Cherchez la femme (“busca a la mujer”) es el dicho francés para tratar de ubicar el origen de un problema o una situación compleja.  Ese parece haber sido el origen del gravísimo problema judicial que enfrenta actualmente el prominente empresario del poder, reputado como el cajero del cordobesismo, Horacio Busso, ex presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, y primo hermano del ministro de Agricultura Sergio Busso. Todo habría comenzado con el reclamo de una deuda del impuesto a los sellos por parte del fisco cordobés a la ex esposa del empresario, María Soledad  Garzón. En su descargo Garzón detalló como Busso y sus socios vaciaban las empresas para efectuar una evasión impositiva a gran escala.  También lo denunció por violencia de género extrema, obligándola a firmar documentos en blanco con una pistola en la cabeza. Y lo describió como un mafioso peligroso.

Por Redacción – 3/1/2020

El escándalo que la gran prensa cordobesa trata ahora de ocultar de cualquier manera, comenzó con la estruendosa detención por parte de la Justicia Federal de la cúpula del SURRBAC Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba, liderados por Mauricio Saillen.

Unos muchachos de peso pesado que se habían animado hacerle frente a Hugo Moyano, a quién desplazaron de Córdoba, y fueron procesados por la Justicia Federal y Provincial por asociación ilícita, lavado de dinero, usura, y administración fraudulenta. Uno de los imputados es el candidato a diputado nacional del Frente de Todos Franco Saillen, hijo de Mauricio. Quizás habría que buscar allí una de las razones por la que la corrompida prensa cordobesa transformó esos hechos en un escrache mediático contra los sindicalistas imputados.

Ver El gobernador Juan Schiaretti amo y señor de Córdoba

Pero la basura en torno del negocio de la recolección y tratamiento de residuos urbanos no se detuvo allí, sino que adquirió un giro inesperado y exuberante, cuando la misma Justicia Federal, por denuncia de la AFIP, abrió una investigación contra quince directivos encabezados por Horacio Busso.

Cabeza de un conglomerado de conspicuas empresas proveedoras y contratistas permanentes del Estado provincial y la municipalidad de Córdoba, Guba, Urbacor, y COTRECO Siendo esta última la empresa que presta los servicios actualmente de recolección de basura en las principales ciudades de la provincia de Córdoba.

Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

https://www.perfil.com/noticias/cordoba/imputaron-a-16-directivos-de-COTRECO-por-perjudicar-al-fisco-en-mas-de-1000-millones.phtml

Pero en este caso el único medio que cubrió el escándalo cordobesista, fue la terminal local del medio porteño Perfil. Porque claro, Busso no es Saillen. Gremialista que logró darle un alto poder adquisitivo a los trabajadores que representa, al margen de los manejos usurarios que realizaba por vía de la mutual del sindicato. Busso, en tanto, fue presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba, y es primo hermano del actual ministro de Agricultura Sergio Busso.

Reputado como el “cajero” del PJ cordobés, el empresario es un ejemplo notable de lo que se denomina “capitalismo compinche” consistente en la habilidad para hacer negocios con el Estado. Como un oligarca ruso posbolchevique, Busso se quedó con COTRECO -sin poner un solo peso- con casi la mitad del negocio de la basura en la ciudad de Córdoba, al quedarse con 45 % de CRESE. La empresa estatal de recolección de residuos de la ciudad de Córdoba, sin licitación pública de por medio, ni control del tribunal de cuentas municipal.

Ver 16 AÑOS DE CORDOBESISMO DELASOTISTA

Para lograr esto, fue necesario que el otro 45 % se lo quedara LUSA, la empresa del poder, cuando el radical Ramón Mestre (hijo) ejerció la intendencia de la ciudad de Córdoba. En una clara connivencia entre el cordobesismo radical y  peronista, esta privatización a la rusa se realizó apenas  asumió Mestre la intendencia en el 2011. Para lo que contó con el apoyo subrepticio de su supuesto contrincante electoral, el cordobesismo peronista.

Ver ERSA, el botín de guerra que hizo explotar a Cambiemos

Así con los camiones de CRESE, COTRECO y Lusa pasaron de un día para el otro, a recolectar y transportar la basura de la ciudad de Córdoba. Mientras que el restante 10 % de CRESE, consistente en la disposición final de la basura y sus agudas implicancias de contaminación ambiental, se lo quedó el socio bobo, la misma Municipalidad de Córdoba.

Luego COTRECO y LUSA, con la complicidad de Mestre, se las ingeniaron para prolongar el contrato con la intendencia de Córdoba indefinidamente. Recién en 2018 se convocó a una nueva licitación pública, donde el macrismo talló como un poderoso oferente entre los actores que jugaron la partida de la basura cordobesa y su desmesurado contrato.

Así COTRECO –transformada entonces en URBACOR por medio de una unión transitoria de empresa (UTE) con la bonaerense Transportes Olivos- y LUSA, tuvieron que cederle espacio a SOLVI, la empresa liderada por Nicolás “Nicky” Caputo, el “amigo del alma” de Mauricio Macri. Habitual ganador de licitaciones y adjudicaciones directas en diversas concesiones del Estado, a lo largo y ancho del país.

Ver Guerra por la basura en Córdoba impone a “Niky” Caputo y deja herido al PJ

Cherchez la femme

La punta de este escándalo que la corrupta prensa cordobesa trata actualmente de sofocar a toda costa, se desató en 2016, cuando la ex esposa de Busso, María Soledad Garzón, realizó una declaración ante la Policía Fiscal de la Provincia, denunciando el proceso de vaciamiento, evasión tributaria y otros delitos financieros perpetrados por parte de las empresas que Busso lideraba o lidera.

Stripteasedelpoder.com accedió a una declaración en exclusiva, donde el organismo tributario le reclamó a Garzón como deudora solidaria de Busso, varios años de deudas por el impuesto provincial al sello de las diferentes empresas de su propiedad.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

Pero a pesar de las deudas y de la denuncia, Busso siguió operando en licitaciones y contrataciones directas durante los años siguientes, hasta la actualidad. Presentándose a sí mismo como directivo de la Cámara de Comercio de Córdoba (CCC) y sosteniendo la concesión del servicio privatizado de recolección de residuos de la ciudad, así como de otros municipios del interior.

Consultada la CCC para este reportaje, encargados de prensa se negaron a comentar nada sobre el empresario. Y dejaron constancia que actualmente “no pertenece ni al consejo ni a la comisión directiva” de la entidad, despegándose de Busso como si fuera ahora un “trapo con piojos”.

Ahora, la imputación por asociación ilícita para evadir impuestos (IVA y Ganancias), apropiación de recursos de la seguridad social, insolvencia fiscal fraudulenta, quiebra fraudulenta y lavado de activos”, que informó Perfil, confirma plenamente la denuncia de María Soledad Garzón, ex esposa y madre de los hijos de Busso. La mujer denunció las prácticas mafiosas del empresario tres años antes de que estallara el escándalo en la Justicia Federal, cuya investigación está en manos del fiscal Federal Enrique Senestrari.

En la presentación dirigida a la Dirección de Policía Fiscal (SUAC N° 562121 145 316), Garzón explicó el accionar de su ex marido, “que integra, lidera y dirige un conjunto económico integrado por diferentes empresas, creadas y/o adquiridas a fin de desviar de manera constante los activos entre diferentes personas jurídicas (…) con la única finalidad  de permanecer ajeno al cumplimiento a sus obligaciones personales y específicamente fiscales”.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

Al entramado sumó la participación de Marcelo Elvio Debernardo y Flavio Néstor Cavallieri, a quienes la investigación federal imputa actualmente como directivos de la asociación ilícita, por ser testaferros de Busso. Enumerando también la responsabilidad en la maniobra delictiva por parte de las empresas, GUBA, COTRECO, y otras firmas creadas con el fin de vaciar las anteriores sucesivamente.

Para llevarlas a la quiebra y eludir así el pago de impuestos por medio del desapoderamiento de bienes, el traspaso del capital a las firmas supletorias, mientras –acusó Garzón- se  repiten los mismos nombres de los integrantes de los directorios de las empresas, lo que presupone la asociación ilícita. Esos personajes son los que aparecen ahora en la investigación judicial que inició la denuncia de la AFIP.

Temor de morir

Garzón solo había aparecido la prensa en 2013, declarando que temía por su vida después que apareciera, masacrado a golpes en el río Suquía frente a la casa de Gobierno, el cuerpo de Marcelo Arias, un ingeniero mendocino que trabajaba en una de las empresas implicadas en la construcción de los gasoductos que por entonces pretendía llevar adelante el gobernador José Manuel de la Sota.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

¿Por qué hizo público Garzón su temor? En aquel momento le dijo al periodista Sergio Carreras que la empresa Newen SA donde trabajaba Arias, estaba vinculada a GUBA, propiedad de su ex marido, es decir Busso. La mujer decidió cortar por lo sano y reclamar por su seguridad y la de sus hijos, precisamente, al entonces ministro de Seguridad Alejo Paredes.

