CHILE: las causas del estallido que hizo volar por los aires al modelo chicagoboy pinochetista

CHILE: las causas del estallido que hizo volar por los aires al modelo chicagoboy pinochetista

Frei, Lagos, Piñera, Bachelet, Aylwin, Milton Friedman, Pinochet, Chile, Chicago Boys, macroeconomía extractivista minera, microeconomía, Banco Mundial, protestas

El milagro tecnocrático chileno de los Chicago Boys y los alumnos  de Milton Friedman con una macroeconomía extractivista minera estable, finalmente mostró crudamente su otro rostro, al brindar una microeconomía miserable para enormes franjas de la población. En la cual para poder sobrevivir ante la ausencia de empleos de calidad, está la humillante industria del pobrismo, organizada por los tecnócratas del estado. Como barrera de contención social, recomendada desde el Banco Mundial, que finalmente como un dique mal construido, cedió, y como un tsunami de los que suele padecer ese país, está arrasando con todo. Cuatro imágenes brindada por los mismos tecnócratas del estado, muestran las causas de porque el modelo chicagoboy pinochetista voló por los aires.

Por Redacción – 24/10/2019

“Cuando los pueblos agotan su paciencia suelen hacer tronar el escarmiento”, dijo el presidente Juan Domingo Perón en el año 1973. A la par qué en el vecino país de Chile se producía el sangriento golpe militar del general Pinochet, antecesor de otros que vinieron después en la región, que se hundió así en una era tenebrosa.

El comienzo por Chile donde tuvo una especial intervención el secretario de Estado Henry Kissinger, se explica por la estatización del cobre que había dispuesto el presidente Salvador Allende. Actividad que estaba dominada desde siempre por grandes firmas estadounidenses, al haberse quedado ya en 1880, tras la guerra del Pacifico, con la mina de Chuquicamata, considerada la más grande del mundo. Que estaba en territorio boliviano y pasó a manos de Chile, y de la familias Rockefeller y Rostchild con su empresa Anaconda Mining. En una guerra urdida por el Reino Unido, que tuvo entonces como  cómplice en las sombras a EEUU.

Ver El Premio Nobel de la Paz otorgado a un buchón de la CIA en apuros

El golpe militar chileno vino acompañado de los Chicagos Boys, los economistas de la “escuela de Chicago”. Seguidores del premio Nobel en Economía y profesor de la Universidad de Chicago Milton Friedman, y  su teoría monetarista consistente en que a partir de la moneda, se puede disciplinar la economía. No siendo nada casual que dicha universidad sea sostenida por la Fundación Rockefeller, y que en esta fundación Kissinger era el director de Proyectos Especiales.

Ver   Necrología no autorizada de David Rockefeller (I) El magnicidio de los Kennedy y sus móviles

Con dicha doctrina se abrió pasó a la financierización de la economía occidental, o turbo capitalismo, que alcanzó toda su magnitud con la inmediata aparición posterior de los petrodólares. La que de una manera u otra, evidencia estar actualmente en serios apuros en el mundo, y llevó tempranamente a Chile a una gravísima crisis económica en 1982. Dando paso entonces a numerosas jornadas de protesta, con hechos de violencia incluidos, que llevaron al ocaso al pinochetismo, pero son solo una sombra de lo que hoy está aconteciendo en Chile.

Como consecuencia de que cuando vino la democracia, como si fuera un pacto de continuidad, dejó intacto el  modelo ultra neoliberal chicagoboy pinochetista. Disimulando sus enormes defectos a partir de la crisis del 2000, por recomendación del Banco Mundial, mediante impulsar el gasto público social. Bajo el precepto de que los ricos solo pueden hacerse más ricos, si lo pobres son contenidos en la pobreza. Para evitar que esta se desmadre en un estallido ingobernable, como el que está sucediendo actualmente.

