Lanata, financiado en los 80 por Gorriarán Merlo-MTP, ahora califica de “terroristas” a la RAM

Lanata, financiado en los 80 por Gorriarán Merlo-MTP, ahora califica de “terroristas” a la RAM

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada

En los 80, el periodista de Clarín recibió un millón de dólares del ex guerrillero del ERP Enrique Gorriarán Merlo para lanzar el diario Página 12 que él dirigió. Desde ese medio, como lo muestran sus distintas publicaciones, Lanata, Gorriarán Merlo y otros militantes del MTP incitaron el sangriento acopamiento del cuartel de La Tablada que terminó con 43 muertos y 4 desaparecidos. Asonada que luego justificó el indulto a los principales jefes militares y funcionarios de la dictadura como José Alfredo Martínez de Hoz. Ahora en sus informes, un amnésico Lanata califica al grupo mapuche RAM como “terroristas”.

Por Lázaro Llorens-@lazarollorens-14/12/17

Desde su programa “Lanata sin Filtro” por Radio Mitre, su programa de TV Periodismo para Todos (PPT) por Canal 13, y su columna editorial de los sábados en el diario, el periodista de Clarín Jorge Lanata, luego de la muerte y desaparición de Santiago Maldonado, a lo Julio Argentino Roca, viene desplegando una continua y virulenta “campaña del Desierto” contra las comunidades mapuches.

Ver Caso Maldonado: El general Lanata en su campaña contra los “indios”, responsabilizó a Gendarmería

Mediante ella, ha instalado la idea de que la mayoría de los miembros de estas comunidades -que además de Maldonado, ya cuentan con un muerto (Rafael Nahuel, de 22 años de edad)- son de la RAM. Y que la RAM son un grupo de “terroristas” sediciosos iguales que el ISIS. Explicación que huele a años de plomo y encastra perfectamente con el discurso oficial del macrismo.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Jorge Lanata

Gobiernos progresistas como el de Michelle Bachelet, en Chile, no dudaron en calificar como terrorista a su grupo hermano (de la RAM), la CAM. Aquí esa palabra representa un problema: está mal visto llamar terroristas a quienes usan el terror para conseguir resultados políticos. La experiencia de la última dictadura militar, que asesinó por ‘terroristas’ a miles que no lo eran, solo por pensar distinto, dejó una mella aún no superada. ¿Cómo llamar a quienes incendian propiedades? ¿Cómo extorsionan en la rutas cobrando peajes?” arguyó Lanata, en su editorial de la semana pasada, contradiciendo a la propia ministra Patricia Bullrich que tuvo que reconocer que la “RAM es un nombre genérico de grupos que actúan violentamente” relativizando su alance y existencia.

Leer más: https://www.clarin.com/opinion/doble-vara-violentos-sector-mapuche_0_rJtaTIyZz.html

Ver Desaparición Maldonado: las evidencias de su muerte por hipotermia en manos de Gendarmería y como se habría fraguado su ahoga-miento

Lo curioso es que esta utra-preocupación republicana del periodista de Clarín, funcional al relato oficial, no condice en absoluto con su pasado. A fines de los 80, Lanata recibió de manos del ex guerrillero del ERP y líder del Movimiento Todos por la Patria (MTP) Enrique Gorriarán Merlo, un millón de dólares para financiar la creación de su diario Página 12. Y desde las páginas de ese periódico, Lanata apoyó implícitamente el delirante copamiento del cuartel La Tablada encabezado por su financista Gorriarán y el MTP en 1989, que arrojó un saldo de 43 muertos y 4 desaparecidos. Copamiento que luego justificó los indultos a los principales jefes militares y funcionarios de la dictadura como Jorge Videla, Emilio Massera, Roberto Viola, Guillermo Suárez Mason y José Alfredo Martínez de Hoz, representante este último del Grupo Rockefeller en Argentina.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Gorriarán Merlo cuando fue detenido por la toma de La Tablada

Dineros subversivos

Sobre el aporte de un millón de dólares de parte de Gorriarán Merlo y el MTP para financiar la creación de Pagina 12 no hay ningún tipo de dudas o discusión. Lo reconoció públicamente el ex guerrillero, señalado de ser un doble agente de la CIA, en su libro “Memorias de Enrique Gorriarán Merlo – De los Setenta a La Tablada” publicado en el 2003. “Entre esos proyectos (del MTP), el principal era el de la creación de Página/12, que, contra todas las opiniones que auguraban un fracaso tras el argumento de que no había espacio para otro diario, se había convertido en una promisoria sorpresa, también para quienes impulsamos su aparición desde el inicio” escribió Gorriarán Merlo en la página 496 de su autobiografía.

