La relación entre obra pública y financiamiento de la política, ha sido una cuestión polémica a nivel nacional en estos últimos años. La provincia de Córdoba, durante los gobiernos de José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti, no ha sido ajena a que firmas ligadas a la construcción y beneficiadas por sus medidas, hayan aportado sus billetes para apoyar las campañas de sus frentes electorales.

La construcción como elemento dinamizador de la economía, en todo sentido, se hizo notar a partir del dato de que uno de cada tres empleos privados que se crearon en la provincia desde 2015 hasta antes de la llegada de la pandemia del Covid-19, pertenecieron a esa actividad. Esto posibilitó que los niveles de empleo se mantuvieran relativamente estables durante el último periodo de gobierno de Juan Schiaretti, caracterizado por una baja en cuanto a la actividad industrial.

Ver 20 años de Cordobesismo: la Córdoba industrial se desindustrializa

A su vez esto permitió crear un magnífico plan de obras faraónicas, que incidieron en la percepción de los amantes al fernet con coca, para seguir apostando en la continuidad del régimen pejotista que comenzó en 1999.

“Unión Por Córdoba” fue el frente oficialista que gobernó la Provincia desde dicha fecha hasta 2019. Su columna vertebral fue el PJ cordobés, sumado a otros partidos de centro-derecha, como la UCEDÉ. En el año 2019, con varios de sus referentes y votantes trasladados al frente nacional Cambiemos, el pejotismo provincial decidió rearmar su equipo, alentando la entrada de partidos progresistas, pero opositores al kirchnerismo, como son el Partido Socialista y el Partido GEN de Margarita Stolbizer. Así nació “Hacemos Por Córdoba”, que le permitió la última victoria de Juan Schiaretti para la gobernación el año pasado.

En el siguiente cuadro está la lista completa de todas las empresas constructoras que aportaron a la campaña 2015 de Unión Por Córdoba, con sus respectivos montos totales y la fecha de su concreción, según un relevamiento que hizo STDP, a partir de documentos que entregó dicho frente a la justicia electoral.

Se trata de un total de 57 transferencias, con algunos nombres repetidos, efectuadas por 52 empresas. Que aportaron un total de 2.133.000 pesos de ese entonces, equivalente a U$S 237.000, unos 23,7 millones de pesos actuales con el cambio del dólar “solidario”. Gran parte de esos nombres se dedican a presentarse y ganar distintas licitaciones de obra pública, con fondos de la Provincia. Y que por ende, muy agradecidas, parte de esos fondos retorna a las campañas políticas de los mismos funcionarios que les adjudicaron esas obras.

Empresa constructoraFechaImporte
AFEMA SA26/05/2015150.000
Romero Cammisa Construcciones SA26/05/2015150.000
PAOLINI HNOS SA25/07/2015150.000
APESA26/05/2015120.000
Pablo Federico e Hijos SA26/05/201575.000
NOVACON SA10/06/201565.000
CYSCO SRL02/07/201550.000
PORTICO SA25/07/201550.000
CYSCO SRL25/07/201550.000
CYSCO SRL26/05/201545.000
TRAUCO SRL10/06/201545.000
ESCALA CONSTRUCCIONES SRL10/06/201545.000
CIAR SA10/06/201545.000
ANSAL CONSTRUCCIONES SRL10/06/201545.000
INGECO SRL10/06/201545.000
SCALA EMPRESA CONSTRUCTORA SRL10/06/201545.000
CONSTRUCCIONES DE INGENIERIA SA10/06/201545.000
Empresa Constructora de Obras Públicas SA26/05/201530.000
Martínez Lumello Construcciones SA26/05/201530.000
Ayassa Fombella y Cia SA26/05/201530.000
VIMECO SA10/06/201530.000
CONSTRUCCIONES DE INGENIERIA SA10/06/201530.000
IC Construcciones SRL10/06/201530.000
SAPYC SRL10/06/201530.000
TETRA SRL10/06/201530.000
CIARCO SRL10/06/201530.000
HORMI BLOCK SA10/06/201530.000
ELYON SA10/06/201530.000
GIRON ZURLO SA10/06/201530.000
DEICO SA10/06/201530.000
RAVEN Construcciones y servicios SA10/06/201530.000
SAICO SRL23/06/201530.000
BIANOR SA25/07/201530.000
CONSTRUCTORA NICOLÁS TOLEDO SA25/07/201530.000
APESA25/07/201530.000
Grupo ELING SA (Electroingeniería)25/07/201528.000
Constructores Asociados SA20/05/201515.000
BRITOS SA10/06/201515.000
CAPELLO SA10/06/201515.000
INGEMAX SA10/06/201515.000
DINACONS SRL10/06/201515.000
TEXIMCO SA10/06/201515.000
ING JORGE GLAIEL S A10/06/201515.000
CHASANORO SA10/06/201515.000
CERES SRL10/06/201515.000
DIARTA SA10/06/201515.000
VADIEG SA10/06/201515.000
MEDITERRANEA LOGISTICA SRL10/06/201515.000
INGENIERIA Y DISEÑO SOCBE SA10/06/201515.000
TEXTURALIS SA10/06/201515.000
Lascano Ingeniería Arquitectura SA10/06/201515.000
Ing. SRL e Ing. R. y C. Trujillo SRL UTE10/06/201515.000
Constructora Queiroz Galvao SA16/06/201515.000
RIVERA CONSTRUCCIONES SA16/06/201515.000
GRUNHAUT S A23/06/201515.000
BETANIA CONSTRUCCIONES SRL02/07/201515.000
CIAR SA25/07/201515.000
COVA SA25/07/201515.000
DAR NE SA25/07/201515.000

Cuatro años después, respecto los aportes a la campaña de 2019 para Hacemos Por Córdoba, vemos un panorama enteramente distinto. En este caso, los aportantes no solo se redujeron a sólo nueve firmas, sino que además todas ellas se dedican a construir emprendimientos privados, y no al negocio de la obra pública. Su extensión equivale a la quinta parte de la lista anterior, pero resulta no ser proporcional al monto total otorgado. Las nueve transferencias dan un total de $ 4.145.000, unos U$S 92.000 y por ende unos 9,2 millones de pesos actuales con el cambio del dólar soberano. Es decir, menos de una tercera parte del monto aportado por las constructoras en el 2015.

Empresa constructoraFechaImporte
TRIUM SA13/05/20191.500.000
Urbanizaciones Residenciales SA24/04/2019500.000
Emprendimientos Urbanos SRL29/04/2019500.000
ALTOS DEL COLON SA30/04/2019500.000
Fideicomiso Reserva Tajamar07/05/2019500.000
ELYON SA30/04/2019200.000
Maler SA13/05/2019175.000
Chelsea SA13/05/2019170.000
INSITU SA24/04/2019100.000

Evidentemente, el escándalo judicial y mediático que se desató con las denuncias de transferencias de fondos desde las constructoras hacía altos funcionarios del gobierno kirchnerista, con los casos emblemáticos de Lázaro Báez y de la causa “Cuadernos”, incidieron en los acuerdos entre el Partido Justicialista de Córdoba con los otros partidos progresistas.

Quienes por haber denunciado algunos de sus referentes nacionales ante las cámaras de televisión, los escándalos mediático-judiciales de la gestión K, habrían puesto como condición para su incorporación a Hacemos por Córdoba, el cese de la aparición de empresas de obra pública como aportantes para la campaña.

Sin embargo, la picardía de Schiaretti no es nada lenta, y tiene su propia carta oculta, de la mano de empresas privadas que han tenido su notable crecimiento en el rubro inmobiliario, gracias a los remates de tierras fiscales a precios viles a través del Corincor.

Corincor, el origen del mal

A comienzos del año 2000, poco después que José Manuel de la Sota asumiera por primera vez la gobernación, el Poder Ejecutivo creó  la agencia Corporación Inmobiliaria Córdoba o “Corincor”. Su propósito era “la administración y enajenación de inmuebles” fiscales que estaban a nombre de la administración pública. Desde entonces, hasta su disolución en el año 2014, Corincor se encargó de poner en remate valiosas terrenos públicos, para quienes buscaban realizar sobre ellas distintos emprendimientos inmobiliarios.

