El plan demencial de Macri dispuesto a incendiar Argentina en pos de una quimérica reelección

El plan demencial de Macri dispuesto a incendiar Argentina en pos de una quimérica reelección

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

Con la promesa de “podes estar mejor” y “pobreza cero”, el presidente Mauricio Macri ganó las elecciones del 2015. Ahora ente el catastrófico resultado de las PASO, que en términos electorales le deparó al Frente de Todos casi el 50 % de los votos, y la consecuente conmoción en los mercados, como ex empresario calabrés de avería no se amilanó. Como un yudoca decidido a explotar a full esta derivación, en base las ideas y números del ecuatoriano Jaime Durán Barba, y secundado  por Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, y Elisa Carrió, está dispuesto jugarse la reelección a todo nada. En base las paradojales y amenazantes promesas, “podes estar aún peor”, y “pobreza cincuenta” rumbo a Venezuela. Con las que mediante el pánico, procurará movilizar el voto de quienes no votaron, revertir votos de quienes votaron al Frente de Todos, y captar votos de otros frentes políticos. Esta estrategia demencial de “cuanto peor mejor” para lograr la reelección, podría derivar como un moderno Nerón en el incendio de Argentina y su salida anticipada del poder. Pero está lejos de ser malvista por parte de los mercados y Donald Trump, porque les permitiría condicionar al presidenciable Alberto Fernández, para mantener a Argentina emblocada con EEUU en su enfrentamiento estratégico con China.

Por Javier Llorens – 17/8/2019

En el deporte del judo, la no resistencia constituye un principio primordial. Un judoca debe ceder a la fuerza de su oponente, ya que al obrar así anula el esfuerzo contrario y optimiza el gasto de la propia energía, facilitando la conservación de su equilibrio, al tiempo que debilita el equilibrio del oponente. En esencia consiste en aceptar las cosas según se presentan, para cambiarlas ventajosamente a su favor, habiendo recibido por ello el nombre de jiu-jitsu (arte gentil) y judo (forma de gentileza).

Ante el resultado catastrófico de las PASO, este principio, aunque muy lejos de la gentileza y muy cerca de la torvedad, es el que pretende aplicar el presidente Mauricio Macri, en búsqueda de su reelección, animado por su negación egótica de irse cargando un ostensible fracaso. Acorde con sus antecedentes de empresario calabrés de avería, que no acepta perder, y menos aún en cuestiones con el Estado.

Ver Video: Mauricio Macri en 1990 confesó integrar la patria contratista, «asociación de la burocracia con algunas empresas»

Asesorado para ello por el gurú ecuatoriano Jaime Durán Barba, al quien poco le importa las vicisitudes de los argentinos. Y por contrario ha realizado una exitosa tarea electoral, sembrando la animadversión y la división entre ellos. Acorde con sus teorías de que hay poco diferencia entre un votante y un simio, que solo se mueven por emociones, siendo las principales de ellas la aversión y el odio.

Ver “El arte de engañar”: El plan de Duran Barba con el que Macri derrotó a CFK.

Y secundado por el ex senador Miguel Angel Pichetto, que tras treinta cinco años de vivir de la política como representante del PJ, se pasó al bando contrario, y tras la derrota tendrá que volver humilladamente al llano. Y por María Eugenia Vidal, que tras ser elevada por el marketing y los medios oficialistas al sumo pedestal de genio de la política, fue derrotada por más de un 50 % de sus propios votos, por un  principiante en ella.

Ver Pichetto y Bossio, los líderes opoficialistas en el Congreso carpeteados por el PRO

Quien tras coordinar con Macri el contenido de las conferencias de prensa que estaban por dar el lunes, tras la catastrófica derrota del día anterior y la conmoción de los mercados, arengó a sus subordinados a dar el “batacazo” en octubre, diciendo a los argentinos: “Hoy el mundo nos dio un mensaje que tiene que ver con la probabilidad más baja de que Cambiemos siga gobernando y más alta de que gobierne el Frente de Todos”.

https://www.clarin.com/politica/maria-eugenia-vidal-rompio-silencio-anuncio-medidas-contener-impacto-devaluacion_0_vpvIvh-Nq.html

Contando además con el aliento de Donald Trump, quién le facilitó a su ex amigo empresario y notable aliado político, el préstamo más grande otorgado por el FMI en su historia, por 57 mil millones de dólares, en violación de sus estatutos. Y no solo no está dispuesto en manera alguna a abandonar ese esfuerzo, y perder el aliado incondicional que había obtenido en su patio trasero, para hacer frente a la amenaza estratégica de China. Sino que además, eventualmente, de fracasar esos planes, le permitiría poder atrapar al flamante presidente Alberto Fernández en su puño, para que haga un papel parecido.

En la trama también está la inefable diputada Elisa Carrió, quien tomando la iniciativa, salió patéticamente en solitario el domingo, al  desolado escenario del bunker oficialista, a hacer pata ancha a la derrota. Diciendo que las PASO eran solo una encuesta, y que las elecciones eran en octubre, donde triunfaría la República.

Ver Biografía no autorizada de la eterna diputada Lilita Carrió

Tras haber pisado durante horas, junto con la cúpula de Juntos por el Cambio, el sorpresivo y contundente resultado electoral, que supuestamente Smarcmatic iba a brindar prestamente. Hasta que la tendencia con casi el 50 % de los votos escrutados, le demostraran que ese resultado era irreversible. Y después escuchar seguidamente, el agobiado reconocimiento de derrota por parte del presidente Macri, que antes de liberar esos datos, como queriendo que nadie los viera, mandó a dormir a los argentinos.

Posteriormente, además de reclamar medidas para tratar de reconquistar la clase media, y de poner en duda el escrutinio provisorio, porque podría haber sido hackeado por narcos, lo cual según ella le aportaba cada vez más seguridad de “una victoria en octubre”, Carrió afirmó que no van por un mandato:

 “sino por cien años…No nos van a sacar de Olivos los que nos quieren mover, nos van a sacar muertos… los líderes de Cambiemos están más unidos que nunca… Yo creo en Mauricio Macri, creo absolutamente, este es el momento de la victoria… Con el Presidente somos un tándem indestructible para ganar la República Democrática”.