El modelo chicagoboy 

Esta es la esencia del fracaso del modelo chicagoboy ultraliberal, y las causas de la incontenible insurrección social que está sucediendo en Chile, aparecen en el mismo relato previo del gobierno, si uno consulta los informes de Desarrollo Social que emite el ministerio chileno de ese nombre.

http://www.desarrollosocialyfamilia.gob.cl/informacion-social/informes-de-desarrollo-social

El correspondiente al año  2019, se explaya con exquisitas y doctorales consideraciones sobre la pobreza, propias de tecnócratas de alta especialización. Pero en el inicio de su prólogo advierte: “En Chile hemos logrado avances que nos han posicionado como líderes en ámbitos como el crecimiento económico y la estabilidad institucional. Sin embargo, esto no es suficiente. Aún arrastramos una deuda con sectores de nuestra sociedad vulnerables y desprotegidos. No nos referimos únicamente a la pobreza por ingresos; también hablamos de la pobreza multidimensional, que representa carencias en dimensiones como la educación, la salud, el trabajo, entre otras.”

En ese informe nada se dice respecto la distribución del ingreso, tema que si  aparece en el informe previo, correspondiente del año 2018. Donde entre otros figuran cuatro gráficos, que revelan en forma elocuente las causas del enorme estallido social que está sucediendo, que podrían resumirse en una enorme desigualdad disimulada con pobrismo.

O sea políticas dirigidas a los pobres, no para sacarlos de la pobreza, sino para tratar de mantenerlos tranquilos en ella. La que a la luz de lo que está actualmente sucediendo, evidentemente ha fracasado, como un dique que se ha roto, liberando la ira contenida de las aguas, o de las personas carenciadas.

Un primer grafico revela la enorme desigualdad en los ingresos del trabajo existente en Chile, que incluso está desmejorando. Al haber descendido en el 2017 respecto el 2015, los ingresos de los deciles uno y dos de la población más rezagada, a la par de que aumentaron los ingresos de los deciles nueve y diez de la población más pudiente.Frei, Lagos, Piñera, Bachelet, Aylwin, Milton Friedman, Pinochet, Chile, Chicago Boys, macroeconomía extractivista minera, microeconomía, Banco Mundial, protestas

Llevando así a una inusitada relación de 40 veces, el clásico indicador de los ingresos de decil 10 respecto el decil uno. Con el resultado de que en el 2017 los deciles nueve y diez se quedaron con casi el 52 % del total del ingreso del trabajo, mientras  que los deciles uno a cinco, o sea la mitad de la población, solo detenta el 21,4 % del mismo.

El siguiente gráfico, por contrario, muestra lo que sería la industria del pobrismo, consistente en cómo el estado chileno ha tratado de disimular esa situación de pobreza de ingresos genuinos. Mediante  subsidios con una distribución  inversa a la anterior, donde los mayores receptores son los de los deciles más bajos.Frei, Lagos, Piñera, Bachelet, Aylwin, Milton Friedman, Pinochet, Chile, Chicago Boys, macroeconomía extractivista minera, microeconomía, Banco Mundial, protestas

Los llama “subsidios monetarios” aunque mucho de ellos están lejos de ser otorgados en papel moneda, dado que en el caso de la educación y la salud, consisten en los famosos “vouchers” o cupones preconizados por Miltón Friedman y la escuela de Chicago. Consistente en vales para pagar las escuelas privadas, que son la gran mayoría, y las restantes son solo municipales; y los tratamientos de salud específicos. Haciendo intervenir así insidiosamente en la valoración de la pobreza, a servicios que en otros países son enteramente gratuitos.

Como resultado de ello, el cuadro final de distribución del ingreso supuestamente monetario, solo porque puede evaluarse en moneda, presenta un gráfico más aplanado con una leve mejoría. En el cual los deciles nueve y diez aparecen concentrando un poquito menos del 50 % del total de  los ingresos (49,3 %). Mientras que los deciles uno a cinco, o sea la mitad de la población, sube levemente sus ingresos de 21,4 % a 22,7 %.