El Corincor estaba a cargo de Carlos Presas, un funcionario – operador delasotista, sindicado de haber pagado coimas cuando era legislador provincial, para sacar adelante la famosa “Ley Bodega”, con la que se autorizó la privatización o concesión de empresas públicas. La ley lleva ese nombre por el imprevisto cambio por parte del legislador del Frepaso Jorge Bodega, quien fue imputado por cohecho al haber sido acusado por su propio asistente de aceptar una coima de 400 mil pesos dólares para aprobar dicha ley. El que además luego apareció en la lista oficial de candidatos a convencionales para reformar la Constitución Provincial, y eliminar la Cámara de Senadores

Quizás la venta más recordada, y que mayor polémica generó, fue la del enorme predio del Ex – Batallón 141, considerada como el último pulmón verde de la capital. Realizada en el año 2007, a la licitación solo se presentó Corporación América, propiedad del magnate de los aeropuertos Eduardo Eurnekián. Así, las 22 hectáreas verdes se vendieron a 107 millones de pesos de ese entonces, unos 30 millones de dólares. Es decir, a razón de U$S 136 el m2, cuando en la zona el valor de mercado superaba los U$S 1.000 el m2.

Ver Eurnekián, y su batallón de irregularidades, invade Córdoba

Casualmente en ese mismo año Helport SA, la constructora de Corporación América, se unió con la firma local Britos SA, para ganar la licitación de la construcción del Camino del Cuadrado. Una de las obras viales más escandalosas, por el gasto de fondos públicos que luego provocó, para remediar los daños de ingeniería y ambientales causados por su ejecución.

Seguidamente Britos SA pasó a ser conducida por ex altos funcionarios del gobernador Juan Manuel De la Sota, con Horacio Miró a la cabeza, sindicado de ser el testaferro del creador del “cordobesismo”. Y por supuesto también aportó fondos para las distintas campañas de Unión Por Córdoba. Por lo cual cabe la interpretación de que ese pase de manos de la empresa Britos SA, fue el “retorno” por la venta a vil precio y en cómodas cuotas del ex Batallón 141.

Ver EXCLUSIVO: Horacio Miró, señalado de ser “testaferro” de De la Sota, tiene cuatro empresas offshore

Ver Tinelli y Milani los poderosos amigos de Miro, el “testaferro” de De la Sota

Un año antes de la recordada venta del Ex – Batallón, Corincor había concretado en un solo día la venta de tres valiosos terrenos capitalinos, que pasarían a ser el origen de una nueva generación de grandes negocios inmobiliario, y una renovada camada de respaldo financiero para las campañas electorales del oficialismo provincial.

Según declaró el presidente de la Asociación de Peritos Judiciales de ese entonces, Jorge Carlos Gait, en una entrevista a un medio local, las tierras que se vendían por parte de Corincor se tasaban a valores inferiores:

Cuando el Estado quiere vender, el organismo encargado de tasar el bien a desprenderse es el Consejo General de Tasaciones, que pertenece al Ministerio de Finanzas. El tema es que ese organismo depende directamente del Poder Ejecutivo provincial que es el que nombra a su presidente. Entonces, no actúa como un órgano independiente y sus dictámenes, en vez de ser técnicos, son políticos”.

Conforme anunció el diario La Voz del Interior, en una nota publicada el 17 de marzo de 2006, la Provincia vendió simultáneamente en cómodas cuotas mensuales tres valiosos y codiciados terrenos. Uno, de 13.214 m2 en las calles Costanera y la tradicional La Cañada, quedó en manos de un oferente de apellido Palacios, vinculado con la familia Minetti.

Ver CONFLICTO MINETTI: un mega-negocio inmobiliario de $4.500 millones como trasfondo

Otro, correspondiente al predio de la desalojada Villa El Pocito, de 11.444 m2 sobre la avenida Vélez Sarsfield, a la empresa Porta Hnos. Y el tercero de 1.600 m2 al frente de la Terminal de Ómnibus a la inmobiliaria Edisur, hoy considerada la más grande la Provincia. Habiendo concretado ambas aportes financieros para las campañas de De la Sota y Schiaretti.

http://archivo.lavoz.com.ar/2006/0317/economia/nota398985_1.htm

EDISUR uno de los “constructores” protagónicos de Hacemos Por Córdoba

En la lista de los nueve aportantes de la campaña de Hacemos Por Córdoba 2019, aparecen las firmas Elyon SA y Altos del Colón SA, que en realidad pertenecen al mismo grupo empresarial y comparten el mismo domicilio. El Grupo Elyon construye y pone en venta edificios de las zonas céntricas de la ciudad de Córdoba. En particular de las zonas residenciales en tierras de alto valor, como Nueva Córdoba, Alberdi y Alta Córdoba. Aportaron en total 700.000 pesos.

