Las inusitadas demandas de Pfizer (2) no obstante sus negros antecedentes previos

COMPARTIR LA NOTA

En la primera parte de esta investigación, Las inusitadas demandas de Pfizer (1) que Juntos por el Cambio cuestionó, se expuso la paradoja de que fue Juntos por el Cambio el que cuestionó la ley que tenía por objeto viabilizar las compras de vacunas Covid 19 a Pfizer, a los efectos de garantizarle una absoluta indemnidad respecto cualquiera de sus consecuencias. Y no obstante con la ayuda de los grandes medios, campaña electoral de por medio, se encargó de endosarle esa responsabilidad al Gobierno, quien luego se vio obligado a dictar un DNU allanándose enteramente a las demandas de Pfizer.

En esta segunda parte de la investigación, se exponen los negros antecedentes de Pfizer, que sobreabundan en lengua inglesa. Los que de haber sido debidamente ponderados en el tratamiento de la ley, lo cual ningún legislador ni del oficialismo ni de la oposición hicieron, difícilmente se habría otorgado el bill de indemnidad cuasi absoluta a favor de ese mega laboratorio.

Que fue fundado en Nueva York hace más de siglo y medio, por el inmigrante alemán Charles Pfizer, y actualmente es considerada la principal farmacéutica del mundo. Que en su notable y voraz crecimiento, mediante la adquisición o fusión con otras farmacéuticas, también se ha destacado por los numerosos escándalos que ha protagonizado, habiéndose visto obligada a pagar más de 5.000 millones de dólares en multas penales y civiles en EEUU.

Por cargos que van desde el marketing farmacéutico agresivo y fraudulento, hasta el ensayo ilegal de medicamentos en niños africanos, que provocó una alta mortalidad y graves secuelas en ellos, tal como se detalla seguidamente. Relevándose también los decepcionantes resultados que han tenido las vacunas que Pfizer ha provisto en Argentina en sociedad con Elea, la farmacéutica propiedad de las familias Sigman y Sielecki.

A esto se debe agregar que en el año 2019 Pfizer había ingresado en una grave crisis económica, que  a principios del 2020 derribó el precio de su acción en un 40 %. Pero seguidamente apareció lo que puede considerarse la pandemia de coronavirus salvadora, que con las vacunas contra el Covid19 hizo que Pffizer duplicara el precio de sus acciones.

Aunque su resultados en Israel, al que ha tomado como el “laboratorio del mundo” con un altísimo índice de vacunación, no parecen ser muy alentadores, al estar enfrentando una tercera ola en pleno periodo estival. En las que se observan consecuencias relacionadas con los tejidos reproductivos de mujeres y hombres, que aparejarían la esterilidad femenina y la infertilidad masculina.

Al respecto cabe recordar el dicho en latín “la necesidad carece de ley”,  mal traducido al español como “la necesidad tiene cara de hereje”. Lo cual explicaría la durísima exigencia de Pfizer, de que se lo libere de toda responsabilidad en relación con las vacunas contra la Covid 19, con una norma con la categoría de ley aprobada por el Congreso. Como si esta cuestión, de contar con una ley protectora en un estado de necesidad sin ley,  se tratara de un asunto esencial para el desarrollo del negocio, con todas las sospechas en contrario que esto despierta.

En tal sentido no resulta nada tranquilizador que sus principales accionistas son los lobos alfa de Wall Street, los fondos de inversión Black Rock y Vanguard, que no precisamente garantizan la ética de su accionar, sino todo lo contrario. Bajo el lema “la codicia es buena”, aunque sea a costa de la salud. Siendo ellos los mismos que arrinconaron a Argentina en la reciente reestructuración de la deuda externa, cuyos resultados evidencian no haber sido  nada favorables para el país, al no haber modificado gran cosa la tasa de riesgo país.

Por último a riesgo de recibir la descalificación de “teorías conspirativas, no puede dejar de mencionarse a Bill Gates. Quien en las últimas dos décadas ha financiado más de 1.400 proyectos relacionados con las vacunas, por un monto superior a los 12 mil millones de dólares, habiendo hecho aportes tanto a las vacunas de Pfizer BIONTech, como las de Oxford Astrazeneca, y Moderna. Y a la vez es un destacado maltusiano que predica la necesidad imperiosa de detener del crecimiento de la humanidad, que con sus efectos de cambio climático pone en riesgo la estabilidad del planeta.

La negra historia de Pfizer

Más allá de la cuestión política, las prevenciones respecto las nuevas vacunas ARNm de Pfizer y otros no resultan precisamente infundadas. Por caso Pfizer fue el creador de la pastilla azul de sinedafilo, que comercializa con la marca Viagra, que aportó una era de nueva y más extensa masculinidad.

A la que inicialmente diseñó para su uso en la hipertensión arterial y angina de pecho. Pero los primeros ensayos clínicos arrojaron que la droga tenía un ligero efecto en la angina, pero que podía inducir notables erecciones de pene. Y así nació el Viagra, con un proceso de experimentación, prueba y error, que no parece nada científico.

