Cómo el patriarca George Soros planificó el aborto y el empoderamiento femenino

Compartir la nota

George Soros es un megarico que de especulador financiero pasó a desempeñarse como planificador social, mediante la Open Society Foundations (OFS). Que es una ONG (Organización No Gubernamental) de ONGs, o sea una ONG de segundo grado, que se dedica a financiar ONG que respondan a las premisas de su financista. En lo que se ha llamado la “onegeanización” de la sociedad, para llevarlas a estas y a sus gobiernos hacia determinados rumbos impuestos por el planificador.

El sentido oculto de estos megaricos filántropos, es obviamente preservar sus mega riquezas  y el mecanismo de acumulación que les permite acrecentarlas día a día, aumentando incesantemente la diferencia con el resto de la humanidad. Y para ello destinan algunos miles de millones de dólares al año, que no hacen mella alguna en ellas.

Al respecto Soros tiene dos objetivos estratégicos. Uno es el asco que parece producirle la mujer encinta y la maternidad, que hace que en el planeta haya cada vez más sapiens. Lo que como un bomba demográfica pone en riesgo el mega capitalismo financiero turbo, que hace que los mega ricos sean cada vez más mega ricos.

Por eso financia generosamente a las ONG y personalidades políticas que promueven el aborto, oponiéndose frontalmente a que se “personalice” al feto. Que pasa a ser una cosa descartable, como otro bien de consumo, goce y tírelo. No obstante que, quiérase o no, se trata de otro sapiens. Y así la violencia en la intimidad, en la que el hombre cree que “su” mujer es una cosa, ha pasado en estos tiempos posmodernos a un estadio aún más íntimo, en la que la mujer cree que el sapiens o humano que lleva en sus entrañas, es “su” cosa.

Ver Marta Alanís, del MTP y Gorriarán Merlo a CDD “Católicas por el Derecho a Decidir” el aborto y la Fundación Ford y otras

Soros además financia toda aquella ONG que promueva la diversidad sexual infértil. Para evitar así también que aparezca otro infeliz sapiens en el planeta, al mismo tiempo que la sociedad del consumo y la satisfacción inmediata, demanda más y más sexo, como otra mercadería u otra droga. No siendo casual en tal sentido que Soros, además de disipar el líbido,  también propugne la despenalización de la droga, que hacen que los integrantes de las sociedades se tornen pasivos, y ni les ocurra cuestionar a los mega ricos y otras injusticias.

Desde siempre los sapiens han avanzado en su maravillosa aventura de animales a dioses, según el historiador israelí Yuval Harari, no en base al hedonismo y la satisfacción inmediata, sino mediante moderar lo primero y diferir lo segundo. Pero esto es precisamente lo opuesto a una sociedad de consumo, que amenaza con exterminar al planeta Tierra, mientras los megaricos se hacen cada vez más mega ricos, y el malestar social cunde en los países occidentales.

Y ante este malestar, que la filosofía socialista denomina “lucha de clases” el mega rico planificador Soros, también tiene su alta estrategia. Consistente en reemplazar la lucha de clases, por la lucha de sexos, o si se quiere de géneros. Y así predica la necesidad de una “igualdad de ingresos” y “justicia económica” para la mujer que la equipare al hombre, promoviendo su empoderamiento. Que a la par depare una caída de su fertilidad en este mundo congestionado. Pero ni se le ocurre mencionar la redistribución de la riqueza, para que haya menos pobres y menos mega ricos, y se facilite la igualdad de ingresos para todos y todas.

La filtración de la cerrada Open Society

A esta altura algún lector dirá que estas son “teorías conspirativas” sin prueba alguna. Pero es el caso que en el año 2016 se produjo una masiva filtración de documentos de la Open Society, a través del sitio DCLeaks. Que había sido creado para publicar las filtraciones de mails pirateados al Partido Demócrata y el Ejército estadounidense (DC = Distrito de Columbia la capital de EEUU). Los cuales comprobaban las andanzas atribuidas a Soros, entre ellas la revolución de terciopelo en Ucrania, con el financiamiento de la insurrección de la plaza de Maidan, y otras en Moldavia, Macedonia, etc.

No obstante, lo que no habían conseguido los poderosos demócratas norteamericanos, lo consiguió Soros, quien en pocos meses logro cerrar el sitio. Así si uno consulta actualmente el portal http://soros.dcleaks.com/ o http://soros.dcleaks.com/view?div=us, lo único que obtiene es la leyenda Not Found (Extraviado). Y los mismo pasa con www.dcleaks.com.

