El “Negoción” del puente más grande de Córdoba, a cargo de empresas amigas y coimeras

El “Negoción” del puente más grande de Córdoba, a cargo de empresas amigas y coimeras

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

En Córdoba, se está construyendo un monumental puente sobre el lago San Roque, que recibirá el nombre de “Gobernador José Manuel de la Sota”. La construcción está a cargo de la empresa Astori, creadora de la entidad neoliberal Fundación Mediterránea en la Dictadura, cuya presidenta fue patrona y es amiga del gobernador Juan Schiaretti. Se trata de una obra, cuya única oferta de licitación fue superior en una cuarta parte a lo previsto por la Provincia. La empresa lo realiza como UTE junto con la constructora Chediack, cuyo titular confesó haber pagado coimas en el escándalo de los cuadernos, y participa como socia de las empresas locales manejadas por “testaferros” de la dirigencia pejotista. Curiosamente, Schiaretti ya había salvado las finanzas  de su amiga Astori en 2000, con la construcción de las 200 escuelas, y en 2010 al regalarle la remodelación del Estadio Kempes.

Por Lea Ross | @LeandroRoss

Al cumplirse un mes de la muerte del tres veces gobernador de Córdoba, se llevó a cabo una misa en su homenaje, donde asistió el actual gobernador Juan Schiaretti. Allí anunció, frente a los presentes y cámaras de televisión, que el Poder Ejecutivo presentará un proyecto de ley para que lleve el nombre de “Gobernador José Manuel de la Sota” al puente más grande que se está construyendo en la provincia mediterránea. “Es un homenaje a esa permanente actitud que tuvo José Manuel de tender puentes”, señaló el mandatario.

Se trata del puente que se está construyendo en estos momentos sobre el lago San Roque, a la vera de la ciudad turística de Villa Carlos Paz.  El mes pasado, fue noticia por la colocación de la última pieza del arco que va a soportar el viaducto. El puente estará terminado para mayo de 2019, en vísperas de las elecciones provinciales y nacionales. El diario Clarín, lo tituló como un espectáculo que “renovará el paisaje” de la zona, mientras que Página/12 lo calificó como un “puente único en el mundo”.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

Lo que no aclararon los medios es la construcción de ese puente está a cargo de dos empresas cuestionadas por sus polémicas relaciones con la política. Se trata de las constructoras Astori, empresa que ha sido salvada financieramente por la gestión peronista local, cuya titular es la presidenta del principal think tank de la economía neoliberal, la Fundación Mediterránea.

Y la empresa Chediack, investigada por la justicia por el pago de coimas en la causa de los cuadernos, que además es socia en algunas grandes obras que se realizan en Córdoba de BRITOS SA. La constructora a la que se reputa como propiedad del fallecido ex gobernador De la Sota, a través de ex altos funcionarios que serían sus testaferros, Horacio Miró y Roberto Poplawski.

Ver La Ruta del Dinero Macri se cruza con la Ruta del Dinero De la Sota

Ver Macri – De la Sota: Viejas relaciones, nuevos negocios

Este escándalo de alcance nacional, permite vislumbrar los oscuros acuerdos que se establecen no solo entre funcionarios nacionales y empresarios contratistas del Estado en todo el territorio argentino, ya que Córdoba no está exenta de ello.

El puente

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Proyección del puente en imagen 3D.

El nombre oficial de la obra es “Variante Costa Azul – Puente sobre el Lago San Roque”. Está compuesta por una calzada de 4.200 metros que va desde el intercambiador de la autopista Córdoba-Villa Carlos Paz hasta el llamado Camino de las Mil Curvas (Tramo I), seguido por el puente en sí (Tramo II) para luego terminar con una conexión provisoria de 1.200 metros hacia la Ruta E-55 (Tramo III).

El futuro puente tendría una longitud de 310 metros con un ancho de 26 metros, en paralelo con el Paredón del Dique San Roque, que también tiene su historia negra. Ya que la constructora del viejo dique San Roque, que fue reemplazado por el actual, fue la compañía Funes & Bialet. Siendo Félix Funes  nada menos que el cuñado de los presidentes Julio Argentino Roca, y Miguel Angel Juárez Celman. El que además era diputado, y por eso no fue preso cuando la justicia cordobesa detuvo a Juan Bialet Massé, el socio de Funes, y al inspector de dicha obra Carlos Cassaffousth en 1890.