Frei, Lagos, Piñera, Bachelet, Aylwin, Milton Friedman, Pinochet, Chile, Chicago Boys, macroeconomía extractivista minera, microeconomía, Banco Mundial, protestas

Evidenciando esto el escaso poder paliativo que tiene los fondos sociales chilenos, para atemperar esa brutal desproporción en los ingresos. Tal como lo pone en evidencia el siguiente gráfico del informe, donde se visualiza que los subsidios supuestamente monetarios, solo representaron en el 2017 el 3,3 % del total del ingreso. Al que hay que agregar otro 18 % proveniente de ingresos autónomos referidos a los vouchers para enseñanza y salud, y mezquinas jubilaciones, etc.

Frei, Lagos, Piñera, Bachelet, Aylwin, Milton Friedman, Pinochet, Chile, Chicago Boys, macroeconomía extractivista minera, microeconomía, Banco Mundial, protestas

Que resultan enteramente insuficientes respecto la magnitud en la desigualdad de ingresos que afrontan. Ya que representaron un promedio por habitante de 28.233 y 138.785 escudos,  frente a un promedio de ingresos del trabajo para todos los deciles de 776.699 escudos,  totalizando entre ambas solo un 21,5 % de esta última cifra.

El informe también consigna que el ingreso medio del decil quinto, típico de lo que sería la clase media, era en el año 2017 de 489 mil escudos. Y a la par el ministerio informa  que en el año 2017 el nivel de la canasta básica para superar la línea de pobreza en un hogar de cuatro integrantes era de 418 mil escudos, y la de cinco integrantes de 489 mil escudos. Al tener el hogar típico chileno 4,3 integrantes promedio, resulta que prácticamente la mitad de la población tenía ingresos del trabajo que la colocaban bajo la línea de pobreza.

La industria estatal del pobrismo chileno

Para contrarrestar ese efecto, está la industria estatal del pobrismo, ya que el ministerio de Desarrollo y Familia tiene 46 tipos de subsidios distintos, sin contar los de los ministerios de Educación y Salud. Con programas de toda laya, con pomposos nombres, y dirigidos a todos los niveles de la población, como se puede apreciar en el siguiente listado. Lo cual daría pasto a las críticas que en Argentina se hacen a los “choriplaneros”, los que no obstante parecen haber sido superados largamente por los “chileplaneros”.

Más allá de las loas al modelo liberal chicagoboy que hacen los que incurren en esas críticas, como el candidato a presidente argentino Luis Espert. Quien en medio de su esperpéntico discurso económico como candidato del neoliberalismo, vio inoportunamente derrumbar ante sus narices el modelo que le servía como ejemplo.