Ministro Rubinstein, Salud Publica, Presupuesto, Costo de aborto legal, Papa Francisco, Macri, Magnetto, CEO del Grupo Clarín, aborto, Iglesia Católica, EEUU, Vaticano, Senado, 8 de agosto, Ley de aborto legal, seguro y gratuito, George Soros

La desaparición de esa documentación resulta una notable paradoja tratándose de la Open Society, o Sociedad Abierta, que de esa manera, tanto sea por el contenido de la filtración, o por el cese de esta, revela ser una sociedad cerrada, que apesta a intransparencia y secretismo. Lo que se disimuló ante la opinión pública, atribuyendo el sitio DCLeaks y las filtraciones al espionaje ruso. Y también resulta notable que ni los grandes medios del mundo, ni de Argentina, hayan dicho una sola palabra sobre esos documentos filtrados, y sus notables revelaciones.

En total se filtraron 2.576 documentos, 1.413 PDF, 775 Words, 135 Excel, 20 Power Point PT, etc. Correspondiendo 967 documentos a la situación en EEUU, 651 a la de Europa, 224 a la de Eurasia, 26 a la de Asia, 84 a la de Latinoamérica, 85 a la de Africa, 42 al Banco Mundial, con quien Open Society mantiene estrechas relaciones, y 365 a la Oficina del Presidente.

Actualmente subsisten algunos de esos documentos en el blog en idioma alemán https://blog.fdik.org compilados en forma desordenada y sin acceso con un buscador. Pero cuyos contenidos son elocuentes para mostrar el verdadero rostro de la Open Society y su creador George Soros, y su telaraña mundial.

Ministro Rubinstein, Salud Publica, Presupuesto, Costo de aborto legal, Papa Francisco, Macri, Magnetto, CEO del Grupo Clarín, aborto, Iglesia Católica, EEUU, Vaticano, Senado, 8 de agosto, Ley de aborto legal, seguro y gratuito, George Soros

https://fdik.org/soros.dcleaks.com/

También figuraba el actualmente inhallable documento “Open Society Justice Initiative Proposed 2014 Strategy – Women’s Right Program” (Sociedad Abierta Iniciativa de Justicia propuesta para la Estrategia 2014 – Programa de Derechos de las Mujeres) del que solo se encuentra una publicación en el sitio https://issuu.com/ que seguidamente se reproduce.

En el mismo, cuya traducción Stripteasedelpoder.com brinda a su lectores, se puede apreciar el grado de detalle y alcance de la planificación de la manipulación de la mujer concretada por parte del patriarca Soros, en el periodo 2016 – 2019 respecto los “derechos sexuales y reproductivos”, la promoción de la “justicia económica”, y el fortalecimiento de las “organizaciones y movimientos de derechos de las mujeres”.

Ver Los “líderes confiables” argentinos financiados por Soros: de la derecha hasta la izquierda están todos

Previendo en cada caso la porción del presupuesto destinado a esas manipulaciones, y los objetivos a lograr. Que en el caso de la legalización del aborto se centraba principalmente en Irlanda, país que era eminentemente católico, para de esa forma hacerlo viable en otros países católicos. Como parece haber sucedido el año pasado en relación con Argentina

Ver LEGALIZACIÓN ABORTO: el golpe mortal de EEUU contra el Papa Francisco

PR0GRAMA DE DERECHOS DE LA MUJER ESTRATEGIA 2016-2019

I. Resumen ejecutivo

El reconcebido Programa de Derechos de la Mujer (WRP) se esfuerza por promover la ciudadanía plena e igualitaria de las mujeres: participación de ellas, rendición de cuentas, autonomía y seguridad para ellas. Tal como se utiliza en esta estrategia, la ciudadanía se refiere a la plena inclusión de las mujeres en el colectivo de vida de una sociedad. WRP promoverá los derechos sexuales y reproductivos, promoverá la justicia económica y fortalecerá las organizaciones y movimientos de derechos de las mujeres.

Consideramos que estos objetivos están interconectados, porque para que las mujeres ocupen su lugar pleno como ciudadanas, deben poder controlar sus cuerpos, tener un nivel de seguridad económica que permita la participación pública y tener la capacidad de defenderse por sí mismas.

Si bien los donantes líderes en el campo priorizan proyectos de un solo tema orientados al servicio y, a medida que crece el retroceso contra los avances en el logro de los derechos de las mujeres, el trabajo de WRP posiciona a las mujeres como agentes de cambio, no beneficiarias de la asistencia, equipándolas con herramientas y recursos para exigir responsabilidad sus derechos.

