No hace falta leer el libro del italiano Curzio Malaparte “Técnica de un golpe de estado”, para percibir que esto es lo que está sucediendo en cámara lenta en Argentina. Basándose en esencia las técnicas estudiadas por Malaparte -quién en realidad se llamaba Kurt Erich Suckert- en propiciar y explotar el desorden en todos los aspectos, hasta llevar a la parálisis al Estado. Consistiendo la esencia de un golpe de estado, según las palabras de León Trotsky, en “pegarle un puñetazo a un paralítico”.

En Argentina al fenomenal desorden social, económico, y psíquico provocado por la pandemia universal, se ha sumado ahora un fenomenal desorden en el mercado de cambios. Que tuvo su origen al principio de la cuarentena, mientras las actuales autoridades negociaban la deuda externa.

A partir de allí se fue agrandando paulatinamente la dispersión de su valor, en un indicador macroeconómico fundamental, como es la tasa de cambio en un país. Produciendo desquiciantes efectos en los agentes económicos y la economía, que está tomando actualmente un curso parecido a lo que sucedió en Venezuela. Donde a la par de la caída de los ingresos del petróleo, se fue ensanchando la brecha entre el dólar oficial y el dólar paralelo.

Por ello el presidente de Venezuela Hugo Chávez, llegó hasta prohibir que se diera a publicidad al precio de este último. Dando lugar a que en lugar de anunciarlo así, pasara a ser anunciado como el precio de la “lechuga verde”. Mientras que en las góndolas de los supermercados comenzaban a desaparecer los bienes, por no saber a qué precios poder reponerlos, fenómeno que está comenzando a suceder en Argentina.

La disparada del dólar y revival del ex presidente Macri

Los deplorables efectos sociales y económicos de la pandemia, sumado el precio de la “lechuga verde”, produjo una inusitada resucitación del ex presidente Mauricio Macri. Quien terminó su Gobierno en medio de una enorme crisis económica, habiendo multiplicado más de seis veces el precio del dólar, a lo largo del mismo. Teniendo que recurrir por ello al auxilio del nunca bienvenido FMI, que le acordó el préstamo más grande de su historia.

Ver El plan estúpido del FMI y Macri enfrentando un embrollo de u$s 245 mil millones con u$s 33 mil millones, y la dolarización

Pero como si nada de eso hubiese sucedido, o como si todo eso se hubiese olvidado por los desaciertos del actual Gobierno, que en menos de un año en el marco de la pandemia triplicó el valor del dólar si se lo mide por el precio del paralelo, recientemente salió a dar múltiples reportajes y entrevistas a los grandes medios amigos.

Pronunciando acerbas críticas por la gestión de la economía y de la pandemia, en la que el Gobierno, asesorado por un grupo de infectólogos demasiados infectados con los negocios de la Big Pharma y las vacunas, como a la espera de estas, adoptó una cuarentena extendida indefinidamente. Que además de las perturbaciones psicológicas, provocó enormes daños en la economía de las personas, las familias, las empresas, y del país.

Ver CUARENTENA: solo debería ser para mayores de 50 años y personas en riesgo

Incluso según denuncias, la cuarentena indefinida habría sido recomendada por personajes mundiales, como George Soros, quien por otro lado evidencia tener notables influencias en el actual gobierno, mediante convenios firmados con la Open Society. Quien además, no obstante la fama que arrastra de alto especulador financiero, se habría permitido hacer recomendaciones respecto la renegociación de la deuda externa.

No obstante, esas recetas de cuarentena indefinida, no han podido contener la letalidad relativa de la pandemia, al figurar Argentina entre la de los quinces países más elevadas del mundo (600 por millón). Con la particularidad que es la CABA, donde gobierna el delfín de Macri, Horacio Rodríguez Larreta, la que luce una de las más alta (2.000 por millón) de las ciudades del mundo. Detalle que los grandes medios amigos de Juntos por el Cambio, se encargan de disimular, a la par que siembran el pánico en la gente con la disparada del dólar.

