trabajo. Y son abordadas con la mayor honestidad, profesionalidad y rigurosidad periodística. Si está a tu alcance, podes colaborar con este periodismo libre, de calidad,  sin injerencia de empresas o gobiernos.

Nuestro Proyecto

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Imagen por defecto
Mario Cafiero y Javier Llorens
Artículos: 11

Ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario