El mafioso cartel de constructoras fue denunciado en 1981 y estaban los Macri, Rocca, Pérez Companc, y otros

El mafioso cartel de constructoras fue denunciado en 1981 y estaban los Macri, Rocca, Pérez Companc, y otros

El juez de la causa Cuadernogate Claudio Bonadio, sostiene que el cartel de constructoras de la obra pública fue inventado por los K en el 2003. Algo así como decir que la prostitución la inventó madame Pompadour pese que existe desde siempre, lo mismo que los jueces prevaricadores. Siendo este tradicional tongo de la obra pública por parte de la denominada “patria contratista”, la que ha deparado las nuevas grandes fortunas de Argentina, de los Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc etc.  No obstante que en  1981 se concretó una notable denuncia ante la Comisión de Defensa de la Competencia, que aportaba sustanciales pruebas de la existencia de ese cartel de constructoras dedicada el arreglo de los resultados de las licitaciones públicas con enormes sobreprecios, la que como sucede siempre en Argentina quedó en la nada.

Por Javier Llorens – 29/10/2018

El 20 de agosto de 1981, el ciudadano argentino Juan José Velazco, vinculado a sectores de inteligencia, presentó una notable denuncia ante la novedosa Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, bajo el expediente 108.860 del ministerio de Economía, revelando que una gran cantidad de licitaciones habían sido previamente arregladas por sus participantes, con enormes aumentos respecto el presupuesto oficial en Córdoba y el norte argentino.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

Dicha comisión había sido creada el año anterior por un decreto ley impulsado por el ministro de la triste figura, José Martínez de Hoz, para proveer a la “defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados”. Y estaba entonces integrada por cinco miembros, su presidente, Jorge Quinteros, y cuatro vocales,  Enrique Scala, Jorge Cermesoni, Carlos Moyano Walker, y Fernando Goldaracena.

Más allá de las declamaciones, lo que hizo en realidad esa morosa comisión martinézdehosdiana, fue eliminar la legislación antitrust de represión de los monopolios que se tramitaban en el fuero penal, acorde con el modelo norteamericano. Para pasarla a una instancia administrativa conforme el modelo europeo. Para imprimirles a partir de allí a las denuncias, conforme pasan los distintos gobiernos, un más que dudoso trámite, acorde la corrupción endémica de la burocracia argentina, que supera a la de la justicia argentina.

Ver Escándalo: La fusión de Cablevisión con Telecom fue aprobada por asesores de Cablevisión y Telecom y esconde un fraude

Dicha comisión pasó así a monopolizar las acciones antitrust y en contra de los monopolios, que con las leyes anteriores estaban dispersas en diversos juzgados penales. Mediante crear un embudo donde van a parar todas esas cuestiones, teniendo así el poder ejecutivo de turno el pleno control sobre esos asuntos relacionados con los Big Business.

La denuncia de Velazco tenía un enfoque notablemente novedoso, dado que estaba basada en métodos estadísticos. Mediante el análisis de dos variables, la dispersión de las ofertas de los concurrentes, y su aumento respecto el presupuesto oficial. Que demostraban que no había existido una concurrencia libre o aleatoria por parte de los licitantes, sino que era producto de un proceso semi determinista. Donde se fijaba un nivel de  aumento sobre el precio oficial, en el cual coincidían con muy pocas diferencias todos los oferentes cartelizados.

En el marco de un accionar, donde el que era designado ganador, fijaba ese umbral de precios, y se lo comunicaba a los restantes participantes. Los que por el mero de acompañar al ganador, para cohonestar el enorme precio cotizado y simular una competencia inexistente, obtienen una suculenta propina por parte del ganador, mediante compensaciones dinerarias o subcontrataciones. Existiendo además en la picaresca de la obra pública otra variante conocida como “comprapliegos”, que solo amagan con presentarse para obtener algunas compensaciones.

