Con el ex árbitro Baldassi, Macri le sacó la roja a los Mestre en Córdoba

Con el ex árbitro Baldassi, Macri le sacó la roja a los Mestre en Córdoba

El PRO, con el ex árbitro Héctor “la Coneja” Baldassi como cabeza de lista, le impuso los nombres y el orden de los candidatos a la UCR cordobesa. Además dejó afuera de los lugares expectables al actual diputado nacional Diego Mestre, hermano del intendente capitalino. Con esta lista cerrada en Córdoba, el presidente Macri disciplinó al centenario Partido Radical fundado por Hipólito Irigoyen, que desde Córdoba dio al país presidentes como Arturo Illía y Fernando De la Rúa, vicepresidentes como Víctor Martínez, y candidatos presidenciales como Eduardo Angeloz. Donde incluso logró un armado político más favorable que en Santa Fe, provincia en la que solo parte del radicalismo se alineó con Cambiemos, y mucho mejor que en la Ciudad de Buenos Aires, donde la UCR hizo rancho aparte con Martín Lousteau.

Por Adolfo Struck – @AdolfoStruck

El intendente cordobés, Ramón Mestre, no pudo contra los designios de Mauricio Macri. Todo el armado de las listas estuvo dirigido por el primer mandatario nacional que quiere mayoría automática, lo más propia posible, en el Congreso después de octubre.

El ex árbitro de fútbol Héctor “la Coneja” Baldassi, ocupa el primer lugar de la lista de Cambiemos con más chances en Córdoba.  Lo acompañan Gabriel Frizza, intendente Jesús María, también del PRO, en el tercer lugar de la lista; mientras que Soledad Carrizo y Brenda Austin, actuales diputadas nacionales de la UCR tendrán el segundo y cuarto lugar de la boleta. De las nueve bancas en juego de esta provincia mediterránea, Cambiemos aspira lógicamente acceder a cuatro y Diego Mestre, en quinto lugar, pasó simplemente a completar la nómina.

El ex árbitro “la Coneja” Baldassi

“Yo no soy un gran político” confesó Baldassi en una entrevista a un periódico barrial de Córdoba.  Esta declaración muestra a las claras que Macri no quería un candidato de peso, sino alguien que se sume a la ansiada mayoría del PRO – Cambiemos en el congreso nacional.

También declaro en una conferencia en Mendoza: “Nunca sentí la vocación de ser árbitro de fútbol. Viajé a Buenos Aires desde Río Ceballos a hacer no sabía qué. El único conocido que tenía allá era árbitro de handball y hacía el curso de árbitro de fútbol. El insistió y me anotó y acá estoy”.

Y algo parecido hizo ahora con Macri y el PRO. La fundamentación oficial a los medios provinciales del porqué el ex árbitro esté en el principal puesto de la boleta, se basó en las encuestas que el mismo PRO cordobés encargó a consultoras privadas y según ellas, era el candidato que mejor medía. Así la política antipolítica pasó de cantantes como Palito Ortega, a soplapitos en una cancha de futbol. Que como único mérito tienen el ser conocidos por todos.

Aunque no obstante a Baldassi se le reconoce haber desplegado una razonable labor en el Congreso, con la presentación de distintos proyectos, pero nunca por fuera del canon color amarillo. Habiendo por contrario votado obedientemente y sin chistar, todos los proyectos promovidos por el Poder Ejecutivo. Siendo este el otro gran mérito que parece buscarse en la política actual, que es la absoluta obediencia al líder que confecciona la lista de candidatos, y no es solo una cualidad buscada por Cambiemos o el PRO. Por lo que se puede decir que en la práctica los diputados y senadores han dejado de representar al pueblo, para representar a su líder del momento.