  • Subsidio de Discapacidad mental para personas menores de 18 años:Exige que la persona pertenezca a un hogar del 20% más vulnerable del país.
  • Bono Logro Escolar:exige ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al 30%, de mayor vulnerabilidad de los hogares que forman parte del Registro.
  • Alumno Prioritario:exige estar dentro del tercio más vulnerable de los hogares que forman parte del Registro Social de Hogares.
  • Subsidio al pago del consumo de Agua Potable:El porcentaje a subsidiar dependerá de las tarifas en cada región y comuna y de si el hogar se ubica sobre o bajo el 40% de mayor vulnerabilidad del Registro Social de Hogares.
  • Bono al Trabajo de la Mujer y Subsidio al Empleo Joven:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al tramo del 40%, de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Subsidio Familiar (SUF), Subsidio Familiar Mujer Embarazada y Subsidio Familiar para personas con certificación de invalidez y con discapacidad mental:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%, 50% o 60% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Pensión Básica Solidaria, Aporte Previsional Solidario, Pensión Básica Solidaria de Vejez y Aporte Previsional Solidario de Vejez:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%, 50% o 60% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Subsidio de Calefacción para la Región de Aysén:exige ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%, 50%, 60%, 70% o 80%.
  • Bono Bodas de Oro:exige ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%, 50%, 60%, 70% o 80%.
  • Programas FOSIS Yo trabajo Jóvenes, Yo Emprendo Yo Emprendo Semilla y Yo Trabajo:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al tramo del 40%, de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Programa FOSIS Acceso al Microfinanciamiento y Educación Financiera:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%,50% o 60% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Condominio Viviendas tuteladas para Adultos Mayores, Centros diurnos de Adulto Mayor, Ciudadanos Domiciliarios y Establecimientos de Larga Estadía para Adultos mayores:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer a los tramos del 40%, 50%, 60% de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Programa de Financiamiento de Ayudas Técnicas para personas en situación de discapacidad:exige ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al tramo del 40%, de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Subsidio de Vivienda Habitacional:todos los programas exigen ser parte del Registro Social de Hogares y el tramo de calificación socioeconómica establecido como requisito dependerá del programa habitacional al que desee optar.
  • Beca de estudio Bicentenario, Beca Nuevo Milenio, Beca Juan Gómez Milla, Beca Excelencia Técnica, Beca de Articulación, Beca Reubicación U. Iberoamericana y Beca para Estudiantes en Situación de Discapacidad:exigen ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al tramo del 70%, de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.
  • Beca Puntaje PSU, Beca Excelencia Académica y Beca para Hijos de Profesionales de la Educación:exige ser parte del Registro Social de Hogares y pertenecer al tramo del 80%, de menores ingresos o mayor vulnerabilidad.

http://www.registrosocial.gob.cl/preguntas-frecuentes-web/

Claro que para obtener esos “chileplanes” se requiere en la mayoría de los casos una actitud personal mendicante, y una humillante declaración de pobreza, conforme el rango en que se esté ubicado en la escala de la población. Ante una prolija tecnoburocracia chicagoboy, que hasta hace poco inclusive determinaba un puntaje mendicante, o handicap del pobre, para poder obtenerlos. Destinados solamente a atemperar la pobreza, para que ella no se rebelara en las calles como sucede actualmente.

Por ello el mencionado informe del año 2018 decía en su prólogo: “Se debe trabajar con fuerza para mejorar la vida de los más vulnerables. Por eso, además del compromiso del Gobierno de reducir la pobreza por ingresos a través de un mayor creci­miento económico que permita mejorar las oportunidades de empleo de quienes más lo necesitan, se trabajará en me­jorar la eficiencia y oportunidad del apoyo que brinda el Esta­do, a través de una reingeniería del Sistema Intersectorial de Protección Social, que permita mejorar la pertinencia, oportu­nidad y calidad de atención que reciben los ciudadanos, gene­rando una oferta diferenciada para las distintas situaciones de vulnerabilidad que enfrentan una familia y sus integrantes; un sistema de gestión de la información que permitan que las personas tengan más y mejor información sobre la oferta y beneficios sociales disponible en su territorio y un nuevo tra­to de atención al acceder a los programas del Ministerio de la Familia y Desarrollo Social de manera expedita por medio de una Ventanilla Única Social.”

Y mostrando que la baja de la pobreza, que supuestamente en el año 2017 era solo de un 8,6 %, es solo un dibujo mediante la contabilidad creativa de subsidios y vouchers, etc, y que ella poco tiene que ver con las penurias de la mayoría de los hogares chilenos para poder llegar a fin de mes, para lo que tienen que recurrir al crédito, brindando así otro negocio a los empresarios chicagoboy, el informe proseguía diciendo, como si los avatares del vivir no fueran la esencia del ser humano:

“En nuestro país hay miles de familias que han logrado situarse con mucho esfuerzo fuera de la pobreza, pero aún viven en una situación frágil. Basta que ocurra algo inesperado como el accidente de un miembro de su familia, una enfermedad compleja, el deterioro de salud de uno de sus adultos mayo­res, para que los gastos mensuales se hagan insostenibles, y la situación económica muy precaria. Por eso, la implemen­tación de la Red Clase Media Protegida será un significativo avance en mitigar los riesgos y brindar certidumbre y tran­quilidad para todas esas familias que tienen miedo de pasar por momentos difíciles, en cinco ejes de apoyo: empleo, salud, longevidad, educación y seguridad.”

