Segunda parte, de tres entregas, sobre la atrapante historia del multimillonario argentino, que producirá la vacuna contra el Covid-19 en nuestro continente. Sus inversiones en el sector agropecuario, desde la Patagonia hasta la Mesopotamia. Su aprovechamiento de los Esteros del Iberá de un complejo hotelero y la comercialización de la piel de yacaré. Sus inversiones en medio con un crítica cool al menemismo, con las revistas Tres Puntos, El Diplo, TXT y la Revista Barcelona. El nacimiento del Neo Big Pharma: de cómo a partir de sus acuerdos con el kirchnerismo, lo llevó a ser el máximo ganador de las licitaciones para la producción de vacunas en el país. La consolidación de su holding: el Grupo Insud.

Ver Biografía no autorizada de Hugo Sigman (I) del PCA a la Big Pharma

Agronegocios, de la Patagonia a la Mesopotamia

Para fines de los noventa, Hugo Sigman efectuó cuantiosas inversiones ligadas a la actividad agropecuaria. A tal punto que cuenta bajo su tutela con tres firmas: Garruchos, Los Murmullos y Pomera. El primer pasó ocurrió en el año 1998, cuando Chemo arribó a la Patagonia, con la adquisición de Los Murmullos en Chubut. De esta manera, Hugo Sigman fue haciéndose dueño de ocho establecimientos, que son los siguientes, con su ubicación incluida:

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

  • La Magdalena, ubicada en la localidad de Riobamba, del departamento de Roque Sáenz Peña, provincia de Córdoba. Se cultiva maíz y soja. También tienen novillos y vaquillonas para la faena. El engorde está abastecido por terneros provenientes de San Luis, Corrientes y Buenos Aires.
  • San Francisco, en Pueblo Italiano, Córdoba. Tiene soja, maíz y trigo, y produce 12.000 litros de leche diarios. Cuenta con mil vientres deterneros de la raza Aberdeen Angus.
  • Puerto Valle, en cercanías de la localidad de Ituzaingó, en el norte de la provincia de Corrientes, próximo a la represa de Yaciretá.
  • Garrucho, en la localidad correntina homónima, frente al Río Uruguay, que participa anualmente de remates con otras cabañas. Al igual que su par en Puerto Valle, desarrollan actividades ganaderas y de cabaña bajo el sistema silvopastoril. Reproducen toros y vaquillonas, de razas Braford y Brangus, y terneros para invernada.
  • El Retiro, ubicado al sur de la provincia de San Luis. Incluye un área de bosque nativo, denominado El Caldenal. Cría bovinos de razas Angus y Braford para rodeos comerciales. También reproducen toros y vaquillonas, y crían terneros para invernada.
  • San Jerónimo, situado en la zona bonaerense de la pampa húmeda. Cultivan maíz, soja y trigo.
  • El Encuentro (Buenos Aires), ubicado en la Cuenca del Salado, en la provincia de Buenos Aires. Produce animales Puros Pedigree y Puros Controlados para la venta de reproductores. Además, cría bovinos Aberdeen Angus, Polled Hereford, Brangus y Braford. En agricultura, cultiva maíz destinado a la alimentación.
  • Los Murmullos, provincia de Chubut, en la entrada del Parque Nacional Los Alerces, rodeado de lagos, ríos y lindando con la Precordillera. Se dedica a la cría de Pedigree, de las razas Angus y Hereford, mediante producción de embriones y semen, que incluye toros para la recría de novillos. Cuenta con su propio Centro de Transferencia Embrionaria, ubicado en el establecimiento El Encuentro. Sus especímenes ganaron premios en la exposición ganadera de Palermo. Organiza remates en El Encuentro y El Retiro.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Por el otro lado, Pomera es una empresa maderera, dueña de 32.000 hectáreas forestales al límite de Argentina y Paraguay, dedicada a la experimentación genética de las especies de Eucaliptus, Corymbia, Pinus y Grevillea. En 2011, adquirió de la empresa Danzer Forestación, que le sumó plantaciones en Misiones. Así, Pomera produce cuatro millones de plantines, de los cuales dos tercios son clonales, y el resto seminales. Tiene una planta impregnadora de postes en Gobernador Virasoro, provincia de Corrientes, para usos ligados al ámbito rural, de construcción y de tendido eléctrico, alcanzando a producir 15.000 postes anuales.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo
Foto de la empresa, donde expone las superficies forestadas.