Pero estos reparos respecto su ciencia, son aún mucho más extensibles en relación ​con su ética. Al respecto está el caso de Nigería, que en el 2007 demandó a Pfizer por 2.700 millones de dólares, por ensayar ilegalmente el medicamento Trovan en 200 niños en el estado de Kano, el más extenso del país, durante una epidemia de meningitis en 1996. De los menores que participaron involuntariamente en los ensayos, según distintas fuentes, murieron entre 11 y 50, y otros sufrieron graves secuelas como sordera, ceguera, parálisis cerebral, y otras malformaciones.

https://elpais.com/diario/2009/04/19/domingo/1240113154_850215.html

Posteriormente Pfizer pagó 75 millones de dólares para indemnizar a las familias, y evitar así que la causa criminal que había comenzado en los tribunales llegase a prosperar. Y posteriormente los cables de Wikileaks de la Embajada de EEUU en Abuja, revelaron que a ese acuerdo se arribó, gracias a las maniobras que Pfizer concretó para conseguir que el fiscal general de Nigeria abandonase el caso. Entre ellas se destaca el pago de detectives para investigar minuciosamente al fiscal, y airear sus corruptelas en la prensa.

https://elpais.com/internacional/2010/12/09/actualidad/1291849238_850215.html

Pfizer además ha sido acusada reiteradamente de marketing farmacéutico agresivo, en violación de la ley. Uno de esos casos más notables es el de la comercialización ilegal de la gabapentina, que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de EEUU aprobó en 1993, solo para el tratamiento de las convulsiones.

No obstante, mediante el patrocinó de artículos sobre el fármaco en la literatura médica, y la supresión de sus resultados desfavorables, el medicamento fue utilizado ampliamente para usos no autorizados, como el tratamiento del dolor y las afecciones psiquiátricas. Finalmente Pfizer a través de su asociada Warner – Lambert, admitió haber violado las regulaciones de la FDA, y en el 2004 aceptó pagar 430 millones de dólares de indemnización, en uno de los acuerdos más grandes hasta entonces para resolver cargos penales y de responsabilidad civil por atención médica.

Posteriormente en septiembre de 2009, Pfizer se declaró culpable de la comercialización ilegal del medicamento para la artritis Bextra, y acordó un pago de 2.300 millones de dólares, siendo este el acuerdo de fraude de atención médica más grande hasta ese momento en EEUU. Pfizer había promovido la venta del medicamento para varios usos y dosis, que la FDA se había negado a aprobar. La droga fue retirada del mercado en el 2005.

Este fue el cuarto acuerdo de este tipo por parte de Pfizer en una década. El pago incluyó 1.300  mil millones en sanciones penales por infracciones graves a la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, y 1.000 millones de dólares para resolver las acusaciones de que había promovido ilegalmente los medicamentos para usos que no fueron aprobados por la FDA. Siendo esta la multa penal más grande jamás impuesta en EEUU hasta entonces.

Previamente en el 2005 se había presentado una demanda contra Wyeth , adquirida por Pfizer en 2009, alegando que la empresa comercializaba Rapamune (sirolimus) ilegalmente, para usos no aprobados. Al que promocionaba, entre otros medios, sobornando médicos y autoridades de hospitales, que lo recetaban recibiendo a cambio subvenciones, donaciones, y otras entregas de dinero. En 2013 Pfizer Wyeth se declaró culpable de infracciones penales a la Ley Federal de Alimentos, Medicamentos y Cosméticos, y para agosto de 2014 había pagado 491  millones de dólares en sanciones relacionadas con Rapamune.

En 2010, la red de seguros médicos Blue Cross Blue Shield (BCBS) presentó una demanda contra Pfizer, por supuestamente comercializar ilegalmente los medicamentos Bextra, Geodon y Lyrica. Alegó que Pfizer utilizó sobornos y persuadió erróneamente a los médicos para que prescribieran esos medicamentos. Con la entrega de materiales «engañosos» respecto usos no autorizados, el envió de más de 5.000 médicos en viajes al Caribe o alrededor de EEUU, y el pago de 2.000 dólares de honorarios a cambio de escuchar conferencias sobre esos medicamentos.

A pesar de las afirmaciones de Pfizer de que «la intención de la empresa era pura» para fomentar un intercambio legal de información entre médicos, un plan de marketing interno reveló que Pfizer tenía la intención de capacitar a los médicos «para que actuaran como voceros de relaciones públicas».

El caso se resolvió en 2014, con el pago de una multa de 325  millones de dólares. Temiendo supuestamente que Pfizer sea «demasiado grande para quebrar», y que procesar a esa mega empresa resulte en interrupciones de los planes de salud Medicare y Medicaid, los fiscales federales acusaron finalmente a “una subsidiaria de una subsidiaria de una subsidiaria de Pfizer, que no es más que un caparazón empresaria cuya única función es declararse culpable «.

https://en.wikipedia.org/wiki/Pfizer#Legal_issues

Otro caso fue el de The Quigley Company, firma que vendía productos aislantes que contenían asbesto cancerígeno, que fue adquirida por Pfizer en 1968. En 2013, las víctimas del asbesto y Pfizer negociaron un acuerdo por el que Pfizer se comprometió a pagar un total de $ 964  millones de dólares. 430  millones al 80% de los demandantes existentes, y 535  millones adicionales para pagar a los demandantes futuros y al 20% restante de los demandantes con reclamos subsistentes contra Pfizer y Quigley.

