El suicidio de Nisman predispuesto por Stiuso y sus móviles locales e internacionales

El suicidio de Nisman predispuesto por Stiuso y sus móviles locales e internacionales

El último audio de Nisman pone en evidencia la intriga de “Jaime” Stiuso, quien habría incitado al fiscal a concretar su denuncia, con vistas a que seguidamente se suicidara al enterarse de la total inconsistencia de ella.

Por Javier Llorens

RESUMEN:

La tragedia de Nisman comenzó con una farsa, la de “Alian” Bogado desempeñándose como super agente 86 de la Presidenta de la Nación, detrás de la cual estaba el súper agente “Jaime” Stiuso, con estrechos lazos con la CIA y el Mossad, y artífice de las denuncias contra Irán. En base a ella no solo habrían sido embaucados unos simpatizantes de Irán y marginales de la política, sino también el mismo fiscal Nisman. Quién como afirma en su último audio, con esas escuchas, basadas en esencia en el supuesto rol de Bogado como súper agente secreto de la Presidencia, creía tener una contundente prueba contra el Gobierno.

La que se le desbarrancó cuando confirmó que Bogado era un impostor bajo las órdenes de Stiuso, que por ello había sido denunciado ante la justicia penal por el mismo Stiuso. Quien así habría intoxicado maquiavélicamente a Nisman, para lanzarlo a hacer su denuncia, y precipitar luego su suicidio, cuando se enterara de la impostura de Bogado. Impulsándolo además a Nisman a concretarla, haciéndole llegar la bola de que el gobierno lo estaba por reemplazar en su puesto.

A la cual Stiuso dotó de credibilidad, al haber sido dejado cesante pocos días antes, tras la provocación que concretó al dar un reportaje a la revista NOTICIAS, inadmisible para un agente secreto. A lo que sumó su negativa a recibir los desesperados llamados de Nisman, después que este concretó su denuncia, Dejándolo así solo en la estacada, diciéndole con su silencio que era un game over, en el cual la única salida al callejón en que se lo había metido, era el bochorno y la descalificación absoluta, inadmisible para una personalidad narcisista como la de Nisman. O el suicidio.

Causándole así un máximo daño al gobierno kirchnerista, en vísperas de las elecciones, y al acuerdo con Irán, acorde con las necesidades geopolíticas de EEUU para recuperar su “patio trasero”, ante el avance de la República Popular de China en la región. Dándole así un notable impulso a la candidatura presidencial de Mauricio Macri, al plasmarse trascartón de la muerte de Nisman la alianza Cambiemos. Quién a poco de asumir recibió la triunfal visita del presidente de EEUU Barack Obama, quién a su vez proclamó una “alianza universal” con Argentina, como “socia” preferente de EEUU en la región. En reemplazo de la “alianza estratégica integral” que el gobierno kirchnerista había plasmado con China.

A su vez la denuncia de Nisman, tenía la intención bivalente de coercionar al gobierno kirchnerista, a que presentara el caso AMIA ante el Consejo de Seguridad de la ONU, conforme un pedido que efectuó paralelamente. Para tratar de entorpecer las negociaciones entre EEUU e Irán, en las que intervenían personalidades iraníes que había sido acusadas por Nisman. Acorde con las necesidades del Mossad y del premier israelí Benjamín Netanyahu, quién se oponía frontalmente a ese acuerdo.

Así el legendario “Jaime Stiles” o Antonio Stiuso, allegado a la CIA y el Mossad, con una intriga de inteligencia de alto vuelo internacional, no solo habría embaucado a Nisman y los denunciados por este, sino también a la justicia argentina. Al lograr con su testimonio que la causa de su muerte pase a la Justicia Federal, considerada públicamente por el ex fiscal general Luis Moreno Ocampo, como la “Casa de Stiuso”.

La cual como una última burla a la justicia, se anuncia que irá a parar a manos del juez federal Luis Rodríguez, compadre de Stiuso. Quién concomitantemente que preparaba el sacrificio de Nisman, soltó los perros de la justicia en contra del gobierno kirchnerista, que antes había tenido bajo su control, mediante sus legendarias carpetas negras y sobornos. Contando además con la colaboración de algunos fiscales, que parecen ser las viudas de Stiuso, convocando a las marchas del 18F.

También embaucó a los supuestos periodistas de investigación, que sin atinar a distinguir lo accesorio de lo esencial, o como si fueran cómplices de Stiuso, sostuvieron desde el primer momento sin prueba alguna la hipótesis del asesinato, tratando para ello de ensuciar de cualquier manera la causa judicial. Además de los políticos que medraron con esa hipótesis, con fines exclusivamente electorales.

También logró plegar a su accionar a la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, amiga de Stiuso, quién la encumbró en el juzgado federal de San Isidro. Con vistas a lograr una indemnización del orden de cien millones de pesos por parte del Estado, si se derriba la versión del suicidio. Y también a la madre de Nisman, Sara Garfunkel, quien procura retener los cuantiosos bienes mal habidos y no declarados que detentaba junto con el fiscal Nisman.

Contenido: El último audio de Nisman que revela las pruebas con que contaba El doble propósito de la denuncia de NismanEl supuesto rol clave de Ramón “Alian” Bogado en las escuchas de NismanEl juez Rafecas desestimó la denuncia de Nisman desechando el rol clave de BogadoLas declaraciones de Bogado que ponen en evidencia la intriga de StiusoIntimidaciones a Bogado, quién quedó procesado por el juez compadre de StiusoEl disparador del suicidio de NismanLa guerra de espías y por el control de la justicia desatada por las negociaciones con IránEl ostensible perfil suicida de Nisman, dato básico en un servicio de inteligenciaLos últimos minutos de NismanLa inducción al suicidioLos cómplices que trataron de ocultarlo con Lanata y Carrió a la cabezaEl marco geopolítico que explica el suicido predispuesto de NismanEl despertar de jueces y fiscales controlados por StiusoEl regreso triunfal de Stiuso y ObamaOtros objetivos complices de Stiuso, CLARIN, Arroyo Salgado, y GarfunkelLa profecía cumplida de Gustavo BelizLa desorientación del gobierno kirchneristaStiuso, el pequeño aprendiz de Joseph Fouche

Allan Poe en su cuento “Los crímenes de la calle Morgue”, que se reputa como el origen de la novela policial, narra el misterio de dos mujeres asesinadas en un cuarto aparentemente cerrado e inalcanzable para un humano, cuya explicación reside en que fue cometido por una bestia salvaje. Por contrario en el misterio de la muerte del fiscal Nisman encerrado dentro de un baño inalcanzable para un humano, su explicación residiría en que detrás de la misma se hallaría agazapada en las sombras una bestia, pero no salvaje, sino con una mente altamente refinada. Propia del sórdido submundo en que se desenvuelven los servicios de inteligencia modernos.

La que habría inducido a Nisman a hacer una denuncia absolutamente infundada, con vistas a que se suicidara una vez enterado de la total inconsistencia de ella. Dándole así una macabra vuelta de tuerca al escándalo, al superponer el escándalo de la denuncia contra el anterior gobierno, con la escandalosa muerte del fiscal que la había efectuado.

En el cuento de Poe, su protagonista criticaba la investigación oficial diciendo: “En el fondo se trataba de un exceso de profundidad, y la verdad no siempre está dentro de un pozo. Por el contrario, creo que en lo que se refiere al conocimiento más importante, es invariablemente superficial… Han caído en el grueso pero común error de confundir lo insólito con lo abstruso. Pero, justamente a través de esas desviaciones del plano ordinario de las cosas, la razón se abrirá paso, en la búsqueda de la verdad. En investigaciones como la que ahora efectuamos no debería preguntarse tanto «qué ha ocurrido», como «qué hay en lo ocurrido que no se parezca a nada ocurrido anteriormente».

Lo cual lleva naturalmente a una explicación de que lo ocurrido, no es en el fondo nada sorprendente, ya que sindica como responsable del hecho a no otro qué -como lo señaló públicamente el ministro de Justicia Gustavo Beliz doce años atrás- es el malo de la película, la bestia experta en moverse en la sombra de los acontecimientos argentinos.

Quién habría sido el artífice del sacrificio del alfil Nisman, con quién había plasmado las denuncias contra Irán, en función de los intereses de Israel y EEUU, y por ende ya había prestado los servicios que podía prestar, para darle jaque mate al gobierno kirchnerista. Que en el “patio trasero” de EEUU, había concretado una audaz “alianza estratégica integral” con la advenediza República Popular China.

El último audio de Nisman que revela las únicas pruebas con que contaba

Recientemente se incorporó en la causa de la muerte del fiscal Nisman la conversación mantenida el viernes 16, dos días antes de su muerte, entre el fiscal Nisman y el periodista Daniel Berliner, director de la AJN (Agencia Judía de Noticias). En la cual Nisman se jactaba de las pruebas con que contaba para su denuncia, a la cual mutilándola y amplificándola con bombos y platillos, algunos medios presentaron como el móvil para un supuesto homicidio. Dando a entender que un sicario lo habría ejecutado para poder arrebatárselas.

No obstante que el mismo Berliner había declarado en la causa al comienzo de la instrucción, que cuando recibió el último whatsap de Nisman, “pensé esto es una despedida. Esto es de una persona que se va a amasijar”.

De ese audio surge claramente que la prueba esencial con la que creía contar Nisman, eran escuchas telefónicas de supuestamente una enorme contundencia en contra del gobierno, que habría sido pescado así casi en flagrancia. Con la convicción de que los cuarenta millones de argentinos quedarían convencidos al escucharlas.

En base a las cuales, según expresa Nisman, exaltadamente este decidió jugarse por la suya en solitario, incluso sin contar con el aval expreso de su asesor en inteligencia “Jaime” Stiuso. No obstante los flancos personales que era consciente que tenía, por sus inconductas de diversa índole que luego se hicieron públicas. Entre otras cosas, en ese audio dijo:

…te imaginás que esto no sale de un día para otro menos por la decisión de un tipo, menos de Stiuso y menos como soy yo, si me equivoco o no quiero tener la posibilidad de decir que lo decidí yo, el momento, vi que cuando uno presenta las cosas como ahora cuando están terminadas, soy un boludo porque no analicé la cuestión políticamente y tendría que haber esperado, con esta decisión voy a seguir adelante, no es que duplico la apuesta, voy a mostrar todo lo que tengo, le dije a Parrili que me autorice a mostrar las escuchas, y quiero como dijo la presidenta, heeee, dar la batalla justa, menos por acá.”

Ojalá todos los ciudadanos, los 40 millones puedan escuchar y ver las pruebas que yo tuve entre mis manos para darse cuenta ellos solos y que nadie les cuente ‘pasó blanco, pasó negro’, pero en lo personal y a lo que a vos te interesa, obviamente te imaginás que la situación no es fácil, tener que decirle a tu hija como dije “preparate porque vas a escuchar de tu padre cosas que jamás en tu vida escuchaste de ninguna persona, es el peor monstruo que hay en la tierra”,

Primero asumo toda la responsabilidad y además pecaría de inocente, sería mentira si digo no me imaginé lo que iba a pasar, sabía lo que iba a pasar, yo sabía que pase lo que pase yo esto lo tenía que hacer, no podía guardarme esta prueba, tanto por mí como por la ciudadanía, y bueno saldré como saldré, con que se sepa la verdad, ya el futuro mío es lo menos importante en todo esto”.

Es que tenía dos posibilidades, o me iba antes de hacerlo, y no lo hacía o lo hacía. Irme antes de hacerlo es demostrar ser un cagón, y no lo iba a saber absolutamente nadie y no se puede permitir esto, mirá lo cagados que están que D´Elía  que te putea ni bien lo nombras, se calla la boca, le pregunta… Por teléfono. Él como nadie sabe todo lo que habló, todo lo que dijo y todo lo que hizo… en estas escuchas, vos sabes que cuando empezaron hace 8 años, primero se creía que por poquito tiempo a ver que resultaban daban…”

Ver Transcripción completa de lo expresado por Nisman ante el periodista Berliner el 16-1-16

Esto revela que cuando concretó su denuncia contra el gobierno kirchnerista, Nisman creía tener pruebas incuestionables, basadas exclusivamente en las escuchas telefónicas que reseñó en ella. Jactándose incluso en la entrevista periodística que seguidamente concedió en el programa A dos voces: “Yo desearía no tener razón por el daño institucional que se le hace al país. En un momento nos planteamos una hipótesis inversa. Hagamos de cuenta que somos abogados defensores. ¿Sabe la solución que se encontró en tono de broma? La única forma es entrar a la fiscalía y robar la causa?

Y en un reportaje radial concedido el viernes antes de su muerte, respondió enfáticamente ante la crítica que encabezaba una operación política: ¿Operación para qué? Acá hay un delito, yo hago lo que me dicen las pruebas. El problema acá no es Nisman, sino la prueba. Esté o no esté, me desplacen o yo mañana me canse y decida irme, la prueba va a seguir estando”.

Dejó claro así que las supuestas pruebas irrefutables eran las que constaban en su denuncia, y que esta por eso era imparable. Por más sicarios que invente el periodismo para supuestamente hacerse de otras pruebas secretas. Trasuntando además que se habría precipitado a concretarla, ante la perspectiva de que iba a ser removido de la UFI AMIA (Unidad Fiscal AMIA). Este último audio confirma así las declaraciones efectuadas en la causa por su secretaria Soledad Castro, quién dijo que todas la pruebas eran las reseñadas en la denuncia de Nisman, y no conocía la existencia de otras.

También circularon versiones que hablan de la existencia de otras pruebas más allá de las que se terminaron por incorporar en esa denuncia. Al respecto quiero decir que el doctor Nisman en ningún momento me describió la existencia de otras pruebas pero que no puedo descartar para nada su existencia. El doctor Nisman compartimentaba mucho la información, entre sus colaboradores y me arriesgo a decir que a nadie le mostraba el juego completo.”

El doble propósito de la denuncia de Nisman

Castro da cuenta también del paralelismo que existió entre la redacción de la denuncia contra las autoridades del Gobierno kirchnerista, y la redacción del proyecto de pedido a ese mismo Gobierno, para que formulara una presentación ante el Consejo de Seguridad de la ONU. A los efectos que este arbitre los medios para extraditar a los iraníes acusados por Nisman, algunos de los cuales intervenían en las negociaciones que entonces se desarrollaban entre EEUU e Irán, respecto el plan nuclear iraní.

La idea central era sugerir que se acuda al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para que intermedie en esta cuestión… El foco de ambos proyectos es la falta de colaboración por parte de Irán… La última redacción es de julio de 2013. y a fines de 2014 es cuando Nisman nos da la directiva de retomar estos documentos para hacer una revisión íntegra.. él quería que me aboque en concreto a la denuncia, difiriendo esto para febrero. Cuando él volvió en enero, luego de la presentación de la denuncia, me dijo que apenas terminemos con la presentación en el Congreso empiece yo a trabajar en la revisión.”

Lo cual evidencia que la denuncia de Nisman habría estado animada también, con la especulación que ella podría hacer cambiar el rumbo al Gobierno, sin profundizar mucho en la psicología de su líder, Fernández de Kirchner. Para que abandonando definitivamente el estancado Memorándum de Entendimiento con Irán, declarado inconstitucional por la Cámara de Apelaciones, en un acto de sobreactuación para acreditar su inocencia, llevara la causa AMIA al Consejo de Seguridad de la ONU.

Lo cual en esos momentos habría causado un escándalo internacional y repercutido notablemente a favor de Israel, país con el que Nisman tenía estrechos vínculos. Al entorpecer las tratativas que llevaba a cabo EEUU con Irán por el plan nuclear, a las que el premier de ese país Benjamín Netanyahu, se oponía frontalmente.

En ella intervenían personalidades iraníes a las que Nisman había pedido su captura internacional (Akbar Rafsanjani, mentor del presidente de Irán Hasán Rouhaní, y el ex canciller Akbar Velayati) a los que Nisman, conforme declaraciones que efectuó al periodista Andrés Oppenheimer, pretendía sumar al mismo presidente Rouhani.

Esta especulación habría sido uno de los factores que precipitaron la denuncia de Nisman, además de otros que se verán más adelante. En tal sentido Nisman mantenía una íntima amistad con el Mark Dubowitz, considerado un experto en las sanciones contra Irán. Quién es director también de la Fundación para la Defensa de las Democracias, financiada por Paul Sínger. La que tras la muerte de Nisman, instauró en EEUU el premio “Alberto Nisman al coraje”.

Dubowitz en los años 2014 y 2015 realizo una intensa actividad de lobby en EEUU ante el Congreso, oponiéndose furibundamente a las negociaciones que el presidente Barack Obama estaba llevando con Irán por su plan nuclear. Razón por la que estaba muy interesado en que la causa AMIA se derivara hacia el Consejo de Seguridad de la ONU, con vistas a obstar la negociaciones con Irán abiertas por Obama.

Esta interpretación de la verdadera finalidad de la denuncia de Nisman, no es gratuita ni de cosecha propia, ya que la difundió el mismo diario CLARIN en su nota del 27/2/2015, con título “La decisión de Rafecas sorprendió en Washington”. Según CLARIN, Humire conoce en detalle el caso AMIA, y al fiscal Nisman, ya que a mediados del 2013 ambos expusieron ante el Congreso de Estados Unidos respecto la influencia iraní a la región. Refiriéndose al fallo del juez Rafecas que desestimó la denuncia de Nisman, Humire dijo que Nisman de “alguna manera estaba usando a Cristina Kirchner como un vínculo para abrir el caso de AMIA a Naciones Unidas”.

Me parece que una decisión tan seria como esta se tomó un poco rápidamente… más allá de la decisión del juez Rafecas, lo importante es la argumentación que Nisman pensaba llevar ante el Congreso argentino pocas horas después de su muerte. Yo no creo que Nisman realmente hubiera querido atacar a la presidenta, no era su propósito. Lo que creo es que de alguna manera estaba usando a Cristina Kirchner como un vínculo para poder abrir el caso de AMIA a un nivel internacional, a cortes globales, a Naciones Unidas“.

http://www.clarin.com/politica/Rafecas-Cristina-Washington-Nisman-AMIA-denuncia-desestimacion_0_1311469001.html

El supuesto rol clave de Ramón “Alian” Bogado en las escuchas de Nisman

Las escuchas de Nisman tenían como único nexo entre el gobierno con simpatizantes de Irán y marginales de la política, al supuesto agente de inteligencia Ramón “Alian” Bogado”, que supuestamente dependía directamente de la Presidencia de la Nación. Razón por la que Nisman estaba impedido de revelar su nombre al público. Por esa razón Nisman exigía que la sesión del día lunes en el Congreso debía ser secreta, mientras que el gobierno decía que ella tenía que ser pública.

Sin ese nexo, consistente en el rol de Bogado como súper agente de la Presidencia, toda la denuncia de Nisman se desinflaba como los castillos de lona que animan las fiestas infantiles. Al fallar el lazo esencial sobre el que se asentaba el inusitado vínculo entre esos marginales de la política e integrantes de la comunidad islámica, con la Presidencia de la Nación. Por ello en las casi 300 páginas de la denuncia de Nisman contra el gobierno, existen nutridas y redundantes menciones al papel estelar de “Alian” Bogado en la supuesta “confabulación” denunciada por el fiscal.