La que por su parte cuenta con un cuarto poder corrupto, que encabezado por Clarín y La Nación y cooptado por negocios y prebendas, le echa ahora la culpa a las encuestadoras por no haber previsto ese catastrófico resultado electoral. Mientras algunas de ellas al servicio del gobierno, hablan ahora sin vergüenza, de un “voto vergonzante”, imposible de detectar. Cuando otras encuestadoras apuntaban a diferencias de hasta 10 puntos porcentuales en contra del Gobierno.

Por su parte el mismo cuarto poder, se encargaba de publicar en sus tapas, estúpidos promedios de esas encuestas, de distintas fechas y facturas, informando que había un “empate técnico”. Como si el promedio de la desactualización, el error, y el acierto, pudieran mejorar el acierto, y no menoscabarlo. Con la evidente intención no de registrar la realidad, sino de orientar el voto a favor del oficialismo.

Ver Escándalo: La fusión de Cablevisión con Telecom fue aprobada por asesores de Cablevisión y Telecom y esconde un fraude

Pero ya desde el inicio del actual gobierno, el cuarto poder se había empeñado en no registrar determinada realidad, salvo la que dañara a los opositores del mismo, apagando así los semáforos amarillos que brinda la información veraz. Y como escribiéndole el supuesto diario de Yrigoyen, se encargó de ocultarle el profundo estado de malestar social existente, que finalmente estalló en las PASO.

El Frankestein financiero

A esa supuesta República Democrática de Carrió, se suma ahora la supuesta objeción al resultado de las PASO, por parte del quinto poder de los mercados e inversores extranjeros. Que no obstante está muy lejos de ser eso, y es en realidad un Frankenstein que armó el actual gobierno, tras la salida del cepo. Atando con alambre mal zurcido, a especuladores de carry trade, Lebac, y endeudamiento externo privado.

Ver El desesperado arreglo con los fondos buitres, para evitar la bancarrota del Banco Central provocada por la salida del cepo

El que se tornó aún más feroz y dañino, cuando se cortó ese endeudamiento, y apareció el FMI, y las Lebac se sustituyeron con las LELIQ. Con las que el Banco Central realiza la absurda operación de rescatar el dinero que emite, pagando siderales tasas de interés a banqueros y depositantes. Que en el mundo solo las paga el hampa, y hace que ellas crezcan como bola de nieve a más del 100 % anual.

Ver De la bomba de las LEBAC a la bomba H de las LELIQ y el estallido social

Al efecto de los pesos no presionen sobre el Mercado Unico y Libre de Cambios (MULC) al que cualquier argentino puede acceder, como refugio de valor en su psicopatía por el dólar, despertada por las sucesivas, crisis, estafas financieras, e híper inflaciones que tuvo que soportar. Y así una misma masa de pesos en circulación, puede comprarse los dólares que entran al barril sin fondo de la economía argentina, para retirarlos de su circulación. Conforme la añeja ley de Gresham, “la moneda mala circula, la buena se atesora”.

Ver El plan estúpido del FMI y Macri enfrentando un embrollo de u$s 245 mil millones con u$s 33 mil millones, y la dolarización

Por ello un mismo peso, valga la expresión, puede intervenir en la compra de muchos dólares. Resultando en consecuencia absurda y demencial la postura del Banco Central, de tratar de quitar todo el circulante en una economía monetaria. Que ha traído de vuelta el milenario trueque, y las monedas digitales alternativas, y ha paralizado criminalmente la rueda virtuosa de la economía.

Desvarío que en realidad es una variante del corralito bancario, que implementó el súper ministro Domingo Cavallo en el 2001, para evitar que los pesos fueran contra el dólar, ante la carencia de estos, impidiendo sacar tanto pesos como dólares de los bancos. Que a su vez tuvo su variante con el cepo o el corralito al dólar, que implementó el kirchenrismo en el 2011, para evitar que los pesos fueran contra el dólar, solo que el alambrado estaba en el otro lado.

Ahora, para evitar ambas soluciones malvistas por la sociedad, con el acuerdo con el FMI se implementó un corralito bancario voluntario, pero con el otro ojo puesto en el dólar, sostenido con enorme tasas de interés para seducir a los pesos, que resultan criminalmente dañinas para el funcionamiento de la economía. Representando el pago de sus intereses una masa de dinero, que sumada a la de los servicios de la deuda pública, equivale a  todo el gasto del estado nacional.

Ver Locura financiera Macri: el pago de intereses de las LELIQ y la Deuda iguala a todo el gasto del Gobierno Nacional

Teniendo en consecuencia este feroz y estrafalario Frankestein financiero pergeñado por el actual Gobierno, la capacidad ante cualquier incertidumbre, de crear inmediatamente profundos estados de malestar social. Porque mas allá de las cotizaciones de la bolsa, los bonos, o el riesgo país, con la psicopatía por el dólar de los argentinos, todo salto en el precio del dólar, se va a precios de los insumos de las familias, rebajando así automáticamente su poder adquisitivo. El que no obstante ahora pasará a ser el instrumento decisivo, que empleará Juntos por el Cambio, para tratar de imponerse en las elecciones de octubre.

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

Reemplazando el voto aversivo, cultivado con la polarización macrismo versus kirchnerismo, o anticorrupción versus malestar social, que no brindó los  resultados esperados. Por el voto pánico, resultante de la polarización Frankestein financiero, versus Frente de Todos. Para enseñarle al pueblo a votar, no con estímulos positivos como el perro de Ivan Paulov, sino con los estímulos negativos de Frederic Skinner.

La esencia del plan

La esencia de ese plan quedó expuesta en la conferencia de prensa que brindaron en horas de la tarde del lunes siguiente a la elección, el presidente Macri y su candidato a vicepresidente, Pichetto, si uno los escucha atentamente, sin tener que recurrir a la hermenéutica para interpretarlos.