Pfizer también compró Shiley, una fabricante de válvulas cardíacas en 1979. Luego aproximadamente 500 personas murieron, cuando las válvulas cardíacas defectuosas se fracturaron. En 1994, Pfizer acordó pagar $ 10,75  millones para resolver las reclamaciones del Departamento de Justicia de EEUU, de que la compañía mintió para obtener la aprobación de las válvulas.

En la década de 1990 la Universidad Brigham Young (BYU) y el profesor de química Dr. Daniel Simmons, intervinieron en el descubrimiento de una enzima, que condujo al desarrollo de Celebrex, una nueva aspirina elaborada por Mosanto, que luego fue adquirida  por Pfizer. BYU originalmente pretendía una regalía del 15% sobre las ventas, equivalente a unos 9.700 millones de dólares. Tras una batalla de seis años, en el 2012 Pfizer acordó pagar 450  millones para cancelar esa demanda.

Además según los cables del Departamento de Estado de EEUU publicados por WikiLeaks, Pfizer «presionó contra Nueva Zelanda para obtener un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos, porque se opuso a las reglas restrictivas de compra de medicamentos de Nueva Zelanda y trató de deshacerse del ex ministro de salud de Nueva Zelanda, Helen Clark”, en 1990.

Por otro lado, como muestra de la conexión existente entre la FDA y las grandes farmacéuticas, recientemente el comisionado de la FDA Scott Gottlieb, renunció en abril de 2019 a su puesto. Y tres meses después se unió a la junta directiva de Pfizer, en julio de 2019.

Pfizer también se ha visto involucrada en la pandemia de los opiáceos, que ha sido calificada en EEUU como “el crimen del siglo”. Cometido por farmacéuticas, que comenzaron a vender como analgésicos sin contraindicaciones, a drogas que contenían opio, provocando así adicciones en todas las edades, desde la niñez hasta la vejez. Lo que llevó finalmente a EEUU a declarar en octubre de 2017 una emergencia de salud pública, al registrarse anualmente alrededor de 60 mil muertes por esas adicciones, que superan las provocadas por las guerras de Vietnam y Afganistán juntas.

Esto llevó a que más de 500 ciudades y condados de EEUU, iniciaran demandas contra Purdue Pharma, el laboratorio que impulso y naturalizó ese medicamento, y contra sus propietarios, los ocho miembros de la mega multimillonaria familia Sackler. Y ahora también en la volteada se encuentra Pfizer y su subsidiaria King Pharmaceuticals Inc, en lo que ya se evidencia su inveterada estrategia de poner subsidiarias de por medio, como un mecanismo de control de daños y riesgos en sus audaces negocios farmacéuticos.

https://www.consalud.es/ecsalud/internacional/allergan-y-pfizer-en-los-tribunales-por-la-crisis-de-opiaceos_53655_102.html

Pfizer brindo recientemente otra muestra de sus audaces negocios, al suspender en julio pasado la comercialización y retirarlo luego del mercado, a Chantix  o Champix, el famoso y muy rentable tratamiento que  ofrecía contra el tabaquismo. Al que incluso había logrado incluirlo en los sistemas de seguridad social para su suministro gratis a los pacientes, no obstante que contenían altos  niveles de agentes cancerígenos.

https://www.consalud.es/ecsalud/internacional/pfizer-retira-lotes-champix-presencia-carcinogenos_102373_102.html

Los alicaídos números de Pfizer prepandemia y su notable recuperación posterior

La revista española especializada en salud, Consalud, en abril de 2019 decía: Pfizer no pasa por su mejor momento y se le acumulan alertas, demandas y cierre de plantas.  El 2019 no está siendo un año nada fácil para la compañía farmacéutica Pfizer. Y es que, la compra de Hospira, entre otras, le está trayendo más de un dolor de cabeza. Esta adquisición por parte de Pfizer no ha sido la decisión más acertada para la compañía. Y es que, se suponía que la compra abriría un nuevo futuro farmacéutico para Pfizer, pero los problemas del pasado de la compañía siguen atormentando al fabricante de medicamentos.

Cuando Pfizer acordó pagar 17.000 millones de dólares (14.993 millones de euros) para hacerse cargo de Hospira en 2015, el acuerdo se presentó como una apuesta por los biosimilares y versiones más baratas de medicamentos biológicos. Sin embargo, no ha funcionado así. A principios de año, Pfizer anunció el cierre de sus instalaciones de inyectables en Irungattukottai y Aurangabad, en la India, las cuales se incorporaron a la farmacéutica mediante la adquisición de Hospira. Con el cierre de estas dos plantas, unos 1.700 empleados vieron peligrar sus empleos.