En ellas y en las escuchas que luego se hicieron profusamente públicas, se puede escuchar como Bogado se jactaba de estar en Casa de Gobierno, y conocer intimidades de ella, de la Presidencia, y de la SI – SIDE, ante sus sugestionados interlocutores. Que no obstante entre ellos solían manifestar sus dudas al respecto. Seguidamente se hace un somero extracto de lo vertido por Nisman, respecto la supuesta participación estelar en la trama de este crucial personaje, como principal protagonista de ella:

… las pruebas examinadas revelan la intervención activa en el plan encubridor de varios sujetos con distintos grados de participación y responsabilidad que la pesquisa deberá precisar, entre los r que cabe mencionar a: Luis Angel D’Elía, Femando Luis Esteche, Jorge Alejandro “Yussuf’ Khalil, el Diputado Nacional Andrés Larroque, el Dr. Héctor Luis Yrimia y un individuo identificado como “Alian”, que ha desempeñado un rol por demás relevante en los hechos, que responde a la Secretaria de Inteligencia de Presidencia de la Nación y según lo sugieren los indicios obtenidos, se trataría del Sr. Ramón Alian Héctor Bogado.

…resulta oportuno destacar también la tranquilidad con que actuaron todos los partícipes del plan de impunidad, en particular el individuo conocido como “Alian”, que se ha venido desenvolviendo libremente sin considerar necesario actuar de modo encubierto, ni siquiera ante la extrema sensibilidad del asunto que llevaba adelante. Ello se ha debido simplemente a la circunstancia de que ha actuado por órdenes superiores, por directivas expresas de la Presidente de la Nación, razón por la cual no ha tenido que preocuparse por camuflar sus actividades. “Alian”, en primera persona, confesó esa máxima garantía.”

…Una mención aparte merece el sujeto conocido como “Alian”, que responde a la Secretaría de Inteligencia de Presidencia de la Nación. Se trata de una persona con acceso al entorno presidencial, que cuenta con información privilegiada -incluso sobre la salud de la Sra. Presidente- y que ha declarado su simpatía con el régimen iraní, que ha actuado -en reiteradas ocasiones- a favor de intereses extranjeros en detrimento de los nacionales. Que ha transmitido informaciones secretas y protegidas por la ley de inteligencia a agentes de una potencia extranjera y en quien la Sra. Presidente ha confiado para llevar adelante parte del plan de impunidad…”

Efectivamente, quedará ampliamente explicado y comprobado, que los partícipes del encubrimiento, en especial el nombrado “Alian”, junto al ex Fiscal designado para actuar en la causa AMIA y ex Juez de Instrucción, Dr. Héctor Yrimia, han trabajado y negociado la impunidad de los prófugos de la causa AMIA, transmitiendo para ello información sensible y clasificada a la contraparte iraní, contribuyendo al armado de una pista falsa, con pruebas inventadas, conspirando contra la investigación judicial e incluso utilizando los resortes del Estado Nacional para allanar cualquier obstáculo que surgiera durante la ejecución del plan de encubrimiento.”

… En este sentido, resultan sustancialmente reveladoras las palabras de “Alian”, quien ha jugado un papel clave en el plan criminal, dada su vinculación a la Secretaría de Inteligencia de Presidencia de la Nación y cercanía al entorno presidencial, y su activa relación con el operador local de Teherán, Jorge Khalil. Este individuo, que funcionó como nexo entre distintos partícipes del plan y que contribuyó activamente en la elaboración de la pista falsa para redireccionar la investigación…”

De estas expresiones de “Alian” se desprende que para quienes se encuentran detrás de este encubrimiento, un objetivo clave ha sido remover al suscripto, mediante el descrédito personal y/o la deslegitimación de la pesquisa, a partir de -como surge de sus planes- hipótesis inventadas con pruebas falsas. Existen otros indicios que dan cuenta del interés de remover a este denunciante….”

Estas pruebas dejaron al descubierto a un grupo de individuos estrechamente vinculado con funcionarios y ex funcionarios de ambos gobiernos que, desde la sombras, contribuyeron estratégica y sustancialmente con las acciones necesarias para avanzar con el objetivo criminal planeado. Entre ellos… el individuo identificado como “Alian” perteneciente a la Secretaría de Inteligencia, orgánica o inorgánicamente, y que podría tratarse de Ramón Héctor Alian Bogado, sea este su verdadero nombre o el que utiliza en su actividad de inteligencia.”

…Tal fue el grado de compromiso que asumió la Dra. Fernández en este plan criminal de impunidad que se ocupó de seleccionar muy cuidadosamente a algunos de sus colaboradores o, para ser más exactos, sus cómplices, valiéndose de distintas personas para ejecutar el plan. Ese ha sido uno de sus aportes fundamentales para la instrumentación del plan. Cuando se observan y se analizan las credenciales de cada uno de los partícipes, puede advertirse que la elección fue acertada pues todos poseen los antecedentes y las condiciones necesarias para cumplir fielmente los encargos de la Presidente.

En primer lugar, se valió de un sujeto identificado como “Alian”, hombre de su entorno, consustanciado con el régimen iraní, contacto directo del máximo referente de dicho país en Argentina y miembro de la Secretaría de Inteligencia de Presidencia de la Nación… La circunstancia de que “Alian” cumpla funciones -orgánicas o inorgánicas- para el organismo de inteligencia nacional no es un dato menor. Todo lo contrario, dicha pertenencia le permite aprovechar los recursos de tal secretaría de estado, lo que lo hace especialmente apto para cumplir con su tarea.

…Otra directiva expresa de la Sra. Presidente, esta vez canalizada a través del agente “Alian”, fue la orden de construir una hipótesis falsa, sostenida en pruebas inventadas, para incriminar a “nuevos autores del atentado”, que serían acusados con el fin de desvincular definitivamente del hecho a los imputados iraníes. Justamente, “Alian” dio cuenta de esta orden, al reconocer que el suscripto “…va a hacer culo al norte, porque nunca las vio, él, las pruebas…lo que viene ahora… es una prueba contundente…”

Además Nisman en su denuncia le dedica a “Alian” Bogado un acápite especial, resumiendo el rol clave que supuestamente habría tenido en la “confabulación”, que tenía como vértice a la Presidenta de la Nación Fernández de Kirchner.

e) “Alian
Miembro de la Secretaría de Inteligencia, respecto de quien hay fuertes indicios que su nombre verdadero sería Ramón Alian Héctor Bogado. En la ejecución del plan criminal, la persona identificada como “Alian” cumplió un rol imprescindible. En su condición de funcionario de la Secretaría de Inteligencia, con llegada directa al entorno presidencial, ha sido un actor clave en la interacción entre las altas figuras gubernamentales involucradas en los hechos. Es decir, ha sido especialmente seleccionado para instrumentar, materializar y llevar adelante los designios criminales de la Sra. Presidente y del Sr. Canciller”.

… Profundizando lo afirmado, en primer lugar corresponde hacer notar que los elementos colectados indican que “Alian” trabaja para la Secretaría de Inteligencia. Su pertenencia a dicho organismo queda fuera de discusión por su propia confesión y por la información que maneja…”

Está claro que “Alian” ha sido cuidadosamente seleccionado. Por tener acceso al entorno presidencial, por responder a la Secretaría de Inteligencia, por su declarada simpatía con el régimen iraní, por ser un contacto directo y asiduo de Jorge “Yussuf’ Khalil, por su dedicación, obediencia y, sobre todo, por su falta de escrúpulos a la hora de manipular pruebas, personas e inventar hipótesis falsas para lograr la consecución del encubrimiento…”

Que el funcionario de inteligencia con acceso al entorno presidencial conocido como “Alian”, con información privilegiada -incluso sobre la salud de la Sra. Presidente-, ha declarado su simpatía con el régimen iraní y ha actuado -en reiteradas ocasiones- a favor de intereses extranjeros en detrimento de los nacionales. Funcionó como nexo entre la Sra. Presidente y el referente local de Irán, Jorge Khalil, e impulsó desde las sombras y siguiendo órdenes de sus superiores, las acciones que aportaron al plan de impunidad. Explicó lo que se podía hacer y lo que no, lo que convenía y lo que podría molestar.”

Ver Transcripción de lo denunciado por Nisman referido a Ramón Alian Bogado

El juez Rafecas desestimó la denuncia de Nisman desechando el rol clave “Alian” Bogado

En su sentencia con la que desestimó la denuncia de Nisman, el juez federal Daneil Rafecas se encargó de demoler el supuesto rol estelar de “Alian” o “Allan” Bogado como súper agente 86 que dependía de la Presidencia de la Nación. Mostrando las falencias que existían en sus intervenciones, la inexistencia de sus supuestos viajes al exterior, y el carácter público de la supuesta información reservada que manejaba.

Para finalmente afirmar casi burlonamente que se trataba de un mero impostor, que incluso dos meses antes había sido denunciado por ello ante la justicia, por parte del director de Operaciones de la SI – SIDE “Jaime” Stiuso. Lo cual transforma “al citado personaje en poco más que un truhán, un embaucador que de ningún modo puede siquiera tomarse en serio”.

Rafecas afirma que casualmente “Alian” Bogado aparece en la escena en diciembre del 2012, después de que la Presidenta Fernández de Kirchner había anunciado públicamente en la Asamblea de la ONU, el inicio de negociaciones con Irán. Lo cual de entrada pone en duda el vital rol secreto que habría supuestamente desempeñado en la supuesta “confabulación”. Al respecto en su sentencia, Rafecas afirmó:

A lo largo de estas conversaciones, este resbaladizo personaje se muestra permanentemente como alguien influyente y con contactos en las más altas esferas del gobierno nacional, incluyendo la mismísima Presidenta de la Nación, que maneja información privilegiada de ese ámbito, que participa en viajes al exterior, y que todo ello lo haría a partir de su pertenencia funcional a la Secretaría de Inteligencia. Ya en la primera escucha, del 22 de noviembre de 2012, “Allan” le comentó a Khalil que había viajado “a la zona de Triple Frontera”.

En la siguiente, del 28 de enero de 2013, lo vemos mimetizándose con al menos un sector del gobierno nacional (enfrentado con Timerman y la cancillería). Le dice a Khalil, a propósito de la firma del Memorándum: “Tranquilo, que ya ganamos, es decir ganamos una partida, yo te dije, vos no me tenías fe, pero qué es lo que sucede todo lo que laburamos en esto, vos sabes que yo hace un mes estuve en Ginebra”, y le recomienda a Khalil: “calladito por diez días”.

Luego “Allan” le va a agregar a Khalil: “vos no te olvides, escuchame, que yo mi viaje que hice a New York me junté con los primos del otro wing eh?…”, haciendo una brumosa alusión a alguna persona o entidad representativa de la comunidad judía… Khalil habrá quedado impresionado. Con contactos “del otro wing” y viaje a New York, y participando de las negociaciones intergubernamentales personalmente, en Ginebra, Suiza…”

Pero una simple consulta por pantalla al Registro Nacional de Migraciones, con el registro del N° de DNI de Bogado, indica que este personaje no registra una sola salida del país en los últimos diez años (siendo la última el 13/11/2002 en el paso de Yacyretá, Misiones, de donde Bogado es oriundo). Este recurso seguramente estaba disponible para la UFI AMIA también. En fin…”

La del 25 de febrero de 2013 es ciertamente ilustrativa. Bogado lo llama a Khalil y le dice: “tengo un chisme…me dijeron ahí en la Casa [como se le dice a la Secretaría de Inteligencia] Interpol va a levantar el pedido de captura de los amigos…”. A esto, Khalil, otro improvisado, le responde: “¿lo levantaron?”. Y Bogado, ahora más seguro, le responde: “[Interpol] lo va a levantar ahora”. Khalil, no sin alivio, frente a tantos meses de frustraciones y malas noticias debido al trabajo de la “diplomacia real”, exclama: “no me digas! Menos mal…”. Pasaron dos años exactos de aquel anuncio de Bogado. Aquel chisme, devenido en certeza, nunca existió.”

Pasemos ahora a la charla mantenida entre el “espía” Bogado y Khalil el 24 de mayo de 2013. Allí, Bogado se jacta nuevamente ante su interlocutor de su supuesta estrecha vinculación con la agrupación “La Cámpora”, a través de una actividad de su parte que, además de imposible de comprobar, es bastante difícil de creer. En un momento Khalil le pregunta a Bogado si “va mañana al acto” (del 25 de mayo, en la plaza de Mayo), a lo que Bogado, le responde: “sí, sí, voy con los pibes de «La Cámpora»”. Como el otro le dice “yo voy a estar en el escenario y nos vemos ahí”, Bogado parece recular, cuando le responde: “dale, listo…yo voy a las 11, organizo 20 minutos, yo a la una me tengo que ir, porque el final es largo […] yo tengo que organizar que la columna de «La Cámpora» llegue bien adelante…”.

Y luego Bogado le cambia el tema: “Te cuento la doctora [la Presidenta] está con gripe y está con una fiebre de la puta madre […] a ver si mañana arranca para hablar”. Es interesante señalar al respecto, dos cuestiones: la primera, es que al día siguiente la Presidenta, en el acto por el día de la independencia en Plaza de Mayo, estaba tan exultante, que hasta se permitió bailar en el escenario. La segunda, es que Bogado le erró en su comentario, por un año, pues lo que “Allan” relató, es lo que todas las crónicas periodísticas comentaron sobre el cuadro de salud de la Sra. Presidenta y se especulaba con que si iba a llegar o no a hablar en el acto del 25 de mayo…de 2012…”.

Y la última es la del 7 de octubre de 2013. Es donde “Allan” pretende impresionar una vez más a un desprevenido Khalil, mostrándole nuevamente su proximidad al calor del poder, al tener supuesta información de primera mano acerca del estado de la salud de la Presidenta de la Nación, cuando le hace saber que ésta “tiene un coágulo, viste…casi seguro la operan […] le cuesta reírse viste, pero lo demás lo tiene controlado […] ella se da cuenta el sábado cuando empezó a hacer gimnasia […] viste cuando se te duerme la mano […] pensaron que era del corazón y salieron cagando…” (continúa dando supuestos detalles). Y remata: “Ya está internada hace una hora y media” (cfr. fs. 649/651).”

Ahora bien, la información acerca del problema de salud de la Sra. Presidenta ya había sido puesta en conocimiento de la opinión pública durante la noche del día anterior, por boca del vocero presidencial, en conferencia de prensa, como se consignara en todos los medios web esa misma jornada (ver por todos, 6/10/13, Clarín web, “Largas horas de incertidumbres, versiones y rumores”, disponible en:”

www.clarin.com/politica/Largas-horas-incertidumbre-versiones-rumores.html

…En definitiva, la “información de privilegio” que tenía Bogado fue una construcción armada sobre profusos y detallados informes previos sobre el tema… “Allan” Bogado se expresa de modo tal de que se lo tome como si trabajara o fuera parte de la Secretaría de Inteligencia, y así lo sostiene, en varios pasajes, el Dr. Nisman en su presentación a partir de estas referencia que hace el propio “Allan” y de otros tres comentarios de Khalil y Esteche con referencia a Bogado y su supuesta pertenencia a “La Casa”, “25 de Mayo” o “la SIDE”….”

Pero no sólo que la Secretaría de Inteligencia, mediante oficio firmado por su Titular Oscar J. Parrilli, fechado el 20 de enero ppdo. informó oficialmente que Ramón Allan Bogado “no pertenece, ni ha pertenecido como personal de la planta permanente, contratado, de gabinete ni personal transitorio” a ese organismo del Estado Nacional (cfr. fs. 158), sino que además, hizo saber a esta sede, que “con fecha 12 de noviembre de 2014 esta Secretaría de Inteligencia formuló denuncia criminal a los fines de esclarecer la posible comisión del delito de «tráfico de influencia» por parte del señor Alan BOGADO, quien, no siendo personal de este Organismo, se presentaba ante funcionarios de la Administración Nacional de Aduana como agente de esta Secretaría, conforme las circunstancias que fueran acreditadas en la Investigación Preliminar N° 04/14 […] tramitando dicha denuncia por ante el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N° 9…”

Así las cosas, aquellas supuestas virtudes del “espía” Bogado, a medida que se analiza con mayor detenimiento sus comentarios, anuncios y predicciones, ese aire de persona importante e influyente, que se codea con los más altos referentes del poder, termina completamente desvanecido, transformando al citado personaje en poco más que un truhán, un embaucador que de ningún modo puede siquiera tomarse en serio.”

En definitiva, tampoco en este caso la actuación de una persona con estas características puede tomarse seriamente como que pudo haber formado parte en la presunta ideación, instigación o preparación (no punible) de un delito de encubrimiento, respecto de un delito que, además, nunca llegó a cometerse.”

Ver Transcripción de la sentencia del juez Rafecas desestimando la denuncia de Nisman, en lo referido a Ramón Alian Bogado

En consecuencia Rafecas ordenó la extracción de testimonios y su remisión a la causa 11.503/14, de trámite ante el Juzgado Federal N° 9, donde por una denuncia efectuada por el director de Operaciones de la SI – SIDE “Jaime” Stiuso, Bogado era investigado por el delito de tráfico de influencias al haberse presentado ante la Administración Nacional de Aduanas como agente de la SI – SIDE.

Las declaraciones de “Alian” Bogado que ponen en evidencia la intriga de Stiuso

La intoxicación del adversario o un tercero a través de las intercepciones de las comunicaciones, es una técnica tan vieja como las mismas intercepciones de las comunicaciones, de la índole que sean. En esa elemental treta habría caído Nisman llevado por su personalidad narcisística, como se verá más adelante, su exaltación anti iraní, y su simpatía proisraelí. Exacerbada seguramente con incentivos de otra índole, incluso monetarios, como ponen en evidencia las cuentas y cuantiosos bienes no declarados que tenía en el país y en el exterior.

Ya hace 2.500 en su obra La Guerra es el arte del engaño el estratega Sun Tzu recomendaba tener “espías condenados”. Para hacer con ellos ciertas cosas abiertamente con propósitos de engañó, y permitir que las informen al enemigo. Este es el papel esencial que habría desempeñado “Alian” Bogado, quién en un reportaje publicado por la revista Noticias el 26/9/15, declaró que era un “agente inorgánico” de la SI – SIDE, que dependía únicamente de “Jaime” Stiuso, a quién reportaba directamente. Lo mismo había dicho en una entrevista previa concedida al periodista Facundo Pastor el 30/6/15.

Lo cual conmueve de por si la esencia de la denuncia de Nisman, que ubica a Bogado como dependiente directamente de la Presidencia de la Nación, y no de “Jaime” Stiuso, allegado a la CIA y el Mossad y ferviente cultor junto con Nisman, de la pista iraní. Y que por ello estaba frontalmente enfrentado con el gobierno, por el giro geopolítico copernicano hecho por este, al entablar negociaciones con Irán que desembocaron en el famoso “Memorándum de Entendimiento”.

Según Bogado, Stiuso le habría encargado hacerse “amigo” de Yusuf Khalil, una persona influyente en la comunidad islámica chiita de la mezquita de Flores, y de esa manera lo habría usado para engañar al titular de la UFI-AMIA Nisman. También dijo que hubo un quiebre entre Nisman y Stiuso, y ante el interrogante de porqué Stiuso no le avisó a Nisman de la denuncia que había hecho contra Bogado como impostor, que derrumbaba la denuncia de Nisman, Bogado dice que Nisman “fue a fondo con algo que sus investigadores sabían que no es real. Alguien le tendría que haber dicho. Y la única persona que podría haberle dicho algo, Stiuso, se fue del país”.

Ante la pregunta si Stiuso lo usó para engañar a Nisman. Bogado afirmó que . Interrogándose además porque Nisman se apuró al final, en una investigación que llevaba ocho años, y quién lo llamó y le dijo: “venite ya que esto explota”. Ante la pregunta del periodista de que la denuncia que hizo Stiuso contra él, a Nisman no le convenía “pero al gobierno sí, porque se caía la denuncia. Bogado apunta que “Nisman se confió. Si tiraba mi nombre en el sistema, le salía que estaba denunciado. O alguien le mintió”.