La coincidencia temporal de ambas cuestiones, que golpean duramente al gobierno del Frente de Todos, ha llevado a Macri a afirmar ufanamente en sus entrevistas, como avizorando el futuro, que este será el “el último gobierno populista de nuestra historia”, extendiendo así anticipadamente un certificado de defunción al peronismo que acaba de cumplir 75 años. Y que tras ganar las elecciones legislativas del 2021, en el 2023 Juntos por el Cambió volverá a ser Gobierno, teniendo como candidato más expectable a Rodríguez Larreta.

https://www.clarin.com/politica/mauricio-macri-ultimo-gobierno-populista-historia-_0_TFvROa4vK.html

En forma parecida, inmediatamente después de la muerte del fiscal Alberto Nisman, en el comienzo del año electoral del 2015, Macri dijo que ese “asesinato”, iba a ser una “bisagra en la historia”. Que se concretó con la llegada de él a la presidencia, como líder del PRO, un partido de cuño neoliberal conservador, que nunca antes había podido llegar al poder en elecciones genuinamente democráticas.

Estas facultades de demiurgo de Macri, no son de desechar. Dado que el cadáver del fiscal Nisman, como consecuencia de su suicidio inducido con resultado de una magistral jugada de la inteligencia de EEUU a varias puntas, fue el oportuno caballito de batalla que permitió que llegara a la presidencia. Para proclamar inmediatamente tras su arribo, una “alianza estratégica” con EEUU, en reemplazo de la que el anterior gobierno había pactado con la República de China.

Ver El suicidio de Nisman predispuesto por Stiuso y sus móviles locales e internacionales

Ahora su revival, tras su desastroso gobierno, no es una muerte a lo Nisman, pero si las muertes y los efectos sociales y económicos de una pandemia mal gestionada por el Gobierno, por el influjo de los asesores ad hoc mencionados. Que hicieron que fuéramos los mejores alumnos de la OMS, como con Carlos Menem fuimos del FMI. Un organismo altamente cuestionado en el mundo, igual que el FMI, desde antes de la aparición de la pandemia. Por estar cooptado por los siderales intereses de la Big Pharma, el mega negocio de la vacunas masivas, y la influencia de China.

Ver SARS Coronavirus 2 de la Covid 19 ¿Un frankestein que salió del laboratorio? (I)

La piantada del dólar tras la aparición de la pandemia 

Este inesperado y fenomenal desorden sanitario y psicosocial, a poco de aparecer, se vio combinado con el desorden del dólar, por la disparada del precio del dólar paralelo. Que se originó a fines de marzo, en el comienzo de la renegociación de la deuda por parte del ministro de Economía Martín Guzmán. A quien los boys de Wall Street lo obligaron a mejorar sucesivamente sus ofertas, mediante elevarle artificialmente el precio de los bonos a canjear, manipulando sus precios en la bolsa.

Pero sirviéndole adicionalmente un plato envenenado, al elevar porcentualmente más el precio de los bonos en pesos que en dólares, generando así una devaluación bursátil del peso, que es el huevo de la serpiente del actual desorden del dólar, que está paralizando la economía del país.

Ver DOLAR: la crisis la generó la pésima negociación de la deuda del ministro Guzmán

La explicación de los licenciados de la City que frecuentan los grandes medios opositores,  es que el fenomenal desorden del dólar se debe a la enorme emisión monetaria de 1,2 billones de pesos, emitida con motivo de la pandemia. Que es a todas luces falsa, dado que la base monetaria pasó de 1,68 billones a principios de enero, a 2,31 billones a fines de octubre, con un crecimiento de sólo un 37 %.

Porcentaje que no se corresponde para nada con el crecimiento del precio del dólar blue, que pasó de $ 77 a $ 190 en el mismo periodo, con un crecimiento del 147 %. Habiendo el Banco Central con un gran costo, esterilizado gran parte del dinero emitido con motivo de la pandemia, mediante un enorme crecimiento de las Leliq, que pasaron en ese periodo de 1,31 a 2,64 billones de pesos, con un crecimiento del 102 %.

El puño de hierro del 2015 nuevamente en acción

No es casual que los personajes más duros que en el 2015 agitaban el cadáver de Nisman, como Patricia Bullrich -que dejó trasuntar sus aspiraciones de llegar a la presidencia-  y  Waldo Wolff, hoy son los que encabezan las manifestaciones en contra del Gobierno.

Mientras que los grandes medios, que en el 2015 encumbraron a Juntos por el Cambio en el gobierno, han elevado al máximo el volumen de sus discursos cuestionadores y apocalípticos. Como si la Señora Republica fuera violada continuamente por una banda de facinerosos, y agotada estuviera por sucumbir en cualquier momento.

