Sitiados en la Muni

Sitiados en la Muni

Estuvieron 24 horas seguidas en la Municipalidad de Córdoba. La policía les restringió tener agua, comida, baños y electricidad. Reclamaban una reunión con el intendente por una fábrica sospechada de contaminar.

Por Lea Ross | @LeandroRoss

Aunque parezca increíble, en pleno 1ro. de Mayo, Día del Trabajador, la Municipalidad de Córdoba se convirtió en una suerte de “Estado de sitio”. Entre la noche del jueves pasado, y el viernes a la noche, el Palacio 06 de Julio vivió momentos de fuerte tensión.

Un grupo de vecinos se había encadenado en el municipio para reclamarle al intendente Ramón Mestre una reunión para discutir sobre la polémica fábrica de destilería “Porta Hnos.”. Se trata de una planta ubicada en el sur de la ciudad, donde varios habitantes aseveran tener problemas de salud, fruto del impacto ambiental de la misma.

Debido a la decisión de no moverse del lugar, fuerzas policiales y de infantería cerraron todas las entradas del edificio, evitando cualquier entrada -y salida- del mismo. Durante 24 horas seguidas no se permitió la entrada de comida, ni agua. La electricidad fue cortada, por lo que quedaron incomunicados por la batería baja de sus celulares, y tampoco tuvieron acceso a los baños del municipio.

“Literalmente están en condiciones animales, prácticamente; desde orinando en los rincones o donde pueden, y de la manera que pueden hacerlo. Es grave esto -sentenciaba el abogado patrocinante, Carlos Quintana a este cronista-. Han tomado nota de esto los máximos referentes de los Derechos Humanos de Córdoba y de la Nación”.

Efectivamente, el secretario de los Derechos Humanos de la Nación, el Dr. Martín Fresneda, sentenció lo siguiente a Canal 10: “Esto es una cosa insólita, increíble. Yo no lo puedo creer. Yo me enteré porque me llamaron muchas personas y lo primero que hice, ingenuamente, fue tratar de llamar a Ramón (Mestre, el intendente) para pedirle que generemos una mesa de diálogo, pero que no permitiera que esto suceda. Nunca me respondió”.

Por suerte, el viernes por la noche se les entregó comida por orden de la fiscalía. Y finalmente, luego de la llegada del viceintendente, Marcelo Cossar, se llegó a un acuerdo y fueron puestos en libertad. A cambio de eso, tendrán una reunión con Mestre para el próximo viernes para plantear la problemática sobre ‘Porta’. Según constato Striptease del Poder, a partir de las palabras del propio Cossar, la reunión entre Mestre y los vecinos se realizará el viernes a las 15 horas.

Por su parte, Quintana ya presentó una denuncia contra el intendente y el comisario a cargo del operativo: “Vamos a poner a conocimiento de la fiscalía de turno, para que investigue y, en el caso de corresponder, impute a las personas responsables de estos hechos”. Se trata del comisario Jorge Santiago Gómez, señalado de ser un activo partícipe contra determinadas movilizaciones, como la ocurrida contra los docentes que se manifestaron frente a la sede de UEPC, ocurrida el 24 de febrero pasado.

Tal como habíamos señalado en Striptease del Poder, para antes de terminar su gestión, “Ramoncito” Mestre pretende promulgar su tan mentada Reforma al Código de Convivencia Municipal, bajo la lapicera de José Luis Palazzo, sindicado de ser un cómplice de la Dictadura y varios negocios espurios en democracia. Con ello, se pone en riesgo una posible repercusión contra los carreros, artesanos y manifestantes que hagan peligrar determinados negociados en la ciudad.

Lo ocurrido el viernes pasado, puede resultar ser una muestra de lo que se viene.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Barrick Gold y megaminería ilegal: protegidas tanto por el kirchnerismo como por el macrismo

El juez federal Sebastián Casanello está llevando a