Diego Mestre, por su parte señaló a Cadena 3, que el presidente Mauricio Macri le “pidió” que ocupara el quinto lugar en la lista de candidatos a Diputados Nacionales por Cambiemos para las próximas elecciones. “Llegamos a un acuerdo, una lista de unidad. En mi caso tengo orgullo muy importante ya que el congreso de la Unión Cívica Radical me había propuesto para encabezar esa lista, pero en pos de la unidad, de lo que Argentina necesita, de la consolidación del cambio, es que hemos aceptado integrar esta lista, es un gesto de humildad”, expresó. Solo faltaba que dijera que es un soldado  de Macri.

El disciplinamiento de los radicales cordobeses para la aceptación de la lista con preminencia macrista se dio en dos pasos. Primero cuando Ramón Mestre se preparaba para dar la pelea por los mejores lugares en la lista única que había ordenado Macri. En esa oportunidad, el Presidente de la Nación le gano de mano e informó que Baldassi debía encabezar la lista y el intendente de Jesús María, Gabriel Frizza tenía que ocupar el tercer lugar de la misma. Ante esta directiva presidencial y teniendo en cuenta que la ley electoral establece un cupo femenino del 33 por ciento de las bancas; al mestrismo, corriente predominante del radicalismo en la provincia, le quedaban el segundo y cuarto puesto que deben ser ocupados por mujeres.

El presidente Macri y el intendente Ramón Mestre

El segundo paso fue el día de la presentación de alianzas, cuando el primer mandatario les impuso un reglamento para las primarias, en el cual estableció un sistema de reparto por mayoría y no proporcional, con listas mixtas, y un piso de acceso al reparto de lugares de la nómina del 30 por ciento de los votos. Así las cosas, el sistema de mayorías otorga tres lugares para el ganador y uno para el segundo. Y si hay más opciones, quedan fuera de la boleta. Encerrado por esta artimaña electoral, Ramón Mestre aceptó la decisión de dejar sin chances a su hermano.

Desde la casa radical provincial antes del reglamento hablaban de enfrentar al PRO en las PASO, porque entendían que ceder ante Macri en esta disputa, de aquí a 2019 los iba a relegar al papel de espectadores en los armados electorales; pero la idea de internas sucumbió.

La imposición del reglamento y el orden de la lista vinieron después de las semanas más difíciles en la gestión municipal de Ramón Mestre. Los choferes de colectivos urbanos de Córdoba, en disidencia con la conducción nacional del gremio de la UTA, pararon durante 9 días el servicio y dejaron a la segunda ciudad de la Argentina a pie.

Ver Rebelión en “La Docta”, el bondicordobazo en desarrollo

Casualmente los medios nacionales ignoraron periodísticamente el conflicto hasta los últimos días del mismo. A Ramón Mestre no le alcanzó el capital político obtenido después de vencer a los choferes en la huelga, y a su hermano Diego lo dejaron casi solo en el intento por declarar el transporte como servicio público esencial en el Congreso. En ese momento, Mestre comenzó a dar por hecho la derrota en la pulseada por la inclusión de su hermano Diego en el tercer lugar de la boleta.

Dante Rossi, radical alfonsinista

De nada sirvió el congreso provincial radical de fines de mayo, en el cual Ramón Mestre impuso la lista de precandidatos a diputados nacionales a las demás corrientes de su partido. Después de ese conclave partidario, surgió la lista por fuera del consenso que irá a las PASO. La corriente Identidad Radical, conducida por Carlos Becerra, ex jefe de SIDE en la presidencia de Fernando De la Rúa, que rechazó el “consenso” mestrista y armó una lista para competir en las primarias.

En los últimos días presentaron una impugnación al reglamento macrista para la contienda del 13 de agosto en el juzgado federal de Ricardo Bustos Fierro; e inscribieron su lista para las PASO liderada por el ex legislador provincial, Dante Rossi; la ex concejal de Río Cuarto, María del Carmen Cabral, y uno de los directores del Ente Municipal del Gas de San Francisco, Cristian Canalis. Partiendo del piso de votos del 30 por ciento para incluir un candidato difícilmente esta lista logre un resultado a su favor en agosto.