Cazador de cocodrilos: los negocios de Sigman en los Esteros del Iberá

Pero no solo a la madera se dedican Sigman y Gold en Corrientes, provincia donde surgió el último, oportuno y provechoso, brote de aftosa. Otra de sus ramas de negocios se denomina “Naturaleza y Diseño”. La confluencia de ambos términos pretende orientar una perspectiva de negocios radicado en un goce paisajístico sobre los ambientes naturales, en particular los que brinda las cálidas y húmedas regiones tropicales del litoral, bajo un criterio estilístico tan refinado como una reducida clientela solo podría exigir.

Uno de esos negocios se llama Puerto Valle, una empresa hotelera que promete un “acceso exclusivo a la vida silvestre del Parque Nacional Ibera”. Se trata de una estancia, levantada en el año 1868 sobre la costa del río Paraná, que la pareja Sigman – Gold adquirieron en el 2004. Se auto define como el “único lodge de lujo en los Esteros del Iberá”, que es uno de los mayores humedales del mundo, con una proliferación de especies autóctonas de la flora y la fauna.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

También ofrece travesías en viajes 4×4 para el avistamiento de caimanes y ciervos, la navegación en kayak por el río Paraná, un “safari” por el parque nacional, y paseos en caballo, que incluye el criadero de especies vegetales de eucaliptos, grevilleas, kiris y yerba mate. Finalmente, ofrece la posibilidad de conocer su propia huerta orgánica, cuyos cultivos se destinan solo a los costosos platos que ofrece el hotel.

Por el otro lado, Sigman tiene su emprendimiento Solantu, una comercializadora que ofrece toda una variedad de coquetos bolsos para el público porteño y barcelonés, fabricados con piel de animal natural. De hecho, en su prospecto, realizan recomendaciones sobre el cuidado del mismo, como por ejemplo evitar la exposición solar. Sus producciones son definidas como una combinación de “artesanía tradicional y pieles exóticas para satisfacer un estilo de vida lujoso”. Lo más apreciado: las pieles de yacaré de Corrientes.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Al respecto a orillas del Paraná, Sigman tiene un criadero llamado “Yacaré Porá”, donde crían centenares de caimanes nacidos mediante el rancheo de huevos silvestres para su incubación artificial, y su posterior reinserción en el ambiente natural. Pero aseguran también que hay un excedente poblacional de esa especie que provocaría un desequilibrio en el ecosistema.

Por eso, se decide también la “faena” de los que “sobran” y, con ello incursionan en el negocio del consumo cárnico y de pieles. Parte de ellos, destinado para la venta de bolsos marca Solantu, cuya vidriera se encuentra en el octavo piso de la calle Quintana al 528 de CABA, a precios que superan los 5.000 euros.

“Antu” proviene del mapudungun, el idioma mapuche, que significa precisamente “sol”. Dicha redundancia sol sol hace valer la aclaración que ese pueblo indígena patagónico nunca convivió con los yacarés del litoral.

Sigman y la intelectualidad de izquierda

El dinero de Hugo Sigman jugó un rol importante en la organización del mapa de la intelectualidad periodística progresista. No parece casual, ni contradictorio, que sea para finales de los noventa, en el ocaso de la gestión menemista, en tiempos donde lo más cool era ser anti-menemista.

Se originó por propuesta de Jacobo Timerman, suegro de la heredera de los socios de Sigman, los Sielecki. Resulta que este cuestionado y perseguido emprendedor de la prensa, que su po dirigir el diario La Opinión, en su etapa como jubilado, recibió una propuesta por parte de las periodistas Claudia Acuña y Gabriela Cerruti, para lanzar una publicación progre que compitiera con la Revista Noticias, de Editorial Perfil, pero alejado de su estilo frívolo. Así nació en 1997 Tres Puntos.