Consiste en sustancia, en dejar que la crisis económica se profundice a lo largo de la campaña electoral, al son de las encuestas que irían dando ganador al Frente de Todos, hasta las elecciones de octubre. Para que supuestamente los votantes de las PASO y los nuevos votantes, piensen muy bien a quien le van a dar su voto en el cuarto oscuro, porque todo puede ser aún mucho más oscuro para él.

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

O sea la doctrina del shock que describió Norma Klein, en su libro de ese nombre, llevada al reducto íntimo de la democracia, que es la urna y el cuarto oscuro. Donde antaño durante el neocolonialismo inglés y el “fraude patriótico”, el pánico que encaminaba el voto era un hombre armado con fusil en las sombras, que señalaba la boleta a la que se debía votar, a riesgo de ser boleta.

Y ahora será el Frankestein del “mercado”, en las condiciones libérrimas y en extremo inestables que lo han dotado las políticas de Macri, el que encaminaría el pánico del votante para que vote a favor de este. Quien se jactaba de estar tratando de salir de la crisis, con las mismas normas a favor de los mercados que había entrado en ella. Como un hombre en taparrabos azotado por una tormenta polar, expuesto a morir congelado, que se empeña en no cubrirse.

Violando elementales normas de sobrevivencia y adaptación a las cambiantes circunstancias, como corresponde a un ser vivo, a un gobernante, y a un estratega. Pero haciendo así una sacrificada ofrenda, a costa del bienestar de los argentinos, a la gran banca local y extranjera. Con vistas seguramente a que en un futuro, tras el momentáneo auxilio del FMI, volver a obtener sus graciosos préstamos.

Ahora como un yudoca o jiut-jitsu, Macri y sus segundos evidencian estar dispuestos a emplear esa misma situación de extrema precariedad macroeconómica, para tratar de disciplinar el voto, y volverla contra sus enemigos políticos. Los que desde hace tiempo por el cultivo deliberado de la grieta a toda costa por parte del duranbarbismo, han dejado de ser sus adversarios pese tratarse de argentinos.

Y esta estrategia destructiva es posiblemente la que motivó la renuncia del ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, y su reemplazo por el economista de segundo nivel Hernán Lacunza. Quien como ministro de Economía ha demostrado ser un duro confrontador  con los sindicatos estatales, y además conoce por dentro las entrañas del Frankestein financiero, al haberse desempeñado como Gerente General del Banco Central durante la presidencia de Martín Redrado.

La conferencia del lunes

Macri comenzó su ominosa conferencia de prensa del lunes, haciendo un recuento de la propia tropa, y señalando su determinación de luchar hasta morir: A los más de 7 millones y medio de argentinos que ayer nos acompañaron con su voto ratificando que es el camino del cambio que se inició hace más de tres años y medio, en el cual todavía tenemos mucho por recorrer… estamos acá para seguir trabajando estamos convencidos que tenemos todavía muchas más cosas para mostrar, para proponer, para debatir, para hacer”.

Señalando seguidamente sus etapas y objetivos: “la elección en octubre va a ser una buena oportunidad para demostrar que el cambio continua, que vamos a revertir esta mala elección de ayer en una mejor elección, que nos va a llevar a la segunda vuelta en noviembre, para que el cambio continúe”.

Y su principal instrumento: “haciéndonos cargo de todas las dificultades que ha generado, esta elección porque de la euforia que había en el mundo económico local internacional… ante el resultado adverso del gobierno y favorable al kirchnerismo, lamentablemente hoy hemos tenido un día muy malo, muy malo, hoy estamos más pobres que antes. Hoy nos pega un impacto muy fuerte esto del dólar, que de vuelta volvió a subir, con todas las consecuencias que eso tiene”.

Mostrándose no obstante como el protector del electorado a conquistar: “vamos especialmente hacernos cargo de que este proceso electoral no castigue aún más a los argentinos, porque si había muchos que estaban con bronca a partir de lo que pasó, hoy en los mercados las cosas no van a mejorar lamentablemente, entonces es donde tenemos que hacernos cargo y lo vamos a hacer.”

Mutando a continuación la polarización macrismo versus kirchnerismo, por el Frankestein financiero versus Frente de Todos: “todos tenemos que entender que el problema mayor que tenemos hoy los argentinos, es que la alternativa al gobierno, la alternativa kirchnerista, no tiene credibilidad en el mundo”.

Ocultando así que el tembladeral económico financiero, no proviene del domingo, sino de un año y medio atrás. Y dejando de paso el interrogante, si la súbita bonanza que se produjo el viernes anterior, de la que muchos expertos y brokers sospecharon, no era un escenario electoral armado para mostrar un contraste, ante un resultado adverso que se esperaba mucho menor, para así encaminar el voto hacia octubre.

https://www.pagina12.com.ar/211369-para-pablo-gerchunoff-la-euforia-de-la-bolsa-es-una-payasada

“Estábamos en una situación donde el dólar bajaba, las empresas argentinas mejoraban, la financiación aumentaba, y se consolidaba el proceso de baja de inflación y crecimiento. Y con este resultado electoral desfavorable al gobierno y favor el kirchnerismo, se da vuelta todo. Las empresas bajan entre el 30 y el 50 por ciento, el riesgo país subió 350 puntos en una hora, el dólar subió lo que subió. Eso demuestra que hay un problema grave entre el kirchnerismo y el mundo, que el mundo no le confía, el mundo económico, el mundo político, no le confía.

Presentándose no obstante paternalmente como el salvador: “como presidente estoy acá para ayudar en lo que pueda, pero no es fácil, porque ellos ya gobernaron. Entonces tienen que demostrar que van a hacer algo distinto de lo que hicieron antes. Porque por lo que hicieron antes es que pasa, lo que pasó hoy en el mercado, cuando debería haber sido la noticia tal vez buena para algunos pero para otros no malas. Pero fueron malas para todo el mundo económico local y extranjero.”

