La Deuda K que se oculta debajo de la alfombra

La Deuda K que se oculta debajo de la alfombra

Desde hacía medio año que el Estado Nacional no actualiza los números del endeudamiento publico. En un solo año, el país se endeudó por 19.000 millones de dólares. ¿Cómo está compuesta nuestra deuda pública actualmente y cuánto se ha estado desendeudando?

 Secretaría
Por Lea Ross

“No se entendía muy bien por qué razón el Ministerio de Economía (MECON) no informaba sobre la evolución del endeudamiento. De hecho, la Secretaría de Financiamiento había dejado de informar desde el 30 de junio de 2014” -declaraba el economista y diputado nacional Claudio Lozano-. Bueno… ahora ya sabemos lo que pasó”.

En líneas generales, la Secretaría de Financiamiento venía publicando el informe de la deuda pública cada tres meses. Sin embargo, recientemente se publicaron los resultados computados del 31 de diciembre de 2014, mientras que los anteriores eran del 30 de junio de ese año. Es decir, seis meses de diferencia.

De diciembre de 2013, la deuda pública saltó de 202.630 millones de dólares a más de 221.748 millones de dólares, en diciembre de 2014. Es decir, se agregaron 19.118 millones de dólares. Esto significa una variación relativa del 9,4%.

Según dicho informe del MECON: “El incremento respecto del cierre del año 2013 se explica principalmente por las colocaciones netas de títulos y letras, junto al efecto de las ya mencionadas acciones tendientes a la normalización de pasivos (destacándose el acuerdo alcanzado con la empresa Repsol y con los acreedores que conforman el Club de Paris). El 77% del aumento se explica por deuda intra sector público. Este incremento fue parcialmente compensado con las variaciones en los tipos de cambio”. En otras palabras: por la devaluación ocurrida en febrero de 2014.

Esto fue debido a que la depreciación del valor del peso argentino impactó en aquellos bonos de deuda compuestos por pesos argentinos. Esto se refiere a los bonos BOGAR y CUASIPAR, como así también los Préstamos Garantizados, las letras de Tesorería y otros bonos nuevos emitidos en pesos. Recordemos que la moneda local sufrió una devaluación del 13% en tan solo dos días.

Para Lozano, “el total de financiamiento al que recurrió el Tesoro, considerando el aumento de los Adelantos Transitorios, los préstamos de los organismos multilaterales, las letras y títulos colocados y la deuda a favor de Repsol por YPF: el total asciende a 37.500 millones de dólares”.

Deuda

Torta
Composición de la deuda pública (31/12/2014). Fuente: MECON.

 

La depreciación de los bonos de deuda en pesos es un tramo de lo que implica el crecimiento de la deuda pública en el país.
La computación de la deuda oficial es de 221.748 millones de dólares. De esos 221, 199 está la conformada por la Deuda Performing, o sea, la que se paga regularmente. Mientras que el resto es la deuda que tiene nuestro país con los fondos buitres. O sea, 12.000 millones. A su vez, en la Deuda Performing, el 35 está nominada en pesos, mientras que el 65% en dólares.

Comparación de la deuda pública de 2013 a 2014. Fuente: MECON.
Comparación de la deuda pública de 2013 a 2014. Fuente: MECON.

Para el economista Héctor Giuliano, esos 221.748 millones de dólares están incompletos, porque no se incluyen como deuda en firme los cupones PBI (que oscilan entre 10 mil y 15 mil millones de dólares), los gastos en juicios que padece nuestro país contra los “buitres” (también 10-15.000 millones), los gastos por los reclamos en el CIADI (8-10.000 millones) y la deuda contraída en todo el trayecto del año 2015, que rondaría unos 10.000 millones de dólares. Tampoco incluye los intereses a pagar en el futuro (77.000 millones).

En total: una deuda pública total de entre 240.000 a 250.000 millones de dólares. Si incluimos los intereses: 320.000 millones de dólares.

Del 2003 al 2015, la deuda pública Argentina pasó de un stock de 175.000 a 338.000 millones de dólares en total. Es decir, se duplicó.

Según la presidenta Cristina Fernández, durante el trayecto 2003-2013, se pagaron 190.000 millones de dólares. Para este año, se prevé aumentar el stock a 18.000 millones por contraer más deuda.

“Las nuevas deudas que se están contrayendo son ahora, en su casi totalidad, refinanciaciones a corto y/o muy mediano plazo (entre unos 3 y 5 años), pagan intereses altísimos en dólares (del orden del 9 % anual) y en pesos (del 27-30 %), y empeoran por consiguiente el perfil de vencimientos de la Deuda Total, cuya vida promedio hoy es de 8.7 años”, señala Héctor Giuliano.

Evolución de la deuda pública 2004-2014. Fuente: MECON.
Evolución de la deuda pública 2004-2014. Fuente: MECON.

Como puede verse en la tabla de arriba, de 2013 al segundo trimestre de 2014, a partir del 2011 la deuda pública creció de un 33,3% respecto al PBI a un 43%. El mayor crecimiento que hubo de deuda con los organismos multilaterales y bilaterales fue en los últimos dos años.

Para el investigador de la deuda, Argentina pasa por un período de “recuperación de crédito”, en donde la colocación gradual de nuevas deudas con terceros pasa de una moneda tras otra. Primero en pesos argentinos, luego se pasan a dólar-linked, es decir, activos en dólares pero que se pagan en pesos; éstas últimas fueron colocadas por el ministro Axel Kicillof en octubre de 2014. Y finalmente, en monedas extranjeras de forma directa para el camino directo a la deuda externa.

“Es el ciclo impuesto por los capitales financieros, para colocar sus excedentes de fondos a tasas positivas diferenciales en los Países Emergentes sobre la base que la incapacidad de repago de los deudores les garantiza la refinanciación perpetua de las obligaciones por principal y que el Sistema funcione entonces más eficientemente a través del aumento en la servidumbre de pago de los Intereses”, sentencia Giuliano.

Todo esto, bajo la presión de los intereses a pagar, son un terreno despejado que deberá asumir el próximo presidente, mientras las presiones judiciales y financieras de los holdouts ahogan más las finanzas nacionales.
Mientras que la posibilidad eterna de tomar el camino por la investigación de las deudas, permanece siempre encajonada.

Comentarios de Facebook

También se puede ver

Biografía no autorizada del ministro de Educación y Deportes Esteban Bullrich Ocampo.

Descendiente de un general patricio tachado de “vendepatria”,