JORGE LAWSON, DE LOBISTA DE ARCOR Y MINISTRO DE DE LA SOTA, A BANQUERO MACRISTA

JORGE LAWSON, DE LOBISTA DE ARCOR Y MINISTRO DE DE LA SOTA, A BANQUERO MACRISTA

Luego de un frustrado intento por ser ministro de trabajo de Macri, el ex ministro de De la Sota asumió recientemente como director del Banco Nación. Arcor, Monsanto y hasta una fundación norteamericana como parte de su trayectoria.

Por Lea Ross | @LeandroRoss

El Boletín Oficial ya tiene publicado el decreto número 159 para la designación del equipo de manejará el Banco Nación de Argentina, cuyo presidente será Carlos Melconian. La sorpresa es que en el directorio del banco, cuya función primordial es apoyar a las PYMES y las economías regionales, estará el cordobés Jorge Lawson, ex vocero de la caramelera cordobesa Arcor, actual asesor de grandes empresas multinacionales, y un funcionario de paladar negro del gobernador José Manuel de la Sota.

Ya para finales de noviembre, antes de la llegada de Mauricio Macri a la Casa Rosada, había trascendido que el presidente, de estrecha relación con De la Sota, le había propuesto a Lawson ejercer nada menos que el cargo de ministro de trabajo.

Sobre esta postulación, el propio dirigente delasotista reconoció haberse sorprendido, ya que no había existido nunca un contacto fluido con el presidente Macri. Lo cual dejó un manto de dudas. Sobre todo porque la propuesta económica del macrismo ya apuntaba a la devaluación del peso para rellenar las reservas internacionales. Lo que significa una pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores y, por ende, una próspera avalancha de conflictos sindicales y movilizaciones obreras que debía atender Lawson.

Por esta razón, su postulación generó un fuerte rechazo por parte del aparato sindical que lo señalaba lisa y llanamente como un “lobista” de Arcor, empresa oriunda de Córdoba. Además, bastaba con ver su currículum como para sacar varias conclusiones. La primera, el cordobés no tenía ninguna experiencia en materia sindical, ni conocimientos sobre derecho laboral. La segunda: gran parte de su vida estuvo siempre alineado a grandes empresas de Córdoba, es decir, con la patronal.

La CGT Regional Córdoba intentó esbozar un apoyo a su designación. Lo hizo bajo el blindaje del dirigente del SMATA Córdoba, Omar Dragún ex -ministro de trabajo de De la Sota, quien que debió renunciar a su cargo luego de un conflicto con trabajadores de Volkswagen, quienes señalan haber sido echados de la empresa por su participación sindical opositora al oficialismo que encabeza Dragún.

Sin embargo, el apoyo no se concretó, porque las cúpulas sindicales a nivel nacional le bajaron el pulgar a Lawson. En especial la CGT Azopardo, liderada por el camionero Hugo Moyano. Por eso, para evitar más leña al fuego, Macri designó como ministro de Trabajo a Jorge Triaca, hijo del ex funcionario menemista homónimo.

Aun así, lejos de quedar en el olvido, la semana pasada Lawson volvió a ser sorpresa y pasó a debutar como banquero para co-dirigir la entidad pública bancaria más importante del país: el Banco Nación.

La insistencia de poner a Lawson dentro del equipo de Macri dejó entrever una vez más el manto de sospecha de un posible acuerdo entre el flamante presidente y el saliente gobernador de Córdoba, para evitar que el segundo apoyara la candidatura del peronista Daniel Scioli.

