Video: Mauricio Macri en 1990 confesó integrar la patria contratista, “asociación de la burocracia con algunas empresas”

Video: Mauricio Macri en 1990 confesó integrar la patria contratista, “asociación de la burocracia con algunas empresas”

Mauricio Macri, Franco Macri, Patria Contratista, Obras Publica, Tiempo Nuevo, Bernardo Neustad, noviembre de 1990, ley de extinción de dominio

Con la aparición de los cuadernos del chofer Centeno, el siguiente video del programa Tiempo Nuevo de Bernardo Neustad de noviembre de 1990, ha adquirido una tremenda actualidad. Dado que en él, ante la pregunta de Neustad “cuando yo te digo patria contratista, te sentís bien o mal”, el actual presidente de la Nación Mauricio Macri confesó: “me siento directamente involucrado, porque soy responsable de ese sector al cual se lo llama patria contratista… que es la sociedad entre la burocracia y algunas empresas… y la mejor manera que se acabe es cuando no hay más plata”. Además en él hay imperdibles declaraciones del actual presidente y su padre Franco, procurando justificar los “aprovechamientos” de la patria contratista. La que hoy con el escándalo del Cuadernogate está reluciendo con todo su esplendor, a la par que la Justicia declaró la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, y en el Congreso no se sabe muy bien qué hacer con la ley de extinción de dominio.

Redacción –   30/8/2018

Ningún dirigente resiste una archivo en Argentina suele ser el dicho popular, lo cual es muy penoso para un país. Y lamentablemente este es el caso del actual presidente de la Nación Mauricio Macri, conforme surge del programa audiovisual “Tiempo Nuevo” de noviembre de 1990, conducido por el legendario periodista y comunicador Bernardo Neustad. Que tuvo la virtud de descarnar para la posteridad, la pertenencia del actual presidente de la Nación y su familia, a la delictual “patria contratista”.

En momentos en que ella como nunca ha quedado desnuda ante la vista de todos, con el escándalo del Cuadernogate. Aunque a toda costa eso trate de ser disimulado por una más que dudosa justicia, el Gobierno, y los medios ultraoficialistas, que pretenden poner la fecha de fundación de dicha “patria” delictiva, a comienzo de este siglo.

Ver CUADERNOGATE: Bonadio se las toma para tratar de preservar lo que tramitó, que es tachado de nulo

Cuando lamentablemente ella existe desde hace siglos. Con solo nombrar la  River Plate Mining Association, que tenía como accionista a nuestro primer presidente, Bernardino Rivadavia. Y estaba enfrentada con la Famatina Mining Company, que tenía como accionista al gobernador de la Rioja, Facundo Quiroga, financiadas ambas por capitales ingleses. Originándose así las sangrientas guerras entre unitarios y federales que duraron décadas.

Otro de los innumerables casos conocidos, es el de la empresa constructora Funes & Bialet. Que a un precio enorme hizo a fines del XIX el legendario primer Dique San Roque cordobés, considerado entonces la obra grande de Sudamérica. Y por su defectuosa construcción pocos años después hubo que reemplazarlo, además de haber originado un proceso penal al respecto, como parece ser un clásico en la materia. Siendo el primero de los nombrados el cuñado cordobés del entonces presidente Julio A. Roca, y también de su inmediato sucesor, Miguel Angel Juárez Celman.

http://www.lavoz.com.ar/opinion/mitos-viejo-dique-san-roque

En la primera parte del siguiente video, después de hacer duros reproches al grupo Macri por su accionar en la economía, Neustad pregunta patria contratista Sr. Macri, a lo que Franco responde: “la patria contratista ha llegado a ser patria contratista porque los empresarios han tenido durante muchos años que administrarse con reglas del juego muy confusas, que permitían que hubiesen quizás algunos aprovechamientos, quizás algunos errores que han aprovechado, quizás algunas ingenuidades que han aprovechado. Y ha habido una relación entre contratistas y proveedores del estado muy confusa y sumamente no tan conveniente.

“Yo creo que si hubo patria contratista, también ese concepto, esa forma, esa modalidad de tratar los negocios, tiene que desaparecer con este cambio profundo que el país está enfrentando”. Refiriéndose así al gobierno de Menem, que después con sus privatizaciones a lo rusa, paso a ser considerado el gobierno más corrupto de la historia argentina hasta entonces. Bautizado ‘pizza con champagne’, por ser una mezcla entre ordinario y nuevo rico, que rechazaba la austeridad y prefería la ostentación.

Junto a empresarios como los Macri, que pese ya ser ricos, siguieron enriqueciéndose velozmente. No obstante haber arribado al país solo cuarenta años atrás de esa entrevista, como se dice vulgarmente, con una mano atrás y otra adelante. Y en ese corto lapso de tiempo, como contratistas del Estado, pasaron a ser juntos con otros de sus colegas, los nuevos dueños de Argentina.

Seguidamente, ante la pregunta de Neustad a Mauricio sobre su rol en la empresa, este contesta que se desempeñaba en el comité del holding “que se reúne semanalmente para fijar la política general del grupo”. Y seguidamente, siendo esta la parte imperdible del video, ante la pregunta de Neustad, cuando yo te digo patria contratista, te sentís bien o mal”, el actual presidente de la Nación confesó: “me siento directamente involucrado, porque soy responsable de ese sector al cual se lo llama, mal llama patria contratista”.

A continuación el actual presidente de la Nación trató de justificar su accionar diciendo: “Creo que coincido perfectamente en que nunca nadie es culpable por si solo de lo que pasa, es un poco las reglas del juego en el cual uno se tiene que desenvolver, y ha permitido que ciertas empresas, por esas reglas que siempre tiene huecos en los cuales alguien se puede filtrar, ha permitido que se desarrolle esta sociedad entre la burocracia y algunas empresas. Y al final la mejor manera que se acabe es cuando no hay más plata. Si en un momento no hay más plata, sí que se acaba”. O sea que se acaba después que “nos robamos todo”, se sinceraba el actual presidente 28 años atrás, en 1990.