Mientras tanto, Sigman decidió bancar el lanzamiento de El Dipló, la edición del Cono Sur del mensuario francés Le Monde Diplomatique, creada en 1999, apuntado a un sector de clase media acomodada, que desde entonces traduce los artículos del mensuario francés, además de publicar artículos propios. En la actualidad, está bajo la dirección del politólogo José Natanson. También edita libros y funciona como “centro articulador” de las ediciones de habla hispana del mismo emnsuario, como España, Bolivia, Chile y Colombia.

Esta actividad bancada por Sigman, gira bajo el amparo de la editorial Capital Intelectual, que tiene  en su haber más de 600 publicaciones, dedicadas a la temática de la cultura, la política, y la academia. Como dato curioso, incluye los libros de Hervé Kempe, que tiene títulos como “Para salvar el planeta, salir del capitalismo”, “Cómo los ricos destruyen el planeta” y otros tantos que incomodaría a la alta burguesía a la que pertenece con su esposa. En 2011, creó su filial Clave intelectual, en España, donde imprime y adapta publicaciones redactadas por Noam Chomsky, Ignacio Ramonet, Jacques Ranciére, Alain Badiou, Pierre Bourdieu, entre otros.

A diferencia de El Dipló, que en la actualidad sigue vigente en los kioscos, Tres Puntos no tuvo la misma suerte. Los Timerman optaron por deshacerse de la dupla femenina Acuña – Cerruti, recibiendo cada una sus respectivas indemnizaciones. Cerruti orientó su carrera en la función pública y se adhirió al partido Nuevo Encuentro, con varios referentes del PC. Por el contrario, Acuña utilizó su indemnización para lanzar la revista MU y la cooperativa Lavaca, que en la actualidad realizan publicaciones críticas a Sigman.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Al igual que El Diplo, Tres Puntos tuvo un estilo cosmopolita, donde entre sus directores estuvo Jorge Sigal, ex dirigente del Partido Comunista en los ochenta, y que una década y media después, formó parte del gobierno de Mauricio Macri, como secretario de Medios Públicos.

Con la caída de Tres Puntos, Sigman avaló una nueva revista: TXT, que tuvo mejor performance en las ventas, sin evitar sus rispideces internas para congeniar el estilo humorístico de Adolfo Castelo, y el trabajo periodístico de los hermanos Santiago y María O’Donell. Allí, surgió la Revista Barcelona, como suplemento paródico al costado amarillista del diario Clarín. Una portada de la revista El Guardián, de Raúl Moneta, calificó a Sigman como “el Yabrán progre de Castelo”. El irreverente comunicador murió de cáncer en 2004, y TXT dejó de circular.

Finalmente, de la mano de Oscar Kramer, Sigman fundó KS Filmes en 2005, quizás la productora fílmica privada más importante de habla hispana. La primera película que bancaron fue Un perro, de Carlos Sorín, luego de su reconocimiento por su filme Historias mínimas. Además, luego de crear su exitosa serie Los simuladores, Damián Szifrón recibió el apoyo de la dupla Sigman-Kramer para sus próximos largometrajes: Tiempo de valientes (2005) y Relatos salvajes (2015).

Otra producción a mencionar fue Crónica de una fuga (2006), la primera en presentarse en el Festival Cannes. A raíz de esto se realizó una reunión en Casa de Gobierno entre quienes realizaron la película y el presidente Néstor Kirchner. Se cree que este fue el primer encuentro entre el mandatario y el súper empresario en cuestión.

Luego, la productora continuó con El último Elvis, El clan, La cordillera, El ángel y La odisea de los giles, entre otros. Algunos de esos proyectos, se presentaron como pre-seleccionadas para competir por los premios Oscar, contaron con el apoyo del actor Ricardo Darín, y también recibieron la colaboración de su par El Deseo, la productora de Pedro Almodóvar.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo
Sigman, a la derecha de la foto, junto con el elenco de Relatos Salvajes y Pedro Almodóvar, en Cannes.

