Nicolás Massot, el diputrucho No Cordobés

Nicolás Massot, el diputrucho No Cordobés

Nicolás María Massot es diputado nacional por Córdoba y preside el bloque del PRO dentro del interbloque Cambiemos. Oriundo de Bahía Blanca y entrenado políticamente en la ciudad de Buenos Aires por Emilio Monzó, llega a Córdoba como el enviado de Macri para ser una suerte de arquitecto del armado político de Cambiemos en la provincia. Logra acceder a una banca en la cámara baja teniendo menos tiempo de radicación efectiva en la provincia del que Constitución Nacional establece. Desde uno de sus anteriores cargos en el gobierno porteño se proyectó como uno de los grandes lobistas del voto electrónico en el país. Fue pareja de la hija de German Kammerath y es sobrino del director del principal matutino bahiense, Vicente Massot, quién está procesado por crímenes durante la dictadura. 

Por Adolfo Struck @AdolfoStruck

Nicolás Massot es un economista formado en la Universidad Di Tella, casa de estudios que se ha convertido en una incubadora de dirigentes del PRO. Tiene apenas 32 años y hace un quinquenio inició su carrera como funcionario en el gobierno de la capital argentina, siendo el Director de la Reforma Política primero y luego tuvo a su cargo la Dirección de Casas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Nicolás Massot, diputado No Córdobes

Ejerciendo ambas funciones comienza a hacer pie en Córdoba, primero promocionando la boleta única en Río Cuarto y luego inaugurando la Casa de Buenos Aires en la docta.

En el año 2013 es enviado por, el entonces ministro de gobierno porteño, Emilio Monzó, como operador político para trabajar en la campaña de diputado de Héctor “la coneja” Baldassi; de manera concomitante a su gestión en la Dirección de Casas de Buenos Aires.

Tras su renuncia al último puesto en la intendencia porteña producida el 7 de abril de 2014 y habiendo iniciado una relación de pareja con la hija del ex intendente Kammerath; Massot se radica efectivamente en Córdoba para trabajar en el armado del Frente Juntos por Córdoba (UCR – PRO – Frente Cívico), versión vernácula de Cambiemos.

Cuando el viene a Córdoba ya no trabajaba más en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Nosotros tomamos contacto con él en el 2014. Creo que estuvo desde antes porque participó en el armado de lo de Baldassi” explicó el legislador provincial, Juan Pablo Quinteros a Striptease del Poder.

Massot y Mestre en la mesa de Cambiemos

Según el relato del legislador juecista, el ex funcionario porteño asume un rol protagónico en el armado del Frente Juntos por Córdoba. “El dirigente con el que Juez siempre entabló diálogo fue Nicolás Massot”.

Simultáneamente a la campaña de gobernador de Oscar Aguad, se produce el cierre de listas de candidatos a diputados y senadores nacionales por Córdoba el 20 de junio de 2015 y Massot aparece en el quinto lugar de la boleta de Cambiemos. En ese momento había fijado domicilio en un coqueto edificio de Nueva Córdoba a poco más de 200 metros del Parque de las Tejas.

La Constitución Nacional establece como requisito para ser electo diputado nacional ser nativo de la provincia que representa o tener un mínimo de dos años de residencia en la misma. Habiendo dejado su puesto en el gobierno porteño en abril de 2014; en junio de 2015 cuando se presentaron las listas de candidatos a diputados, Massot tenía un año y dos meses de residencia efectiva la provincia de Córdoba. Es decir, le faltaban diez meses de residencia real para ser candidato cordobés.

Cuando se armó la lista era impensado que entrara el quinto”, relata Quinteros acerca de cómo Massot llegó a ser diputado, aun faltándole meses de residencia para ser ungido al parlamento nacional.

Whatsapp coimero entre Bossio y Massot

Reemplazó a Federico Pinedo como jefe de bloque y fue el máximo operador del PRO en diputados en temas trascendentales para la gestión Macri como la derogación de la ley de pago soberano, previo al acuerdo con los fondos buitres. Por este último asunto protagonizó un escándalo judicial cuando legisladores del Frente para la Victoria realizaron una denuncia contra él y Diego Bossio por cohecho (coimas) pidiendo que se investigue la conversación que ambos mantuvieron por WhatsApp al negociar el apoyo en el debate parlamentario. La denuncia fue desestimada en una de las últimas actuaciones del juez Norberto Oyarbide, quién declaró la inexistencia de delito.

A vender el voto electrónico se ha dicho

El diputado No Cordobés, Massot, como mencionábamos anteriormente dio sus primeros pasos en la función pública en diciembre de 2011 como Director de la Reforma Política en el gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Bajo el paraguas político de Emilio Monzó, este joven economista iniciaba el camino a una de las principales batallas políticas del macrismo, que no es otra que la implementación del voto electrónico.
Inicio todas las gestiones para transitar el proceso de la reforma política en la ciudad, aunque la aprobación de esta tuvo lugar en la legislatura porteña recién en diciembre de 2013 cuando ya él ocupaba otro cargo.

El sistema de Boleta Única Electrónica, del cual Massot fue uno de sus principales promotores, fue patentado por la empresa Magic Software Argentina (MSA) y al tener el sistema inscripto como de su autoría, participar de una licitación pública se convierte en una mera formalidad burocrática. La firma tiene dos cabezas visibles: el que fuera gerente general y hoy es presidente, Sergio Angelini, y un ex secretario de Actuación Electoral de la Cámara Nacional Electoral, Nicolás Deane.