La imagen metáforica de ese tongo de la obra pública, y el método empleado para probarla por parte de Velazco, mediante una metodología similar a la que en estadística se conoce como la T o cruz de Studend, que cruza dos variables independientes, en este caso el aumento sobre el presupuesto oficial y rango de dispersión de las ofertas, se puede apreciar en la siguiente diana del tiro al blanco.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

En donde los expertos tiradores reciben la orden no de apuntar al centro del blanco, sino a la parte superior del mismo, concurriendo en consecuencia así allí todas las flechas u ofertas. Lo cual dentro de determinados parámetros, le permitía al denunciante Velazco enumerar una serie de casi un centenar de licitaciones, reputándolas de anómalas

Este maniobras se daban según la denuncia, en el marco de una dura estrategia empresaria por parte de la constructora SADE SACIFIM, propiedad de los Pérez Companc, hoy Skanka, la firma que está involucrada en las coimas por los grandes  gasoductos, que tiene su central en Estocolmo, Suecia.

La que por entonces había desparramado filiales en las principales provincias, con el objeto de controlar a las medianas empresas, para que estas no crecieran en base a ese tradicional tongo empresario, y se unieran y pretendieran participar en la licitación de las grandes obras públicas, donde se encuentra el gran tongo de la obra pública. Como lo puso en evidencia el “monumento a la corrupción” de la presa de Yaciretá.

En su denuncia Velazco describía un sórdido submundo, con la existencia de una “familia líder” que organizaba las licitaciones. La que con esa denuncia y el actual Cuadernogate, se puede afirmar que estaba integrada por SADE (Skanka), Techint de los Rocca, Cartellone propiedad de esta familia, IECSA e Impresit Sideco de los Macri, Roggio de esta familia, etc.

La cual operaba y opera  mediante lo que Velazco calificaba como el “complejo burocrático contratista”, en el lógicamente existen traspasos de dinero del segundo al primero. Que la ley llama cohecho o sobornos y resultan indispensables, por el sencillo hecho que el burócrata experto sabe de la existencia de los sobreprecios, y por eso una parte tiene que ir a parar a sus manos, para que sean autorizados oficialmente. Complejo al que el actual presidente de la Nación Mauricio Macri, confesando pertenecer a la patria contratista, denominó como la “asociación de la burocracia con algunas empresas”. Tal como ha quedado comprobado fehacientemente con el Cuadernogate.

Ver Video: Mauricio Macri en 1990 confesó integrar la patria contratista, “asociación de la burocracia con algunas empresas”

Esa denuncia, potenciada con algunas solicitadas que publicó Velazco, seguida de presentaciones ante los entes responsables de dichas licitaciones, lógicamente causó gran repercusión. Especialmente en el ámbito de las cámaras de la construcción, que son los ámbitos donde generalmente se pactan esos espurios acuerdos para hurtar el dinero de los argentinos.

Además ampliando su radio de acción, Velazco concretó el 23 de septiembre de ese año una ampliación de denuncia, dando cuenta del resultado anómalo de recientes licitaciones de importancia concretadas en las provincias de Catamarca, San Luis, y la Pampa. En las que inveteradamente aparecía SADE (Skanka), luciendo además como ganador en varias de ellas.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

El gran tongo de la gran obra pública

Esta actitud inquisitiva de Velazco, sumado al liderazgo en las provincias por parte de SADE (Skanka), que aparecía como la empresa más involucrada en la denuncia, y era y es una de las principales actoras en el tongo de la gran obra pública argentina, explica la notable derivación que seguidamente tuvo esa denuncia, basada inicialmente en la anómala dispersión de las ofertas por parte de  las empresas del cartel de constructoras.

Al procurar las grandes constructoras del país, SADE (Skanka) incluida, fraguar en forma determinística la dispersión de las ofertas presentadas por parte de los oferentes cartelizados, para que las licitaciones no fueran tachadas de “anómalas” por Velazco y el equipo que lo respaldaba en las sombras.

Apelando para ello no a la generación de números aleatorios, sino a sencillos algoritmos matemáticos. Dejando así directamente una prueba irrefutable de la existencia de la concertación o arreglo de las licitaciones, en una licitación concretada por EPEC, la empresa provincial de Córdoba, y en un grupo de seis licitaciones de grandes obras eléctricas concretadas por parte de Agua y Energía Eléctrica de la Nación, a fines del año 1981.