La idea de origen surgió en el trascurso de unas entrevistas sobre los años sesenta que estaba grabando Jorge Lanata con Fráncisco Pancho Provenzano y Hugo Biafra Soriani, dos militantes del ex PRT-ERP que habían estado en prisión poco antes de la democracia en 1983. En sus conversaciones comenzaron a imaginar la posibilidad sacar un periódico de contrainformación, que diera una visión alternativa de las noticias que se publicaban en los medios tradicionales e incorporara otras que estos evitaban tratar” añadió el ex líder del MTP y financista de Lanata que con el copamiento del cuartel La Tablada. procuró  “usar el terror para conseguir resultados políticos” como dice ahora el propio Lanata.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Fragmento de la página 496

Referido al rol de Lanata en Página 12, el ex guerrillero, mentor del copamiento de La Tablada, con elogios describió: “el aspecto periodístico, dirigido por Jorge Lanata –cuyos antecedentes más conocidos en la materia eran hasta entonces en la revista el El Porteño y en Radio Belgrano junto a Aliverti-, pronto se reveló como original y atractivo. Creo que su paso por Pagina/12 permitió a Jorge potenciar sus cualidades profesionales que luego se expresaron en otros medios escritos y en la televisión”.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Página 497

Por otra parte, el propio periodista de Clarín, hoy espantado por el “terrorismo” de la RAM, reconoció este vínculo con Gorriarán Merlo. Sobre el monto del dinero que el ex guerrillero aportó a Página 12 detalló que fue un millón de dólares. Aunque aclaró que ese financiamiento no implicó ningún tipo de condicionamiento editorial. “No nos condicionaron para nada. Solo nos pedían publicar alguna columna firmada por alguien del MTP. No era una cosa orgánica. Ni yo le preguntaba qué tenía que hacer ni ellos me decían cómo hacerlo” dijo Lanata.

Ver Carta pública a Jorge Lanata y los participantes de la “máquina del fango”

Claro que esto no es lo que dice Gorriarán en sus memorias, quien aseguró que el principal proyecto editorial del MTP era el diario que dirigía Lanata, y que este apoyó el copamiento de La Tablada. “De los proyectos editoriales que impulsamos, solo Entre Todos se revelaba abiertamente nuestra participación. En Página hubiese sido contraproducente. Pero hoy no hay razón para ocultarlo y es útil para mostrar que nuestros esfuerzos estaban centrados en cuestiones esencialmente políticas, y que La Tablada no fue un plan sino una circunstancia hasta poco antes inesperada” describió el ex ERP.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Página 498

El editerrorista

El inexplicable copamiento de La Tablada por parte del MTP, la “última batalla de la guerrilla Argentina”, ocurrió el 23 de enero de 1989, durante el último año del gobierno de un débil Raúl Alfonsín, en pleno verano. Su saldo sangriento: 40 muertos, 4 detenidos, y hasta desaparecidos forzados, los primeros en democracia, que hasta hoy se desconocen su destino. Entre ellos “Pancho” Provenzano, amigo de Lanata y mentor del diario Página 12 según Gorriarán.