Otros que aparecen son Maler SA y Chelsea SA, que tienen su domicilio en Capital Federal y donaron 175 y 170 mil pesos respectivamente. Por su parte la cordobesa Insitu SA, concretó un aporte de 100 mil pesos. Mientras que el denominado “Fideicomiso Reserva Tajamar”, que en combinación con Grupo Canter invierten en la construcción de viviendas en el camino a la ciudad de Alta Gracia, poblado de countries, aportaron medio millón de pesos.

Otro medio millón lo aportó “Emprendimientos Urbanos S.R.L.”. Se trata de una UTE integrada por las inmobiliarias Edisur y Betania, cuyo principal proyecto es la construcción del denominado “Torre Duomo”, al que ambas firmas lo consideran como el “edificio más importante de una ciudad”. Tiene 28 pisos y está ubicado en el barrio Nueva Córdoba, frente de la Terminal de Ómnibus.

Torre Duomo, Edisur, De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora
Torre Duomo. Gentileza: Edisur.

Por otra parte Edisur también realizó otro aporte encubierto mediante la firma “Urbanizaciones Residenciales SA”, dado que el domicilio de este es el mismo de una de las sedes de sus oficinas: Nores Martínez 2649.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

Edisur además es propietaria del “Fideicomiso Manantiales” para invertir en el gran emprendimiento habitacional privado llamado Manantiales, a cargo de ella. Se trata de un complejo que engloba una treintena de barrios privados, ubicados en el sudoeste de la ciudad de Córdoba. En una zona que previamente había sido era declarada por la Provincia como espacio y reserva verde.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora
Contrato del Convenio Urbanístico de Manantiales, donde se señala a “Urbanizaciones Residenciales” como parte del mismo.

Desde antaño la zona estaba poblada por familias de bajos recursos, que conformaron la llamada “Villa de las 7 cascadas”. Pero en el año 2006, se realizó una política de traslado a esas familias, y de las que habitaban villas céntricas como la Villa “El Pocito”, “La Maternidad” etc, a las periferias de la ciudad. A “ciudades satélites” de pomposos nombres como “Ciudad Evita”, “Ciudad de mis sueños”, que en realidad son guetos que han profundizado enormemente la exclusión y la marginalidad. Y unos pocos meses después, la sociedad Corincor remató esas tierras y se las entregó en bandeja a Edisur. Estando conformada ahora por distintos y coquetos barrios, y ocupando grandes terrenos que han extendido la mancha urbana hasta tocar la ciudad de Alta Gracia.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

En nuestra ciudad, la política destinada a atender este problema de la vivienda, se fundamentó en un primera instancia en una decisión política que consideraba que la erradicación de las villas dentro de la ciudad, terminaría con la pobreza urbana. En segundo término, proponía un “Plan de Remediación Ambiental” que recuperara grandes extensiones de espacios verdes para la ciudad. Lamentablemente, ninguno de estos dos objetivos se cumplió. Detrás de este programa, se desocuparon tierras con importante valor inmobiliario o estratégico para la ciudad, donde los sectores sociales de medianos y altos ingresos serán a la corta o a la larga, los beneficiarios del desalojo de los grupos más pobres. Lo que consolida, claro está, las condiciones desiguales de apropiación de la ciudad”, señala el arquitecto Pablo Senmartín, de la Universidad Nacional de Córdoba, en una de sus exposiciones sobre el caso Manantiales.

También Senmartín afirmó que Edisur firmó un ruinoso convenio con el Banco de la Provincia de Córdoba, a cargo del Estado Provincial, que permitió que la empresa desarrollista ayudara a sus clientes a acceder a una línea hipotecaria sin contar con una escritura, ya que la propia empresa pondría la garantía durante la construcción del emprendimiento:

Ese producto del banco provincial ofrece préstamos de hasta 50 y 70 mil dólares a 30 años de plazo y a tasa fija en pesos, condiciones mucho más favorables a las que en general ofrece el mercado actual, asegurando de esta manera el éxito comercial del emprendimiento”.

De tal menara una agradecida Edisur, a través de “Urbanizaciones Residenciales SA” y “Emprendimientos Urbanos S.R.L, completó un aporte total de un millón de pesos.

PORTA, la más imPORTAnte financista de Schiaretti

Finalmente, TRIUM SA –la única de su rubro que aportó una cifra que con otro medio millón supera el millón de pesos- es una constructora creada, no por casualidad en el 2006, por José Porta, ex ministro de Producción de los años noventa, y dueño de la destilería Porta Hnos. SA.