El asesor del Partido Cordobés

Jorge Lawson se recibió de licenciado en sistemas de la información de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN). Con ésta experiencia académica, el futuro banquero de Macri forjaría su propio negocio, a partir de la demanda de grandes empresas de buscar asesoramiento comunicativo. Es así que en 1997 creó “Lawson–Comunicación y Estrategia”, una consultora que hoy ampara las grandes corporaciones del mundo empresarial cordobés.

 http://lawsonnet.com/

Según se observa en su currículum entidades empresariales fueron beneficiadas por su asesoramiento. Entre ellas: la Cámara de Comercio Exterior, la Fundación Mediterránea, la Unión Industrial de Córdoba (UIC), y hasta entidades de nivel nacional como la Asociación Empresaria Argentina (AEA) -cuyos cabecillas son Arcor, Techint y Clarín-, la Cámara Argentina de Biocombustibles, la Asociación para el desarrollo Económico, la Cámara de Empresas de Emergencia y la Cámara Empresaria de Autotransporte de Carga.

En cuanto a empresas particulares, figuran nombres que tienen su propio peso en las actividades económicas de Córdoba. Estas son: Arcor, Edisur, Ecipsa, Osde, Regam, Manfrey, Sancor, y el ferrocarril Nuevo Central Argentino (NCA), manejado por el multimillonario cordobés de granos Roberto Urquía, entre otras.

Pero hablando exclusivamente de clientes de la consultora “Lawson–Comunicación y Estrategia”, hoy manejada por sus hijas, aparecen nombres ya mencionados, y otros con estrechas relaciones con el gobierno de Córdoba. Entre estos: Grupo Ecipsa, Osde, Regam Pilay, Interturis (empresa de viajes y turismo del Grupo Osde), Fundación Junior Archievement, Kolektor -la misma que hace un año quedó atrapado en un escándalo por la filtración de cámaras ocultas entre Tomás Méndez y Hermann Karsten-, La Voz del Interior (Clarín), Grupo Arcor, barrios Urcas del Sur (Ecipsa), Valle Cercano (Ecipsa), Farmacity, Fundación Arcor, Fundación Córdoba Mejor (una ONG que participa entre otros Ecipsa, Osde, Banco de Córdoba y Monsanto), country Potrerillo de Larreta (Edisur), y muchos más.

Todas éstas empresas recibieron el asesoramiento de los Lawson a partir de: búsqueda de organizaciones de eventos; intermediación ante los medios de comunicación para cobertura de sus actividades; recibir de estrategias de persuasión para mantener reuniones con funcionarios públicos o periodistas; servicios de call center; etc.

Sin título

Según el portal de “Lawson–Comunicación y Estrategia”, cuentan con asesoramiento de “Media Training” a sus clientes. Esto es: cómo desenvolverse en los medios de comunicación en medio de una “crisis” en la empresa.

Arcor, Monsanto y hasta una fundación norteamericana

Arcor ha sido la empresa que más se lo ha emparentado a Lawson, haciendo memoria de su pasaje como vocero de la compañía. Más sabiendo de que se trata de una de las empresas formadores de precios del país, al manejar el oligopolio no solo de las golosinas sino también de otros productos alimenticios.

De hecho, cuando fue propuesto por el macrismo para ejercer el cargo de ministro de trabajo, se ventiló un mito por parte de aquellos que lo veían con malos ojos como para ejercer dicho cargo. Se trata del supuesto rol que cumplía durante las reuniones de la patronal Arcor a la hora de acordar las paritarias con sus obreros. Debido a su experiencia en materia de estrategias de comunicación, se dice que el delasotista “laborista” asesoraba a los empresarios de la compañía para persuadir a los trabajadores a la hora de sellar algún acuerdo salarial.

Consultado por Radio del Plata sobre si ese antecedente era cierto o no, Lawson contestó desde el teléfono al conductor radial: “¿Usted cree que un proveedor de los doce mil que tiene Arcor, puede participar de una paritaria? Esto es una mentira. (…) Yo tengo una empresa (Lawson–Comunicación y Estrategia) que ahora lo manejan mis hijos, porque yo hace cinco años que la dejé. Estando en la función pública, ya no estoy ni cerca de la empresa. Hoy lo majean mis hijos, que atiende a Arcor, a Osde, a Manfrey, a Sancor, muchas empresas como proveedora. ¿Usted se imagina, por ejemplo que puede haber participado de la paritaria de Arcor una consultora que lo atiende en Buenos Aires? No. Bueno, es lo mismo que mi caso de la consultora en Córdoba”.