Nuestro papel distintivo es abordar los temas controvertidos evitados por otros donantes más importantes, en particular sobre la sexualidad y reproducción de las mujeres. Podemos hacerlo como un pequeño programa en una fundación que fomenta la toma de riesgos y respalda nuevos temas, actores y estrategias. A diferencia de otros donantes, podemos aprovechar una red de fundaciones locales en más de 40 países para identificar oportunidades de acción y los actores de primera línea adecuados para respaldarlos.

Capaces de implementar una variedad de herramientas, desde la concesión de subvenciones hasta el litigio y la promoción directa, y la membresía en una red capaz de establecer conexiones entre los derechos de las mujeres y otros campos vibrantes, como la justicia fiscal y la responsabilidad social, priorizaremos la vinculación de los grupos de derechos de las mujeres con otros grupos sociales. Vemos el papel de WRP como catalizador y trabajaremos en lugares con oportunidades de impacto, sin restringirnos a regiones específicas desde el principio.

Nuestra estrategia 2016-2019 incluye trabajar bajo tres temas:

  1. Vamos a promover los derechos sexuales y reproductivos (Tema: la salud y los derechos)para que las mujeres tengan pleno control de sus cuerpos. Esto incluye permitir el acceso al aborto seguro y legal, y revertir los esfuerzos para restringir el comportamiento de las mujeres a través de apelaciones a la protección fetal. Específicamente, desafiaremos la ola de legislación que valora al feto “por igual” o más que a una mujer embarazada, como en la enmienda constitucional de Irlanda. En 2017, desarrollaremos el trabajo para desafiar la coacción y criminalización de las mujeres a través del control de su sexualidad y reproducción, incluyendo pruebas de virginidad forzadas; abuso de mujeres embarazadas durante el cuidado materno; y expulsión de la escuela o del trabajo por embarazo. Al final del período de la estrategia, el WRP espera haber ayudado a establecer un grupo sólido de organizaciones comprometidas con la lucha contra estas tendencias regresivas y haber puesto a prueba estrategias para detener, mitigar o revertir con éxito la legislación y las prácticas nocivas en al menos tres países. Dedicaremos entre el 40% y el 50% del presupuesto de 2016 a este trabajo.
  2. Promoveremos la justicia económica (Tema: avance económico y gobernanza) través de la promoción de la reforma determinantes estructurales de las mujeres de autonomía y participación, como la reforma de leyes y políticas que privan a las mujeres del derecho a deducir impuestos como jefas de hogar, o que permiten la desheredación y privación de propiedad de las mujeres. Traeremos un análisis de género a la promoción de la gobernanza de los recursos naturales, por ejemplo, examinando el impacto particular de las industrias mineras en las mujeres en el sur de África, y fortaleciendo la capacidad de los grupos de derechos de las mujeres para participar de manera más efectiva en estos y otros campos relevantes. Al final del período de la estrategia, habremos identificado importantes oportunidades para dar forma a la cartera; introduciendo el concepto de “alfabetización política económica” en las organizaciones de mujeres que trabajan a nivel nacional; mayor participación de los grupos de derechos de las mujeres en la promoción de temas como la reforma fiscal y la gobernanza de los recursos naturales; e incorporando un análisis de género en las iniciativas de rendición de cuentas social y gobernanza fiscal en países africanos seleccionados. Dedicaremos el 10-20% del presupuesto de 2016 a este trabajo.
  3. Apoyaremos el trabajo para fortalecer el campo de los derechos de las mujeres (tema: derechos humanos y práctica democrática). a través de subvenciones a organizaciones que emprenden estrategias para presionar a sus gobiernos para que implementen sus compromisos sobre los derechos de las mujeres, para vincular las organizaciones de derechos de las mujeres con otros actores del cambio social, y para apoyar el desarrollo de liderazgo intergeneracional o líderes jóvenes. 

Al final del período de la estrategia, habremos identificado una cartera clara de organizaciones de derechos de las mujeres para apoyar el desarrollo o la profundización de los esfuerzos de rendición de cuentas a nivel nacional; profundizado el banco de las organizaciones de derechos de las mujeres, con vínculos con otros vibrantes movimientos de cambio social; y delineado una estrategia para desarrollar y apoyar el liderazgo joven en el movimiento por los derechos de las mujeres. Dedicaremos entre el 30 y el 40% del presupuesto de 2016 a este trabajo.