El nacimiento del Neo Big Pharma

Ésta planta que estamos inaugurando es producto de una fatalidad”, decía Hugo Sigman en aquel diciembre de 2012, cuando inauguró su laboratorio productora de vacunas. La “fatalidad” era los incrementos de contagios epidémicos del dengue y la gripe A, o H1N1, en el año 2009. A partir de allí, los países centrales retacearon la oferta de vacunas que demandaban el resto de los países.

https://www.youtube.com/watch?v=GHg-k3ues4Q

En ese contexto, el CEO de Chemo se contactó con el laboratorio suizo Novartis para llevar a cabo una inversión en territorio argentino para la producción de suministros de vacunas contra la gripe H1N1. Mientras los medios de comunicación realizaban coberturas tendenciosas sobre la situación sanitaria de ese entonces, con la tibia aparición del barbijo en las pantallas.

Al recibir el OK por parte de los empresarios suizos, Sigman ingresó en las oficinas del Ministerio de Ciencia y Tecnología, donde tuvo una reunión con el ministro de la cartera Lino Barañao, y su par del área de salud, Juan Manzur, para explicarles su propuesta de negocios. A partir de allí, en donde se inició la reconfiguración del Big Pharma, en vísperas del Bicentenario (2010). La propuesta era la siguiente: Sigman estaba dispuesto a desembolsar cien millones de dólares en la planta en Garín para la producción de vacunas.

Pero a cambio, el Estado debía comprar esos productos medicinales durante una década. No solo eso, sino que además los precios a pagar serían los que determina la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Es decir el contrato estaría bajo la variable del dólar, a pesar que las dosis serían de elaboración local, con lo cual gran parte de los costos eran en pesos.

A partir ello, Manzur, que en ese entonces era considerado el ministro más acaudalado del gabinete kirchnerista, organizó un encuentro entre Sigman y la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Ante la escucha atenta de lo que decía el empresario de anteojos y fino bigote, la mandataria inmediatamente se comunicó con distintos sectores sanitarios por teléfono y les anticipo: “Vamos a apoyar un proyecto de vacunas. Hay que comprarles vacunas a éste proyecto”.

De ésta manera, el 12 de noviembre de 2009, el Gobierno emitió  el Decreto Nº 1731, con el que declaró de interés público la instalación de una planta fabricadora de vacunas acordándoles Sigman en alianza con Novartis la ventaja de ser “autoras de la iniciativa privada”.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Una semana después, el 20 de noviembre, el Ministerio de Salud, a cargo de Manzur, autorizó el llamado a Licitación Pública para elegir un proyecto integral que provea el funcionamiento de dicha planta. Y solo un mes después de convocada la Licitación Pública Nº 28/09, el 29 de diciembre de ese año, se efectuó a la apertura de sus sobres.

Así, la triada Novaris – Elea – Biogénes Bagó ganó, como era de esperarse, la licitación. No se sabe si fue porque fueron los únicos que presentaron una oferta. O porque, como dice el decreto mencionado, se las reconoció ser las “autoras de la iniciativa”.

Velozmente, la oferta de Sigman y asociados obtuvo su preclasificación el 11 de enero de 2010. Por ende se procedió a efectuar la apertura de la oferta económica dos días después, el 13 del mismo mes. No obstante que según la AFIP, el contrato del consorcio, bajo el nombre “Sinergium Biotech”, recién se firmó el 14 de ese mes. Y así apuradamente el día 21 la Comisión Evaluadora no concretó ninguna impugnación al respecto y otorgó su aval, a pesar del registró del consorcio después de las aperturas de las ofertas.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Mediante la Decisión Administrativa 22/2010, con fecha 3 de febrero de 2010, el Ministerio de Salud a cargo de Manzur, le adjudicó la licitación a “Sinergium Biotech”, incluyendo el compromiso presupuestario de 400 millones de pesos de fondos públicos, el equivalente a 105 millones de dólares en base a la cotización de ese entonces, para la compra de vacunas en el año 2010.