Lamentablemente la industria estatal del pobrismo, alentada desde el Banco Mundial para contener el descontento social, y posibilitar que los ricos se hagan cada vez más ricos, se está extendiendo en la región. Que ha contado y cuenta con líderes de distinto signo e ideologías, pero que no han tenido la creatividad necesaria, para que la tan mentada “movilidad social ascendente” sea una realidad concreta en sus países.

La estafa de las AFJP y otras

Párrafo aparte merecen la estafa de las jubilaciones privadas con las AFJP, basadas tal como preconizaban los chicagoboys pinochetistas con los voucher, en la capitalización individual de cada aportante. Que casualmente fue implementada por el ministro de Trabajo de Pinochet, José Piñera, hermano del actual presidente Sebastián Piñera.

Las que en realidad son ahorros forzosos que hacen quienes trabajan, traspasándolos a manos de grupos empresarios que adquieren así un enorme poder financiero. Y que de entrada cobran al aportante una altísima comisión del 25 % al 30 %, por gastos administrativos y de seguros con empresas vinculadas.

Ahorro forzoso que al jubilarse es devuelto durante algunos años, en cuotas mensuales conforme la expectativa promedio de vida del país, que le queda por delante a quien se jubila. Con lo cual si llegara a superarla, se queda sin ningún beneficio. Salvo que al jubilarse haya contratado un seguro de pensión, que le reducirá aún más el poco haber jubilatorio que le toca, y le deparara otro negocio financiero a los empresarios chicagoboy.

Que en el caso de los hombres, no supera el 30 % de sus últimos sueldos. Y que en el caso de las mujeres, es aún peor, al no superar el 25 %. Por el doble efecto de jubilarse antes, y tener mayor expectativa de vida que los hombres. Razón por la cual la mayoría de los que se jubilan, de una manera u otra tienen que seguir trabajando, lo que cual quita oportunidades de trabajo a los jóvenes que ingresan a la vida activa.

Por esta razón en Argentina, prudentemente las AFJP impuestas por el menemcavallismo, optaron por abandonar ese negocio socialmente explosivo, que fue estatizado por sugerencia del ministro Amado Boudou en el 2009. Cuando ya habían usufructuado la crema del negocio con las altísimas comisiones, y venía la etapa de hacer frente a sus obligaciones.

Ver El “reformismo permanente” del sistema previsional para llevar la jubilación a 70 años y resucitar las AFJP

Por su lado el Metro de Santiago, donde se originó el conflicto por una mínima suba del boleto, con sus criterios de eficiencia empresaria económica financiera, sin otras consideraciones sociales, es otra muestra del espíritu de los chicagoboys.

El mismo se jacta de haber triplicado la extensión de sus redes respecto los de Buenos Aires, no obstante haber inaugurado su primera línea 62 años después, en 1975, en tiempos de Pinochet. A costa de un boleto cuyo precio es cuatro veces superior al de Buenos Aires, que implica que las familias gasten de un 20 % hasta un 30 % de sus menguados ingresos en transporte.

Por esta razón, la suba de un insignificante 4 % del mismo, fue la gota que rebalsó el vaso de la paciencia de las clases medias y bajas chilenas. Convirtiéndose en la mecha que hizo volar por los aires al promocionado modelo de los chicagoboys, presentado en la vidriera de la política occidental como el modelo a imitar, que asoló durante 45 años a los chilenos, y ahora luce en ruinas.-

Comentarios de Facebook

También se puede ver

INDEC: Macri transfirió medio billón de pesos de la clase media y baja a favor de los más ricos

El presidente Macri hizo la marcha del millón,