Se trata de una tradicional productora de bebidas alcohólicas y otros químicos alimenticios, que obtuvo enormes ganancias por la venta de alcohol en gel durante la cuarentena. Está acusada de contaminar barrios de la zona sur de la ciudad de Córdoba, por las emanaciones de gases.

Esta empresa se presentó en concurso de acreedores, con una deuda de dos mil millones de pesos. En el cual el juez comercial Sergio Ruiz le ordenó a la Sindicatura que investigue la posible “generación de daños ambientales” y su incidencia en el abultado pasivo declarado.

A pesar de todo eso, recientemente el gobierno provincial y municipal publicaron con orgullo, en sus respectivas partes de prensa, su presencia en la cuestionada fábrica de Porta para inaugurar su ampliación de gas natural, y una planta para producir concentrados proteicos de origen vegetal, en pleno estancamiento económico por las actuales medidas sanitarias.

Porta es uno de esos pioneros cordobeses que invierten en Córdoba, se quedan en Córdoba y desde acá intentan ser competitivos mundialmente. Por eso para nosotros Porta es sinónimo de Córdoba”, sentenció el gobernador Schiaretti por teleconferencia.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora
Inauguración en Porta Hnos., en plena cuarentena, y con presencia de funcionarios.
Foto: Prensa Córdoba.

Como se dijo, en el 2006 los Porta se quedaron con el valioso predio de la ex Villa el Pocito, rematada por Corincor. Se trata de un codiciado espacio céntrico, de una superficie de más de una hectárea, ubicada entre el exclusivo Barrio Nueva Córdoba y el popular Barrio Güemes, considerada como el más caro de la ciudad por su superficie y ubicación.

No obstante el Estado Provincial se lo cedió en ese entonces a Porta Hnos por la módica suma de 11 millones de pesos, equivalente a 300 dólares m2, la cuarta parte del valor promedio de la zona. Para 2011, se señalaba que Porta había acordado con Fortune International, propiedad del cordobés Edgardo Defortuna, radicado en Miami, para invertir 100 millones de dólares para construir un conjunto de grandes edificios. Lo cual nunca se concretó, pero habla a las claras del negociado en la compra del terreno, que de un valor típico de entre el 10 % y el 20 % de la inversión, pasó a ser solo un 3 %.

Hoy, El Pocito cuenta con un proyecto de la inversión por parte del Grupo PROACO, donde planean construir tres torres residenciales, un mall, parking y espacio para coworking. PROACO se adjudica de ser vez “la desarrollista con más operaciones inmobiliarias de Argentina y una de las más prestigiosas del país”. Su CEO es Lucas Salim, quien además es el presidente de TRIUM SA, de la familia Porta, tradicional financista de las campañas del oficialismo provincial.

Los aportantes de Unión Por Córdoba para la campaña de Schiaretti

Como se dijo antes que existiera Hacemos Por Córdoba, el frente Unión Por Córdoba fue financiado electoralmente por empresas contratistas de obras públicas. En menor medida, figuran nuevamente empresas constructoras de obras privadas, como es nuevamente Elyon SA, con su aporte de 30.000 pesos, y Betania Construcciones con un aporte 15.000 pesos, en las elecciones de 2015.

Pero de hecho, gran parte de los que integran en la actualidad la mesa directiva de la Cámara de Construcción de Córdoba, aportaron a la campaña de Schiaretti en 2015. Su presidente es el arquitecto Luis Lumello, de Martínez Lumello Construcciones SA, empresa que aportó 30 mil pesos a Unión Por Córdoba. Al año siguiente, en 2016, la firma realizó la obra de la estación depuradora de aguas residuales de la ciudad de Río Cuarto. Esa planta enfrenta una polémica por supuestos volcamientos de efluentes en el cauce de un río.

La Cámara, a su vez, tiene en la vicepresidencia tres empresarios de la construcción que aportaron cada uno $ 15.000. Marcos Barembaum, director de Empresa Constructora de Obras Públicas SA; Enrique Sargiotto del Grupo Roggio y ejecutivo de Aguas Cordobesas SA, encargada de la distribución del agua potable en la ciudad de Córdoba; y Carlos Fernando Bergoglio, de Electroingeniería. Empresa que por su parte bajo el nombre de Grupo Eling, también aportó $ 28.000 a la campaña de Unión Por Córdoba.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

Esta empresa constructora cordobesa se puede considerar como la empresa compinche líder del cordobesismo, ya que recibió jugosas y escandalosas adjudicaciones de obras públicas en tierras cordobesas. Como la construcción de 200 escuelas en el primer gobierno delasotista, en sociedad con IECSA la constructora de los Macri; el fastuoso Nuevo Centro Cívico, denominado socarronamente EL PANAL, por su forma y por estar llenos de zánganos; y la polémica usina eléctrica Central Pilar, que por su enorme costo se convirtió en una mochila de plomo para EPEC, la empresa provincial de energía, etc.