Nada se supo después de esa extraña denuncia, mientras que el crimen de Arias quedó bajo un manto de impunidad cuando un fiscal dictaminó que  el ingeniero se había suicidado, arrojándose al vacío desde el puente Maipú.

Ver Concubinato Schiretti & Macri (II): los negocios comunes del cordobesismo con el grupo Macri

Pero ahora aquella alerta que publicó La Voz del Interior toma ahora otro cariz. Tres años después Garzón describió en la nota a la Policía Fiscal las vejaciones que sufrió de parte de Busso, en el marco de un violento divorcio, fundamentando de esta manera que no estaba al tanto ni daba consentimiento al accionar de su ex marido respecto al manejo de sus empresas.

Sucede que la mujer figuró como vicepresidenta de Guba durante un breve periodo, lo que llevó al organismo a incluirla como parte de los presuntos responsables de la evasión impositiva que reclamó la Provincia en 2016.

“Bajo amenazas y golpes, a punta de pistola en mi dormitorio,  me obligó a firmar (Busso) la cesión de mi participación societaria de la firma Guba SA en favor del sr Alabi (otro de los imputados por el juez Bustos Fierro) sin percibir nada a cambio ( …) También bajo amenazas de matarme o ‘hacerme desaparecer por muy poca plata’, me obligó a otorgarle un sinnúmero de garantías y avales personales, comprometiéndome en forma personal, solidaria, lisa y llana por deudas de las distintas empresas que dirige, e integra, de modo directo o a través de testaferros que deberán ser investigados”, detalló en un tramo de su exposición.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

Ese extracto supone nuevas conjeturas respecto al temor inicial de Garzón por la muerte de Arias. ¿Estaba hablando de su ex marido como enredado en el asesinato?

“Me obligó a firmar papeles en blanco de modo previo a la separación”, dijo, y agregó: “Busso tenía y tiene la idea de asesinarme o hacerme asesinar o aparentar un accidente, haciendo aparecer como ‘el crimen perfecto’, similar a otros que han tenido gran relevancia en nuestro país, tales como el de María Marta García Belcunse (sic), Nora Dalmasso u otro caso semejante”.

Anomia de la Provincia

En el documento citado, Garzón desliza acusaciones contra el gobierno provincial, al que señala como incapaz de detectar las irregularidades de Busso y le sigue concediendo contratos y licitaciones a pesar de lo que describe como evidente accionar delictivo con el fin de evadir impuestos.

Así, desde su cargo como subdirectora de la jurisdicción de Contaduría del Tribunal de cuentas de la Provincia, advirtió pagos en exceso a diferentes proveedores del Estado Provincial, señalando a las empresas Busso. Debido a ello resultó despedida.

En consecuencia le preguntó irónicamente a la Policía Fiscal cómo Busso logró mantener activo a su grupo empresario como proveedor del Estado: “resulta incomprensible que funcionarios públicos  de las distintas reparticiones de la Administración Pública Provincial continuaran contratando las sociedades, si durante tantos años incumplía con el pago del tributo reclamado. Cabe preguntarse quién extendía el certificado fiscal para participar de las licitaciones del Estado y/o percibir  pagos del mismo a empresas que registran deudas millonarias”.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

De ello deviene la responsabilidad de la Provincia al ignorar las alarmas que advertían sobre las maniobras de evasión, asignándole al Ministerio de Finanzas contar con “muchísimos documentos que acreditan las cesiones y transferencias de fondos entre empresas que Busso incorporó a su patrimonio”.

En tal sentido, según Garzón, la mecánica de vaciamiento de las empresas, de la que posteriormente la Provincia se verá damnificada, al igual que la AFIP, motivo de la denuncia en tribunales federales, incluyen también fondos girados al exterior a cuentas en bancos “que no han sido declarados ni exteriorizados”.

En tal sentido en Florida, entre el 2009 y el 2018 estuvo operativa la empresa offshore AZURRO 1207 LLC. Cuyo socio y representante era Horacio Busso y tenía como socia a Maria S Busso. Abreviaturas que coinciden con la de la ex esposa del ex presidente de la CCC y contratista del estado. Coincidiendo también su nombre en italiano con la doble nacionalidad de Busso, como se verá más adelante. La que tenía el amplio objeto social “any and all lawful business”, o sea “cualquier actividad permitida por la ley”.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

Razón por lo que garzón reclamó a Busso y a sus presuntos testaferros Cavallieri y Debernardo la información sobre los giros de los fondos. Ya que entiende que se vio desapoderada en la división de bienes conyugales por medio de las maniobras de vaciamiento de las empresas propiedad de ex presidente de la Cámara de Comercio de Córdoba.