Asimismo, la compañía también ha tenido varios desencuentros con unos 900 trabajadores de su planta de Irlanda quienes rechazaron una recomendación del tribunal laboral de que acepten la oferta de Pfizer sobre las pensiones. La oscura polémica que rodea al antídoto contra alergias de emergencia, EpiPen, también ha traído nuevos problemas para Pfizer. La compañía está luchando contra una demanda en la que se le acusa de participar en un plan ilegal para impulsar las ventas de EpiPen.

Su planta de inyectables también ha sido protagonista. Y es que, pese a que la farmacéutica ha insistido en que las instalaciones de inyectables están progresando a buen ritmo; sin embargo, los problemas en la planta han persistido y a pesar de que el año pasado, Pfizer declaró que la situación debería mejorar en el segundo trimestre de 2019, el nuevo CEO, Albert Bourla, dijo que los problemas se prolongarán hasta 2020.

De igual modo, su medicamento para la artritis reumatoide y la colitis ulcerosa, Xeljanz, ha reportado problemas de seguridad en una dosis más alta del fármaco. En su momento, Pfizer dijo que estaba tomando medidas para la transición de pacientes con artritis reumatoide que habían estado tomando Xeljanz 10 mg dos veces al día, en un estudio posterior a la comercialización a una dosis de 5 mg dos veces al día.

El desabastecimiento de medicamentos también ha sido otro problema para Pfizer. Fármacos muy conocidos por los ciudadanos como sus píldoras anticonceptivas Loette, actualmente las farmacias no disponen de ellas desde hace unos meses. En su momento, la compañía aseguró que «el suministro se normalizará la primera semana de abril», pero, no ha sido así y las farmacias continúan con el desabastecimiento de Loette. Lo que está claro que Pfizer no ha dejado de acumular problemas en lo que va de año y todo apunta a que 2019 tampoco será su mejor año.

https://www.consalud.es/ecsalud/internacional/continua-la-crisis-en-pfizer-alertas-demandas-y-cierre-de-plantas_62825_102.html

Esta situación se vio reflejada en el precio de sus acciones, que cayeron de un máximo de u$s 44 a principios del 2019, a un mínimo de u$s 26 a principios del 2020, con una caída del 41 %. Pero posteriormente con motivo de la pandemia que se precipitó en febrero de ese año, el precio de la acción subió hasta llegar a tocar los u$s 53, o sea que la peste que asoló al mundo le permitió duplicar su precio. Bienvenida seas pandemia parece haber dicho Pfizer.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://es.investing.com/equities/pfizer

Esa extraordinaria alza en el precio de la acción, es consecuencia de la notable evolución de sus Resultados financieros. Habiendo pasado los ingresos totales trimestrales desde u$s 10.277 millones en septiembre del 2020, antes del lanzamiento de su vacuna contra la Covid, a u$s 18.977  en julio 2021, solo tres trimestres después, con un aumento del 85 %. Mientras que el Resultado de explotación paso de u$s 1.559 en septiembre 2020, a u$s 5.914 millones en julio 2021, con un aumento del 280 %. Proyectando así beneficios anuales por más de u$s 22 mil millones de dólares.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://es.investing.com/equities/pfizer-financial-summary

A continuación se detallan los principales accionistas de Pfizer, resultando nada tranquilizador que ellos esten encabezados por los lobos alfa de Wall Street Vanguard Group y Blackrock, liderado por Larry Fink. El mismo que puso contra las cuerdas al ministro Martin Guzmán en la renegociación de la deuda externa privada el año pasado en plena pandemia.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://es.finance.yahoo.com/quote/PFE/holders?p=PFE

Durante la cual incluso, concretó una manipulación fraudulenta en el mercado de los bonos, que cotizan en Argentina por separado en pesos y dólares. Con el doble objetivo de simular por un lado, un alza en los precios en dólares de los bonos que había que canjear, para hacer que el ministro Guzmán mejore su oferta.

Y por el otro lado, una caída proporcional de los bonos que cotizaban en pesos, a los efectos de generar una devaluación bursátil que llevo al dólar bolsa y al dólar blue hasta casi $ 200, para obligar al ministro Guzmán a aceptar sus condiciones, en especial las relacionadas con la posibilidad de concretar reestructuraciones de deuda futuras, tal como finalmente ocurrió.

Ver BlackRock vs Argentina: del buitre Paul Singer al águila imperial Larry Fink

Las incógnitas de las vacunas de Pfizer y otras

La “vía rápida”  de aprobación de las vacunas Covid justificada por razones de emergencia, consistió en no hacer los ensayos preclínicos en animales. No obstante considerar hasta el 2020 la ciencia médica, que la información obtenida en estos estudios, resultaba vital para que se puedan iniciar las pruebas en humanos sin riesgos. Al poder observarse comparativamente en esos ensayos con animales con mucho menor expectativa de vida, las consecuencias o riesgos que pueden acarrear los medicamentos o vacunas, no solo de inmediato, sino en el mediano y largo plazo.