Ver Macri – De la Sota: Viejas relaciones, nuevos negocios

Ver Electroingeniería: obras publicas cuestionadas, imputados arrepentidos, y offshores, una de ellas a nombre de un pariente del Papa

En la terraza del “El Panal” o Nuevo Centro Cívico, hay una parquización realizada por Ansal Construcciones SRL, que recibió más de medio millón de pesos en el 2013 para otorgarle una onda verde a esa área de la Casa de Gobierno, accesible solo para los funcionarios. Dos años después, le bancó al oficialismo 45.000 pesos.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

Por otra parte, quien preside actualmente la Cámara de Comercio Exterior es Marcelo Olmedo, director de la constructora IC Construcciones SRL, empresa que también aportó 30.000 pesos a la campaña del 2015.

Y la lista sigue

CERES SRL realizó trabajos de refacciones en edificios escolares públicos mediante una adjudicación otorgada por el Estado provincial en 2013. Dos años después, por su parte, le otorgó a Unión Por Córdoba 15.000 pesos para su exitosa campaña electoral.

Lascano Ingenieria Arquitectura SA, de la familia Lascano, es una constructora creada en los años ochenta, con sede en la ciudad de Río Cuarto, la tierra donde se crió De la Sota. Construyó para el Estado viviendas en distintos barrios de esa ciudad, hasta que se expandió hacia otros lugares de la provincia. Aportó 15.000 pesos para la campaña de Schiaretti.

AFEMA S.A. expone en su página web que todas sus obras se basan en la pavimentación y conservación de caminos y rutas, teniendo como comitente al Estado Provincial. Como retribución, concretó dos aportes a la campaña de Schiaretti en 2015: 120.000 pesos en mayo y 30.000 pesos en julio.

En mayo de 2015, DIARTA SA recibió una adjudicación para la realización de obras de reparación de la cárcel de Bouwer, con un monto de $ 818 mil de ese entonces. Un mes después, el 10 de junio, DIARTA le aportó 15.000 pesos al oficialismo provincial para su campaña. Tres meses después, el 2 de septiembre del mismo año, ganó otra adjudicación, en éste caso para pintar las paredes de un establecimiento del Ministerio de Finanzas, por un monto de 392.500 pesos.

También en junio, la constructora NOVACON SA le aportó la suma de 65.000 pesos a Schiaretti para su campaña. Dos meses después, el 10 de agosto, NOVACON recibió la adjudicación para construir un aula para un jardín de infantes en el barrio La Floresta de la capital cordobesa, por un un millonario monto.

TEXIMCO SA, que en el 2011 se encargó de la remodelación y ampliación del Hospital Córdoba, aportó 15.000 pesos. INGECO SRL, que aportó el hormigón para las refacciones del Teatro Córdoba, como así también la ampliación de la Universidad Privada Siglo 21, aportó 45.000 pesos a Unión Por Córdoba.

Por su parte Grunhat SA aportó 15.000 pesos. El más joven de su directorio, Tomás Grunhat, fue secretario de comercio en el tercer gobierno de De la Sota, y luego que su empresa diera su aporte a la campaña, pasó a ser subsecretario de la Pequeña y Mediana Empresa en el segundo gobierno de Schiaretti, para luego ser candidato a la intendencia en Mendiolaza. Hoy trabaja en el Ministerio de Transporte.

Paolini Hnos. SA concretó trabajos en distintas rutas de la provincia. Entre ellas, la variante Elena, prácticamente el último tramo de la Ruta 36 que conecta Río Cuarto con Córdoba, la misma que recorrió De la Sota y lo llevó a su muerte. Dos años antes de terminar ese tramo, aportó para la campaña la importante suma de $150.000.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora
Foto de archivo de 2017, de la inauguración de la variante Elena, de la ruta 36.