Ayudados en esa faena por cuestionados magistrados judiciales, que en el 2015 también fueron funcionales para la llegada de Juntos por el Cambio al Gobierno. Como el procesado Carlos Stornelli, que imputó a la defensora del Público Mirian Lewin nada menos que de “mazorquera”, por pretender crear un observatorio de los contenidos informativos cargados de odio, que es otro de los elementos necesarios para el éxito de un golpe de estado.

Mientras que la inefable Elisa Carrió, otra de las artífices del triunfo de Juntos por el Cambio en el 2015, extrajo de su baúl el mismo programa que publicó por entonces, con título “La reinvención de la Argentina Republicana”. Con una notable marca de agua con su nombre, como para satisfacer su megalomanía, de ser la Juan Bautista Alberdi de una nueva república posperonista, como este prócer lo fue del posrozismo.

Ver Biografía no autorizada de la eterna diputada Lilita Carrió

Para entender los motivos y el motor de este golpe de estado en cámara lenta a la venezolana, resulta oportuno transcribir la siguiente entrevista radial, que el 29 de septiembre efectuó Mario Mazzitelli, conductor del programa “La brújula”, transmitido por Radio La Luna 1140 AM de El Palomar, al integrante de Stripteasedelpoder.com Javier Llorens, a la que el entrevistador le puso el siguiente título:

La negociación de Guzmán con los bonistas está signada por la ingenuidad

Mario Mazitelli: Seguimos aquí en la brújula y estamos en contacto con el analista de asuntos económicos y también de otras materias Javier Lllorens. Buenos días Javier, cómo te va, bueno quiero señalar que hemos perdido un amigo común que es Mario Cafiero, y yo conocí a Javier Llorens a través de justamente de Mario Cafiero hace ya muchos años, creo que trabajaste con Mario mucho tiempo, verdad Javier.

Javier Llorens: Sí, si, 20 años, aparte de  trabajar, en una relación de amistad con él, sí. Una lamentable pérdida, era una persona sumamente honesta intelectual y moralmente, con capacidad, con afán, de ver la realidad tal como es, cosa que en Argentina no sucede mucho. Lamentablemente es una gran pérdida para la dirigencia argentina, a mi modesto modo de ver.

-Sí, sí, compartimos, y acá ya le hicimos nuestro homenaje y nuestro reconocimiento. Y creo que valía la pena que lo hiciéramos con vos, porque yo tengo asociados el nombre de Mario Cafiero y el tuyo. Pero voy a una cosa, aprovechando las últimas palabras que vos decís, viendo la realidad tal cual es y no como quisiéramos, yo he escuchado a una enorme cantidad de periodistas, de economistas, algunos oficialistas, otros del bando contrario, decir qué exitosa había sido la negociación que había llevado adelante Martín Guzmán con los bonistas. Pero de pronto aparece una voz disonante, que es la de Javier Llorens, que dice no fue buena la negociación, fue mala, y además es la causante de este problema que estamos teniendo con el dólar. ¿Lo dije bien, es así, cuál es tu mirada sobre esta negociación.

-Si, fue una negociación absolutamente ingenua, creyendo que la deuda externa era una cuestión de retacear intereses, cuando es algo, cuando la deuda externa es algo mucho más potente que eso, es una cuestión de geopolítica, es una cuestión de imperio. Y por eso no es casual que al mismo tiempo que el secretario de defensa de EEUU, Matters,  decía que la deuda externa era un instrumento de dominio, poniéndonos en guardia contra los chinos que supuestamente lo están ejerciendo, que Macri haya multiplicado por cuatro la deuda externa que teníamos, volviéndonos  a atar de nuevo al carro del dólar, al carro de EEUU. Yo creo que ese reendeudamiento  de Macri no solamente fue para solventar un supuesto déficit presupuestario, sino algo mucho más perverso, no.

-Claro, sí, sí, tiene el doble efecto de ser fuente de saqueo pero de dominación política

-Y una tutela impuesta sobre los países, y ahora lo vemos, vamos a dar… el presupuesto primero el ministro Guzmán lo presentó al Fondo Monetario, y recién después lo hizo público. Y va seguir las conversaciones con este organismo, estrechamente ligado con los intereses de EEUU,  donde tiene poder de veto EEUU. Si no está el voto de EEUU, no salen las cosas, no.