Pero esa es otro negociado, desarrollado en el estrecho que se conforma en el lago San Roque para dar origen al Río Suquía o Primero, en lo que entonces se consideraba la obra más grande de Sudamérica, que duró poco más de 50 años. Que ahora a su vez permite el negociado del gran puente supuestamente único en el mundo.

El mismo contará de dos calzadas por cada sentido de circulación, con banquinas y veredas peatonales. Además, se prevé la colocación de una protección peatonal metálica exterior y defensas tipo New Jersey tanto para la separación de sentidos de circulación como para la defensa peatonal.

Según los pliegos elaborados por el Estado Provincial para el llamado a Licitación Nº 01/2016, el presupuesto oficial de la obra ascendía los 1.098,5 millones de pesos, incluido el IVA. En el caso específico del puente: $ 484,5 millones, compuesta por el viaducto, puente en arco y el ensanche puente en distribuidor RP A-73.lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

El llamado a licitación fue el 8 de junio de 2016, y su apertura fue el 21 de julio de 2016. Es decir, que las empresas interesadas solo tuvieron 42 días de tiempo para elaborar y presentar las propuestas. Al cierre de la convocatoria, la única oferta presentada fue hecha por una unión transitoria de empresas (UTE), conformada por las firmas José J. Chediack SAICA. y Astori Estructuras S.A.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Acta de apertura, donde solo figuran Astori – Chediack.

De esa manera la UTE Astori-Chediack presentó una  oferta total que con un curioso número redondo de $ 1.300 millones, representaba un incremento del 18% del presupuesto oficial. Pidiendo además un anticipo financiero del 15 %, cifra que hacer recordar al ex ministro Julio De Vido, detenido y multiprocesado por la justicia federal, a quien le decían “celular”, porque había que ponerle el 15 adelante. En el caso específico de la construcción del puente, que se hará a cargo Astori Estructuras SA, la oferta por el viaducto y puente de arco fue por $ 618.897.822 con IVA incluido, es decir un 27,7% por arriba del presupuesto oficial.lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

Según las propias planillas, lo más costoso de la obra fue la construcción de los dos arcos, que se acaba de concluir. Ambos acaparan la cuarta parte del presupuesto destinado para el puente, superior a los 123 millones de pesos.lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

Según el Estudio de Impacto Ambiental: “La estructura en arco es doble, con sección transversal de 2,5 x 2,75 mts cada uno y separados entre ellos 14,20 metros. Los mismos están unidos por vigas transversales y cuenta con pilas dobles conectadas al tablero del puente”.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Cortes longitudinales del puente proyectado.

Así, en octubre de 2016, el Gobierno de la Provincia le adjudicó a la UTE Astori – Chediack la realización de la obra, con un plazo de dos años, correspondiendo a Astori la concreción del puente, y a Chediack la realización de los tramos iniciales de lo que sería la futura autovía, que atraviesa el valle de Punilla.

Para poder llevar a cabo la construcción del puente, Astori compró dos enormes grúas de origen chino, que son los que están instalados a la vera del lago, levantando los elementos para la formación de la enorme obra. “Son las primeras (grúas) en Sudamérica de este tipo, y no sabemos si hay alguna así en Norteamérica. Donde sí se están usando unas similares es en Dubai y en China, para represas gigantes”, aseguró ante la prensa el ingeniero Nicolás Emma, gerente general de Astori Estructuras.

Según Astori, las grúas fueron trasladadas en 25 camiones. Requirieron de una base de hormigón de 200 metros cúbicos, de 10 x 10 por 2 metros cúbicos de profundidad, con 70 toneladas de hierro en la base. Para instalarla, debieron traer otra grúa de 90 toneladas, que montó otra grúa de 130 toneladas para poder montar las grúas chinas. El peso total de cada grúa torre ronda las 500 toneladas cada una.

Video institucional sobre las grúas chinas.

Evidentemente, tanto la visualización como los datos cuantitativos muestran que se trata de un proyecto faraónico. Como así también la sospecha de que los pliegos del puente fueron diseñados para que ganara Astori, ya que en Córdoba gran parte de la competencia de Astori en el negocio del hormigón premoldeado está compuesta por sociedades de responsabilidad limitada (SRL) y no cuentan con semejante presupuesto como para tener logística y mano de obra para realizar semejante elefante blanco. Sin mencionar los contactos internacionales como para importar semejante grúas.