A continuación la voz cantante la toma nuevamente su padre Franco, quien se despacha con una perorata diciendo que “siempre está delante la política, luego todo es simple”. Proponiendo en consecuencia licitaciones internacionales, como las que pasó a comandar Odebrecht, selección más rigurosa y concentrada de contratistas, y aumentos de garantías, con lo cual supuestamente, “la patria contratista realmente pasa a ser un mito”

Seguidamente Franco hace una ilusa sanata respecto la transformación que se estaba dando en el país, diciendo: “todo concurre a que claramente el poder político, la opinión pública, la masa obrera, los sacrificados, la clase media, los que están bien y están mal, todos estamos dispuestos a que esto cambie, pero estamos convencidos que un poquitito más allá del cambio,  vamos a tener la Argentina que todos queremos.”

Finalmente irrumpe en el dialogo nuevamente Mauricio, diciendo cortante: “concesiones”. Y ante la interrogación de Neustad diciendo “cómo”, responde: “Para terminar, licitaciones en el mayor caso posible enfocadas para la concesión, o sea que el riesgo empresarios sea total, hace la obra y a su riesgo le cobra al usuario”.

Afirmación que arranca la risa burlona de Neustad, y dice: “me hablan de riesgo empresario, pero son caraduras ¡que son! ¿el riesgo empresario en Argentina? ¡Ustedes, pedidos por ustedes! ¡doctor tomemé la fiebre¡.

El riesgo empresario y otras sutilezas       

Por un lado el riesgo empresario reclamado por los Macri, hace recordar a la concesión de los corredores viales que vinieron después, de las que se quedaron con varias. En las cuales los concesionarios, por pintar las demarcaciones viales, desmalezar las banquinas, y hacer bacheos, pretendían cobrar altísimos peajes, como si hubiesen construido las rutas. Con planes de mejoras de ellas que muchos incumplieron, y en las que por su peligrosidad al ser de doble mano, seguían muriendo a diario decenas de argentinos.     

Y ahora esas concesiones reclamadas entonces por Mauricio Macri, hacen recordar los planes viales PPP, con contratos con redacciones, fórmulas, y siglas, que parecen jeroglíficos. Donde priman las cuestiones financieras, que serán los nuevos grandes huecos por donde se filtrará en un futuro la patria contratista, en alianza con la patria financiera. A la par que las actuales devaluaciones multiplican las ganancias que los contratistas, muchos de ellos involucrados en el  Cuadernogate, habían proyectado al momento de licitar.

Con dicho escándalo, ha quedado expuesto ante los ojos de todos el obsceno trasfondo de la patria contratista. Que ha sido la base la fortuna de quienes como los Macri, Rocca, Roggio, Eurnekian, Perez Companc, Cartellone, etc, pasaron a ser los nuevos dueños de la Argentina, a la par que esta se hundía en su debacle, y explotaba en ella la pobreza.

Pero simultáneamente han sucedido otros dos hechos notables, que pueden incidir directamente en la cuestión. Uno es el reciente fallo de la Cámara de Casación Penal, que declaró imprescriptible el caso IBM DGI. Que es un ejemplo notable de la patria contratista, al contratarse un sistema de computación a IBM para atender los aportes jubilatorios a la ANSES y AFJPs  por 500 millones de dólares. Cuando el costo inicial que se había estimado era diez veces menor, de 50 millones de dólares.

Para ello dos de los tres integrantes de dicha Cámara, se basaron en el Art 36 de la Constitución nacional, que declara la imprescriptibilidad de los hechos que atenten contra con el sistema democrático, agregando: “Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos.”

Curiosamente quien voto en disidencia con ese fallo, fue el camarista Mariano Hernán Borinsky, que aceptó la prescripción de esa causa. En la que los imputados encabezados por el entonces director de la AFIP Ricardo Cossio, desplegaron mil y una chicanas a los efectos de lograrla. Siendo este integrante de la cámara el más cercano al actual Gobierno, al haberle encargado la redacción del nuevo Código Penal. Jurista que parece advertir que la jurisprudencia que se establezca en relación al pasado, como el que arrastran los Macri, puede hacer que la escopeta se dispare para cualquier lado.

Ver CUADERNOGATE: El arrepentido Goycoechea, un mega coimero con offshores, socio de Calcaterra, y lazos con Clarín

El otro asunto es el proyecto de  ley oficialista de extinción de dominio, para decomisar los bienes de los acusados por diversos delitos, entre ellos los de corrupción. El que desde la Cámara de Senadores volvió a la Cámara de Diputados con una versión lavada, que recorta notablemente sus efectos. Pero no obstante la posibilidad que Diputados pueda imponer su versión original por simple mayoría, sorpresivamente se abrió un debate en el interior del oficialismo, para convalidar la versión lavada del Senado. No sea que como sucedió con la ley de arrepentidos impulsada por el oficialismo, la escopeta también dispare hacía cualquier lado, o sea hacia cualquier fortuna mal habida. Cuya parte en negro muchos de los integrantes de la patria contratista la declararon en el blanqueo de capitales que les concedió su ex integrante, el presidente Mauricio Macri.-

Comentarios de Facebook

También se puede ver

CuadernoGate: Las reuniones en Casa Rosada de Calcaterra y Sánchez Caballero, CEOs de IECSA, con Kirchner, De Vido, Baratta y Jaime.

Durante el kirchnerismo, la empresa IECSA S.A. que