El ideólogo y principal impulsor del copamiento de La Tablada fue “el Pelado” Gorriarían Merlo, el financista generoso de Lanata. Quien a su vez en los 70 fue el responsable de la negociación con la multinacional Esso (Grupo Rockefeller) del pago de un rescate de… ¡14 millones de dólares en billetes de a 100! por su CEO norteamericano Víctor Samuelson, a quién el ERP había secuestrado, en base a información de que se trataba de un hijo natural de los Rockefeller.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
El CEO de Esso Vçitor Samuelson

La justificación del copamiento de 1989 era que había que “cuidar la democracia”, dado que se venía una “inminente conspiración armada” por parte de un grupo de militares carapintadas encabezados por Mohamed Alí Seineldín, Lorenzo Miguel, y Carlos Menem. Quién por ese entonces encabezaba las encuestas electorales, y poco podía impórtale una aventura de ese tipo, en contra del gobierno de Alfonsín. Y que no obstante luego legitimó la amnistía e indultos dictados por Menem, a favor de los jefes militares y Martínez de Hoz.

La decisión definitiva de actuar fue tomada (…) luego que los informes evidenciaran la inminente conspiración armada, y presagiaran un futuro institucional inquietante. Y la evaluación fue netamente política” se justificó Gorriarán Merlo, cuya carrera militar se caracterizó siempre por cranear “brillantes” y sangrientas operaciones militares. Donde sus seguidores y amigos caían abatidos, él pasaba a ser prófugo, y los resultados políticos resultaban ser favorables al enemigo.

“Desde Semana Santa hasta Villa Martelli se fueron perfilando dos actitudes inequívocas ante la acción carapintada. Una fue la del gobierno, que consistía en responder con concesiones a la coacción de los golpistas, seguramente pensando que ello iría desalentando sus pretensiones… Otra fue la conjura militar-menemista. Lo que verdaderamente nos preocupó y se convirtió en la causa de fondo para que actuáramos como lo hicimos fue el acuerdo Menem – Seineldín, que cada día ganaba más adeptos agregó Gorriarán en su libro.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Página 498 y 499 del libro.

Crónicas de un copamiento sangriento

Si uno lee las publicaciones del Pagina 12 y Lanata de ese entonces, comprobará que coincidentemente, el dudoso relato que dio hasta el día de su muerte el ex-líder del MTP Gorriarán Merlo, financista de Página 12, fue exactamente el mismo que usó Lanata y  el diario Página 12 que él dirigía, en los días previos a la demencial toma del cuartel planeada por Gorriarán. Veamos…

El 7 de diciembre de 1988, Pagina 12 publicó una solicitada del MTP, firmada por Gorriarán, que tenía pedido de captura, Antonio Puigjané, Provenzano, Carlos Burgos, Jorge Baños, entre otros, titulada “Resistamos a la amnistía y el golpe”. En ella, con un discurso extemporáneo, los líderes del MTP alertaban que tanto el gobierno de Alfonsín, como de los candidatos Menem y Eduardo Angelóz buscaban una “amnistía”  e “indultos” para todos los altos mandos militares procesados por delitos de lesa humanidad. Y advertían que “como todo esto no terminó, el pueblo sabe que tiene que confiar en sus fuerzas, y estar alerta para aislar a los insurrectos. Para impedirles, mediante la Resistencia Civil, que atenten contra la democracia”.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada

Solicitada del 7 de diciembre de 1998

¿Se acordará el perspicaz Lanata de esta solicitada?

Pero hay más. Ese mismo día, el influyente periodista Horacio Verbitsky, sindicado también de jugar para el otro bando, acompañando al pie de la letra la tesis de Gorriarán Merlo y el MTP, publicó una nota donde vaticinaba que “los sediciosos estarían en condiciones de controlar el Ejército en 1989 y entonces imponer sus condiciones o destituir a las autoridades legales (…). La sociedad parece cada día más dispuesta a tomar su destino en sus manos y ejercer la democracia sin aceptar más tutelas, ni de los carapintadas ni del gobierno”.

Tras cartón, el 29 de diciembre, durante las fiestas, el Página 12 de Lanata volvió a la carga con la tesis del inminente golpe militar-menemista, y publicó una entrevista a Jorge Baños, dirigente del MTP y abogado del CELS, que poco antes había firmado la solicitada con Gorriarán, titulada “Los militares se preparan para salir de nuevo“. En ella, Baños, que pocos días antes había presentado una denuncia por un supuesto intento de golpe por parte de los carapintadas, advertía una vez más que las Fuerzas Armadas se estaban por levantar en armas contra el débil gobierno de Alfonsín, y que había que tomar cartas en el asunto.