Pichetto y mas Macri

Seguidamente Pichetto comenzó a poner los puntos sobre íes, diciendo: “el presidente está en control, está con toda la responsabilidad frente a los acontecimientos económicos. Y esto no terminó, esto ha sido una elección primaria, y el verdadero debate de los contenidos y del rumbo de la Argentina, se empieza a desarrollar ahora de cara a la elección del 27 de octubre. Sabemos que es difícil, pero vamos a estar comprometidos con todo el coraje, con toda la convicción para tratar de revertir este resultado.”

Ver El efecto Pichetto no evitó la catástrofe de Cambiemos en las elecciones del domingo

Señalando además que aparte del palo, emplearán paternalmente zanahoria: “pensamos fundamentalmente que el mensaje que le tenemos que mandar a los argentinos es que también los hemos escuchado. Y que el presidente ha mandado, como él ha dicho, a analizar un conjunto de medidas para atender la demanda, fundamentalmente de los sectores medios, de los trabajadores, de las pymes, que seguramente han estado en el corazón de este resultado.”

Macri por su parte acentuó su discurso paternalista misional, y su decisión de ir por todo diciendo: “vamos a seguir trabajando en este proceso electoral, para que insisto, como lo he hecho del primer día, la intención desde que me metí en política es ayudar. Es ayudar a que los argentinos vivan mejor, que encuentren una mejor oportunidad para sus vidas, es lo único que me ha movido y me sigue moviendo.”

“Así que con la misma responsabilidad y sintiendo que es mi deber, y que es mi misión, estoy acá para trabajar codo a codo, minuto a minuto, en este momento complejo, que es la incertidumbre electoral, sobre una economía que lamentablemente ya venía muy dañada. Hoy tenemos bases sobre las cuales realmente podemos empezar a construir esa Argentina que soñamos. Ojalá que octubre la mayoría decidamos que vale la pena lo que estamos haciendo, y que continuamos por este camino.”

Mostrando a continuación el palo para tratar de lograrlo: “especialmente Alberto Fernández, el cristinismo, tienen más responsabilidad todavía de demostrar esta actitud, pro tranquilizar a la comunidad económica local y mundial, para no crear más daños sobre la economía que insisto, ya nos ha costado mucho sostenerla estos años… hoy el kirchnerismo tiene muchísima más responsabilidad que antes del domingo, porque hoy la duda que vino es porque ellos no despiertan confianza, y la confianza cuesta, cuesta mucho conseguirla.”

“Y ellos la dilapidaron en todos sus años de gobierno, entonces ahora tienen que recuperarla, porque si no esto nos daña a todos los argentinos, esto está dañando ya hoy los argentinos. Porque el proceso de baja de la inflación iba rumbo a uno como algo en agosto, ahora se va lamentablemente a revertir, con la vuelta de esta inestabilidad del tipo de cambio que ya conocemos. Entonces creo que en la medida que ellos lograsen esa confianza, que hoy no tienen en el mundo económico ni local ni extranjero, hoy esa noticia ha vencido.”

Macri le echó así la culpa de la conmoción económica, al adversario político, como si hubiese interrumpido un ciclo virtuoso, y no al Frankestein financiero que armó su gobierno, que ante la mínima incertidumbre manifiesta su iracundia: “Me basta pensar que estamos ya creciendo, que con el resultado electoral positivo, que bueno es culpa nuestra no haber encontrado la forma de lograrlo, hoy estaríamos hablando de una agenda de crecimiento.”

“Con un tercer trimestre potente, con una inflación que tendría ya niveles más bajos que en muchos años. Pero es la realidad que nos estamos haciendo cargo, porque nosotros somos los que gobernamos. Lo que le decimos al kirchnerismo es que actúe con responsabilidad, que realmente se haga cargo de la expectativa electoral que generó, para que eso no termine siendo en contra de los argentinos.”

Reiterando seguidamente sus ambiciones y sus etapas, como si el Frankestein que crearon no existiera, y estuviéramos en el mejor de los mundos: “en las elecciones de octubre el 27 vamos a seguir explicando el por qué pasó lo que pasó. Y por qué ahora sí estamos mejor, estamos listos para crecer, porque tenemos las bases sobre los cuales los países crecen, y confío en que eso nos va a llevar de una mejor elección e ir a la segunda vuelta.”

Nuevamente Pichetto y mas Macri recargado

Pichetto por su parte negó que hubiera una transición, que por contrario hay “un ejercicio pleno del gobierno del presidente Macri”, y que ella en todo caso recién se producirá después del 27 de octubre, revelando además la esencia del plan: “por lo tanto efectivamente hay un buen resultado del Frente con Todos en la primarias, pero las elecciones definitivas son el 27 de octubre, donde es imprescindible que los ciudadanos vayan y voten para elegir las autoridades”

Llamando así al voto de quienes no concurrieron a votar. Macri por su parte agregó que gracias al Frankestein financiero, los argentinos también debían aprender a quien votar: “es una elección en el cual se está jugando mucho la Argentina, y que todavía no ha sucedido, entonces hay que ser cuidadosos, porque hoy todavía no sucedió la elección. Esto también fue una oportunidad para ver cuáles son las cosas que pueden pasar el día después, entonces creo que es algo que podemos aprovechar todos aquí”.

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

Seguidamente, volviendo a recontar la propia tropa, recomendando a quienes votaron al Frente de Todos reflexionar sobre lo que hicieron, impulsando la concurrencia de quienes no fueron a votar, y confiando en las enseñanzas o estímulos negativos que brindará el disciplinador Frankestein financiero, agregó:

“Agradezco a los más de 7 millones y medio que nos acompañaron, y que siguen a pesar de que también han tenido sus dificultades. Y espero también que aquellos que votaron al kirchnerismo voten otras alternativas, porque no quieren volver al pasado. O los que no fueron a votar, porque mucha gente todavía no fue a votar… estoy convencido que en octubre es una gran oportunidad, para que todos pensemos otra vez, si realmente en el pasado vamos a encontrar algo positivo. O si realmente todos podemos acordar con una mayoría que el futuro de Argentina pasa por seguir con esta agenda de cambio, e integrándonos al mundo.”