-Claro

En esa negociación notablemente ingenua, regateando intereses, los acreedores norteamericanos le sirvieron a Guzmán un plato envenenado. Que consistió en cómo los bonos habían caído a un mínimo de un 20 y 30 por ciento, para hacerle subir las ofertas a Guzmán, manipularon los bonos en la bolsa, haciéndolos subir a un 40 ó 45 por ciento,  para decirle mirá,  con lo tuyo no nos alcanza, ofrecenos  un poco más. Y así ofreció un 55 por ciento,  pero perversamente levantaron más el precio de los bonos en la bolsa argentina, que cotiza ya sea en pesos o en dólares, levantaron más la cotización en pesos que en dólares, y eso fue una devaluación bursátil.

En mayo de esa manera el dólar figuraba a 135 pesos, y eso cambió enteramente la expectativa de los argentinos. Los argentinos tienen, tenemos, una enormes psicopatía con el dólar, después de haber perdido trece ceros, en las cinco monedas que cambiamos en los últimos 50 años. Lo que es una cosa cósmica, una cosa enorme. Para dimensionarlo, un billete de 20 pesos actuales equivaldrían a una cantidad de billetes igual a la cantidad de agua del lago San Roque de los pesos moneda nacional que teníamos en el año 1960.

-Sí, parece ciencia ficción, no

Si sí, es una cosa espantosa, y eso ha dejado una enorme herida o trauma colectivo. Y entonces los agentes económicos, los que tienen ingresos o negocios, con un ojo miran el dólar, y con el otro miran su negocio. Y entonces apenas pega un respingo, están alertas, y si ese respingo se sostiene, cambian enteramente las expectativas. En este caso el campo dejó de vender la cosecha, vendió lo menos posible, está la mitad de la soja en bolsas o en silos…

-Claro

Y los que tenían deuda externa trataron de  pagarla, los que importaban trataron de anticipar las importaciones. Y lógicamente, los que podían comprar un dólar, los 200 dólares por mes, y  ganarse un 30 por ciento inmediatamente, en vez de esperar un año, se largaron a hacer eso. En marzo los compradores de dólares eran 455 mil y en agosto llegaron casi a cinco millones de personas, que se llevaron en ese solo mes, casi 800 millones de dólares.

-Hum

Todo eso puso al Banco Central en una impotencia para controlar el valor del dólar, y esa es la crisis que estamos viviendo, que realmente termina en una hiperinflación, o en un gran golpe inflacionario.

-Vos prevés que puede haber un proceso de muy alta inflación

La expectativa de un dólar a 145 que han logrado instalar psicosocialmente, esa es la post verdad no, ese es el valor del dólar, aunque este lejos de serlo, o es un valor extraordinariamente elevado. En términos históricos, más que el del año 2002, pero la gente ahora cree que ese es el valor de dólar, y su conducta es ajustarse a eso. Y si el gobierno quiere zanjar esta expectativa psicosocial de un dólar a 145 tirando dólares al mercado, lo van a comprar desesperados. Va a ser una cantidad enorme de dólares que va a tener que tirar, para tratar de agotar o bajar las expectativas, que no dispone.

-Ahora esto es un comportamiento que si uno lo mirará desde el punto de vista de precios relativos, es un absurdo, porque el dólar en 145 en términos relativos es un precio carísimo. ¿Porque iría la población a resguardarse allí, y no en otro instrumento? ¿Existe otro instrumento según tu criterio como para resguardar el dinero, el ahorro del poder adquisitivo?

Ese es el problema psicopático de los argentinos, con la enorme cantidad de ceros que se le agregó a la moneda, hay una enorme desconfianza hacia las políticas y hacia la moneda argentina. Y  entonces en situaciones confusas atesoran, y atesoran estérilmente. Peor todavía, porque atesoran en dólares y los esconden, en cajas de seguridad, en caja de zapatos, bajo el colchón.

Una cosa, una costumbre enormemente extendida,  y es un bien que se va del mercado y produce inflación, porque hay más billetes y menos bienes. Una de las causas de la inflación crónica que tiene Argentina, es la del atesoramiento estéril de divisas, y eso en el fondo es una enorme desconfianza a la política, y a los políticos, y nuestra élite dirigencial. Dicen este señor me va a cagar, diciéndolo mal y pronto…

-Sí, sí

-Por las dudas hasta los mismos funcionarios tienen sus ahorros en dólares.