COVA Construcciones fue la firma encargada de realizar en la primera década del presente siglo, las refacciones del Palacio Ferreyra para convertirla en el Museo Evita, cuya expropiación generó un litigio por parte de la familia Ferreyra en contra el Estado. Esos problemas no evitaron que COVA aporte para la campaña de Unión Por Córdoba $15.000.

La UTE integrada por Ingeniería SRL e Ingenieros Carlos y Roberto Trujillo SRL está a cargo de la construcción de los nuevos establecimientos de los tribunales judiciales en barrio Observatorio de la capital cordobesa, obras que son financiadas por la Provincia. Previo al inicio de las mismas, la UTE le aportó al oficialismo 15.000 pesos para la campaña. A su vez, Roberto Trujillo había aportado otros 30.000 pesos, mediante otra constructora que dirigía: CIARCO SRL.

Astori Construcciones es una empresa sindicada también como compinche del gobierno provincial, al haber sido el gobernador Schiaretti gerente en dicha firma. Si bien no figura como aportante, sí aparecen sus socias para los trabajos realizados en los alrededores del estadio Mario Kempes, cuya modificación concretó Astori durante el primer gobierno de Schiaretti, y la salvaron de un serio ahogo financiero. Concretamente sus socias SAPYC SRL y VIMECO SA, aportaron cada una 30.000 pesos en el mismo día para la campaña del oficialismo de 2015.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

Y hay más datos escandalosos en la lista

Aparece una filial de una constructora brasilera llamada Queiroz Galvao SA, que aportó 15.000 pesos, y formaba parte del cartel de obra pública brasileño, junto con Odebrecht, Andrade Gutiérrez y Camargo Correa. Su ex presidente Dario Queiroz Galvão Filho, fue condenado a 20 años y seis meses de prisión por lavado de dinero y corrupción activa. Lo llamativo es que no se sabe si realizó alguna obra en Córdoba.

Como era de esperarse, aparecen también conocidas constructoras que dieron mucho que hablar en Córdoba, y algunos de sus presuntos dueños aparecieron con cuentas offshore. Entre ellos, la siempre mencionada y presente BRITOS SA, de Horacio Miró, sindicado como el testaferro del difunto De la Sota, que aportó también sus 15.000 pesos.

Ver Tinelli y Milani, los poderosos amigos de Miró, el “testaferro” de De la Sota

Ver  Horacio Miró, el “Lázaro Baéz” de De la Sota acosador de periodistas, ahora quiere censurar a ¡Google!

Ver EXCLUSIVO: Horacio Miró, señalado de ser “testaferro” de De la Sota, tiene cuatro empresas offshore

También está CIAR SA, denunciada por pagar coimas bajo el nombre de “aforos” a las autoridades de la Municipalidad de Córdoba encabezada por el intendente Ramón Mestre hijo. Y también está sospechada de hacer lo mismo con funcionarios del PJ cordobés, como es el caso del actual legislador Rodrigo Rufeil, principal dirigente de la ciudad de La Calera, en la construcción de un puente sobre el Suquia.

CIAR también está involucrada en robo de tierras en las sierras, apoyando a sujetos que procedían a mano armada. CIAR figura dos veces como aportante de la campaña de Unión Por Córdoba: 45.000 pesos el 10 de junio, y 15.000 pesos el 25 de julio del 2015.

Ver EXCLUSIVO: denuncian sistema de coimas 20% e impunidad en gobierno de Cambiemos en Córdoba

Ver LAVA JATO cordobés: crece el escándalo por las coimas en la gestión de Cambiemos

Ver Ciar SA: la contratista implicada en robo de tierras que llega hasta los Macri

CIAR fue socio de “Pablo Augusto Federico SA”, eterna contratista del municipio cordobés, propiedad de Pablo Federico y sus hijos Pablos y Natalia. La que aportó a Unión Por Córdoba $ 75.000 en el año 2015. Un año después, en 2016, los Federico fueron detenidos y procesados por evasión impositiva y falsificación de documento público. En el 2018, fueron sobreseídos por lo primero por la aplicación retroactiva de la pena más benigna. Pero en cuanto a lo segundo, se confirmó su elevación a juicio.

Ver CASO CIAR: Durante el segundo mandato del intendente de Cambiemos Ramón Mestre, habrían circulado coimas por 340 millones de pesos

No podía faltar VADIEG SA, la empresa de Diego Vitali, el amigo desde la infancia del multifuncionario y actual vicegobernador de Córdoba Manuel Calvo. Y también socio del secretario de Integración Regional, Jorge Montoya, con quien comparte una offshore. VADIEG aportó 15.000 pesos a Unión Por Córdoba.