Agregó que la relación de Stiuso con el anterior Gobierno era mala antes de que lo echaran en diciembre. Respecto las recomendaciones a D’Elia que se quedara tranquilo por diez días, dijo que se la sugirió Stiuso. Y con respecto la información supuestamente sensible que manejaba, dijo que eran obtenidas en las charlas de café con otros colegas. Y que el espionaje a Khalil no era algo fuerte. Lo veía cada dos mesesy era sobre todo para confirmar por qué medios se estaba comunicando.

Opinó además que Stiuso es un traidor y se lo diría de frente. Ya que podría haber evitado la muerte de su hombre de máxima “que era el “Lauchón” Viale (muerto en una balacera por la Policía Bonaerense)… Stiuso nunca le dijo “te están escuchando, andá a la Justicia”. Nisman también terminó muerto. Toda su gente termina mal.”

Agregó que también traicionó a Nismanmuy mal. Yo creo que Nisman laburaba bien. Yo creo que sintió que lo dejaron solo. Hasta el 17 o 18 de enero el creía que yo era un gran agente. Y Stiuso no le avisó.” Y ante la pregunta de por qué Stiuso haría algo así, respondió: “para que Nisman quede culo al norteTraición hubo seguro. Stiuso no le dijo la verdad Nisman… Yo soy un tipo denunciado por “Jaime” Stiuso, me denunció él, el 12 de noviembre del 2014. Y siguieron alentando a Nisman sobre mí. Y lo hace venir. Alguien lo hizo venir al tipo este.”

El extracto de las partes más notables del reportaje efectuado a Bogado, que fue tapa de revista NOTICIAS, con título “Reportaje exclusivo – “STIUSO TRAICIONO AL FISCAL – Habla el espía clave del Caso Nisman”, es el siguiente:

Noticias: ¿Hace cuanto trabaja para la SIDE?

Allán Bogado: Desde 1988.

-El Gobierno en su momento dijo que no trabaja para la SIDE, pero usted dice que sí. ¿Era un agente inorgánico?

-Sí. Inorgánico quiere decir que trabajás para una persona que te dice: “Necesito que vayas a meterte en tal bar y ver quién entra y quién sale?.

-¿Está mal decir que usted en los últimos años reportaba a “Jaime” Stiuso?

-Yo reportaba a Stiuso…

-Como se explica que Stiuso lo denunciara por tráfico de influencias si usted trabaja con él.

-La situación es que yo me entero que había una denuncia periodística con gente de Aduana y yo soy conocido de gente de ellos.

-¿De quién?

-Carlos Sánchez. Le habíamos hecho un favor político, de juntar gente, porque se quería largar en Neuquén. Como me entero que estaba por pasar esto, voy y se lo cuento. Y Stiuso automáticamente me denuncia. ¿Porqué se mete la SIDE en algo que es de la Aduana?

-Lo que no tiene explicación es porqué Stiuso no le avisa a Nisman que en noviembre del 2014 el denuncia que usted no tiene nada que ver con la SIDE. Porque el propio Nisman dijo que Stiuso era quién lo ayudaba en su investigación del caso AMIA.

-Vivían los dos juntos. Yo no puedo saber que hacían ellos. Yo se que hubo un quiebre en s situación.

-¡Cual es ese quiebre?

-Puede ser un quiebre de Nisman, o un quiebre de “Jaime”.

-¿Puede ser que Stiuso haya entregado a Nisman al Gobierno? Sabiendo la causa que tenía Nisman en sus manos.

-No sé. No llego hasta ahí. Yo lo único que sé es que era un fiscal de una causa emblemática mundial, porque es terrorismo, que fue a fondo con algo que sus investigadores sabían que no es real. Alguien le tendría que haber dicho. Y la única persona que podría haberle dicho algo, Stiuso, se fue del país.

-¿Stiuso lo usó a usted para engañar a Nisman?

-Me parece que sí. Soy un “pichi”.

-No, un “pichi” no…

-Que me usó, sí. Si Nisman dice que tiene una causa que tiene escuchados a todos durante ocho años, mucho tiempo,
nunca se apuró tanto como en el final.

-¿Porqué se apuró?

-Hay que ver con quién habló, quién lo llamó y le dijo: “Venite ya que esto explota?

¿Stiuso?

-Seguramente la justicia debe saber con quién habló, porque eso es cibernético.

-¿A quién le convenía que Stiuso dijera que “Bogado no tiene nada que ver con la SIDE”. A Nisman claramente no le convenía, pero al gobierno sí, porque se caía la denuncia?

-Jurídicamente, la denuncia Stiuso me la hace en noviembre. Pero Nisman se confió. Si tiraba mi nombre en el sistema, le salía que estaba denunciado. O alguien le mintió.

-La relación de Stiuso con el Gobierno era mala antes de que lo echaran en diciembre… no conozco a nadie de La Cámpora y no conozco a Pocino. No lo conozco. Siempre me manejé con “Jaime”… Khalil es un dirigente iraní muy respetado en la comunidad. En ese momento decían: “Tenemos que ver quién es este”. Me tocó estar al lado de él. ¿”Jaime” que quería? Que yo le informara que teléfono usaba, si cambiaba de teléfono, cuantos teléfonos tenía, sus relaciones sociales, sus relaciones comerciales. Ese era mi trabajo…

-Usted se infiltró por orden de Stiuso.

-La situación es al revés. Yo le cuento: “Hoy estuve con un dirigente iraní”. “Bueno, hacete amigo”, me dice.

-Cuando empezó eso?

-En el 2012, más o menos.

-Hay escuchas donde lo llama a Khalil para que le trasmita un mensaje a Luís D’Elia para que esté tranquilo “por diez días” y no haga declaraciones a la prensa. ¿Quién le pidió eso? ¿Fue un pedido del Gobierno?

-Fue Jaime.

-Usted tenía información sensible sobre la salud de la Presidenta, según otras escuchas de la causa. Antes que cualquier periodista o funcionario del Gobierno. Y se la decía a Khalil.

-Pero eran charlas de café. Yo trabajaba dentro de un sistema donde había otros tipos con los que me juntaba que eran como yo, que eran del palo. Y hablábamos y decían: “Mirá la Presidenta le pasó esto, le pasó lo otro”. Y después salió en los diarios.. Un inorgánico no tiene un sueldo. Es por situaciones. Depende cada tema.

-¿Cobraba en negro?

-Todo en negro.. te mandaban una moto que te toca el timbre y te dejaba un sobre…

-¿Por el tema de Khalil cuanto le daban por semana?

-Pero Khalil no era algo fuerte. Lo veía cada dos meses. No era una situación de todos los días. No había presupuesto para Khalil. Era muy fácil. Te lo digo: nos sentábamos a tomar algo en algún lado, al tipo le gusta fumar habanos, y el tipo hablaba

-¿Que le diría a Stiuso si lo tuviera enfrente?

-Que es un traidor. Al hombre de máxima confianza de Stiuso, que era el “Lauchón” Viale (muerto en una balacera por la Policía Bonaerense) al que estaban escuchando, lo mataron a tiros. La SIDE debería saber que lo estaban escuchando. Stiuso nunca le dijo “te están escuchando, andá a la Justicia”. Nisman también terminó muerto. Toda su gente termina mal.

-¿Creé que Stiuso traicionó a Nisman?

-Sí, y muy mal. Yo creo que Nisman laburaba bien. Yo creo que sintió que lo dejaron solo. Hasta el 17 o 18 de enero el creía que yo era un gran agente. Y Stiuso no le avisó.

-¿Si su pusiera en la cabeza de Stiuso, por que haría algo así?…

-Sí, para que Nisman quede culo al norte… Pero después se dio cuenta que el también quedaba offside. Yo creo que Stiuso no pensó que el Gobierno lo iba a echar. Y ahí se complicó todo. Para los dos…

-Pienso yo… Traición hubo seguro. Stiuso no le dijo la verdad Nisman. Eso está seguro porque está dentro de la causa. Yo soy un tipo denunciado por “Jaime” Stiuso, me denunció él, el 12 de noviembre del 2014. Y siguieron alentando a Nisman sobre mí. Y lo hace venir. Alguien lo hizo venir al tipo este.

En su libro “NISMAN – ¿Crimen o suicidio?”, Pastor asegura que Bogado era un datero o buchón que colaboraba con la Gendarmería en Misiones “gracias a sus vastos conocimientos del mundo del contrabando”. Y que luego al llegar a la SIDE “significó llegar a ligas mayores”, lo cual a su vez le generó tres causas penales en su contra, entre ellas la formulada contra él por el mismo Stiuso.

En la entrevista que le hizo en junio del 2015, Bogado afirma que “El fiscal fue usado como todos nosotros. Es impensable que haya dejado a su hija sola en un aeropuerto. Fue muy raro.” Declarándose convencido de que Nisman se comió una operación de Stiuso”. Y que “se habían peleado los últimos meses… la realidad es que Nisman no tenía nada de nada. Yo era el topo…. Yo fui un agente infiltrado en la comunidad, trabajaba para la SIDE y puntualmente para Stiuso.”

Agregó queStiuso le hizo mucho daño al gobierno. Su frase de cabecera siempre era: «Hay que crear la necesidad para vender la facilidad»”. Arriesgando al respecto Pastor: ¿Algo de esto que puede haber sucedido con Nisman? «Crear la necesidad para vender la facilidad» Quizá le hizo creer que vos lo estabas espiando pero al mismo tiempo era él quien te había contratado para esa tarea solo para tenerlo controlado…” Interrogante que Bogado se negó a responder.

Seguidamente se transcribe el extracto de las declaraciones de Bogado insertadas en el capítulo “Habla Bogado” del libro de Pastor, en consonancia con las efectuadas posteriormente ante Noticias. En las que además, mostrando su predisposición a las balandronadas como las que había ejercido con Khalil, Bogado trató evidentemente de impresionar a Pastor, lo cual luego no repitió ante los periodistas de Noticias.

Bogado:… El fiscal fue usado como todos nosotros. Es impensable que haya dejado a su hija sola en un aeropuerto. Fue muy raro… estoy convencido de que Nisman se comió una operación de Stiuso. Ellos, por algún motivo, se habían peleado los últimos meses. Jaime lo da entender en su entrevista con la revista Noticias.

Pastor: Entonces, ¿vos estabas al tanto de que Nisman iba a denunciar a la Presidenta y sabías que esa denuncia te involucraba a vos?

—Yo sabía que se venía algo. El Gobierno también lo sabía. Pensábamos que la investigación llegaba hasta mí. Pero la realidad es que Nisman no tenía nada de nada. Yo era el topo….

—Yo fui un agente infiltrado en la comunidad. Hicimos una infiltración importante porque descubrimos que había algunos movimientos raros. Era muy difícil llegar a él y yo lo logré. Yo estuve con los siete porongas de la comunidad…

—Pero entonces Nisman estaba bien orientado con su denuncia.

—Nisman tenía razón en algo: yo era el infiltrado en la comunidad, eso era cierto, pero no para cometer delitos. Lo mío fue una tarea de inteligencia y punto, no una negociación con el régimen iraní para hacer zafar a los sospechosos del atentado.

—Pero la SIDE negó en varias instancias que vos pertenecieras al organismo.

—Yo siempre soy un servicio de Inteligencia. Entré en la SIDE a los 18 años, mi viejo era de la casa. Acá lo más importante son los inorgánicos…

—Pero vos trabajabas para Stiuso, al menos eso declaraste en una escribanía. ¿Qué fue lo que pasó?

—Es cierto, yo declaré en una escribanía antes del hecho, antes de la muerte de Nisman, y no solo eso sino que entregué mis celulares. Ese día declaré la verdad, que yo trabajaba para la SIDE y puntualmente para Stiuso. Todo eso fue entregado en un sobre cerrado y todo está en un juzgado.

—Más allá de tu teoría, hay varias denuncias en tu contra. Hay una causa por extorsión, tráfico de influencias…

—Justamente. Eso es parte de la guerra. “Jaime” se dio cuenta en octubre de 2014 que nosotros teníamos buen nivel de información contra él. Cuando se da cuenta de que habíamos avanzado mucho, me denuncia penalmente por el delito de tráfico de influencia. La denuncia me la hace previendo lo que yo podía hacer…

—Nisman y Jaime necesitaban cubrirse entre ellos. No te puedo decir más. Stiuso le hizo mucho daño al gobierno. Su frase de cabecera siempre era: «Hay que crear la necesidad para vender la facilidad».

—¿Algo de esto que puede haber sucedido con Nisman? «Crear la necesidad para vender la facilidad» Quizá le hizo creer que vos lo estabas espiando pero al mismo tiempo era él quien te había contratado para esa tarea solo para tenerlo controlado…

—Hasta acá llegué… Sabés qué quilombo se puede armar si yo declaro todo lo que sé…

Ver Declaraciones completas de Ramón Alian Bogado a NOTICIAS y Facundo Pastor

Intimidaciones a Bogado, quién quedó procesado por el juez compadre de Stiuso

El reportaje de la revista Noticias como el concedido a Pastor, trascendieron también a través de los portales de Infobae, y LA NACION. Trascartón Bogado se vio obligado a efectuar una denuncia por “hostigamiento” ante la comisaría de San Telmo de la Policía Federal Argentina. Al observar a un auto, que en una típica maniobra intimidatoria del submundo de la inteligencia, estuvo varias horas detenido frente a su casa como vigilando sus pasos.

http://www.infobae.com/2015/09/25/1758115-allan-bogado-el-agente-inteligencia-denunciado-alberto-nisman-aseguro-que-stiuso-traiciono-al-fiscal

http://www.lanacion.com.ar/1827806-caso-nisman-allan-bogado-admitio-que-era-un-agente-inorganico-de-la-ex-side

Por su parte periodistas del diario Perfil se acercaron al lugar de los hechos, y constataron que un auto Chevrolet Corsa, patente IOW070, con vidrios polarizados y las luces encendidas, estaba estacionado cerca de la puerta del domicilio particular de Bogado. La denuncia fue derivada a la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Nº20, a cargo del doctor Juan Rozas y la secretaria Dra María Ponte.

http://www.perfil.com/politica/El-ex-espia-Allan-Bogado-denuncio-hostigamiento-20150929-0023.html

A partir de allí “Alian” Bogado se mostró mucho menos locuaz y no concedió mas reportajes. Habiendo sido indagado en febrero de este año por el juez federal Luis Rodríguez, por la denuncia efectuada en su contra por Stiuso, reforzada con el envío de los antecedentes efectuado por el juez federal Rafecas. Seguidamente el juez Rodríguez decretó su falta de mérito, como para no dejarlo escapar, y tenerlo a Bogado sujeto a su juzgado. Y a nadie de la justicia, pese las gravísimas cosas que Bogado había dicho ante la revista Noticias, se le ocurrió darle protección como un testigo de identidad reservada, que están ahora tan de moda.

Rodríguez es el mismo juez que tramita las amenazas recibidas por el fiscal Nisman en el 2012 a través de mails, por la que dispuso un refuerzo de su vigilancia en su domicilio en Puerto Madero por parte de la Prefectura. Razón por la que se presume que el traslado del caso Nisman a la justicia federal caería en sus manos. Siendo esto alentado públicamente por la querella de Arroyo Salgado, como si quedara en las mejores manos. Cuando se trata precisamente de todo lo contrario, según se verá a continuación.

Rodríguez, reemplazó en ese juzgado el destituido Juan José Galeano, justamente por su accionar en la causa AMIA. No obstante haber sido el candidato más resistido por el Senado a la hora de la aprobación de su pliego, con 39 votos a favor y 18 en contra. Como consecuencia de que acumulaba una larga lista de cuestionamientos e impugnaciones. Entre ellas la de haber hecho trampas para llegar a ese cargo, mediante obtener de antemano las respuestas del examen que le tomó el Consejo de la Magistratura. En el cual su esposa Silvia Arcos, se desempeñaba como prosecretaria letrada.

Una muestra de sus más que dudosos procederes la puso recientemente en evidencia la Cámara Federal de Apelaciones, al anular el sobreseimiento en una causa por enriquecimiento ilícito que Rodríguez había dispuesto a favor de Carlos Luizzi, el ex segundo de Carlos Zanini en la secretaría Legal y Técnica de la Presidencia. Sin haber tomado en cuenta los dictámenes de la pericia oficial, que había pedido más medidas de prueba sobre los bienes del funcionario.

Según el periodista Gerardo “Tato” Young, autor del libro “Código Stiuso”, el padrino de su hija es Javier Fernández, el ex auditor de la Nación señalado públicamente como el operador de Stiuso en la Justicia. Y Young afirma que otro de los hijos del juez, tiene como padrino al mismo Stiuso. Y a la vez, el magistrado es padrino de una de las hijas de este súper espía. Young afirma al respecto que cuando la SIDE “toca una causa, la hace pelota”.

“Stiuso quiere direccionar la causa hacia el juez Luis Rodríguez porque es compadre de Stiuso, es el padrino de la última hija de Stiuso, y él es padrino de uno de los hijos de Rodríguez. Quiere llevar la causa a lo de Rodríguez para manejarla. No sabemos para qué: si para destruirla o para encontrar el eventual asesino de Nisman. El problema de este tipo de personajes es que cuando la SIDE toca una causa, la hace pelota. Históricamente ha pasado esto”

 Según el diario Perfil, en el entorno de Arroyo Salgado, están “seguros” que la causa recaerá en este magistrado. Por su parte Young, cuenta en su libro en el capítulo “Una ayuda para Sandra”, como Arroyo Salgado llegó con la ayuda de Nisman, Stiuso, y Fernández, a jueza federal de San Isidro: “La SIDE ponía jueces. Uno fue Rodríguez y la otra es Arroyo Salgado. Esto es así. Cuesta decirlo porque es la víctima, la gente se sensibilizó con ella. Pero es amiga de Rodríguez también. Son todos del mismo grupo: los jueces de la SIDE..

Si la Cámara acepta la excusación de la jueza Palmaghini, el expediente va a sorteo entre los seis jueces federales, algunos de los cuales pueden rechazarlo. La ventaja de Rodríguez para hacerse de la causa es que tramita otra por amenazas contra el ex fiscal de la AMIA.” Y agregó lo qué podría pasar si Rodríguez / Stiuso consiguen ese objetivo: “Van a empezar a citar a Massino (Alberto, ex director de la SIDE), Pocino (Fernando, ex director de la AFI), Milani (César, ex jefe del Ejército), Cristina misma. De ahí que vayamos a saber qué pasó con Alberto Nisman hay una diferencia enorme

http://indiepolitik.blogspot.com.ar/2016/03/stiuso-es-padrino-de-uno-de-los-hijos.html

El disparador del suicidio de Nisman

Conforme narra Pastor, en la causa de la muerte de Nisman consta que el viernes antes de su muerte hacia el mediodía, Nisman nuevamente intentó comunicarse con Stiuso, quien no le atendió la llamada. Ante ello se comunicó en dos ocasiones con un total de quince minutos con Alberto Massino, el ex director de Análisis de la Si – SIDE, ladero de Stiuso, quién en diciembre había sido dejado cesante junto con el entonces Director de Operaciones Stiuso.

Seguidamente con su custodia que tenía como misión solamente protegerlo en sus traslados, Nismán salió de su departamento y se dirigió al restaurante Itamae que también queda en Puerto Madero. Donde almorzó con una persona de edad que vestía remera blanca, de la que hasta ahora en la causa no se pudo averiguar su identidad.

A partir de allí regresó a su departamento, del que no volvió a salir vivo, y se dedicó a dos cosas. Conseguir un arma, con la excusa de que tenía que defender a sus hijas, que estaban veraneando en Europa, o repeler la agresión de algún energúmeno kirchnerista. Y a tratar de hablar telefónicamente con Stiuso, como lo había intentado infructuosamente antes, desde que llegó desde el exterior.

