Video blooper de Mirtha Legrand: la justicia es independiente pero pone presa a los que Macri quiere y el mensaje del Papa

Video blooper de Mirtha Legrand: la justicia es independiente pero pone presa a los que Macri quiere y el mensaje del Papa

En el siguiente video se puede ver en el marco de la grieta, un tenso intercambio de Dady Brieva con Mirtha Legrand, quién sostuvo que existen tres poderes independientes, y que “la justicia depende de la justicia”. Para seguidamente incurrir en un notable lapsus linguae o “resbalón de la lengua”, al decir que Cristina no va presa “porque el Gobierno no quiere”. Dejando así la grieta expuesta en toda su magnitud, que ni un Papa argentino ni un Dios argentino pueden cerrar. Ello debe ser obra de todos los argentinos, empezando por los que mas responsabilidad tienen por su existencia, razón por la que el Papa Francisco no viene por acá.

Redacción – 17-1-2018

En el clásico programa de “Almorzando con Mirtha” en Canal 13 del grupo Clarín del domingo 7 de enero, la grieta se hizo brutalmente evidente en la mesa, con el tenso intercambio que protagonizaron el humorista Dady Brieva, y la conductora del programa Mirtha Legrand, ante la pregunta de esta, “¿Vos sós peronista o kirchnerista?”.

Seguidamente como se puede ver en el siguiente video, ante la duda planteada por Brieva respecto la independencia de la justicia, Mirtha usando pedagógicamente sus dedos manicurados, afirmó que existen tres poderes independientes, y que la justicia depende de la justicia.

Pero ante el interrogante de Brieva de porqué a Cristina no la meten presa, Mirtha sin sospechar la enorme gravedad de los que estaba diciendo, que contradecía frontalmente sus dichos anteriores respecto la separación de los poderes, incurrió en un notable lapsus linguae, “resbalón de la lengua”, o acto fallido, al decir “porque el Gobierno no quiere”.

Mostrando así sin querer la enorme degradación en que sigue cayendo Argentina. Ya que del anterior Gobierno se han dicho cosas muy muy graves, pero nunca que pusiera o sacara presos a voluntad de él.

Con motivo del viaje del Papa Francisco a Chile, con la firma de Ricardo Roa, Clarín publico una nota en la sección “Del editor al lector” con título: “¿Quién tiene la culpa de que el Papa no venga?” (16-1-18), donde decía:

Lo de la grieta es lo más extraño: se entiende o se entendía que un Papa es de lo mejor que tiene el mundo para cerrar o al menos intentar cerrar grietas… A Francisco se lo nota de un lado de la grieta: cuiden a Cristina no tiene contrapartida con Macri, al que envió ayer un mensaje protocolar y frio y a quién quienes son o se arrogan vocería papal azuzan…”.

Texto al que Roa remataba al final diciendo: “El Papa tiene una misión universal pero su país es la Argentina. Se podría pensar que por eso mismo se aparta. Pero por eso mismo nadie mejor que el para tapar la grieta”.

Roa con su última frase, igual que Mirtha, también incurrió en un lapsus linguae, “resbalón de la lengua”, o acto fallido. Al pedir que el Papa venga a tapar la grieta, no a cerrarla. La que incluso tapada con maquillaje papal, puede subsistir infectada por dentro y por mucho tiempo, incluso en forma agravada.

Antes de iniciar el viaje a Chile, voceros papales dijeron que el Papa Francisco al sobrevolar raudamente a Argentina iba a enviar un mensaje muy interesante. Y la verdad que lo fue, al enviar como dice Roa, “un mensaje protocolar y frio” al Gobierno, con el agregado de que fue en idioma inglés.

Y así lo que parece estar diciéndonos el argentino Papa Francisco, a todos los argentinos y principalmente al Gobierno es, “cocínense en su propia salsa”. Ya que si ustedes no se ayudan, ni un Papa argentino, ni un Dios argentino puede ayudarlos.

La grieta kirchnerista

Es cierto que la grieta la inició el anterior Gobierno kirchnerista, con el conflicto con el campo por la 125. Que luego profundizó con las teorías populistas de Ernesto Laclau, del amigo – enemigo. Remedando burdamente las duras ideas del jurista nazi Carl Schmitt, referidas esencialmente al enemigo externo. Que implican la negación total del otro, del enemigo, cuando en una comunidad como máximo solo deberían existir adversarios.

También es cierto, que el anterior Gobierno cooptó a la justicia como escudo defensivo, para disimular las corruptelas de la financiación clandestina de la política, y el enriquecimiento sin causa, que vienen desde siempre en nuestro país. Y en donde jueces y magistrados como es tradición, dejan de serlo para con el gobierno de turno.

Por eso en la práctica no usó a la justicia para acorralar, y menos aún encarcelar al oponente. Y solo en excepcionales casos, uso la Oficina Anticorrupción, la AFIP (Agencia Federal de Ingresos Públicos) o a la UIF (Unidad Información Financiera) con el objeto de atacar, cuestionar, o acallar algún disidente.