Como el programa es nuevo, secuenciaremos nuestro trabajo para apoyar organizaciones conocidas, mapear nuevos beneficiarios, sondear el interés de las fundaciones nacionales / regionales y otorgar algunas subvenciones iniciales en los primeros dos años. Desarrollaremos iniciativas específicas en los años siguientes y es posible que también revisemos nuestras áreas temáticas existentes.

 II. Cambios notables N / A

 III. Análisis de campo

Los últimos 20 años vieron un compromiso sin precedentes con los derechos de las mujeres establecido en los marcos de políticas globales y las leyes nacionales, desde el reconocimiento de la violencia contra las mujeres como una violación de los derechos humanos, la igualdad de género en la representación política, y la afirmación del derecho de las mujeres a decidir sobre la maternidad. La implementación de estos compromisos ha sido mixta, con más avances en sectores considerados menos controvertidos, como la reducción de la mortalidad materna o el aumento del número de niñas en la escuela.

Al mismo tiempo, vemos un retroceso fuerte y efectivo a los avances realizados por las mujeres por parte de actores políticos y religiosos conservadores, incluidos ataques a la palabra “género” por socavar los “valores familiares”, restricciones en el acceso al aborto incluso cuando es legal, y una mayor vigilancia policial de vestimenta y participación política de las mujeres jóvenes en el Medio Oriente y varios países africanos.

La historia muestra que el mayor predictor del progreso en los derechos de las mujeres, es la presencia de movimientos fuertes y autónomos por los derechos de las mujeres. Sin embargo, en el momento en que más se las necesita para responder a este creciente retroceso, las organizaciones y movimientos de derechos de las mujeres que han estado a la vanguardia de la promoción de los derechos de las mujeres, se ven debilitados por la fatiga del liderazgo y la disminución de la financiación.

Hay una nueva energía y activismo entre las feministas más jóvenes que pueden no ver la manera de ingresar a las organizaciones establecidas. También existen nuevas y emocionantes oportunidades para proteger y promover los derechos de las mujeres a través de colaboraciones con otros vibrantes movimientos de cambio social, como la transparencia y la rendición de cuentas, el acceso a la justicia y el buen gobierno. Y aún queda mucho por hacer a través de mayores esfuerzos para impulsar la implementación de los compromisos existentes para promover los derechos de las mujeres.

Los mayores donantes en el campo de los “derechos de las mujeres”, incluida la Fundación Gates, el gobierno de los Estados Unidos. y un número creciente de empresas, se centran en el empoderamiento individual, y la contribución instrumental del empoderamiento a los objetivos de desarrollo. Los pocos donantes que apoyan la transformación estructural de los sistemas políticos y económicos tienen comparativamente menos recursos.

IV. Posicionamiento del programa

En un campo donde los principales donantes a menudo dan prioridad a proyectos de un solo tema, orientados al servicio, y donde la cautela política impide abordar cuestiones más sensibles de poder, autonomía sexual y reproductiva y seguridad económica, WRP puede desempeñar un papel distintivo para ayudar a las mujeres a participar como ciudadanos completos.

A diferencia de la mayoría de los donantes sobre el terreno, WRP puede trabajar con una red de fundaciones con personal local en más de 40 países y siete regiones. Esta red ofrece un conocimiento profundo del contexto local, las oportunidades y los actores de primera línea, lo que permite trabajar, por ejemplo, para fortalecer la capacidad de las mujeres rurales en Senegal para insistir en que su gobierno respete sus derechos de propiedad de la tierra en la que trabajan, o el financiamiento de una organización de derechos de la mujer en el Medio Oriente que colabora con académicos musulmanes para reinterpretar enseñanzas religiosas que apoyan la igualdad de la mujer.

La red OSF también nos permite hacer conexiones entre países / regionales, como el apoyo a un movimiento feminista intergeneracional regional naciente con el Programa Eurasia. Trabajando con las mujeres como agentes activas para el cambio, capaces de hacer que los gobiernos rindan cuentas, en lugar de como víctimas que necesitan protección, podemos utilizar un conjunto diverso y adaptable de herramientas: apoyo general flexible para organizaciones establecidas y eficaces; donaciones de semillas y desarrollo de capacidades a grupos más nuevos que prueban estrategias innovadoras; subvenciones individuales a través de becas y becas para explorar nuevas ideas; y abogacía o litigio directo cuando es más seguro o más efectivo para nosotros desafiar a los gobiernos que para las organizaciones que apoyamos.