De tal manera la imagen metáforica del tongo en la obra pública, con la metáfora de la diana de tiro al blanco, cambió radicalmente y pasó a tomar la siguiente figura. Donde claramente cada tirador cumple la función determinística de tirar exactamente en la franja que se le indica y no en otra. A los efectos de simular de una forma más que torpe una dispersión aleatoria de las ofertas, para evitar la lupa inquisitiva de Velazco, cuando en realidad lo que estaban haciendo las firmas cartelizadas era dejar sus digitales puestas en el crimen.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

De tal manera el 4 de abril y el 4 de mayo de 1982, Velazco concreto nuevas ampliaciones en el expediente 108.860, denunciando ahora la “organización matemática” de dichas licitaciones, en todas las cuales se había presentado SADE (Skanka). La constructora que entonces pertenecía Pérez Companc,  cuyo crecimiento hasta concretar el grupo SADE – Sadelmi había sido impulsado por el ingeniero italiano Vittorio Orsi.

El cual desde la matriz argentina, con las enormes ganancias obtenidas en nuestro país, se ramificó hacia Latinoamérica, Africa, Medio Oriente, Europa, e incluso Nueva York. Y que para encubrir los ilícitos y deshonestidad conque actuaba, y las enormes ganancias ilícitas que obtenía, hacia trascender que las empresas del grupo tenían capitales del Vaticano.

Orsi era secundado por el ingeniero Federico Argento como gerente General, y en su gerencia de Legales paso a ser su figura estrella el abogado Rodolfo Barra. De la cual se decía que bajo su mando, pasó a ser la gerencia más lucrativa de todas, al ser la imaginativa usina para justificar la renegociación permanente de los contratos, que es otra de las grandes picarescas de la obra pública.

No obstante, o por ello, en 1989 Barra fue nombrado viceministro de Obras y Servicios Públicos por el presidente Carlos Menem, secundando al ministro de esa cartera, Roberto Dromi, otro experto en la picaresca de la obra pública. Puestos desde donde se encargaron de sentar doctrinas, a los efectos de reducir a niveles mínimos el riesgo empresario de las contratistas de obras públicas.

Luego en 1990, Barra asumió nada menos que como ministro de la Corte Suprema, a los efectos de defender desde allí las privatizaciones acometidas por el menemismo, pasando a integrar la “mayoría automática” que se le reprochaba a ella. Y luego en 1994 Barra asumió como ministro de Justicia de la Nación, donde fue el autor de la llamada “Ley Mordaza”, que buscaba limitar la actividad de la prensa, y de un proyecto de ley para facilitar el cobro de los juicios contra el estado.

No obstante estos altos servicios prestados a la patria contratista, Barra se vio obligado a renunciar a ese puesto, cuando se hizo público su pasado ultraderechista. Paralelamente en 1991 Orsi fue designado por el presidente Menem como secretario de Estado de Planificación. Cargo en el que no obstante duró poco tiempo, al conocer el gobierno de entonces los detalles de la denuncia que hoy se expone. Brindando estas excursiones en la esfera pública de Barra, Dromi, y Orsi, otra imagen del “complejo burocrático contratista” denunciado por Velazco.

Aparecen los Macri, Rocca, Roggio, y otros

En concreto Velazco en la portada de su “Amplia Denuncia”  referida al “arreglo y concertación previa” en los resultados de licitaciones públicas convocadas por Agua y Energía Eléctrica, señalaba en primer lugar como responsables de ello, tal como se puede ver en el siguiente facsímil, a SADE (Skanka) de Pérez Companc, Impresit Sideco de los Macri, Cartellone propiedad de esta familia, y Roggio, ídem, etc.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

Acompañaba al respecto nuevos elementos probatorios, proponía la realización de otros, y pedía que se decretara el secreto del sumario mientras ello se efectivizara. Y seguidamente enumeraba a los responsables de esas maniobras, ordenándolos según su asiduidad. Apareciendo así SADE (Skanka) con 6 hechos, Techint con 4 hechos, e Impresit Sideco y IECSA de los MAcri con 3 hechos cada una, teniendo el escrito de Velazco cargo de recepción el 24 de mayo de 1982, en plena guerra de Malvinas, tal como se puede apreciar en el siguiente facsímil.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

El grupo de obras en cuestión por un total de 544 mil millones de pesos, equivalentes a 95 millones de dólares correspondientes a las ofertas más bajas presentadas por el cartel de constructoras, estaba integrado por la Licitación 29/81, con apertura el 20 de agosto de 1981. Que contaba con una oferta mas baja concretada por TECHINT por 350 mil millones de pesos, equivalentes entonces a 60 millones de dólares, por la ejecución de una línea de 500 KV desde Córdoba hasta Catamarca y Tucumán.

