Los millonarios negocios de Jaime con los empresarios Roggio, Urquia y Cirigliano

Durante su gestión, Ricardo Jaime le transfirió a solo cuatro empresas concesionarias de trenes, 3075 millones de pesos en subsidios y partidas para obras. Entre las beneficiadas figura la empresa del ex-senador K Roberto Urquía, Metrovías del cordobés Aldo Roggio, y Claudio Cirigliano, este último condenado a prisión por la Tragedia de Once y pago de dadivas a Jaime. 

Por Lázaro Llorens.

El ex secretario de Transporte Ricardo Jaime fue detenido este sábado en Córdoba por orden del juez Julián Ercolini por el pago de sobornos en la compra de trenes usados a España en al año 2005. En el medio de un gran operativo, el ex funcionario K, sobre quien pesaba tres condenas, fue retirado de su domicilio, esposado, con un chaleco antibalas, rodeados de policías de la Federal, en el medio de un gran operativo.

0014521364
Imagen: Ricardo Jaime detenido en Córdoba.

Sobre Jaime, es interesante ver como durante todos estos años, los grandes medios se mientras se han enfocado casi exclusivamente en la polémica figura de Jaime, soslayando hablar del reducido puñado de grandes empresarios ferroviarios que se alzaron con miles de millones de pesos durante la gestión de Jaime mediante subsidios y licitaciones directas, que nunca fueron investigados.

Beneficiados.

Según resoluciones publicadas por la Secretaria de Transporte, durante la gestión de Jaime -2003-2009- el Estado le otorgó a sólo cuatro empresas 3.075 millones de pesos en subsidios y licitaciones directas, su mayoría para reparar coches usados. Esto es unos 1,4 millones de pesos por día.

Esta friolera se la repartieron: Ferrocentral, empresa del ex senador kirchnerista Roberto UrquíaMetrovías, propiedad del empresario Algo Roggio; Trenes de Buenos Aires –TBA- de Claudio Cirigliano condenados a prisión por la Tragedia de Once y pago de dadivas a Jaime; y el Grupo Emepa, capitaneado por Benjamín Romero.

Algo Roggio
Imagen: Algo Roggio

De los 3.075 millones de pesos, 1.831 millones corresponden a subsidios que las empresas ferroviarias recibieron para sostener sus gastos operativos. Estos subsidios, debían otorgarse solo si las concesionarias cumplían con ciertos requisitos de confort y seguridad, que nunca cumplieron. Y eran repartidos con suma discreción pues la Secretaría de Transporte sólo publicaba mes, empresa beneficiada y monto asignado.

En cuanto a las contrataciones éstas fueron por un total 1.244 millones. Tuvieron por objeto financiar todo tipo de infraestructura ferroviaria, desde escaleras mecánicas hasta “rehabilitación” de vías férreas. Sus contratos eran por cifras millonarias, superior a los 200 millones de pesos en algunos casos. Su mayoría se adjudicaron de manera directa a las mismas empresas concesionarias.

Para ser más específico, desde el 2006 hasta abril del 2009, Jaime publicó 31 resoluciones ministeriales aprobando diferentes tipos obras. De esa treintena, 23 fueron adjudicadas de manera directa. Se destacan:

  • Las resoluciones 763/07, 141/09 y 140/09. Mediante ella Jaime le transfirió 278 millones de pesos a la empresa Ferrocentral de Urquía y Emepa para “rehabilitar64 kilómetros de un viejo tren turístico de Córdoba llamado “Tren de las Sierras” hoy de solo dos frecuencias diarias. A razón de 4,2 millones de pesos el kilómetro.

  • La resolución 940/06 donde el ex secretario aprobó la contratación de las empresas Metrovías del grupo Roggio con Asltom -la misma empresa del tren bala- para “remodelar86 coches Siemens Shuckert por un costo de 283 millones de pesos. Unos 3,2 millones de pesos para remodelar cada coche usado.

  • La resolución 939/06 por la cual el ex secretario de Transporte contrató a Emepa de Romero, para “remodelar” 64 coches General Electric. El costo de estos trabajos fue de 222 millones de pesos. A razón de 3,4 millones cada coche usado a remodelar.

¿Sobreprecios?

Respecto a las contrataciones con Roggio y Emepa para “remodelar” los coches Siemens y General Electric, aprobada por las resoluciones 939 y 940 estas originalmente tenían un costo sustancialmente menor al finalmente aprobado.

Concretamente en junio del 2006, el diario Pagina 12 informó que la “reconstrucción y reparación” de los 86 coches Siemens Shuckert tenían un presupuesto de 150 millones. Pero Jaime, mediante la resolución 940, luego de cambiar el objeto de la contratación de “reconstrucción y reparación” a “remodelación” adjudicó esos trabajos a la empresa Metrovías y Alsthom por 283 millones. Ese cambio de conceptos, significó una erogación extra para el Estado nacional de 133 millones de pesos.

