BONDICORDOBAZO: “mano dura” Mestre, con respaldo de Nación, Provincia, y UTA Nacional, encabeza la reacción

BONDICORDOBAZO: “mano dura” Mestre, con respaldo de Nación, Provincia, y UTA Nacional, encabeza la reacción

La familia Mestre carga con una tradición de “mano dura”, y acorde con ella frente al Bondicordobazo, el intendente cordobés de Cambiemos ratificó el despido de 85 choferes y delegados de la UTA Córdoba, que hace 9 días están de paro en rechazo de la paritaria alcanzada por  UTA Nacional afín al macrismo.  A su vez dispuso un plan de emergencia con 120 colectivos concentrados en la base de la Fuerza Aérea Argentina, que salen de allí custodiados por la Gendarmería, Policía Federal y Policía de la provincia de Córdoba. Cuenta para  ello con el apoyo del Gobierno nacional, el gobernador Schiaretti, e incluso de UTA Nacional. Esta inusitada escalada en el conflicto por parte de Mestre hijo, hace recordar el trágico pasado de los Mestre en la masacre del puente Corrientes en 1999, y los sucesos del 19 y 20 de diciembre del 2001.

Por Lázaro Llorens, @lazarollorens.

En una apuesta peligrosa, con el respaldo del presidente Mauricio Macri, el gobernador Juan Schiaretti y el titular de la UTA (Unión Tranviaria Automotor) Nacional el macrista  Roberto Martínez,  el intendente de Córdoba Ramón Mestre (Cambiemos), decidió redoblar la apuesta con los choferes y delegados díscolos de la UTA Córdoba que hace 9 días están de paro, en rechazo a la paritaria nacional firmada por Martínez, que fijó un aumento salarial para este año del 8%, sin retroactivo, cuando la inflación ya supera el 10%.

Ver Rebelión en “La Docta”, el bondicordobazo en desarrollo

Todo comenzó el domingo al mediodía. Con una arenga de tono militar de 11 minutos, el intendente Mestre confirmó el centenar de despidos de choferes y delegados que concretaron las empresas en estos nueve días paro, por negarse a regresar al trabajo.  Y además, con la represión del puente de Corrientes de 1999 en su ADN y en su gabinete, acusándolos de “romper el estado de derecho”, decidió militarizar el conflicto poniendo en funcionamiento un sistema de 120 colectivos de  emergencia, custodiado por Gendarmería Nacional,  Policía Federal, y Policía Provincial. Las dos primeras fuerzas a cargo de la ministra de seguridad Patricia Bullrich.

Los trabajadores despedidos por las empresas en el marco de la ilegalidad lamentablemente han perdido su fuente laboral. Y las empresas siguen intimando a que se presenten a trabajar” afirmó el intendente, con tono castrense, escoltado por el ministro de Seguridad de la provincia de Córdoba Diego Hak, el viceintendente Felipe Lábaque (PRO), el comodoro Gabriel Quiroga, de Escuela de Aviación Militar de Fuerza Aérea, y un comisario de la policía de Córdoba.

“Durante la tarde se dará a conocer el plan de emergencia del servicio de transporte con unidades custodiadas que se va a llevar adelante en el marco de un esquema de servicios de contingencia que actuará en forma conjunta la Gendarmería Nacional, la Policía Federal y  la Policía de la provincia de Córdoba” arremetió Mestre acusándolos de romper el “estado de Derecho”.

El plan, que comenzó a implementarse hoy lunes, consiste en la puesta en marcha de 9 líneas troncales, con  120 unidades, que funcionaran de 7 a 21 horas, con gendarmes arriba de los colectivos, escoltados por un patrullero de la policía.

Gendarmes custodiando los bondis de Córdoba

Frente a ese puñado de violentos, insensibles, extorsivos (sic) se debe avanzar para que ustedes tengan una oportunidad. Para que tengamos una oportunidad de una ciudad vivible y con servicios previsible” argumentó el intendente de Cambiemos para justificar la militarización del conflicto. Solo faltaba que los acusara de subversivos apátridas, para que se pareciera al General Benjamín Menéndez, que dejó aciagos recuerdos en Córdoba.

Minutos después, mientras Mestre concluía su alocución, custodiados por la Gendarmería Nacional que responde a Patricia Bullrich, una centena de colectivos de las empresas Coniferal, Tamse y Ersa, esta última del empresario Romero, ligado la familia Mestre, eran retirados de sus respectivas puntas de línea y concentrados en la Escuela de Aviación Militar, en la ruta 20, al sur de la ciudad, “para su resguardo”. De allí partieron hoy a la mañana para brindar el servicio de “contingencia” diseñado por la municipalidad de Córdoba.

Concentración de los colectivos en la Escuela de Aviación Militar

Apoyo de la UTA y Schiaretti

Este plan anti-paro de Mestre, pocas horas después recibió el apoyo de la propia UTA Nacional, a cargo del macrista Fernández. El domingo por la tarde, el sindicato publicó un comunicado advirtiendo a los choferes y delegados de la UTA díscolos, que de no abandonar el paro, podrían quedarse sin cobertura gremial.