El arma la consiguió finalmente el día sábado a la tarde, aportada por su empleado de confianza Diego Lagormarsino, como es público y notorio. Después de haberlo intentado a primera hora de la mañana con su amigo, el comisario retirado de la policía bonaerense, Ricardo Oscar Bogoliuk, que había estado a su servicio, pero se encontraba en Mar del Plata.

Y reintentado luego con el policía de su custodia Rubén Fabián Benitez, quién lo notó sumamente alterado, con un Nisman que como para tratar de disimular para que realmente buscaba el arma, sobreactuando lo recibió gritando “les voy a romper el culo, los voy a hace mierda”. Mientras blandía la revista Noticias que en la tapa tenía su foto. Nisman poseía una pistola Bersa que había dejado guardada en un baúl de la casa de su madre, pero carecía de balas, cuestión difícil de solucionar en un día sábado.

Por su parte lo segundo, la comunicación con Stiuso, no lo consiguió pese haberlo intentado tres veces. Siendo elocuente el paralelismo que existe entre una y otra intención, en sus etapas finales del sábado a la tarde, en vísperas de su suicidio. A las 16:36 se comunicó ansiosamente con Lagomarsino, pidiéndole que fuera a su departamento. A las 17:18 llegó Lagomarsino proveniente desde San Isidro, quién lo notó muy alterado, oportunidad en la que le pidió prestado el arma.

Tras ello Lagomarsino se encaminó a buscarla. A las 18:24 Nisman intentó hacer un último llamado a Stiuso, que este no contestó. A las 19:01, después de atender brevemente un llamado de su secretaria Soledad Castro, Nisman llamó por teléfono al domicilio de Lagomarsino, preguntándole ansiosamente si había conseguido el arma. Y a las 20:01 Lagomarsino le entregó a Nisman el arma en su departamento.

Por su parte Stiuso no se esmeró en tratar de responder los reiterados llamados de Nisman, pese el trató casi íntimo que mantenían. Habiendo sido incluso invitado a las fiestas que daban Nisman y Arroyo Salgado, según el mismo declaró en la causa, con la excusa que tenía baja la campañilla de su celular. Condenándolo así a Nisman a un ominoso silencio, en el momento más álgido de su vida como fiscal.

Por contrario en la causa se registran llamadas el día viernes por parte de Stiuso a los custodios de Nisman, Luis Miño, Manuel Méndez, y Alberto Pérez, lo cual evidencia que Stiuso controlaba estrechamente a Nisman, a la par que lo intoxicaba a través de las escuchas a su dependiente Bogado. Y además en la causa se registran cruces de llamadas entre Stiuso y Massino, el día domingo en que falleció Nisman.

En su primera declaración ante la fiscal Fein a un mes de la muerte de Nisman, Stiuso afirmó sibilinamente, que sabía de la denuncia de Nisman, pero no colaboró con ella, ni sabía que iba a presentarla, y en tal caso lo hubiera aconsejado de otra manera. Que la última vez que se entrevistó con él, fue en octubre pasado. Que no pudo atender su última llamada porque no la escuchó. Y como curándose en salud, cuestionó la posibilidad que se tratara de un suicidio.

Nisman me contó que estaba trabajando en la denuncia contra la Presidenta. Creo que estuvo trabajando entre seis meses y un año en el tema, pero nunca me pidió colaboración al respecto… La última vez que lo ví y me reuní con Nisman fue a fines de octubre. Alberto siempre fue una persona muy ansiosa… La última vez que me llamó fue el 17 de enero a la 6: 25 PM, no le contesté porque no lo escuché. Lo tenía en tono bajo porque me acosaban los periodistas… Yo no sabía que Nisman iba a realizar la denuncia contra la Presidenta, mucho menos la forma intempestiva en que la realizó. Fue una sorpresa. De haberlo sabido le hubiera aconsejado o asesorado de otra manera. Me llamó la atención su muerte, nunca lo hubiera esperado en una persona como Nisman, apasionado por su trabajo”.

Por su parte Massino en su testimonio, dijo que conocía las escuchas esgrimidas por Nisman en su denuncia, y las consideraba “no relevantes”. Habiendo sido posiblemente este quien le trasmitió a Nisman el viernes previo a su muerte, que el testigo clave Bogado, había sido denunciado por Stiuso el 12 de noviembre por impostor. Pocos días después de la última entrevista que este tuvo con Nisman, a fines de octubre. Con la cual la resonante denuncia de Nisman contra la Presidenta se derrumbaba estrepitosamente, tal como inmediatamente después lo concretó el juez Rafecas. Sin haber atinado a comunicarle Stiuso este detalle esencial a Nisman.

La guerra de espías y por el control de la justicia desatada por las negociaciones con Irán

Si a este cuadro de situación se le suma el hecho de que probablemente, estos dos personajes del submundo del espionaje habrían sido quienes alertaron a Nisman de que el gobierno pensaba desplazarlo de su puesto, impulsándolo así a hacer su resonante denuncia. Cuestión que consideraba de vital importancia, según el mismo declaró en su último audio. Por ello había ordenado a su secretaria Castro que diariamente se comunicara con él durante las ferias de enero, por si había una novedad a ese respecto, según declaró Castro en la causa.

Desplazamiento que resultaba muy plausible, por la previa cesantía de Stiuso y Massino que había dispuesto el gobierno. Ante la provocación que hizo el mismo Stiuso, otorgando por primera vez en su vida un reportaje, concretado con el periodista Rodis Recalt de la revista Noticias, a principios de diciembre del 2015. Que causó estupor en el Gobierno kirchnerista, y lo determinó a tratar de remover a Stiuso y sus secuaces, con la intervención de la SI – SIDE por parte Oscar Parrili. La cual tras la muerte de Nisman se convirtió en AFI (Agencia Federal de Inteligencia).

A ello se sumó el apartamiento en el último día de diciembre de 2014 por parte de la Procuradora General Alejandra Gils Carbó, del fiscal Guillermo Marijuan como adjunto en la UFISES (Unidad Fiscal de Investigaciones de la Seguridad Social). Quien provocativamente había criticado a la procuradora por el nombramiento de otros fiscales suplentes. Y por el apartamiento como fiscal suplente del fiscal Eduardo Taiano, de la suplencia que realizaba en la Fiscalía N° 5, donde se tramitaba la sensible causa de Papel Prensa. En la que Taino se negaba a toda costa a imputar, habiendo personajes de por medio como Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre.

El pedigree stusiano del fiscal Taiano se verá más adelante, y respecto a Marijuan el entonces titular de la flamante Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, en octubre del 2015 lo criticó duramente diciendo: “más que un fiscal parece un defensor” de Stiuso, al oponerse al pedido del Gobierno para que se dictara una circular azul contra este, para averiguar su paradero. Sardónicamente Parrilli expresó “esto me hace acordar a un refrán que decía mi abuela “pegale al chancho que aparece el dueño”.

Esto es solo una tibia manifestación de la sórdida lucha en las sombras que existía entonces entre el Gobierno kirchnerista y la banda de Stiuso, por el control de la justicia que antes detentaba este último a favor de ese mismo gobierno. Pero el que solo era otro campo de batalla, en “La guerra criminal de los espías”, tal como título en su tapa la revista NOTICIAS en el numero siguiente al del reportaje realizado a Stiuso, dando cuenta de la “Purga en la SIDE” que había provocado ese reportaje.

Guerra que se había desatado entre dos sectores de la SI – SIDE, al comenzar las negociaciones con Irán en el 2011, a la que se oponían fervientemente Stiuso y Nisman. Habiendo este último por su parte, demandado judicialmente la inconstitucionalidad del Memorándum de Entendimiento convenido con Irán. Emitiendo además a mediados del 2013, un farragoso dictamen confeccionado con la asistencia de Stiuso, en el cual, acorde con las posturas de EEUU e Israel, acusaba a Irán de infiltración en la región, para “cometer, fomentar y patrocinar actos terroristas, en consonancia con sus postulados de exportación de la revolución” islámica.

Antecedentes que confirman la existencia de un doble propósito en la denuncia de Nisman, para tratar de obligar al gobierno a llevar el caso AMIA al Consejo de Seguridad de la ONU. En momentos en que la negociación entre EEUU e Irán habían avanzado notablemente, y entraban en su fase más compleja y delicada. Ante lo cual el gobierno y lobby israelí desplegaba denodados esfuerzo tratando de frenarla. Habiendo sido invitado en enero del 2015 el premier Netanyahu, concomitantemente con la muerte de Nisman, para exponer ante el Congreso de EEU sobre la cuestión, soslayando al presidente Obama. Lo cual causo gran desagrado en la Casa Blanca.

El rumor de la posible cesantía de Nisman, se vio afianzado a su vez por la simultánea denuncia que hizo el abogado defensor de Alberto Kanoore Edul en al causa AMIA, Juan Gabriel Labaké, contra Nisman, ante la Procuradora Alejandra Gils Carbó. Por “ejecutar hechos dirigidos a someter total o parcialmente la Nación al dominio extranjero o a menoscabar su independencia o integridad”.

La suma de estos factores locales e internacionales fueron los que llevaron a Nisman a lanzarse con su audaz, estruendosa, y no chequeada denuncia, pidiendo incluso en uno de sus borradores, la detención de la Presidenta Fernández de Kirchner. Como si ello fuera posible fueros de por medio. Lo cual lleva a la conclusión que seguramente el motivo de las febriles llamadas de Nisman hacía Stiuso y Massino, eran para confirmar cual era el verdadero rol de Bogado, que era la columna central de su denuncia. Y/o para reclamarle airadamente el no haberle avisado de la denuncia que Stiuso había hecho contra él, que extinguía totalmente a su denuncia, tal como luego dictaminó el juez Rafecas.

O para directamente reclamarle exasperadamente la trampa en la que Stiuso lo había metido, de la que no tenía escapatoria posible, salvo por el ridículo y el interminable bochorno. Estando así todos los elementos de la intriga de Stiuso expuestos sobre la mesa, rematados con el silencio de radio con el que condenó a Nisman, ante los desesperados llamados de este.

El ostensible perfil suicida de Nisman, dato básico en un servicio de inteligencia

Es de suponer la enorme decepción y desolación que habrá embargado al fiscal Nisman, al anoticiarse que su prueba esencial, sin la cual toda su denuncia se desmoronaba, no solo no existía. Sino que chapuceramente se basaba en un supuesto embaucador y fabulador, que cargaba incluso con una denuncia penal al respecto. En un tema que había estallado explosivamente en la opinión pública, por la acción de los políticos y medios enfrentados con el gobierno.

Ante el desolador panorama de tener que defender públicamente el lunes siguiente, su indefendible postura ante el Congreso, y recibir como respuesta el escarnio y la mofa, ello le habría producido la “debacle narcísistica”, que según el psiquiatra forense Carlos Risso designado por la querella de Arroyo Salgado, podría haberlo llevado al suicidio. En un reportaje concedido a Perfil, Risso afirmó, que Nisman tenía “rasgos narcisistas” que podían desembocar en un “rapto suicida”, si enfrentaba una “debacle narcisista”.

Mi sensación es que era una persona con posibles rasgos narcicistas, y cuando aparece una personalidad con rasgos narcisistas acentuados, el suicidio es posible. Pero es posible cuando hay una debacle narcisista, por ejemplo cuando lo echan del trabajo o lo deja la novia, cuando la vida se arruina y la autoestima se hace trizas, ahí puede ocurrir un rapto suicida. Pero no es el caso de Nisman. Pareciera que estaba en el otro extremo: en el momento de mayor gloria. Por otra parte, no podría decir si la relación con sus hijas era buena o mala, pero sí que era intensa. Hay que estar muy desquiciado para hacerle un regalo de cumpleaños de 15 así a una hija, y no daba la sensación de ser un hombre con ese tipo de desquicio.”

http://www.perfil.com/politica/Nisman-tenia-rasgos-narcisistas-y-en-personas-asi-el-suicidio-es-posible-20150329-0040.html

Risso estimó que por contrario, Nisman parecía estar en su momento de gloria, pero apunto que debía estar “muy desquiciado” para hacerle un regalo de 15, dejando a su hija sola en el aeropuerto de Barajas, para venir a hacer su explosiva denuncia. Que fue amplificada por los medios antioficialistas casi hasta el infinito, por lo cual su debacle narcisista resultaba tanto más estruendosa. Resultando así ellos junto con Stiuso los responsables de su suicidio.

Previamente al reportaje a Risso, la revista Noticias del 28/3/15 había publicado una nota de tapa con título “La autopsia psicológica de Nisman”. En la que dice haber consultado con compromiso de anonimato a “diez de los psiquiatras, psicólogos y peritos más prestigiosos y respetados del país”. Quienes coincidieron que Nisman tenía un trastorno de “narcisismo, ansiedad y omnipotencia, un coctel difícil de manejar”. Respondiendo uno de ellos, ante la pregunta “Un narcisista busca la perfección en sus acciones”, que “no necesariamente… Los narcisistas no piensan que pueden fallar, se sienten omnipotentes”.

Las llevan a cabo cuando le conviene, cuando juzga que su ego puede quedar bien parado”. Es posible entonces que Nisman tuviera un motivo oculto para presentar la denuncia, aún sin contar con todos los datos? “Sí. Su visita a diversos canales de televisión y hasta la nota con revista Noticias pueden haber sido consideradas por él como el pináculo de su carrera. En su mundo, él podía conseguir y tendría con seguridad todo lo que hiciera falta para defender su posición. Los narcisistas no piensan que pueden fallar, se sienten omnipotentes, invencibles. Y venden esa imagen”.

Tras apuntar otros expertos que su desenfandada vida nocturna y afán de rodearse de bellas mujeres, era otra manifestación de su omnipotencia y narcisismo, y resaltar la “relación de amo y esclavo” que Nisman habría tenido con Lagomarsino, la revista Noticias llega al núcleo de la cuestión al expresar: “Pero esa relación puede tener su reverso: el amo se transforma en el esclavo de alguien más, de alguien de quien depende, de alguien que es el único que conoce la debilidad del narcisista, y su coraza.”

Interrogándose en consecuencia: “¿Fue Stiuso el amo que, muy inteligentemente, manipulaba a su antojo a Nisman? Y si así hubiera sido, ¿fue él la persona a la que el fiscal se refería cuando le confesó a Patricia Bulrrich que estaba angustiado porque se sentía traicionado por un agente de inteligencia? ¿Qué pasa por la mente de una persona con fuertes altibajos anímicos, como Nisman, en el momento más brillante de su vida, cuando lo que espera para alcanzar la meta final no llega?

Al respecto expresa Noticias que un grupo de los especialistas consultados aseguró que “Cuando a un narcisista le pasa algo que le derriba la estructura de grandiosidad que se armó se desarma por completo. El vacío de poder lo destruye…”.

Los últimos minutos de Nisman

Con vistas a esa destrucción, el sábado le habría requerido la pistola a Lagomarsino. Y temprano a las 7 hs de la mañana del domingo, se dedicó al leer los diarios por internet tal como informó la pericia informática. Accediendo a la nota de tapa de LA NACION (cuyo ejemplar impreso quedó como una admonición tirado en la puerta de su departamento) que tenía como título de tapa con la firma de Hernán Cappiello: “Un agente camporista de la ex SIDE hizo de enlace con IránSu identidad es reservada; es misionero y tiene acceso a la Presidenta; Nisman pidió indagarlo como partícipe del plan para encubrir a los prófugos iraníes”. En la cual como un espejo, quedaba reflejado el enormísimo error que había cometido en su denuncia.

Dicen que es el agente de Inteligencia favorito de Cristina Kirchner. Que tiene acceso a la intimidad de la quinta de Olivos y conoce los secretos del poder. Acusado de pasar información clasificada al gobierno de Irán siguiendo supuestas instrucciones de la Presidenta, integra La Cámpora, la organización que lidera Máximo Kirchner, según revelaron varias fuentes de Inteligencia. LA NACION conoce la identidad del agente, pero se la reserva para no violar la ley nacional de inteligencia, que prohíbe divulgarla…”.

El hombre de Inteligencia es misionero y fue recientemente ascendido. Reporta a Fernando Pocino, el encumbrado espía que hace muy poco ganó la guerra interna de la Secretaría de Inteligencia (SI, ex SIDE) y la confianza del poder después del apartamiento de su rival, el ex director general de Operaciones Antonio “Jaime” Stiusso, desplazado por Cristina Kirchner.”

El agente camporista asignado a la causa AMIA fue nombrado recientemente en una de las bases más activas de la SI, la que tiene “los fierros”. Ése era el asentamiento de la “patota” de agentes callejeros de Stiusso, hoy apartados de la línea de poder. Nisman, a quien el Gobierno liga con Stiusso, pidió que se impida la salida del espía del país y le solicitó al flamante jefe de la ex SIDE, Oscar Parrilli, que lo releve del secreto para poder revelar su nombre.”

http://www.lanacion.com.ar/1761041-un-agente-camporista-de-la-ex-side-hizo-de-enlace-entre-el-gobierno-e-iran

El pedido de Nisman a Parrilli para que sea autorizado a descubrir la identidad de Bogado, que da cuenta Cappiello en su nota, revela que igual que LA NACION, también el gobierno conocía su nombre, y por ende estaba en conocimiento de la extrema debilidad de la denuncia de Nisman. Por eso la diputada Diana Conti había dicho el viernes 16 de enero: “El lunes vamos a salir con los tapones de punta contra Nisman. Vamos a correr el velo de la mentira. Le decimos a la hija de Nisman que se quede tranquila que no vamos agredir ni insultar a su papá”. Señalando claramente que la metáfora se refería a la cuestión intelectual, no a la física, detalle que algunos medios antioficialistas se encargaron de mutilar.

Y por ello, directamente o a través de algún intermediario, como el desconocido hombre de remera blanca que almorzó con Nisman el viernes, el Gobierno también puede haber sido quién puso en conocimiento de Nisman de la falla esencial de su denuncia, por la que todo se desmoronaba. Y por eso entonces su ansiedad de comunicarse con Stiuso, para tratar de corroborarla, o reclamarle exasperadamente la trampa en que lo había metido.

Seguidamente Nisman accedió también al diario Página 12, en cuya nota de tapa con la firma de Raúl Kollman estaba su figura con el antetítulo “Nisman llega al Congreso en una situación más que incómoda”, y el títuloPOR LA PUERTA DE SERVICIO”. Anticipando en ella: “Los puntos oscuros de la insólita denuncia presentada por el fiscal contra la Presidenta y las preguntas que tarde o temprano debería contestar. Las consecuencias judiciales y políticas que plantea el mediático pero parcializado operativo de difusión. Reportaje exclusivo a Roland Noble, el jefe de Interpol durante la imposición de los alertas rojos. El Gobierno estudia el camino legal para levantar el secreto de los servicios de inteligencia que el fiscal no identifica…”

http://www.pagina12.com.ar/diario/principal/index-2015-01-18.html

También accedió al portal de Perfil, en el que leyó dos notas directamente relacionadas con Stiuso, y la trampa en que este lo había metido, a través de la impostura de Bogado. Una titulada “Stiuso, el espía detrás de la denuncia, dejó la ex SIDE y se jubiló” y la otra: Nisman exige una reunión reservada para revelar secretos de inteligencia.

Estas noticias, que le refrendaban el enorme bochorno y humillación que debía enfrentar al día siguiente, habrían sido el último empujón que recibió Nisman para acometer su suicidio, como única salida ante el atolladero en que se había metido. O quizás con plena conciencia en el que lo habían metido los ingeniosos e inescrupulosos muchachos de la SI – SIDE.