V. Categorías de trabajo

1) AVANZAR LOS DERECHOS SEXUALES Y REPRODUCTIVOS

La capacidad de una mujer para tener el control total de su cuerpo, particularmente con respecto a su sexualidad y reproducción, es esencial para hacer realidad sus derechos como ciudadana autónoma. Sin embargo, los avances en la sexualidad de las mujeres y los derechos reproductivos están siendo seriamente atacados, con nuevas estrategias para criminalizar a quienes buscan el aborto o se considera que han puesto en peligro a sus fetos.

Abordar estos temas abiertamente a menudo es considerado demasiado controvertido por los donantes principales, pero es el núcleo para WRP. Trabajar en esta cartera ayudará a permitir el acceso al aborto seguro y legal y revertirá los esfuerzos para restringir el comportamiento de las mujeres a través de apelaciones a la protección fetal. 

El trabajo para aumentar la autonomía de la toma de decisiones de las mujeres embarazadas incluirá la oposición a la ola de legislación que valora al feto “igual” o más que a una mujer embarazada, ya los intentos constitucionales de consagrar la vida desde la concepción en varios países. En la segunda fase de nuestra estrategia (2017-2019), desarrollaremos un portafolio para desafiar la coerción y criminalización de las mujeres a través del control de su sexualidad y reproducción.

Proteger y promover la autonomía sexual y reproductiva de las mujeres y el derecho a la libre determinación en el contexto del embarazo y el aborto.

  • Financiaremos la Campaña por el derecho al aborto, Amnistía Internacional Irlanda y la Asociación Irlandesa de Planificación Familiar para que trabajen colectivamente en una campaña para derogar la enmienda constitucional de Irlanda que otorga los mismos derechos a un embrión implantado que a la mujer embarazada (denominada “personalidad fetal”). Con una de las leyes de aborto más restrictivas del mundo, una victoria allí podría afectar a otros países fuertemente católicos de Europa, como Polonia, y proporcionar la prueba necesaria de que el cambio es posible, incluso en lugares muy conservadores. La reciente legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, ofrece oportunidades valiosas y oportunas para hacer avanzar la campaña.
  • Apoyaremos a GIRE, una organización mexicana que trabaja con grupos estatales, para contrarrestar las leyes restrictivas del aborto a través de asistencia legal a mujeres que enfrentan cargos criminales bajo las disposiciones de la condición de persona fetal, desafiando las disposiciones existentes y monitoreando y previniendo la aprobación de nuevas.
  • En 2016, también exploraremos oportunidades para probar estrategias adicionales para detener el surgimiento de leyes sobre la personalidad fetal en Zambia, Nigeria y Tanzania, y otras partes de América Latina y Europa donde hay intentos de introducir el derecho a la vida desde el momento de la concepción, a través de procesos de reforma constitucional.

Desafiar la coacción y criminalización de las mujeres mediante el control de su sexualidad y reproducción.

En la segunda fase de nuestra estrategia, WRP explorará el trabajo para desafiar las prácticas coercitivas y la criminalización de la sexualidad y reproducción de las mujeres. Esto se logra mediante una variedad de abusos, que incluyen: pruebas de virginidad forzadas; maltrato y abuso de mujeres embarazadas durante el cuidado materno; detención o cesárea forzada; y expulsión de la escuela o del trabajo por embarazo.

Construcción de campo: apuntalar la existencia de un grupo robusto de organizaciones y actores capaces de proteger los derechos sexuales y reproductivos