“De persistir los trabajadores en el incumplimiento al acatamiento de las directivas de nuestra entidad, quedarán fuera de la cobertura gremial de UTA, debiendo asumir las consecuencias de su incorrecto proceder, por ello y en este acto, solicitamos a nuestro afiliados que depongan la actitud” advierte el comunicado, que más que por un gremio de trabajadores, parece estar redactado por la patronal.

“Esto es por la falta de experiencia que tienen. Lloran, no saben cómo salir del problema. Hay organizaciones que tienen años, agrupaciones de izquierda, la verdad que esto yo no lo vi nunca” dijo poco después, el secretario de Interior de UTA Nacional, Jorge Kiener, en declaraciones a radio Mitre Córdoba (Clarín), quien el año pasado dispuso una polémica intervención de la UTA-Córdoba porque su Secretario General Roberto Salerno, no se alineaba al oficialismo del macrista Fernández.

Lo propio dijo Fernández, titular de la UTA-Nacional, quien acusó a los choferes cordobeses de “jugar a la política” y los llamó a la “reflexión”. “No se puede generar tanto descalabro y dejar a los usuarios sin servicio desde hace ocho días, por una medida inconsulta decidida por delegados inorgánicos, ya que la paritaria la cierra UTA a nivel nacional. De persistir se quedarán sin protección gremial los choferes que continúen el paro, porque la medida es ilegal” amenazó el gremialista millonario, que defiende la gestión del presidente Macri, y según el diario Perfil detenta una compañía offshore en Las Bahamas.

Roberto Fernández, titular de la UTA-Nacional

También recibió el público apoyo del gobernador Juan Schiaretti, que en una semana muy complicada, estaba afuera de Córdoba de vacaciones. “El gobierno de Córdoba sigue coordinando con las fuerzas federales, Gendarmería, Policía Federal y la Municipalidad para garantizar la paz social y aquellos que quieran prestar el servicio en el diagrama de emergencia” afirmó el mandatario cordobés, aliado de Macri, quien apenas llegó de su viaje, cruzó llamadas con la Casa Rosada y salió en apoyo de Mestre en contra de los choferes y delegados de la UTA.   

“Este gobierno respalda que en la ciudad de Córdoba se convoque a una consulta popular para que sean los cordobeses de la Capital quienes definan si están de acuerdo con pagar un boleto más caro que en el resto del país para que la UTA Córdoba gane más plata respecto a trabajadores del transporte de pasajeros de otras provincias” agregó el peronista Schiaretti, en relación a la otra medida que anunció Mestre el domingo.

Consistente en una ley anti huelgas para decretar al transporte de pasajeros como un servicio público esencial. Pese que el de Córdoba es uno de los boletos más caros del país, y sus empresarios aparecen sospechosamente ligados con la política, y en especial con la familia Mestre, que han hecho del transporte un muy lucrativo negocio privado.

Mauricio Macri y Juan Schiaretti palmeos y manos entrelazadas

Resistencia

Así todo, a pesar de las amenazas y aprietes del intendente Mestre,  el gobernador Schiaretti, el Gobierno nacional, y hasta la propia UTA, los choferes díscolos no se amilanaron y siguen hasta hoy firmes con la huelga de volantes. En un improvisado acto, cuando caía la tarde, le respondieron intendente acusándolo de mentir y utilizar los medios de comunicación para extorsionarlos.

Compañero, los trabajadores, negamos rotundamente haber roto el estado de derecho. Puesto que nuestro reclamo es justo y legal. Mestre no respeta la actividad gremial. Utiliza los medios de comunicación para extorsionar a los trabajadores con la amenaza de despidos masivos”  disparó la delegada Sonia Beas desde el palco. “En los últimos seis años, el boleto subió un 501%. Negamos haber actuado con violencia e ilegalidad” añadió, ratificando su reclamo, aumento del 21% al convenio de Córdoba.

Por la mañana de lunes, con el servicio de contingencia en marcha, unos 500 choferes marcharon por las calles del centro de Córdoba, hasta la sede de la UTA – Córdoba. Los acompañaron las dos CGT Rodríguez Peña y Chacabuco, Suoem (municipales), Luz y Fuerza y la Unión de Estudiantes Secundarios de Córdoba. Todos apoyando el reclamo de los trabajadores de colectivos.

Marcha de los choferes de la UTA-Córdoba

La “mano dura” de los Mestre

Cabe recalcar que en su ADN y gabinete, el intendente de Mestre tiene un pasado trágico respecto al manejo de conflictos sociales fruto de su política de mano dura. El mandatario cordobés es hijo del ex intendente, gobernador y  funcionario de la Alianza, Ramón Bautista Mestre. Ex  ministro del Interior de Fernando De la Rúa. Principal responsable de la tragedia del 19 y 20 de diciembre del 2001 que comenzó con un duro ajuste social y acabó con 39 muertos.