Por ello habría hecho un borrado seguro de sus últimas comunicaciones telefónicas y mensajes electrónicos, que EEUU hasta la fecha se ha negado a suministrar, quizás para no dejar rastro alguno del enorme bochorno que lo animaba. Y por esa razón tampoco dejó nada escrito expresamente respecto la decisión que había tomado, porque ello lo único que haría sería prolongar el bochorno hacia sus herederos.

Pero no obstante, como una póstuma expresión de narcisismo y omnipotencia, y a modo de explicación de su muerte, sobre su mesa de trabajo los funcionarios intervinientes encontraron el manuscrito borrador de la declaración que había hecho circular una semana atrás entre sus conocidos, previo a acometer su fatal denuncia. Que muchos tomaron como una nota suicida. En la que decía:

Éste es un mensaje de difusión masiva para un grupo pequeño y querido de amigos y allegados que no siguen el día a día mi actividad. Es simplemente informativo, por favor no responderlo. Debí suspender intempestivamente mi viaje de 15 años a europa con mi hija y volverme. Imaginarán lo que eso significa. Pero a veces en la vida los momentos no se eligen. Simplemente las cosas suceden. Y eso es por algo. Esto que voy a hacer ahora igual iba a ocurrir. Ya estaba decidido. Hace tiempo que me vengo preparando para esto, pero no lo imaginaba tan pronto. Sería largo de explicar ahora. Como ustedes ya saben, las cosas suceden y punto. Así es la vida. Lo demás es alegórico.

“Algunos sabrán ya de qué estoy hablando, otros algo imaginarán y otros no tendrán ni idea… Hasta dentro de un rato. Me juego mucho en esto. Todo, diría. Pero siempre tomé decisiones. Y hoy no va a ser la excepción. Y lo hago convencido. Sé que no va a ser fácil, todo lo contrario. Pero más temprano que tarde la verdad triunfa. Y me tengo mucha confianza. Haré todo lo que esté a mi alcance, y más también, sin importar a quién tenga enfrente. Gracias a todos. Será justicia.¡Ah! Y aclaro, por si acaso, que no enloquecí ni nada parecido. Pese a todo, estoy mejor que nunca. Jajaja 🙂 Alberto Nisman”

Seguidamente Nisman estuvo buscando imágenes de una modelo con la que había tenido relación anteriormente. Luego visitó la página del espiritualista Claudio María Domínguez, para leer una nota que hablaba del regreso de la muerte, con título “La conmovedora y sublime experiencia de una muerte clínica”. A continuación buscó el significado de la palabra “psicodelia”, término inaugurado con el uso del LSD, a los efectos de atravesar el umbral de la percepción ordinaria y descubrir otras dimensiones de la conciencia. Y seguidamente conforme el dictamen de los peritos oficiales, se pegó un tiro en el temporal derecho, empleando ambas manos para asegurar que el mismo fuera letal.

http://www.perfil.com/politica/Los-sitios-que-visito-Nisman-antes-de-morir-Mujeres-noticias-y-espiritualidad-20150814-0026.html

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-279475-2015-08-16.html

La inducción al suicidio

El derecho dice que para poder catalogar de suicidio deben existir tres cosas: 1) Necesidad efectiva de una muerte. 2) Que dicha muerte sea voluntaria, querida por el sujeto. 3) Que el sujeto cuya muerte se produce tenga capacidad de decisión, es decir, la voluntad de darse muerte ha de ser consciente.

Al respecto el código penal castiga con pena de prisión de dos a cinco años, “al que coopere con actos necesarios al suicidio de una persona”. Este auxilio necesario, consiste en cooperar a la ejecución del suicidio con un acto sin el cual no se habría efectuado. Curiosamente esta es en esencia, la hipótesis de los peritos de la querella encabezada por Arroyo Salgado Osvaldo Raffo y Daniel Salcedo.

Quienes conforme la absurda reconstrucción del hecho que concretaron, sostienen que acorde con la mancha de sangre que tenía Nisman en su mano derecha, un tercero le habría ayudado a sostener y apuntar el arma. Y que Nisman atontado previamente por un supuesto golpe en la cabeza, habría accionado el gatillo. Y que luego el tercero que lo asistió al suicidio, manchó la otra mano de Nisman, con su mano ensangrentada. Cuando la explicación natural y simple de esas manchas, es que Nisman sostuvo el arma con sus dos manos, lo que explica perfectamente a las mismas y la ausencia de pólvora en ellas.

Ver La prueba concluyente de que Nisman se suicidó con ambas manos, y la explicación de la ausencia de pólvora en ellas

No obstante el código penal establece una pena más severa, de prisión de cuatro a ocho años, al que induzca al suicidio de otro. Lo cual equivale a determinar a otra persona a que se suicide. Supone por consiguiente que el suicida no hubiera tomado la fatal resolución de darse muerte, si no hubiera mediado la conducta del inductor. La inducción tiene que ser directa y eficaz, y requiere que el inducido lleve a cabo su propósito, como sería el caso del fiscal Nisman.

Según los juristas “la inducción al suicidio es una figura privilegiada respecto al homicidio, ya que la pena señalada es menor, no siendo comprensible este privilegio para la inducción al suicidio respecto al homicidio desde un punto de vista político criminal, porque la víctima quería vivir. La inducción es una conducta dolosa que exige por definición, el propósito de hacer surgir en otra persona una resolución criminal, que aquí es una resolución no delictiva de darse la muerte. Y apuntan:

“Lo característico de esta resolución es que la misma no es espontánea, sino inducida, no cabe por tanto hablar de inducción cuando la resolución del suicida estaba ya tomada, y tampoco es inducción la mera aprobación de la actitud del suicida. En este delito sujeto activo es el inductor y sujeto pasivo el que se suicida, constituyendo el bien jurídico protegido la vida humana independiente, bien jurídico que es común a todos los delitos cobijados en este título. En cuanto al medio ejecutivo a través del cual el inductor puede conseguir su propósito, puede ser tanto físico como psíquico o moral, ya que ambos pueden conducir a la decisión de una persona de quitarse la vida.”

En esta hipótesis encuadraría el accionar de Jaime Stiuso. Al haber primero intoxicado al fiscal Nisman, a través de las escuchas telefónicas en las que intervino su dependiente “Alian” Bogado, de la supuesta complicidad y anuencia del Gobierno, en relación con las aspiraciones de simpatizantes de Irán. Brindándole así una escalera para que concretará su denuncia contra el gobierno.

Para seguidamente quitársela, con la denuncia efectuada por el mismo Stiuso contra Bogado por impostor, sin anoticiar de ello al vehemente e impetuoso fiscal. Y al haber luego concretado Stiuso una provocación, con el reportaje concedido a la revista Noticias, con vistas a que el gobierno lo dejara cesante en su puesto. Lo cual dio verosimilitud a Nisman, de la presunción de que podía seguir el mismo camino, impulsándolo así a concretar su desatinada denuncia contra el Gobierno, que lo condujo a la muerte. Rematando la maniobra con el silencio de radio con el que condenó a Nisman, cuando la intriga había llegado a su climax.

Pastor en su libro antes mencionado, dice que tras prestar su primera declaración ante la fiscal Fein el 18 de febrero de 2015, Stiuso salió por vía terrestre hacia Brasil, y en Porto Alegre abordó un avión con destino a EEUU. Agregando seguidamente “Cuando llegó a Miami, un auto blindado lo recogió en el aeropuerto para trasladarlo hasta Portofino Island, un lugar soñado en el norte de Florida, donde vive protegido por la inteligencia norteamericana.”

Lo cual, como agente secreto argentino, configuraría un acto lindante con la traición, que haría responsable a EEUU como corresponsable de la muerte de Nisman. Siendo elocuente en tal sentido la negativa de este poderoso país, a suministrar los correos de Nisman, cuyos intercambios seguramente clarificarían toda la cuestión. Siendo notable en tal sentido el estentóreo cuestionamiento por parte de algunos medios a la labor de la fiscal Fein, sin que nada hayan dicho respecto la reticencia de EEUU a suministrar una documentación que puede llegar a ser esencial.

Los cómplices que trataron de ocultarlo con Lanata y Carrió a la cabeza

La mejor forma de borrar las huellas, y ocultar esa inducción al suicidio, es plantear la hipótesis de la existencia de un homicidio. Tal como lo hicieron de entrada notables personajes, que así habrían colaborado con Stiuso, intoxicando a la opinión pública con la hipótesis del asesinato, pese no existir prueba alguna al respecto. A los efectos concomitantes de causar el máximo daño al Gobierno de entonces, en el inicio de un crucial año electoral.

Ante la total ausencia de una mínima prueba que avalara la encubridora hipótesis del asesinato, los instrumentos que se valieron para ello, fueron el de embarrar la investigación, apelando a cualquier medio, por deshonesto que sea, ante una opinión pública conmocionada. Y a realzar, creando un halo de suspicacia, aspectos secundarios irrelevantes, aunque ellos carecieran de incidencia alguna en la cuestión.

De esa manera construyeron el relato mediático, de que si había habido un asesinato, la actuación de funcionarios del Gobierno y la pésima investigación de la fiscal Viviana Fein, habían hecho imposible la investigación del mismo. El que incluso fue adoptado por la jueza Palmaghini que dispuso el traslado de la causa al fuero federal, y por algunos de los integrantes de la Cámara de Apelaciones, que confirmaron el mismo. Llegándose así al resultado sorprendente, de que como el árbitro y sus ayudas de línea habían cometido algunos errores en su desempeño –lógicos en todo quehacer- se anulaba el resultado y se declaraba vencedor a quién había perdido el partido.

Ver BOCHORNO EN EL CASO NISMAN – La jueza Palmaghini estaba inhabilitada para dictar su pésima resolución, que sería parte de una “opereta”

Resulta notable en tal sentido la actuación de Jorge Lanata, que desde el minuto cero sostuvo que Nisman había sido asesinado, sin siquiera conocer una mínimo detalle de su deceso. Hipótesis que luego sostuvo de cualquier manera, consiguiendo incluso la filmación del procedimiento judicial realizado en el departamento de Nisman.

Con el que hizo un show que impresionó a una vasta e ingenua audiencia, sosteniendo que lo que era una trágica carnicería, debía ser un aséptico quirófano. Y luego la siguió con la opinión de un forense norteamericano, recomendado casualmente por el FBI, que en su afán de sostener lo no evidente, incurrió en lastimosos errores. Llegando a decir livianamente que la lista de compras dejada por la empleada doméstica era de Nisman, y que en consecuencia nadie llena la heladera cuando no la va a usar, y nadie se mata cuando ha llegado al punto culminante de su investigación. Sin saber nada de los entresijo del caso.

Curiosamente Lanata también tuvo otra intervención notable en otro suceso confuso y trágico, que signó desde su comienzo profundamente a un año electoral, de forma parecida al de Nisman. Consistente en el ataque al cuartel de la Tablada, acometido casi en la misma fecha que el de Nisman, el domingo 22 de enero de 1989, por la agrupación Todos por la Patria liderada por el guerrillero Enrique Gorriarán Merlo. Con la supuesta intención de impedir un golpe de estado por parte de militares carapintadas, que dejó un tendal de casi 50 muertos, entre guerrilleros, militares, y policías.

Diversos analistas lo sindican a Gorriaran Merlo, quien de esa manera concretó una absurda y extemporánea resurrección de la guerrilla, como un topo de la CIA, de donde provendrían los generosos e inexplicables dineros con que contaba dicha agrupación. Y casualmente Gorriarán Merlo fue, según propias declaraciones y otros testimonios, quien facilitó a Lanata el dinero para lanzar en 1987 el diario Pagina 12. Medio que desde su primer número se dedico a encrespar el enfrentamiento con los carapintadas.

Hasta llegar al tercer domingo de enero de 1989, en el que con sus editoriales hizo plausible el supuesto golpe de estado que estos intentaban. Motivando así a 40 infelices a introducirse en una ratonera, a los efectos de tratar de impedirlo, en la que Gorriarán Merlo se cuidó expresamente de entrar. En la cual, como el gato con el ratón, los militares jugaron dos días a la “guerra sucia”, con muertos, desaparecidos y torturados, como para mostrar que así son todas las guerras.

Ardid que tiene un notable parecido al sufrido por Nisman, que fue alentado astutamente a lanzarse a una conmocionante denuncia contra el Gobierno kirchnerista, y que tras leer los diarios LA NACION y Pagina 12 de la mañana del tercer domingo del 2015, que le enrostraban el gravísimo e irreparable error que había acometido, no le quedó otra que quitarse la vida. Y un cuarto de siglo después, Lanata empleo su notable poder persuasivo, para tratar de hacerles creer a 40 millones de argentinos, que se trataba de un magnicidio.

Por otro lado Bogado en el antes mencionado reportaje de la revista Noticias, dijo que la SI-SIDE dirigida por Stiuso, había gastado mucha plata “caminandoal ahora arrepentido Leonardo Fariña, habiendo el mismo estado en esa faena. Y el mismo Fariña aseguró que en vísperas de su detención en el 2013, había sido alertado por un agente de la SIDE que eso le iba a suceder. Y que se había además “sentado a tomar algunos cafés con el mismísimo Jaime Stiuso en un reconocido bar de Barrio Parque”.

http://www.perfil.com/politica/Leonardo-Farina-Soy-el-unico-preso-en-la-investigacion-por-que-20160224-0038.html

Por lo cual es dable sospechar que en la investigación de la “ruta del dinero K”, con que Lanata golpeó duramente al anterior Gobierno desde su programa PPT (Periodismo Para Todos) y hoy ha tomado ribetes explosivos, habría tenido a Stiuso como el aportante de la data. Con el objeto común compartido, de dañar al anterior Gobierno de cualquier manera. Entendimiento que se vio refrendado cuando recientemente Lanata salió a atacar al ex fiscal general Moreno Ocampo, exigiéndole que confesara a que se debía el apriete público al que lo sometió Stiuso en el programa Intratables.

En lugar de condenar al Sr de la Carpetas Negras y Sobornos Stiuso, por su sórdido accionar de chantajista corruptor, que viene desplegando desde hace décadas agazapado en las sombras, para condicionar los poderes democráticos. Y que en el colmo del desparpajo triunfal, ahora se animó a hacerlo ante las cámaras de televisión. Nexo que ahora se ve ratificado con la embestida de Fariña como “arrepentido”, apuntando al vértice de la cúpula kirchnerista, haciendo un refrito entre la “ruta del dinero K” y las denuncias de Elisa Carrio. Obteniendo como retribución de ello, el beneficio de la libertad condicional, gracias al informe que hizo al respecto el ministro de Justicia Germán Garavano.

Lanata aparece también en los cables de Wikileaks, como un cortesano de la embajada norteamericana. A la que solicitó que pidiera a las compañías norteamericanas, que pusieran avisos en el diario CRITICA que acababa de fundar, aduciendo que soportaba una competencia desleal por parte de CLARIN. Favor que lógicamente se iba a pagar con una blonda línea editorial a favor de la embajada.

También ha sido acusado por Ramón Fonseca, dueño de la hoy célebre Mossack Fonseca, de haber sido pagado por Paul Singer para investigar la “ruta del dinero” K en Panamá y en Nevada, EEUU. Donde logró ser parte en la demanda de discovery o descubrimiento contra Mossack Fonseca, por la cual la justicia le ordenó a esta firma que transparentara quienes eran los dueños de 123 offshore radicadas allí, atribuídas a Lázaro Báez.

Ella debía ser cumplida el próximo 13 de abril, pero paradojalmente se vio complicada, con la aparición de las off shore del Presidente Macri, y de varios de sus funcionarios, que también se encuentran en los listados secretos de Mossack Fonseca. Pero no obstante en el arregló finiquitado con los fondos buitres, se convino que todas esas causas se cierren sin más trámites.

Así al objeto común compartido de dañar al anterior Gobierno de cualquier manera, con los aliados que sea, aún a costa de los intereses del país, se sumaron a Stiuso y Lanata los fondos buitres, que acaban de conseguir un rotundo triunfo con el pago que les efectuó el gobierno macrista. Quienes como ya se dijo, también se encabalgaron sobre la muerte de Nisman, al crear en EEUU a través de la Fundación para la Defensa de la Democracia, el “Premio Alberto Nisman al Coraje”. A la par que obtenían la promesa del candidato a la presidencia Macri, que iba arreglar sus asuntos poniéndose a las órdenes del juez Griesa.

Carrió por su parte, fue otra de las que desde el minuto cero vociferó que se trataba de un asesinato, del que incluso responsabilizó a una supuesta patota de iraníes. En consonancia con lo sostenido por Stiuso en su segunda declaración en la causa. No siendo casual que Carrio sea amiga de Stiuso, conforme la confidencia que le hizo a Pino Solanas, pidiéndole en consecuencia que bajara los decibeles contra este.

Y ya como operando directamente a las órdenes de Stiuso, tres meses después del deceso de Nisman, Carrió se presentó ante la fiscal Fein, y atestiguo con un extenso escrito que el supuesto homicidio de Nisman, sobre el que no existía indicio alguno, era un “tercer atentado terrorista”. Dando cuenta de una estrambótica confabulación que tendría como protagonistas al actual marido de Arroyo Salgado, Guillermo Elazar, al Jefe del Ejército César Milani, al Jefe de Gabinete Anibal Fernández, a múltiples servicios de inteligencia argentinos y extranjeros, y a Irán. O sea a los adversarios de Stiuso.

Tras una apariencia rotunda, Carrio ha revelado ser una experta en operaciones bífidas, matizadas poniendo una de cal y otra de arena, para tratar de mantener su aparente autoridad moral como fiscal de la República. Razón por la que habría sido incorporada como una pieza esencial en la alianza CAMBIEMOS, para dotar de un aura de honestidad a un candidato de cuestionados antecedentes como empresario enriquecido expoliando al Estado, a quien hasta hace poco Carrió llamaba el “contrabandista Macri”.

Un ejemplo de ello es la denuncia de lavado de divisas que efectuó en el 2001, cuya única consecuencia concreta fue aportarles a los banqueros una justificación del vaciamiento financiero que habían perpetrado, aduciendo que la misma había provocado una corrida cambiaria. Otro ejemplo fue el reciente proyecto de ley que presentó en el Congreso, para modificar un decreto-ley de Aramburu – Rojas que no tiene vigencia, a los efectos de tratar de disimular el notable lapsus incurrido por Macri, al designar a dos ministros de la Corte Suprema por decreto.

Y el más reciente, consistente en presentar unos papeles sin valor alguno, para disimular que el presidente Macri tenía una empresa offshore “shell” o “fantasma”, deliberadamente hecha para que no se supiera quiénes eran sus dueños y dirigentes, lo cual fue considerado “horrible” en el extranjero. Con la explicación ridícula e incongruente que no obstante ese deliberado secretismo, luego los Macri la habrían declarado ante la AFIP. Sazonando estas defecciones para no perder respetabilidad, con denuncias sobre asuntos menores, como las incursiones de Daniel Angelici, el amigo de Macri en la justicia, etc.

Otros personajes que se destacaron en la misma línea de Lanata – Carrió, sosteniendo a ultranza la hipótesis del asesinato, acorde con las necesidades de Stiuso, fueron Patricia Bullrich, Laura Alonso, y el rabino Sergio Bergman. A quienes los une la particularidad de haber recibido financiamiento de la USAID (United States Agency for International Development o Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional).

Wikipedia apunta respecto ella: “La agencia ha sido objeto de duras críticas, acusándosele frecuentemente, al igual que en el caso de la Fundación Nacional para la Democracia, de trabajar en colaboración con la CIA o de realizar actividades propias de la misma en diversos escenarios, como desestabilización de gobiernos no alineados con las políticas de Estados Unidos usando distintos medios. Las propias autoridades del organismo han reconocido su apoyo a fuerzas políticas opositoras a gobiernos de América Latina, incluso en aquellos en que los regímenes son democráticos.”