Y seguramente a través de la SI (Secretaría de Inteligencia) uso las escuchas telefónicas para saber ilegalmente de sus oponentes, Como se acostumbra hacer en este mundo de espiones, donde la información vale oro.

Y en cuanto a la sanción de las leyes, es cierto que abusó de su mayoría, sacando leyes a las patadas en el Congreso, sin respetar sus tiempos ni sus reglamentos, conforme el capricho de la ex presidenta. Como el engendro imprudente del Memorandum con Irán, que luego tuvo la virtud de traerle solo dolores de cabeza.

También es cierto que llevó adelante una pésima política de medios, tratando de contrabalancear el poder mediático concentrado del grupo Clarín, cuyo alcance este lo demostró cabalmente durante el conflicto con el campo. Tras la luna de miel que había tenido con el Gobierno, con la que consiguió la dote matrimonial de la colocación de las acciones de Clarín en las AFJP, la extensión de las licencias de radiocomunicación, y la fusión de Multicanal y Cablevisión. Antes de que sobrevenga el divorcio, por la cuestión de la telefónicas y el Triple Play.

La grieta macrista

El actual Gobierno, en lugar de poner paños fríos en esas heridas abiertas, y de cambiar enteramente esos procederes, mediante honrar las instituciones, parece empeñado en deshonrar aún más a estas, para echar sal en las heridas de la grieta.

La errada lógica amigo enemigo del anterior gobierno, en lugar de rebajarla a simpatizante – adversario, la ha extremado a la de la aniquilación de enemigo, siguiendo los consejos de su asesor político belicista, Jaime Durán Barba. Igual que se intento en 1995 en adelante, y trajo una trágica saga de violencia cuyas secuelas aun persisten.

Ver “El arte de engañar”: El plan de Duran Barba con el que Macri derrotó a CFK

Así los jueces y magistrados que antes incurrían en omisión de justicia, se transformaron en verdugos que dañan definitivamente la majestad de la justicia. Poniéndole a cualquier cosa por delante el sambenito de “plan criminal”, igual que se hizo con las juntas militares. Y dictando no solo prisiones preventivas sin juicio previo, a troche y moche, con argumentos armados para la ocasión. Sino transformando además el momento de la detención en un acto de escarnio público, violando la intimidad del detenido.

Y haciendo luego en cada uno de sus traslados, un acto de circo. Al disfrazarlos con chalecos antibalas, casco y máscaras, como si fueran ultraterroristas, u supernarcos como Pablo Escobar. Escrache en el que participan a tambor batiente los grandes medios de comunicación oficialistas, que la siguen luego con la cobertura de las intimidades dentro de la prisión. Como parte del castigo al delincuente que la Constitución prohíbe, y que todavía la justicia no declaró que lo es.

A su vez para golpear contundentemente al enemigo de cualquier manera, la justicia se encargó, mediante procedimientos arteros, más que dudosas pericias, y fallos en los que brilla por su ausencia la sana critica racional, de dar vuelta causas resonantes. Como la de la muerte de Nisman y el Memorandum con Irán, para cargar contra el enemigo político con los sambenitos ultra descalificantes de  asesinos y traidores.

Y como si la justicia fuera una comisión de las que solían crear los golpes militares, mediante embargos preventivos astronómicos, inhibición de bienes, y su traslado a la prestación de servicios públicos, incurre en la práctica en una confiscación de bienes sin juicio previo, prohibida por la Constitución. Llegando al extremo de pretender que quien sea visto despojado de ellos, se haga cargo no obstante de sus tributos y gastos comunes.

Y las segundas instancias para revisión de los fallos, que antes eran garantía de justicia, se han transformado ahora no solo en un mecanismo de convalidación de la injusticia, sino de su agravamiento, por lo que resulta peor el remedio que la enfermedad.

Y menos aún es garantía de justicia la instancia de casación, a cuyas cámaras con dadivas, amenazas, o nombramientos traídos de los pelos, el oficialismo se ha encargado de ponerlas bajo control. Lo mismo que ha hecho con el Consejo de la Magistratura, desde donde amenaza a los jueces con juicios políticos, para que hagan lo que no deben hacer.

Y algo parecido sucede con la Corte Suprema, donde sacó un fallo a favor del 2 x1, comprando votos a cambio de nombramientos o permanencia en el cargo. Y donde su presidente Ricardo Lorenzetti cada vez parece más dócil y funcional a las necesidades del Gobierno, como consecuencia del juicio político con el que lo amenaza la furibunda fiscal de la República Elisa Carrió.