La inexistencia de ese examen preclínico, arroja como resultado cierto, que no se conoce los riesgos para la salud y la existencia humana, que implica la vacunación masiva de la población mundial, especialmente con las vacunas basadas en ARN mensajero. Que son una verdadera innovación en el desarrollo de las vacunas, pretendiendo con ellas reemplazar las vacunas tradicionales, que en Occidente tienen una tradición de más 220  años, siendo su antigüedad en China y la India mucho mayor.

En Occidente se originó tanto su nombre como su técnica, basada en la inoculación de virus atenuados, o desactivados, cuando el médico inglés Edward Jenner le hizo caso a una tambera que se decía protegida de la viruela, porque había contraído viruela vacuna mientras ordeñaba las vacas, que se manifestaba en las llagas que tenía en sus manos.  Jenner decidió probar esa hipótesis, inoculando en un niño materia extraída de esas llagas, quien por unos días padeció síntomas leves de viruela. Pero luego cuando Jenner  le inoculó materia tomada de una llaga de viruela humana, el niño no se enfermó, y así nació la “vacuna”.

https://www.historyofvaccines.org/es/node/1579

En el caso de las novedosas vacunas de ARN mensajero de Pfizer, Sputnik, Moderna, y otras, ese principio clásico experimentado durante más de dos siglos, de inocular en dosis homeopáticas el antígeno, para que el sistema inmunitario reconociéndolo como una sustancia extraña, produzca anticuerpos contra el mismo, fue dejado enteramente de lado.

Y lo que se hace es introducir un segmento del código ARNm en las células de las personas, para que sean estas las que elaboren el antígeno. Consistente en el caso de la Covid en la proteína Spike, pico, o espiga del coronavirus, para que el sistema inmune las combata como un cuerpo extraño, creando anticuerpos contra ella.

Más allá de las ciencias médicas, desde una perspectiva ontológica referida a la unicidad del ser, cabe interrogarse respecto esta técnica novedosa, como puede ser que sea el mismo organismo, el que esquizofrénicamente elabore el antígeno por un lado, y los anticuerpos para combatirlos por el otro. Haciendo así la función de poliladron, de policía por un lado, y de ladrón por el otro, lo cual supone simplificar el complejísimo sistema de la vida humana y biológica en general, en un modelo mecanicista carente de una unidad sistémica.

Pero más allá de esta objeción ontológica respecto esas vacunas experimentales, hay otros aspectos que hacen que en el caso de la vacuna de Pfizer, y también la de Moderna  y otras originadas en EEUU, la experimentación sea doble. Al estar envuelta sus sustancia activa, el ARN mensajero con las instrucciones para generar la proteína Spike, con un nanolípido, o sea con un plástico PEG, que es abreviatura de polietilenglicol.

Siendo la primera vez que se experimenta este “envase”, para poder introducir el ARN en las células del humano receptor de esa vacuna. Que en EEUU parece ser consecuencia del resultado altamente negativo que brindó el ensayo en animales, de usar como “envase” o vector viral que porta el ARNm, adenovirus humanos desactivados, como es el caso de la vacuna rusa Sputnik. Mientras que en el caso de la vacuna inglesa sueca Oford – Astrazeneca, se emplea un adenovirus de chinpance.

Al respecto, con la firma nada menos de Anthony Faucci, el director del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de EEUU, que es quien ha empuñado la batuta en la lucha contra la pandemia en eses país, juntos otros expertos, en el año 2014 publicaron en la revista científica Sciense, un artículo en que reportaban los desalentadores resultados que tuvieron distintas farmacéuticas que trataron de creer una vacuna contra el HIV, usando vectores de adenovirus que contenía insertos genes del HIV.

Consignando al respecto en ella: “Cabe destacar que se observó una tendencia hacia un aumento de las infecciones por HIV en los receptores de la vacuna. Una vez que se analizó todo el conjunto de datos acumulados a partir de 18 meses de seguimiento ciego, esta tendencia se volvió estadísticamente significativa”. Llegando así a la conclusión que esa combinación de adenovirus y genes de HIV, era altamente inconveniente, al menos a este respecto. Lo que habría derivado en la novedosa aparición de los envases plásticos, cuyas secuelas se desconocen porque también pueden generar respuestas inmunes.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4414116/

El desaliento en EEUU a la información de los eventos adversos

Dada la férrea censura, propia del medioevo, existente en las grandes redes sociales y medios digitales respecto toda información que de alguna manera cuestione las vacunas contra la Covid, en redes alternativas circula un video de la doctora estadounidense Deborah Conrad. En el cual denuncia las graves fallas y negligencia que existe respecto el sistema de reportes de efectos adversos de vacunas en EEUU, denominado VAERS (Vaccine Adverse Event Reporting System).

https://www.bitchute.com/video/KGAyw5lKnZNQ/

En concreto, acorde con las cuestionadas tácticas antiéticas de Pfizer antes vistas, Conrad afirma que los profesionales de la salud en EEUU están absolutamente desinformados respecto su obligación de informar los eventos adversos. Y al ver multiplicarse esos casos, Conrad se dedicó a reunir los datos necesarios para confeccionar esos reportes en el hospital donde trabaja, por parte de vacunadores que le comunicaban voluntariamente la existencia de esos eventos.