La erección de CAMBIEMOS trascartón de la muerte de Nisman

Pero esta combinación de actitudes entre Lanata y Carrio, estuvo lejos de acabar allí, y por contrario le siguió inmediatamente después una vasta consecuencia política. Ya que acorde a los sketch que meses antes representaba el elenco de PPT dirigido por Lanata, Carrió sorpresivamente se aparto del frente UNEN y se plegó al PRO de Macri, pese los notables cuestionamientos que antes le había hecho a este según pasen los años.

2003: “el mejor candidato a jefe de Gobierno es Aníbal Ibarra… frente a un contrabandista como es Macri”… no sabía cómo iba a explicarles a mis hijos que empresarios ligados al robo del país pudieran ganar”. 2007: “No es lo mismo Carrió que Macri. No pidan un rejuntado para un picadito de fútbol”. 2009: “Está claro que Mauricio Macri tiene una incompetencia feroz. Alguien le tiene que decir: ‘You are stupid”. 2010: “El hecho de que cuestionemos a Oyarbide no quiere decir que los hechos que se le imputan a Macri no sean ciertos. Las escuchas existieron” 2011: “Hay dos candidatos que garantizan la impunidad, Cristina con todos los negocios del kirchnerismo y Macri con todos los negocios de su padre y de su primo, Calcaterra, con Lázaro Báez. 2012: “La actitud de Macri con el subte fue de cuarta”, 2013: “Yo no votaría a Macri

Carrió siguió así curiosamente el guión del sketch de Lanata, que versaba sobre el matrimonio entre Pino Solanas y Carrió, que parió a la beba República, pero que luego lo traicionaba con Macri. Mientras merodeaban en el entorno, Ernesto Sanz, y Gabriela Michetti, quién según los cables de Wikileaks, tiene una “cálida” llegada a la embajada de EEUU. Siendo alucinante que esa parodia luego se haya cumplido al pie de la letra, lo cual va incluso más allá de una república bananera, para ser una republica de marionetas, y plantea el gravísimo interrogante de quien en las sombras escribe el guión de Argentina.

Posteriormente Carrió arrastró al radicalismo tras ella, liderado por Ernesto Sanz. Quien además de una franca llegada a la embajada de EEUU, mantiene una estrecha relación con Javier Fernández, el operador de Stiuso en la Justicia. De esa manera a la par que Macri afirmaba que la muerte del fiscal era una “bisagra” en la historia, que traería un antes y un después en Argentina, se disolvió el frente de centroizquierda UNEN. Y se consagró la alianza de centroderecha CAMBIEMOS, integrada con el PRO de Macri, la Coalición Cívica de Carrió, y la UCR encabezada por Sanz.

A partir de allí los medios “independientes” y los políticos de CAMBIEMOS, soslayando enteramente la hipótesis del suicidio, e ignorando en que andaba Nisman, explotaron la emoción, la sugestión, y el morbo de la gente, para impulsar la marcha del 18 F, y hacerles decir a sus indignados concurrentes “yo soy Nisman”. A ninguno de esos medios y políticos del “cambio” les importó la verdad, ni la justicia, ni el pueblo argentino. Menos aún el debido respeto a seguidores y audiencias.

Por contrario, procuraron fundar un “cambio” político a favor de sus intereses, basados en un falso mártir, que había estado lejos de cumplir con su misión. Y había sido llevado astutamente a la muerte, por su parcialidad y vehemencia en acusar a Irán y oponerse al Memorándum de Entendimiento con ese país, con cualquier cosa que encontraba a mano, en función de los intereses de EEUU e Israel. Lo cual reafirma el dicho de que la pasión es la peor consejera, y siempre suele ser explotada por los astutos para fines perversos.

Con esa finalidad, igual que había hecho Macri con la tragedia de Cromañon para poder llegar a Jefe de Gobierno de Buenos Aires, explotaron a fondo la tragedia personal de un fiscal parcializado y carente de la indispensable mesura y objetividad. Que había traicionado los genuinos intereses de Argentina, como consecuencia del entendimiento plasmado en el 2006 entre el Gobierno kirchnerista y EEUU, que luego se vio invertido diametralmente con el Memorandum de Entendimiento arribado con Irán.

El marco geopolítico que explica el suicido predispuesto de Nisman

Pero precisamente este vuelco del kirchnerismo, de primero acusar airadamente a Irán en la ONU, y luego inopinadamente sentarse a negociar con él, sumado a la necesidad geopolítica de EEUU de recobrar su antigua influencia en la región, es la ultima ratio que explica porque Stiuso, de sólidos contactos con el Mossad y la CIA, predispuso el suicidio de Nisman.

Geopolítica que ya no es la del Big Stick o Gran Garrote, consistente en “hablar suavemente llevando un gran garrote en la mano” enunciada por Theodore Roosevelt. Sino se trata de un neogolpismo o golpe blando, que apela a la intriga, el accionar de los jueces, y la sugestión sobre las masas que ejercen los grandes medios de comunicación, y las redes sociales. Que permiten movilizar emocionalmente a grandes multitudes contra los gobiernos, dando origen así a las revoluciones de terciopelo o de colores.

Explotando también a fondo la cuestión financiera de las deudas externas. Que en el caso específico de Argentina, llegó al extremo del bloqueo financiero que le impusieron los inusitados fallos del juez Griesa. Con la cautelar del “pari passu” que impidió el pago a los acreedores externos, hasta que no se pagara la deuda con los fondos buitres. Arrinconándola así en “default técnico”, con grave menoscabo de su soberanía.

Pero no obstante la rigurosidad de Griesa se volvió benevolente, apenas asumió el nuevo gobierno, al punto tal de negarse a efectuar los embargos ordinarios que dispone la ley, si este cumplía aunque sea parcialmente con lo dispuesto en dicha cautelar. La que beneficiaba solo a un grupo de acreedores, encabezados por los fondos buitres liderados por el lobista norteamericano israelí Paul Singer.

Sucintamente el vuelco geopolítico del Gobierno kirchnerista sucedió de la siguiente manera. Tras el bochornoso desaire efectuado al presidente George Bush en la Cumbre de Mar del Plata del 2005, las relaciones entre EEUU y Argentina quedaron prácticamente rotas. Pero el gobierno kirchnerista, a través del cónsul en Nueva York Héctor Timerman, quién de esa manera se ganó el ascenso a canciller, logró plasmar un reacercamiento a través del Congreso Judío Mundial.

El cual tenía como contraprestación reparadora hacia EEUU e Israel, responsabilizar directamente a Irán por el atentado de la AMIA. Para facilitar un “casus belli” a la agresiva política guerrera que desplegaban ambos países, a los efectos de tratar de detener el plan nuclear iraní. Contraprestación que el kirchnerismo cumplió acabadamente desde el 2006 hasta el 2010, a través de Stiuso, íntimamente ligado a la CIA y el Mossad; del fiscal de origen judío Nisman, puesto al frente de la Unidad Amia; y con sus airados reclamos efectuados todos los años ante la Asamblea anual de la ONU.

No obstante EEUU, para cobrarse el desaire soportado en Mar del Plata, adornó el comienzo de la primera presidencia de Fernández de Kirchner, con el escándalo de las valijas de Antonioni. Lo cual muestra el profundo desagrado que le había causado dicho desaire al país más poderoso del planeta, luego que este había facilitado la salida del default con el canje del 2005.

Lo cual también explica la anfructuosa relación que se dio seguidamente entre ambos países, signada por la alta desconfianza entre ambos. Con episodios como los desplantes de Obama hacia Férnandez de Kirchner, y la requisa del avión militar norteamericano efectuada en persona por el canciller Timerman, etc.

Bush fue reemplazado en el 2009 por Barack Obama, quien a la amenaza del uso de la fuerza contra Irán, a los efectos de tratar de evitarla, le agregó el bloqueo económico, el aislamiento de Irán, y la diplomacia secreta. Luego en el 2010, coincidiendo con el deceso de Néstor Kirchner, su viuda interpretó mal una señal proveniente de ese cambio de postura estadounidense, a partir de un sondeo que concretó en el 2010 al Gobierno argentino el asesor de Obama, Gary Samore.

Quién viajó personalmente a Buenos Aires para analizar secretamente la posibilidad de que Argentina reciclara material radioactivo iraní, en el marco de las negociaciones secretas que se estaban dando entre EEUU e Irán. En base a esto, y seguramente también por influencia del chavismo, a principios del 2011 el gobierno abrió por su lado negociaciones secretas con Irán respecto la cuestión de la AMIA. Saliéndose así de faja de la anterior entente arribada con EEUU e Israel.

Por su parte Obama trató de contenerla en la cumbre de Cannes del 2011, concretada poco después del resonante triunfo electoral de CFK. Tratando por las buenas que se mantuviera disciplinadamente alineada con la coalición occidental. Sabiendo como viejo cultor de la estrategia de la deuda externa, donde le apretaba el zapato al Gobierno kirchnerista. Por la insuficiencia de divisas provocada por la fuga de 90 mil millones de dólares que permitió durante su mandato, que finalmente lo obligó a la instauración del corralito cambiario, en forma coincidente con la cumbre de Cannes.

Prometiéndole Obama a cambio financiamiento barato, por parte de quien tiene el monopolio de imprimir dólares. A lo que Fernández de Kirchner, tras recuperarse de la operación de tiroides que se soportó a principios de ese año, respondió altaneramente a principios de febrero, en oportunidad de hacer público el informe Rattembach, diciendo que Argentina no haría nada por afuera de la política y por afuera de la diplomacia.

… que nadie espere de nosotros gestos que estén por afuera de la política y por afuera de la diplomacia, que no se hagan ninguna ilusión acerca de que vamos a hacer esto. Somos gente que ha sufrido demasiado la violencia en nuestro país. No nos atraen los juegos de las armas ni las guerras, al contrario… Yo quiero, simplemente, pedirle el Primer Ministro inglés que le dé una oportunidad a la paz, que alguna vez le den una oportunidad a la paz y no a la guerra”.

En consecuencia el Gobierno continuó con las tratativas no tan secretas con Irán, que apenas comenzaron a principios del 2011, habían sido denunciadas por el periodista Pepe Eliaschev, a quién el gobierno sindicó como agente del Mossad. Y como si el de Cannes hubiese sido el último intento soft de Obama, a continuación parece haberse puesto en marcha el plan alternativo hard, con la incorporación de Lanata al grupo CLARIN, cosa que igual que Carrió con Macri, había dicho que nunca lo haría. Y el lanzamiento de su programa PPT (Periodismo Para Todos) en el Canal 13, con el que domingo a domingo fue demoliendo metódicamente el relato K, y exhibiendo la trama de corrupción existente en el mismo.

A partir de allí también las demandas de los fondos buitres en los tribunales de Nueva York comenzaron a tomar envergadura, con un rotundo cambio de actitud por parte del juez Griesa, que hasta el momento había tenido un contemplativo accionar en las demandas entabladas contra Argentina. Que se tornó acosadora, a partir del fallo de dicho juez del 2012, que ordenó con la cautelar del “pari passu”, que primero se cancelara la deuda con los fondos buitres, antes que se hiciera el próximo servicio de deuda externa. El cual tras sucesivas e infructuosas apelaciones, hasta llegar a la Corte Suprema de EEUU, finalmente quedó firme. Poniendo en default a toda la deuda externa argentina, que supuestamente se había arreglado para siempre con los canjes del 2005 y 2010.

El dinamizador de estas acuciosas demandas contra Argentina fue Paul Singer, controlante de NML, el más conspicuo de los fondos buitres. De quienes recientemente el mediador Dan Pollack designado por el juez Griesa, dijo que “crearon algo cercano a una amenaza existencial para Argentina. Singer es además un fuerte cotizante de las expresiones más reaccionarias del Partido Republicano, y uno de los principales lobistas de Israel en EEUU, con doble ciudadanía estadounidense israelí. Países a los que Fernández de Kirchner desairó, al abrirse de la entente contra Irán, a la que el gobierno kirchnerista se plegó en el 2006 con vistas a amistarse con EEUU.

Ante ello, el gobierno argentino procuró desesperadamente e infructuosamente, revertir en los tribunales norteamericanos ese fallo de Griesa. Primero haciendo una oferta de pago, que subrepticiamente disminuía sustancialmente la quita hecha en los canjes del 2005 y 2010. Luego, procuró mostrar al mundo que Argentina era un buen pagador, y un estado amistoso con el Big Business, a los efectos de obtener clemencia por parte de la Cámara de Apelaciones, y luego de la Corte Suprema de EEUU. Formalizando para ello convenios ruinosos como los de Chevron, la quita retroactiva de las retenciones petroleras a favor de Pan American – Bulgheroni, el pago a REPSOL por la estatización de YPF, el pago de los fallos del CIADI, y al Club de Paris, etc.

No obstante la clemencia no vino, y así el gobierno kirchnerista, por el accionar objetivo de la justicia norteamericana, y de fondos buitres liderados por lobistas estadounidenses israelíes, quedó acorralado financieramente en una situación desesperada. Con el tic tac de las reservas del Banco Central en cuenta regresiva, que le impedían incluso llegar al año 2015. Al haber desaparecido a la par el superávit de la balanza de pagos, por la pérdida del autoabastecimiento petrolero, confiado a multinacionales principalmente anglo norteamericanas, o a ejecutivos de estas, como es el caso de Miguel Galuccio.

En consecuencia a Fernández de Kirchner no le quedó otra solución desesperada, que arrojarse a los brazos de Xi Jinping, el presidente de la República Popular China. No obstante que en el 2010, había pretendido frenar la importación de manufacturas desde ese país. Lo que fue respondido por China con una baja sustancial de la compra de aceite de soja.

Seguidamente China no solo se impuso en ese diferendo, sino que a mediados del 2012, convino con el gobierno kirchnerista una “alianza estratégica”. Que luego a mediados del 2014, ante la encerrona financiera externa en que cayó Argentina, pasó a ser una “alianza estratégica integral” con esa república popular.

Con la cual a cambio de facilitarnos yuanes por el equivalente a trece mil millones de dólares, para sostener el Banco Central hasta fines del 2015, apareció en Argentina como una versión rediviva del imperio inglés, al que conocimos muy bien en nuestra historia. Con incluso la estación espacial de doble propósito china instalada en Neuquén, con rasgos parecidos a la de Malvinas, lo cual agravó aún más el encono geopolítico de EEUU hacia nuestro país.

Ver http://stripteasedelpoder.com/2015/11/que-fuerzas-superiores-operan-detras-de-macri-el-pueblo-deberia-querer-saber-de-que-se-trata/

El despertar de jueces y fiscales controlados por Stiuso

En septiembre del 2012 el gobierno kircherista hizo públicas las negociaciones con Irán, y allí las acciones de desestabilización se profundizaron. A fines de ese año Stiuso le ordenó a Bogado que se hiciera “amigo” de Khalil, fingiendo lazos con la cúpula del gobierno kirchnerista, apareciendo así tardíamente en las escuchas ordenadas por Nisman, con la que este vigilaba a la comunidad islámica chiita que depende de Irán.

A su vez, como imitando a Marco Antonio en el Julio César de Shakespeare, a través de Stiuso vino la orden de ¡Devastación! suelta a los perros de la guerra”. Que en este caso no son los perros de la guerra, sino de la justicia. Y así sueltos de la traílla de carpetas negras y chantajes con que Stiuso los controlaba, el juez de la servilleta Claudio Bonadio, que se había cansado de firmar sobreseimientos a favor de los Kirchner, encabezó la jauría a principios del año electoral del 2013, con un durísimo fallo por el accidente de la estación del Once, complicando a primeras figuras del gobierno.

Posteriormente la siguió con el pedido de detención de Jaime en la causa por dádivas, la causa de Hotesur con sus resonantes allanamientos en Santa Cruz, y el esperpento de la causa por el dólar futuro en vísperas de las elecciones, etc. Young en su libro antes mencionado, en el capítulo Fin de partida” en los acápites “El Pacto” con Irán y subsiguientes, narra nítidamente algunos pormenores de esa zaga, en la que Stiuso se convirtió en “enemigo del gobierno de turno”, a partir que el gobierno kirchnerista comenzó las negociaciones con Irán.

Y así desde la sombras comenzó a operar en su contra, con el estallido justiciero, que deparó desde el fallo contra el Memorandum de Entendimiento, que lo declaró inconstitucional, hasta la súbita activación de causas penales contra altos personajes del Gobierno, que venían durmiendo el sueño de los injustos desde mucho tiempo atrás. Dejando además sus propias huellas en la justicia para aprovecharlas posteriormente, como fue el caso de la denuncia contra Bogado, a la par que nutría la denuncia que estaba por hacer Nisman. Razón por la que con esta suelta de las riendas, los perros de la justicia argentina controlados por la SI – SIDE de Stiuso, pasaron a ser funcionales a los planes geopolíticos de EEUU.

El Pacto. Al principio, Nisman no dijo nada. Se guardó por un tiempo. Probablemente dudó o tal vez decidió dejarlo en manos de Jaime. Porque él sí hizo. O iba a hacer. A partir de ese momento, Jaime hizo lo que nunca había hecho: se volvió en enemigo del gobierno de turno. Se convirtió en un blanco de Inteligencia”

El crack. Los enemigos nos definen, dijeron los Kirchner, una y otra vez. Pero no previeron que al enemigo podían tenerlo adentro. O sí, pero no alcanzaron a detenerlo a tiempo… Pero Jaime se convirtió en un enemigo, de fuste. Con mucho poder, ya lo sabemos, pero además paciente, calculador, frío, memorioso. Durante toda su carrera le había hecho creer a cada gobernante que él obedecía y nada más, que era apenas el ejecutor de los sueños de otros”.

Gracias a eso ascendió con los militares, creció con los radicales, fue espía estrella en la década del noventa y lo siguió siendo con Néstor Kirchner y mientras vivió Néstor Kirchner. Pero esta vez decidió decir basta, decidió que si rompían con él, también él rompería. No estaba solo, además. La incursión de La Cámpora en Tribunales, más la puesta en funciones de la nueva procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, atentaban directamente contra el dominio de la logia de la SIDE en el ámbito judicial. Era en ese territorio donde iba a estallar la batalla del poder invisible…”

“Rebelión en Tribunales. De lo que empezó a convencerse Jaime es de su salida. Ya a mediados de 2014 empezó a hablar de su despido. —No pasamos de fin de añoles dijo a sus hombres. La certeza lo llevó a ir preparando el terreno. Especialmente en Tribunales, el ámbito donde mejor se movía. En pocos meses, aprovechó sus buenos contactos para presentar denuncias contra agentes inorgánicos, para pedir medidas en la causa donde se investigaban las irregularidades del atentado a la AMIA y para denunciar las amenazas que estaba recibiendo.

Eran puntas, pequeñas huellas que dejaba en el fuero federal por si el día de mañana necesitaba abrirlas. El 15 de mayo recibió una buena noticia. La Sala I de la Cámara Federal hizo lugar a los planteos contra el pacto con Irán, dando lugar a los pedidos de inconstitucionalidad. Frenaron el pacto. Lo plancharon. Entre los firmantes por supuesto que estaba Farah, el camarista amigo. Jaime debió sonreír aliviado. Y debió saber que era sólo el principio.

El fiscal Nisman ya trabajaba a pleno en la denuncia que se iba a conocer pocos meses más tarde, la denuncia con la que aspiraban a volver las cosas a su sitio, es decir, al tiempo en que manejaban los destinos de la investigación del atentado. Para esa denuncia, todavía un borrador, el fiscal ya contaba con miles de horas de conversaciones telefónicas monitoreadas por Jaime.