Busso técnicamente debería estar preso

Acorde con los cánones actuales de la Justicia Federal, el súper empresario del cordobesismo debería estar detenido con prisión preventiva, por la capacidad que tendría para entorpecer la investigación de la justicia.

Tal como lo revelaron las escuchas telefónicas que dispuso la Justicia Federal sobre él y sus socios, Elvio Debernardo y Flavio Cavallieri. Considerados por el fiscal instructor Enrique Senestrari como los mentores de las presuntas maniobras delictivas tendientes a eludir el control y pago de impuestos a la AFIP.

Según publico Perfil Córdoba, medio que accedió a esa información, los diálogos entre ellos retratan la intriga y enojo de los empresarios. “¿Cómo puede ser que nos allanen y no hayamos sabido nada antes?”, son, palabras más palabras menos, los reproches que se pueden escuchar”.

Apuntando dicho medio que “una hermana de Cavallieri trabaja en el departamento jurídico de la sede local del ente recaudador. El dato no pasó desapercibido y por ese motivo la Justicia convocó a agentes de otras delegaciones, concretamente de San Juan y Rosario, para las desintervenciones telefónicas”.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

https://www.perfil.com/noticias/cordoba/COTRECO-surgen-reveladoras-escuchas-telefonicas-sobre-contactos-con-la-afip.phtml

10 mil votos

La vocación política está extendida en la familia Busso, oriunda de la localidad de Serrano, en el sur provincial. Mientras Sergio se eterniza como ministro de Agricultura, después de transitar diferentes cargos en las dos décadas de gobierno de Unión Por Córdoba, su hermano Enrique se da el gusto de ser intendente de su pueblo, tras vencer al candidato del ministro, en una dura interna familiar.

En tanto, el primo Horacio, volcado a la actividad empresarial, optó por probar suerte en las elecciones italianas, gracias a su doble nacionalidad, como candidato a legislador por la Unión Sudamericana de Emigrados Italianos (USEI). Una agrupación política que ser presentó a disputar la representación de los 700 mil italianos residentes en Argentina en condiciones de elegir diputados y senadores para el parlamento italiano. Abriendo el interrogante si así buscaba un paraguas de impunidad.Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

Busso perdió contra otro cordobés, Mario Borghese, que logró la renovación de mandato desde el Movimiento Asociativo de italianos en el Exterior (MAIE). Esta agrupación obtuvo el primer lugar en Argentina, con más de 100 mil votos, seguida por USEI con 65 mil. En tercer lugar salió el Partido Democrático.

La curiosidad de la elección residió en que este tercer contrincante denunció que USEI había manipulado algunas mesas para lograr 10 mil votos ‘sospechosos’ a su favor.

Según informó el diario Clarín, los 10.000 votos supuestamente irregulares a los que alude el PD permitieron que la USEI pueda quedarse con una de las dos bancas para el Senado que se eligió en el distrito Sudamérica, aunque también influyeron en el voto para Diputados.

Horacio Busso, empresario, cordobesismo, poder judicial, ministro de Agricultura Sergio Busso, Cámara de Comercio de Córdoba, esposa María Soledad Garzón, Cotreco, violencia de género extrema, evasión impositiva, corrupción

“Es una cantidad de votos que nos parece exagerada. Pueden ser indicadores de algo que queremos verificar. Sobre todo, cuando sabemos que el sistema del voto en el exterior tienen ciertas vulnerabilidades”, comentó Fabio Porta, del PD.

En tanto, Busso agradeció a los votantes la elección y aseguró que USEI llegó a Córdoba para quedarse. Después llegaría la investigación judicial que amenaza con dinamitar su grupo empresario.

Recientemente, a principios de este año, la ex pareja en conflicto Busso Garzón, adquirió también una trágica notoriedad, con el suicidio del DJ Eduardo Vázquez. El músico que había tenido un noviazgo con Micalea, hija de Busso Garzón, quién poco antes había hecho pública una carta, en la que contaba que su ex pareja lo difamaba y extorsionaba, lo que le habría causado una gran depresión, que lo llevó a quitarse la vida.-

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Cristina embocó a Magnetto y avanza la ley para que los archimillonarios se pongan

La resolución de la Corte Suprema, que en