Por la Licitación 35/81, con fecha apertura 22 de octubre de ese año, con una oferta más baja de 20 mil millones de pesos, equivalente a 3,5 millones de dólares, concretada por AEG Telefunken, para la construcción de una estación transformadora en Rosario.

Por la Licitación 38/81con fecha de apertura 3 de septiembre de ese año, con una oferta más baja por parte de Cartellone, de 124 mil millones de pesos, equivalentes a 23 millones de dólares, por la obra de aprovechamiento de los ríos Perico y Grande en la provincia de Jujuy.

Por la Licitación 43/81 con fecha de apertura 22 de octubre de 1981, con una oferta más baja por parte de IATE de 21 mil millones de pesos, equivalentes a 3,7 millones de dólares, por una línea de trasmisión de 132 KV entre Tucumán y Salta.

Por la Licitación 64/81 con fecha de apertura 19 de octubre de ese año, con una oferta más baja presentada por ITEM de 18 mil millones de pesos, equivalentes a 3,1 millones de dólares, por una línea de 132 KV entre Metán y Guemes, en Salta.

Y por la Licitación 68/81, con fecha de apertura el 10 de noviembre de ese año, con una oferta más baja presentada por SADE (Skanka)de ocho mil millones de pesos, equivalentes a 1,4 millones de dólares, por una estación transformadora en San Antonio Oeste, provincia de Rio Negro.

En cuanto a las probanzas que aportaba Velazco respecto la “organización matemática” de las licitaciones, ellas resultaban más que contundentes, tal como se puede apreciar en los siguientes análisis presentados como adjuntos a la ampliación de denuncia. Correspondiente estos a cuatro de esas licitaciones, seleccionadas por haber participado en ellas IECSA y/o Impresit Sideco del grupo Macri, al que pertenece el actual presidente de la Nación.

Respecto a la muy importante Licitación 29/81, se observa en ella una situación muy peculiar. Consistente en que por un lado muestra el disciplinado comportamiento del cartel de constructoras de empresas argentinas, con SADE (Skanka) y Techint a la cabeza. Y por otro lado muestra la irrupción de la empresa española Abengoa y la inglesa Balfour Beatty Somersen, que fueron por las suyas. Poniendo de esa manera en evidencia los enormes sobreprecios con que se maneja el cartel de constructoras, siendo esto como se dijo, el principal objetivo del mismo.

En tal sentido se puede ver que la oferta en pesos del consorcio Abengoa Teyma es un 53 % más baja que la de Techint Desaci. Y en cuanto a la oferta total en pesos más divisas, ella es un 40 % inferior. O sea que así quedó expuesto un sobreprecio de un 72 % por parte de Techint Desaci, las empresas designadas ganadoras por parte del cartel de constructoras.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

En cuanto a la “organización matemática” de las ofertas por parte del cartel de constructoras, ella resulta notablemente evidente, tal como se puede apreciar en el crecimiento cuasi lineal de las ofertas que revela el gráfico. Al estar basada en el algoritmo elemental de sumarle un porcentaje de un 8,5 % a la oferta del integrante del cartel precedente.

Como las ofertas están en pesos más divisas al tipo de cambio correspondiente, y en pesos, en el grafico se ven dos trazos que conservan linealidad entre si hasta la oferta de Soinco Spie Batignoles. Y al final aparece como un caso atípico el de IECSA – Impresit Sideco de los Macri, que se sitúa en la mitad de la consigna del cartel de constructoras, con un aumento de 4,25 %.

Su alto nivel de precios,  con un aumento de exactamente un 50 % sobre la oferta de Techint, y de un 148 % sobre la oferta por la libre de Abengoa, señala claramente que los Macri iban en el rol de “acompañantes”. Con un precio ultra elevado, para justificar el elevado sobreprecio de  Techint, a cambio de recibir una propina por ello.