Baños (izquierda), Provenzano (medio) y Puigjané (derecha)

El 4 de enero, pleno verano, Lanata continuó con su prédica supuestamente anti golpista, con la publicación de una columna de Pablo Bergel donde arengaba: “La democracia no es indefensa: la vuelven indefensa quienes vacilan y renuncian a la iniciativa y movilización. Lo más impactante de la última sublevación militar no fue su poder y despliegue propio sino la declaración de impotencia reiterada de los supuestos jefes leales y la parálisis de la clase dirigente ante la emergencia….Para ello podría convocarse a una jornada de resistencia civil, con la participación de los partidos democráticos, CGT, organismos de derechos humanos, movimientos barriales, sociales, culturales, cooperativas, etc. (…). Cada grupo de resistencia tratará de establecer en su área de influencia una hipótesis de amenaza a la democracia, y referenciar sus acciones, grandes o mínimas, en relación con dichas hipótesis elaborando diagramas de contingencias factibles”.

El 17 de enero, cinco días antes del copamiento el cuartel, ya como un órgano de propaganda política del MTP, Carlos Alberto “Quito” Burgos, otro reconocido dirigente del MTP que participó del ataque, responsable de la revista Entre Todos, publicó el artículo tituladoUn secreto a voces”, donde el dirigente del MTP le pone fecha al golpe de Seineldín y Menem: el 24 de enero. Que rememoraba a 24 de marzo.

El Movimiento Todos por la Patria anunció un nuevo intento golpista encabezado por el coronel Mohamed Alí Seineldín con el apoyo del candidato justicialista Carlos Saúl Menem y Lorenzo Mariano Miguel, secretario de las 62 Organizaciones. Como publicó Página/12, voceros de ambos dirigentes rechazaron las acusaciones. Estas mismas versiones o similares son analizadas por el oficialismo, la oposición, los organismos de Derechos Humanos y medios sociales. En muchos de esos lugares se habla nuevamente de una fecha: la del 24 de enero” vaticinaba Burgos poniendo a muchos en estado de pánico.

Luego de publicado hasta la fecha en que ocurriría el golpe, esta saga de notas en línea con el relato del MTP, alcanzó su cúspide el domingo 22 de enero, 24 horas antes del copamiento del cuartel. Ese domingo, dos días antes del supuesto golpe menemista-carapintada anticipado por Burgos, cuando más se lee el diario, en su tapa, cuyo diseño era exclusividad única de Lanata, Pagina 12 publicó una nota titulada “Más Vale Prevenir que Curar”. Sobre él, una volanta que decía “Reunida en Mar del Plata para dar los últimos toques a su campaña, la conducción peronista tampoco descarta una remezón militar”. O sea, además de apoyar explícitamente el inminente arribo de un golpe, el ahora periodista republicano de Clarín, le estaba diciendo a los militantes del MTP, lectores número uno de su diario, “vamos a tomar el cuartel muchachos porque se puede venir algo peor”

Tapa Página 12 del 22/01/89 diseñada por Lanata

En su interior, además, el diario tenía otra nota sobre el posible levantamiento de las fuerzas armadas, sin firma. Se titulaba provocativamente “Con uno Ojo en los cuarteles”. En ellas se informaba que “el peronismo reunido en Mar del Plata intercambiaron información sobre posibles rebrotes de descontento militar”. Y más abajo otra nota con título imperativo “Estemos prevenidos y unidos”. Todo invitaba a una delirante aventura fomentada por un creativo Jorge Lanata. Cualidad destacada por Gorriarán Merlo.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Nota, Pagina 12, del 22 de enero de 1989

Tiro por la culata

¿Y qué pasó finalmente? Al otro día de estas publicaciones del Pagina 12 de Lanata respaldando la tesis de Gorriarán y el MTP, el lunes 23 de enero, a las 5.30 de la madrugada, un grupo de 70 militantes del MTP, de las cuales la mitad venían de las villas, encabezados por Gorriarán Merlo, comunicados por walkie-talkie, se dirigió a La Matanza, provincia de Buenos Aires, e ingresó en el cuartel de La Tablada.