Para facilitar esa tarea, solo pedía a los vacunadores que le dieran los datos de contacto con las personas afectadas, para obtener los datos indispensables para hacer los reportes en los complicados formularios del VAERS. Hasta que esto según ella, se convirtió en “una ardua tarea de tiempo completo”.

Razón por la que pidió auxilio a la dirección del hospital, la que coartó la tarea que venía realizando, prohibiéndole que informara eventos adversos de quienes no eran sus pacientes directos. Advirtiéndole además que “tenía que apoyar los esfuerzo para la vacunación y la aceptación general de la inyección”. Estimando el video en cuestión que solo se reportan actualmente el 1 % de los eventos adversos que suceden en EEUU.

Una idea de esta situación, la aporta el Informe Nº 10 del ESAVI (Evento Adverso Supuestamente Atribuible a la Vacunación e Inmunización) del ministerio de Salud de Argentina, que consigna comparativamente los eventos adversos de las vacunas Pfizer y otras, reportados en distintos países del mundo, como se puede ver en el siguiente cuadro.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/vacuna/equipos-salud/informes-seguridad

Pudiéndose observar en él que la tasa de eventos adversos reportados para la vacuna de Pfizer, pasa de 41,8 por cien mil en Canadá, a  169,85 en USA, 321,13 en el RU, y 872,7 en Chile. Verificándose una notable dispersión que resulta inexplicable, salvo la existencia de graves falencias en la registración por parte de los países con menores índices, como EEUU y Canadá.  Y lo mismo sucede en relación con los casos graves, que tienen una proporción del 9 % en USA y del 19,1  % en Canadá, etc.

Pfizer e Israel, el laboratorio del mundo y sus ominosos resultados

El CEO de Pfizer Albert Bourla declaró recientemente: “Israel se ha convertido en el laboratorio del mundo en este momento porque han vacunado a una gran parte de su población, por lo que podemos estudiar tanto los índices económicos como los de salud” .

https://www.lanacion.com.ar/el-mundo/vacuna-el-ceo-de-pfizer-revelo-por-que-eligio-a-israel-como-laboratorio-global-nid11032021/

No obstante sus resultados no parece ser muy alentadores, dado que actualmente, vacunada el 67,5 % de su población, soporta una tercera ola de Covid, aún más intensa que las dos anteriores, como se puede apreciar en la siguiente imagen obtenida de Google, “Enfermedad por el nuevo coronavirus”.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.google.com/search?q=isarel+covid&rlz=1C1GGRV_enAR751AR752&oq=isarel+covid&aqs=chrome..69i57j0i10i433j0i10i457j0i10l7.2779j0j9&sourceid=chrome&ie=UTF-8

Y las muertes también se suceden, no obstante que tiene el 62,5 % de la población vacunada con dos dosis, cerca del porcentaje necesario para lograr supuestamente la inmunidad de rebaño. Al mismo tiempo que se ha dispuesto la aplicación de una tercera dosis, por la supuesta incidencia de la variante Delta.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.google.com/search?q=isarel+covid&rlz=1C1GGRV_enAR751AR752&oq=isarel+covid&aqs=chrome..69i57j0i10i433j0i10i457j0i10l7.2779j0j9&sourceid=chrome&ie=UTF-8

Al mismo tiempo en Israel se han comenzado a hacer estudios respecto la irregularidad menstrual que han soportado mujeres vacunadas, e incluso la menstruación en mujeres que hacía años que habían atravesado la menopausia. Una de las tantas mujeres afectadas por ello afirmó al respecto:

“Fue extraño porque mi período es tan regular como un reloj suizo. Al principio, no pensé en ello, pero dos semanas después volví a tener mi período durante siete días. Dos semanas después, sangrado que duró cuatro días. Resultó que durante casi seis meses hubo más días en los que sangré que en los que no. Después de hablar con mis amigas, me di cuenta de que el fenómeno está mucho más extendido”.

https://www.haaretz.com/israel-news/israelis-to-study-possible-link-between-menstrual-irregularities-and-covid-vaccines-1.10253018

El artículo de Haaretz, que trata el asunto con la máxima benevolencia, como corresponde a lo “políticamente correcto” en las cuestión de las vacunas, aunque sean ellas experimentales y de emergencia como es el caso de las Covid, consigna que  se “han publicado investigaciones preliminares en Gran Bretaña y Estados Unidos, y el gobierno de Estados Unidos ha asignado 1,67 millones de dólares para la investigación sobre el tema”.

Y que además podría estar involucrada en la cuestión la esterilidad femenina y la infertilidad masculina. Existiendo distintas informaciones que refieren un aumento notable de los abortos espontáneos en las mujeres que han sido vacunadas, que algunas fuentes afirman que son en una proporción de uno a ocho.