Confiando que el Frankestein financiero enseñará finalmente a votar a los argentinos, que tendrán la última oportunidad para demostrar que aprendieron en el cuarto oscuro, Macri agregó: “está elección como decía Miguel (Pichetto) no sucedió. Entonces vivimos en un mundo donde la gente vota de una manera un día, y de otra manera otro día, como pasó con las encuestas para los encuestadores. Porque finalmente la gente toma su decisión sobre la hora, es lo que explica digamos el error tan grande de todas las encuestadoras, y esto puede de vuelta pasar perfectamente en octubre.”

La utopía macrista en reemplazo de la marxista

Trascartón se explayo sobre la utopía macrista nada distinta de la marxista, de que todo está mal, pero vamos bien, y que el duro esfuerzo realizado hasta ahora puede resultar desperdiciado: “estamos convencidos que si seguimos haciendo lo que estamos haciendo, por más que nos haya costado tanto, y que hayamos tenido que poner tanto, nos espera un gran futuro. Y estamos convencidos también, que si volvemos al pasado, después vamos a tener que volver a empezar de cero todo, porque vamos a perder todos los esfuerzos que hemos acumulado estos tres años y medio.”

Seguidamente ante la pregunta de un periodista a Pichetto, de cómo revertirían en dos meses la gran ventaja sacada por Alberto Fernández, y si cambiarían la política económica, este respondió diciendo que la gente que votó a Fernández, debería aprender a votar con el Frankestein financiero. Que la que no lo votó, y tampoco votó a Macri, debería aprender el voto útil. Y la que no votó debería ir a votar, esbozando así los guarismos en que se basa el plan:

“No le echamos la culpa a la gente de cómo ha votado. Pero sin duda también es interesante que la gente analice los efectos y consecuencias de ese voto, que se están desarrollando, que están impactando. El otro tema que es importante, es que los resultados si bien aparecen a priori muy difíciles de acortar, hay un escenario abierto, en donde la gente tiene que interpretar también el sentido del voto útil. Hay expresiones minoritarias que expresan sectores que tienen afinidad con el gobierno, ese voto que figura con casi cinco puntos, y hay mucha gente que se quedó en la casaeste escenario todavía está abierto, y yo digo que esta historia no está cerrada y todavía está por escribirse”

Ante la pregunta respecto la inestabilidad de la economía, Macri haciéndose el bueno, mostró las garras del Frankestein financiero diciendo: “nosotros nos vamos a hacer cargo, no voy a dejar solo a los argentinos en este tema. Igualmente por más que nosotros lo contengamos exitosamente durante todo el proceso electoral, si se confirmase que el kirchnerismo gana la elección en octubre o en noviembre, el problema va a estar. Esto solamente es una muestra de lo que va a pasar… hay un montón de gente que decide no dejar su dinero en este país, que se va a este país, ya que es tremendo lo que le puede pasar”.

Ante la inquietud de un periodista que señaló que hay sectores que económicamente ya no aguantan más, Macri volvió a la utopia macrista, con su reiterada metáfora del río, aunque en la otra orilla también esté el Frankestein financiero esperando:

“Como decía el gaucho el otro día, hay que terminar de cruzar el río. Si nos cruzamos el río de una vez por todas y volvemos para atrás,  podemos tener que volver a empezar de cero porque el río hay que cruzarlo. Y este es el desafío que tenemos los argentinos, nunca estuvimos tan cerca de cruzar este río, y ahora obviamente con la elección de ayer, hemos puesto de vuelta una duda de querer volver a atajos, que en el pasado nos han demostrado que no funcionan”.

Tenemos que confirmar el rumbo, y el 27 octubre es la gran oportunidad. Y como decía Miguel (Pichetto) las elecciones son el 27 octubre, y confío que vamos a revertir este mal resultado de ayer, y que vamos a hacer una elección más pareja en octubre, que nos va a permitir en la segunda vuelta tener una mayoría que no queremos volver al pasado, y queremos fortalecer nuestra democracia y nuestra convivencia, que va acompañarnos”.|

Del Dr. Hyde al Dr. o Ing. Jekill

Tras esa inusitada y reveladora conferencia de prensa, Macri dejó de lado su papel de maléfico míster Hyde, para convertirse en el Dr. o Ing. Jekyll. Emitiendo un mensaje audiovisual, en el cual aconsejado seguramente por su equipo de marketing, comenzó pidiendo disculpas por su conferencia de prensa del lunes. Las que sonaron muy poco auténticas, al estar leyéndolas en el telepronter que lo asistió a lo largo del mismo.

Con la evidente intención de recuperar a los votantes que había perdido, y tratar de atraer otros, en ella anunció una serie de medidas económicas a favor de la clase baja, la clase media, y las Pymes. El refuerzo de la AUH; un bono para trabajadores y empleados públicos; la suba del mínimo de Ganancias; quita del IVA para alimentos básicos; devolución del IVA a los jubilados; convocatoria al Consejo del Salario Mínimo, que se había mantenido a niveles bajísimos para no trasladarlo a los jubilados, según la promesa hecha en la última reforma jubilatoria; congelamiento de combustibles; suspensión del ajuste por UVA; moratoria para las PYME por parte de la AFIP; diferimiento parcial de las cuotas de los autoplanes, etc.

Teniendo las mismas dos notables características. Una, que solo regirán durante el periodo electoral hasta diciembre, para tratar de poner un poco más de dinero en el bolsillo de los votantes. Como hizo en las elecciones del 2017 con los préstamos de la ANSES, por un monto de 50 mil millones de pesos, similar al que costarían las actuales medidas, y con el descuento en las compras con la tarjeta del Banco Provincia,  por parte de la gobernador Vidal. Y después de ganar Juntos por el Cambio, el ajuste vendría nuevamente a cara de perro, como hasta ahora.