A pesar que la operación era absolutamente arriesgada, su cerebro, Gorriarán Merlo, financista de Lanata, no ingresó. Se quedó afuera del cuartel para supuestamente ejercer la conducción estratégica. Su trasnochado plan era, dar un golpe de mano, capturando a la camarilla golpista menemista-carapintada, que según había informado Pagina 12 iba acontecer el día 24 y frenar las leyes de impunidad.

Pero tras la represión apareció una proclama de Gorriarán, en la que decía que con la toma del cuartel, lo que se pretendía era llamar la atención de los medios de comunicación, y desencadenar una “insurrección popular”, para marchar con los tanques que tenía ese regimiento hacia la Casa de Gobierno (Plaza de Mayo) para “exigir cambios de fondo” y “hacer la revolución”.

Nada de eso ocurrió. Como fueron las mayorías de las operaciones militares en las que intervino Gorriarán Merlo, el copamiento del MTP fue un rotundo fracaso político y militar, donde nuevamente reinó la impunidad militar. Y en base a esa proclama los seguidores de Gorriarán recibieron durísimas penas por paradojalmente haber intentado un golpe de estado, y atentado contra el orden democrático.

En lo militar, el primer día, el poder ejecutivo a cargo de Alfonsín no intervino. Y como en los tiempos de la dictadura, las fuerzas de seguridad, violando derechos humanos básicos, actuaron sin control descargando todo su poder de fuego con contra los 46 militantes del MTP, de los cuales la mayoría eran muchachos humildes habitantes de villas miserias, llevados por el cura Fray Antonio Puigjané, que habían ido de bermudas y con el termo y mate en la mano, a perpetrar el osado copamiento del MTP.

Alfonsín visitando la Tablada luego de repelido el ataque del MTP

Sobre ellos, el ejército, sin abrir ninguna instancia de negociación como las que hubo en los alzamientos carapintadas de 1987 y 1988, descargó una artillería de armas largas, cañones, tanques y hasta proyectiles de fósforo blanco, de uso prohibido. Usando toda la parafernalia militar de tiempos de la última dictadura militar, como una mini muestra de “guerra sucia”.

El saldo: 32 militantes del MTP, 9 militares y 2 policías muertos. Entre estos Baños y Burgos, los dos dirigentes del MTP que día antes habían denunciado en Página 12, dirigido por Lanata, que se venía un golpe militar carapintada el 24 de enero, por lo que había que hacer algo para impedirlo. Pero que tras el copamiento, paradójicamente ahora quedaban ellos como los golpistas.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
El cadáver del abogado Jorge Baños

Además, en cuanto a víctimas, la operación militar de Gorriarán Merlo, igual que en los tiempos de la dictadura, arrojó cuatro militantes del MTP secuestrados y desaparecidos. Sus nombres, Carlos Samojedny, Iván Ruiz, José Díaz, y Pancho Provenzano, mentor este último de Pagina 12 junto con Lanata.

Son los primeros desaparecidos de la democracia, acontecido bajo el gobierno de Alfonsín, “el padre de la democracia”, que motivaron causas que llegaron hasta la CIDH (Comisión Intereamericana de Derechos Humanos) y por eso hasta el día de hoy están activas en la justicia, dado que sus cuerpos nunca aparecieron.

Sobre dos de ellos, Ruiz, y Díaz, hay registros fotográficos donde se los ve cuando son detenidos con vida, pero luego, como en la dictadura, desaparecieron de la faz de la tierra hasta el día de hoy.

Hay un registro fílmico del momento de la rendición en donde puede visualizarse quiénes son los que se rinden, además están los compañeros que atestiguan quiénes son los que quedaban con vida al momento de rendirse. Y del grupo que es llevado a una de las oficinas del cuartel, donde son torturados y muchos de ellos luego van presos, está claro que llaman puntualmente con nombre y apellido a Samojedny y Provenzano y se los llevan y los matan. O sea que hubo una búsqueda de fusilar y de hacer desaparecer a esos otros dos cuerpos” explicó Irene Provenzano, hija del ex guerrillero del ERP y MTP Francisco Provenzano.