-Sí, sí, y qué pensás que tendría que hacer el gobierno para, digamos, salir de esta trampa en la cual termina metiéndose solo, porque aunque la negociación que ya lo habíamos hablado con vos, no había sido buena,  pero habían postergado los pagos, y por tanto había despejado digamos, algo que a mí me tiene sin cuidado, pero que era la probabilidad de ‘default’. Sin probabilidad de default en el corto plazo, con un Fondo Monetario que está, lógicamente obligado a negociar, para imponer sus principios y sus intereses, pero en definitiva negociar ¿Que debería hacer el gobierno en esta circunstancia para no seguir en esta tónica, donde la gente está dispuesta a pagar cualquier precio por el dólar?

-El área… tendría que actuar en forma psicosocial, en mi modesta opinión, tendría que esclarecer, relevar las maniobras que hicieron en la bolsa, que aparte son muy groseras, porque con muy poco volumen de operaciones mantuvieron las cotizaciones, y elevaron las cotizaciones de los bonos, especialmente en pesos, a niveles desmesurados, y han dejado un rastro enorme en las registraciones bursátiles, que son todas electrónicas ahora, se trafican a través del BYMA (Bolsas Y Mercados Argentinos).

Ahí tiene una prueba fehaciente de la maniobra, un gobierno que decidió tomar el toro por las astas agarraría y exhibiría esa manipulación, y le mostraría a la población que ha habido un alza incluso delictiva, porque es una figura tipificada en el código penal de tipo especulativo. Y le reclamaría a la población otra actitud,  para empezar a solucionar el problema. Porque si la solución la fincan ahora como están diciendo, en quitarles las retenciones al campo para que vendan la cosecha… y uno recuerda los tiempos de Alfonsín, donde cada uno que podía sacar una tajada a Alfonsín se la sacaba, en ese momento era Bunge y Born, pero no pudo detener la bola de nieve que se armó.

-Claro

La expectativa psicosocial es la que a mi modo de ver modestamente, debería trabajarse en términos psicosociales, e ir se relevando y exponiendo la maniobra como fue ejecutada, no.

-Hay un hecho que vos mencionas, vos hablás de los lobos te Wall Street y en general todo el mundo en forma muy fina dice los bonistas, eso marca una diferencia, si vos decís estoy negociando con lobos, es una cosa, y si estoy en cambio con señores respetables es otra. Si son piratas y corsarios es una cosa, y si son gente honorable es otra. ¿Vos dirías que la Argentina negoció con lobos de Wall Street, con verdaderos piratas corsarios?

Sí, no lo digo yo, lo dice Bonelli, en su crónica de los viernes se refería continuamente a los lobos de Wall Street.

-Ah, mirá

No es una.. un neologismo mío, y aparte las películas los pintan como son. La codicia es buena y cualquier cosa para obtener dinero, cualquier cosa es aceptable. En este caso la bolsa argentina la manejaron de taquito como querían, si uno revisa los gráficos de los bonos en forma inquisitiva, la primera impresión parece que no pasa nada, pero si la revisa en forma inquisitiva, viendo por ejemplo los precios máximos y mínimos, enseguida salta la liebre.

Neofeudalismo, Wall Street, Michael Hudson, capitalismo, FMI, Bancos, Deuda, Economía, Dólar, Usura, Javier Llorens
Bono con vencimiento en el 2020 empleado en operaciones de Contado con liquidación. (Su denominación termina con C de dólar cable). Se observa la recuperación de sus precios con insignificantes volúmenes negociados, que en el mejor de los casos apenas superan el millón de dólares

Hay una enorme cantidad de días en las que no hay cotizaciones por el total desinterés de bonos que iban al default, y ellos estaban fingiendo que había un gran interés de gente en comprar esos bonos, para supuestamente sacar dinero del país, cosa que no existió. Le llaman el contado con liqui, con liquidación, de esa forma se sacan dólares partiendo de pesos, pero ni siquiera hay una canti… un volumen, que uno puede afirmar que existió esa maniobra. Claramente a los lobos de Wall Street tendría que haberle dado un trato absolutamente diferente. El señor Guzmán, apenas le tocaron el dólar, tendría que haber pegado un zarpazo y decirle vos me haces eso y yo te declaro el default de los bonos, y se acabó el partido.

Neofeudalismo, Wall Street, Michael Hudson, capitalismo, FMI, Bancos, Deuda, Economía, Dólar, Usura, Javier Llorens
Bono con vencimiento 2024 empleado para operaciones de Contado con Liquidación (su denominación termina con C de dólar cable). Se observa la gran irregularidad de sus cotizaciones en el 2020, y una leve recuperación final de su precio en dólares, con mínimos volúmenes negociados que no representan una salida de capitales representativa.