Ver PROpulismo: El Gobierno lanzó una masiva compra de votos superando los peores tiempos de la oligarquía

Y la otra, que ellas resultarán insuficientes ante la acción del Frankestein financiero. Que manifestó su iracundia el mismo lunes, tras las elecciones del domingo. Con el salto del dólar, el aumento preventivo de precios, y la paralización del circuito de la economía por ausencia de ellos.

No obstante el míster Hyde de Macri volvió a aparecer en la reunión del Gabinete Ampliado,  que concretó al día siguiente, en la que la cúpula de Juntos por el Cambio hizo una catarsis por la derrota. Donde míster Hyde Macri, arengó a la tropa a dar el “batacazo”, diciendo que contaban con “70 días para cambiar la historia” en octubre. Para conforme la utopía macrista “alcanzar una realidad que le cambie la vida a la gente para siempre”.

Afirmando también: “creo que tenemos un desafío gigantesco pero una oportunidad única”. Por su parte Carrió arengó: “No se borren, los que se borran son cobardes. Este es el momento de la victoria”. Mientras que la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, yendo mucho más allá, y confiando en la capacidad formativa del Frankestein financiero, expresó: “vamos por los votos, el alma, y el corazón de los argentinos”.

https://www.clarin.com/politica/mauricio-macri-poder-actua-aca-_0_gDykGJE_z.html

En la reunión circuló un paper confeccionado por el ahora denostado jefe de Gabinete Marcos Peña, con el elocuente título: “Ellos no ganaron – Línea discursiva para aguantar”. En el que se instruye sobre el Frankestein financiero diciendo: los problemas del dólar y demás (de hoy en adelante) son causados por el Frente de Todos”.

https://www.clarin.com/opinion/intrigas-casa-rosada-pases-factura-city-lunes-negro_0_jnggAIsh5.html

La puesta en marcha del Frankestein

Simultáneamente el ex presidente del Banco Central, Martín Redrado, denunció que el presidente Macri le ordenó a las autoridades de ese supuestamente independiente banco: “que el dólar se vaya donde se tenga que ir, de manera de que los argentinos aprendan a quién votaron, y por haber votado más devaluación y más inflación'». Responsabilizando de esa liberación del Frankestein financiero a su presidente Guido Sandleris, al afirmar: “El BCRA estuvo mirando desde la tribuna lo que pasaba en el mercado, en lugar de estar interviniendo”

https://www.clarin.com/economia/martin-redrado-presidente-dio-orden-dolar-vaya-ir-_0_KzipSFYco.html

Previo a las PASO, el Gobierno en su desesperación ante la caída en las encuestas, había paradojalmente obtenido la venía del FMI para atrasar el dólar respecto la inflación. Y así brindar una leve bonanza al electorado, al cesar la inmediata inflación que el aumento de su precio provoca en Argentina. Para ello se anularon las bandas de intervención fijadas por el FMI, fijadas con el objeto de lograr una devaluación real, que mejorara la competitividad argentina.

Y para evitar violar el estatuto del FMI, que prohíbe prestar para alimentar una fuga de divisas, quedando con esa eliminación sumamente expuestas sus autoridades. Lo que explica por un lado,  junto el abultadísimo monto prestado, el enorme interés por parte de EEUU de lograr el triunfo de Macri. Y por el otro el que su presidenta Christine Lagarde, haya preferido largarse de allí, para presidir a partir de noviembre el Banco Central Europeo.

Pero ahora a los efectos de usar el Frankestein financiero como disciplinador del voto de los argentinos, con la excusa de custodiar las reservas, y no dilapidarlas tratando de satisfacer una alta demanda de divisas para la fuga – lo cual será muy bien visto por las autoridades del FMI- el Gobierno con vistas a tratar de triunfar de octubre, evidencia estar dispuesto a que el dólar se adelante todo lo que el supuesto mercado quiera, al son de las encuestas electorales que auguren el triunfo del Frente de Todos.

De esta manera el gobierno de Macri tratará de dar el batacazo en octubre, empleando la zanahoria del Ing. Jekill, y esgrimiendo el palo del Frankestein de mister Hyde. Que se enfurecerá cada vez más, a medida que las encuestas comiencen a ratificar el triunfo electoral del Frente de todos. Encargándose que cunda el malestar hacia todos, para que el pueblo reflexione muy bien en el cuarto oscuro a quien dar su voto.

Lo cual seguramente será sazonado con otros condimentos, como alguna sobreactuación del juez para todo servicio Claudio Bonadio. No siendo casual que la semana anterior a las elecciones Clarín haya publicado que el ex contador de los Kirchner, iba a entregar un “mapa” a la justicia, señalando donde estaban escondidos los tesoros K.

Con lo cual no sería extraño que en la desértica e infinita Patagonia, aparezca un baúl lleno de billetes verdes, que a EEUU le cuesta muy poco imprimir. Para que los medios ultraoficialistas, que ya anduvieron en esas fracasadas excavaciones, se hagan un festín en el cual los bolsos de José López quedarían a la altura de un poroto.

Todo vale para los boys del Norte, que últimamente han logrado recuperar su patio trasero en su enfrentamiento con los chinos. No con intervenciones militares como antaño, sino con el lawfare de los jueces, no de la servilleta, sino de la Embajada. No siendo casual que el actual embajador de EEUU, Edward Prado, sea un ex juez federal y ex miembro de la Corte de Apelaciones de San Antonio, Texas.

Ver CLARIN prepara la violencia, embellece a Bonadio, exalta a Pichetto, y oculta a Pato Bullrich

Los infinitésimos y casi inalcanzables números del plan

Según trascendió en los medios, los números de Durán Barba se basan en aumentar en octubre cuatro puntos los votos de Juntos para el Cambio, de 32 % a 36 %. Y lograr quitar cuatro puntos al Frente de Todos, de 47 % a 43 %. Para de esa manera entrar en el balotaje esgrimiendo la polarización a un grado supino, con el indispensable auxilio del Frankestein financiero. Quien ante cada encuesta previa que ratifique un triunfo del Frente de Todos, hará que el dólar y los precios peguen un respingo, que concomitantemente haga caer la intención de voto a favor de este.