O sea que el capital para la erección de la planta fabricadora de vacunas lo puso íntegramente el Estado, en un típico negocio de capitalismo compinche, con obligación de compras atadas a lo largo de 10 años.

http://servicios.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/160000-164999/163850/norma.htm

A cambio del mismo, el Estado debía recibir “como máximo” en el año 2010, 2,5 millones de dosis de vacuna antigripal estacional monodosis en jeringa prellenada, 1,8 millones de vacunas antigripal pandémica (H1N1) monodosis con adyuvante incorporado en jeringa prellenada; y 7,2 millones contra el H1N1 en multidosis con adyuvante incorporado y jeringas correspondientes.

Sin embargo, recién para finales de 2012, el empresario psiquiatra inauguró su planta, ubicada en la localidad de Garín, con capacidad para producir 30 millones de dosis anuales. Con un acto al que concurrió la entonces presidente CFK.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo https://www.telam.com.ar/notas/201212/1071-cristina-inauguro-una-planta-que-podra-producir-30-millones-de-dosis-de-vacunas.php

Pero para lograr el acuerdo con los suizos, Sigman se encargó de tener asegurado por ley la rentabilidad de ésta iniciativa. Para eso, en el año 2011, el Calendario Nacional de Vacunación agregó en su listado la obligatoriedad de la introducción de la vacuna contra la gripe (Resolución 35/2011), el neumococo (Resolución 502/2011) y el virus del papiloma humano o HPV (Resolución 563/2011). “Hoy el calendario tiene 14 vacunas obligatorias, de las cuales 8 se incorporaron a partir de 2003“, dijo orgullosamente CFK cuando hizo el anuncio.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Por esa razón, Sinergium Biotech produce la vacuna antigripal con la transferencia tecnológica del laboratorio Novartis, mediante la marca comercial Viraflu, la única que se ofrece en el país. La neumocócica conjugada con transferencia tecnológica de Pfizer, marca Prevenar 13. Y la tetravalente contra el Virus del Papiloma Humano, marca Silgard, con MSD.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo
Portfolio de vacunas que ofrece Sinergium Biotech.

Además en abril de 2010, cuando habían pasado menos de tres meses de recibir la adjudicación para la provisión de vacunas contra la gripe H1N1, la Jefatura de Gabinete lanzó una ampliación de esa compra para cumplir con el calendario, demandando la provisión de 1,8 millones de dosis adicionales de la vacuna antigripal pandémica monovalente, multidosis, con adyuvante incorporado y las jeringas correspondientes. Significó una ampliación a la suma de 68,3 millones de pesos, o sea otros 18 millones de dólares de entonces.

Seguidamente un mes después, el 12 de mayo, la jefatura de gabinete a cargo de Aníbal Fernández con la firma de Manzur, emitió la Decisión Administrativa 278, que habilitó la suma extra de 5,47 millones de pesos -que son unos 1,4 millones de dólares adicionales- que se acumularon a los originales 400 millones. ¿La razón? Los valores de referencia de la OPS, que al momento de la licitación no estaban publicados, y la cifra de $ 400 millones era solo un estimativo.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Y así, el laboratorio Sinergium viene ganando en la última década distintas licitaciones sobre propuestas de determinados suministros de vacunas contra enfermedades que por ley el Estado se ve obligado a combatirlas, quedando como principal beneficiado al nuevo boss del Big Pharma: Hugo Sigman.