Sin embargo, mientras Lawson manejaba su empresa, al mismo tiempo cumplía la función como vocero de la empresa de Arcor, durante bastante tiempo. E incluso en conflictos laborales. Para dar un ejemplo concreto: mayo de 2010, la empresa Bagley, que había sido comprada por Arcor, despidió a seis obreros y con eso se desató una lucha por sus reincorporaciones por parte del gremio de la alimentación. Quién habló a los medios de comunicación sobre la situación fue el propio Lawson, quien declaró: “Arcor tiene cerca de 6 mil empleados, y solamente han sido despedidos seis, o sea que acá no hay ninguna cadena masiva de despidos ni esto forma parte de ningún plan”.

Un año después, se iniciaría el tercer mandato del gobernador José Manuel de la Sota. Con ello, Lawson saltó a la función pública como ministro de industria, comercio e industria. Con la particularidad de que no tenía experiencia en la dirección de alguna industria pesada, más que de aconsejar a las empresas en materia de comunicación, entre estas Arcor.

En realidad, De la Sota, un obsesivo de la comunicación y el marketing, contó con su proyección para protagonizar en el 2015 las elecciones presidenciales y tratar de llegar al tan ansiado Sillón de Rivadavia. Para eso, de la mano de Lawson, contó con la plena de confianza de afianzar la comunicación con el arribo de la provincia de Córdoba de dos grandes monstruos multinacionales: Bimbo y Monsanto. Ambas, con sus propuestas de instalar grandes fábricas en la localidad de Malvinas Argentinas.

Nos orgullece que una multinacional como Monsanto venga a Córdoba y decida por nuestra provincia, siendo que tenemos que competir con Brasil”, señalaba con mucha felicidad el ministro Lawson frente a las cámaras de televisión, el día que el gobierno anunció el arribo de la empresa.

Sin embargo, las expectativas se hicieron pedazos. La fábrica de Monsanto permanece desde entonces paralizada, con mucha mala prensa, luego de haber desatado una serie de hechos represivos por parte de fuerzas policiales y de civiles, contra los que se manifiestan en contra de su radicación.

Desde entonces, Lawson, como ministro de industria, se convirtió en el vocero y principal defensor de la multinacional. Pero debido a la impopularidad que lleva acumulando Monsanto tanto en Córdoba como a nivel nacional, el gobierno provincial empezó a soltarle la mano mientras más se acercaban las elecciones de 2015.

A esto se le sumó los saqueos desatados el 3 y 4 de diciembre del 2013 que motivaron a De la Sota a reformar su gabinete. De allí, trasladó a Lawson a la rama de la que más se especializaba: el del ministerio de comunicación, donde se desempeñó hasta hace unos días.

Por último, Lawson también participa de la conocida fundación educativa estadounidense Junior Archievement. Una ONG milenaria creada en Estados Unidos para fomentar el espíritu emprendedor de ideología neoliberal en los colegios de las ciudades, a partir de capacitaciones y encuentros. Y donde se imparten contenidos basadas en la búsqueda del lucro y la ganancia destinado a los más jóvenes.

Nuevamente, esta fundación cuenta con el apoyo de distintos empresarios de estrecha relación con Lawson como Arcor, Edisur, Kolektor, FIAT, Coca-Cola… y por supuesto, Jorge Lawson.

Ahora, Lawson debutará como banquero en el directorio del Banco Nación, cuya función es la entrega de fondos y créditos para apoyar las economías regionales, y apoyar las pequeñas y medianas empresas. Función, como vimos, muy alejada de su trayectoria.

Lawson2

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Macri, Schiaretti y Caputo traspasaron 260 millones de dólares del ANSES a Odebrecht

Es para una obra de gasoductos en Córdoba