Ver VIDEO EXCLUSIVO: Los negociados de Manuel Calvo, el candidato a vice gobernador de Schiaretti, con su amigo del alma Diego Vitali

Ver Crece el escándalo del candidato a vice del PJ cordobés Calvo, el empresario que favoreció tiene una offshore con un ministro de Schiaretti

La Avenida de Circunvalación, que rodea a la ciudad de Córdoba, es una de las tantas voluptuosas obras viales que emprendió la Provincia. En el año 2017, uno de sus tramos conformado por dos distribuidores, se adjudicó a la UTE AFEMA S.A. – CONSTRUCCIONES DE INGENIERIAS S.A. Dos años antes, en plena campaña electoral, AFEMA aportó 150.000 pesos para la campaña del oficialismo, mientras que “Construcciones de Ingeniería SA” aportó 30.000 y 45.000 pesos, en distintas transferencias hechas en el mismo día.

AFEMA SA fue mencionada en la lista del financista Ernesto Clarens, un asesor financiero que figura como arrepentido en la causa de los Cuadernos, incluyéndola entre las 86 firmas que a nivel nacional, habrían entregado coimas a funcionarios nacionales.

El empresario de la construcción Miguel Ángel Romero Cammisa también aparece en la lista de Clarens, y a finales del año pasado su firma ROMERO CAMMISA Construcciones SA, fuerte contratista de la estatal Caminos de las Sierras, presentó concurso de acreedores. En el 2015 le aportó a Unión Por Córdoba 150.000 pesos para su campaña electoral.

Y para ir terminando, otra de las obras cuestionadas durante la tercera gestión de De la Sota como gobernador, fue el magnífico hotel provincial construido a la vera de la Mar Chiquita, cuyos gastos se incrementaron diez veces más de lo presupuestado. Y a esto se sumó la polémica que fue financiado con fondos de la Lotería de Córdoba destinados a la ayuda social, entre ellos el plan alimentario PAICOR para menores carenciados.

Una de las constructoras que se adjudicó los trabajos civiles fue Ayassa Fombella, quien aportó 30.000 pesos para la campaña de Schiaretti, seis meses antes de la inauguración del complejo hotelero a finales de 2015.

De la Sota, Juan Schiaretti, obra pública, campaña, constructora, corrupción, empresas constructora

Ver Hotel ANSENUZA, ¿El “HOTESUR” de De La Sota?

Y finalmente en el pelotón aparecen CYSCO SRL, $45.000, $50.000 y otros $50.000; Escala Construcciones SRL, $45.000, y $45.000; Pórtico SA, $50.000;TRAUCO SRL, $45.000; Empresa Constructora de Obras Públicas SA, $30.000; Constructora Nicolás Toledo SA, $30.000; BIANOR SA, $30.000; SAICO SRL, $30.000; RAVEN Construcciones y servicios SA, $30.000; DEICO SA $30.000; Girón Zurlo SRL, $30.000; TETRA SRL, $30.000; DINACONS SRL, $15.000; Capello SA, $15.000; INGEMAX SA, $15.000; Ing. Jorge Glaiel SA, $15.000; DAR NE SA, $15.000; Chasanoro SA, $ 15.000; Rivera Construcciones SA, $15.000; y Mediterránea Logística SRL, $15.000 .

Esta radiografía de las empresas constructoras que “construyeron” el financiamiento para la campaña de Unión Por Córdoba en 2015, tan escandaloso como evidente, desapareció tras el escándalo de las causas penales contra funcionarios y empresarios de la construcción en Buenos Aires, y la aparición de sectores “progres” que habían denunciado esos casos en el flamante frente de Hacemos Por Córdoba. Pero el schiarettismo, siempre tiene guardado en la manga algún otro as financiero, como son Edisur y Porta, para seguir construyendo lo que sabe hacer.-

Ver El gobernador Juan Schiaretti amo y señor de Córdoba

Comentarios de Facebook

1 Comentario

  1. Pingback: INCENDIOS: para hacer obras Schiaretti redujo a un mínimo el fondo contra el fuego - Striptease del Poder

Dejar un Comentario

También se puede ver

Biografía no autorizada de Hugo Sigman (II) Del agro al negocio de las vacunas

Segunda parte, de tres entregas, sobre la atrapante