El Grupo Insud

Con el nacimiento del Neo Big Pharma en Argentina, en vísperas de la festividad por el aniversario número 200 de la Revolución de Mayo, Hugo Sigman dio el nacimiento de su nuevo holding: Grupo Insud, acrónimo de Innovación, Sustentabilidad y Desarrollo, que absorbió a Chemo. Así, lo que comenzó siendo una oficina que surgió por un préstamo de su suegro, cuyo patrimonio se acumuló con ayuda de los fondos del Partido Comunista, ahora es un holding multirubro, distribuida en una docena de firmas.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

El sub-grupo Insud Pharma, con sede en España, es la que conforma compañías dedicadas a la industria químico-farmacéutica, que producen el 80% de la facturación del grupo empresarial. Así, Chemo pasó de ser una firma comercializadora, a trabajar en toda la cadena de valor, desde el desarrollo hasta el registro, así como el control de calidad, fabricación y suministro directo al cliente. Su firma está distribuida en cuarenta países, con once plantas industriales y nueve centros dedicados a la investigación y el desarrollo. En Argentina, trabaja con distintos organismos estatales y firmas privadas para investigar y producir medicamentos.

Entre 2003 y 2015, Chemo se lanzó a un raid de adquisiciones en Brasil, México, Rusia, Estados Unidos, Marruecos y Turquía, además de la formación de consorcios regionales como Altian (América Central), Ladee Pharma (Europa Central), Gold Pharma (China) y Exeltis (India), la marca que desde entonces engloba a toda la red de empresas y su centro de investigación, el Ladee Pharma Research Institute, centrado en la salud femenina.

También cuenta con el laboratorio mAbxience, fundada en el 2009 y que produce medicamentos biológicos o biosimilares. Tiene dos plantas para producir principios activos, ubicadas en Buenos Aires y la ciudad española de León. Ambas cuentan con un sistema de biorreactores llamados  “Single Use”. Tiene una alianza con el laboratorio Sinergium Biotech, para la formulación y envasado de sus productos. Finalmente, Exeltis se autodefine como una especialista en medicamentos  de venta con receta, con fuerte foco en áreas terapéuticas como salud de la mujer, enfermedades respiratorias, oncología, y dermatología, entre otras.

Hugo Sigman SIlvia Gold Insud Chemo

Para eso, Sigman sacó provecho de algunos subsidios que se lanzaron desde el Estado Nacional, en el marco de la celebrada fecha del Bicentenario. Entre ellos, las empresas de Sigman ganaron la Convocatoria FSBIO 2010, en la que el Estado Nacional aportó $ 20 millones para la producción de anticuerpos monocolonales para uso terapéutico.

Sin embargo, ésta iniciativa fue impulsada por una combinación de entidades comerciales y del propio Estado Nacional, ya que figura el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) y la Universidad Nacional de Quilmes. También, colaboró activamente el Instituto de Oncología Roffo y, obviamente, el Grupo Insud, distribuido en la siguientes firmas: pharmADN S.R.L., Laboratorios ELEA y Romikin S.A.

A su vez, Sigman ganó otro subsidio, de $2,8 millones, en el rubro de Agrobiotecnología, con una propuesta para combatir la problemática de la brucelosis en el sector lechero, mediante su firma de drogas veterinarias Biogénesis Bagó SA. En consorcio con la Fundación del Instituto Leloir, el Laboratorio Azul Diagnóstico SA, Inmunova y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (IDEHU),

Y como si no fuera suficiente, ganó otro subsidio de más de $11 millones, con una propuesta de desarrollo de pasturas transgénicas comerciales, con tolerancia a estreses bióticos y abióticos. Para eso, recurrió a sus firmas Indear SA, Bioceres SA, Bioceres Semillas SA, como también de las firmas Produsem SA, Kiñewen, Rizobacter Argentina SA, Satus Ager y el CONICET. La capacidad de amalgamar intereses privados y del estado en búsqueda de ampliar sus negocios, no parecen tener límite para el psiquiatra Hugo  Sigman, sin que por ello se vuelva loco.-

Próximamente: Biografía no autorizada de Hugo Sigman (III) De Monsanto a FinCen Files  

Comentarios de Facebook

Dejar un Comentario

También se puede ver

Biografía no autorizada de Hugo Sigman (3): De Monsanto a Fincen Files  

Tercera y última parte sobre la atrapante historia