La “organización matemática” de la Licitación 35/81 sigue un esquema parecido, a  partir de la oferta 0 de AEG Telefunken Comarco. No habiéndose presentado en esta ocasión advenedizos al cartel de constructoras, como evidencia haber sucedido en la licitación anterior. En esta su organización se basa en incrementales de un 5 %, matizada con incrementos por su mitad, un 2,5 %.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

En esta licitación se observa la peculiaridad que las ofertas 6 de Pirelli y Carem coinciden prácticamente con un mismo precio, como si hubiese existido una orden confusa por parte del cartel de constructoras, que derivó en esa coincidencia, por eso llevan el mismo número de orden. También se aprecia que como consecuencia de la linealidad de la consigna matemática, hay una recta que une las ofertas 1, 2, y 9. Hay otra recta que une las ofertas 3, 6, y 8. Y una tercera recta une las ofertas 0, 3, 5. Apareciendo en el último lugar los Macri con Impresit Sideco y IECSA, luciéndose nuevamente en el rol de acompañante que va por la propina.

En la importante Licitación 38/81, en la que aparece en la oferta 0 Cartellone, se aprecia la utilización de un algoritmo un poco más complejo, ya que se usa un ley incremental doble, de un 6,18 y un 5,22, con el agregado de usarlo como porcentaje acumulativo sobre la oferta del integrante del cartel de constructoras anterior, como se da hasta la oferta 6, para luego pasar a ser un aumento simple, desde la oferta 7 hasta la 10. Donde nuevamente se lucen los Macri con Impresit Sideco asociado con SADE (Skanka), yendo por la propina.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

Por último en la licitación 43/81, cuya oferta 0 corresponde a la firma IATE, se observa un binomio parecido, con incrementos porcentuales de 1,15 y 4,15 %, que acumulándose sobre la oferta anterior, se repite en forma secuencial y rítmica. De esa manera como se puede apreciar en el gráfico, una línea recta une las ofertas 0, 2, 5, 6, y 9. Y otra línea alinea las ofertas 1, 4, y 8. Y en donde nuevamente cerrando el pelotón, aparece como acompañante IECSA de los Macri, en búsqueda de la propina por parte del supuesto ganador, por haberlo ayudado a cohonestar sus enormes sobreprecios.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

En la siguiente imagen está el listado completo de las firmas denunciadas por Velazco ante la Comisión de Defensa de la Competencia, y entre paréntesis la cantidad de hechos de arreglo o concertación previa de licitaciones en las que habrían incurrido. En el cual se han resaltado las grandes firmas. que ahora están encartadas en el escándalo del Cuadernogate.Cuadernogate, Claudio Bonadio, K, Macri, los Rocca, los Roggio, Pérez Companc, Comisión de Defensa de la Competencia, sobreprecios, Mafia, Constructoras, Obras Publicas

Estas ampliaciones de denuncias de Velazco fueron concretadas en el medio del conflicto bélico de Malvinas, cuya derrota implicó la disolución de la Junta Militar que entonces gobernaba, hundiéndose el país en un anómico caos. Y en ese rio revuelto las empresas implicadas, digitadoras del “complejo burocrático – contratista” denunciado por Velazco, que son especialistas en la cooptación y el soborno, lograron que tanto Velazco como su denuncia ante la Comisión de Defensa de la Competencia se hundieran en el olvido.

Conforme lo expuesto, basado en un expediente en poder del mismo Estado, se puede decir que la prostitución en la obra pública, es casi tan vieja como la obra pública. Donde hay grandes meretrices permanentes, como revelan ser SADE (Skanka), Techint, IECSA, Impresit Sideco, Roggio, Cartellone, etc. Y momentáneos porteros que consienten y mantienen abierto el prostíbulo, que son los funcionarios y gobiernos de turno necesitados de plata, entre otras cosas para hacer política.-

Ver también:  

CuadernoGate: Las reuniones en Casa Rosada de Calcaterra y Sánchez Caballero, CEOs de IECSA, con Kirchner, De Vido, Baratta y Jaime.

CUADERNOGATE: El arrepentido Goycoechea, un mega coimero con offshores, socio de Calcaterra, y lazos con Clarín

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Las mentiras jubilatorias de Macri y Pichetto y el gran bache en los haberes de los jubilados

Transcurrido casi un año de la estrepitosa reforma