Voto electrónico en Salta

Paradójicamente la boleta única electrónica debutó en Salta el 12 de abril de 2015, ciudad a la que Massot junto a una comitiva de su dirección de reforma política fue a promocionar el sistema tres años antes, en la segunda quincena de abril de 2012.

En las primarias de abril los salteños estrenaron el sistema de MSA en una elección muy cuestionada en la cual fallaron 299 máquinas de votación. Con otro sistema digital la misma empresa ya había hecho papelones en las elecciones municipales de 2008 en Río Cuarto cuando se cayó el sistema y la carga de datos se interrumpió por más diez minutos.

A pesar de todos los antecedentes negativos, el macrismo persistió en implementar el sistema de MSA en las elecciones de Jefe de Gobierno de 2015, en las cuales obtuvo la victoria en balotaje Horacio Rodríguez Larreta.

Massot y Monzó negociando ganancias

Ya con Macri en la presidencia, el diputado no cordobés siguió defendiendo el sistema. Como jefe de la bancada del Pro y en tándem con su padrino político, el actual presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó; Massot negociaba en las pasillos para la aprobación del nuevo sistema y vociferaba en los medios de comunicación que el voto electrónico “es un golpe al clientelismo político”.

Massot y Monzó se jactaron de la victoria parlamentaria en octubre del año pasado ya que el proyecto de reforma electoral recibió 152 votos a favor y 75 en contra, pero la alegría duró poco. A fines de noviembre el proyecto oficialista sucumbió cuando los senadores peronistas comandados por Miguel Ángel Pichetto anunciaron no firmaron el dictamen de reforma política, argumentando que la nueva forma de votar presenta “altas vulnerabilidades”.

La pesada herencia

El diputado Massot es hijo de Alejandro Massot y sobrino de Vicente ambos dueños del diario La Nueva Provincia de Bahía Blanca. Su tío Vicente está acusado como coautor de los asesinatos de los obreros gráficos Enrique Heinrich y Miguel Ángel Loyola en 1976.

Vicente Massot, el tío procesado

Vicente Gonzalo María Massot fue el primer periodista en la historia argentina en ser imputado como responsable de delitos de lesa humanidad y en 2015 fue enjuiciado por esos crímenes, pero no recibió condena. A su vez, fue beneficiado con una falta de mérito firmada por el juez federal subrogante de Bahía Blanca Claudio Pontet en una causa por complicidad empresarial con delitos cometidos por la última dictadura cívico militar.

El fallo del juez interino fue apelado con severas críticas por los fiscales de la Unidad que interviene en procesos por crímenes de lesa humanidad en Bahía Blanca, Miguel Palazzani y José Nebbia. Los funcionarios judiciales acusan al tío del diputado Massot de haber efectuado “aportes esenciales” para “el ocultamiento deliberado de la verdad”. Nebbia y Palazzani señalan que el diario de los Massot, durante el terrorismo de Estado, presentó como “enfrentamientos” las ejecuciones de opositores a la dictadura, entre otras operaciones de desinformación.

Como a todo mortal Nicolás Massot tiene familiares adquiridos desde el nacimiento y otros elegidos durante la vida. Hasta hace escasos meses sostuvo una relación de pareja con María Kammerath, hija del ex intendente cordobés Germán Kammerath.

El ex suegro de Massot fue condenado a tres años y medio de prisión y a “inhabilitación perpetua”, en el marco del juicio que se llevó a cabo por la causa Radioavioso. Kammerath, en la cual estaba acusado de negociaciones incompatibles con la función pública. El caso giraba alrededor de la contratación irregular de un servicio de seguimiento satelital para toda la flota de vehículos municipales, cuyo beneficiario fue Marcos Aurelio Álvarez, excuñado de Kammerath.

Germán Kammerath en el banquillo de los acusados

Un ex suegro como este, políticamente, le resta a Nicolás Massot; sumado a que su ingreso a Cambiemos en Córdoba fue visto como parte del legado del ex intendente cordobés en el nuevo frente político, junto a figuras como Javier Pretto y Laura Rodríguez Machado. “El nombre de Kamerath siempre sobrevuela en el armado del PRO, ahora este jamás apareció en ninguna reunión de Cambiemos. Si se junta lo hará con algún dirigente del PRO en su casa”, comentó Juan Pablo Quinteros.

Nicolás María Massot es un joven político que aprende artilugios de los zorros viejos de la rosca parlamentaria. Disfruta de aparecer en los diarios como un operador, pero esta exposición le ha dejado algunas manchas como el incidente con Bossio.

Hasta el momento sus negociaciones legislativas han tenido éxito relativo con algunos reveses como el impuesto a las ganancias de los asalariados y la reforma política. En este último tema ha hecho del empecinamiento en defender un sistema extremadamente falible como es el voto electrónico, una de sus principales conquistas en su carrera dentro del PRO.

Los vínculos familiares le abrieron puertas en los inicios, pero hoy resultan un aspecto de su vida para esconder bajo la alfombra.

Massot es una de las caras más visibles del oficialismo en el congreso nacional y es nuestro Diputrucho No Cordobés.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Arde la interna de Cambiemos en Córdoba

Ruptura radical, dedocracia PRO y juecismo ausente. Esta