Fríamente los números cierran esa ecuación duranbarbista, pero atado a decimales, por lo que linda con la quimera. Que era un animal fabuloso, una especie de Frankestein con cabeza de león, cuerpo de cabra, y cola de dragón. Lo cual torna más preocupante y temible la cuestión, porque para ello Macri tendrá que contar con los servicios del Frankestein financiero a full, sembrando el pánico y el terror en los argentinos, como una nueva modalidad del terrorismo de estado.

Para ello en primer lugar, hay que señalar que el porcentaje que obtuvo el Frente de Todos fue del 49,2 %, cerca de la mayoría absoluta, según la modalidad de cómputo que tendrán las elecciones de octubre. En la que se tendrá en cuenta solo los votos afirmativos o positivos, no los válidos, o sea excluyendo los votos en blanco. Cuya inclusión para las PASO, fue una picardía por parte del kirchnerismo, para elevar un poco la barrera del 1,5 % para poder participar posteriormente, en contra de los partidos minoritarios. Y así por su parte, Juntos por el Cambio obtuvo un porcentaje del 33,1 %.

Por otro lado el resultado real de las PASO, proyectando al 100 % el 98,67 % de los votos computados en el escrutinio provisorio, arrojan que el Frente de Todos obtuvo el 36,11 % de los votos del padrón, un total de 11.778.676. Y que por su parte Juntos por el Cambio obtuvo el 24,31 %, con un total de 7.930.471. Y que la tercera fuerza electoral es la de quienes no votaron, que llega a un 23,19 % del padrón, con un total de 7.565.388 personas. Totalizándose así  25.056.428 votantes, sobre 32.621.816 personas empadronadas.

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

Ubicándose a continuación Consenso Federal con el 6,24 %, el Frente de Izquierda el 2,17 %, el Frente Nos, con un 2,0 %, Unite por la Libertad, con un 1,66 %. Quedando un 0,94 % de votos de participantes que no pasaron el piso de 1,5 % de los votos de las paso. Siendo notable en el gráfico que Junto con el Cambio sumado a quienes No votaron, trepan a más del 47 % del padrón, superando ampliamente al 36 % de Frente de Todos. Y si se suman los votos de Consenso Federal el porcentaje sobrepasa el 53 %.´

El gráfico expresa en consecuencia, que un triunfo en la segunda vuelta electoral de noviembre podría ser posible para Juntos por el Cambio, como se produjo en el 2015. Y que la clave para dar vuelta la elección de octubre radica en la concurrencia de votantes, para lograr que Frente de Todos baje del 45 % de los votos, y que Juntos por el Cambio se ponga a tiro del balotaje, superando el 35 % de los votos.

En el siguiente cuadro se expone la concurrencia histórica que tuvieron las elecciones presidenciales argentinas desde el 2003 hasta las últimas PASO. Observándose que el máximo de concurrencia efectiva se verificó con la polarización que se dio en la segunda vuelta de las presidenciales del 2015. En la que se registró un 80,77 % de concurrencia de votantes, y se verificó un 97,54 % de votos afirmativos. Con lo cual los votos afirmativos netos ascendieron a un 78,79 % del padrón.

presidente Mauricio Macri, reelección, pobreza cero, podes estar mejor, elecciones del 2015, Frente de Todos, Jaime Durán Barba, Miguel Pichetto, María Eugenia Vidal, Elisa Carrió, Donald Trump, EEUU, Alberto Fernández

En cambio en las PASO 2019 se registró una menor concurrencia del orden de cuatro puntos, un 76,81 %. Y también un porcentaje de votos afirmativos más bajo, de un 95,57 %. Con ello los votos afirmativos netos treparon a 73,41 %. Registrándose de tal manera entre el balotaje del 2015 y las PASO de 2019, una diferencia de un 5,38 %.

En consecuencia en concreto, aún si el Gobierno y Juntos por el Cambio lograra que se repita el escenario del balotaje del 2015, con votos afirmativos netos del 78,79 %, con la concurrencia en octubre de 1.754.171 votantes más, hasta alcanzar 25.701.163 votos afirmativos, eso no reportaría que Frente de Todos descienda por debajo del 45 %, ya que aún tendría una mayoría del 45,83 %.

En tal caso debería lograr que el Frente de Todos pierda 213.154 votos, para que quede un voto bajo el 45 %. Y por su parte Juntos por el Cambio debería aumentar 1.064.936 votos, equivalentes el 60,7 % de los votos de los nuevos concurrentes a votar, para superar en un voto el umbral del 35 %, que le permita forzar el balotaje.

Para el caso que el Frente de Todos mantenga los votos obtenidos en las PASO, el Gobierno y Juntos por el Cambio deberían lograr al menos una cantidad de votos afirmativos netos del 80,23 %. Que constituiría un nuevo record histórico, con un 1,45 puntos más que el balotaje del 2015. En tal caso, con cero de aumento de votos para el Frente de Todos, Juntos por el Cambió debería aumentar 1.230.722 votos, equivalentes al 55,24 % de votos de los nuevos votantes que concurran a votar, para colocarse sobre el umbral del 35 %.

Esto guarismos ponen en evidencia que la cláusula menemista del 45 % de los votos petrificada en la Constitución de 1994, constituye una altísima barrera casi imposible de superar por Juntos por el Cambio en octubre, en búsqueda del salvador balotaje de noviembre. Sin contar con las enormes dificultades que enfrentará en este.

Lo cual seguramente lo obligara a extremar el juego sucio, e impulsar el desvastador accionar psicosocial conductista del Frankestein financiero, para que con sus condicionamientos operantes negativos, debidamente reforzados y reiterados, el pueblo aprenda a votar a Juntos por el Cambio. Por lo que se puede decir que el Frente de Todos incurrió en un exceso electoral, al mostrar tempranamente sus fuerzas, obligando al adversario a usar lo peor de sí, y de lo que está a su alcance.