Esta cuestión desde los inicios de la pandemia, ya había sido alertada en distintos informes y por distintos científicos. Y su razón de ser parece ser muy sencilla, tal como se puede apreciar en la siguiente imagen obtenida del reconocido portal médico The Human Protein Atlas, referida a la proteína AC2. Que es señalada de ser la puerta de entrada del coronavirus en las células, al encajar en ella “como una llave en la cerradura” su proteína Spike.

https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/descubren-como-penetra-coronavirus-celulas-humanas_15274

Como se puede apreciar en la siguiente imagen obtenida del mencionado Atlas referida a la proteína AC2, esta abunda identificada con color, principalmente en la mujer, en los tejidos relacionados con la reproducción humana. Siendo esto refrendado por obstetras de Argentina, que han observado casos de molestias y picazón en las mamas y pezones por parte de muchas mujeres, tras recibir las vacunas ARN mensajero.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.proteinatlas.org/ENSG00000130234-ACE2#gene_information

Bill Gates, la salud, las vacunas, y la sobrepoblación

Al respecto resulta notable la cantidad de dinero destinado a cuestiones relacionadas con las vacunas por parte del multi mega millonario Bill Gates. Quien además de ser propietario de Microsoft y una inmensa fortuna,  es un destacado malthusiano, que afirma que la población de la Tierra marcha hacia una población de 9.600 millones de personas, que ponen en riesgo la sostenibilidad del planeta. Tal como lo expuso en el mensaje anual de la Fundación Bill y Melinda Gates del año 2014, y en el siguiente video, considerando además que debería reducirse un 15 % la actual población de 6.500 millones de habitantes.

https://www.gatesfoundation.org/-/media/gfo/5ideas_articles/annual-letters/al2014-pdf-files/2014_gatesannualletter_english_1.pdf

Concretamente la Fundación Bill y Melinda Gates en las  últimas dos décadas financió 1.409 proyectos relacionados con las vacunas, por un total de nada menos que 12.383 millones de dólares. Con un ritmo cada vez más creciente, como se puede apreciar en el siguiente gráfico, el que en su eje izquierdo refleja el monto anual de los proyectos aprobados, y su eje derecho la cantidad anual de ellos.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://www.gatesfoundation.org/about/committed-grants

Ritmo que se acentuó a partir del año 2016. A la par de que la exigencia para la selección de esos proyectos, era que no se tratara de métodos tradicionales basados en virus atenuados o desactivados, sino mediante mecanismos novedosos como el del ARN mensajero. Llegando ese año a aprobar 113 proyectos, por un total de 2.256 millones de dólares. Y actualmente en lo que cursó 2021 hasta julio, se aprobaron otros 65 proyectos por un total de 1.764 millones de dólares.

Se trata evidentemente un descomunal esfuerzo financiero en torno las vacunas, que fue destinada incluso a BiONTech, el socio alemán de Pfizer para las vacunas Covid. A Oxford, la universidad que detenta la vacuna Astrazeneca. Al Instituto Pirbright, que desarrolló junto con la Universidad de Oxford esta vacuna, y además patentó un coronavirus con efectos muy parecidos al SARS-Covid-19. Y a Moderna, la otra vacuna ARN mensajero difundida en EEUU, etc.

Ver SARS Coronavirus 2 de la Covid 19 ¿Un frankestein que salió del laboratorio? (I)

A esto se suma el efecto combinado que produce el coronavirus Covid – 19, que demanda una vacunación masiva cada vez más obligatoria, que tiene la particularidad de suscitar cuadros leves o moderados de Covid, que a su vez suscitarían la esterilidad femenina y la infertilidad masculina, además de otros problemas de salud relacionados con el sistema cardíaco e irrigatorio.

Lo cual lleva a que asome la sospecha, seguramente descalificada como “teoría conspirativa”, de si el mega filántropo maltusiano Bill Gates, como un moderno Doctor Neurus, se ha lanzado a concretar y financiar subrepticiamente, mediante esos mecanismos que propician la esterilidad femenina y la esterilidad masculina, una reducción modulada de la población de este planeta, conforme sus acotadas aspiraciones demográficas. Ante la poca y lenta eficacia que tiene en los países periféricos, los métodos anticonceptivos y el aborto promocionados desde el primer mundo.

Ver La política del aborto liderada por EEUU por razones de Seguridad Nacional

Acelerando así la reducción de la tasa de crecimiento demográfico, a los efectos de poder enfrentar velozmente los riesgos del cambio climático, que ha pasado a ser la preocupación acuciante de los países con mayor desarrollo. Siendo muy ilustrativo al respecto el siguiente gráfico empleado por Bill Gates en el anterior video, en el que a partir del año 2020 se proyecta que pese a la abrupta caída de la tasa de crecimiento demográfico actual, la población mundial podría exceder los 11 mil millones de personas en el año 2100, casi duplicando la población actual.