  • Durante 30 años, la Coalición Internacional por la Salud de la Mujer ha sido fundamental en la defensa de los derechos sexuales y reproductivos integrales en foros internacionales, presionando para eliminar las restricciones de financiación para la educación sexual y el aborto, y desarrollando la capacidad organizativa y de promoción de las organizaciones nacionales en África, Asia y América Latina, con énfasis en mujeres jóvenes. El Centro de Derechos Reproductivos, una organización líder en defensa legal, ha logradodefender los derechos reproductivos en los Estados Unidos y en todo el mundo, e incubó una nueva generación de defensores legales en el campo. Ambas organizaciones son la columna vertebral de los movimientos de derechos reproductivos y beneficiarios de OSF desde hace mucho tiempo, que WRP continuará apoyando.
  • Defensores Nacionales de las Mujeres Embarazadas (NAPW) ha sido un defensor solitario de las mujeres embarazadas más marginadas y vulnerables, incluidas las prisioneras y las mujeres que consumen drogas, y pronosticó la amenaza de las iniciativas de personalización fetal. De manera similar, Women on Web (WoW) ha forjado nuevas direcciones en el acceso a los servicios reproductivos, utilizando Internet para que la información sobre el aborto y los medicamentos estén disponibles en línea. NAPW y el trabajo de WoW, en ocasiones controvertido, introdujo nuevas ideas para la promoción de los derechos y la autonomía reproductiva de las mujeres. Organizaciones como estas, que son expertas en identificar enfoques innovadores para promover los derechos y prever amenazas futuras, son fundamentales para mantener el campo relevante y proactivo.
  • Reconociendo que los abogados y defensores nacionales sólidos son esenciales para identificar y responder a las amenazas y oportunidades, apoyaremos su desarrollo mediante programas de capacitación y becas o pasantías. Dada la escasez de estos programas en África, planeamos financiar el Centro de Derechos Humanos de la Universidad de Pretoria, donde Charles Ngwena, un renombrado académico que fue pionero en el primer programa de posgrado sobre derechos reproductivos en África, dirige un programa de maestría para abogados y defensores. Alentaremos al Centro a asociarse con el Centro de Litigios de África Austral, una empresa derivada de OSISA que litiga con éxito sobre los derechos sexuales y reproductivos, para proporcionar pasantías o becas para que los estudiantes obtengan experienciapráctica.

Marcos compartidos de políticas de drogas: una nueva era en la reforma de las políticas de drogas

Con los Programas Globales de Política de Drogas y Salud Pública, WRP está cofinanciando NAPW para desarrollar una declaración para la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU de 2016 sobre el “Problema Mundial de las Drogas”, pidiendo el fin de la guerra contra las drogas dados sus peligros para las mujeres, niños, y familias. NAPW hará esto en colaboración con organizaciones de derechos de la mujer y derechos reproductivos. Este esfuerzo aborda las narrativas dominantes de la mujer o las madres embarazadas “malas” o “peligrosas”, lo que hace que las mujeres embarazadas que consumen drogas sean el blanco frecuente de tratamientos coercitivos y abusivos.

Al concluir el período de la estrategia, esperamos que estas actividades hayan conducido a la puesta a prueba de estrategias para detener, mitigar y revertir la marea de leyes sobre la personalidad del feto y enmiendas constitucionales; mayor conciencia, compromiso con la oposición y estrategias para resistir los desafíos a la autonomía sexual a través de la criminalización y el control; y un conjunto sólido de organizaciones que avanzan y defienden los derechos sexuales y reproductivos e inyectan nuevas ideas / estrategias en el campo.

2) PROMOVER LA JUSTICIA ECONÓMICA

Una cantidad significativa de fondos se destina a iniciativas para ayudar a las mujeres a acceder a recursos económicos (por ejemplo, mediante microfinanciamiento para establecer pequeñas empresas), pero una cantidad considerablemente menor se destina a hacer que las políticas y estructuras económicas respondan a las necesidades de las mujeres.

El poco trabajo que se ha hecho para analizar las dimensiones de género de la política fiscal, por ejemplo, ha revelado diferentes sesgos contra las mujeres, como países con políticas tributarias que no reconocen a las mujeres como jefas de hogar, lo que las hace inelegibles para deducir a las personas a cargo (esto es el caso de Marruecos y también de Senegal hasta 2013, cuando la primera mujer primera ministra creó la paridad fiscal). Nuestro mapeo de campo inicial ha dejado en claro que muy pocos son los derechos de las mujeres

Las organizaciones abogan activamente en el ámbito de la política económica nacional, donde se toman las decisiones que afectan sus vidas económicas. Nuestra estrategia busca promover un campo de juego justo para las mujeres, y un acceso equitativo a los recursos económicos y las oportunidades. Este acceso permitiría a las mujeres tener una mejor seguridad económica y mejoraría su capacidad para participar plenamente como ciudadanas en sus comunidades.

Nuestras metas para este trabajo son reducir las barreras en sectores específicos que inhiben el acceso económico y la seguridad de las mujeres, y fortalecer la capacidad de los defensores de los derechos de las mujeres para promover políticas y programas económicos sensibles al género.

Reducir las barreras en sectores específicos que inhiben el acceso económico y la seguridad de las mujeres.