Conclusión

Las chances de Juntos por el Cambio para lograr en las elecciones de octubre e introducirse en la segunda vuelta electoral de noviembre, son ínfimas. Para ello ante la determinación a ultranza del Gobierno de imponerse en las elecciones a cualquier costo, ya que como dijo Carrio, “de la casa de Olivos nos van a tener que sacar muertos”, la tarea del Frankestein financiero deberá ser devastadora.

Ya sea para lograr la disminución de votos a favor del Frente de Todos, o el aumento de millones de nuevos votos para Juntos por el Cambio, por parte de ciudadanos que concurran a votar empavorecidos por la crisis económica financiera. La cual lógicamente, tal como son las instrucciones que se han filtrado, debe ser cargada al Frente de Todos.

Por tal razón al Frente de Todos, y en particular a su candidato presidencial, no le quedaría más remedio que tomar el toro por las astas, y plantarse ante el Frankestein financiero. La bestia macroeconómica desatada con la que Macri y Vidal, secundados por Pichetto y Carrió, pretenden lograr sus reelecciones.

Al que tarde o temprano tendrán que encarar, aun si logran llegar al Gobierno, para no quedar absolutamente condicionado por los mercados financieros, como le sucedió a Lula Da Silva en Brasil. Donde tras ser electo, el dólar aumentó un 150 %, y por ello tuvo que poner al presidente del BankBoston, Henrique Meirelles, como presidente del Banco Central.

Durante cuya gestión, mediante un proceso de internalización de la deuda externa, para aprovechar por parte de los banqueros la tasa Selic del real, y la revaluación del real, la deuda pública brasileña se triplico, superando largamente el billón de dólares. Lo cual asfixió su economía, y deprimió la competitividad brasileña por la enorme revaluación del real. Truncando así también la competitividad electoral del PT (Partido de los Trabajadores) y abriendo paso a la llegada al poder del esperpento Jair Messias Bolsonaro.

Ver Jair Messias Bolsonaro presidente de Brasil, una súper producción israelí

Algo parecido pero aún más grave, sucedió con el líder griego de SYRIZA (Coalición Izquierda Radical) Alexis Tsipras. Quién pese haber obtenido en el 2015 un referéndum popular para no cumplir con los mandatos de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, y el FMI, finalmente a lo Carlos Menem, se convirtió en fiel alumno de esos organismos supranacionales. Y así en julio pasado, SYRIZA perdió las elecciones frente al partido de centro derecha Nueva Democracia, equiparable al PRO.

La bestia Frankestein financiera tiene dos destructivos brazos. Uno son las LELIQ y los depósitos bancarios en pesos retenidos con estas, que es una enorme masa de dinero dispuesta a lanzarse diariamente sobre el dólar. Y el otro es el MULC, el Mercado Unico y Libre Cambios, que es un barril sin fondos donde los pesos van contra el dólar.

El brazo de las LELIQ ha deparado una situación similar a la de los encajes bancarios remunerados por parte del Banco Central en la década del ‘80, que el gobierno liberal de Menem solucionó con el plan Bonex. El cual nuevamente estaría justificado inobjetablemente, por razones de necesidad y urgencia, para preservar las reservas internacionales, el bien común, y reactivar de inmediato la economía, con el abatimiento de las tasas de interés a niveles razonables.

Ver Cómo salir de la crisis sin ir al FMI ni tomar deuda externa

No siendo esta una solución traída de los pelos, dado que recientemente fue propuesta por el destacado economista especializado en macroeconomía Eduardo Conesa. Quien además tiene el título de abogado y de contador público, y cuenta con un doctorado y master en Economía en la Universidad de Pennsylvania, master en Desarrollo Económico en el Williams College de Massachusetts, y fue investigador en la Universidad de Harvard.

https://www.perfil.com/noticias/opinion/opinion-eduardo-conesa-las-leliqs-fueron-la-ruina-de-mauricio-macri-y-alberto-fernandez-debe-eliminarlas-economia.phtml

Habiéndose desempeñado académicamente como director del Departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Derecho; profesor de Políticas de Desarrollo Económico y Macroeconomía en la Facultad de Ciencias Económicas; profesor titular de Economía y Finanzas; profesor titular de Economía Política de la Facultad de Derecho; consejero del Consejo Directivo de la Facultad de Derecho; director del Posgrado en Economía y Derecho Bancario de la Facultad de Derecho, todos ellos de la UBA. Y Profesor Titular de Macroeconomía, Desarrollo Económico y Finanzas de la Empresa, en las Universidades de Belgrano y Palermo, etc.

De esta manera el Frankestein financiero perdería uno de sus brazos. Y el otro brazo, el del MULC, se lo puede cortar disponiendo la administración estatal de divisas, medida que se encuentra plenamente justificada por la penuria de divisas que atraviesa el país. Que no debería ser mal vista por lo acreedores externos, porque el asegurar la disponibilidad de ellas, es el requisito básico para poder cumplir con la deuda. Y tampoco puede ser mal vista por nuestro principal acreedor actual, el FMI, porque evitaría que su préstamo financie la fuga de capitales, que su estatuto le prohíbe.

El Frente de Todos y Alberto Fernández deberían exigir al presidente Macri que implemente de inmediato esas medidas, y si no lo hiciere debería requerirlas públicamente,  e incluso proponerlas en el Congreso. Lo cual seguramente despertará la iracundia y el frenesí del Frankestein financiero, obligando al presidente a implementarla. Y si este no lo hiciera, quedará como responsable directo por la devastación que la desatada bestia continúe cometiendo, para brindarle un triunfo electoral al Gobierno, mediante aterrorizar psicosocialmente a los argentinos.

Lo cual incluso puede derivar, que en lugar de lograr su reelección para extender su primer mandato, se vea obligado a acortar a este, como ya sucedió anteriormente con los fallecidos presidentes Raúl Alfonsín y Fernando De la Rua. Que no se animaron a cambiar y tomar medidas heterodoxas, cuando la crisis en que estaba inmerso sus gobiernos se los exigía.-

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Respecto dólar y deuda el ministro Lacunza miente o es un ignorante

El flamante ministro de Hacienda Hernán Lacunza dijo