Nota del diario Ambito Financiero en la crisis del 2001

Mestre padre, que sucedió como gobernador de Córdoba a Eduardo César Angeloz, le abrió el paso a la venida del peronismo en esta provincia en 1999, al ser repudiado por los cordobeses por la “mano dura” con que llevó adelante esa gestión.  Cerrando escuelas rurales y hospitales públicos a troche y moche, reduciendo las jubilaciones, pretendiendo concretar una sustancial reforma educativa, que finalmente implantó un durísimo presentismo, y rebajando un 30 % los sueldos de los empleados públicos.

Por eso en 1996 se suscitó en Córdoba la mayor manifestación opositora que se tenga memoria. A la par que Mestre padre concretaba privatizaciones a la rusa, entregando el servicio público de agua potable a cambio de nada a unas empresarios compinches del radicalismo, y convirtiéndolo en un lucrativo negocio. Mientras sostenía un discurso muy similar al actual, afirmando que había que “preservar la paz social y la convivencia para ayudar a atraer inversiones”.

Luego Mestre padre fue designado interventor en Corrientes en 1999, y muchos integrantes del actual gabinete municipal, fueron miembros de esa polémica intervención federal. Entre ellos, Javier Bee Sellares, Secretario de Gobierno, y Víctor Hugo Romero actual Secretario de Economía y Finanzas, por entonces viceministro de Economía de Corrientes.

Esta intervención comenzó con el despeje en una madrugada y por sorpresa por parte de la Gendarmería, a pedido de Mestre, del puente del General Belgrano, que une la ciudad de Corrientes con Resistencia, en la provincia de Chaco, a costa de dos muertos y medio centenar de heridos. Con el objetivo por parte de Mestre de que los correntinos pudieran cruzar a Resistencia para hacer sus compras en el supermercado Hiper Libertad de su amigo Euclides Bugliotti, con los bonos CECACOR que iba a lanzar para pagar los sueldos, ante la falta de efectivo por parte de la provincia.

Recordatorio de los caídos en puente Gral Belgrano

Además, repitiendo lo que había hecho en Córdoba, Mestre padre apenas llegó, impuso un duro ajuste social en la tierra de los yacarés. Adonde fue acompañado por su hijo, el actual intendente, que instaló allí un bufete de abogados con negocios relacionados con el Estado. El paso de la familia Mestre por Corrientes acabó con una grave denuncia penal contra Mestre padre y el actual ministro Oscar Aguad, por la desaparición de 60 millones de dólares, que terminaron convertidos en 60 millones de CECACOR, no obstante que su paridad era muy inferior. Denuncia de la cual Mestre zafó por su fallecimiento, y Aguad por prescripción.

Su hijo cuando asumió como intendente en el 2011, siguió un parecido derrotero, ya que inauguró su gestión con la privatización de la empresa estatal de pasajeros TAMSE. Que recayó principalmente en el grupo correntino Romero, con el que los Mestre habían hecho muy buenas migas en Corrientes. Y luego en anuencia con el peronismo provincial, la siguió con la privatización a la rusa de la empresa estatal de recolección de residuos CRESE. Cuyos beneficiarios resultaron ser nuevamente el grupo Romero con ERSA; y COTRECO, vinculada estrechamente con el peronismo, quienes se quedaron con los activos de CRESE sin poner un peso. Mostrando esto la habilidad de los Mestre para vincular la política con los negocios, aunque se trate de servicios públicos esenciales.

Ver Ramoncito y su crecimiento patrimonial a lo bestia

Ver El linchamiento de Balbo, el muerto de la Mona, y la lumpenización de Córdoba la Docta

Esperemos que estas historia, no se repitan trágicamente en Córdoba. Una ciudad que en el 2015, le dio el triunfo a Macri. Y que hoy, paradójicamente, fruto de la mezquindad del gobierno de Cambiemos, está golpeando una de sus principales servicios públicos, con las paritarias con un techo del 21%, que al ser escalonados comenzando con un 8 %, en realidad representa un 13 % de promedio anual, cuando la inflación en Córdoba en los cinco primeros meses del año ya superó el 11 %. Al  que los choferes de la UTA – Córdoba, sin el apoyo siquiera de su gremio, rodeados de gendarmes y policías, blandiendo el histórico convenio conseguido por Atilio López, rechazan hasta ahora sin claudicar.

Casualidad o no, este mismo día como muestra de la unión del Gobierno con las fuerzas de seguridad y armadas, en las que se apoya para contrarrestar la rebelión de los choferes en Córdoba, el presidente Macri presentó en la Primera Brigada Aérea de El Palomar, un avión Hércules reacondicionado en Córdoba en FADEA, la ex Fábrica Militar de Aviones, que antes los fabricaba y ahora solo los repara. Siento esta una bizarra imagen de la realidad argentina, frente los portentosos desfiles conque las potencias del mundo muestran su músculo militar para impresionar a sus rivales; y acá se usan para preservar unos modestos e inofensivos ómnibus de transporte de pasajeros, ante la demanda de sus choferes por un poco más de salario.-

 

 

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Marín, delegado de UTA-Córdoba: “¿A dónde van los 7.000 millones de subsidios? Es obvio que hay desvíos”

Como vocero del paro, Marín protagonizó el histórico