  • A medida que el programa de justicia económica de OSISA fortalezca su trabajo sobre la gobernanza de los recursos naturales, colaboraremos con ellos y el programa de derechos de la mujer de la fundación para desarrollar la capacidad de las organizaciones de mujeres en Lesotho, Malawi, Zambia y Zimbabwe para identificar y abordar los efectos sobre las mujeres de las industrias extractivas, como la privación del acceso a la tierra y los impactos ambientales perjudiciales. Visitaremos OSISA a finales de 2015 para seguir elaborando la estrategia.
  • En seguimiento a una visita a OSIWA en abril de 2015, exploraremos la colaboración relacionada con la reforma agraria en Senegal, para promover el acceso equitativo para las mujeres, un objetivo que OSIWA ha estado apoyando a las organizaciones de mujeres rurales para avanzar. WRP explorará oportunidades para apoyar a las mujeres a monitorear la implementación de la reforma y brindar apoyo legal por parte de la Association des Juristes Sénégalaises, la principal organización legal y de defensa de los derechos de las mujeres en Senegal y beneficiaria de OSIWA desde hace mucho tiempo.
  • La escasez de análisis y promoción de género en el campo de la política fiscal presenta una oportunidad que exploraremos más a fondo con el Programa de Gobernanza Fiscal a medida que desarrolla su labor de justicia fiscal.

Fortalecer la capacidad de los defensores de los derechos de las mujeres para promover políticas y programas económicos sensibles a las personas

  • Durante 2015 y 2016, exploraremos el apoyo a la erudición económica feminista para influir en la política económica. Esto incluirá el mapeo del campo en la conferencia de la Asociación Internacional de Economistas Feministas en julio de 2015 y en otros lugares, y la exploración del grupo de trabajo de género recientemente creado por los jóvenes académicos del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico (INET). Conocimos a Yuan Yang, una de sus fundadoras en la conferencia INET en abril de 2015, pero ahora se mudó a The Economist, por lo que tendremos que volver a comprometernos con INET para evaluar socios potenciales.
  • A partir de 2016, exploraremos la creación de una iniciativa de becas, potencialmente en colaboración con el Programa de Becas, para apoyar a pensadores innovadores sobre la justicia económica de las mujeres, e identificar ideas a partir de las cuales desarrollar iniciativas futuras.

Al final del período de la estrategia, esperamos tener más claridad sobre las oportunidades estratégicas para eliminar las barreras para promover la justicia económica para las mujeres; con la introducción del concepto de “alfabetización en política económica” a una serie de organizaciones nacionales y locales de derechos de la mujer; y la capacidad desarrollada para llevar un análisis de género a los campos de la gobernanza fiscal y la responsabilidad social y la transparencia en selectos Países africanos; y el fortalecimiento de la participación de grupos de derechos de las mujeres en defensa de la justicia económica, incluyendo la reforma fiscal y la gestión de los recursos naturales.

3) FORTALECER LAS ORGANIZACIONES Y MOVIMIENTOS DE DERECHOS DE LAS MUJERES

Exigir responsabilidad a los propios gobiernos es un ejercicio esencial de ciudadanía. Por lo tanto, apoyar y fortalecer la capacidad de las mujeres para hacerlo por sí mismas es fundamental para lograr nuestro objetivo estratégico. Con la disminución de la financiación para las organizaciones que buscan aumentar su poder y el ejercicio de sus derechos, a favor de programas que buscan proteger a las mujeres y las niñas, incluso de la mortalidad materna, la violencia y el matrimonio infantil, junto con el retroceso de los derechos de las mujeres, las organizaciones necesarias para este trabajo se encuentran en gran medida en un Estado frágil y aislado.

Además, muy pocas organizaciones de derechos de las mujeres se han comprometido con diferentes mecanismos a nivel nacional para esto; la mayoría han estado buscando tal responsabilidad en arenas internacionales tales como las reuniones de las Naciones Unidas. A medida que más organizaciones reconocen las limitaciones de tales esfuerzos orientados hacia el exterior, vemos una oportunidad para fortalecer la capacidad en el trabajo de rendición de cuentas a nivel nacional, y los vínculos con otros movimientos de cambio social en campos como el acceso a la justicia que son importantes para promover los derechos de las mujeres.

Nuestros objetivos para este trabajo son aprovechar el poder de los grupos de derechos de las mujeres para impulsar la rendición de cuentas del gobierno para defender los derechos de las mujeres y fortalecer los vínculos con otros movimientos sociales y catalizar nueva energía en el campo mediante el fomento del liderazgo inter y de la próxima generación.

Aprovechar el poder de los grupos de derechos de las mujeres para impulsar la rendición de cuentas del gobierno y otros actores para defender los derechos de las mujeres y fortalecer los vínculos con otros movimientos sociales.