…La tensión iba creciendo, en el fiscal y en Jaime. Al ritmo de lo que planeaban. Al ritmo de sus nervios. En eso estalló la guerra en Tribunales. La red de protección que había montado el gobierno a través de la logia de Javier Fernández y la SIDE, de pronto, no detuvo más nada. Y los jueces federales descubrieron que había corrupción en todos los rincones del gobierno. Los mismos jueces que habían escondido expedientes y protegido a los funcionarios durante años, de un momento a otro se encontraron con todos los problemas al mismo tiempo. Boudou, que ya había sido procesado por el escándalo Ciccone, ahora era procesado también por falsificar los documentos de un auto.

Servini de Cubría, que llevaba añares investigando a una mafia de medicamentos vinculada al contrabando de efedrina, se despachó diciendo que había contactos telefónicos con los sospechosos realizados desde la mismísima Casa Rosada. Bonadío mandó a allanar las oficinas de Hotesur, nada menos que la empresa que administraba el hotel de la Presidenta en El Calafate. Era sin duda una decisión arriesgada, que en otro tiempo hubiera sido mercenaria.”

La Cámara Federal, finalmente, en apenas quince días tomó las siguientes decisiones. Revocó un sobreseimiento del senador Juan Manuel Abal Medina; imputó al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por enriquecimiento ilícito; procesó a un fiscal afín al gobierno por proteger a Lázaro Báez; pidió la elevación a juicio oral de Luis D’Elía; ordenó una nueva investigación sobre Báez y rechazó un recurso de los abogados de Cristina en la causa de Hotesur.”

¿Acaso Jaime o su amigo Fernández habían empujado esa reacción tardía de la Justicia? Lo más probable es que haya sido suficiente que no hicieran nada para evitarlo. A esa altura, los Tribunales de Comodoro Py eran un caos. Por culpa del Gobierno, que había transformado a buena parte del fuero federal en una oficina de favores y contrafavores, donde los expedientes se acomodaban al tiempo político y no a la prueba. El experimento del kirchnerismo en Tribunales se volvía ahora en contra del kirchnerismo…”.

Javier Fernández y Jaime no necesitaban presionar a los jueces para que actuasen. Alcanzaba con dejarlos con las manos libres. Bonadío, Servini y los jueces federales en general venían acumulando años de rencor contra el gobierno y aprovechaban el cambio de clima político y los cambios en la SIDE para empezar a cobrar viejas heridas y prepararse para el tiempo político que se venía. Como antes Menem, como antes tantos otros, Cristina estaba sufriendo el peor efecto del poder: creer que es para siempre.”

Otros que resultaron objetivos cómplices de Stiuso son los fiscales, quienes comportándose como las viudas de Stiuso, en lugar de tratar de inteleer que había pasado realmente con Nisman, convocaron a las marchas del 18F, reclamando justicia y contra la impunidad, pese ser los responsables de brindarlas. Entre ellos estaba Marijuan, quien luego se negó a emitir una tarjeta azul para averiguar el paradero de Stiuso; y recientemente imputó a la ex presidenta Fernández de Kirchner, aun antes de que el “arrepentido” Fariñas acabara con su declaración, sin sopesar en manera alguna la seriedad de ellas. Lo cual sirvió como cortina de humo a la imputación que acababa de recibir el presidente Macri, por integrar una sociedad offshore secreta.

También estaba Ricardo Sáenz, quién como fiscal de Cámara se plegó acríticamente a todos los pedidos efectuados por la querella de Arroyo Salgado, hasta lograr que la causa de Nisman pase a la Justicia Federal. A la que el ex fiscal general Luis Moreno Ocampo, que intervino en los históricos juicios a las Juntas Militares y contra los responsables de la Guerra de Malvinas, denomina la “Casa de Stiuso”.

Y también el fiscal de Cámaras Germán Moldes, que luego procuró sostener a ultranza la trágica y deplorable denuncia de Nisman contra el Gobierno. Pese a que la misma tenía claramente su eje partido, con la denuncia que el mismo Stiuso había hecho contra Bogado por impostor. Su postura fue rechazada por la Cámara de Apelaciones, con el voto de disidencia del camarista Eduardo Farah, el mismo que se había pronunciado en contra de la constitucionalidad del Memorandum de Entendimiento con Irán. Apuntando Young en su libro, que este magistrado responde directamente a las órdenes de Jaime Stiuso, a través de su íntima amistad con Javier Fernández, el operador de Stiuso en los tribunales. Por lo que afirma que “decir Farah es decir SIDE y decir Jaime”.

Entre ellos también está el fiscal Eduardo Taiano, quién en el 2005 no apeló al bochornoso sobreseimiento por enriquecimiento ilícito dictado por el juez federal Julián Ercolini a favor de los Kirchner. Porque el día límite en que debía hacerlo, su hijo en edad escolar fue secuestrado y paseado en auto durante algunas horas, hasta que se venció el plazo para hacerlo. Noticia que CLARIN, que en esos momentos estaba en un apasionado connubio con el gobierno, no cubrió, y cuya autoría el único que la podría haber hecho es la SI – SIDE conducida por Stiuso.

Sin embargo actualmente Taino es un fiscal rápido para desenfundar contra el kirchnerismo. Ya que imputó al ex canciller Timerman, por supuestamente haber aseverado en una confusa escucha telefónica obtenida clandestinamente, que Irán era el responsable del atentado de la AMIA. Y también velozmente imputó a los directivos del Banco Central, al ministro de Economía Axel Kicillof, y genéricamente a la Presidenta Fernández de Kirchner, en la causa por la venta de dólar futuro.

Pero no desenfunda con la misma rapidez tratándose de Stiuso, ya que a fines del 2014 desestimó una denuncia radicada contra él y Javier Fernández, por coacción agravada para obtener beneficios de los poderes públicos, abuso de autoridad y asociación ilícita”. Efectuada por el senador provincial y ex intendente del partido de José C. Paz Mario Ishii, quién según cuenta Young, fue secuestrado durante algunas horas por una patota de Stiuso. Ante la información que había recibido este, que una patota de Ishii era la responsable de un atentado hecho a su secuaz Javier Fernández, y amenazaba hacer algo parecido con él.

Ishii, quizás por instinto de conservación u otras componendas, no ratificó esa denuncia. Y a su vez el fiscal Taino la desestimó, por la supuesta vaguedad de la acusación. Esta es la manera en que se ajustan las cuentas en las sórdidas cloacas de la Republica Argentina, que tiene a la justicia como su hediondo pozo negro. En el cual el único que parece ser intocable o inimputable es “Jaime” Stiuso, el experto en el manejo de sus válvulas clandestinas.

No obstante estas sesgadas actuaciones, Taino tendría ahora la oportunidad de cobrarse esa cuenta pendiente con Stiuso, ya que la causa del deceso de Nisman cayó en sus manos, y en la del juez Julián Ercolini. El mismo que por las consabidas presiones de Stiuso, tempranamente sobreseyó a los Kirchner en la primera denuncia por enriquecimiento ilícito. Tras un dudoso sorteo efectuado hace unos días, en el que primero salió sorteado el juez Sebastián Casanello. Pero parece que ese destino al sistema de la “Casa de Stiuso” no le gustó, y por eso trascartón se cayó. Razón por la que se realizó un nuevo sorteo, en el que apareció Ercolini, existiendo actualmente una investigación penal respecto este presunto sabotaje, a cargo del mismo Ercolini.

Quién aun no se expidió si se hará cargo de esa vidriosa causa, o se la pasara a su colega Rodríguez, el compadre de Stiuso. Pero no obstante Ercolini parece contar con la plena confianza de Stiuso, ya que hace un año tiene dormida una causa contra él, por ocultamiento de pruebas en el caso AMIA. Por no haberle suministrado al fiscal Nisman, pese los reiterados pedidos de este, el entrecruce de las llamadas internacionales que estaban a su cargo.

También merece una mención aparte el fiscal Gerardo Pollicita, quién impulsó la absurda denuncia de Nisman pocos días después de su muerte, cuando ya era público que Bogado había sido denunciado por impostor por Stiuso. Y trascartón obstinadamente apeló el fallo del juez Rafecas, que la había desestimado. Correspondiendo su fiscalía Nº 11 a la del juez de la servilleta Claudio Bonadio.

Además Pollicita había trabajado junto con Nisman en el Juzgado Penal de Morón, junto a Santiago Blanco Bermudez, el abogado de Stusio. Siendo posiblemente esta otra de las razones por la que Nisman irrumpió con su denuncia en plena feria judicial de enero, sabiendo que Pollicita estaba de turno. Quién además cultiva un estrecho lazo con el actual presidente Macri, al haberse desempeñado como asesor de Seguridad de Boca Juniors, cuando Macri presidió este club.

Pero además de esos lazos sociales, Pollicita fue el fiscal que en el 2004 desestimó la denuncia del ministro Beliz contra Stiuso, tildándola de “irresponsable”. Y en el 2012, fue recusado por Lorena Martins, quien había denunciado a su padre, el ex agente de la SIDE, Raúl Martins, segundo de Stiuso, por trata de personas, al ser propietario de una red de prostíbulos en Buenos Aires. Afirmando que su padre pagaba sobornos a través de un directivo de Boca, colega de Pollicita, para que el gobierno macrista no clausurara sus prostíbulos.

Y que además Pollicita la había amenazado con hacerla detener, si no declaraba como testigo, sin contar con las debidas garantías. Por ello la causa pasó al juzgado de Servini de Cubría, quién la archivó diciendo que Lorena solo pretendía presionar a su padre. Casualmente en su juzgado trabaja la hija de Stiuso, Silvia Natalia, propuesta por la misma Servini de Cubría. Sin embargo la Cámara de Apelaciones le devolvió el expediente a Servini de Cubría, diciendo que abriera la investigación sobre las actividades prostibularias de Martins.

Cabe apuntar no obstante, que Pollicita fue uno de los pioneros en denunciar la corrupción del kirchnerismo, con causas que luego Bonadio y otros cerraban. Acorde la política de Stiuso delatada por Bogado, de crear la necesidad para vender su remedio. Valorizando así ante el gobierno kirchnerista la función de Hades, el “invisible” del “inframundo o pozo de suciedad” del Averno. Rol que desempeñaba Stiuso, controlando a Cerbero, el temible perro de tres cabezas de la justicia argentina, al que tras el Memorándum de Entendimiento con Irán, dejó libre para que hiciera su cometido contra el gobierno al que antes había servido.

El regreso triunfal de Stiuso y Obama

Este despertar de los perros de la justicia argentina conforme los intereses geopolíticos de EEUU, posiblemente sin que sean conscientes de ello, pone en evidencia que la corrupción no es solamente una cuestión solo de derecho penal, como aducían defensores del kirchnerismo, o que solo provoca daños económicos. Sino que es una debilidad estratégica, en la que incurrieron masivamente los gobiernos renuentes a su influencia en la región, y ahora se ven acosados por ella.

Por eso actualmente para los cambios de régimen, no hace falta la irrupción de los militares, sino solo la de algunos jueces cooptados, o liberados de amarras. Y algún hecho conmocionante que se comporte como detonante, como fue el caso Nisman. Sumados a la acción intensa, penetrante, y continua de los grandes medios de comunicación.

Que han logrado instalar que el suicidio predispuesto de Nisman, habría sido un magnicidio, alejando así la pista de los responsables del mismo, y causando un máximo daño al gobierno kircknerista. Aquejado a su vez por la denuncias de corrupción que iban catapultadas desde los medios a la justicia, con programas como el PPT de Lanata, y volvían amplificadas a los medios, para así continuar con el festín mediático judicial.

A su vez la corrupción de los perros de la justicia argentinos, evitó que hasta ahora se imponga la verdad del suicidio, pese las indubitables pruebas colectadas en la causa. Dejando así a Nisman como un mártir, lo cual impide que las lamentables actuaciones de este fiscal a favor de los intereses de EEUU Israel, sean revisadas a fondo. Brindándosele así un broche de oro a la cuestión.

El silente y astuto accionar de Stiuso, desencadenando a los perros de la justicia argentinos, sumado al deceso de Nisman, lesionó profundamente las chances electorales del kirchnerismo. Y potenció al máximo las del candidato in pectore de EEUU, Macri, quien por escaso margen en la segunda vuelta se consagró presidente. Resultado que habría sido imposible de no mediar el accionar en las sombras de Stiuso, como espía ya no al servicio del país, sino de EEUU.

Los cables de Wikileaks entre el 2007 y 2010 dan cuenta de las confidencias de Macri a la embajada de EEUU, presentándose como el candidato más confiable y leal a los intereses de EEUU. Con afirmaciones tales como “somos el primer partido pro mercado y pro negocios en cerca de ochenta años de historia argentina que está listo para asumir el poder”. “Presionó” también para que EEUU adoptará una postura pública más dura con el Gobierno kirchnerista, y predijo tras la asunción de su amigo Sebastían Piñera como presidente de Chile, que vendría una ola de gobiernos de derecha en la región.

Por esa razón tras el resonante triunfo electoral de Macri, tanto Stiuso como Obama se puede decir que regresaron triunfalmente desde EEUU a Argentina, poco después que asumió Macri la presidencia. A fines de febrero regresó Stiuso, y con su declaración y movimientos en la sombra, hizo que los perros de la justicia le sacaran la causa de manos de la fiscal Fein, para pasarlas a la “Casa de Stiuso”, la justicia federal.

Pero ya antes Macri había injerido en ese sentido, dado que apenas asumió recibió personalmente a las hijas del fiscal Nisman, avalando así tácitamente la teoría del magnicidio. A la par que extendió el objetivo de la UFI Amia a la investigación de la muerte de Nisman. Habiendo logrado también como resultado previo, que la jueza Palmaghini le quitara la investigación a la fiscal Fein.

Y a fines de marzo metafóricamente también regresó el presidente Obama, como encarnación del desplazamiento que había sufrido EEUU, por efecto de la “alianza estratégica integral” entablada por el gobierno kirchnerista con la República Popular China. Quién en sus discursos proclamó que en sustitución de esta, Argentina pasó a ser un “aliado o socio universal” de EEUU.

Igual que hizo Menem con las “relaciones carnales” con dicho país, tras la caída de Alfonsin, por lo que se puede decir que la era “M” está de nuevo por aquí. Anunciando con bombos y platillos, igual que hacia el ex canciller Guido Di Tella en los ’90, que EEUU permitirá nuevamente las importaciones de limones argentinos, por un monto de ¡13 millones de dólares¡ equivalente al 1,5 por mil de los que importamos desde ese país. Lo cual muestra el disparate de establecer una sociedad asimétrica, con una economía que es competitiva con la nuestra.

Previamente Macri ya había pavimentado ese camino, dado que con quienes primero se entrevistó fue con el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, y el premier inglés David Cameron. Recibiendo luego a otro miembro destacado de la OTAN, el presidente Francois Hollande. Habiendo además hundido un pesquero chino en las vísperas del arribó de Obama a nuestro país, como para dejar en claro que esta nueva “sociedad” con un país con quién competimos va en serio, en reemplazo con uno con quién aunque sea malamente nos complementábamos.

Así la “alianza estratégica integral” con China dio una vuelta de campana y naufragó, y de entrada se hundió su carácter “integral”. Y seguramente se irán hundiendo seguidamente lo de “estratégica”, y luego lo de “alianza”. Aunque claro, resulta difícil, dado que los chinos son los que nos compran lo que producimos, y EEUU no.

Pese el poquísimo tiempo transcurrido, ella de inmediato fue reemplazada con la firma por parte de Obama y Macri, de una cantidad inusitada de convenios y declaraciones de todo tipo, como en los mejores tiempos de las relaciones carnales menemistas. Que se pueden apreciar seguidamente según el listado publicado por la embajada de EEUU.

Acuerdo del Marco de Trabajo para el Comercio e Inversiones. Crecimiento de las pequeñas empresas e iniciativas empresariales. Facilitación del comercio. Asistencia técnica. Comunidad internacional económica y financiera. Cambio climático y energía. Implementación del Acuerdo de París y revisión de INDC. Eliminación gradual de los hidrofluorocarbonos. Reducción de emisiones de la aviación internacional. Cooperación climática y energética del G-20. Cooperación en la reforma del sector energético y la energía renovable. Desarrollo seguro y responsable de petróleo y gas no convencionales. Liderazgo en energía limpia. Cooperación civil nuclear. Cooperación en hidrometeorología. Protección y estudio de Nuestro Océano. Cooperación multilateral. Mantenimiento de la paz. Los refugiados. Colombia. Agenda de Seguridad en Materia de Salud Mundial. Zika. Derechos humanos y democracia. La Organización de los Estados Americanos y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Desclasificación de documentos. Fondo de Equidad Mundial. Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Coalición para la libertad de expresión en internet. Alianza para el Gobierno Abierto. Comunidad de Democracias. Seguridad y defensa. Intercambios educativos.”

https://ar.usembassy.gov/es/hoja-informativa-relacion-entre-estados-unidos-y-argentina/

Acorde con esto, el secretario de Estado de EEUU John Kerry, dijo que el presidente Mauricio Macri está realizando cambios “muy importantes” en el país, congratulándose además con la “transición” política que está sucediendo en América latina, y mencionando al Presidente como uno de los nuevos líderes de la región. “Lo que está haciendo Macri es muy importante”, dijo Kerry. Agregando que Argentina ahora “está dispuesta a participar de procesos de negociación de paz” y a “asumir responsabilidades”.

Y por su parte Paul Singer aduló elogiosamente a Macri, denominándolo “el campeón de los cambios económicos”, siendo hasta ahora claramente el principal beneficiado de ellos. Al haber acreditado el gobierno argentino el viernes 22 de abril en la cuenta de NML, el fondo buitres del que es propietario, la suma de 2.426,6 millones de dólares, como resultado de la inversión que hizo en la compra de bonos en default, por 177 millones. Obteniendo así una rentabilidad del 1.270 %, más el correspondiente pago de los honorarios de sus asesores legales. Quien no obstante estuvo lejos de equiparar la rentabilidad del 3.183% que obtuvo el fondo buitre Bracebridge, gracias a sus tenencias de los bonos FRAN.

Ver ¿Qué “fuerzas superiores” operan detrás de Macri? El pueblo debería querer saber de qué se trata

Otros objetivos cómplices de Stiuso, Clarin, Arroyo Salgado, y Garfunkel

En ese marco de primacía de lo mediático, el ejemplo más notable de cobertura periodística deshonesta del caso lo dio el grupo CLARIN, quién no respetó ninguna de las premisas periodísticas mínimas que exigía un asunto tan delicado como fue el deceso de Nisman. Tomando por contrario cualquier recurso, atajo, o imagen, por indecorosa que sea, con tal de manchar la labor de la fiscal Viviana Fein, para intoxicar a la audiencia con la tesis del homicidio.

Acorde con las necesidades de Stiuso, y en la línea de hacer un máximo daño político al anterior gobierno, en pos del triunfo del candidato Macri. Quién lo primero que hizo apenas asumió, como si se tratara de un “derecho a botín”, fue dictar varios decretos de necesidad y urgencia, con los que derribó en la practica la ley de Medios que afectaba sus negocios multimediáticos. Así el grupo Clarín se cobró el clásico “derecho a pernada” que exige cuando ayuda a encumbrar un nuevo gobierno, disfrutando de la luna de miel con él.