Los negocios de Jaime con Roggio4

Lo propio sucedió con las obras de “remodelación” de los 64 Coches General Electric. Estos trabajos estaban presupuestados en unos 100 millones de pesos, según informó Pagina 12. Pero luego Jaime, con la resolución 939/06 se los adjudicó a Emepa en 222 millones.

La tren de los millones

A continuación los montos totales que percibieron los empresarios Roggio, Urquía, Cirigliano y Romero, en subsidios y partidas para obras, gracias a Jaime, a quien seguramente hoy no visitaran en la cárcel:

  • Grupo Emepa: encabezado por Benjamín Romero. Concesionaria de la línea Belgrano Norte a través de Ferrovías. Una de las empresas investigadas por pagar los famosos taxis aéreos a Jaime, recibió 693 millones de pesos.

  • Grupo Cirigliano: presidido por Claudio Cirigliano, condenado a prisión por la Tragedia de Once donde murieron en 51 personas en el 2012. Esta concesionaria, condenada por el pago de dadivas a Jaime, con TBA explotaba las líneas Mitre, Sarmiento, Rosario-Santa Fe, y el tranvía de Puerto Madero. De la mano de Jaime recibió 337 millones de pesos en subsidios y obras de infraestructura. Estas millonarias erogaciones se efectuaron a pesar que en el 2008, la Auditoria General de la Nación (AGN), había advertido que TBA incumplía con los requisitos mínimos de seguridad, lo cual la invalidada para cobrar subsidios. La AGN verificó que TBA tenía: vías en estado deficitario, inaccesibilidad para los pasajeros discapacitados, irregularidades en la señalización, y pasos niveles en mal estado. Pocos años después ocurrió la Tragedia de Once.

    Imagen: el empresario Claudio Cirigliano junto a Ricardo Jaime
    Imagen: el empresario Claudio Cirigliano junto a Ricardo Jaime
  • Grupo Roggio: encabezado por el cordobés Alado Roggio de donde también era y fue detenido Jaime. Tiene la concesión del ferrocarril Urquiza, el Parametro, y las líneas de subtes a través de Metrovías. Roggio, en subsidios y partidas para obras, recibió  de su coterráneo Jaime 290 millones de pesos.

Imagen: el empresario Aldo Roggio junto a Jaime y el ex presidente Néstor Kirchner.
Imagen: el empresario Aldo Roggio junto a Jaime y el ex presidente Néstor Kirchner.
  • Grupo Urquía (NCA): representador por el empresario aceitero y ex senador del Frente para la Victoria, Roberto Urquía quien supo compartir actos políticos con Jaime. Hasta la llegada de Néstor Kirchner, el aceitero Urquía solo explotaba el tren carguero NCA. En el 2006, formó junto con Emepa la sociedad anónima Ferrocentral con la cual, siendo senador K, se quedó, de manera directa, con la concesiones de los ramales Tucumán-Buenos Aires, Córdoba-Buenos Aires, el Tren de las Sierras y el Ferrourbano. Mediante esta empresa Urquía recibió de su compañero Jaime 354 millones de pesos en subsidios y contrataciones directas.

     Imagen: Resolución firmada por Jaime adjudicando a Urquía (Ferrocentral) casi 100 millones de pesos.
    Imagen: Resolución firmada por Jaime adjudicando a Urquía (Ferrocentral) casi 100 millones de pesos.
  • U.G.O.F.E: Consorcio de empresas conformado por Emepa, Roggio y Cirigliano. Tuvieron la concesión de las líneas San Martin, Roca y Belgrano Sur que antes explotaba al cuestionado empresario Sergio Taselli y cuyo contrato fue rescindido por Néstor Kirchner. La U.G.O.F.E -Ferrocarril Gral. Belgrano- fue la concesionaria de trenes que más recursos absorbió estando Jaime al frente de la Secretaría de Transporte. En total, desde el 2005 al 2009, recibió 731 millones de pesos en subsidios y recursos para obras de infraestructura. Solo en el 2008 embolsó 452 millones de pesos en subsidios. 1,2 millones de pesos por día.

Nuevamente, estas millonarias erogaciones Jaime las hizo omitiendo un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) donde se advertían graves deficiencias contables en la U.G.O.F.E General Belgrano. Destacaba que era una sociedad anónima en situación irregular, que no tenía aprobados sus estados contables ni inventarios, y que no poseía ingresos operativos, sino que todos sus gastos eran soportados por el Tesoro Nacional.

Hasta el día de hoy, todos estos empresarios, a excepción de Cirigliano, nunca fueron investigados por la justicia, y gozan de buena salud.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Escándalo Judicial: fiscal confesó ser coimero y quedó libre disfrutando una jubilación de privilegio

Se trata de Luis Marcelo Nazar, ex fiscal