Chediack, un coimero confeso

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Juan Chediack, dueño de la empresa del mismo nombre, y confeso pagador de coimas. Ph: www.construar.com.ar

A finales de agosto pasado, Juan Chediack, titular de la empresa José J. Chediack, se presentó como arrepentido en el escándalo del “Cuadernogate” en Comodoro Py. Fue después que el ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, Carlos Wagner, confesara que Chediack fue uno de los empresarios que pagó coimas para integrar el “club de la obra pública”.

Las investigaciones señalan que la Cámara es el lugar donde los integrantes de dicho club concertaban para definir quiénes ganaban las licitaciones, con qué oferta, y qué retribución recibían los que no lo ganaban. Al igual que Wagner, Chediack también fue titular de dicho cámara empresarial, entre los períodos de 2014 a 2016.

En la provincia de Córdoba, Chediack tiene en sus manos la atrasada obra vial de las Altas Cumbres, cuyo socio como UTE es la constructora BRITOS SA, dirigido por el “Lázaro Báez” del fallecido gobernador José Manuel de la Sota. Se trata de Horacio Miró, involucrado en el uso de fondos públicos para coimear periodistas. Esta obra está recibiendo fondos públicos nacionales, de la mano del presidente Mauricio Macri, con quién tanto De la Sota como el actual gobernador Juan Schiaretti, han sido altamente condescendientes con sus intereses políticos, económicos y electorales.

Ver Macri le dio mil millones al Lázaro Baéz de De la Sota a cambio de favores electorales

Ver Macri y Schiaretti: unidos por el contrabando

Los golazos que le regaló Schiaretti a Astori

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Pía Astori y Juan Schiaretti, en una ceremonia de la Fundación Mediterránea. Febrero 2018.

Durante la última dictadura cívico-militar, un joven Juan Schiaretti que se había desempeñado como contador en la firma Astori, se mantenía en el exilio en Brasil por su militancia en el peronismo, donde pasó a desempeñarse como ejecutivo de FIAT. Todo lo contrario a lo que estaban haciendo sus colegas de Astori.

Era el 24 de marzo de 1977, cuando se cumplía el primer aniversario del Golpe de Estado. En una gala ceremonial, los distintos empresarios que disfrutaban del gourmet, escucharon las palabras de uno de sus pares, que leía en voz alta el siguiente discurso:

“Vivimos años de anarquía y destrucción. Hemos vivido al borde de la guerra civil y el colapso económico. Las Fuerzas Armadas asumieron la responsabilidad de la conducción de la Nación para salvaguardar la existencia misma de la patria. El gobierno ha convocado a la ciudadanía a participar en el Proceso de Reorganización Nacional mediante un diálogo constructivo. La decisión de formar la Fundación Mediterránea es nuestra contestación afirmativa a la convocatoria”.

Con este texto, el industrial piamontés Piero Astori, dueño y cerebro de la empresa Astori Estructuras, inauguró en 1977 el famoso “think tank” cordobés que posteriormente entronizó a Domingo Felipe Cavallo en lo más alto del poder.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Piero Astori, en el discurso fundacional de la Mediterránea (1977). Archivo: La Voz.

Fue en esta empresa de Don Piero donde nuevamente consiguió trabajó Juan Schiaretti tras el retorno de la democracia. Con el cargo de gerente Financiero entre 1985 y 1989, como si no se hubiera enterado de la postura que tuvo esa compañía en los peores años de la historia reciente. Luego Schiaretti saltó a la función pública de la mano de Cavallo, que lo convocó para integrarse a su equipo en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto como Subsecretario de Integración Latinoamericana. Pero como consecuencia de esa relación laboral, Schiaretti mantuvo una “deuda comercial” de 42 mil pesos de ese entonces con el Grupo Astori.

Hoy, la corporación presidida por María Pía Astori -hija de Don Piero, actual presidenta de la Fundación Mediterránea y amiga íntima de Schiaretti- es una de las empresas que, con licitaciones amañadas y contrataciones directas, se benefició con la obra pública provincial. Primero fue como proveedor de las 100 escuelas que en el 2000 el entonces gobernador De la Sota y el ministro de Producción Schiaretti contrataron con escándalo mediante con Electroingeniería y IECSA, la empresa de los Macri, en momentos en que Astorí se hallaba en serios problemas económicos. Las que luego en el 2002 se transformaron en 200 escuelas con un precio dolarizado.