-Claro, sí, sí. Pero hay un temor sembrado acerca del default, que tampoco tiene sustento en la realidad, porque en realidad en la historia de este siglo digámoslo, a partir del default del 2001 vinieron los mejores años de recuperación económica, sin embargo se plantea el default como si fuera una catástrofe universal, cuando en realidad en la Argentina en particular fue todo lo contrario.

-Si, así es, sacado el peso de la deuda, que nos hace continuamente volver al mercado de la deuda para seguir pagándole a los acreedores pidiéndole refinanciaciones, es un ejercicio de un enorme costo monetario, porque hay que estar al día con ellos para poder obtener sus favores. En tal sentido te cuento Mario, que Mario Cafiero se interesó mucho por este asunto…

-Hum

… y me dijo que habló con Guzman, y Guzmán le dijo que los lobos de Wall Street son así, que había que aceptarlos como son, y seguir con su tesitura amistosa. Y habló con Pesce, y Pesce le dijo que no había podido obtener los registros del BYMA para ver quienes eran, los que le estaban serruchando el piso, y que se negaban a entregar eso y solamente lo iban a entregar a la justicia. Yo escuche eso y me quedé pensando en qué país estamos, no.

-Ja, ja

Si el señor del Banco Central no puede hacer nada, y el señor ministro de Economía no quiere hacer nada, y lógicamente ese era el huevo de la serpiente de la situación que nos encontramos ahora, donde el gobierno está pagando un altísimo costo político.

-Efectivamente, efectivamente, bueno para adelante, como la última pregunta que te hago Javier,  para adelante como estás viendo la posibilidad de un rebote significativo en la economía argentina en esta situación.

En esta situación, que tiene la paranoia de una macrodevaluación, que significa un golpe inflacionario con una gran conmoción de por medio, social sobre todo, en una situación con tanto estrés, el otro camino que le queda al gobierno es  la recesión, que es también un absurdo, con un enorme costo político. Los lobos de Wall Street, en función de hacer el máximo daño a este gobierno que no es afín a la geopolítica estadounidense, es lo que… hizo lo que se llama una aproximación indirecta, colocándolo en una opción  de que haga lo que haga, o es lo malo o es lo peor.

-Hum

Es la situación en que se encuentra. Y ese es el dilema en el que están, que elegimos, lo malo o lo peor. Si no encuen… si no tienen una salida audaz en este momento, en el marco de la heterodoxia, no veo que puede hacer muchas cosas Mario.

-Mirá. Bueno, bueno, Javier, este, no te vayas a creer que es muy alentador el panorama que nos has pintado, pero es real y no tendríamos porqué pintarlo de nada distinto a la realidad. Así que yo te agradezco muchísimo este análisis que nos has dado, y que muestra a las claras de que efectivamente el gobierno, en el mejor de los casos, ha actuado con ingenuidad frente a la voracidad de los acreedores externos, no.

-No solamente la voracidad. En términos geopolíticos me parece que tiene una visión absolutamente ingenua, porque es refractario a EEUU, también es comprensivo con Venezuela,  lo tiene a Evo Morales acá refugiado, en contra de las políticas diseñadas y operadas desde EEUU, tiene un trato especial con China, y lógicamente este es el paquete adverso EEUU. La deuda no es solamente una cuestión de intereses, es algo mucho más profundo,  y entonces astutamente, del otro lado se encargaron de servirle este plato envenenado, con vista que en las próximas elecciones el mando vuelva a la gente de Cambiemos, que es abiertamente filoestadounidense, no.

-Así es, así es, aunque acompaña mucha gente de manera también ingenua a Juntos por el Cambio, pero el néctar de esa alianza es lógicamente, una cabecera de playa del enemigo en la argentina, bueno.

Sí sobre todo su dirigencia, también saben usar emocionalmente a gente que se siente muy frustrada de diversas maneras…

-Umm

-Desde la justicia hasta la crisis económica, indudablemente que no es la base de su electorado, pero si el común de su dirigencia, no.

-Así es, así es, bueno, te mandamos un fuerte abrazo y muchísimas gracias Javier

No, gracias a vos Mario, y que andes muy bien, buenas tardes para vos y tu audiencia.

-Muy amable, bueno hemos hablado con Javier Llorens que sabe de economía y sabe de geopolítica.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Sobre epidemias, vacunas y el futuro

Entendemos oportuno brindar a nuestros lectores la siguiente