Sobre su destino, el portal Seprin, en base a un testimonio de un militar anónimo, reveló que al dirigente del MTP “lo tuvieron en un tambor varios días para sacarle información, al punto lo torturaron no sólo con golpes, sino que le tiraron dicen acido, para lentamente le quemara su cuerpo, en particular sus piernas y genitales. Además de picanearlo. Pasados ya varios días varios subtenientes del Ejército, no podían entrar al lugar donde lo tenía, entre orina, materia fecal, sangre, y acido el olor era insoportable. Ya casi agonizante, el militar, le aplicó una inyección de Pentotal en forma directa sobre el corazón y murió. Otro testimonio habla de un tiro en la nuca. Después le pusieron kerosene, nafta y aceite y lo quemaron y los hicieron desaparecer”.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
El desaparecido Pancho Provenzano

Quien sí se salvó una vez más de esta estrepitosa operación militar, fue su cerebro y cabecilla Gorriarán Merlo, financista de Lanata y su esposa Ana María Sivori. El líder del MTP que había quedado afuera del cuartel hasta que sus su tropa tomara el cuartel, mientras sus compañeros eran acribillados y secuestrados, logró huir al exterior, donde estuvo prófugo hasta el año 1996 en México, cuando fue capturado luego de una denuncia de su propia esposa, que había sido abandonada por Gorriarán en Cuba, acusándola de insana mental.

Carlos Reyes, camarógrafo de Canal 13, que cubrió el ataque, dijo haber visto a Gorriarán a cuatro cuadras del cuartel, en un jeep, con ropa de militar junto a otros militares. “Al mediodía, cuando todo estaba más apaciguado, ya no escuchabas tanto tiro, me quedó algo que hasta hoy lo llevo en mi retina. Empezamos a caminar y preguntarle a la gente que pensaba de lo sucedido, etc. A 400 metros, pegado a una estación de servicio había un Jeep del Ejército con cuatro oficiales. Quisimos hablarles y no nos dieron bola. Y nos quedó la duda de ¿qué hacían ahí mirando si eran oficiales? (…) Luego, con la imagen de Gorriarán Merlo en todos los medios noté que era uno de los que estaban en el Jeep. Me quería morir. Me sentí un re contra pelotudo. Los tuve a los tipos a un metro. Estaban sentados ahí. Hasta el día de hoy tengo esa imagen rememoró Reyes.

La amnesia cínica de Lanata y Verbitsky

Pero luego de este total fracaso militar ¿qué hizo Lanata al enterarse que no solo la tesis del golpe carapintada no se había cumplido, sino que su financista y algunas plumas de su diario ahora eran los acusados de terroristas? ¿Pidió perdón a sus lectores? ¿Explicó cómo era su relación con Gorriarán Merlo y el MTP? ¿Explicó de donde había sacado su publicada hipótesis, de que se venía un golpe militar carapintada el 24 de marzo? ¿Explicó cuál era su relación con Baños, Burgos, Provenzano?

No. El ahora periodista de Clarín, que se raja las vestiduras acusando a los mapuches de “usar el terror para conseguir fines políticos”, no hizo absolutamente nada de eso. Todo lo contrario. Olvidándose totalmente de lo que el mismo había publicado y permitido publicar en Página 12 horas antes del copamiento, tanto él como su editorialista Verbitsky sufrieron un patético ataque de amnesia. Y, sin ningún tipo de aclaración, como si el pasado mediato no existiese, salieron a repudiar, con su dedo inquisidor al MTP, su financista Gorriarán Merlo y su descabellado y sangriento plan militar que pocas horas antes habían alentado.

El martes 24 de enero, un día después del golpe, Lanata publicó una gran tapa, sobre el tema, que puede verse abajo, con un título casi para los anales del anti-periodismo al no decír absolutamente nada: “Lugar común, la muerte”. Por encima, una volanta por demás equilibrada tipo La Nación que decía: “Un grupo comando asaltó el Regimiento 3 de La Tablada. Decenas de muertos y heridos. Condena unánime de todo el espectro político”. Es decir, para el periodista, de golpe el MTP cuyos dirigentes y su financista Gorriarán Merlo publicaban en Pagina 12, eran “un grupo comando”. Por encima otra nota que hablaba de “La batalla de La Tablada”.

Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
Tapa Pagina-12 del 24 de enero de 1989

En esa edición, Lanata también publicó una editorial, casi de estudiante de tecnicatura de periodismo, que arrancaba en la tapa, titulada “Preguntas”. En ella, con supina inocencia, el ahora editorialista de Clarín, despegándose de todo decía: “¿Quién? ¿Quiénes? Fue la pregunta dividida en mil respuestas que ayer cruzaron por la mente de los argentinos. 1) un grupo guerrillero de izquierda. 2) una provocación de algún aparato de inteligencia que utilizó a sectores lúmpenes de la violencia política. Sea cual fuere la respuesta, desde ayer el Ejército consiguió algo que ni los fanáticos fundamentalistas habían podido darle: la cohesión interna para destruir un enemigo común. Desde la estúpida aventura de La Matanza (nunca un nombre de ciudad estuvo tan cerca de la definición de un hecho) el reclamo por la amnistía, la suspensión de los juicios, queda más lejos (…) Ninguna sociedad más justa puede fundarse sobre cadáveres de chicos de dieciocho años

Sobre el estado de la redacción de Pagina 12 luego del ataque del MTP a La Tablada, quien si contó lo que pasaba paredes adentro fue el actual periodista de ese diario Eduardo Blaustein. “Aquel primer titular posterior al asalto, “Lugar común la muerte”, no alcanza a reflejar la conmoción, el desconcierto, el dolor, los temores que se vivieron en el diario. Pesadumbre por las muertes, la inconcebible irracionalidad del asalto. En ese clima, el diario debió ingeniárselas para salir superando las zozobras internas y el desafío mismo de informar e interpretar un asunto trágico que inicialmente era, además, absolutamente confuso” describió Blaustein.

Al otro día, el 25 de enero, Verbitsky escribió una nota titulada “Por la espalda” donde sostenía: “la puñalada del lunes penetró en la espalda de toda la convivencia democrática brutalmente trastornada, de los organismos de Derechos Humanos que reclaman justicia y verdad y no aceptan la ley de la selva, de los 10.000 desaparecidos que lucharon por una sociedad justa, de la incipiente Resistencia Civil que comenzó a organizarse para que nadie nos robara la libertad, del pueblo que está harto de médiums que se arrogan una representación que no han ganado para malversarla en aventuras que le repugnan (…) La patraña de que pretendían impedir un golpe es un insulto al discernimiento de la gente que suponen que podía creerla (…)”.

Leer más: https://stripteasedelpoder.com/2015/03/carta-abierta-a-horacio-verbitsky-2/

Fracaso político

Además de ser un rotundo fracaso militar, el copamiento de La Tablada alentado editorialmente por Página 12 y Lanata, fue un rotundo fracaso político. Toda la sociedad civil en su conjunto, en vez de plegarse al MTP para salir a defender la democracia a Plaza de Mayo de un golpe militar menemista carapintada que finalmente nunca ocurrió, rechazó el operativo. Y vio al MTP como un grupo terrorista de izquierda extrema que quisieron perpetrar un golpe de Estado en plena democracia. Tal cual pasaba en los años de plomo.

Asimismo, el copamiento, lejos de consolidar la novata democracia argentina la debilitó. Luego de su consumación, una tormenta perfecta -hiperinflación, saqueos, deuda externa, crisis energética- que algunos definieron como “golpe de mercado”, en un par de meses arrasó con el gobierno de Alfonsín. Quién debió abandonar el poder cinco meses antes de lo estipulado en manos de Menem. El supuesto golpista según Lanata y Página 12. Quien impuso un modelo económico neoliberal basado en el “consenso de Washington” abandonado la socialdemocracia alfonsinista. Es decir, por aquello de que el miedo nos hace conservadores, La Tablada, derechizó el voto.