Como fue el caso de Papel Prensa con el Proceso Militar. De las radios con Alfonsin. De la televisión con Menen. La quita del IVA a los medios y la sostenibilidad de la convertibilidad que favorecía a sus socios externos, con De la Rua. La ley de protección de industrias culturales con Duhalde. La prórroga de las licencias, la colocación de las acciones de CLARIN en las AFJP, y la fusión de Multicanal y Cablevisión, con los Kirchner. Y la virtual derogación de la ley de Medios con que la que kirchnerismo había tratado de acotar su poder, por parte de Macri.

En esa labor notablemente panfletaria y antiperiodística se destacó su columnista Eduardo Van de Koy, que en consonancia con Carrió y su colega Morales Sola del diario LA NACION, también salió a hablar de la patota iraní. Haciendo así que la lupa se pusiera lejos de Stiuso, el nexo con la CIA en Argentina. Lo cual a partir de los cables de Wikileaks, no es sorprendente, ya que ellos revelaron el profundo entendimiento y coordinación que existe entre CLARIN y la embajada de EEUU, y también de esta con Morales Solá.

Según Santiago O’Donell en su libro Argenleaks, este último “se ha convertido en el principal portavoz de la embajada de los Estados Unidos, que suele elegir sus columnas dominicales en el diario La Nación para transmitir, con las reservas del caso, sus talking points o mensajes a la opinión pública argentina”. Siendo considerado por la embajada como “uno de los más astutos y mejor conectados analistas de la escena argentina”a quién simplemente llama JMS.

Y respecto el grupo Clarín los cables lo tratan como el “diario líder” que “marca la agenda del país y puede tumbar gobiernos. No será del todo profesional en su tratamiento de las noticias, pero sirve para hacer buenos negocios…”. Actualmente el grupo CLARIN se ha convertido en el adalid contra la corrupción kirchnerista, después de haberla tapado metódicamente hasta el año 2009, a cambio de hacer pingues negocios con el Gobierno kirchnerista. Por lo que su rol de líder contra la corrupción suena a lata, escondiendo seguramente nuevos negocios bajo la mesa.

En su duro escrito de renuncia para acogerse a la jubilación y de descargo a las observaciones que había hecho la Cámara de Apelaciones contra ella, la fiscal Fein parece haber estado pensando en CLARIN, cuando dice “La presión mediática fue desmedida… todos, absolutamente, todos, opinaron acerca de lo que había sucedido. La gran mayoría de ellos sin el mínimo conocimiento de lo que se actuó en el expediente”, señalando que hubo periodistas “con buen tino y también aquellos inescrupulosos, que hicieron de la muerte de Nisman un hecho -show- mediático, a más no poder”

Paradojalmente, otra activa colaboradora al ocultamiento del suicidio de Nisman predispuesto por Stiuso, fue su ex esposa, la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado. Quién conforme afirma Young en la obra citada, fue encumbrada en ese puesto por la intervención de Stiuso, a pedido de Nisman. En un inicio Arroyo Salgado mostró cautela y templanza, pidiendo que no se politizara el hecho. Pero tras la designación de los comisarios de la bonaerense Osvaldo Raffo y Daniel Salcedo como peritos, seguramente aconsejada por Stiuso, que dieron una absurda versión de un supuesto suicidio asistido, su postura cambió radicalmente.

Luego ante el afianzamiento de la tesis del suicidio, conforme se iban realizando las pericias oficiales, esa postura se exasperó notablemente. Primero impidiendo que hasta la fecha se concretara la autopsia psicológica de Nisman, pretendiéndola suplantar con testimonios de profanos interesados, que decían que Nisman estaba de diez, como para haberse suicidado. O que nunca lo hubiera hecho en traje de baño.

Luego con la designación del estudio Romero Victorica, Casal y Vigliero”, como abogados de la querella. Quienes conforme sus antecedentes en otros casos notables, se encargaron de embarrar la causa apelando a cualquier argumento. Como el sostener que a un cadáver con rigor mortis se le pudiera cambiar la posición de los brazos, en presencia misma de la madre de Nisman, y sin explicar para que se habría hecho eso.

Ver “Lo de Nisman está para el cu.. ” (1) – La “samanthización” de la causa”

La fiscal Fein en su mencionado descargo, apuntó directamente contra ellos al expresar que, “desplegaron en cuanta oportunidad tuvieron una campaña, que tuvo como finalidad enlodar todo el trabajo que se hizo a lo largo de este vastísimo procedimiento”, tergiversando con absoluta intencionalidad, toda la prueba que se había colectado. Para ello, se hicieron presentes en muchísimos programas de televisión. La única responsable de todo lo mal obrado, fue siempre Fein”. Inoculando “en gran parte de la sociedad la idea de que todo el trabajo de la fiscalía en torno a la investigación fue, lisa y llanamente, desastroso”.

Junto con Arroyo Salgado esos abogados acusaban a Fein de direccionar la investigación hacía el suicidio, para disimular la unidireccion hacía el homicidio que obstinadamente y si prueba alguna llevaban adelante, acorde a las necesidades de Stiuso. Por su parte Arroyo Salgado, como si ya estuviera incorporada a los planes de Stiuso, comenzó ostensiblemente a acercarse al PRO antes de las elecciones, como si supiera que allí estaba la carta ganadora.

¿Porque esta cerril postura por parte de la querella de Arroyo Salgado? Por un lado los integrantes de ese estudio de abogados han tenido una larga actuación en la justicia, en la que campeaba Stiuso y sus lobistas. Apareciendo en internet uno de ellos ligado a Stiuso, por lo que bien este puede haberlos recomendado a su amiga Arroyo Salgado con ese objetivo.

Pero por otro lado el abandono de la tesis del suicidio, que enfila la mira hacia Stiuso como provocador del mismo, es un objetivo altamente rentable para Arroyo Salgado. Ya que si la muerte de Nisman se catalogara como homicidio, ello le permitiría a Arroyo Salgado cobrar una indemnización del orden de los cien millones de pesos. Semejante a la que cobraron judicialmente algunos deudos de víctimas de la AMIA, por no haber cumplido el Estado con su deber de custodia.

Esto explica la ansiedad que manifestaron estos querellantes, para que la jueza Palmaghini hiciera una aclaratoria a su sentencia con la que pasó la causa a la justicia federal, expresando que se trataba de un crimen, pese no existir prueba alguna de ello. Y lo mismo insistieron ante la Cámara de Apelaciones, con vistas seguramente a entablar inmediatamente una acción civil para embolsar esa jugosa reparación, mas sus correspondientes honorarios. Con el agregado de que si se afianza la indemostrable e inexistente hipótesis del magnicidio, la indemnización podría ser muchísimo mayor. Ante lo cual mucho mas sencillo le sería ceñirse a la verdad, que consistiría en un magnisuicidio inducido.

En una situación parecida se encuentra la otra querellante, la madre de Nisman Sandra Garfunkel, que tendría mucho que perder si se comprueba el suicidio. Consistente en los dineros o bienes no declarados, o mal habidos por Nisman, que les sería más fácil retener con el papel de Nisman como víctima. Quién junto con Arroyo Salgado, no solo pretende recuperar los 149.000 pesos más 10.000 dólares, que había en la caja de seguridad del departamento de Nisman, acompañados con la copia de un cheque por otros 200.000 dólares.

Sino que preventivamente Garfunkel también saqueó el contenido de las cajas de seguridad de grandes dimensiones, que Nisman tenía registrado junto con ella en el Banco Ciudad, y en Hausler, antes de que Fein las allanara. Lo cual no obstante no pudo hacer con la cuenta secreta que Nisman tenía en el exterior, donde había recibido transferencias “no explicables comercialmente” por más de 666 mil dólares, por carecer de la clave para ello, en poder solo de Nisman y su peculiar empleado Lagomarsino.

Nisman junto a su madre Garfunkel, a quién empleaba como pantalla, detentaba además tres valiosos lotes en Chacras de Manantiales, en Uruguay, un participación en un fideicomiso por departamentos en la calle Dorrego 1.771 de Capital Federal, y una camioneta Audi Q3, que estaba a nombre de Alejandro Picón. Quién también era el firmante del cheque por 200 mil dólares a favor de Nisman, cuya copia se encontró en la caja de seguridad de su departamento.

La profecía cumplida de Gustavo Beliz

Paradojalmente el acérrimo defensor de Garfunkel y querellante en la causa de Nisman, el abogado Pablo Lanusse, que niega la hipótesis del suicidio y vocifera la del magnicidio ante cuanto micrófono tiene delante, fue secretario de Justicia del ministro Beliz. Una de la víctimas más notables del accionar en las sombras por parte de Stiuso. Quién lo persiguió judicialmente durante diez años, para que fuera condenado por mostrar al público su rostro de agente secreto, diciendo que era el poder que se movía en las catacumbas.

El 23 de julio del 2004, el entonces ministro de Justicia, Gustavo Beliz denunció que “sectores mafiosos en la Policía, en la SIDE, y en el Poder Judicial” con vinculaciones “políticas”, buscaban su desplazamiento. “Nos estamos metiendo en ámbitos en los cuáles, en la Argentina, hay muchísima hipocresía. Que tienen ramificaciones en los medios de comunicación, tienen ramificaciones en el ámbito del Poder Judicial, tienen ramificaciones en ámbitos que son muy difícil de remover, en términos de una acción aislada o autónoma de lo que es una gestión ministerial”.

Al día siguiente el presidente Néstor Kirchner le pidió a Beliz su renuncia, que este presentó inmediatamente, mientras que en el entorno presidencial decían que “meterse con la SIDE es meterse con el Presidente”. Ante lo cual según el diario LA NACION de entonces, Beliz le habría advertido a Kirchner: “vos podés sentir que si pinchás teléfonos para tener información sos más poderoso, pero vas a ser esclavo de quien los pincha”.

Al día siguiente 25 de julio, Beliz concurrió ante el programa Tiempo Nuevo de Mariano Grondona, donde textualmente expresó que la SIDE conducida por Stiuso era la “palabra maldita”, “un Estado paralelo, una policía secreta sin ningún tipo de control”, contra quien nadie se animaba a meterse, por el temor que inspiraba Stiuso. Advirtiendo “es un tipo peligroso, te puede mandar a matar. Te puede meter en situaciones muy complicadas, te puede armar operaciones como habitualmente se dice”.

Como la que sufrió el mismo kirchnerismo con la muerte de Nisman y sus colaterales, que criaron así la bestia que les sacó los ojos, cumpliéndose fielmente la profecía de Beliz, cuyas palabras textuales se reproducen a continuación.

“… me echaron por nombrar la palabra maldita de la política argentina: SIDE. Es la palabra maldita porque en ese ámbito se ocultan las cajas más negras y los manejos más sucios… Es una especie de agujero negro, se manejan fondos sin rendición de cuentas… la SIDE le ha hecho cometer al presidente papelones internacionales, como la causa AMIA… constituye un Estado paralelo, una policía secreta sin ningún tipo de control…”

“Quien maneja la SIDE, la maneja entre otras cosas, un señor que participó en todos los gobiernos y debería ser el hombre más público de argentina. Al cual todo el mundo le tiene miedo, cuando se lo menciona en una reunión todo el mundo dice, no cuidado no te metas con ese tipo, no te metas porque es un tipo peligroso, te puede mandar a matar. Te puede meter en situaciones muy complicadas, te puede armar operaciones como habitualmente se dice. Es este señor, Jaime Stiuso, uno de los que ha tomado contacto en su momento y ha embarrado toda la causa AMIA es este hombre, ha sido uno de los grandes responsables de que la causa AMIA se frustrara”.

La desorientación del gobierno kirchnerista

Diez años después la palabra maldita de la SI – SIDE de Stiuso subsistía plenamente, en versión agravada. Y el gobierno kirchnerista a cargo ahora de Fernández de Kirchner abordó con gran torpeza esa delicadísima cuestión, al ir detrás de los acontecimientos, sospechando la existencia de una trama. Pero sin desplegar capacidad alguna para prevenirla, y menos aún para explicarla en toda su extensión.

Primero se comió el amague de Stiuso, de provocar su cesantía como parte del plan para hacerle creíble a Nisman que también el gobierno iría por él. Luego faltó de reflejos, propia de una organización ultraverticalista, tardó en reaccionar ante la denuncia de Nisman. Y solo después de la muerte de Nisman atinó a hacer pública la situación de Bogado, que había sido denunciado por impostor por el mismo Stiuso.

Por su parte la presidenta Fernández de Kirchner al día siguiente del deceso de Nisman, habló de un suicidio. Pero pocos días después, viendo el enorme daño que la cuestión le estaba causando, y a los efectos de justificar una tardía limpieza integral de la SIDE (que debió haberse hecho trece años atrás, en lugar de optar por Stiuso ante el dilema Beliz Stiuso) cambio la versión, diciendo en una extensa carta que no se trataba de un suicidio, sino de un homicidio. Pero acercándose a la verdad de que la denuncia tenía una ingeniosa y macabra vuelta de tuerca, con la muerte de Nisman.

“La denuncia del Fiscal Nisman nunca fue en sí misma la verdadera operación contra el Gobierno. Se derrumbaba a poco de andar. Nisman no lo sabía y probablemente no lo supo nunca. La verdadera operación contra el Gobierno era la muerte del Fiscal después de acusar a la Presidenta, a su Canciller y al Secretario General de La Cámpora de ser encubridores de los iraníes acusados por el atentado terrorista de la AMIA. El estrépito de la denuncia, sumado al marco internacional por lo sucedido en Francia, que aún sin pruebas ni sustento, plagada de información «plantada», quedaba sepultada por la muerte del Fiscal. Eso sí, bajo la forma de aparente suicidio.”

Homicidio que a través de distintos voceros el kirchnerismo endilgó a Stiuso, sin penetrar en la sencilla esencia de la trama. Que acorde a la personalidad narcisista de Nisman, una cosa llevaba a la otra. Al haberse encargado el mismo Stiuso de quemar la denuncia que estaba por hacer Nisman, con la denuncia por impostor hecha contra Allan Bogado. Y al precipitarlo a hacerla, con la conjetura que iba a ser barrido de su puesto, igual que había sucedido con Stiuso, quien provocativamente buscó eso. Para terminar cerrando la trampa en que se hundió Nisman, al no contestar los desesperados llamados telefónicos que le efectuó este.

Con motivo de su muerte, el gobierno kirchnerista disolvió la SI – SIDE y creo la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) a los efectos de barrer de ella a los leales a Stiuso. No obstante actualmente, como si se tratara del regreso triunfal de este, distintas fuentes sostienen que sus adláteres están siendo reincorporados. Gracias a la gestión de Silvia Majdalani, quien de origen menemista y como diputada del PRO, desde el 2012 desempeñaba la vicepresidencia de la “Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia”.

Que tiene la particularidad de que solo se reúne dos veces al año, para no producir informe alguno. Majdalani habría sido recomendada por Ernesto Sanz, además de estar relacionada con Francisco Larcher, el director de la SIDE exonerado junto con Stiuso. Y con Javier Fernández, el operador de Stiuso en la justicia.

Pese su poco conocimiento público, Majdalani parece contar con pergaminos acordes para ese puesto, al estar procesada penalmente por usurpación de un predio minero en Catamarca. Por haber votado dos veces como diputrucha, conforme se puede constatar en Wikipedia. Habiendo sido además denunciada recientemente por la ONG La Alameda, por lavado de dinero a través de tres firmas offshore que estarían a su nombre. A lo que Majadalani displicentemente respondió que todo se aclarará en el juzgado del antes mencionado juez Ercolini. En quien conforme sus antecedentes e igual que Stiuso, parece tener plena confianza.

A la par el actual Gobierno, entre los muchos convenios arribados velozmente con EEUU antes detallados, firmó uno referido a la “Fusión de Unidades de Inteligencia” por lo cual la AFI, ex SI – SIDE, volverá a ser un apéndice parasitado por el FBI y la CIA, como lo fue hasta la salida de Stiuso. Quien como muestra de su poder, en el momento del apartamiento de su puesto, amenazó al titular de la AFI y ex secretario de la Presidencia Oscar Parrilli diciendo, “tres veces nos quisieron sacar y siempre volvimos”.

A lo que Parrilli, ignorando la potencia de los planes del adversario respondió jactanciosamente: “Vos no vas a volver, porque los que no nos vamos a ir somos nosotros”. Siendo sin embargo cada uno de ellos, expresiones de las alianzas a ultranza con EEUU y China, ninguna de ellas acorde con el genuino interés argentino.

http://periodicotribuna.com.ar/16561-el-dia-que-alfred-parrilli-discutio-con-stiuso.html#sthash.FwzCdHsU.dpuf

Stiuso, el pequeño aprendiz de Joseph Fouché

Napoleón dijo en sus Memorias, “si la Traición tuviese un nombre sería Joseph Fouché”, quién también ha sido calificado como “la más repugnante basura de la revolución”, pero que algunos sindican como el iniciador del espionaje moderno. Primero fue el más fanático de los jacobinos durante la Revolución Francesa. Luego él que encumbró a Napoleón como Emperador. Y finalmente el que impidió su regreso, terminando no obstante despreciado y en el exilio, con un título nobiliario pese su origen jacobino.

Stefan Zweig en su libro “El genio tenebroso”, referido a este personaje camaleónico, dice en el prólogo de su libro palabras que resultarían aplicables a este pequeño aprendiz de Fouche que parece ser “Jaime” Stiuso. Quien desde hace décadas y desde un segundo plano en las sombras, tan invisible y activo como el mecanismo de un reloj”, viene signando los acontecimientos que se suceden en Argentina, “con el secreto de su poder peligroso”.

Traidor de nacimiento, miserable, intrigante, de naturaleza escurridiza de reptil, tránsfuga profesional, alma baja de esbirro, abyecto, amoral… un hombre que, en un momento en que se transformaba el mundo, dirigió todos los partidos y fue el único en sobrevivirles, y que en la lucha psicológica venció a un Napoleón y a un Robespierre… casi siempre reducido al papel gastado y esquemático de un astuto ministro de la Policía, de un precursor de Sherlock Holmes. La crítica superficial confunde siempre un papel del foro con un papel secundario…”

“Su genio peculiar que causaba a Napoleón una especie de miedo, no se manifestaba de golpe. Este miembro desconocido de la Convención, adueñóse del espíritu de Bonaparte, dándole consejos útiles y proporcionándole valiosos informes… personalidad a la que Balzac atribuye haber tenido más poder sobre los hombres que el mismo Napoleón. Pero Fouché parecía haberse propuesto, lo mismo en vida que en la Historia, ser una figura de segundo término, un personaje a quien no agrada que le observen cara a cara, que le vean el juego.”

“Casi siempre está sumergido en los acontecimientos, dentro de los partidos, entre la envoltura impersonal de su cargo, tan invisible y activo como el mecanismo de un reloj. Y rara vez se consigue captar, en el tumulto de los sucesos, su perfil fugaz en las curvas más pronunciadas de su ruta. Cada vez me parecía más atractiva su vida política, envuelta toda en lejanía y misterio, cada vez más extraña, más demoníaca su figura…

“… diariamente vemos de nuevo que en el juego inseguro y a veces insolente de la política, a la que las naciones confían aún crédulamente sus hijos y su porvenir, no vencen los hombres de clarividencia moral, de convicciones inquebrantables, sino que siempre son derrotados por esos jugadores profesionales que llamamos diplomáticos, esos artistas de manos ligeras, de palabras vanas y nervios fríos. Si verdaderamente es la política, como dijo Napoleón hace ya cien años, la fatalite moderne, la nueva fatalidad, vamos a intentar conocer los hombres que alientan tras esas potencias, y con ello, el secreto de su poder peligroso.”-

Ver Video “LA VERDAD DEL CASO NISMAN – El modo y el móvil de su suicidio”

 

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Disparate Nisman (I): Arroyo Salgado dice que el asesino ayudó al suicidio

La tragedia del fiscal Alberto Nisman se ha