Pfizer, vacuna, Covid 19

https://elpais.com/elpais/2018/02/13/planeta_futuro/1518526132_101724.html

A esto se agrega que tanto Microsoft de Bill Gates, como el grupo “imperios tecnológicos” denominado GAFAT (Google, Apple, Facebook, Amazon o Twitter) han tenido enormes ganancias, con motivo de la pandemia y cuarentena, y la obligada digitalización de las sociedades. Siendo además casualmente el multi imperio de GAFAT,  el que establecido una feroz censura respecto a cualquier cuestionamiento que se realice en relación con las vacunas experimentales lanzadas contra la COVID 19.

https://www.elmundo.es/economia/empresas/2020/07/30/5f233d1b21efa0e2798b4684.html

Por lo que al sambenito de “teorías conspirativas” bien podría oponer el “cui bono”, a quién beneficia todo esto, que es el principio básico de toda investigación. A lo que se debe agregar la observación, de que muy probablemente el ex presidente de EEUU Donald Trump hubiese logrado su reelección, si no hubiese aparecido la pandemia de la Covid 19.

Siendo en tal sentido notable el enfrentamiento que mantenía Trump con Bill Gates, al haber propuesto en el año 2017 a Robert Kennedy Jrs que encabezara una comisión, para investigar la seguridad de las vacunas. Habiéndole comunicado esta intención a Bill Gates, cuando este le solicitó en una audiencia un apoyo estatal para el desarrollo de las vacunas.

https://vacunasaep.org/profesionales/noticias/trump-encarga-rf-kennedy-jr-revisar-seguridad-vacunas

Razón por la que posteriormente Gates se burló públicamente de la ignorancia del presidente Trump respecto las vacunas. Pudiéndose afirmar finalmente que el mega filántropo Bill Gates se ha favorecido especialmente por la diosa Fortuna a la que aludía Maquiavelo, ya que todas las cosas le salieron redondas. Sin mencionar que casualmente como Casandra o como un profeta moderno, años anteriores ya había pronosticado que se venía una pandemia, a la par que financiaba generosamente las innovaciones en las vacunas.

https://www.france24.com/es/20180518-bill-gates-se-rie-de-trump-por-confundir-el-virus-del-sida-con-el-del-papiloma

El pobre resultado de las costosas vacunas de Pfizer Elea

En el 2008 con la intervención de la actual ministra de Salud Carla Vizzotti, se creó el ESAVI, para hacer un seguimiento de la seguridad de las vacunas. Pero lo que no parece haberse hecho nunca es respecto su eficacia, no obstante los casi 600 millones de dólares gastados en relación por ejemplo, con las vacunas contra el neumococo provistas -como se dijo en la primera parte de esta nota- por Pfizer y ELEA a partir del 2011.

Ver Vizzotti y el negociado de las inmunizaciones sin inmunizados

En los siguientes gráficos, confeccionados en base los tardíos datos publicados por el ministerio de Salud de la Nación hasta el año 2017, se muestra la evolución de los egresos hospitalarios de enfermedades que supuestamente debería prevenir esas costosas vacunas. Observándose en el caso de las bronquitis y bronquilitis, que ellas en lugar de disminuir, aumentaron, llegando hasta un pico de casi 45 mil en el 2015. Y con respecto a neumonía e influenza, la curva se mantuvo casi horizontal, con una leve baja, entre los 14 y 19 mil casos.

Pfizer, vacuna, Covid 19

En relación con ciertas enfermedades prevenibles con la vacuna, se puede observar que los egresos hospitalarios aumentaron notablemente en el año 2011 en que comenzó la vacunación. Y luego en el 2014 cayeron prácticamente al mismo nivel del 2010, para ubicarse finalmente en el 2017 por encima de ese nivel. Y en cuanto la meningitis bacteriana, partiendo de 160 egresos en el año 2010, estos subieron a 184 en el 2011, y finalmente se ubicaron en 100 egresos en el año 2017.

Pfizer, vacuna, Covid 19

El comentario por parte de médicos pediatras al ver estos resultados epidemiológicos fue: “en términos bioestadísticos los resultados son paupérrimos, sin tener en cuenta sus costos, y posibles complicaciones colaterales”. Pero en Argentina parece que todo vale en negocios relacionados con la salud, sobre todo si de por medio se encuentran Pfizer, y las familias Sigman y Sielecki.-

Ver VACUNAS: vidas paralelas de Sigman y Vizzotti (2) con $ 68 mil millones

Nota del autor: esta investigación fue hecha en honor de una vieja amiga que murió en soledad, por una trombosis que padeció tras recibir una novedosa vacuna ARN mensajero. Y como carecía de parientes y deudos, nadie pudo reclamar en su nombre la indemnización dispuesta por el Gobierno.

Comentar con Facebook
COMPARTIR LA NOTA
Imagen por defecto
Javier Llorens
Investigador en temas económicos y jurídicos | Asesor de la Comisión de Investigaciones del Senado de la Nación | Asesor Legislativo | Co-autor del libro: «La Argentina Robada»
Artículos: 214

Ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Un comentario

Deja un comentario