Posteriormente en el 2010, cuando Astori nuevamente estaba en problemas económicos, en el tramo final del primer mandato de Schiaretti como gobernador, esta firma cordobesa se quedó con contratos por más de 80 millones de pesos. Entre éstos la remodelación del Estadio Mario Alberto Kempes (ex Chateau Carreras). Una obra pública de 70 millones de pesos de ese entonces, destinada a refaccionar el estadio cordobés, construido durante la última dictadura militar por el Grupo Roggio, también conspicuo miembro de la Fundación Mediterránea y al igual que Chediack, también implicado en el pago de coimas a nivel nacional.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Schiaretti (al medio) con Pia Astori a su lado. Foto: archivo 2017.

El 28 de diciembre del 2007, con la mira puesta en la Copa América 2011, el arquitecto Renzo Facchín presentó, ante la Agencia Córdoba Deportes, un proyecto encargado por el gobierno de Córdoba para remodelar el viejo estadio mundialista, a fin de adecuarlo a los requisitos que exige la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol). El plan de obras de Facchín tenía un presupuesto total de 20 millones de pesos de esos tiempos. Básicamente contemplaba el hundimiento del piso y la construcción de bandejas para mejorar la visual de los espectadores, y adaptar el escenario para 56 mil personas sentadas, principal requisito de la Conmebol a la hora de elegir una cancha.

A pesar de que la Copa América se venía encima, y Córdoba ya había sido elegida sede, el proyecto de remodelación del estadio quedó misteriosamente en el banco durante dos largos años. Abruptamente salió a la cancha a comienzos del 2010, cuando el gobernador Schiaretti, secundado por el vicegobernador y ex-basquetbolista Héctor “Pichi” Campana, decidieron avanzar en su concreción, insertándole sustanciales modificaciones, al dividir el proyecto en dos etapas, e incrementar notablemente su presupuesto.

Con ese fin, con llamativa celeridad, el 20 de abril del 2010, con un presupuesto de 19 millones de pesos, la provincial llamó a licitación pública 01/2010 para la obra “Proyecto y construcción de obras de ampliación en el Estadio Córdoba – Primera Etapa”. Estos trabajos, consistían en la ampliación de la tribuna sobre la platea descubierta y el techado metálico de la misma. Lo más curioso de esa licitación fue el tiempo estipulado para presentar el “proyecto” y el “presupuesto”: 36 días corridos.

Como estaba previsto, el 26 de mayo de 2010, con la presencia del gobernador Schiaretti y el vicegobernador Campana, se abrieron los sobres con las ofertas económicas de las empresas, donde aparecieron algunas “singularidades”. Hubo sólo tres empresas oferentes, con exiguas diferencias entre sí y con cotizaciones que estaban en un 15% promedio por encima del presupuesto oficial. Paschini Construcciones cotizó 23,7 millones de pesos; la UTE ARC S.R.L., Constructores Asociados y Premoldeados San Luis, 23,1 millones; y Astori Estructuras, 22,6 millones.

lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica
Foto de archivo de 2010 de La Voz, en la apertura de sobres.

Las tres ofertas están por encima del presupuesto, pero tienen un monto apto para poder licitar. Ahora hay que realizar la evaluación correspondiente de cada una para hacer la adjudicación y empezar con la obra lo antes posible, ya que los plazos para la Copa América son muy cortos, aunque confío en que llegaremos a tiempo”, reconoció en esa oportunidad el ex jugador del equipo de básquet Atenas y vicegobernador “Pichi” Campana.

Lo propio sostuvo el gobernador Schiaretti, quien por esos días había sido fotografiado junto a María Pía Astori, presenciado una jineteada en Jesús María. “Es una obra de vital importancia para el deporte de la Provincia. (…) El estadio contará con mejor visual para los espectadores cumplimentando las normas internacionales en cuanto a la capacidad de espectadores sentados”, aseguró el mandatario.

A los pocos días, el 24 de junio del 2010, el gobernador Schiaretti adjudicó a la empresa Astori la primera etapa de la remodelación del estadio que luego pasó a llamarse Mario A. Kempes, cuya cotización, como se dijo, trepaba a 22,6 millones de pesos. “Este contrato reafirma la amplia experiencia que tiene el grupo en la construcción de estadios en todo el país. Como cordobeses sentimos un especial orgullo en ser partícipes de la ampliación de este estadio emblemático”, manifestó al respecto María Pía Astori.