Por último, el indulto a los jefes militares y a su ex ministro Alfredo Martínez de Hoz, lejos de frenarse con esta demencial operación militar, el presidente Menen, reviviendo la teoría de “los dos demonios”, al poco tiempo de asumir, los firmó usando como principal argumento la toma del cuartel de La Tablada diseñado por Gorriarán.

Fue el 29 de diciembre de 1990. Sobre las fiestas. Previo a ello, sabiendo el costo político que tendría que pagar, Menem había intentado hacérselos firmar al presidente Alfonsín, cuando negoció la entrega del poder anticipado. Pero el caudillo radical se negó rotunda y reiteradas veces hacerlo. Y por eso tuvo que hacerlo Menem.

Fueron seis decretos:

  1. Decreto 2741/90: indulta a los ex miembros de las juntas de comandantes Jorge Rafael Videla, Emilio Massera, Orlando Ramón Agosti, Roberto Viola, y Armando Lambruschini que estaban condenados por el famoso juicio a las Juntas Militares. También a Ramón Camps y Ovidio Riccheri, militares condenados por crímenes de lesa humanidad.
  2. Decreto 2742/90: indulta a Mario Firmenich, líder de la organización guerrillera Montoneros.
  3. Decreto 2743/90: indulta a Norma Kennedy, ex funcionaria de Lopez Rega, procesada por malversación de fondos públicos.
  4. Decreto 2744/90: indulta a Duilio Brunello, ex interventor federal de la Provincia de Córdoba, condenado a inhabilitación absoluta y perpetua por el delito de malversación de fondos públicos.
  5. Decreto 2745/90: Indulta al ex-ministro de economía Martínez de Hoz, representante en Argentina del Grupo Rockefeller, procesado por su participación en el secuestro y tortura de Federico y Miguel Ernesto Guthein.
  6. Decreto 2746/90: Indulta al ex militar Guillermo Suárez Mason, otro representante de los intereses de Rockefeller en Argentina, vinculado al caso de las naftas adulteradas de YPF durante la dictadura, procesado por delitos de lesa humanidad.
Lanata, Gorriarán Merlo, MTP, Página 12, José Alfredo Martínez de Hoz, ERP, Clarin, acopamiento del cuartel de La Tablada
David Rockefeller junto al ex ministro de Economía José Martínez de Hoz indultado

Visto las medidas dispuestas por el gobierno nacional para crear las condiciones que posibiliten la reconciliación definitiva entre los argentinos, y considerando: que una profunda reflexión sobre la situación imperante en la República lleva a concluir en la necesidad de que el poder Ejecutivo Nacional realice, respecto de los actos de violencia y de los desencuentros habidos en el pasado inmediato, una última contribución para afianzar el proceso de pacificación en que están empeñados los sectores verdaderamente representativos de la Nación” decía en sus considerandos el primer decreto (2741/90) rubricado por Menem que dejó libre de culpa y cargo a Videla, Massera, Agosti y Viola.

Dos años después, en 1993, con su financista Gorriarán Merlo prófugo en el exterior, Lanata decidió vender Página 12 al Grupo Clarín. Venta que nunca blanqueó a sus lectores. La semana de la venta o a la siguiente, llamé a Magnetto, hice una cita y lo fui a ver a Clarín. Le dije que no era nada personal, pero que si yo quería trabajar en Clarín, entraba a Clarín. Pero yo me iba de Páginadijo al respecto el actual periodista de Clarín.A partir de eso, y durante casi un año, todos los jueves me reuní con Magnetto para hablar del diario. Es algo que nadie puede desmentir, porque yo estaba ahí. Nos reuníamos en una oficina en la calle Alem, en un piso 12 o 14, en una especie de fundación. No había nadie, me habría un tipo, adentro estaba Magnetto, tomaba un café con él, hablábamos de boludeces, del diario, de política, del país” añadió un hipócrita Lanata, que ahora desde el multimedios Clarín, señala a los mapuches de diabólicos terroristas.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Escándalo: La fusión de Cablevisión con Telecom fue aprobada por asesores de Cablevisión y Telecom y esconde un fraude

Se trata de Esteban Greco y Marina Bidart,