Ataque de EEUU a Siria: Trump se rindió ¿Putin será el próximo?

Ataque de EEUU a Siria: Trump se rindió ¿Putin será el próximo?

Lucky-Luke-Trump

Como si fuera un capomafia o un súper pistolero dispuesto a impresionar a un peligroso rival, Donald Trump ordenó el ataque a Siria, al mismo tiempo que recibía al presidente de la potencia rival, la República Popular China, encabezada por Xi Jinping y su comitiva. No obstante que antes de llegar a la presidencia, había criticado duramente la injerencia de Estados Unidos en Siria. Concretó así un acto rudamente inamistoso con Rusia, en momento en que el establishment de Washington lo acusaba de haber mantenido inadecuadas tratativas con ese país. Cambiando además su agenda de luchar contra el terrorismo en Siria, por la de derrocar al régimen de Al Assad aliado con Rusia.

El analista estadounidense Paul Roberts en la nota que traducimos, interpreta a esto como una rendición de Donald Trump ante los tradicionales halcones de Washington, representados por la candidata Hillary Clinton, quien inmediatamente después del incidente propició el ataque en cuestión. Y que Rusia enfrenta un dilema existencial ante esta situación, lo que abre un grave interrogante sobre lo que sobrevendrá.

Por Redacción

Washington ha reabierto el conflicto con un ataque con misiles Tomahawk sobre Bases de la Fuerza Aérea de Siria. Los sistemas de defensa aérea de Rusia / Siria no impidieron el ataque.

Por Paul Craig Roberts

El establishment de Washington ha reafirmado el control. En primer lugar renunciaron Michael Flynn y ahora Steve Bannon. Todo lo que queda en la administración Trump son los sionistas y los generales locos que quieren la guerra con Rusia, China, Irán, Siria y Corea del Norte.

No hay nadie en la Casa Blanca para detenerlos. Un beso de despedida a la normalización de las relaciones con Rusia.

El conflicto sirio ha sido abierto de nuevo. Ese es el punto del ataque químico culpado por Washington a Siria, a pesar de la ausencia de cualquier evidencia. Es completamente obvio que el ataque químico es un evento orquestado por Washington. De acuerdo con informes de la secretaria de Estado de Estados Unidos, Tillerson advirtió a Rusia que están en marcha los pasos para eliminar al presidente sirio Assad. Trump está de acuerdo.

La eliminación de Assad permitiría a Washington imponer otro títere de Washington sobre los pueblos musulmanes, para eliminar otro gobierno árabe con una política independiente de Washington. Para eliminar otro gobierno que se opone al robo de Palestina por parte de Israel. Y para que el secretario de Estado Rex Tillerson, de la Exxon, y los hegemonistas neoconservadores puedan cortar el suministro de gas natural a Europa desde Rusia, con una tubería de gas controlada por Estados Unidos, que desde Qatar pase a través de Siria.

Ver La demencial guerra de los gasoductos pasa por Siria, atizada desde Qatar y por Occidente

Al ignorar todas estas ventajas de los Estados Unidos, el gobierno ruso quedó atrapado en su intento de limpiar a Siria del ISIS, respaldado por Washington. Los rusos vacilaron, porque tenían esperanzas totalmente poco realistas de lograr una alianza con Washington, a través de un esfuerzo conjunto contra el terrorismo.

Esta era una idea ridícula dado que el terrorismo es el arma de Washington. Si Washington puede neutralizar a Rusia de esta manera, con amenazas, o con las esperanzas fuera de lugar rusas de lograr la “cooperación” de Washington, próximamente el terrorismo será dirigido contra Irán a gran escala. Y cuando caiga Irán, el terrorismo comenzará a trabajar en la Federación Rusa y en la provincia china que limita con Kazajstán. Washington ya ha dado a Rusia una muestra de terrorismo apoyado por Estados Unidos en Chechenia. Pero aún más está por venir.

Si el gobierno ruso no hubiera vacilado en la limpieza del ISIS de Siria cuando Rusia inesperadamente tomó la delantera desde el oeste, Siria no se enfrentaría a la partición, o a la renovada determinación de Estados Unidos de derrocar a Assad por las razones expuestas anteriormente. Pero los rusos, hipnotizados por sus sueños de cooperar con Washington, han puesto a Siria como a sí mismos en una posición difícil.

Rusia tomó la iniciativa y sorprendió al mundo, al aceptar la invitación del Gobierno sirio de entrar en el conflicto. Washington no podía hacer nada. La intervención rusa arrinconó inmediatamente al ISIS. Entonces, de repente Putin dispuso una retirada rusa, alegando como Bush en el portaaviones, “Misión Cumplida”.

Pero la misión no se llevó a cabo enteramente, y volvió a entrar en Rusia, aún con la iniciativa pero situado a medio camino con la retirada irracional. Este estar dentro y fuera del negocio, sucedió un par de veces. Luego, cuando Rusia tenía otra vez la guerra contra el ISIS ganada, retuvieron nuevamente la meta con la vana creencia de que ahora Washington finalmente cooperaría con Rusia, para eliminar la última fortaleza ISIS.

En cambio los EE.UU. enviaron fuerzas militares para bloquear los avances rusos y sirios. El canciller ruso se quejó, pero Rusia no utilizó su poder superior a la escena para moverse a un lado de las fuerzas simbólicas de Estados Unidos, y llevar el conflicto a su fin.

Ahora Washington da “advertencias” a Rusia de que no se interponga en el camino de Washington. ¿El gobierno ruso va a aprender que “cooperación” con Washington tiene un solo significado: inscribirse como vasallos?

La única alternativa que tiene Rusia ahora es decirle a Washington que se vaya al infierno, y que no permitirá que Washington derroque a Assad. Pero la quinta columna de Rusia, aliado con Occidente, insistirá en que Rusia podría finalmente obtener la cooperación de Washington, sólo si Rusia sacrificará a Assad. Por supuesto, la aquiescencia de Rusia va a destruir la imagen del poder de Rusia, y será utilizado para privar a Rusia de divisas procedentes de las ventas de gas natural a Europa.

Putin ha dicho que Rusia no puede confiar en Washington. Esta es una deducción correcta de los hechos, por lo que ¿por qué mantener a Rusia quieta mediante la búsqueda de la cooperación con Washington?

La cooperación con Washington” tiene un solo significado. Significa la entrega a Washington.

Putin ha limpiado solo en parte a Rusia. El país permanece lleno de agentes estadounidenses ¿Putin va a caer ante el establishment de Washington al igual que Trump?

Es extraordinario lo poco de los medios de comunicación rusos entienden el peligro en que se encuentra Rusia.

Ver también:

La crisis humanitaria no está en Aleppo sino en Washington

¿El fin de 500 años de dominación de Occidente, o solo una ampliación de este espacio?

Comentarios de Facebook

También se puede ver

PepsiCo: En Alemania Trump le habría requerido a Macri su inmediato desalojo

Tras entrevistarse con el presidente Trump en EEUU