Luis Juez, ex intendente de Córdoba

La tercer pata de Cambiemos en Córdoba es el Frente Cívico que lidera el embajador argentino en Ecuador, Luis Juez. Quien asumió que su apuesta política es la elección de gobernador del 2019, y en esta compulsa aceptó que su fuerza política, complete lista con el actual parlamentario del Mercosur, Walter Nostrala en el sexto escalón de la nómina de precandidatos de Cambiemos. Juez acordó completar lista en un lugar no expectable, a cambio de que Macri lo traiga de vuelta del exilio ecuatoriano y le dé un cargo en el gabinete nacional. Promesa que también habría hecho a Diego Mestre.

De los tres últimos lugares de la lista, los puestos siete y nueve quedaron para el PRO, y el lugar número ocho fue para los seguidores de Elisa Carrió de la Coalición Cívica.

Así las cosas, el partido del presidente igualó la cantidad de referentes propios en la principal lista de precandidatos de Cambiemos cordobesa, ocupa dos de los cuatro lugares de preferencia, y relegó al hermano del intendente cordobés a una ubicación testimonial en la boleta.

El futuro político de Diego Mestre ahora depende más de las negociaciones postelectorales de su hermano Ramón, que de sus chances en las legislativas de este año. De hecho hay dos teorías sobre su futuro. Una es que su hermano, el intendente, aceptó relegarlo al quinto lugar de la lista a cambio de un futuro cargo en el gobierno nacional. Y la otra es que, tras la asunción de los nuevos diputados a fin de año, y dando por sentado que Brenda Austin renueve contrato electoral, harían renunciar a esta legisladora nacional para ser reemplazada por él.

Las listas están presentadas, Macri le sacó la roja de los lugares expectables a Diego Mestre, invisibilizándolo lo más posible el apellido Mestre en la lista, por la mala imagen que tras seis años en la intendencia, tiene su hermano Ramón Javier Mestre en Córdoba. Que ahora pretende atribuirla al belicoso gremio de los empleados municipales, igual que en su momento hizo el “soldado” de CFK y ex intendente que ahora pasó al olvido, Daniel Giacomino.

Ver EXCLUSIVO: Los Mestre y el negocio “mafioso” de los bondis en Córdoba

A quienes  tardíamente Mestre enfrentó recientemente, con la publicación en detalle de los muy elevados sueldos que perciben en Córdoba, en relación con la media del país, y succionan el 70 % de los ingresos municipales. Y ahora, sin que brille el apellido Mestre en la boleta electoral, pretende disciplinarlos con una consulta popular realizada junto con las PASO, preguntando a los habitantes de la Docta:

  • Si las asambleas de los empleados municipales deben realizarse fuera del horario de trabajo y los edificios municipales, como lo hacen habitualmente para disimular que están de paro.
  • Si está bien que se dé publicidad a sus sueldos, aunque la transparencia del Municipio en otros órdenes como licitaciones públicas y fijación del precio del boleto, brillan por su ausencia.
  • Si está bien que el servicio del transporte urbano sea considerado “esencial”, aunque la OIT (Organización Internacional del Trabajo) diga que no lo es, al no estar en riesgo ni la vida ni la salud de la población. Y en todo caso solo podría ser considerado “trascendental”.
  • Y si está bien que se descentralice la gestión del municipio a través de sus CPC (Centro de Participación Comunitaria) construidos hace veinte años a esos efectos.

Ante la inacción e inopia de la vieja política, Baldassi, un dirigente de una tropa chica y con solo cuatro años de trayectoria política, fue ungido en el primer lugar de la lista oficialista nacional en Córdoba. Y así  la boleta de Cambiemos en esta provincia mediterránea, que en un tiempo fue la más potente del radicalismo en el país, se escribió en los despachos del PRO en la Casa Rosada.-

Ver también Paro de los chóferes: del Cordobazo al Cordobesismo

 

Comentarios de Facebook

También se puede ver

EXCLUSIVO: denuncian sistema de coimas 20% e impunidad en gobierno de Cambiemos en Córdoba

En cordobés a las grandes coimas a funcionarios