Ver Corrupción en la Corte Suprema: cómo el Gobierno compró el voto de Highton de Nolasco para el 2×1 en lesa humanidad

Ver La ostensible ilegalidad del decretazo con el que Macri avanzó sobre la Corte Suprema

Ver Biografía no autorizada de la eterna diputada Lilita Carrió

Y como dice Mirtha, el presidente Macri echó a la Procuradora Alejandra Gils Carbó por kirchnerista, usando arteras denuncias y una guerra de desgaste efectuada por el diario Clarín. Pero al mismo tiempo declaró en forma sexista, que necesitaba allí “un hombre de su confianza”. Y lo mismo hizo con el Procurador del Tesoro Carlos Balbín, que se había expedido en forma negativa respecto el caso de Correo Argentino, con el argumento que allí necesitaba “un abogado, no un juez”.

Ver CORREO: tras descabezar al Procurador Balbín Macri va por la Procuradora Gils Carbó para cerrar el caso

Ver Correo Argentino: el nuevo Procurador designado por Macri adulteró la auditoria del cesanteado Balbín

A su vez la Oficina Anticorrupción, la AFIP, y la UIF se han convertido en “centros de reunión de datos”, para atacar con ellos al enemigo kirchnerista. O al disidente de turno, para domesticarlo y ponerlo bajo control. Ya sean jueces, sindicalistas, o medios de comunicación, como si se tratara no de un estado terrorista, sino de un estado mafioso.

Y lo más obsceno de todo es que en los medios oficialistas se comenta abiertamente, e incluso admirativamente estos métodos mafiosos. Como si se tratara de realpolitik, cuando en todo caso es mugrepolitik, que solo puede producir aún más mugre.

Además de entrada el Gobierno se encargó mediante un DNU, de poner las escuchas telefónicas en manos de magistrados de su confianza. A los que por el buen desempeño luego les renovó la confianza, con otro DNU. Y así las escuchas, hechas públicas en los grandes medios oficialistas, pasaron a ser otra manera de atacar y escrachar al enemigo.

Ante este panorama, en búsqueda de evitar su aniquilación, al enemigo kirchnerista acorralado no le queda otra salida, que hacerse socio del club del helicóptero. En vistas a su sobrevivencia, apostando e impulsando la caída del actual Gobierno. Por lo que el ensanchamiento de la grieta por parte del macrismo, por más que declare lo contrario, lo que ha hecho es traer más ingobernabilidad.

En cuanto a la sanción de las leyes a las patadas, burlando los tiempos y reglamentos del Congreso, si el anterior Gobierno las dictaba sin consenso por capricho de la presidenta, el actual presidente las logra sin consenso, y por exigencia o capricho del FMI, el Banco Mundial, la OCDE, y los banqueros.

Ver Reforma jubilatoria: las falacias de Cambiemos para que el fisco ahorre u$s 940 mil millones en 30 años

Ver Reforma previsional: en 30 años los haberes se reducirán a la mitad y en un año caerán un 10 %

En detrimento de los sectores más bajos de la población, dándoles así a estos el derecho a la sublevación. E ignorando el público pedido del Papa, que se protegiera a los jubilados y las clases humildes, como para indisponerlo cuando pase por los aires por aquí.

En cuanto a la política de medios, lo primero que hizo el actual Gobierno es rendir homenaje al grupo Clarín, derogando la ley de medios mediante un DNU. Como pago de haberse erigido en un actor fundamental en la creación de la grieta durante el kirchnerismo, contando con la ayuda de este.

Ver CLARIN, la grieta, la censura, y el botín electoral

Y ahora está por dictar otro DNU, para aprobar la “convergencia”, sinónimo de la fusión de Cablevisión   con Telecom. En premio por el ensanche de la grieta, al haber transformado el periodismo de guerra, en un escrache en persecución del enemigo.

Que se verifica con solo ver el contenido cotidiano de este medio. El que con algo más de elegancia profesional, es secundado por La Nación e Infobae. Y así los foros de noticias y las redes sociales, se han transformado en una cloaca donde los argentinos intercambiamos denuestos e insultos, y donde andan a sus anchas los provocativos troll.

La no venida del Papa

Ante este panorama, que el Papa Francisco debe conocer perfectamente como buen argentino, la razón de su no venida es clara. Nada de nada puede hacer en esta circunstancia. Porque la grieta y su apertura o cierre, no es consecuencia de un acto de magia religioso o político.

Sino consecuencia del accionar del Gobierno, los políticos, los grandes medios de comunicación, y los líderes de opinión, como Mirtha Legrand. Que tienen la capacidad de crear estados de opinión y emoción pública, en los que tratando mesuradamente y profesionalmente los puntos en discordia, se puede procurar que cunda el encuentro, la amistad, y la armonía social. O reemplazando el periodismo, por el periodismo de guerra y el escrache, se puede hacer que cunda la inamistad, la desarmonía, y el enfrentamiento cada vez más furibundo.-

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Escándalo: La fusión de Cablevisión con Telecom fue aprobada por asesores de Cablevisión y Telecom y esconde un fraude

Se trata de Esteban Greco y Marina Bidart,