  • El grito de guerra “los derechos de las mujeres son derechos humanos” en la década de 1990 hizo un llamado exitoso a los gobiernos ya los movimientos principales de derechos humanos y asociados a reconocer y prestar mayor atención a los derechos de las mujeres. La implementación de estos compromisos sigue siendo inestable, y el mundo altamente globalizado de hoy exige que las organizaciones de derechos de las mujeres unan fuerzas con otros movimientos si quieren tener éxito en sus esfuerzos. JASS, una organización multigeneracional, multidisciplinaria y feminista que construye movimientos, prioriza la construcción de alianzas entre movimientos como una estrategia para promover los derechos de las mujeres. Ha desarrollado con éxito las habilidades de las mujeres para exigir responsabilidad y crear alianzas, desde mejorar el acceso al tratamiento del VIH en Malawi hasta colaborar con movimientos indígenas, ambientales y laborales por la justicia económica en la región mesoamericana. De hecho, el trabajo de JASS, con muy poco reconocimiento, ha influido directamente en gran parte del análisis de poder del campo de la responsabilidad social. WRP apoyará a las organizaciones de derechos de las mujeres, como JASS, que pueden exigir la rendición de cuentas de sus gobiernos y otros actores con influencia sobre la capacidad de las mujeres para ejercer su plena ciudadanía. Reconociendo que pocas organizaciones tienen la capacidad de JASS, identificaremos aquellas con potencial para desarrollarse, particularmente en contextos nacionales, para emprender dicho trabajo. Lo haremos a través de colaboraciones con programas geográficos que están deseosos de colaborar con nosotros y han iniciado conversaciones con el Programa de América Latina, OSIWA, OSISA, MENA / SWA, las fundaciones de Afganistán y Pakistán y el Programa Regional de Asia Pacífico. En 2016, esperamos tener una idea más clara de las oportunidades de participación e impacto significativos en estas regiones, y determinar dónde enfocar nuestros recursos limitados.

Catalizar la nueva energía en el campo mediante el fomento de un inter y próxima generación de liderazgo

  • El fondo FRIDA, establecida en 2012 para sembrar las organizaciones feministas dirigida por jóvenes nacientes, engrosa una demanda cada vez mayor, con más de 500 aplicaciones en su último registro. Bien situado para identificar nuevos líderes y nuevas ideas que podríamos apoyar en el futuro, el rápido crecimiento de FRIDA destaca su aguda necesidad de apoyo institucional para sostener ese crecimiento y satisfacer la creciente demanda. En México, el Closet de Sor Juana es una organización liderada por feministas lesbianas jóvenes que realiza investigación y defensa para promover los derechos sexuales y reproductivos de lesbianas y mujeres trans, creando alianzas con organizaciones de derechos de pacientes y otras. En Zimbabwe, ROOTS es una organización recién creada por una graduada del programa de capacitación en liderazgo feminista joven de OSISA que moviliza a niñas y mujeres jóvenes en temas como el matrimonio infantil y el empoderamiento económico, y desarrolla su capacidad para abogar por miembros del Parlamento. Estos tres ejemplos demuestran el potencial de los líderes jóvenes para infundir nueva energía al movimiento por los derechos de las mujeres y los tipos de organizaciones y líderes que apoyaríamos.
  • Planeamos financiar FRIDA en 2015 y los hemos nominado para la cohorte de organizaciones juveniles que serán apoyadas por el Intercambio de Jóvenes. También planeamos colaborar con el Programa Eurasia para fortalecer un esfuerzo de construcción de un movimiento feminista intergeneracional naciente en la región.
  • En 2016, formularemos una estrategia para apoyar a las jóvenes líderes feministas cuya nueva energía y entusiasmo se puede aprovechar para rejuvenecer y fortalecer el movimiento en general.

Al final del período de la estrategia, el WRP habrá identificado una cartera de organizaciones que financiaremos para desarrollar o profundizar estrategias a nivel nacional que promuevan la rendición de cuentas en los compromisos con los derechos de las mujeres; desarrollando un banco más profundo de organizaciones de derechos de las mujeres con capacidad para emprender esfuerzos de responsabilidad a nivel nacional; e identificando una nueva generación de líderes para infundir energía en el campo edificado con éxito en el pasado.-

Comentar con Facebook
Compartir la nota
Imagen por defecto
Redacción STDP
Redacción de Striptease del Poder: Colaboradores, Periodistas, Investigadores Especialistas en Economía y Política, Nacional e Internacional, Invitados Especiales, Cartas de los lectores.
Artículos: 143

Ultimas Investigaciones por Mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir las ultimas investigaciones.

Deja un comentario