Tanto en el Boletín Oficial como en el Tribunal de Cuentas de la Provincia, el decreto que firmó Schiaretti adjudicando las obras a Astori brilla por su ausencia. Desde el Tribunal de Cuentas, un funcionario de la oposición manifestó que ante la ausencia por vacaciones del tribuno José Medina, mucha documentación estaba siendo visada y aprobada únicamente por el oficialismo. Y ese puede haber sido el destino del contrato con Astori.

Por su parte, el diario La Voz del Interior informó que en realidad el contrato había sido adjudicado de manera directa a Astori. Asimismo, en una nota titulada “Astori salva un año difícil con ampliación del Chateau”, señaló que gracias a este contrato de 22 millones de pesos, la constructora cordobesa, cuyos balances venían registrando un agudo déficit, había salvado el 2010.

“El nivel de actividad de la industria del premoldeado de hormigón está lejos de los registrados en la década pasada. La falta de proyectos de inversión en el sector privado, motivó que el sector quede atado a los contratos que pueda conseguir a nivel oficial o en nichos, como el de los estadios de fútbol” relató La Voz.lago San Roque, Puente, Gobernador José Manuel de la Sota, Astori, Fundación Mediterránea, gobernador Juan Schiaretti, UTE, Chediack, Estadio Kempes, corrupcion, obra publica

Después de ese primer gol, vino otro golazo de Astori, gracias a la cancha inclinada del árbitro Schiaretti. La jugada comenzó a pergeñarse el 15 de octubre del 2010. Ese día el gobierno provincial, con un presupuesto oficial de 46,4 millones de pesos, lanzó la licitación 02/2010, cuyo objeto era la “Ampliación y remodelación tribuna cabecera norte y sur del estadio olímpico Córdoba – Segunda Etapa”.

Esta segunda etapa, que se destinó exclusivamente a mejorar la visual del estadio, comprendió la construcción de una tribuna en las cabeceras norte y sur hasta el borde de la pista de atletismo. Nuevamente, lo más llamativo para esa millonaria obra fueron los plazos estipulados por la Provincia para presentar las cotizaciones: 35 días corridos.

El partido comenzó a definirse el 24 de noviembre del 2010, en un mediodía sofocante, en la Agencia Córdoba Deportes. Ese día, el Gobierno de Córdoba abrió los sobres con las ofertas y nuevamente hubo sugestivas coincidencias. Las empresas que se presentaron en esta segunda etapa, eran exactamente la misma que en la primera. Además con ofertas muy similares, todas cotizaron por encima del presupuesto oficial, y en el mismo orden que la anterior licitación, mostrando una inusitada disciplina. Paschini Construcciones cotizó 49,7 millones de pesos; la UTE Constructores Asociados, ARC S.R.L y Premoldeados San Luis, 49,3 millones; y Astori Estructuras 47, 9 millones.

Desde ese día, como dicen los relatores, el Estadio Córdoba “ya tenía dueño”. La empresa capitaneada por María Pía Astori, que a los pocos días fue elegida por Schiaretti para encarar la segunda etapa de ampliación y remodelación del Estadio Córdoba. De esta manera, Astori, se quedó con otro jugoso contrato de 48 millones de pesos, que sumado al primer contrato redondeaba la friolera de 70 millones de pesos. Unos 18 millones de dólares, según la cotización de ese entonces.

Y ahora, Astori ha ganado otro partidazo con la gran obra de la puente autovía, con una oferta única y un precio inflado de más del 27%, acompañado de un integrante de la cartelización de obra pública, Chediack, para hacerse cargo de la parte vial.

Por su parte, contando con la mayoría automática en la Legislatura, el gobernador Schiaretti propone que el majestuoso puente reciba el nombre del fallecido José Manuel de la Sota. Un puente, que se construye sobre el lago San Roque, uno de los epicentros más contaminados de la provincia, fruto de los desechos cloacales que recibe el agua. Una muestra sintética de lo que representa la política y los negocios en Córdoba.-

Ver también:

Eurnekián, y su batallón de irregularidades, invade Córdoba

LA RUTA DEL DINERO DLS?

Tinelli y Milani los poderosos amigos de Miro, el “testaferro” de De la Sota

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Las mentiras jubilatorias de Macri y Pichetto y el gran bache en los haberes de los jubilados

Transcurrido casi un año de la estrepitosa reforma